Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 25 No. 28
Miércoles 14 de junio de 200
6

HECHOS DESTACADOS DE PACONUODM-7:

MARTES 13 DE JUNIO DE 2006

El martes, los delegados de la séptima reunión del Proceso Abierto Consultivo Oficioso sobre Océanos y Ley del Mar (PACONUODM-7 o Proceso Consultivo) volvieron a reunirse en un panel de discusión acerca de el enfoque hacia los ecosistemas y los océanos. Por la mañana, se hicieron presentaciones y hubo un debate sobre “en camino a la implementación: implicancias de los elementos habilitantes”. Por la tarde, en tanto, los delegados se ocuparon de las lecciones aprendidas a partir de la implementación de enfoques hacia el ecosistema a nivel nacional en los Estados desarrollados. Y durante la noche, se reunión un grupo de Amigos de los Copresidentes —dirigido por Renée Sauvé (Canadá)— para preparar los elementos de las recomendaciones a la Asamblea General, a ser considerados en el plenario del viernes.

PANEL DE DISCUSIÓN SOBRE ENFOQUES HACIA EL ECOSISTEMA Y OCÉANOS

EN CAMINO HACIA LA IMPLEMENTACIÓN: IMPLICANCIAS DE LOS ELEMENTOS HABILITANTES: Presentaciones: Jake Rice, del Departamento de Pesquerías y Océanos de Canadá, discutió la función de los asesores científicos en la implementación del enfoques hacia los ecosistemas. Dijo que un cambio significativo en la gestión no se dará de un modo rápido, y advirtió que esperar por la gestión y la gobernanza integrada demorará posibles medidas de conservación. Asimismo, Rice sostuvo que aunque hay una carencia de información comprehensiva para la implementación del enfoque hacia los ecosistemas, sí existe capacidad de brindar asesoramiento útil. Reconoció la dificultad de asesorar sobre los efectos indirectos de las actividades humanas sobre las interacciones de predadores/presas/competidores. Y destacó la necesidad de facilitar las evaluaciones marinas regionales y globales por parte de amplios equipos de expertos, políticamente independientes, pero apoyados por los gobiernos.

Serge García, de la División de Recursos Pesqueros de la FAO, presentó el marco de implementación de la FAO y la agenda para el enfoque hacia el ecosistema de las pesquerías, haciendo hincapié en que una implementación exitosa depende del logro de apoyo político y comunitario, la viabilidad económica y social, y la suficiente capacidad administrativa y de investigación. Además, informó que la implementación del enfoque hacia el ecosistema en las pesquerías es embrionario y debe ser progresivo, adaptativo, multifacético y trans-institucional. García dijo que los problemas existentes en relación al libre acceso, los subsidios perversos, la pesca ilegal, la ineficaz gobernanza en alta mar, la falta de financiamiento para la investigación y la pobre administración deben ser resueltos para que la aplicación del enfoque hacia los ecosistemas en las pesquerías sea un éxito.

Michael O’Toole, del Programa de Grandes Ambientes Marinos de l Corriente de Benguela, explicó que la iniciativa conjunta de Angola, Namibia y Sudáfrica busca mejorar la capacidad de esos países de tratar con cuestiones vinculadas a la gestión fronteriza y lograr la gestión sostenible e integrada de los recursos marinos de la región. Hizo además una lista de los componentes clave del programa, entre los que incluyó: la evaluación conjunta de las existencias de peces compartidas; la armonización de los procedimientos de monitoreo y gestión; la evaluación del impacto de la minería del fondo marino; el establecimiento de un sistema de alerta temprana para los eventos extremos; y la evaluación y conservación de la diversidad biológica marina. O’Toole destacó asimismo el desarrollo y la implementación de un enfoque hacia el ecosistema para la gestión de pesquerías en la Corriente de Benguela, y la cooperación y las alianzas con los órganos regionales e internacionales.

John Richardson, de la Comisión Europea (CE), se refirió al Documento Verde de la UE sobre una futura política marina y su significado para la gestión basada en los ecosistemas. También destacó las barreras que enfrenta la implementación del enfoque basado en los ecosistemas, entre los que incluyó: estructuras de gobierno y modelos de ecosistemas fragmentados; la dificultad de equilibrar los daos científicos y económicos por el cambio de líneas de base; y la necesidad de un marco de implementación descentralizado adaptado a los diversos ecosistemas. En cuanto al camino hacia delante, destacó el pasaje desde los instrumentos individuales hacia arreglos integrados, la mayor participación de los sectores interesados en el logro de los acuerdos sociales sobre los objetivos, y la mejora de la supervisión para un efectivo monitoreo y aplicación.

Discusión: En cuanto a las áreas que están fuera de las jurisdicciones nacionales, la UE señaló la falta de gobernanza en estas áreas y pidió que se desarrolle un acuerdo para la protección del medio ambiente marino. También instó a la adopción de medidas interinas en las áreas de alta mar en donde no existen organizaciones regionales de gestión de pesquerías. El Consejo de Defensa de los Recursos Naturales (CDRN) acordó, e instó a otros países involucrados en el Acuerdo sobre Pesquerías del Sur del Océano Índico a que adopten la suspensión interina del arrastre del fondo del mar. La Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) subrayó su apoyo a la prohibición interina de la pesca de arrastre en alta mar. Y Richardson reconoció la posibilidad de prohibir cierto tipo de motores de pesca y prácticas destructivas.

Con respecto a la información científica, EE.UU. subrayó la importancia del asesoramiento científico imparcial para la implementación del enfoque hacia los ecosistemas. Rice hizo hincapié en que el asesoramiento científico puede informar a las políticas y conducir a un mayor cumplimiento son aumentar la complejidad.

En cuanto a la cooperación regional, la CE se opuso a quienes sostienen que las ORGPs no han podido cumplir con su misión de respecto de la conservación. El FMAM subrayó que el proceso del programa de GAM incluye el establecimiento de comités interdepartamentales de gobierno en los países miembros, el desarrollo y análisis de investigación científica cooperativa y transfronteriza, y el desarrollo de un programa de acción estratégico para el abordaje de las preocupaciones transfronterizas. TAILANDIA destacó la necesidad de cooperación en respuesta a las amenazas de las zonas oceánicas críticas, e hizo hincapié en las diferencias regionales de los enfoques basados en los ecosistemas. NORUEGA subrayó la necesidad de coordinación intersectorial, y cuestionó el significado de la “gobernanza inclusiva”. El Copresidente Ridgeway subrayó la función de las NU como órgano integrador. En cuanto a la participación de los sectores interesados, EE.UU. señaló la necesidad de ofrecer incentivos a todos los sectores para que participen en la gestión basada en los ecosistemas. CANADÁ subrayó la importancia de lograr que haya una apropiación conjunta de los objetivos compartidos para reducir la necesidad de imponer del cambio desde arriba hacia abajo.

Con respecto a los recursos para la implementación de los enfoques hacia el ecosistema, García pidió una mayor asistencia a los países en desarrollo y señaló que la sub-inversión en el enfoque hacia los ecosistemas puede llevar a mayores costos económicos a largo plazo. Asimismo, García sostuvo que los costos deberían ser absorbidos tanto por las instituciones ambientales como por las pesquerías. Richardson, en tanto, explicó que la UE utilizará las sinergias y reducirá las incompatibilidades sectoriales y las duplicaciones para mejorar la utilización de los recursos de gestión existentes. El PNUMA hizo hincapié en que pasar de un enfoque sectorial a uno integrado requiere tiempo y desarrollo de capacidades.

LECCIONES APRENDIDAS DE LA IMPLEMENTACIÓN DE LOS ENFOQUES HACIA LOS ECOSISTEMAS A NIVEL NACIONAL EN LOS ESTADOS DESARROLLADOS: Presentaciones: Campbell Davies, de la Organización Científica e Industrial de la Mancomunidad Australiana, se refiri� al contexto australiano para la implementaci�n de una gesti�n basada en los ecosistemas, se�alando elementos clave como la gesti�n adaptativa, la aplicaci�n del enfoque precautorio, y la participaci�n de los sectores interesados. Tambi�n destac� significativos avances hacia la gesti�n basada en los ecosistemas a trav�s de la exposici�n de tres estudios de caso: el Parque Marino de la Gran Barrera de Corales; el Plan Marino Regional del Sudeste; y la transici�n hacia una gesti�n basada en los ecosistemas en las pesquer�as de la Mancomunidad. Y se�al� la importancia de una legislaci�n habilitante fuerte, el reiterado desarrollo de marco ambientales espaciales basados en el mejor asesoramiento cient�fico, y la existencia de AMP representativas para la conservaci�n del nivel de diversidad biol�gica del ecosistema.

Camilla Mageau, del Departamento de Pesquer�as y Oc�anos de Canad�, subray� el marco legal canadiense para la gesti�n basada en los ecosistemas, se�alando la utilizaci�n tanto de enfoques de arriba hacia abajo basados en la propiedad y de abajo hacia arriba basadas en las actividades. En cuanto a las lecciones aprendidas, hizo hincapi� en que el enfoque hacia los ecosistemas requiere: un acercamiento simple pero gradual; buen, pero no perfecto, conocimiento cient�fico; y asesoramiento cient�fico multidisciplinario. Tambi�n hizo hincapi� en la importancia de la incorporaci�n de consideraciones socioecon�micas, de acercar a todos los interesados y en revisitar las decisiones a medida que hay m�s informaci�n disponible. En cuanto al desarrollo de un plan internacional de trabajo, pidi� la utilizaci�n de los �rganos de gobernanza existentes y los documentos orientadores y el desarrollo de asesoramiento cient�fico com�n para orientar la toma de decisiones.

Erik Olsen, del Instituto de Investigaci�n Marina de Noruega se refiri� al plan noruego de gesti�n basada en el ecosistema para el Mar de Barent y las �reas fuera de las Islas Lofoten. Explic� que el proceso involucra la evaluaci�n del estatus de la ciencia disponible, la realizaci�n de estudios sectoriales, y el an�lisis de todas las presiones. Y sostuvo que el an�lisis del impacto sectorial ha demostrado que la expansi�n de la industria del petr�leo ser� el principal cambio en la actividad humana para 2020. Tambi�n se�al� que aunque existe un sost�n cient�fico s�lido para el plan de gesti�n, las carencia en el conocimiento existe y requiere de nuevas investigaciones y relevos. Y subray� que los planes establecen nuevas formas para permitir la cooperaci�n entre los ministerios y otras instituciones pol�ticas.

Johann Sigurjonsson, del Instituto de Investigaci�n Marina de Islandia inform� sobre la implementaci�n dom�stica y las consideraciones pr�cticas sobre la gesti�n de pesquer�as basada en los ecosistemas. Sugiri� definir acciones de gesti�n en base a la evaluaci�n comparativa de diferentes actividades marinas. Tras se�alar que la gesti�n de pesquer�as de una sola especie puede virar de manera incremental hacia la gesti�n basada en los ecosistemas, Sigurjonsson mencion� un inventario para el mapeo de los aspectos ecosist�micos de la gesti�n de pesquer�as de una sola especie que podr�an ayudar a identificar carencias y necesidades de investigaci�n, elevar la concientizaci�n de los sectores interesados y luego contribuir a un acercamiento m�s hol�stico a la gesti�n.

Discusi�n: En cuanto a las amenazas al medio ambiente marino, el CDRN sostuvo que es com�n que el an�lisis del ruido submarino se deje fuera de las investigaciones y la gesti�n de los ecosistemas. La COALICI�N INTERNACIONAL DEL RUIDO DEL OC�ANO promovi� la gesti�n regional basada en los ecosistemas para evitar los impactos de la contaminaci�n sonora, en especial en las especies comercialmente valiosas y las AMPs. Olsen reiter� que todos los impactos humanos sobre los ecosistemas, incluyendo el sonoro, deben ser evaluados. El PROYECTO DE RESTAURACI�N DE LA TORTUGA DE MAR pidi� que los enfoques basados en los ecosistemas incluyan una revisi�n del estatus de las especies marinas en peligro, dando como ejemplo la necesidad de proteger a las tortugas baulas del Pac�fico de la pesca con l�neas largas.

Con respecto a la implementaci�n del enfoque hacia el ecosistema, la FUNDACI�N DAVID SUZUKI inst� a los Estados a: implementar reservas marinas y moratorias para proteger los ecosistemas vulnerables; financiar de manera adecuada las actividades de implementaci�n de la gesti�n basada en los ecosistemas; y definir umbrales y las metas cuantificables para los valores de los ecosistemas. Mageau hizo hincapi� en la necesidad de considerar medidas no tradicionales de actuaci�n de la gesti�n basada en los ecosistemas y de realizar evaluaciones rigurosas. ITALIA sostuvo que el enfoque hacia el ecosistema deber�a ser considerado como una evoluci�n de la gesti�n integrada, y destac� una serie de iniciativas implementadas en el Mediterr�neo que contribuyen al enfoque basado en los ecosistemas. CANAD� destac� la presentaci�n de elementos comunes de �xito, entre los que se incluye la utilizaci�n de un conjunto amplio de herramientas y la flexibilidad.

En cuanto al involucramiento de los sectores interesados, la COALICI�N INTERNACIONAL DE ASOCIACIONES DE PESCA pregunt� de qu� modo se utilizar�an los incentivos y des-incentivos para obtener el apoyo de la comunidad y los sectores interesados y que compensaciones ser�an necesarias. Davies sostuvo que brindar ejemplos que demuestren los beneficios del enfoque hacia los ecosistemas puede mantener la resoluci�n hacia la acci�n, y que los procesos participativos que sean transparentes y accesibles pueden aumentar la comprensi�n de los sectores interesados, la conciencia y el apoyo para este enfoque. Tambi�n dio un ejemplo de participaci�n tanto de las pesquer�as como de los sectores recreativos en el proceso de evaluaci�n de un sistema de cierre de modo de generar la apropiaci�n. Olsen se�al� adem�s que un proceso abierto y participativo es necesario para reconciliar las posiciones antag�nicas, pero que la decisi�n final es pol�tica. Con respecto al conocimiento cient�fico, AUSTRALIA destac� que los cient�ficos necesitan desarrollar estrategias de monitoreo y evaluaci�n para llenar las faltas de conocimiento.

Finalmente, en relaci�n con la gesti�n de los mares, GREENPEACE inst� a los delegados a evaluar los ejemplos de implementaci�n descriptos por el panel, y seleccionar aquellos elementos �como la protecci�n de cr�as y lugares de crianza� que puedan aplicar para instalar en alta mar un gesti�n basada en los ecosistemas.

EN LOS PASILLOS

Durante la jornada del martes las discusiones sobre los enfoques hacia los ecosistemas avanzaron cordialmente sin generar mayores debates. Tras se�alar la naturaleza conceptual del tema de discusi�n del panel, y sugerir que los enfoques hacia los ecosistemas a�n est�n en etapa de dise�o y desarrollo, m�s de un delegado elev� �silenciosamente� su preocupaci�n porque ser�n muy pocos los resultados que surjan de las reuniones. Debido al cambio de procedimiento introducido por los Copresidentes y a que la mayor parte de la agenda de la reuni�n est� destinada a una cuesti�n relativamente no controversial, algunos sintieron que el PACONUODM-7 podr�a ser recordado por la fluidez y sencillez del proceso que contuvo.

Sin embargo, las cuestiones que llevaron al cierre el a�o pasado (entre ellas la contaminaci�n marina y la gobernanza en alta mar) resurgieron en el plenario, lo que llev� a un participante a sugerir que la reuni�n podr�a estar experimentando s�lo la calma que viene antes de la tormenta. A�n queda por ver si se polarizar�n las posiciones en el grupo de Amigos de los Copresidente, que reci�n comienza su trabajo.
 

Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Alice Bisiaux, Robynne Boyd, Andrew Brooke, y James Van Alstine. Editor de Contenido Digital: Dan Birchall. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editores: Alexis Conrad <alexis@iisd.org> y Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios Informativos del IIDS: Langston James "Kimo" Goree VI <kimo@iisd.org>. Los donantes permanentes del Bolet�n son el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bureau de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s del CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV) y la Direcci�n General para la Protecci�n de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente y Territorio de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2006 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Medio Ambiente de Austria, el Ministerio de Asuntos Internacionales y Comercio de Nueva Zelanda, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n es provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Est� permitida la publicaci�n de extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en publicaciones no comerciales y con la correspondiente cita acad�mica. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios Informativos del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, Nueva York, NY 10017, Estados Unidos. El equipo del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en el PCO-7 puede ser contactado por correo electr�nico escribiendo a <alice@iisd.org>.