Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IISD)

 

Vol. 26 No. 09
Lunes, 24 de enero de 2005

SÍNTESIS DE LA CONFERENCIA MUNDIAL SOBRE REDUCCIÓN DE DESASTRES:

18 AL 22 DE ENERO DE 2005

La Conferencia Mundial sobre Reducción de Desastres (WCDR, por sus siglas en inglés) se realizó del 18 al 22 de enero de 2005 en el Hotel Portopia, Kobe, Prefectura Hyogo, Japón. Aproximadamente 4 mil participantes asistieron a la WCDR, incluyendo representantes de 168 gobiernos de los cuales 40 concurrieron a nivel de ministros, 78 organismos especializados de las NU y organizaciones observadoras, 161 organizaciones no gubernamentales y 562 periodistas de 154 medios de prensa. La WCDR buscó incrementar el perfil internacional de la reducción de riesgos por desastres, promover la integración de la reducción del riesgo de los desastres en la planificación y la práctica del desarrollo, y fortalecer las capacidades locales y nacionales para abordar las causas de los desastres que entorpecen el desarrollo en muchos países.

La Conferencia coincidió con el décimo aniversario del Gran Terremoto de Hanshin-Awaij de 1995 que costo 6 mil vidas en Kobe. Sin embargo fue un hecho más cercano el que otorgó importancia adicional a la WCDR: el reciente terremoto-tsunami en el Océano Índico que afectó las costas de por lo menos 12 países y produjo la muerte de más de 200 mil personas y la pérdida de su hábitat y sustento a millones.

Las discusiones de la Conferencia dieron como resultado dos documentos negociados: un documento programa denominado “Creación de capacidades de recuperación de los desastres en las naciones y comunidades: Marco de Acción 2005-2015 de Hyogo” y la Declaración de Hyogo. Los delegados también tomaron nota de la “Revisión de la estrategia de Yokohama de 1994 para un mundo más seguro y su Plan de Acción” y adoptaron una “Declaración Conjunta de la Sesión Especial sobre el desastre del Océano Índico: Reducción de riesgo para un futuro más seguro”.

Realizada luego de una de los desastres más devastadores del último siglo, la Conferencia respondió exitosamente –según se reconoció ampliamente– a las necesidades urgentes del mundo, y con una asombrosa precisión temporal. Las preocupaciones respecto de que el trabajo programado para la Conferencia fuera desplazado por el perfil político de último momento, la atención y el interés de la prensa en el desastre del Océano Índico se disiparon en cuanto los participantes pudieron referirse a las necesidades urgentes de la secuela del desastre, manteniendo la atención en los objetivos a largo plazo de reducción de los riesgos y la vulnerabilidad.

BREVE HISTORIA DEL MANEJO DE DESASTRES EN LAS NACIONES UNIDAS

En los últimos años la reducción de los desastres se ha convertido en un tema de creciente importancia en la agenda internacional. Peligros como inundaciones, sequías, tormentas, aludes de tierra, terremotos, tsunamis y epidemias están teniendo un creciente impacto en los seres humanos, debido al crecimiento de la población y la urbanización, el aumento de la pobreza y el comienzo de cambios ambientales mundiales, incluyendo el cambio climático, la desertificación y la pérdida de biodiversidad. La mayoría de los políticos y los académicos reconocen que el planeamiento deficiente, la pobreza y una serie de factores subyacentes crean una vulnerabilidad que resulta en insuficiencia de la capacidad o de las medidas tomadas para reducir el potencial negativo de las consecuencias del riesgo. Consecuentemente, la vulnerabilidad contribuye a la magnitud de los riesgos de desastre como los hacen los mismos peligros naturales. Por ello los peligros solo resultan en desastres cuando existen condiciones de alto riesgo. Muchos expertos consideran que la acción para reducir riesgos es ahora esencial para alcanzar las Metas de Desarrollo del Milenio (MDGs, por sus siglas en inglés).

DÉCADA INTERNACIONAL PARA LA REDUCCIÓN DE DESASTRES NATURALES: Un aumento en la pérdida de vidas y daños en la propiedad en los 80, llevó a la Asamblea General de las NU a declarar a los 90 como la Década Internacional para la Reducción de los Desastres Naturales (IDNDR por sus siglas en inglés), Res.44/236. El propósito de la IDNDR fue considerar la prevención de desastres en el contexto de una serie de peligros como los terremotos, huracanes, tsunamis, inundaciones, aludes de tierra, erupciones volcánicas, plagas de langosta, y sequía y desertificación.

ESTRATEGIA Y PLAN DE ACCIÓN DE YOKOHAMA: Uno de los principales resultados de la IDNDR fue la Estrategia y el Plan de Acción de Yokohama, adoptados en 1994, en la Conferencia Mundial sobre Reducción de Desastres Naturales realizada en Yokohama, Prefectura de Kanagawa, Japón. La Estrategia de Yokohama establece directrices para la acción de prevención, preparación y mitigación del riesgo de desastres. Estas directrices, basadas en un grupo de principios destacan la importancia de la evaluación del riesgo, prevención de desastres y la preparación, la capacidad de prevenir, reducir y mitigar desastres, y la alerta temprana (AT). Los principios parten del reconocimiento de que las medidas preventivas son más efectivas cuando participan todos los niveles de interesados, y que la vulnerabilidad puede reducirse aplicando “diseños apropiados” y “modelos de desarrollo” orientados a determinados grupos. Los principios también establecen que la comunidad internacional debe compartir la tecnología para prevenir, reducir y mitigar desastres, y demostrar una fuerte determinación política en el campo de la reducción de desastres.

ESTRATEGIA INTERNACIONAL PARA LA REDUCCIÓN DE DESASTRES: La 54ª Sesión de la Asamblea General de las NU realizada en 1999 decidió continuar las actividades sobre prevención de desastres y reducción de vulnerabilidades realizada durante la Década Internacional. Para ello estableció la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres (ISDR por sus siglas en inglés), que se sostiene en la capacidad científica y técnica y el conocimiento acumulado durante la Década Internacional. Por las Resoluciones 54/219 y 56/195 también se establecieron el Secretariado Interagencial y el Grupo de Trabajo Interagencial sobre la Reducción de Desastres (IATF, por sus siglas en inglés) para la implementación de la ISDR. Entre las tareas encomendadas a la IATF está convocar reuniones de expertos relacionadas con la reducción de desastres. La décima reunión se realizó en Ginebra los días 7 y 8 de octubre de 2004.

RESOLUCIÓN DE LA ASAMBLEA GENERAL 58/214: En febrero de 2004 la Asamblea General de NU adoptó la resolución 58/214 y decidió convocar la WDCR. La resolución establece los objetivos de la WCDR que son: concluir el examen de la Estrategia y Plan de Acción de Yokohama en vista a actualizar el marco de orientación sobre la reducción de desastres para el siglo 21; identificar actividades específicas dirigidas a asegurar la ejecución de los aportes relevantes del Plan de Acción de Johannesburgo (JPOI, por sus siglas en inglés), adoptado en 2002 en la Cumbre Mundial de Desarrollo Sostenible; poner en común las mejores prácticas y lecciones aprendidas para el apoyo y facilitación de la reducción de desastres dentro del contexto del desarrollo sostenible e identificar vacíos y desafíos; aumentar la concientización de la importancia de las políticas de reducción de desastres para facilitar y promover su ejecución y aumentar la confiabilidad y disponibilidad de información apropiada sobre desastres destinada al público y a los organismos de gestión de desastres en todas las regiones, tal como establecen en las disposiciones pertinentes del Plan de Acción de Johannesburgo.

PROCESO PREPARATORIO: Tras la adopción de la resolución 58/214, se estableció un Comité Preparatorio de la WDCR, al que se le encargó la preparación de un marco de acción y una declaración para ser adoptados por la Conferencia. El examen en curso de la ejecución de la Estrategia de Yokohama 1994 y el Plan de Acción, dieron el contexto para estos documentos. La Conferencia y su proceso preparatorio tuvieron el apoyo del Secretariado de la ISDR, que fue designado Secretariado de la Conferencia.

Prepcom I: El primer período de sesiones del Comité Preparatorio de la WCDR se desarrolló en Ginebra, Suiza, del 6 al 7 de mayo de 2004. La reunión trató cuestiones de procedimiento, entre las que se incluyen la adopción de las reglas de procedimiento provisorias de la WCDR, organización del trabajo y arreglos sugeridos para la acreditación y participación en el proceso preparatorio y la WCDR. Los delegados también escucharon un informe sobre el progreso alcanzado en el proceso preparatorio de la WCDR y discutieron el proyecto de redacción anotado del examen de la Estrategia y Plan de Acción de Yokohama y los elementos propuestos para el programa de acción de la WCDR. La cobertura del Comité Preparatorio I por el ENB puede encontrarse en: http://www.iisd.ca/vol26/enb2603s.html   

Prepcom II: El segundo período de sesiones del Comité Preparatorio de la WCDR se desarrolló en Ginebra, del 11 al 12 de octubre de 2004. Allí, los delegados analizaron una nueva versión del proyecto marco para la acción. Además, los delegados trataron: la acreditación de ONGs y otros grupos principales al proceso preparatorio y la WCDR; las reglas de procedimiento provisorias para el proceso preparatorio y la WCDR; el formato propuesto y el proyecto de agenda de la WCDR; y el mecanismo de alianzas propuesto. Los delegados también escucharon un informe sobre el progreso alcanzando en el proceso preparatorio de la WCDR y discutieron el proyecto de examen de la Estrategia y Plan de Acción de Yokohama. En la conclusión del segundo período de sesiones, el Comité Preparatorio acordó establecer un proyecto de comité abierto para continuar el trabajo de redacción del proyecto de programa de acción y analizar el proyecto de declaración política. La cobertura del Comité Preparatorio II por el ENB puede encontrarse en: http://www.iisd.ca/vol26/enb2603s.html 

Grupo de Redacción: Cincuenta y cuatro Estados participaron en el Comité de Redacción abierto que se reunió de manera regular en Ginebra hasta el 14 de enero de 2005 para negociar el proyecto de marco de acción. Después de su presentación el 21 de diciembre de 2004, los participantes continuaron reuniéndose hasta el 14 de enero de 2005, para considerar el proyecto de declaración preparado por Japón. Al término de las negociaciones, los asuntos que quedaban sin resolver incluían: definiciones y alcance de las amenazas tratadas por la WCDR, y si también debían ser considerados los riesgos tecnológicos y ambientales de desastre; vinculación de la reducción del riesgo con el cambio climático; recursos financieros; referencia al proceso intergubernamental vinculado, actualmente descripto en el Anexo del documento; y responsabilidades regionales como el manejo de las cuencas de ríos limítrofes. El Comité de Redacción también se refirió al proyecto de declaración política preparado por Japón.

INFORME DE LA CONFERENCIA

El martes 18 de enero Sálvano Briceño, Director de la Secretaría del ISDR invitó a abrir la Conferencia a Jan Egeland, Subsecretario General de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios y Coordinador de Ayuda para las Emergencias. Egeland dio la bienvenida a los participantes y al Emperador y la Emperatriz de Japón y se guardó un minuto de silencio en memoria de quienes perdieron sus vidas en el desastre del Océano Índico.

En sus discurseo de apertura, numerosos oradores expresaron su pesar a los países afectados por el desastre del Océano Índico. En un mensaje en vídeo, el Secretario General de las Naciones Unidas Koffi Annan destacó el momento en que se realizaba la Conferencia y manifestó su confianza en que contribuyeran a construir capacidad de recuperación de la comunidad, movilizar recursos y galvanizar las acciones mundiales.

Egeland dijo que la reducción de desastres no es un costo adicional sino una inversión esencial y un imperativo moral, y propuso que una parte del gasto en ayuda a la emergencia fuera destinado a la reducción de los riesgos de desastre.

El Emperador Akihito destacó la importancia de aprender de los desastres ocurridos y dijo que la tecnología japonesa puede contribuir a salvar vidas en todo el mundo.

Yoshiaka Murata, Ministro para el Manejo de desastres de Japón, dio ejemplos de los esfuerzos para construir capacidad de recuperación y subrayo la importancia de la participación de todos los sectores interesados.

Topshizo Ido, Gobernador de Hyodo, invitó a los participantes a visitar el Foro Público y a asistir a la sesión especial sobre los sistemas de AT de tsunami.

El Primer Ministro de Japón, Unichiro Koizumi, describió los esfuerzos de ayuda y asistencia de su país luego del desastre del Océano Índico y destacó la importancia de aprender de los desastres ocurridos.

ASUNTOS DE ORGANIZACIÓN: Egeland sugirió que la Mesa Directiva del Comité Preparatorio continuara como mesa directiva de la Conferencia. La WCDR eligió presidente a Yoshiaka Murata y a los siguientes vicepresidentes: Hernán Escudero (Ecuador), Hans-Joachim Daré (Alemania), Mohammad Hossein Moghimi (Iran), Omar Hilali (Marruecos), y Yury Brazhnikov (Federación Rusda). Mohammad Hossein Moghimi actuó como relator.

El presidente Murata recordó que la Unión Europea y los Estados Unidos no habían podido llegar a un acuerdo sobre los cambios a las reglas de procedimiento propuestas en la primera reunión del comité preparatorio. Destacó que continuaban la cuestión sobre los puntos en desacuerdo y propuso la aplicación provisional de las reglas, a lo cual accedió la Conferencia. Luego la Conferencia aprobó su agenda (A/CONF.206/1) y tomó nota que habría sesiones adicionales sobre el desastre en el Océano Índico.

La conferencia acordó nombrar un comité de credenciales integrado por Austria, Benin, Brasil, Bhutan, China, Ghana, la Federación Rusa, Trinidad y Tobago y los EE.UU. El 22 de enero el coordinador de la Conferencia John Horekens anunció que el comité recomendaba la aprobación de todas las credenciales (A/CONF.206/5) y el informe fue adoptado por la Conferencia.

La Conferencia aprobó la organización de su trabajo, incluyendo la creación de un Comité Principal encargado de completar las negociaciones sobre el proyecto de marco de acción y la declaración. Los delegados acordaron que Marco Ferrari (Suiza) presidiera el Comité Principal.

La WCDR se organizó en tres segmentos: uno intergubernamental, otro temático y un foro público. En el segmento intergubernamental, que fue convocado en plenario del 18 al 22 de enero, los delegados sed reunieron en el comité principal para negociar el marco para la acción y la declaración de Hyogo. También discutieron la revisión de la Estrategia de Yokohama y realizaron la sesión especial sobre el Desastre de Diciembre en el Océano Índico. Del 18 al 21 el Plenario escuchó las declaraciones de carácter general de los países y de las organizaciones gubernamental y otras.

El segmento temático incluyó tres mesas redondas de alto nivel realizadas los días 18 y 19 de enero. Entre el 18 y el 21 se convocaron cinco paneles y 46 sesiones sobre cinco temas que durante la revisión de la aplicación de la Estrategia de Yokohama fueron identificados como desafíos y lagunas. El Segmento Temático también incluyó sesiones regionales, una sesión especial sobre mitigación del desastre del tsunami en el Océano Índico y varios foros especiales sobre los vínculos entre la reducción del riesgo de desastres y otros procesos intergubernamentales y actividades del sector privado.

El Foro Público incluyó talleres, cabinas de exhibición y sesiones de posters y se desarrolló durante los cinco días de la Conferencia.

El informe que sigue a continuación. Resume las discusiones y los resultados de la WCDR, y esta organizado de acuerdo con los tres segmentos.

SEGMENTO INTERGUBERNAMENTAL

DECLARACIONES GENERALES: Mas de 120 países y 13 organizaciones intergubernamentales y regionales hicieron declaraciones generales entre el 18 y el 21 de enero, muchos expresando su agradecimiento al gobierno de Japón por invitar la Conferencia y manifestando su pesar a los países afectados por el desastre en el Océano Índico. Copias de esas declaraciones están disponibles en el sitio en Internet de la Conferencia: http://www.unisdr.org.wcdr 

DOCUMENTO PROGRAMÁTICO: CREACIÓN DE CAPACIDADES DE RECUPERACIÓN DEL DESASTRE EN LAS NACIONES Y COMUNIDADES: MARCO PARA LA ACCIÓN 2005-2015: El Comité Principal tomó el marco para la acción 2005-2015 (A/CONF.206/L.2) en muchas reuniones formales e informales del 18 al 21 de enero, trabajando hasta tarde varias noches en un esfuerzo para completar las negociaciones antes del plenario de clausura el sábado 22 de enero.

Las discusiones se centraron en los temas que quedaron entre corchetes después de las discusiones en Ginebra. Los temas de mayor controversia fueron las definiciones y el alcance del marco, la referencia al cambio climático, la propuesta de Japón ara establecer como meta la reducción a la mitad en 2015 las pérdidas de vidas por desastres producidos por las aguas, rehabilitación post conflicto y seguridad humana, el principio de la responsabilidad común pero diferenciada, la movilización de recursos, las cuencas hidrográficas compartidas, una propuesta de la Unión Europea para desarrollar metas e indicadores, y una propuesta de la Alianza de los Pequeños Estados Insulares (AOSIS, por sus siglas en inglés) sobre el resultado de la revisión del Programa de Acción de Barbados (BPOA, por sus siglas en inglés).

Sobre las definiciones y el alcance del marco, los delegados discutieron si los peligros considerados deberían incluir solamente los riesgos naturales o también los inducidos por la actividad humana. Este debate provenía de las negociaciones previas en Ginebra, con Irán prefiriendo incluir los riesgos naturales solamente y otros países favoreciendo una discusión más amplia. Finalmente las definiciones y el alcance se refieren a los dos tipos de peligros.

Estados Unidos prefirió suprimir las referencias a “cambio climático” pero se opusieron la Unión Europea y muchos otros países. Un grupo informal consideró el tema y tarde en la noche del viernes 21 acordó mantener varias referencias.

Con respecto a la propuesta de Japón para mencionar una meta de reducción a la mitad para 2015 las pérdidas de vida producidas por desastres producidos por las aguas, los delegados discutieron la ubicación de la propuesta y también si era apropiado referirse a un tipo de desastre solamente. Finalmente la propuesta fue puesta en una nota al pié en la sección sobre tareas para las organizaciones regionales e instituciones.

Sobre la rehabilitación post conflicto, la Unión Europea --apoyada por varios países-- prefirió retenerla, pero hubo desacuerdo con respecto a su ubicación en el texto.

Japón prefería conservar la referencia a la seguridad humana, pero los delegados se opusieron a la noción por considerarla poco clara y demasiado general, y fue sustituida por un texto propuesto por Cuba sobre “supervivencia, dignidad y sustento de los individuos”.

En relación con el principio sobre la responsabilidad común pero diferenciada, Brasil argumentó que esa referencia sería necesaria si el texto incluyera una referencia al cambio climático en razón de los fuertes vínculos entre este principio y la acción sobre el cambio climático. La Unión Europea, Japón y EE.UU. dijeron que el principio era demasiado específico en el contexto de la reducción de riesgo de desastre. La decisión sobre el punto quedó pendiente del resultado de las discusiones informales sobre el cambio climático. Finalmente la referencia al principio fue reemplazada por una referencia a la importancia de la cooperación internacional y las asociaciones.

Con respecto a la movilización de recursos se dejó caer la referencia a nuevos mecanismos de financiamiento, incluyendo la propuesta para crear un fondo específico mundial para asistir a los países en desarrollo propensos a los desastres para establecer estrategias nacionales para la reducción de riesgo. La movilización de recursos quedó condicionada a las capacidades financieras de los donantes.

Bangladesh, con la oposición de Turquía prefirió mantener una referencia específica al manejo de las cuencas hidrológicas a través de las fronteras. La referencia se conservó.

En relación con la propuesta de la UNIÓN EUROPEA sobre el desarrollo de metas e indicadores --que fue apoyada por muchos países-- EE.UU. prefirió mencionar solamente indicadores e insistió en que la tarea de desarrollar metas se dejara a nivel nacional. Finalmente los delegados acordaron pedir el ISDDR y al IATF que consulten con las organizaciones relevantes sobre el desarrollo de indicadores genéricos, realistas y mensurables, para que estos puedan asistir a los Estados en evaluar su progreso en la aplicación del marco.

Sobre la propuesta de la AOSIS para incluir una referencia a los resultados de la revisión del BPOA, los delegados acordaron incluir en las consideraciones generales para la aplicación y el seguimiento.

En el plenario del 22 de enero el presidente del Comité Principal Ferrari informó los resultados de la discusión, destacando que el Marco tiene un amplio patrocinio y ofrece orientación en la promoción de una cultura de prevención de desastres a todos los niveles. El presidente Murata describió el documento como “creíble” y “respetable” y la Conferencia adoptó el Marco de Acción de Hyogo 2005-2015.

Documento final: El programa “Creación de capacidad de recuperación de los desastres en las naciones y las comunidades: Marco para la Acción de Hyogo 2005-2015” (A/CONF.206/L.2/Rev.1) es un documento de 24 páginas, organizado en cuatro secciones y contiene un anexo que detalla desarrollos multilaterales clave relacionados con la reducción del riesgo de desastres.

Preámbulo: En el preámbulo el Marco define “peligros” como eventos físicos potencialmente dañinos, fenómenos y actividades humanas que pueden causar pérdida de vidas o lesiones, daños a la propiedad, desorden económico y social o degradación ambiental. El Marco abarca los desastres causados por peligros de origen natural y los daños y riesgos ambientales y tecnológicos relacionados. Dice que la pérdidas causada por los desastres esta aumentando con consecuencias graves debido al crecimiento de las vulnerabilidades relacionadas, entre otras cosas, con la degradación ambiental, la variabilidad climática, el cambio climático y las epidemias.

WCDR: Objetivos, resultados esperados y metas estratégicas: Con respecto a los objetivos, resultados esperados y metas estratégicas de la Conferencia, el Marco resuelve procurar para 2015 “la reducción sustancial de las pérdidas por desastres de las comunidades y las naciones, en vidas y en bienes sociales, económicos y ambientales”. El Marco describe tres metas estratégicas para alcanzar esto:

  • integración más efectiva del riesgo de desastre en las políticas de desarrollo sostenible, el planeamiento y la programación a todos los niveles, con especial énfasis en la prevención de desastres, la mitigación, la preparación y la reducción de la vulnerabilidad;
     

  • fortalecimiento y desarrollo de instituciones, mecanismos y capacidades a todos los niveles, en particular al nivel de comunidades, que puedan contribuir a crear capacidad de resistencia a los peligros; e
     

  • incorporación de enfoques de reducción de riesgo en la preparación para las emergencias, programas de respuesta y recuperación en la reconstrucción de comunidades afectadas.

Prioridades para la Acción 2005-2015: El Marco describe consideraciones generales y actividades clave en cinco áreas:

  • asegurar que la reducción del riesgo de desastres es una prioridad nacional y local, con firmes bases institucionales para su ejecución;
     

  • identificar, evaluar y monitorear riesgos de desastre y mejorar la AT;
     

  • utilizar el conocimiento, la innovación y la educación para construir una cultura de seguridad y capacidad de recuperación a todos los niveles;
     

  • reducir factores de riesgo subyacentes; y
     

  • fortalecer la preparación para los desastres para una respuesta efectiva a todos los niveles.

El Marco propone la cooperación regional e internacional, como sea apropiado, para la AT de los riesgos regionales y emergentes, para evaluar y monitorear los peligros regionales y transfronterizos, intercambiar información y dar alerta temprana (AT) mediante acuerdos apropiados, como, entre otros, los relativos al manejo de cuencas hídricas. La función de la adaptación al cambio climático en la reducción de riesgos se menciona repetidamente como una prioridad para la acción.

Implementación y seguimiento: En la sección sobre implementación y seguimiento, el marco establece que las metas y prioridades para la acción deberían ser considerados por los distintos sectores interesados en un enfoque multisectorial. Pide a los Estados, organizaciones regionales internacionales, incluyendo las NU y las instituciones financieras internacionales (IFI, por sus siglas en inglés) que integren la reducción del riesgo de desastre en sus políticas, planeamiento y programas de desarrollo sostenible en todos los niveles. Señala que la implementación del Marco debe ser “apropiadamente revisada”. El marco describe tareas para los Estados, organizaciones e instituciones regionales, y organizaciones internacionales. Pide a de los miembros de la ISDR, particularmente del IATF, en consulta con los organismos relevantes de las NU, organizaciones regionales y multilaterales, instituciones científicas y técnicas, los Estados interesados y la sociedad civil, asistencia para desarrollar indicadores genéricos, realista y mensurables para ayudar a los Estados a evaluar su progreso en la implementación del Marco. Estos indicadores deberías adecuarse a las metas acordadas internacionalmente, incluyendo las MDGs. Luego se alienta a los Estados para desarrollar y refinar los indicadores a nivel nacional. Con respecto a la movilización de recursos, los Estados se comprometen:

  • movilizar recursos y capacidades de los organismos nacionales, regionales e internacionales,
     

  • apoyar la implementación del Marco en los países en desarrollo propensos a los desastres, entre otras formas, considerando la sostenibilidad de la deuda,
     

  • incorporar las medidas de reducción del riesgo de desastre en los programas de asistencia al desarrollo, incluyendo aquellos relacionados con la adaptación al cambio climático,
     

  • contribuir al Fondo de las Naciones Unidas para la Reducción de Desastres; y
     

  • desarrollar asociaciones para distribuir los riesgos, reducir el costo de los seguros y aumentar el financiamiento para la reconstrucción y rehabilitación posterior al desastre.

DECLARACIÓN DE HYOGO: El Comité Principal tomó el proyecto de declaración el viernes 21 de enero, y centralizó el debate en reflejar la función de las inversiones que por no considerar riesgos de desastre generan vulnerabilidad, la función de las NU. reducción de desastres, la referencia a buen gobierno, la particular vulnerabilidad a los peligros de los países menos desarrollados (LDCs por sus siglas en inglés) y los pequeños Estados insulares en desarrollo (SIDS por sus siglas en inglés). El presidente del Comité Principal Ferrari informó al plenario sobre las negociaciones el sábado 22 y los delegados adoptaron la Declaración de Hyogo.

Documento Final: El preámbulo de la Declaración de Hyogo (A/CONF.206/L.3/Rev.1) se refiere a la recuperación de la ciudad de Kobe del Gran Terremoto Hanshin-Aweaji de 1995 y expresa el pesar y solidaridad de los delegados con los pueblos y las comunidades afectadas por los desastres, particularmente aquellas devastadas por el desastre del Océano Índico. La declaración también reconoce la experiencia acumulada por la comunidad internacional sobre reducción de riesgo de desastres a través de la IDNDR y la ISDR, y el vínculo entre el desarrollo sostenible y la inversión en la reducción de desastres. La Declaración expresa la determinación de reducir las pérdidas por desastres y reafirma la función principal del sistema de las NU. en la reducción de riesgo de desastre.

En la parte operativa de la Declaración, los delegados manifiestan que trabajarán en los compromisos internacionales y los marcos relevantes para fortalecer las actividades para la reducción de desastres en el siglo XXI. La Declaración reconoce la relación intrínseca entre la reducción de desastres, el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza, como también la importancia de involucrar a los sectores interesados.

La Declaración también reconoce que una cultura de prevención de desastres debe alojarse a todos los niveles y que la capacidad de recuperación de las naciones debe aumentarse a través de sistema de AT focalizados en la población, evaluaciones de riesgo, educación y otros enfoques proactivos, integrados, que consideren peligros múltiples y diferentes sectores.

La Declaración asimismo afirma que los Estados tienen la responsabilidad primaria de proteger de peligros a la población y la propiedad en sus territorios y que la reducción de riesgos de desastres debe recibir una alta prioridad en la política nacional. También se menciona la necesidad de mejorar la capacidad en los países propensos a los desastres, los países menos desarrollados y los SIDS.

La Declaración proclama la adopción del Marco de Hyogo para la Acción 2005-2015 como un marco orientador para reducir desastres en la próxima década la necesidad crítica de convertir esto en acciones concretas a todos los niveles. También se reconoce la necesidad de desarrollar indicadores, fortalecer la interacción cooperativa y sinérgica entre los sectores interesados y promover asociaciones voluntarias para la reducción de desastres. Se expresa la decisión de desarrollar más los mecanismos para compartir la información y se hace un llamado para la acción de todos los sectores interesados para hacer al mundo más seguro de los riesgos de desastre dentro de la próxima década, para beneficio de la presente y las futuras generaciones.

Por último se expresa agradecimiento al Gobierno de Japón por invitar a la Conferencia y a la Prefectura de Hyogo por su hospitalidad.

REVISIÓN DE LA ESTRATEGIA DE YOKOHAMA Y PLAN DE ACCIÓN PARA UN MUNDO MÁS SEGURO: En plenario el viernes 21 de enero, Sálvano Briceño introdujo la Revisión de la Estrategia de Yokohama y el Plan de Acción para un Mundo más Seguro (A/CONF.206/L.1) preparado por la Secretaría de la ISDR a partir de las contribuciones de IATF, los gobiernos, las organizaciones internacionales y los ONGs durante el proceso preparatorio de la Conferencia. Los comentarios fueron enviados al Comité Principal para las discusiones sobre el proyecto de Marco. Los delegados elogiaron a la Secretaría y sus asociados por su trabajo, y tomaron nota del contenido y las conclusiones de la revisión como la base para el Marco.

Resumen de la revisión: En la introducción el documento describe los antecedentes y la metodología de la revisión y explica las bases del compromiso con el peligro, la vulnerabilidad y la reducción del riesgo. Describe las realizaciones y los desafíos pendientes en las áreas de gobernanza, identificación de riesgo, evaluación, monitoreo y AT, manejo del conocimiento y educación, factores de reducción del riesgo subyacente, y preparación para la respuesta y recuperación efectiva.

Entre otros de la Estrategia de Yokohama, la revisión destaca:

  • firmes expresiones de intereses bien fundados de los países en declaraciones políticas como el JPOI;
     

  • evidencia de la expansión de la comprensión de las relaciones entre la pobreza, prácticas ambientales sostenibles, el manejo de los recursos naturales y los riesgos mundiales, como preocupaciones asociadas con la variación climática, el crecimiento urbano, los problemas globales de salud, y la tecnología moderna;
     

  • positivo, aunque parcial, progreso hacia la incorporación de la reducción de riesgo de desastre en las estrategias de desarrollo;
     

  • considerable progreso en un enfoque más extendido e inclusivo de las dimensiones sociales y los aspectos multisectoriales de vulnerabilidad humana;
     

  • el aumento de las relaciones interdisciplinarias y de organización, con una apreciación más amplia del principio esencial de la asociación y la distribución equitativa de responsabilidades y recursos; y
     

  • la creciente disponibilidad, diseminación y uso de la información relacionada con la reducción de riesgo de desastres.

Además de la falta de implementación sistemática, cooperación e informes de progreso, la revisión identificó otros desafíos de la aplicación de los Principios Estratégicos de Yokohama, incluyendo:

  • sobre gobernanza, asegurar una juiciosa asignación de recursos para emergencias y desarrollar presupuestos para estrategias de reducción de riesgos y la incorporación de los intereses de las comunidades locales en esas estrategias;
     

  • sobre riesgo y AT, creación de sistemas de AT orientados a la población integrando las dimensiones esenciales de evaluación de riesgos, generación de alertas, difusión y capacidades de preparación y respuesta;
     

  • sobre manejo del conocimiento y educación, procurar agendas de investigación que unan varias disciplinas e intereses profesionales y desarrollar capacidades institucionales para reunir, diseminar y usas información actual y tradicional sobre reducción de desastres;
     

  • sobre reducción de factores de riesgo subyacentes, mejorar el uso de medias técnicas por países propensos a los desastres y adoptar la adopción local de instrumentos financieros para distribuir, transferir o minimizar la exposición al riesgo, particularmente entre las poblaciones más vulnerables y dentro de las comunidades locales; y
     

  • sobre preparación para la respuesta y la recuperación efectiva, ampliar el diálogo público relativo a las necesidades y responsabilidades compartidas y complementarias sobre desastres y manejo de riesgo, y evaluar la adecuación actual de todas las políticas sobre desastres y manejo de riesgo, a la vista de los riesgos presentes y emergentes.

Las conclusiones de la revisión reconocen que varios esfuerzos y ejemplos individuales demuestran la concientización y las manifestaciones de la importancia de la reducción de riesgos de desastre, y que mayores esfuerzos son necesarios de todos los sectores interesados para llevar las intenciones a la acción.

El anexo a la revisión describe la evolución de los Principios de Yokohama hacia un renovado marco político para la reducción de desastres, basado en buenas prácticas y opciones de implementación.

La Secretaría se propone difundir a través de varios productos y dirigido a diferentes audiencias, material comprehensivo que refleja el proceso de revisión

SESIÓN ESPECIAL SOBRE EL DESASTRE EN EL OCÉANO ÍNDICO: En el plenario del jueves 20 el presidente de la Conferencia Murata dirigió una sesión especial sobre el desastre en el Océano Índico. Abdulahi Majeed, Viceministro de Ambiente y Construcción de Maldivas, informó acerca de la sesión especial del miércoles sobre un sistema de AT del Océano Índico. K Radhakrishnan, Director del Centro Nacional de Servicios de Información Oceánica de la India, presentó una iniciativa de su país sobre sistema de AT de tsunami e inicio de tormentas. Jan Egeland elogió la respuesta sin precedentes de la comunidad internacional y destacó que dentro de las tres semanas casi todos los afectados por el tsunami tenían alimentos, refugio, salud, agua y servicios sanitarios.

Luego los delegados escucharon intervenciones del panel sobre experiencia con desastres en el Océano Índico de Bangladesh, Indonesia, Sri Lanka, India, Kenya, Tailandia, China, Japón, Alemania, Estados Unidos, Australia y la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Creciente Roja (IFRC por sus siglas en inglés). Muchas delegaciones <expresaron su pesar a los países afectados y destacaron la importancia de la oficina de las NU para la Coordinación de los Asuntos Humanitarios (UN/OCHA por sus siglas en inglés) en su tarea de llevar la asistencia. Varios países describieron sus respuestas nacionales al tsunami y detallaron información técnicas y compromisos financieros para el establecimiento de un sistema de AT. Los delegados discutieron las características necesarias de un sistema de AT y las organizaciones gubernamentales destacaron sus potenciales contribuciones. Elogiando la respuesta internacional al desastre, la Unión Europea, el Reino Unido el Programa Mundial de Alimentos (WEP por sus siglas en inglés) y UNICEFG destacaron también la necesidad de dar apoyo a crisis menos llamativas, como el hambre y el VIH/SIDA.

Declaración conjunta: La “Declaración conjunta de la sesión especial sobre el desastre en el Océano Índico” (A/CONF.206/L.6/Rev.1) refleja los diversos puntos de vista en el curso de la sesión especial y las iniciativas planteadas en la sesión y en la Conferencia.

En la declaración la Conferencia recomienda establecer y fortalecer mecanismos regionales de reducción de desastres para todos los peligros naturales relevantes, y describe los elementos de una estrategia un sistema de AT para los tsunamis del Océano Índico.

La declaración enfatiza la importancia de las lecciones aprendidas del desastre del Océano Índico, invita a UN/OCHA y otras organizaciones internacionales a integrar las estrategias regionales de reducción de desastres en sus programas de trabajo, y pide a la Secretaría de la ISDR que prepare un informe sobre los mecanismos regionales para la reducción de desastres para ser presentado al Consejo Económico y Social y a la Asamblea General de las NU.

La Conferencia expresó su beneplácito por la discusión sobre sistemas de AT en la Tercera Reunión Ministerial de la Cumbre para la Observación de la Tierra que se realizará el 16 de febrero en Bruselas, Bélgica, la reunión ministerial sobre cooperación regional para la AT de tsunami los días 28 y29 de febrero en Phuket, Tailandia, y el ofrecimiento alemán para acoger una conferencia sobre AT a comienzos de 2006.

La Declaración reconoce la necesidad de usar la experiencia del sistema de AT que existe en el Océano Pacífico y enfatiza la necesidad de preparar, con la coordinación de las NU, un sistema de AT de tsunami en el Océano Índico ajustado a las circunstancias específicas de la región.

La Conferencia apreció los pasos dados por países del Océano Índico para establecer un sistema interino de AT en el Océano Índico y elogia las muchas generosas ofertas de asistencia financiera y técnica de países de todo el mundo para establecer un sistema de AT de tsunami para el Océano Índico.

SEGMENTO TEMÁTICO

MESAS REDONDAS DE ALTO NIVEL: “Riesgos de desastres – él próximo desafío del desarrollo”: Esta mesa redonda se realizó el martes 18 de enero y fue coordinada por Yvette Stevens de OCHA.

En un mensaje grabado James Wolfenshon, presidente del Banco Mundial, enfatizó el vínculo entre la pobreza y los esfuerzos para la reducción de los desastres y destacó que el desproporcionadamente alto impacto económico de los desastres en los países de bajo ingreso. Sadako Ogata, Presidente de la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA por sus siglas en inglés) dijo que fortalecer las comunidades locales es clave para la preparación para los desastres. Garet Thomas, Ministro de Desarrollo Internacional del Reino Unido, propuso levantar el perfil de la reducción de desastres en la agenda de desarrollo y encontrar soluciones prácticas.

Klaus Töpfer, Director Ejecutivo del PNUMA, subrayó que las actividades ambientalmente racionales tienen un alto beneficio para la reducción de desastres. Zephirin Diabre, Administrador Asociado del PNUD, destacó la creación de capacidades, buena gobernanza y coordinación en el manejo de riesgos de desastre. Geert van Linden, vicepresidente del Banco Asiático de Desarrollo, destacó el cambio de paradigma de la respuesta a los desastres a la mitigación y preparación. Bernd Hoffmann, Director de la Agencia Alemana de Cooperación (GTZ por sus siglas en alemán) pidió que se aumentara el financiamiento para la rara la reducción de desastres en los programas de desarrollo.

En la discusión que siguió los participantes trataron la adopción de metas a plazo, los temas de financiamiento, la cooperación técnica y la incorporación de la reducción de riesgos como un tema central en los planes de desarrollo.

Aprendiendo a vivir en riesgo: Esta mesa redonda se realizó el martes 18 de enero y fue coordinada por Meter Walter, Director del Centro Internacional Feinstein sobre el Hambre, de la Universidad Tufts.

Koichiro Matsuura, Director General de la UNESCO, dijo que la década 2005-2015 de Educación para el Desarrollo Sostenible debe incluir conocimiento y entrenamiento para la reducción de desastres. Corazón Alma de León, ex presidente de la Comisión del Monte Pinatubo, presentó un programa basado en la movilización de la comunidad escolar para responder a los peligros. Toshizo Ido describió la reconstrucción después del Gran Terremoto de Hanshin-Awaji. Edgardo Calderón Paredes, Presidente de la Comisión para el Alistamiento y Alivio de Desastres de la IFCR, describió la relación entre vulnerabilidad y desarrollo. Hans Van Ginkel, Rector de la Universidad de las Naciones Unidas, propuso un mejor conocimiento de los riesgos y vulnerabilidades mediante investigación y aprendizaje orientado a sitios específicos.

En la discusión los participantes destacaron el impulso de la sociedad civil en la reconstrucción, la protección de los tesoros nacionales, el conocimiento tradicional, y el apoyo de los votantes para las políticas de preparación apara los desastres. Un orador sugirió incorporar monitoreo y mecanismos de retroalimentación así como sanciones, en los documentos que reflejarán los resultados de la Conferencia y otro propuso fijar metas de educación para 2010.

Riesgos Emergentes: ¿Qué nos espera mañana? Esta mesa redonda se realizó el miércoles 19 y fue moderada por Sálvano Briceño, director de la ISDR.

Keith Mitchell, Primer Ministro de Grenada, dijo que la reducción de desastres requiere asociaciones efectivas con todos los interesada, voluntad política y un sistema de monitoreo global. Li Xueju, Ministro de Asuntos Civiles de China, propuso el uso de tecnología para mejorar la evaluación del riesgo, mapas de los desastres y creación de capacidades locales. Michel Jarraud, Secretario General de la OMM, enfatizó el alto retorno que tiene la inversión de reducción de desastres y dijo que lamo esta comprometida a reducir a la mitad la perdida de vidas pro desastres en la próxima década.

Ashok Kumar Rastogi, Secretario de Manejo de Desastres de India, dijo que el manejo de desastres debe ser descentralizado y puesto en el núcleo de las estrategias de desarrollo. Josef Odei, de la Organización de Manejo de Desastres de Ghana, en nombre de Thomas Broni, Ministro de Interior de Ghana, destacó que los sistemas de AT son inútiles sino están acompañados de educación para las comunidades locales. Daniel Bissau, subdirector de UN-HABITAT recomendó la adopción de códigos de construcción compulsorios y realistas, que desalienten localizaciones en áreas proclives a los desastres, descentralicen la reducción de desastres y usen nuevas tecnologías.

En la discusión, los participantes trataron la necesidad de la reducción de desastres como una inversión altamente rentable, se refirieron al cambio climático y también al vínculo entre conflictos y desastres.

SESIÓN ESPECIAL SOBRE LA PROMOCIÓN DE LA MITIGACIÓN DEL DESASTRE DEL TSUNAMI EN EL OCÉANO ÍNDICO: Esta sesión se realizó el miércoles 19 de enero y fue presidida por Koichi Nagasaka, Director General de la Agencia Japonesa de Meteorología (JMA).

Koichiro Matsuura, dijo que el sistema de AT de tsunamis para el Océano Índico podría ser implementado en menos de un año y acentuó que este plan debe extenderse a todos los países en la cuenca del Océano Índico, incluyendo los estados africanos importantes y los SIDS. En su discurso, Laura Kong, Directora del Centro de Información de Tsunamis, puso énfasis en la necesidad de rápidas evaluaciones del nivel del mar, puesta en común de datos y educación sobre las limitaciones de los sistemas de AT.

Los participantes escucharon los informes de la región del Pacífico. Charles McCreery, Director del Centro de Alerta de Tsunamis Pacífico, recomendó una visión multilateral para un sistema de AT del Océano Índico. Noritake Nishide, Director del Departamento Sismológico y Vulcanológico, JMA, presentó el sistema de AT de Japón para los tsunamis locales y distantes, incluyendo su tecnología para pronosticar. François Schindelé, Presidente del Grupo de Coordinación Internacional para el Sistema de Alerta de Tsunamis en el Pacífico, acentuó que los programas de mitigación de tsunamis deben ser ejecutados a niveles nacionales y locales y destacó dos reuniones técnicas internacionales sobre sistemas de AT de tsunamis programadas para Marzo de 2005 en París, Francia.

Después, los participantes escucharon los informes sobre el Océano Índico. Prih Harjadi, Director del Centro de Datos Geofísicos e Información de Indonesia, informó sobre la vulnerabilidad de su país a los tsunamis. Kriengkrai Khovadhana, Subdirectora General del Departamento de Meteorología de Tailandia, presentó un plan para educar a ciudadanos y turistas. K. Radhakrishnan, describió una iniciativa para mitigar el origen de las tormentas y los tsunamis. Sarath Weerawarnakula, Directora de la Oficina de Investigación Geológica y Minas de Sri Lanka, sugirió un sistema de AT tanto para ciclones como para tsunamis. Abdulahi Majeed dijo que el reciente tsunami hace retroceder dos décadas el desarrollo. Akihiro Teranishi, del Centro Asiático de Reducción de Desastres, destacó la función de la concientización básica sobre los tsunamis. Shimogouchi Tsukasa, Director de la División de Manejo de Desastres de la Agencia de Manejo de Incendios y Desastres de Japón, describió el éxito de Japón en la reducción del riesgo de los tsunamis. Reid Basher, de ISDR, dijo que el sistema de AT debería incluir especialistas en ciencias sociales y naturales y organizaciones de la sociedad civil.

Kenji Satake, presidente de la Comisión de Tsunami de la Unión Internacional de Geodesia y Geofísica, presidió el panel de discusión sobre el establecimiento y operación de un sistema de AT para tsunami. Shuhei Kazusa, Director de la Oficina de Gabinete para el Manejo de Desastres por Terremotos y Volcanes del Japón, destacó las medidas de preparación de su país. Fumihiko Imamura, del Centro de Control de Desastres de la Universidad de Tohoku, subrayó la importancia de estudiar el mecanismo de los terremotos y la propagación de los tsunamis. Geoff Love, Director de Meteorología de Australia, recomendó crear un sistema de AT para el Índico, sobre la base de las instituciones existentes a fin de asegurar su sostenibilidad.

Maryam Golnaraghi, Jefe del Programa de Prevención y Mitigación de Desastres Naturales de la OMM, señaló que en Marzo, en Yakarta, Indonesia, se realizará una reunión multidisciplinaria de expertos y destacó la importancia de los sistemas de AT para diferentes peligros. Harjadi dijo que el Centro de Información del ASEAN en Indonesia debería fortalecerse para ser un centro de información de tsunamis. Kong enfatizó la participación de las comunidades locales y las respuestas culturalmente apropiadas.

CONJUNTOS TEMÁTICOS: Durante la semana los delegados atendieron 5 paneles y 46 sesiones de conjuntos temáticos identificados en la revisión de la Estrategia de Yokohama: gobernanza, marcos institucionales y políticos para la reducción del riesgo; identificación, evaluación, monitoreo y alerta temprana del riesgo; conocimiento, innovación y educación para crear una cultura y capacidad de recuperación; reducción de los factores de riesgo subyacentes; y preparación para la respuesta efectiva. (Nota del editor: La cobertura del ENB estuvo limitada a los cinco paneles temáticos y a una sesión de cada conjunto. En el documento “Proyecto de resumen del Segmento Temático de la Conferencia sobre Reducción de Desastres” se incluye un resumen del segmento temático).

Conjunto 1 – Gobernanza, marcos institucional y político para la reducción del riesgo: Se realizaron sesiones sobre la función de las IFIs en la inclusión del riesgo en las políticas de desarrollo; plataformas nacionales; política para reducción de riesgo por la comunidad; indicadores de facilidades críticas; gobierno transparente y responsable; prevención y adaptación al cambio climático; riegos en las regiones montañosas; gobernanza local; y vulnerabilidad en las grandes ciudades.

Panel del Conjunto: Este panel se realizó el jueves 20 de enero y fue presidido por Glaudine Mtshali, de la Misión Permanente de Sudáfrica, quien dijo que el buen gobierno es un prerrequisito para dar prioridad a la reducción de riesgo en la agenda de desarrollo.

Kenneth Westgate, Asesor Regional Superior del PNUD, destacó la importancia del compromiso político, la participación de todos los sectores interesados, y recursos financieros para lograr buen gobierno en la reducción de desastres, y presentó metas voluntarias para los gobiernos. Keiichi Tango, Director Ejecutivo del Banco de Japón para la Cooperación Internacional, reclamó que los programas de reducción de riesgo se vincularan a las MDG. Irmgard Schwaetzer, presidente del Comité Alemán para la Reducción de Desastres, discutió la función de las plataformas nacionales y dijo que buen gobierno en la reducción de riesgo requiere un enfoque que incluya a todos los sectores interesados, a todos lo niveles y a todas las disciplinas. Martin Owor, Comisionado adjunto del Departamento de Preparación para Desastres y los Refugiados de Uganda, señaló que solamente un puñado de países africanos ha desarrollado estrategias nacionales para la reducción de desastres y enfatizó la necesidad de identificar a todos los sectores interesados al inicio del proceso de formulación de política para asegurar la implementación estratégica efectiva. Khursid Alam, asesor político del Equipo de Emergencia Internacional de Action Aid Internacional, enfatizó la necesidad de que la gobernanza esté centrada en la gente y asegure la participación de los grupos vulnerables.

La discusión posterior se centró en la sobrepoblación como causa raíz de la vulnerabilidad, la necesidad de que se rindan cuentas, la coordinación entre las agencias donantes y la función de las plataformas nacionales y regionales.

Sesión del Conjunto: Gobernanza local – Precondiciones para la efectiva reducción de desastres: Esta sesión se realizó el viernes 21 de enero y fue presidida por Christina Bollin, Gerente de Programa de Manejo de Riesgo de Desastre en la Cooperación para el Desarrollo de la GTZ.

Horst Müller, jefe de división de Asistencia al Desarrollo y Ayuda en la Transición del Ministerio Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania, destacó ola función de un gobierno local bueno en la reducción de riesgo. Ángeles Arenas, asesora regional del PNUD para Reducción de Desastres, dijo que las políticas de buen gobierno deben fortalecer el capital social mediante la equidad y la inclusión. Lucas Simao Renço, Administrador del Distrito Búzi de Mozambique, describió un exitoso programa de manejo de riesgo que incorpora participación en el análisis de riesgo, simulación, conocimiento tradicional y comités locales. David Smith, asesor regional de JICA para América Central, destacó la importancia de documentar tanto las perdidas de medios de subsistencia como las pérdidas de vidas. Oscar René Alcántara, representante de la sociedad civil de Honduras, señaló los beneficios de la participación de la sociedad civil en el planeamiento a largo plazo en un contexto político inestable. Mohammed Yousaf Pashtun, Ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda de Afganistán, dijo que su país tiene una nueva oportunidad de construir estructuras efectivas de gobernanza.

En la discusión los participantes se refirieron a las relaciones de las comunidades marginadas con los gobiernos municipales, al riesgo creado por el desarrollo, y a la coordinación entre los organismos de gobierno.

Conjunto 2 – Identificación, evaluación, monitoreo y alerta temprana del riesgo: Se realizaron sesiones sobre enfoque integrado de manejo de riesgo para inundaciones y sequía; peligros múltiples en asentamientos urbanos; tendencias e indicadores de vulnerabilidad; comunicación eficiente del riesgo; alerta temprana efectiva y centrada en la gente; información para formulación de política basada en evidencia y reducción del riesgo a través de la observación de la tierra.

Panel del Conjunto: El panel se realizó el miércoles 19 de enero y fue presidido por Helen Wood de la Administración Nacional de los Océanos y la Atmósfera de los Estados Unidos.

Barbara Carbby, de la Oficina de Preparación para los Desastres y Manejo de la Emergencia de Jamaica, dijo que la descentralización de la capacidad puede fortalecer las comunidades, pero que es difícil mantener el interés especialmente si los eventos extremos son poco frecuentes. Kenzo Hiroki, Ministro del Territorio, Infraestructura y Transporte de Japón, declaró que los sistemas de alerta temprana pueden reducir a la mitad para 2015 las muertes causadas por los desastres hídricos, pero solamente si ellos incluyen infraestructura de evacuación y programas de educación. Laban Ogallo, Coordinador del Centro de Monitoreo de Sequías de la OMM en Nairobi, describió la dificultad para el monitoreo en países de baja capacidad tecnológica. Eric Plate, de la Universidad de Karlsruhe, pidió un enfoque interdisciplinario del manejo del riesgo y métodos de pronóstico medido del riesgo. Sobre el establecimiento de sistemas operables de alerta temprana, Loy Rego, del Centro Asiático de Preparación para los Desastres, subrayo la necesidad de aprender de las buenas prácticas y el respeto al conocimiento local.

En la discusión los participantes se ocuparon de la definición de vulnerabilidad, de las metas con plazos establecidos, la distribución del riesgo en las comunidades pobres, los desastres causados por el hombre, y el acceso internacional a la información en tiempo real.

Sesión del Conjunto: Manejo integrado del riesgo de inundación mediante sistemas adecuados de participación en el conocimiento y creación de capacidades: Esta sesión se realizó el jueves 20 de enero y fue copresidida por Bruce Steward, director adjunto de la Oficina Australiana de Meteorología, y Akira Terakawa, directora del Secretariado para Actividades Preparatorias del Instituto de Investigación sobre Obras Públicas de la UNESCO.

Sobre participación en el conocimiento, Atu Kalourama, asesor de reducción del riesgo de la Comisión de Geociencia Aplicada del Pacifico Sur, destacó la importancia de integrar la información hidrológica y meteorológica para mejorar la respuesta y la preparación ante los desastres. Bobby Prawowo, gerente de proyecto de la Dirección General del Recurso Agua de Indonesia, subrayó el tema del flujo de los de los desechos y los sedimentos en inundaciones. Slobodan Simonovic, de la Universidad de Notario Occidental, detalló las actividades interagenciales de respuesta a las inundaciones.

Sobre creación de capacidades, Joachim Saalmüller funcionario de proyecto de la OMM asociado al programa de manejo de inundaciones, se ocupó de los aspectos legales del manejo integrado de inundaciones. Andreas Haiduk, ingeniera en recurso agua de la Autoridad del Recurso Agua de Jamaica, discutió las lecciones aprendidas del uso de instrumentos para la alerta de inundaciones. Il-Pyo Hong, investigador del Instituto de Tecnología de la Construcción de Corea, presentó un caso sobre creación de capacidades para levantar mapas de peligros de inundación. Qzi Kholiquzzaman Ahmad, presidente de Unnayanm Parishad de Bangladesh, informó sobre comités para el manejo de inundaciones en Sudasia.

Después los participantes discutieron un proyecto de declaración sobre manejo integrado del riego de inundación.

Conjunto 3 – Conocimiento, innovación y educación para crear una cultura de seguridad y capacidad de recuperación: Se realizaron sesiones sobre educación para el desarrollo sostenible; educación para profesionales jóvenes; manejo de riesgo del patrimonio cultural; acciones de investigación y desarrollo; análisis de costo-beneficio; investigación y mitigación inundaciones, aludes y terremotos; apoyo a la capacidad de recuperación de la sociedad; y creación de capacidades.

Panel del Conjunto: Este panel se realizó el miércoles 19 de enero y fue presidido por Alberto Maturana, Director de la Oficina de Emergencia Nacional de Chile.

El Director General de la UNESCO Mansura destacó la necesidad de respetar el conocimiento local. Purna Bahadur Khadka, Ministro de Asuntos Interiores de Nepal, destacó la educación formal y no formal para elevar la concientización ante los terremotos. Yukio Yoshimura, vicepresidente del Banco Mundial, destacó la Red Global de Aprendizaje para el Desarrollo, e introdujo intervención de participantes de Sri Lanka, Indonesia y Vietnam, vía vídeo conferencia. Hiroyuki Kameda de la Universidad de Tokio, hizo una presentación sobre conocimiento para el desarrollo fundado en el terreno e implementación de innovaciones en comunidades de investigación. Gloria Bratschi, especialista argentina en planeamiento de la prevención, sugirió utilizar para la prevención de riesgos los métodos empleados por la prensa. Eva von Oelreich, Directora de Política de Desastres de la IFCR, habló de la importancia de crear comunidades con capacidad de recuperación, con la debida atención de las costumbres y culturas locales. Everett Ressler, de los Servicios de Emergencia de UNICEF, destacó la vulnerabilidad de los niños a los desastres y propuso priorizar a los niños en las estrategias de reducción de desastres.

Sesión del Conjunto: Creación de una cultura de prevención, balance de género e iniciativas de concientización pública: Esta sesión se realizó el jueves 20 de enero y fue moderada por Gloria Bratschi. Cheryl Anderson, Red de Género y Desastre, informó sobre la producción del manual de referencia sobre género y desastre. Mahdavi Ariyabandu del Grupo Intermediario de Desarrollo Técnico (ITDG por sus siglas en inglés) presentó casos del sur de Asia en los que se incorporó el género en la educación pública. Ramiro Batzin, periodista, Consejo Indígena de América Central, informó sobre la aplicación del juego maya Tierra de Riesgo como una herramienta educacional para elevar el nivel de concientización sobre peligros. Ana María Bejar, Representante en Cuba de Salve los Niños del RU, describió campañas de preparación para desastres con metas vinculadas con género. Xavier Castellanos, delegado de preparación para desastres de la IFRC, discutió la responsabilidad de la prensa en el alerta de desastres. Petro Ferradas, Delegado Regional de ITDG a Cargo de Preparación se ocupó de los derechos de las poblaciones vulnerables en los desastres. Rowena Hay, Umvoto Africa, consideró a la mujer como actor poderoso en la reconstrucción de desastres. Armine Mikayelyan, presidente de Mujeres para el Desarrollo, destacó la participación de las mujeres y los niños en las Campañas Mundiales de las Naciones Unidas para la Reducción de Desastres. Ricardo Pérez oficial regional de información de la Organización Panamericana de la Salud, informó sobre el uso de novelas de radio y televisión para la educación en materia de concientización sobre desastres.

Conjunto 4 – Reducción de los factores de riesgo subyacentes: Hubo sesiones sobre financiamiento de la reducción de riesgo; riesgo de desastre y servicios financieros; manejo ambiental y reducción de desastres; políticas para edificios más seguros; manejo de desastres basado en la comunidad; subsistencia sostenible y con capacidad de recuperación; y reducción de riesgos de salud, de instalaciones para la salud y otra infraestructura crítica.

Panel del Conjunto: Este panel se realizó el martes 18 de enero y fue presidido por Borbély László, Ministro Alterno de Obras Pública y Manejo del Territorio de Rumania.

Yong Sung Park, presidente de la Cámara Internacional de Comercio, discutió la función del sector privado en el manejo de los desastres. Tsuneo Okada, Director General de la Asociación Japonesa de Prevención de los Desastres, destacó la necesidad de adecuar a los nuevos estándares los edificios existentes. Rocío Sáenz, Ministro de Salud de Costa Rica, describió la experiencia Latinoamérica sobre vulnerabilidad de los hospitales. Svein Tveitdal, Director de la División de Implementación de Política Ambiental del PNUMA, destacó los vínculos con la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (UNFCCC por sus siglas en inglés) y destacó la intención del PNUMA de establecer con el ISDR un programa global centrado en manejo ambiental en la reducción de riesgos de desastres. Hablando en nombre de Daniel Nabarro, de la Oficina del Director General OMS para las Acciones de Salud en las Crisis, Wilfried Kreisel, Director de la OMS en KOBE llamó la atención sobre la vulnerabilidad del sector salud en los desastres.

Kazunobu Onogawa, Director del Centro de las NU para el Desarrollo Regional, recomendó que para el año 2015 los países incorporaran en las políticas nacionales de desarrollo el manejo de desastres basado en la comunidad, y aseguran que las escuelas y los hospitales fueran resistentes a los desastres. Amond Dixit, Secretario General de la Sociedad de Tecnología para los Terremotos de Nepal, dijo que los riesgos subyacentes son conocidos y describió metas para códigos de edificación. Jamilah Mahmood, presidente del Comité de Trabajo de la Red Asiática de Reducción y Respuesta a los Desastres, dijo que las mujeres y los niños son los más vulnerables. Destacó la función central de las mujeres en la ecuación no formal y la importancia de la sociedad civil como la fuente de la primera respuesta.

En la discusión, los comentarios estuvieron centrados en los temas de género, la ausencia de una terminología y un marco común, un sistema de alerta temprana para el Océano Índico y la importancia de las metas del milenio.

Sesión del Conjunto: Funciones de la prevención de desastres y sustento sostenible resistente al desastre: Esta sesión se realizó el 21 de enero y fue copresidida por Tadatsugu Tanaka de la Universidad de Kyoto y Anil Subedi director de ITDG para Nepal.

Mineichi Iwanaga, Viceministro Superior de Agricultura, Silvicultura y Pesca de Japón, destacó la contribución japonesa en respuesta al desastre del Océano Índico. Yohei Sato, de la Universidad de Agricultura de Tokio, sostuvo que las actividades agrícolas en las comunidades rurales pueden aumentar la capacidad de recuperación. Sumedha Jayasena, Ministro de Promoción de la Mujer y Bienestar Social de Sri Lanka, pidió que los esfuerzos de reconstrucción estén centrados en los sustentos sostenibles. Taizo Homma, Director General de la Prefectura de Niigata, de Japón, explicó el papel de los sistemas de drenaje en la reducción de desastres.

Rogelio Concepción, Director de la Oficina de Manejo de Suelos y Agua de Filipinas, debatió sobre la multifuncionalidad de las terrazas de arroz. Fahmuddin Agus, Jefe del Instituto de Investigación del Suelo de Indonesia, destacó el rol de la silvicultura y las culturas arroceras en la reducción del riesgo de inundaciones. Wu Bin, de la Universidad de Silvicultura de Beijing, pidió educación y mejoras en el manejo. Madhavi Ariyabandu destacó el vínculo entre el cambio climático y los sustentos. Amjad Bhatti, periodista especializado en desarrollo del Instituto de Políticas de Desarrollo Rural de Pakistán, dijo que los Estados no deberían evadir su responsabilidad primaria en la provisión de seguridad a sus ciudadanos.

Conjunto 5 – Preparación para una respuesta efectiva: Hubo sesiones sobre preparación humanitaria; poner la investigación en acción; tecnologías de información y comunicación; El Niño y la seguridad alimentaria; estudio de casos de preparación; coordinación y asociación y enfoque integrado para la evaluación de desastres.

Panel del Conjunto: Preparación para una respuesta efectiva: Este panel se realizó el viernes 21 y fue presidido por Siddiqur Rahman Choudhury, Secretario del Ministerio de Manejo de Alimentación y Desastres de Bangladesh.

Carlos Scaramella, Jefe de la Unidad de Preparación y Respuesta a la Emergencia de Programa Mundial de Alimentos, describió la estrategia del Programa en la preparación para la emergencia. Randolph Kent, del Kings’ College de Londres, sostuvo que los programas y planes de reducción del riesgo de desastres deben estar contenidos por estrategias basadas en objetivos claros y concretos. Al destacar las capacidades y mecanismos existentes para reducir el riesgo de desastres, hizo hincapié en la necesidad de voluntad política para una acción preparatoria efectiva. José Llanes Guerra, Director de la Oficina Nacional de Desastres de Cuba, describió el enfoque de defensa civil cubano, enfatizando la función de las actividades comunitarias y el liderazgo local.

Fernanda Teixeira, Secretaria General de la Cruz Roja de Mozambique, puso énfasis en los enfoques a largo plazo para la preparación de desastres basada en las comunidades, la falta de financiamiento para el sostén de programas de preparación, y la necesidad de indicadores y evaluaciones que aseguren su disponibilidad. Johan Schaar, Jefe de División del Manejo de Asistencia Humanitaria y Conflictos, de la Agencia Sueca de Cooperación para el Desarrollo Internacional, destacó el desafío que representa el financiamiento de la preparación para los desastres, sugiriendo que los presupuestos para asistencia humanitaria ya son inadecuados. Tras señalar la naturaleza cambiante del riesgo, Yvette Stevens, Coordinador Asistente de Ayuda de Emergencia y Director de UN/OCHA, puso énfasis en la responsabilidad de la comunidad internacional respecto del tratamiento de los riesgos globales, regionales y locales que contribuyen a los desastres.

Luego, los participantes debatieron sobre la función de las NU en la coordinación de la preparación; la falta de priorización de la reducción de los riesgos de desastres; los vínculos entre las prioridades de la reducción de la pobreza y la preparación para los desastres; la función del Cimiento Humanitario del Proyecto Esfera y los Estándares Mínimos en la respuesta a los desastres; y la necesidad de cooperación regional.

Sesión del Conjunto: ¿Salva vidas la comunicación? La función de la información y las tecnologías de comunicación: Esta sesión se realizó el martes 18 de enero y fue coordinada por Cosmas Zavazava, Jefe de la Unidas para los Países Menos Desarrollados y Punto Focal para la Emergencia en las Telecomunicaciones de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), quién destacó el trabajo que realiza la UIT en el área de las comunicaciones de emergencia, y destacó la función crítica que tienen las telecomunicaciones en todos los aspectos de la mitigación de desastres.

Samer Halawi, Director Regional de Inmarsat Limitada para Medio Oriente y África, dio ejemplos de cómo se salvan vidas y se facilitan las operaciones de ayuda con las tecnologías existentes para las telecomunicaciones por satélite. Explicó las actividades de Télécoms sans Frontières ayudando a establecer comunicaciones para las comunidades afectadas. Naoko Iwasaki, Director Adjunto de la División de Cooperación Internacional de la UIT, Centro de Tecnologías de Información y Comunicación, Universidad Waseda, destacó la función de las universidades en el manejo de desastres y su cooperación con los gobiernos y el sector privado. Gary Fowlie, Jefe de Relaciones con la Prensa e Información Pública de la UIT, habló sobre la contribución de actividades bajo la Cumbre Mundial de la Sociedad de Información.

En la discusión que siguió, se formularon preguntas sobre mejorar el acceso a los sistemas de comunicaciones de los países en desarrollo y las comunidades vulnerables, los costos de las tecnologías modernas; las iniciativas de la UIT sobre manejo de desastres, y la función de la educación mundial de en la reducción del riesgo.

SESIONES REGIONALES: Durante la semana se realizaron cinco sesiones regionales. El 19 de enero se efectuó una reunión regional sobre América Central. Las reuniones regionales sobre los SIDS y Asia se hicieron el 20 de enero, y la sesión sobre “Proximidad Geográfica – amenazas comunes”, el 21 de enero.

INFORME SOBRE LAS DISCUSIONES DEL SEGMENTO TEMÁTICO: La Conferencia escuchó el informe sobre el Segmento Temático el sábado 22 de enero en el plenario. Se distribuyó un resumen del informe con una descripción inicial de los temas y los asuntos emergentes, y más tarde se publicará en la página web de la Conferencia http://www.unisdr.org/wcdr un análisis más completo. El informe expresa la esperanza que los resultados del segmento temático guiará la implementación de Marco para la Acción de Hyogo y la Declaración, y enfatiza los frecuentes pedidos de los participantes una acción “concreta, visible y adecuadamente financiada”. El informe resume los temas clave debatidos en las mesas redondas, paneles temáticos y sesiones de discusión, y destaca que el tema de mayor coincidencia y más recurrente fue la incorporación de la reducción de los riesgos de desastre en el desarrollo sostenible y vincularlo con los objetivos de las MDGs.

Los presidentes de cada panel temático también informaron sobre las discusiones de la semana.

Al informar sobre el Conjunto 1, Mtshali destacó la necesidad de integrar la reducción de riesgo de desastre en el planeamiento para el desarrollo. Dijo que el buen gobierno apuntalado por la justicia social es un prerrequisito para la reducción de riesgo y debe incorporar fuerte liderazgo, descentralización, cooperación nacional y un proceso preparatorio que genere en la comunidad la capacidad de recuperarse y que se centre en lo pobres y los vulnerables.

Wood informó sobre el Conjunto 2 y destacó la importancia de la alerta temprana centrada en la gente, los enfoques interdisciplinarios y las políticas que vinculen las dimensiones local, nacional e internacional e incorporen el conocimiento tradicional.

Maturana informó sobre el conjunto 3, destacando la función especial de los niños y las escuelas como agentes de educación y dijo que los medios de prensa, que ya son eficientes para informar sobre los desastres, deberían ser una poderosa herramienta para educar sobre los desastres.

Un delegado rumano al informar en nombre de Lászlo, identificó varios factores que contribuyen al riesgo de desastre y dijo que las áreas que para considerar en el futuro incluyen esas vulnerabilidades, herramientas para el manejo del desarrollo, promoción de la participación en el riesgo financiero, y el desarrollo de asociaciones publico–privadas.

Choudhury informó sobre el Conjunto 5. Señalo que mientras se reconoce ampliamente que los factores de riesgo están aumentando, son inadecuadamente entendidos e insuficientemente atendidos, y agregó que esos problemas son particularmente importantes en la esfera del cambio climático.

Rowena Hay informó al plenario sobre los resultados de los actos regionales. Dijo que las regiones han hecho progreso significante en el desarrollo de políticas a largo plazo, marcos estratégicos e institucionales, y que el creciente reconocimiento de los desastres transfronterizos ha alimentado iniciativas regionales. Destacó que los eventos extremos produjeron un “cambio en el quantum de concientización” pero que el cambio proactivo es lento, y pidió “paciencia para la comunidad y compromiso firme”.

FORO PÚBLICO

El sábado 22 de enero en el plenario, Takahiro Harada, subdirector general para el Manejo de Desastres de la Oficina del Gabinete de Japón, informó sobre el Foro Publico que se realizó entre el 18 y el 22 de enero y que consistió en una serie de talleres, cabinas de exhibición, sesiones de pósters y centros de servicios. Dijo que aproximadamente 40.000 personas visitaron el Foro, que había sido preparado y coordinado con la Secretaría de la Conferencia y los gobiernos de Japón y Hyogo. Elogió el Foro porque permitió compartir experiencias y lecciones aprendidas del Gran Terremoto Hansin-Awaji y haber hecho una significativa contribución al establecimiento de redes para establecer comunidades con capacidad de recuperación.

En la página en Internet de la Conferencia http://www.unisdr.org/wcdr hay disponible más información sobre el foro.

SESIÓN DE CLAUSURA

La sesión de clausura de la Conferencia se realizó el sábado 22 de enero. Los delegados escucharon informes sobre las discusiones en el Segmento Temático y el Foro Público y el trabajo del Comité de Credenciales y adoptaron el programa resultante denominado “Construyendo la capacidad de las naciones y las comunidades para recuperarse de los desastres: Marco de Hyogo para la Acción 2005-2015” (A/CONF.206/L.2/Rev.1) y la Declaración de Hyogo (A/CONF.206/L.3/Rev.1).

En sus discursos de cierre los delegados elogiaron los documentos que habían negociado. Sudan, en nombre del grupo africano, dijo que su región no ahorrará esfuerzos para asegurar la efectiva implementación de los resultados de la WCDR. Irán, en nombre del grupo asiático, manifestó la esperanza que las prioridades definidas en el documento sean plenamente implementadas en la próxima década. Rumania, en nombre del grupo de Europa Oriental, expresó su confianza en que los documentos aprobados darán orientación para la reducción del riesgo. Brasil, en nombre del grupo de América Latina y el Caribe, dijo que el Marco y la Declaración conducirán a una nueva concientización internacional sobre los desastres. Alemania, en nombre del grupo de Europa Occidental y otros países dijo que el acuerdo demuestra la unidad del compromiso internacional para reducir los riesgos de desastre. La Cruz Roja de Japón expresó que las tareas a cumplir incluyen transformar las declaraciones en acciones concretas y establecer metas e indicadores sólidos.

La Declaración de la Sociedad Civil a la WCDR fue presentada al plenario por Zenida Delica, directora del Centro de Preparación para el Desastre, en nombre de las organizaciones de la sociedad civil y los investigadores de manejo y respuesta a los desastres. La Declaración expresa pesar por la muerte de las víctimas del tsunami y por aquellos que fueron afectados, y comparte la compasión de quienes participaron en los esfuerzos de rescate. Reconoce que es responsabilidad de todos traducir el pesar y la compasión en un compromiso duradero y que la sociedad civil convierta en acción en la próxima década la visión de la Conferencia. También manifiesta que no han llegado a los documentos las declaraciones apasionadas hechas en el plenario y la intimidad de los Intercambios en las sesiones temáticas, y que los gobiernos evitan asumir responsabilidades en lugar de hacer los compromisos más fuertes posibles. Declara que la voluntad política es la condición más importante para la reducción de desastres y que estuvo ausente en los años que siguieren a la adopción de la Estrategia de Yokohama. Además reconoce que la reducción del riesgo de desastres es un elemento esencial del desarrollo y pide su incorporación dentro de las metas del milenio y la formulación de objetivos y la asignación de fondos especialmente dedicados para una acción responsable y transparente. Finalmente urge a los delegados a asegurar que el los documentos resultantes garanticen un compromiso político sostenido y se conviertan en acción para convertir al mundo en un lugar más seguro.

El Relator de la Conferencia Moghimi presentó el proyecto de informe (A/CONF.206/L.7) y señaló que será completado después de la terminación de la Conferencia, que endosó el proyecto.

En sus comentarios finales Jan Egeland destacó que el desastre del Océano Índico profundizó la obligación de la comunidad internacional de establecer un marco claro de acción para reducir el riesgo de desastres y construir en las comunidades la capacidad de recuperarse. Por ello destacó el compromiso de la WCDR en, por ejemplo, la utilización del enfoque de riesgo múltiple para la reducción de desastres; colocar los desastres en el centro de la política e integrarlos en el trabajo de desarrollo; acortar la distancia en el desarrollo para permitir la reducción del riesgo por los actores de la sociedad civil y las comunidades afectadas; reducir las lagunas de conocimiento y acción; y construir sobre el momentum creado por la Conferencia para acelerar la implementación del Marco de Acción de Hyogo. Recordó que se ha pedido a la Secretaría de la ISDR y a IATF que preparen indicadores de implementación y agregó que aunque los documentos no son legalmente vinculantes, tiene un fuerte compromiso moral para guiar a los Estados en sus acciones. Finalmente destacó las asociaciones que se desarrollaron durante la Conferencia incluyendo la Plataforma Internacional para la Alerta Temprana, la Iniciativa Internacional sobre Inundaciones, y una alianza para la reducción de riesgo en los terremotos.

El Presidente Murata destacó el éxito de la Conferencia en levantar el perfil de la reducción de los riesgos de desastre en la agenda internacional. Dijo que reducir la vulnerabilidad a los peligros es responsabilidad de los Estados y las comunidades y que la humanidad ha avanzado lo suficiente como para ser capaz de evitar los desastres. Urgió para que el compromiso y la decisión demostrados en la Conferencia se tradujeran en acciones reales. Agradeció y clausuró la Conferencia a las 12.32 PM

BREVE ANÁLISIS DE LA CONFERENCIA

Aún antes que los delegados a la Conferencia Mundial sobre Reducción de Desastres (WCDR) hubieran completado su trabajo, una sensación general de satisfacción reinaba en los salones de baile del Hotel Kobe-Hyogo Portopia, y se vía a muchos felicitándose recíprocamente por este especial acontecimiento internacional. Habiendo llegado, como ocurrió, en la huella fresca de una de los más devastadores desastres en los últimos cien año (el terremoto-tsunami del 26 de diciembre) un movimiento tectónico recuperó a la Conferencia de su relativa oscuridad para ponerla en el centro de la escena mundial y la WCDR fue reconocida como una respuesta exitosa a las necesidades del mundo con asombrosa precisión temporal.

Si el crecimiento del perfil político en el último momento, la concurrencia y la atención de la prensa generó preocupación sobre si el trabajo programado de la Conferencia podría desorganizarse, las preocupaciones se fueron borrando cuando los participantes consiguieron ocuparse de las urgentes necesidades de la cuenca del Océano Índico mientras conservaron la atención en el objetivo de largo plazo de reducir los riesgos de desastre y la vulnerabilidad. Este breve análisis ofrece una visión de las discusiones en Kobe, señala algunos temas controversiales en la negociación de los resultados de la Conferencia e identifica algunos desafíos para su implementación.

ENFRENTADO EL DESASTRE

Hubo preocupaciones iniciales que la devastación que había llegado a los países del Océano Índico y su secuela de una extraordinaria respuesta humanitaria y periodística, podría empequeñecer a la Conferencia que comenzó con un perfil que nunca demasiado prominente entre las otras “conferencias mundiales”. A través del proceso preparatorio fue claro que la convocatoria se orientaría más hacia los expertos técnicos y mucho antes había sido decidido que la reunión sería a nivel de funcionarios jerárquicos.

Sin embargo debe ser reconocido a los organizadores que el difícil trabajo invertido en el proceso preparatorio retribuyó generosamente cuando ellos diseñaron una agenda que no sólo incluyó sesiones especiales sobre el desastre en el Océano Índico, sino que también permitió redirigir la atención hacia la tarea menos atrayente de ocuparse del absorbente problema de diseñar un marco para la reducción del riesgo de desastre a largo plazo. El compromiso de Japón como país anfitrión de la WCDR también contribuyó a este éxito. En realidad la conmemoración del gran terremoto Hanshin-Awaji de 1995 al comienzo de la Conferencia, y la prominencia de este y otros casos a través de compartir experiencias y lecciones aprendidas en las sesiones temáticas, aseguró que las consideraciones de largo plazo sobre preparación para el desastre, concientización y mitigación estuvieran presentes siempre.

Los delegados consideraron el desastre del terremoto-tsunami primero en una sesión especial temática dedicada al establecimiento de un sistema de alerta temprana y después en una sesión plenaria especial en la que muchos países y organizaciones prometieron su apoyo técnico, de información y financiero, bajo la coordinación de las NU, para un sistema de alerta temprana en el Océano Índico. La conferencia emitió una declaración conjunta que describe las previsiones para un sistema interino de alerta temprana y compromisos para un proceso que comenzará con empeño en marzo próximo, en una reunión técnica patrocinada por la UNESCO.

Además, y quizás estimuladas por la abundantes presentaciones emocionales y el moderador impacto de la embestida de ondas difundidas al inicio de las sesiones técnicas, se alcanzó un consenso sobre el Marco de Hyogo para la Acción, que lleva considerable peso político y moral. El mensaje de la Conferencia enfatiza el carácter central de la integración de la reducción de riesgo de desastre en las políticas, programas y estrategias de desarrollo sostenible y reducción de la pobreza. También incluye un impresionante conjunto de directrices y sugerencias prácticas para que sigan todos los países si quieren estar preparados para enfrentar el crecimiento creciente en la incidencia de las catástrofes naturales y las generadas por la actividad humana.

RESULTADOS DE HYOGO

Como cualquier texto preparado por 168 Estados, con aportes de docenas de actores intergubernamentales y de otra naturaleza, la redacción final representa compromisos en muchos temas. Debe reconocerse que los países fueron moderados al considerar los asuntos más controversiales. Por ejemplo, los desastres provocados por la tecnología no generaron tanta confrontación como algunos esperaban. En realidad hubo un entendimiento tácito que temas tan complicados como el terrorismo y la seguridad nuclear no deberían crear el riesgo de descarrilar las negociaciones.

Sin embargo, al comienzo parecía difícil alcanzar un acuerdo sobre el controvertido vínculo entre los desastres y el cambio climático. Los Estados Unidos y algunos de sus aliados más cercanos cuestionan el cambio climático como un factor contribuyente principal para el aumento del número de calamidades naturales en todo el mundo, mientras otras delegaciones, en particular la Unión Europea y los SIDS, insistieron en la importancia de ese vínculo causal entre el aumento de los peligros y el cambio climático. La importancia de este tema se hizo evidente por la abundante concurrencia a las pocas sesiones temáticas en que se consideró. Sin embargo, y a pesar de las posiciones atrincheradas, en la hora once Marco Ferrari, el hábil suizo que presidía el Comité Principal, pudo mediar para un arreglo que reconoce tanto el cambio climático como la variabilidad.

En contraste con otros diálogos gubernamentales, la “buena gobernanza” no fue predicada con el mismo grado de fervor. Algunos delegados cuestionaron privadamente su aplicabilidad en situaciones de emergencia en las que la preparación efectiva y la rápida rehabilitación bajo un comando centralizado pueden ser más importantes. Se escuchó a otros diciendo que, mientras Cuba no califica para “buena gobernanza” para los estándares de ciertos gobiernos, su exitoso sistema de defensa civil y respuesta a los huracanes, fue elogiado en toda la reunión.

Opiniones divergentes sobre el tema de la revisión estuvieron estrechamente asociadas con el pedido de muchos países para desarrollar metas e indicadores. Al final los delegados acordaron “revisar apropiadamente” el Marco de implementación, si establecer plazos específicos. Sin embargo, algunos confiaban que la naturaleza abierta de la provisión sobre revisión estaba balanceada por el acuerdo en que los países desarrollarían indicadores genéricos, realistas y mensurables, un primer paso necesario para observar el progreso.

La mayor crítica al documento presentada por los participantes es la ausencia de una claro compromiso de los donantes y la falta de plazos para cumplir las metas. En realidad, hasta la referencia a reducir a la mitad para el 2015 la pérdida de vidas producida desastres generados por las aguas, fue relegado a una nota al pié. Además, intentos para introducir obligaciones bien definidas, especialmente para la provisión de recursos financieros a los países en desarrollo, fueron firmemente rechazadas por los donantes poderosos. La sociedad civil, representada por más de 160 ONGs participantes, fue particularmente expresiva en este punto, y en su declaración en el plenario de clausura pidieron la incorporación de la reducción de riesgos de desastre en las metas de desarrollo, otorgándoles prioridad como una necesidad básica. Destacaron la desconexión entre el acuerdo final y las sesiones prácticas sobre los conjuntos y criticaron a los gobiernos por “optar por una visión en lugar de acción”.

EL CAMINO AL 2015

El Marco de Hyogo para la Acción 2005-2015 es exactamente eso: un marco. Mientras destaca la función de los sistemas de alerta temprana para los desastres naturales, las telecomunicaciones avanzadas y el libre intercambio de información, la Conferencia subraya que la realización de arreglos técnicos no es la única respuesta. Consecuentemente la prueba de las decisiones de la Conferencia residirá en un amplio espectro de actividades centradas en la gente, entrenamiento y educación de las comunidades locales, soporte tecnológico y enfoques regionales, en síntesis, impregnar una cultura de prevención a todos los niveles. Esta traducción del Marco en acción concreta a todos los niveles es la esencia de la Declaración de Hyogo (cuyo proyecto original fue preparado por el gobierno anfitrión) que captura el espíritu de la determinación política y la solidaridad internacional, generada por los hechos recientes y reforzada por la Conferencia.

La opinión predominante en Kobe era que el éxito de la Conferencia será juzgado por el grado de coordinación y coherencia entre todos los actores relevantes. Muchos observaron que, probablemente en razón de su atención en peligros reales o presentes, la WCDR sorprendentemente se despolitizó. En realidad, al contrario de otras conferencias donde los estados dominaron el proceso preparatorio, las preparaciones de la Conferencia fueron un esfuerzo cuidadosamente combinado entre las contribuciones de los gobiernos, de la Secretaría y de la Fuerza de Trabajo Interagencial. Los delegados también elogiaron el desempeño de la Secretaría de la ISDR y se oyó la esperanza de algunos en que todos los esfuerzos internacionales pudieran ser encauzados en un proceso único bajo la autoridad de las UN.

Sin embargo, en los publicitados alrededores de la Conferencia algunas voces precavidas trataron de poner el problema de la reducción de desastres en una perspectiva más amplia. Inclusive cuando los delegados elogiaron la humanitaria respuesta mundial sin precedentes ante el desastre del Océano Índico, algunas pocas intervenciones desapasionadas recordaron a la Conferencia que una semana de muertes causadas por la pobreza, el hambre y las enfermedades contagiosas excede con amplitud la devastación causada por el tsunami. El desafío para la comunidad dedicada ala reducción de desastres al hincar la próxima década de acción, será aplicar sus conocimientos, herramientas y esfuerzos para atender penetrantes “tsunamis silenciosos” que tan frecuentemente pasan por debajo del radar de la prensa mundial y de la comunidad que se concentra más en los eventos extremos.

En uno de los conjuntos temáticos, un panelista recordó el hundimiento del Titanic y comparó el efecto del terremoto-tsunami con el impacto que recibió la opinión pública mundial en 1912. Las herramientas para evitar el desastre estaban allí, pero los mensajes en código Morse no fueron escuchados a tiempo, las luces de emergencia fueron ignoradas por los buques que pasaban y los botes salvavidas fueron insuficientes. La tragedia llevó a repensar las reglas de la seguridad en el mar. Hoy, la Conferencia Mundial sobre la Reducción de Desastres ha tratado de hacer exactamente eso, construyendo sobre la Estrategia de Yokohama y respondiendo a los gritos de “Nunca más”. Queda para ver si perdura el trabajo de base hecho en Kobe para un reajuste mayor de las reglas de seguridad para un mundo propenso al desastre.

PRÓXIMAS REUNIONES

EVITAR EL CAMBIO CLIMÁTICO PELIGROSO – SIMPOSIO CIENTÍFICO SOBRE LA ESTABILIZACIÓN DE GASES DE EFECTO INVERNADERO: Este simposio se realizará del 1 al 3 de febrero de 2005, en el Centro Hadley para la Investigación y Predicción Climática, en Exeter, RU. Para más información contacte a: Rhian Checkland; tel: +44-20-7008-8139; fax: +44-20-7008-8206; e-mail: rhian.checkland@cvg.gov.uk; internet: http://www.stabilisation2005.com 

REUNIÓN ANUAL DEL INSTITUTO DE INVESTIGACIÓN EN INGENIERÍA DE LOS TERREMOTOS 2005: Esta reunión se llevará a cabo en Ixtapa, México, del 2 al 6 de febrero de 2005. En conmemoración de 20º aniversario del terremoto de Ciudad de México, esta reunión destacará el impacto del evento y el progreso resultante alcanzado en todos los campos relacionados con el riesgo de los terremotos. Para más información contacte a: EERI; tel: +1-510-451-0905; fax: +1-510-451-5411; e-mail: eeri@eeri.org; internet: http://www.eeri.org/news/meetings/05am.html 

26ª CONFERENCIA ANUAL DEL MANEJO INTERNACIONAL DEL DESASTRE: Esta conferencia se realizará en Orlando, Florida, EE.UU., del 3 al 6 de febrero de 2005. Para más información contacte a: John Todaro, Director; tel: +1-407-281-7396 ext.17; fax: +1-407-281-4407; e-mail: jtodaro@femf.org; internet: http://www.emlrc.org/disaster2005.htm 

CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE RIESGOS COSTEROS: Esta conferencia se reunirá en Thanjavur, India, del 9 al 11 de febrero de 2005. Para más información contacte a: H.R. Vasanthi, SASTRA Deemed University; tel: +91-4362-235842; fax: +91-4362-264346; e-mail: vasanthi@biotech.sastra.edu; internet: http://www.sastra.edu/icch/index.htm  

8º CONGRESO MUNDIAL SOBRE ESTRÉS, TRAUMA Y SUPERACIÓN: Este congreso es auspiciado por la Fundación Internacional de Stress por Incidentes Críticos (ICISF) y se realizará en Baltimore, Maryland, EE.UU., del 16 al 20 de febrero de 2005. Para más información contacte a: Shelley Cohen, ICISF; tel: +1-410-750-9600; fax: +1-410-750-9601; e-mail: scohen@icisf.org; internet: http://www.icisf.org/8WC 

PRIMER SIMPOSIO INTERNACIONAL SOBRE GEOINFORMACIÓN PARA EL MANEJO DE DESASTRES: Esta conferencia se realizará en Delft, Holanda, del 21 al 23 de marzo de 2005. Para más información contacte a: Elfriede Fendel, Delft University of Technology; tel: +31-15-2784548; fax: +31-15-2784422; e-mail: e.fendel@otb.tudelft.nl; internet: http://www.gdmc.nl/gi4dm  

INGENIERÍA COSTERA 2005 – SÉPTIMA CONFERENCIA MUNDIAL SOBRE MODELADO, MEDIDAS, INGENIERÍA Y MANEJO DE LOS MARES Y ÁREAS COSTERAS: Esta reunión de desarrollará en Algarve, Portugal, del 13 al 15 de abril de 2005. Para más información contacte a: Rachel Green, Wessex Institute of Technology; tel: +44-238-0293223; fax: +44-238-029-2853; e-mail: rgreen@wessex.ac.uk; internet: http://www.wessex.ac.uk/conferences/2005/coastal2005 

SEGUNDA CONFERENCIA ANUAL SOBRE SISTEMAS DE INFORMACIÓN PARA LA RESPUESTA A LA CRISIS Y SU MANEJO (ISCRAM2005): Esta conferencia se realizará en Bruselas, Bélgica, del 18 al 20 de abril de 2005. Para más información contacte a: ISCRAM Secretaría; tel: +31-13-466-2018; fax: +31-13-466-3069; e-mail: iscram2005@uvt.nl; internet: http://www.iscram.org/index.php?option=content&task=view&id=243&Itemid=2 

16ª CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE CALENTAMIENTO MUNDIAL: Esta conferencia se realizará en New York, NY, EE.UU., del 19 al 21 de abril de 2005. Para más información contacte a: James Roberts, GWXVI International Programme Committee; tel: +1-630-910-1551; fax: +1-630-910-1561; e-mail: jroberts@globalwarming.net; internet: http://www.globalwarming.net 

CONFERENCIA SOBRE SOLUCIONES PARA LOS DESASTRES COSTEROS 2005: Esta reunión se llevará a cabo en Charleston, South Carolina, EE.UU., del 8 al 11 de mayo de 2005. Para más información contacte a: American Society of Civil Engineers; tel: +1-703-295-6300; fax: +1-703-295-6144; e-mail: conferences@asce.org; internet:
http://www.asce.org/conferences/cd05 

14� CONGRESO MUNDIAL DE DESASTRES Y MEDICINA DE EMERGENCIAS: Se reunir� en Edimburgo, RU, del 16 al 20 de mayo de 2005. Para m�s informaci�n contacte a: Concorde Services; tel: +44-141-331-0123; fax: +44-141-331-0123; e-mail: info@wcdem2005.org; internet: http://www.wcdem2005.org

1� CONFERENCIA INTERNACIONAL ALEXANDER VON HUMBOLDT SOBRE EL FEN�MENO DE EL NI�O Y SU IMPACTO MUNDIAL: Esta conferencia se realizar� en Guayaquil, Ecuador, del 16 al 20 de mayo de 2005. Para m�s informaci�n contacte a: European Geosciences Union; tel: +49-5556-1440; fax: +49-5556-4709; e-mail: egu@copernicus.org; internet: http://www.copernicus.org/EGU/topconf/avh1 

22� PER�ODO DE SESIONES DE LOS �RGANOS SUBSIDIARIOS DE LA CMNUCC: El 22� per�odo de sesiones de los �rganos Subsidiarios de la CMNUCC se llevar� a cabo del 16 al 27 de mayo de 2005, en Bonn, Alemania. Para m�s informaci�n contacte a: UNFCCC Secretar�a; tel: +49-228-815-1000; fax: +49-228-815-1999; e-mail: secretariat@unfccc.int; internet: http://unfccc.int 

12� CONFERENCIA ANUAL DE TIEMS: Con el auspicio de la Sociedad de Manejo Internacional de la Emergencia, esta reuni�n se realizar� en Torshavn, Islas Faroe, Dinamarca, del 24 al 27 de mayo de 2005. Para m�s informaci�n contacte a: R�gvi Finnsson Johansen, TIEMS International Councilor; tel: +298-353030; fax: +298 351301; e-mail: Rogvi.Johansen@tiems.org; internet: http://www.tiems.org 

12� CONFERENCIA REGIONAL DE MANEJADORES DE DESASTRES: Esta conferencia se realizar� en Lae, Papua New Guinea, del 7 al 9 de junio de 2005. Para m�s informaci�n contacte a: South Pacific Applied Geoscience Commission; tel: +679-338-1377; fax: +679-337-0040; e-mail: kata@sopac.org; internet: http://www.sopac.org/tiki/tiki-index.php?page=12th+Regional+Disasters+Managers+Meeting 

31er SIMPOSIO INTERNACIONAL SOBRE PERCEPCI�N REMOTA DEL MEDIO AMBIENTE (ISRSE) � MONITOREO MUNDIAL POR LA SOSTENIBILIDAD Y LA SEGURIDAD: Este simposio se realizar� en San Petersburgo, Federaci�n Rusa, del 20 al 24 de junio de 2005. Para m�s informaci�n contacte a: ISRSE Secretar�a; tel: +1-520-621-8567; fax: +1-520-621-8567; e-mail: isrse@email.arizona.edu; internet: http://www.niersc.spb.ru/isrse 

15� CONFERENCIA MUNDIAL DE MANEJO DE DESASTRES: Esta conferencia se realizar� del 10 al 13 de julio de 2005, enToronto, Canada. Para m�s informaci�n contacte a: Alysone Will, Conference Coordinator; tel: +1-416-595-1414 ext.224; fax: +1-416-979-1819; e-mail: coord@wcdm.org; internet: http://www.wcdm.org/wcdm_prog14.html

CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE REDUCCI�N DE DESASTRES � CONECTANDO GOBIERNOS, ORGANISMOS DE ASISTENCIA Y AL MUNDO CORPORATIVO: Esta conferencia se realizar� del 16 al 18 de noviembre de 2005, en Mumbai, India. Para m�s informaci�n contacte a: Satya Swaroop, New Media Communication; tel: +91-22-2851-6690; fax: +91-22-2851-5279; e-mail: satya@newmediacomm.biz; internet: http://www.newmediacomm.com


Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Alice Bisiaux, Rachel Carrell, Pia Kohler, Lisa Schipper, Ph.D., y Andrey Vavilov, Ph.D. Editor de Contenido Digital: Francis Dejon. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Informaci�n de IISD: Langston James �Kimo� Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Bolet�n es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bureau de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Breta�a (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, y la Comisi�n Europea (DG-ENV). El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2005 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Gesti�n de la Agricultura, la Silvicultura, el Medio Ambiente y el Agua de Austria, los Ministerios de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Suecia, el Ministerio de Medio Ambiente y el de Relaciones Exteriores de Noruega, el Ministerio de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Finlandia, Swan Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de IISD o de sus auspiciantes. Extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita acad�mica correspondiente. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n de IISD por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA.