Linkages home
Boletín del Taller de Pew sobre Océanos y la CNUDS
Formato PDF
Versión en francés
Versión en inglés
Volver a IISD coverge
Volume 188 Número 1 - sábado, 30 de abril de 2011
SÍNTESIS DEL TALLER SOBRE MANTENER AZUL A LA ECONOMÍA VERDE: EN PREPARACIÓN PARA LA CONFERENCIA DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE EL DESARROLLO SOSTENIBLE
29 DE ABRIL DE 2011

El taller interactivo informal “Mantener azul a la economía verde” se realizó el viernes 29 de abril de 2011, desde las 10 de la mañana hasta las 12 del mediodía, en las oficinas de las NU en Nueva York, Estados Unidos. Organizado en forma conjunta por la Misión Permanente de Australia y el Grupo Ambiental Pew, el taller respondió al consenso emergente en cuanto a que los océanos saludables son una parte esencial de la economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza, y que como tales deben tener una presencia prominente en la agenda de la próxima Conferencia de las NU sobre el Desarrollo Sostenible de 2012 (CNUDS).

Durante el taller se evaluó el estado actual de los océanos y el ambiente marino; se revisó los compromisos asumidos en 1992 durante la Conferencia de las NU sobre Ambiente y Desarrollo (CNUMAD) y la Cumbre Mundial para el Desarrollo Sostenible (CMDS) de 2002; y se analizaron implicancias económicas y sociales y recomendaciones políticas para la transición hacia una “economía azul”.

El taller consistió en presentaciones de panelistas expertos y discusiones interactivas de la audiencia. Asistieron cerca de 70 representantes de gobiernos, organizaciones intergubernamentales y organizaciones no gubernamentales.

BREVE HISTORIA DE LOS OCÉANOS Y LA CNUDS

Aunque son vitales para el desarrollo sostenible y para cientos de millones de personas que dependen de ellos para su supervivencia, los océanos saludables están cada vez más amenazados, manejados a través de un sistema fragmentado e incompleto en donde los órganos nacionales e internacionales poseen jurisdicciones separadas y con superposiciones. Esta breve historia describe las reuniones clave que tuvieron lugar en relación con los océanos y la CNUDS.

CONVENCIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE DERECHO DEL MAR (CNUDM): Abierta a la firma el 10 de diciembre de 1982, en Montego Bay, Jamaica, la CNUDM estableció los derechos y obligaciones de los Estados en relación con el uso de los océanos, sus recursos y la protección del ambiente marino y costero. La CNUDM entró en vigor el 16 de noviembre de 1994, y fue complementada por el Acuerdo sobre Minería de los Fondos Marino y en 1995 con el Acuerdo para la Implementación de las Disposiciones de la CNUDM relacionadas con la Conservación y la Gestión de las Poblaciones de Peces Transzonales y Altamente Migratorios.

CONFERENCIA DE LAS NU SOBRE EL DESARROLLO SOSTENIBLE (CNUDS): Para celebrar el 20º aniversario de la CNUDM, que fue convocada en Río de Janeiro, Brasil, en 1992, y el 10º aniversario de la CMDS, que tuvo lugar en Johannesburgo, Sudáfrica, en 2002, la Asamblea General de las NU adoptó la resolución 64/236 de diciembre de 2009 en la que acuerda convocar a la CNUDS en 2012, en Brasil. En la CNUDS se buscará: asegurar un renovado compromiso político hacia el desarrollo sostenible; evaluar los avances y los vacíos en la implementación de los acuerdos previamente acordados de la reunión; y abordar los desafíos nuevos y emergentes. El foco de la Conferencia incluye los siguientes dos temas, que serán discutidos y pulidos durante el proceso preparatorio: una economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza; y el marco institucional para el desarrollo sostenible. Se programó la realización de tres reuniones del Comité Preparatorio (ComPrep) antes de la CNUDS.

COMPREP I Y COMPREP II DE LA CNUDS: La primera sesión del ComPrep de la CNUDM se realizó del 17 al 19 de mayo de 2010, y la segunda del 7 al 8 de marzo de 2011. Ambas tuvieron lugar en las oficinas centrales de las NU en Nueva York. Durante la última estas dos reuniones, comenzó a emerger un consenso sobre la necesidad de “mantener azul a la economía verde” garantizando que las cuestiones relacionadas con los océanos y la pesca reciban la debida atención en la CNUDM. En el ComPrep II también se tomaron decisiones sobre el proceso de preparación del borrador de un documento final de la CNUDM. Este proceso incluye una invitación a todos los Estados miembro y sectores interesados pertinentes a hacer aportes hasta el 1 de noviembre de 2011 para su inclusión en un compilado que servirá de base para la preparación del “borrador cero” del documento final. Este borrador de documento final será presentado en enero de 2012 y discutido en series de negociaciones “oficiosas oficiosas” de una semana de duración, que tendrán lugar en febrero, marzo y abril de 2012.

INFORME DEL TALLER

En su discurso de bienvenida, Su Excelencia Gary Quilan, Embajador y Representante Permanente de Australia en las NU, subrayó la necesidad de un enfoque sostenible para los océanos y los ecosistemas marinos e hizo hincapié en el interés de Australia en trabajar en alianza con sus vecinos y más allá. También advirtió contra permitir que el concepto de “economía azul” se convierta en un mantra sólo de palabras, y pidió entendimiento y medidas claras.

Ellen Pikitch, Director Ejecutivo del Instituto para la Ciencia de la Conservación del Océano, de la Universidad Stony Brook, se refirió al estado actual de los océanos y el ambiente marino. También dijo que los océanos están en una clara crisis y que no existe un área no afectada: los arrecifes de coral están amenazados; la vida marina está desapareciendo; las pesqueras están, en su conjunto, agotadas; y los hábitats están siendo destruidos. También destacó las principales causas de esto, que incluyen la sobreexplotación debido al exceso de pesca, la pérdida de hábitats, las especies invasoras, la contaminación y acidificación de los océanos; e hizo hincapié en que los efectos combinados de estos impactos hacen una gran diferencia. Apuntando a lo que puede hacerse, Pikitch destacó que las áreas marinas protegidas (AMP) pueden ser muy exitosas, y recomendó: reducir las tasas de pesca, eliminar las prácticas destructivas, implementar un enfoque basado en el ecosistema, y cumplir con las obligaciones existentes acordadas a nivel internacional. También concluyó diciendo que no es demasiado tarde, pero que es necesario actuar veloz y estratégicamente.

Susan Lieberman, Directora de Política Internacional, Grupo Ambiental Pew, se refirió a los existentes objetivos relacionados con el mar, los vacíos en la gobernanza de los océanos, y el trabajo que aún está pendiente. Entre los compromisos y metas existentes, también destacó: la Agenda 21 y los Principios de Río de la CNUMAD; el acuerdo resultante sobre poblaciones de peces, de 1995; la Declaración y el Plan de Implementación de Johannesburgo –que incluye una meta para 2005 no cumplida sobre la pesca ilegal, no regulada ni informada; una meta para 2010 no cumplida sobre diversidad biológica y AMP; y una meta para 2012 sobre pesca destructiva que es poco probable que sea cumplida. También hizo hincapié en las metas acordadas de la 10ª Conferencia de las Partes de la Convención sobre Diversidad Biológica de Nagoya, Japón. Tras señalar que no será posible alcanzar una economía verde sin los océanos, Lieberman dijo que los gobiernos deben encontrar la forma de implementar estas metas no cumplidas. “Lo que está faltando puede hallarse”, concluyó, destacando que es necesario voluntad política, no ciencia ni dinero.

Tom Grasso, Asesor Senior, Programas de Océanos del Fondo de Defensa Ambiental (EDF, por sus sigas en inglés), hizo una presentación sobre la reforma de la gestión global de pesqueras. Se refirió al informe de 2008 del Banco Mundial “Millones sumergidos”, que estima que US$ 2 mil millones se pierden cada año como resultado del mal manejo de las pesqueras, y argumentó que los sistemas de gestión de las pesqueras pueden ser reformados de modo tal que tenga sentido tanto a nivel económico como biológico. Destacó varios ejemplos de gestión exitosa de pesqueras, que pueden encontrarse en la base de datos con motor de búsqueda preparada por EDF. Para la CNUDS, Grasso recomendó: reforzar la tendencia hacia mejores sistemas de gestión de pesqueras, incluso a través de: un más amplio empleo de una gestión cuidadosamente diseñada y basada en los derechos; y el tratamiento del financiamiento de la transición, por ejemplo a través de alianza público privadas.

Lauretta Burke, Asociada Senior, Instituto de Recursos Mundiales (WRI, por sus siglas en inglés), se refirió a las implicancias sociales y económicas de las pérdidas de arrecifes corales, en base al informe del WRI “Arrecifes corales revisitados”. También dijo bajo un escenario de negocios como-es-habitual, el 90% de los arrecifes estará amenazada en 2030, y todos los arrecifes de coral estarán en peligro en 2050 -con un 25% de ellos en niveles críticos. Y sostuvo que entre las amenazas globales se incluyen el calentamiento y la acidificación de los mares; y entre las locales el desarrollo costero, sedimento y contaminación, contaminación y daño marino, sobrepesca y prácticas destructivas de pesca.

Tras destacar que la situación parece bastante deprimente, dijo que aún hay esperanzas dada la capacidad de los arrecifes de coral de recuperarse, pero que esto requiere que las presiones locales se mantengan en un nivel bajo. Sus recomendaciones incluyeron: frenar la pesca destructiva, exigir el cumplimiento de las regulaciones sobre desarrollo costero, proteger a los manglares, gestionar las pesqueras y el turismo de manera sostenible, aumentar y mejorar las AMP, honorar los procesos de evaluación del impacto ambiental, lidiar con las emisiones de gases de efecto invernadero, aumentar la investigación sobre la acidificación de los océanos, y –en especial– aumentar las inversiones para el cumplimiento de las regulaciones pesqueras.

DISCUSIONES DE LA AUDIENCIA: En la sesión de preguntas y respuestas subsiguiente, muchos representantes –incluyendo los de varios pequeños Estados insulares en desarrollo– hicieron hincapié en la importancia de poner a las cuestiones de los océanos en la cima de la agenda de la CNUDS. Representantes de España, Argentina y Brasil se refirieron a la fragmentación de las discusiones de las NU aún sobre áreas de interés común, como los océanos y los arrecifes de coral.

Un representante de Brasil destacó la falta de un régimen internacional para la protección de la diversidad biológica en alta mar, en zonas que están más allá de las jurisdicciones nacionales. Esto cuenta, dijo, como el actual nivel 0.1% de protección. Lieberman sugirió que la CNUDM podría decidir avanzar en el establecimiento de un régimen de protección del alta mar, y Pikitch recordó la destrucción actual por causa del arrastre del fondo del mar e hizo hincapié en la urgencia del asunto.

En respuesta a la pregunta acerca de la reforma de los subsidios pesqueros, Grasso dijo que las causas de sobreexplotación son complicadas, y que terminar con los subsidios no necesariamente resolverá disfunciones más amplias de las industrias involucradas. Lieberman sugirió que terminar con subsidios dañinos, como el del combustible, podría ayudar a salvar a las pesqueras globales y promover la seguridad alimenticia.

Un representante de Maldivas expresó su preocupación por las desventajas económicas de las prácticas de pesca sostenible, mientras que un representantes de Uruguay se preguntó como pueden los países proteger los sustentos de aquellos que viven de las pesqueras. De acuerdo con Pikitch, los productos pescados de manera sostenible, de más alta calidad, podrían convertirse en una ventaja de mercado a través de las etiquetas ecológicas. Burke agregó que las prácticas sostenibles protegen a los arrecifes y son “inversiones de alto valor y a largo plazo” para el sector turístico. Grasso destacó la opción de certificar a las pesqueras a través del Consejo de Administración Marina.

Un representante de Argentina dijo: “cuidar el ambiente” implica inevitablemente costos para los países en desarrollo, presumiblemente en la esfera del comercio internacional; y que las etiquetas ecológicas carecen de un sistema internacionalmente acordado. Lieberman señaló que Maldivas no causó los problemas pesqueros que enfrentó; las pesqueras industriales son responsables de la sobrepesca cerca de alta mar y las emisiones globales de gases de efecto invernadero amenazaron sus corales. Sostuvo asimismo que la CNUDS ofrece, a los pequeños Estados insulares y costeros, la oportunidad de hablar de estos impactos y se ocupen de sus principales causas.

Un representante de Mauricio aludió a la ocupación del RU del Archipiélago de Chagos, una AMP, destacando la posibilidad de mal uso de los mecanismos internacionales originalmente diseñados para proteger el ambiente.

En respuesta a una pregunta del representante de Finlandia acerca de las características de los casos exitosos de gestión de pesqueras que podrían ser tomadas en el contexto de la CNUDS, Grasso apuntó a un grupo de atributos que el EDF ha llamado “SEASALT”, que incluye seguridad para todos los pescadores y que se cuente lo que se descarta así como lo que se captura.

Cerrando la discusión y el taller, Quinlan recordó que más de la mitad de todas las especies son de los océanos, y que pronto estaremos frente a una nueva ola de extinciones. Asimismo destacó que el cumplimiento de las obligaciones internacionales es sólo el comienzo y que existe una gran urgencia por tratar las amenazas a los océanos, subrayando que la discusión sobre el renovado compromiso político debe mirar tanto hacia atrás a las metas no cumplidas como hacia delante a los vacíos pendientes y los nuevos desafíos.

Quinlan instó a los prisioneros a que “eviten convertirse en prisioneros de sus propios métodos de negociación” y pidió que se aproveche la excepcional reunión de líderes que tendrá lugar en la CNUDS para emitir los mensajes correctos. Asimismo, afirmó que el objetivo de la CNUDS es unir factores económicos y ecológicos. Suena sencillo, dijo, pero operativizarlo será algo verdaderamente nuevo. Finalmente, sugirió que el documento final de la CNUDS deberá identificar nuevas amenazas, evaluar qué es lo que ya está siendo operativizado dentro del sistema de las NU, en base a los compromisos existentes; y determinar qué queda por hacer.

^volver al comienzo
Volver a IISD coverge

El Boletín del Taller de Pew sobre Océanos y la CNUDS es una publicación del Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IISD) <info@iisd.ca>, que también publica el Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org>. Esta edición fue escrita y editada por María Gutiérrez, Ph.D. y Faye Leone. Traducción al español: Socorro Estrada. Editora: Robynne Boyd <robynne@iisd.org>. El Director de los Servicios Informativos de IISD es Langston James “Kimo” Goree VI <kimo@iisd.org>. El financiamiento para la cobertura de esta reunión fue brindado por el Grupo Ambiental Pew. El IISD puede ser contactado en 161 Portage Avenue East, 6th Floor, Winnipeg, Manitoba R3B 0Y4, Canada; tel: +1-204-958-7700; fax: +1-204-958-7710. Las opiniones expresadas en el Boletín pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan la posición del IISD. Está permitida la publicación de extractos del Boletín en otras publicaciones, con la correspondiente cita académica. Las distintas ediciones del Boletín son enviadas nuestras listas de distribución (en formato HTML y PDF), y pueden ser consultadas en el servidor en Internet de Linkages, en <http://www.iisd.ca/>. Para obtener información acerca del Boletín, o solicitar sus servicios infortmativos, contactar al Director de los Servicios de Información del IISD por correo electrónico <kimo@iisd.org>, teléfono: +1-646-536-7556 o en 300 East 56th St., 11D, New York, New York 10022, United States of America.

| Volver a la página de inicio de “Linkages” | Visite IIDSnet | Envíe un correo electrónico al IIDS |
© 20
10, IIDS. Todos los derechos reservados.