IISD RS “Linkages”
Boletín de la Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial
Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS) en cooperación con FAO
 
Formato PDF
 
Formato PDF
 
Versión en inglés
 
Versión en inglés
 
Versión en francés
 
Versión en francés
 
Versión en árabe
 
Versión en árabe
   
Volumen 150, No. 3 - Jueves, 5 de junio de 2008
HECHOS DESTACADOS DE LA CONFERENCIA DE ALTO NIVEL SOBRE SEGURIDAD ALIMENTARIA MUNDIAL
MIÉRCOLES, 4 DE JUNIO DE 2008
La Conferencia de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria: los Desafíos del Cambio Climático y la Bioenergía continuó el 4 de junio de 2008 en la sede de la Organización de las NU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Roma, Italia. Durante el día y por la noche, el Segmento de Alto Nivel escuchó los discursos de los Jefes de Estado y Gobierno, los Jefes de las delegaciones y los Invitados Especiales. El Comité Plenario (CP) realizó cuatro mesas redondas durante el día. El Grupo de Trabajo Informal, de composición abierta, también se reunió durante el día para continuar trabajando sobre el proyecto de declaración. Este proyecto fue considerado por el CP en una sesión realizada al final del día.

SEGMENTO DE ALTO NIVEL

Nota del editor: El texto y el audio de los discursos de los oradores está disponible en:
http://www.fao.org/foodclimate/conference/statements/

Los siguientes Jefes de Estado y Gobierno se dirigieron al Segmento de Alto Nivel: Denis Sassou N’Guesso, Congo; Leonel Fernández, República Dominicana; João Vieira, Guinea Bissau; Gabriel Ntisezerana, Burundi; María Gloria Penayo de Duarte, Paraguay; Absalom Themba Dlamini, Suazilandia; Abbas El Fassi, Marruecos; y Pakalitha Mosisili, Lesoto. También hablaron el Viceprimer Ministro de Turkmenistán y el Viceprimer Ministro de Tailandia.

Los ministros, abogados y representantes de los siguientes países también se dirigieron al Segmento de Alto Nivel: Afganistán; Argelia; Armenia; Australia; Austria; Bahrain; Bangladesh; Bélgica; Belice; Bután; Burkina Faso; Camboya; Canadá; Cabo Verde; Chile; Chipre; Dinamarca; Ecuador; El Salvador; Finlandia; Gambia; Grecia; Guatemala; Guinea; Haití; Islandia; Indonesia; Irak; Italia; Jamaica; Jordania; Kenya; Kuwait; República Democrática Popular de Lao; Libia; Luxemburgo; Malasia; Malta; Mauricio; Moldavia; Mongolia; Mozambique; Myanmar; Países Bajos; Nueva Zelanda; Nigeria; Noruega; Omán; Pakistán; Filipinas; Portugal; Qatar; República de Bielorrusia; República de Corea; Rumania; Ruanda; Samoa; Sao Tome y Príncipe; Arabia Saudita; Eslovaquia; Sudán; Suecia; Suiza; República Árabe Siria; Togo; Turquía; Tuvalu; Uganda; Ucrania; Emiratos Árabes Unidos; EE.UU.; Uruguay; Vietnam; y Zambia.

Los representantes de las siguientes instituciones también se dirigieron al Segmento de Alto Nivel: el Banco Africano para el Desarrollo, la Mancomunidad Británica de Naciones, la Comisión Europea, el Parlamento Europeo, y la Oficina del Alto Comisionado por los Derechos Humanos.

Numerosos oradores identificaron posibles causas de la crisis de los alimentos, entre las que se incluyeron la especulación sobre las materias primas alimentarias. Algunos pidieron mayor investigación acerca de los impactos del cambio climático y la bioenergía sobre los precios de los alimentos. Otros oradores hicieron hincapié en los vínculos entre las crisis alimentaria y energética. Muchos también destacaron la crisis de los alimentos como una oportunidad para invertir en agricultura, y para que la producción agrícola se “convierta en una empresa”.

En cuanto a la cooperación y coordinación internacional, una serie de oradores dio la bienvenida al establecimiento de la Fuerza de Tareas de Alto Nivel de las NU sonre la Crisis Mundial de la Seguridad Alimentaria, y algunos formularon sugerencias específicas sobre como debería continuar su trabajo. Un grupo de oradores apoyó que haya nuevas reformas en la FAO y sugirió que debería ocuparse de coordinar los esfuerzos sobre la seguridad alimentaria. Muchos alentaron que haya una mayor cooperación entre las agencias.

Con respecto al cambio climático, varios oradores pidieron un resultado exitoso de las conferencias climática de Potsdam y Copenhague. Numerosos oradores mencionaron los impactos del cambio climático en la seguridad alimentaria y algunos representantes de los países en desarrollo instaron a que se ponga el foco en la adaptación, pidiendo su integración a la planificación agrícola.

Continuaron las divergencias en las posiciones sobre lo biocombustibles. Algunos oradores destacaron el impacto de los biocombustibles sobre los precios de los alimentos y argumentaron en contra del uso de granos de comida para la producción de bioenergías. Algunos de estos oradores instaron al desarrollo de otras formas de energías renovables. Otros señalaron que no todos los tipos de biocombustibles tienen impactos negativos, y que algunos pueden ser producidos de manera sostenible. Un grupo de participantes apoyó el desarrollo de directrices internacionales para el desarrollo sostenible de biocombustibles. Varios oradores pidieron que se investigue una segunda generación de biocombustibles, y uno de ellos hizo hincapié en la necesidad de investigar sobre los subsidios subyacentes de la producción de biocombustibles. Otros, de los países en desarrollo, pidieron la eliminación de estos subsidios. Un grupo regional estuvo a favor del uso de organismos genéticamente modificados para la producción de biocombustibles, con las precauciones necesarias.

En cuanto a las cuestiones comerciales, la mayoría pidió que se termine con éxito las negociaciones de la Ronda de Doha, y muchos hicieron hincapié en la necesidad de eliminar las restricciones a las exportaciones y los subsidios de los países desarrollados, que identifican como factores que contribuyen a la crisis alimentaria. También se hizo hincapié en la participación de los países en desarrollo en el comercio mundial de alimentos.

Con respecto a los recursos financieros, hubo un pedido generalizado para que se aumente la inversión en agricultura, especialmente en África. Uno de los oradores hizo hincapié en la necesidad de una mayor participación del sector privado, mientras que otros apelaron a las instituciones Breton Woods o aún a loa países desarrollados. Varios países desarrollados prometieron que ayudarían a superar la crisis alimentaria.

Unos pocos oradores mencionaron el papel de las productoras agropecuarias mujeres. Otros pidieron la continuación del Mecanismo para el Desarrollo Limpio (MDL) y destacaron el bajo nivel de participación de los países africanos.

Finalmente, muchos se refirieron a los esfuerzos que hacen a nivel nacional para lograr la seguridad alimentaria y dirigieron la atención hacia el malestar civil que surge como producto de la crisis alimentaria y al hecho de que la crisis podría limitar el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. También hubo una referencia a la necesidad de adoptar patrones de producción y el consumo sostenibles.

COMITÉ PLENARIO

ALTOS PRECIOS DE LOS ALIMENTOS: CAUSAS, CONSECUENCIAS Y POSIBLES SOLUCIONES: Esta mesa redonda fue copresidida por Ed Schafer, Secretario de Agricultura de las NU, y Mahamane Moussa, Ministro de Desarrollo Agrícola, Nigeria (HLC/08/INF/1). Schafer pidió el aumento de las inversiones en: gestión del agua, resiliencia climática, nueva generación de biocombustibles y ciencia y tecnología. Moussa se refirió a las actividades desarrolladas por su país para mejorar la seguridad alimenticia.

Barbara Stocking, Oxfam, pidió respuestas humanitarias inmediatas y redes sociales de seguridad a largo plazo, apoyadas por fuertes sistemas gubernamentales. Willem-Jan Laan, Unilever, se refirió a los esfuerzos del sector privado de cara a la actual crisis alimentaria. También hizo hincapié en la necesidad de una producción sostenible de alimentos y biocombustibles, así como de energías alternativas. Joachim von Braun, del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas para la Alimentación, apoyó un comercio libre basado en reglas, y pidió soluciones conducidas por los países que también sean propiedad de los países.

Durante la discusión subsiguiente, los participantes hicieron hincapié en la importancia de: un foco en los pequeños agricultores, la buena gobernanza, mecanismos financieros más simples y accesibles, la reforma del comercio internacional, y políticas que vinculen el agua, la energía y los alimentos.

CAMBIO CLIMÁTICO Y SEGURIDAD ALIMENTICIA: Esta mesa redonda fue copresidida por Muzahem Al Muheisen, Ministro de Agricultura de Jordania, y Erik Solheim, Ministro para el Desarrollo Internacional de Noruega, quien destacó los incentivos para los usuarios locales de la tierra, la representación de los intereses de los grupos vulnerables, y los impactos del cambio climático en el acceso a los alimentos (HLC/08/INF/2).

Martin Parry, del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, sostuvo que las recientes sequías tienen que ver con parte de la declinación de la producción alimentaria, señalando que son signos tempranos de advertencia sobre el cambio climático. También hizo una lista de estrategias de adaptación, entre las que incluyó la siembra de granos resistentes a la sequía, el desarrollo de estrategias e infraestructura de riego, y reducción de la pobreza. Ulla Holm, Oficina de Alimentos de Tetra Pak para el Desarrollo, destacó el potencial del papel del sector privado en la promoción del crecimiento económico y el desarrollo de tecnologías de procesamiento de los alimentos, e hizo hincapié en la necesidad de alianzas público-privadas. Martin Khor, Red del Tercer Mundo, sugirió que las instituciones financieras internacionales han promovido la importación de alimentos a expensas de las inversiones agrícolas, y dijo que deberían cambiarse las políticas para apoyar una mayor autosuficiencia alimentaria de los países en desarrollo, en especial a través de la agricultura sostenible.

En el contexto de la adaptación y mitigación del cambio climático, los participantes discutieron: la gestión sostenible de los bosques y los recursos hídricos; la degradación de la tierra; las pesquerías; el crecimiento económico; la expansión del MDL; y el desarrollo de mecanismos de seguro. Los participantes también hicieron hincapié en la importancia de promover a los pequeños agricultores, la cooperación Sur-Sur, y el desarrollo de una agricultura e industria local.

PESTES Y ENFERMEDADES TRANSFRONTERIZAS: Esta mesa redonda fue presidida por Sharad Pawar, de la Ministerio de Agricultura de la Unión y Ministerio de Asuntos de Consumo, Alimentos y Distribución Pública, India, y Jim Anderton, Ministro de Agricultura, Pesca y Silvicultura de Nueva Zelanda (HLC/08/INF/7). Pawar destacó que el cambio climático altera los patrones de distribución de las pestes y las enfermedades, lo que genera riesgos ambientales y económicos. Anderton instó a tener aversión al riesgo en el área de la bioseguridad, y sostuvo que las políticas deben estar basadas en el conocimiento científico.

Hans Herren, Instituto Millennium, subrayó la falta de seguridad alimentaria de los más afectados por las pestes transfronterizas, y pidió mejores redes de seguridad alimentaria. Decían O’Brien, Federación Internacional de la Salud Animal, pidió una plataforma mundial para el tratamiento de las enfermedades animales transfronterizas. Taghi Farvar, UICN, instó a que se incorpore el conocimiento tradicional en las decisiones sobre la gestión de las pestes y las enfermedades.

En la discusión subsiguiente, los delegados destacaron la amenaza de las pestes y enfermedades existentes, advirtiendo en contra de que se preste una atención exclusiva a las cuestiones emergentes. Además, hubo pedidos de: análisis de la efectividad en términos de costo y los beneficios en términos de costos, sistemas de detección y alerta temprano, mecanismos de respuesta rápida, la incorporación del conocimiento de los granjeros, la creación de capacidades, y un foco en la diversidad biológica (incluyendo variedades naturales y resistentes de plantas y animales).

BIOENERGÍA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA: Esta mesa redonda fue copresisida por Gerda Verbug, Ministro de Agricultura, Naturaleza y Calidad de los Alimentos de Países Bajos, y Guillermo Salazar, Ministro de Desarrollo Agrícola de Panamá (HLC/08/INF/3). Verburg pidió criterios e indicadores de sostenibilidad. Salazar sostuvo que la presente situación es una oportunidad para el desarrollo sostenible.

Anne Ruth Herkes, BP Biocombustibles, expresó confianza en que los futuros avances tecnológicos permitirán que las bioenergías sean sostenibles. Pat Mooney, Grupo de Acción sobre Erosión, Tecnologías y Concentración (Grupo ETC), sostuvo que aún los cultivos de biocombustibles de segunda generación desplazarán de manera inevitable a los cultivos de alimentos, algo que consideró “moralmente inaceptable”. Ibrahim Assane Mayaki, de Rural Hub, Senegal, pidió: la descentralización del desarrollo de políticas agrícolas; la coherencia entre los sectores, en especial sobre la energía y las políticas alimentarias; investigación más sistemática y esfuerzos hacia el desarrollo.

Los participantes no lograron ponerse de acuerdo sobre el valor de la producción de biocombustibles, aunque uno de ellos sugirió que se frene la producción de biocombustibles porque es “neo-colonialista”. Muchos estuvieron a favor de los biocombustibles sostenibles, y pidieron el aumento de la investigación y el desarrollo, aunque un grupo expresó su preocupación por el descarte de la primera generación de biocombustibles. Los participantes hicieron sugerencias sobre las estrategias de promoción de los biocombustibles y las garantías de seguridad alimenticia y protección ambiental. Algunos pidieron una “evaluación racional” del desarrollo de bioenergías, que incluya la consideración de la desigualdad entre los patrones de consumo de energías y la necesidad de electrificación base. Un delegado lamentó que el foco en la bioenergía llegue a expensas del desarrollo de otras fuentes de energías renovables. Otro sostuvo que los biocombustibles no son “balas de plata”, y sugirió un enfoque más precautorio.

Por la noche, el CP volvió a reunirse para revisar el proyecto de declaración enviado por el Grupo de Trabajo Informal de Composición Abierta. Los Copresidentes de estos grupos, Ibrahim Abu Atileh (Jordania) y David Hegwoo (EE.UU.) instaron a los participantes a actuar con espíritu de cooperación y a adoptar la declaración que podría ser presentada al plenario el jueves. Pakistán, en representación del GRUPO ASIA y con el apoyo de muchos, propuso la adopción de la declaración en bloc, y advirtió contra la apertura del texto a las enmiendas. Otros, entre los que se incluyeron CUBA y VENEZUELA, no pudieron acordar el texto propuesto. Saint Kitts y Nevis, en representación de los PEQUEÑOS ESTADOS INSULARES EN DESARROLLO (PEID), propusieron la inclusión de una declaración que reafirme la Estrategia de Mauricio sobre el Desarrollo Sostenible de los PEIDs. México, en representación del GRUPO DE PAÍSES DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE, pidió una suspensión para discutir las propuestas. En esas discusiones se vieron reflejados en desacuerdo y el CP dio por finalizada la reunión, por consenso, a las 22.30.

El Boletín de la Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial es una publicación del Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS) <info@iisd.ca>, institución que también publica el Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org>. Esta edición fue escrita y editada Nienke Beintema, Dan Birchall, Alice Bisiaux, y Kate Neville. Editora Digital: Ángeles Estrada. Traducción al español: Socorro Estrada. Editora: Catherine Ganzleben, D.Phil. <cathy@iisd.org>. Director de Servicios Informativos del IIDS: Langston James “Kimo” Goree VI <kimo@iisd.org>. La financiación para la cobertura de esta reunión fue brindada por la FAO. El IIDS puede ser contactado en 161 Portage Avenue East, piso 6, Winnipeg, Manitoba R3B 0Y4, Canadá; tel: +1-204-958-7700; fax: +1-204-958-7710. Las opiniones expresadas en el Boletín pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan la posición del IIDS. Está permitida la utilización de extractos del Boletín en otras publicaciones con la correspondiente cita académica. Para obtener información acerca del Boletín o solicitar su servicio informativo, contactar al Director de Servicios Informativos del IIDS por correo electrónico <kimo@iisd.org>, teléfono: +1-646-536-7556 o en 300 East 56th St., 11A, Nueva York, NY 10022, Estados Unidos de América. El equipo del IIDS en la Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial puede ser contactado por correo electrónico escribiendo a <alice@iisd.org>.
| Volver a la página de inicio de “Linkages” | Visite IIDSnet | Envíe un correo electrónico al IIDS |
© 2008, IIDS. Todos los derechos reservados.