Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 24 No. 63
Lunes, 4 de julio de 2005

SÍNTESIS DE LA TERCERA PARTE DE LA CONFERENCIA DE LAS NU PARA LA NEGOCIACIÓN DE UN CONVENIO QUE SUCEDA AL CONVENIO INTERNACIONAL DE MADERAS TROPICALES DE 1994:

27 DE JUNIO – 1º DE JULIO 2005

La tercera parte de la Conferencia de las NU para la Negociación de un Convenio que suceda al Convenio Internacional de maderas Tropicales, 1994 (CIMT, 1994) se realizó en el Palacio de las Naciones en Ginebra, Suiza, del 27 de junio al 1º de julio de 2005. La Conferencia, que se desarrolla bajo el auspicio de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCD), se centró en el alcance y la financiación de un nuevo Convenio. Cerca de 180 gobiernos, organizaciones internacionales y un organismo intergubernamental negociaron un texto destacado del documento de trabajo final de la segunda parte de la Conferencia de las NU (TD/TIMBER.3/L.4). A pesar de la aprobación informal sobre 20 artículos del Convenio, el Vicepresidente de la Conferencia expresó su preocupación por la poca flexibilidad demostrada por los participantes. Para tratar importantes cuestiones —entre ellas la financiación, las actividades operativas, las estadísticas y la información, y la entrada en vigencia del nuevo Convenio— los delegados acordaron convocar una cuarta parte de esta Conferencia de las NU en Ginebra, del 16 al 20 de enero de 2006.

BREVE HISTORIA DE LA CONFERENCIA DE LAS NU Y CIMT

El Convenio Internacional de Maderas Tropicales (CIMT) fue negociado bajo el auspicio de la CNUCD para: proveer un marco efectivo para la cooperación y las consultas entre los países productores y los consumidores de maderas tropicales; promover la expansión y la diversificación del comercio internacional de maderas tropicales y el mejoramiento de las condiciones estructurales en el mercado de las maderas tropicales; promover y apoyar la investigación y desarrollo para mejorar el manejo forestal y la utilización de la madera; y alentar el desarrollo de políticas nacionales para la utilización sostenible y la conservación de los bosques tropicales y sus recursos genéticos y para mantener el balance ecológico en la regiones involucradas.

El CIMT fue adoptado el 18 de noviembre de 1983 y entró en vigencia el 1 de abril de 1985. Permaneció en vigencia por un período inicial de cinco años y fue extendido dos veces por períodos de tres años. El Convenio fue renegociado durante 1993 –1994. El convenio que lo sucede, CIMT, 1994, fue adoptado el 26 de enero de 1994, y entró en vigencia el 1 de enero de 1997. Contiene provisiones más amplias para el intercambio de información, incluyendo el comercio de datos sobre madera no tropical, permisos para considerar las cuestiones de las maderas no tropicales en su relación con la madera tropical, e incluye el Objetivo 2000 de la OIMT para mejorar la capacidad de los miembros para implementar una estrategia para alcanzar las exportaciones de productos de maderas tropicales y productos de madera de fuentes de manejo sostenible para el año 2000. El CIMT, 1994 también estableció el Fondo de la Alianza de Bali para asistir a los miembros productores en alcanzar el Objetivo del año 2000. Inicialmente concluido por tres años, el CIMT, 1994 fue extendido dos veces por períodos de tres años y está programado para expirar el 31 de diciembre de 2006.

El CIMT estableció la Organización Internacional de las maderas tropicales (OIMT), con sede en Yokohama, Japón, que provee un marco de discusión para los países productores y consumidores de maderas tropicales, intercambio de información al respecto y desarrollo de políticas sobre cuestiones relacionadas con el comercio internacional, y la utilización de maderas tropicales y el manejo sostenible de su base de recursos. La OIMT también administra asistencia a proyectos relacionados. La OIMT tiene 59 miembros divididos en dos grupos: países productores (33 miembros) y países consumidores (26 miembros). Los miembros de la OIMT representan el 90 por ciento del comercio mundial de maderas tropicales y el 80 por ciento de los bosques tropicales del mundo. La autoridad más alta de la OIMT es el Consejo Internacional de Madera, que consiste en todos los miembros de la OIMT y se reúne dos veces al año. El COIMT realiza, o coordina la realización de, todas las funciones necesarias para llevar a cabo las provisiones del CIMT, 1994.

GRUPO DE TRABAJO SOBRE PREPARATIVOS PARA LA NEGOCIACIÓN DE UN CONVENIO QUE SUCEDA AL CIMT, 1994: El Grupo de Trabajo se reunió en Berna, Suiza, del 7 al 11 de abril de 2003. Los Participantes revisaron las respuestas de los países miembro de la OIMT sobre varios aspectos de la negociación de un convenio que suceda al CIMT, 1994, incluyendo: el alcance del convenio; la organización, duración y frecuencia del período de sesiones del Consejo; cuestiones relacionadas con el trabajo de la Secretaría; mecanismos de financiación; y el proceso para el Comité Preparatorio (ComPrep). Además, consideraron cuestiones nuevas y emergentes relevantes para la relación del COIMT y la OIMT con otras organizaciones internacionales.

COMPREP I: Inmediatamente después del 34º período de sesiones del COIMT, el ComPrep I se reunió en la ciudad de Panamá, del 20 al 21 de mayo de 2003, para comenzar a preparar un proyecto de documento de trabajo que sería utilizado como base en las negociaciones del convenio que sucederá al CIMT, 1994.

GRUPO DE TRABAJO ENTRE SESIONES SOBRE PREPARATIVOS PARA LA NEGOCIACIÓN DE UN CONVENIO QUE SUCEDA AL CIMT, 1994: El Grupo de Trabajo entre sesiones sobre preparativos para la negociación del convenio que sucede al CIMT, 1994 se reunión en Curitiba, Brasil del 25 al 29 de agosto de 2003. Entre otras cosas, el grupo de trabajo: consideró la distribución y el rol de las coníferas en el comercio internacional; reconsideró el trabajo de la OIMT sobre productos forestales no madereros y valores forestales no madereros; evaluó el modo en que los productos forestales no madereros, los servicios ambientales y los valores forestales no madereros están cubiertos en el CIMT de 1994, con vistas a recomendar cómo esto podría ser fortalecido en el convenio que lo suceda; propuso un texto para el preámbulo del nuevo convenio; desarrolló una lista abreviada de los objetivos alcanzados y las definiciones; y preparó un plan de trabajo para el ComPrep II.

COMPREP II: Inmediatamente después del COIMT-35, los delegados se reunieron en Yokohama, Japón, del 10 al 12 de noviembre de 2003, para el ComPrep II. En el transcurso de los tres días del ComPrep, los delegados reconsideraron el proyecto del documento de trabajo del nuevo convenio con el objetivo de clarificar sus elementos, plantear preguntas y presentar sus puntos de vista sobre el texto. Los delegados produjeron un proyecto final de documento de trabajo que servirá como base para la discusión en la Conferencia de las NU para la Negociación de un Convenio que suceda al CIMT de 1994.

CONFERENCIA DE LAS NU PARA LA NEGOCIACIÓN DE UN CONVENIO QUE SUCEDA AL CIMT DE 1994, PRIMERA PARTE: La Conferencia de las NU para la Negociación de un Convenio que suceda al Convenio CIMT, 1994, Primera Parte (CIMT-1), se reunió en el Palacio de las Naciones de Ginebra, del 26 al 30 de julio de 2004, bajo el auspicio de la CNUCD. A lo largo de la semana, los delegados basaron sus discusiones en el documento de trabajo (TD/TIMBER.3/4), que contenía todos los artículos del CIMT, 1994 junto a los artículos correspondientes del texto de negociación del nuevo convenio. El Grupo de Trabajo I (GT I) trató el preámbulo, el Capítulo I (Objetivos), el Capítulo II (Definiciones), el Capítulo III (Organización y Administración) y el Capítulo IV (Consejo Internacional de las Maderas Tropicales). El Grupo de Trabajo II (GT II) trató el Capítulo V (Privilegios y Inmunidades), Capítulo VI (Finanzas), Capítulo VII (Actividades Operativas), Capítulo VIII (Relación con el Fondo Común para las Materias Primas), Capítulo IX (Estadísticas, Estudios e Información), Capítulo X (Misceláneas), y Capítulo XI (Provisiones Finales). Dos grupos de contacto, uno por cada grupo de trabajo, se reunieron intermitentemente a lo largo de la semana para discutir algunas de las cuestiones más controversiales del convenio sucesor. Las principales áreas de desacuerdo fueron la estructura financiera del nuevo convenio y sus objetivos. Algunos miembros solicitaron un número limitado de objetivos que podrían ser interpretados ampliamente, y otros solicitaron una enumeración de objetivos específicos. Con respecto a las finanzas, la mayor controversia la presentó el agregado de una Cuenta asignada de Programa de Trabajo.

CONFERENCIA DE LAS NU PARA LA NEGOCIACIÓN DE UN CONVENIO QUE SUCEDA AL CONVENIO CIMT DE 1994, SEGUNDA PARTE: La Conferencia para la Negociación de un Convenio que suceda al CIMT, 1994, Segunda Parte (CIMT-2), se reunió en el Palacio de las Naciones e Ginebra, del 14 al 18 de febrero de 2005. Durante la semana, los delegados hicieron numerosas propuestas para resolver cuestiones planteadas en la primera parte de esta Conferencia de las NU. Sin embargo, no pudieron tomar decisiones sobre el texto del documento de trabajo. Sin embargo, alcanzaron acuerdos respecto de una serie de propuestas transversales sobre el alcance del nuevo Convenio y los arreglos financieros.

INFORME DE LA CONFERENCIA

El embajador Carlos Antônio da Rocha Paranhos, Presidente de la Conferencia de las NU, abrió la tercera sesión de negociaciones el lunes 27 de junio de 2005, identificando cuestiones no resueltas tales como el alcance del Convenio, la distribución de los votos, y el pasaje desde el financiamiento del trabajo político por cuentas voluntarias a otras asignadas. El Presidente Paranhos instó a los grupos de trabajo a finalizar su trabajo a tiempo para que el comité de redacción legal pueda garantizar su corrección en todos los idiomas de las NU. Señaló además que el Bureau tomaría en cuenta las cuestiones transversales y presentó el informe de trabajo (TC/TIMBER.3/L.4) como base para esta sesión de negociaciones.

Los delegados adoptaron la agenda (TD/TIMBER.3/8) y las reglas de procedimiento (TD/TIMBER.3/2), y designaron a Austria, Camerún, Indonesia, México y Estados Unidos como miembros del Comité de Credenciales. El Presidente Paranhos propuso y los delegados aceptaron a Jürgen Blaser (Suiza) como Vicepresidente de la Conferencia, Vicepresidente del Comité Plenario y Presidente del GT II, en reemplazo de Koichi Ito (Japón). Por su parte, Alhassan Attah (Ghana) continuó como Presidente del GT I.

Finlandia, en representación del Grupo Consumidor, solicitó un liderazgo fuerte para finalizar rápidamente el nuevo acuerdo. Brasil, por el Grupo Productor, señaló que las propuestas del nuevo miembro productor sobre financiación estaban basadas en la suposición de que el nuevo Convenio debe ser un acuerdo sobre materias primas y contener una estructura financiera clara.

NEGOCIACIÓN DE UN CONVENIO QUE SUCEDA AL CIMT, 1994

Durante la tercera parte de esta Conferencia de las NU (CIMT-3), los delegados se reunieron en grupos de trabajo para discutir cuestiones temáticas sobre el alcance y el financiamiento, en base al documento de trabajo final del CIMT-2 (TD/TIMBER.3/L.4). El GTI trató el Preámbulo, el Capítulo I (Objetivos), el Capítulo II (Definiciones), el Capítulo III (Organización y Administración), y el Capítulo IV (Consejo Internacional de las Maderas Tropicales). El GT II discutió el Capítulo V (Privilegios e Inmunidades), el Capítulo VI (Finanzas), el Capítulo VII (Actividades Operativas), el Capítulo IX (Estadísticas, Estudios e Información), el Capítulo X (Misceláneas) y el Capítulo XI (Aportes Finales). Además, los delegados se reunieron cada día en sesiones del grupo de trabajo conjunto para discutir cuestiones transversales y el progreso alcanzado en los dos grupos de trabajo.

El siguiente informe sintetiza el estado actual de las negociaciones. El texto que no está entre corchetes ha sido aprobado por los delegados informalmente, y será enviado al comité de redacción legal. Esta síntesis está basado en el último texto distribuido en el GT I y el GT II el viernes, 1 de julio de 2005, y los documentos de la CNUCD que contienen artículos aprobados informalmente durante la tercera parte de la Conferencia (TD/TIMBER.3/L.5; TD/TIMBER.3/L.5/Add.1; TD/TIMBER.3/L.5/Add.2; y TD/TIMBER.3/L.5/Add.3).

PREÁMBULO: Con respecto al reconocimiento de la importancia de los múltiples beneficios económicos, ambientales y sociales provistos por los bosques, Venezuela y Suiza, con la oposición de la Comunidad Europea (CE) y Colombia, sugirieron anular las referencias a la madera y los productos madereros. India e Indonesia sugirieron, y Estados Unidos se opuso, borrar la referencia a los productos forestales no madereros y servicios ecológicos. India, en representación del Grupo Productor, acordó incluir productos tropicales no madereros y servicios ecológicos como ejemplos de los múltiples beneficios brindados por los bosques n tanto están limitados al contexto del manejo forestal sostenible y no incluidos en los Objetivos del Convenio. Suiza señaló que, dado que los productos forestales no madereros y los servicios ecológicos ya fueron acordados en el preámbulo del CIMT-2, los productores no pueden solicitar su omisión en los Objetivos. Tras señalar que no siempre el manejo forestal sostenible (MFS) ha conducido a la mitigación de la pobreza, Honduras apoyó centrarse en la propuesta de mitigación del Grupo Productor. Estados Unidos, apoyado por Suiza, la CE y Noruega, se opuso a la propuesta del Grupo Productor, destacando que omite el importante rol que juega el MFS en el desarrollo sostenible y la mitigación de la pobreza. Malasia insistió en que la Propuesta del Grupo Productor no sólo vincula los múltiples beneficios de los bosques con el MFS sino que también los extiende a los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Con respecto al reconocimiento de los beneficios de los precios del mercado que reflejan los costos del MFS y la necesidad de incrementar la inversión en MFS, Suriname señaló que la inversión en el MFS sólo puede ser sostenida si los réditos de los bosques pueden cubrir los costos del MFS. Suiza, apoyado por Estados Unidos, señaló que el aumento de inversión puede provenir del sector privado. Noruega instó a la inversión local y extranjera en MFS de todos los miembros. México, apoyado por Japón y Venezuela, propuso, y los delegados aceptaron, no especificar si el aumento de la inversión es extranjera, nacional o brindada por todos los miembros. La CE, con el apoyo de México e Indonesia, destacó la importancia de reinvertir las ganancias en los bosques. Estados Unidos señaló que reinvertir los réditos generados por los bosques sólo es uno de los caminos para incrementar la inversión en MFS. Finalmente, los delegados aceptaron retener, en orden inverso, el reconocimiento de la necesidad de mayores inversiones en MFS y de reinversión de los réditos generados por los bosques, incluyendo el comercio relacionado con la madera.

Argumentando que el concepto de pueblos indígenas está contenido la expresión aceptada en la Convención sobre Diversidad Biológica de “comunidades indígenas y locales”, la CE propuso borrar la referencia a “pueblos indígenas”. Tras señalar que su gobierno no es miembro de todas las convenciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Estados Unidos expresó sus reservas sobre el reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas y los trabajadores. Noruega sugirió sustituir “pueblos indígenas” por convenciones “pertinentes” de la Organización Internacional del Trabajo. Camerún e India, por el Grupo Productor, subrayaron que algunos miembros no han accedido a las convenciones de la OIT, y México propuso borrar “Convención”. La CE señalo que “pertinente” refiere a las condiciones de trabajo en el sector forestal y sugirió que “instrumentos” reemplace a “convenciones”. Papua Nueva Guinea señaló que la expresión “derechos de pueblos indígenas” no está contenido en la propuesta de Noruega, y sugirió agregar un texto que haga referencia a la mejora de los estándares de vida y las condiciones de trabajo. Malasia señaló que cada miembro debe tratar la cuestión de los “derechos de los pueblos indígenas” a nivel nacional. Fidji destacó la importancia de la colaboración de los pueblos indígenas en la concreción de las actividades de MFS en su país. Los delegados no pudieron acordar el texto final del Preámbulo.

CAPÍTULO I. OBJETIVOS

Objetivos (Artículo 1): Sobre la promoción de la expansión y diversificación del comercio internacional de maderas tropicales provenientes de bosques con manejo sostenible y “legalmente cultivados”, Nueva Zelanda, Noruega, Suiza y Estados Unidos sugirieron eliminar los corchetes de “legalmente cultivados”, mientras que Malasia y Brasil se manifestaron a favor de mantenerlos.

En relación a las fuentes de cultivos legales, Brasil, por el Grupo Productor, consideró que las provisiones deben alcanzar un equilibrio entre la cosecha legar y el comercio legal.

Sobre la mejora de la comercialización y la distribución de las exportaciones de maderas tropicales derivadas de fuentes manejadas de manera sostenible y legalmente cultivadas, Japón dijo que la expresión “productos forestales” incluye “productos madereros y no madereros”, y sugirió que se haga mención “productos de maderas tropicales”.

Con respecto a la promoción de la concientización del consumidor, Ecuador, India, Japón, Papua Nueva Guinea y Venezuela sugirieron que se elimine “alentar la puesta en común de información sobre los mecanismos voluntarios privados basados en el mercado”. La CE, con el apoyo de Suiza, pero con la oposición de EE.UU., sugirió que se reemplace “privado” por “independiente” al referirse a los mecanismos voluntarios basados en el mercado. Noruega sugirió que se vuelva a escribir la frase para promover la concientización del consumidor y alentar la puesta en común de información sobre mecanismos voluntarios para la promoción de ese comercio. Tras ofrecer un compromiso entre la ampliación del alcance del Convenio y el foco puesto en el comercio, EE.UU. —con la oposición de Gabón— propuso que se tome en cuenta en la introducción a los productos forestales no madereros (PFNMs) y los servicios ecológicos (SE). Señalando que la OIMT ha desarrollado prácticas y proyectos financiados relacionados a servicios ecológicos, Suiza, con Noruega, insistió en mantener referencia explícita a los servicios ecológicos en los Objetivos. También advirtió que excluir a los SE del alcance del Convenio impactará en su financiamiento. India dijo que el nuevo Convenio no puede ser convertido en un convenio ambiental. Malasia, con Surinam, dijo que es suficiente la referencia a los PFNMs y a los SE del Preámbulo. Honduras destacó la importancia de los servicios ecológicos en los bosques. Japón señaló que el nuevo Convenio debe ser un acuerdo central que tome en cuenta cuestiones emergentes como la tala ilegal. India propuso —y Estados Unidos, Japón y Nueva Zelanda se opusieron— borrar la expresión “tomar en cuenta la contribución de los PFNMs y SE”. La CE destacó que los SE y los PFNMs contribuyen al manejo forestal sostenible (MFS).

En relación con el desarrollo de las políticas nacionales dirigidas a la utilización sostenible y a la conservación de los bosques productores de madera, Noruega, Camerún, Suiza y Malasia se mostraron a favor de la inclusión de los recursos genéticos y el mantenimiento el equilibrio ecológico. Tras señalar que los recursos genéticos ya son tratados en la Convención sobre la Diversidad Biológica, México, con el apoyo de Venezuela y Papua Nueva Guinea, se mostró a favor de eliminar la referencia a los recursos genéticos. Colombia dijo que calificar al MFS mencionando “recursos genéticos” y “equilibrio ecológico” excluye cuestiones socioeconómicas y culturales, otros importantes aspectos del MFS. Japón se mostró a favor de mantener la referencia a los “recursos genéticos” y a la “observancia de la ley forestal y la gobernanza”. India, por el grupo Productor, sugirió borrar “consolidar la observancia de la ley forestal”. Por su parte, Estados Unidos se mostró a favor de mantener la frase. India por el Grupo Productor, sugirió una frase alternativa “consolidar la capacidad de los miembros para mejorar la observancia de la ley forestal y la gobernanza”. Este artículo fue dejado en suspenso.

CAPÍTULO II. DEFINICIONES

Definiciones (Artículo 2): En relación a las “maderas tropicales”, Japón, Nueva Zelanda y Papua Guinea señalaron que este término debe incluir tanto a las maderas coníferas como no coníferas. Camerún, con el apoyo de Estados Unidos e Indonesia, dijo que la definición del CIMT, 1994 debe ser utilizada si la continúa el debate sobre la nueva definición. Surinam alertó que la madera tropical para uso industrial excluiría artesanías. La CE y Estados Unidos propusieron, y los delegados aceptaron, remover la especificación de “no coníferas” en la definición de 1994 del CIMT. India, Malasia, Nueva Zelanda y Papua Nueva Guinea señalaron que no había necesidad de definir una “transformación posterior” y los delegados acordaron borrarla.

Con respecto al “manejo forestal sostenible” (MFS), Estados Unidos e India señalaron que las definiciones deben concentrarse en términos cruciales para la operativización del nuevo Convenio, y sugirieron que el Consejo debe decidir sobre el significado del MFS. Venezuela y Papua Nueva Guinea destacaron la importancia de conservar en el nuevo Convenio el concepto del MFS.

Sobre “productos forestales no madereros”, la CE sugirió, y los delegados aceptaron, borrar la definición entera porque era redundante.

Con respecto a “miembro”, la CE acordó anular la referencia a las organizaciones de “integración económica regional”.

En cuanto a los “miembros consumidores”, la CE propuso, y los delegados aceptaron, referirse a “miembro” antes que a “país”.

Con respecto a los “miembros productores”, los delegados aceptaron mantener la referencia a “recursos de bosques tropicales” y borrar “bosques tropicales” a lo largo del texto. Al señalar que una definición posible de “miembro productor” es cualquier país ubicado entre los Trópicos de Cáncer y Capricornio con recursos de bosques tropicales “y/o” “exportador neto de maderas tropicales”, la Secretaría de OIMT explicó las implicancias de la eliminación y el mantenimiento de “y/o” y “neto”. Dijo que si los delegados eliminan “neto” y mantienen “y/o”, muchos miembros consumidores se convertirán en miembros productores. Luego señaló que si los delegados mantienen “o” y “neto” el sistema actual continuará. También destacó que si los delegados eliminan “o” y “neto”, cambiará el estatus de algunos miembros productores a miembros consumidores. Surinam y Suiza, con la oposición de Venezuela e India, se mostraron a favor de eliminar “o” y mantener “neto”. Al destacar que los miembros consumidores son un pequeño grupo, Estados Unidos se refirió a la obligación de contribuir con mayores recursos a la Cuenta Administrativa, como el único lado negativo del pasaje de algunos miembros productores a miembros consumidores. India, Filipinas e Indonesia señalaron que las definiciones no deben cambiar el estatus de los miembros, y sugirió mantener “miembro productor” como se establece en el CIMT, 1994. Con respecto a la definición de exportadores de maderas tropicales en términos de “volumen” o “valor” Venezuela, Guatemala, Côte d’Ivoire y Panamá se mostraron a favor de “volumen”.

En relación a los “miembros consumidores en vías de desarrollo”, los delegados aceptaron borrar la definición.

Sobre “Organización” y “Consejo”, Venezuela, Malasia, Brasil, México, Filipinas y Congo se mostraron a favor de mantener el nombre original “OIMT” y “COIMT”. Estados Unidos pidió a los delegados que cambien los nombres de la Organización y el Consejo para reflejar el cambio de sus mandatos, y señaló que el interés de su gobierno es financiar los bosques, no la madera.

Sobre el “voto de mayoría de simple distribución”, Malasia se mostró a favor de un sistema de tres niveles, aunque Estados Unidos expresó su apoyo a un sistema de dos niveles y excluyó un voto de mayoría de simple distribución.

En cuanto a los cálculos de distribución de votos, el Presidente Attah propuso, y los delegados aceptaron, anular los corchetes de “recursos de bosques tropicales”. Señalando que las plantaciones se transformarán en más importantes en el futuro, la CE —apoyada por Venezuela— propuso que “recursos tropicales forestales” significa “bosques cerrados naturales y plantaciones forestales”. Suiza y México alertaron que las plantaciones forestales podrían incluir plantaciones destinadas a leña. La Secretaría de la OIMT explicó que incluir las plantaciones forestales en la definición de “recursos tropicales forestales” no afectará los votos de la mayoría de los miembros. Suiza subrayó que la definición debe ser simple y clara para permitir que la Secretaría de la OIMT calcule la distribución de los votos. Con respecto a los datos disponibles sobre bosques, la Secretaría de la OIMT señaló que sólo hay estadísticas disponibles sobre bosques cerrados naturales y plantaciones forestales. Y aceptó la armonización del cálculo de votos con los datos comerciales.

Con respecto a la relación con las “monedas de libre utilización”, el Presidente Attah propuso, y los delegados acordaron, reemplazar la expresión monedas de “utilización” libre por la de monedas de “conversión” libre.

Los delegados no pudieron alcanzar un acuerdo sobre las definiciones finales de este artículo, con la excepción de las cuestiones de “monedas de libre utilización” y “miembro” y la anulación de las expresiones “productos forestales no madereros” y “miembros consumidores en vías de desarrollo”.

CAPÍTULO III. ORGANIZACIÓN Y ADMINISTRACIÓN

Sede central y Estructura de la Organización Internacional de [Bosques] de las Maderas Tropicales (Artículo 3): Japón —con el apoyo de Suiza, Indonesia, Malasia, India, Colombia, China y Brasil, pero con la oposición de Estados Unidos, la República de Corea, Honduras y Nueva Zelanda— se mostró a favor de mantener el actual nombre de la Organización. Estados Unidos, se mostró a favor de un esquema de voto, señalando que la votación debe tener un umbral alto. Al señalar que el Consejo podría tratar el establecimiento de oficinas regionales, Japón, con el apoyo de Nueva Zelanda, Suiza y la República de Corea, pero con la oposición de Brasil, Côte d’Ivoire y Gabón, propusieron que se elimine la referencia a las oficinas regionales. Este artículo fue dejado en suspenso.

Membresía en la Organización (Artículo 4): El texto sobre las dos categorías de membresía —productores y consumidores— fue aceptado en el CIMT-2 y no fue reabierto para su discusión.

Membresía de Organizaciones Regionales de Integración Económica (Artículo 5): La CE se reservó el derecho de enmendar el texto más adelante con el objeto de alcanzar los requerimientos de la CE respecto de su participación futura.

CAPÍTULO IV. CONSEJO INTERNACIONAL DE LAS MADERAS TROPICALES

Composición del Consejo Internacional de las Maderas Tropicales (Artículo 6): En la reunión del grupo de trabajo conjunto, los delegados aceptaron enviar el artículo al comité de redacción legal sin enmiendas. Este artículo declara que la autoridad más alta de la Organización es el Consejo y cada miembro debe estar representado en el Consejo por un representante y puede designar alternativas para asistir al Consejo.

Facultades y Funciones del Consejo (Artículo 7): En la reunión del grupo de trabajo conjunto, los delegados acordaron enviar el artículo al comité de redacción legal con una referencia entre corchetes al “por voto especial”, debido a que no alcanzaron un acuerdo sobre el sistema de voto. Este artículo declara que el Consejo debe ejercitar todos los poderes y realizar todas las funciones que son necesarias para llevar a cabo las provisiones del Convenio.

Presidente y Vicepresidente del Consejo (Artículo 8): El artículo fue enviado al comité de redacción legal luego de que los delegados acordaran eliminar el texto “por voto especial del Consejo” en un párrafo sobre la reelección bajo circunstancias excepcionales. Ese artículo indica que el Consejo debe elegir para cada año calendario un Presidente y Vicepresidente entre los representantes de los miembros productores y consumidores, y que estas funciones deben alternar cada año entre las dos categorías de miembros.

Sesiones del Consejo (Artículo 9): Con respecto al número de reuniones regulares que el Consejo debe tener al año en Japón, la República de Corea, Suiza, la CE, Estados Unidos y Nueva Zelanda se se mostraron a favor —como regla general— de una sesión regular al año, aunque Gabón y Colombia prefirieron dos. En relación con las sesiones especiales, Suiza y Estados Unidos, dijeron que deben ser desarrolladas a pedido del Director Ejecutivo, de acuerdo con el Presidente y Vicepresidente del Consejo, “y” una mayoría de miembros productores y una mayoría de miembros consumidores. Surinam, México y Venezuela, se mostraron a favor de cambiar “y” por “o”. Tras señalar que se requiere una mayoría tanto en los miembros productores como en los consumidores para realizar una sesión especial, Suiza propuso que se requieran al menos 750 en lugar de 500 votos para decidir esto.

Con respecto a la posibilidad de que el Consejo desarrolle reuniones alternativas fuera de la oficina central de la Organización, Japón advirtió que será difícil para su país apoyar financieramente esas reuniones debido a preocupaciones locales por la transparencia y la contabilidad.

Finalmente, los delegados no pudieron acordar si deberían realizarse sesiones especiales a pedido de: el Director Ejecutivo; una mayoría de miembros consumidores y productores; miembros que tengan al menos 500 votos; o cuando se sumen estos tres elementos. Tampoco pudo determinarse cuál es el número de votos que deben tener los miembros para permitir una sesión especial.

Distribución de Votos (Artículo 10): China dijo que los miembros consumidores deben tener 15 votos iniciales y sugirió que se vincule la discusión de esta cuestión con la discusión sobre cuentas financieras. Luego de sugerir cinco votos iniciales, la CE dijo que aumentar los votos iniciales hará que luego se concentren los votos en las manos de unos pocos miembros, lo que tendrá implicancias en el presupuesto y en las obligaciones de los miembros.

Estados Unidos, con la oposición de Côte d’Ivoire, destacó que las negociaciones se están dirigiendo hacia un equilibro igualitario, pero sugirió que se mantenga entre corchetes alrededor de “1000” votos para cada grupo de miembros productores y consumidores hasta que se logre el acuerdo sobre la Cuenta Administrativa. Los delegados no llegaron a un consenso sobre el número de votos que deben mantener los miembros productores y los consumidores.

En relación con los votos de los miembros productores, Colombia se mostró a favor de la distribución de acuerdo con los índices respectivos de “recursos de bosques tropicales” totales, en lugar de “bosques tropicales”. Finalmente, los delegados no llegaron a un acuerdo sobre si los votos de los miembros productores deben ser distribuidos de acuerdo con sus índices de bosques tropicales o según sus recursos de bosques tropicales.

Sobre la designación de votos de los miembros productores africanos, Côte d’Ivoire dijo que se necesitan más consultas con los miembros regionales.

Procedimientos de Votación del Consejo (Artículo 11): Los delegados adoptaron el artículo en el grupo de trabajo conjunto sin enmiendas. Este artículo indica que cada miembro debe estar autorizado a emitir el número de votos que tenga, ningún miembro debe estar autorizado a dividir sus votos, y por notificación escrita al Presidente del Consejo cualquier miembro podría autorizar a otro miembro a representar sus intereses y emitir su voto en cualquier reunión del Consejo.

Decisiones y Recomendaciones del Consejo (Artículo 12): Estados Unidos, con el apoyo de Japón, la CE y Nueva Zelanda, sugirió que se agregue texto enumerando todos los artículos que refieran al voto especial. Japón destacó las opciones para que sean discutidas tras decir que el Consejo debe alentar la toma de decisiones y la definición de recomendaciones por consenso. También señaló que si no se logra el consenso, pueden haber dos alternativas: una mayoría de distribución simple y un voto “especial”. Con el apoyo de Ghana, sugirió que los delegados discutan cuáles aportes del Convenio requerirán un voto especial. Finalmente, los delegados no pudieron decidir qué tipo de voto debe ser utilizado cuando no se puede alcanzar un consenso.

Quórum del Consejo (Artículo 13): Los delegados adoptaron el artículo en el grupo de trabajo conjunto, sin enmiendas. Este artículo indica que el quórum para cualquier reunión del Consejo sea la presencia de una mayoría de miembros de cada categoría, a condición de que tales miembros reúnan al menos dos tercio del total de votos en sus respectivas categorías.

Director Ejecutivo (DE) y Equipo (Artículo 14): Estados Unidos propuso, y los delegados aceptaron, borrar el texto que indica que el Consejo pueda decidir el número de miembros que puede designar el Director Ejecutivo. El artículo fue enviado al comité de redacción legal con la expresión “a través de voto especial” entre corchetes, ya que los delegados no alcanzaron un acuerdo sobre el sistema de votación. Este artículo indica que: el Consejo debe, [a través de voto especial], designar al Director Ejecutivo; el Consejo debe determinar los términos y condiciones de la designación del Director Ejecutivo; y el Director Ejecutivo debe ser el principal oficial administrativo de la Organización y el Consejo para la administración y operación del Convenio.

Cooperación y Coordinación con Otras Organizaciones (Artículo 15): Los delegados adoptaron el artículo del grupo de trabajo conjunto sin enmiendas. Este artículo indica que el Consejo debe realizar acuerdos, cuando sea apropiado, para consultas y cooperación con las Naciones Unidas y sus órganos y agencias especiales, y otras organizaciones relevantes internacionales y regionales, instituciones e instrumentos, así como también el sector privado, organizaciones no gubernamentales y sociedad civil; y que la Organización debe aprovechar las facilidades del Fondo Común para Materias Primas.

Admisión de Observadores (Artículo 16): Noruega, con la oposición de China, apoyó que el Consejo pueda invitar a cualquier organización a asistir a sus reuniones como observador. Señalando que sólo los miembros del Consejo tienen derecho al veto, Côte d’Ivoire cuestionó la restricción a la asistencia de observadores. China —apoyada por Nueva Zelanda y la CE— sugirió y los delegados aceptaron, establecer un grupo de contacto para mejorar el texto “con no objeción de sus miembros”. Al final de la semana, el grupo de contacto no había resuelto la cuestión y mantuvo entre corchetes el texto que permite a los miembros objetar la admisión de los observadores a las reuniones “abiertas” del Consejo.

CAPÍTULO V. PRIVILEGIOS E INMUNIDADES

Privilegios e Inmunidades (Artículo 17): El artículo sobre privilegios e inmunidades fue discutido luego de que PERÚ solicitara que se aclare si la frase “dentro de los límites de la legislación nacional” podría afectar la excepción de impuesto de la OIMT, en el caso de que la sede central de la Organización fuera reinstalada en otro país. El asesor legal de la CNUCD señaló que la frase es consistente con otros acuerdos sobre materias primas y busca resguardar los derechos de los Estados. Tras señalar que la provisión sólo sería relevante para al período anterior a la entrada en vigencia del nuevo Convenio, el Presidente del GT II, Jürgen Blaser, señaló que el CIMT está bien establecido en Yokohama.

El artículo fue aprobado, e indica que: la Organización debe tener responsabilidades legales y la capacidad de contratar, adquirir y disponer de propiedades; que mientras esté en Japón el estatus, los privilegios y las inmunidades de la Organización, su Director Ejecutivo y su planta permanente deberán seguir siendo regidos por el Convenio de Sede Central firmado entre el Gobierno de Japón y la Organización; y que si la Sede Central es trasladada a otro país deberá establecerse un nuevo Convenio de Sede Central aprobado por el Consejo

CAPITULO VI: FINANZAS

Cuentas financieras (Artículo 18): Con respecto a la propuesta sobre cuentas financiera, la CE propuso una “subcuenta del programa de trabajo” asignada dentro de la Cuenta Administrativa. Esto representa un punto intermedio entre el deseo del Grupo Productor de una nueva cuenta asignada separada para financiación de proyectos y el de Estados Unidos de retener solamente una cuenta asignada.

El viernes, Blaser, Vicepresidente de la Conferencia, introdujo en una reunión del grupo de trabajo conjunto un texto sobre artículos relacionados con las cuentas financieras, “Propuesta Revisada por el Vicepresidente de la Conferencia y el Presidente del Grupo de Trabajo II para Reemplazar los Artículo 18, 19, 19 bis, 20 y 21” (TD/TIMBER.3/CRP.17). Blaser propuso la estructura de las cuentas financieras, como camino para tratar las propuestas financieras de los grupos productores y consumidores, y las discusiones de las reuniones informales de los Amigos del Presidente. Ante la pregunta acerca de si la propuesta, sobre este artículo, revisada por el Vicepresidente podría ser consolidada en el documento de trabajo, la CE aceptó que la lista de cuentas establecidas podría incluir una propuesta de una “política de trabajo de subcuentas” dentro de la Cuenta Administrativa. Estados Unidos se opuso a referirse a esta subcuenta en el texto. Dado que había poco tiempo disponible para discutir en detalle la propuesta del Vicepresidente, los delegados acordaron retomar esta cuestión en la cuarta parte de esta Conferencia de las NU (CIMT-4).

En el cierre de las discusiones sobre finanzas, Brasil señaló la falta de mención a las propuestas previas sobre finanzas presentadas por el Grupo Productor, tal como fuera discutido en los Artículos 19, 20 y 21, de TD/TIMBER.3/L.4, de la propuesta revisada del Vicepresidente. Y, con el apoyo de Honduras, prefirió mantener todas las propuestas existentes en el documento de trabajo, incluyendo la propuesta revisada del Vicepresidente. La CE solicitó que los comentarios realizados durante la discusión final sobre la propuesta del Vicepresidente sean reflejados en el documento de trabajo para el CIMT-4. Suiza sostuvo que las modificaciones al texto no eran abarcativas porque no todos habían podido hablar; por lo tanto se propuso que ambas versiones de la propuesta revisada del Vicepresidente sobre finanzas sean incluidas en el documento de trabajo resultado del CIMT–3, junto a las propuestas existentes de los miembros.

Cuenta Administrativa (Artículo 19): La CE presentó su propuesta sobre financiación del CIMT-2 al comienzo de la semana, explicando que incluye una “subcuenta del programa de trabajo” asignada, en el cual las contribuciones asignadas podrían ser divididas 70/30 entre los miembros consumidores y los productores, respectivamente. Señaló que esta subcuenta no debe exceder el 15% del presupuesto anual de la Cuenta Administrativa, y cualquier fondo sin gastar debe ser transferido al año siguiente. Aclaró además que otras cuentas existentes quedarían intactas.

Japón señaló que a los países que contribuyen voluntariamente con fondos para proyectos se les debe reducir las contribuciones asignadas, consecuentemente. La CE alertó que no hay precedentes de esto en otras organizaciones.

Con respecto a la nueva “cuenta de trabajo político clave” para proyectos, Brasil propuso que se definan actividades que tal cuenta pueda cubrir. Durante la discusión sobre varias propuestas, la CE reiteró su deseo de evitar una cuenta separada. Con la oposición de Indonesia y Malasia, la CE se mostró a favor de su propia “subcuenta de programa de trabajo” dentro de la Cuenta Administrativa. Respondiendo a la demanda de clarificación por parte de Indonesia, la CE señaló que su propuesta de subcuenta de programa de trabajo cubriría actividades que trajeran beneficios potenciales a todos los miembros, entre ellos la capacitación. Malasia destacó la importancia de alcanzar un equilibrio entre fondos para: operaciones de la Secretaría; el desarrollo de política y el diálogo; y la implementación de un proyecto. China puso énfasis en la interdependencia entre la estructura de la Organización, el contenido de sus acciones y el financiamiento.

Estados Unidos insistió en que las actividades clave de la Organización no deben estar separadas y dentro de una categoría de desarrollo de políticas. Al describir su propuesta de financiamiento de la Cuenta Administrativa, Estados Unidos propuso que la mitad de esta cuenta sea financiada en una relación 50/50 entre consumidores y productores, y que la mitad restante en una relación 70/30 respectivamente. Señaló que esto resultaría en una proporción real de 60/40.

Malasia dijo que la propuesta de la CE fue más clara que la de Estados Unidos. Estados Unidos señaló que la propuesta de la CE incluye una distribución proporcional de 53/47, en lugar del 60/40 de su propuesta. Suiza dijo que los niveles de financiamiento no podrían ser discutidos sin las modalidades de tratamiento.

Tras llevar la atención a la propuesta de dividir las asignaciones para la Cuenta Administrativa en una proporción 80/20 entre miembros consumidores y productores respectivamente, Brasil —en representación del Grupo Productor— expresó su voluntad de discutir las asignaciones mandatarias y voluntarias en las que está fundado el trabajo político clave. La CE pidió a los miembros productores que integren la propuesta de la CE sobre cálculos de votos y asignaciones de la Cuenta Administrativa relacionadas a su propuesta. La discusión sobre este artículo quedó inconclusa.

Cuenta Especial (Artículo 20): Noruega presentó un Documento de Trabajo del Grupo de Consumidores basado en su propuesta previa sobre financiamiento del CIMT-2. También dijo que su filosofía es la de traer mayores recursos para los proyectos y programas de la OIMT. La propuesta original de Noruega combinaba el Fondo de la Alianza de Bali y la Cuenta Especial y señaló que la propuesta revisada mantiene intactos el Fondo de la Alianza de Bali y la parte destinada para la Cuenta Especial. Además dijo que la propuesta también introduce una subcuenta en la cual el dinero está destinado a áreas temáticas amplias y autoriza al Director Ejecutivo a tomar decisiones sobre proyectos y rendición de cuentas al Consejo. Luego de referirse a la propuesta como un enfoque racional respecto del financiamiento que busca tomar en cuenta las preocupaciones de los miembros productores, explicó como esto refleja un enfoque programático de la asistencia para el desarrollo similar al que existen en otras organizaciones. Por último, remarcó que la propuesta podría ayudar a acelerar el proyecto de trabajo y su financiamiento.

Brasil, en representación del Grupo Productor, señaló la utilidad de la propuesta del Grupo Consumidor, pero dirigió la atención hacia la propuesta del Grupo Productor, que propone financiar la Cuenta Especial con 20 veces la cantidad de la Cuenta Administrativa. La República de Corea y Noruega dijeron que no pueden aceptar un requisito acerca de que el financiamiento para la Cuenta Especial esté basado al nivel de las contribuciones voluntarias.

En la discusión sobre las propuestas, Nigeria y Papua Nueva Guinea señalaron que en el documento de los miembros productores falta el texto propuesto por Grupo Consumidor solicitando que los recursos de la Cuenta Especial sean al menos 20 veces superiores a los niveles de la Cuenta Administrativa anual. Además solicitaron una definición más específica de la flexibilidad que se le da, en la propuesta, al Director Ejecutivo respecto de la aprobación de proyectos y el financiamiento. Malasia apoyó el aumento de tal flexibilidad a favor del Director Ejecutivo y pidió más tiempo para que los miembros productores consulten sobre esta cuestión. Noruega aclaró que el Grupo Consumidor propuso mayor flexibilidad para que la implementación sea más expeditiva y no se demore esperando por la aprobación del Consejo.

El Presidente Blaser, del GTII, sugirió reemplazar el artículo original sobre la Cuenta Especial por las propuesta del Grupo Consumidor y los miembros productores. Suiza insistió con que el artículo debe hacer referencia tanto al trabajo político como a las actividades de proyecto de la Organización.

El Fondo de Alianza de Bali (Artículo 21): Al comienzo de la semana, tras describir su propuesta para simplificar el Fondo de Alianza de Bali y la Cuenta Especial en una sola cuenta para el financiamiento voluntario de proyectos, Noruega pidió líneas de financiamiento voluntario destinados y no destinados, y que se apliquen las contribuciones asignadas a los costos operativos. Y con el apoyo de Estados Unidos, determinó financiamientos voluntarios separados para los elementos programáticos y temáticos. Brasil, sin embargo, se mostró a favor de mantener el Fondo de Alianza de Bali y en vista de la gran sensibilidad del miembro productor sobre esta cuestión, Noruega hizo lo concedió.

Formas de pago (Artículo 22): Los delegados no discutieron esta artículo en el CIMT-3, ya que el texto había sido aprobado en el CIMT-2. El artículo dice que las contribuciones financieras a las cuentas deben pagarse en monedas libremente convertibles y estar exentas de restricciones de divisas. Además, el Consejo podría decidir aceptar otras formas de contribuciones a las cuentas con excepción de la [Cuenta Administrativa].

Auditoría y Publicación de Cuentas (Artículo 23): Este artículo se mantiene intacto desde la CIMT-1. E indica que el Consejo debe designar auditores independientes para auditar las cuentas de la Organización.

CAPÍTULO VII. ACTIVIADES OPERATIVAS

Política de Trabajo de la Organización (Artículo 24): La CE apoyó, y Estados Unidos se opuso, a la propuesta de un subpárrafo sobre trabajo político clave, que contribuye a alcanzar los Objetivos del Convenio. Japón lo vinculó con la estructura financiera de la Organización. Malasia, con Indonesia, advirtió que tal texto podría ser problemático para los miembros productores a menos que se lo vincule con el financiamiento apropiado, por su parte Japón y Estados Unidos preguntaron de qué modo. Brasil, en nombre del Grupo Productor, acordó el financiamiento de algunas actividades políticas con cuentas asignadas, pero cuestionó qué incluye el concepto de “trabajo político clave”, señalando que los miembros productores se oponen a incluir servicios de ecosistemas. Los delegados debatieron una versión de un párrafo que enumeraba ejemplos de actividades políticas como base para las negociaciones. Brasil señaló inconsistencias entre las definiciones de trabajo político clave de diferentes artículos y preguntó si todos los planes de acción mencionados en el borrador del convenio se refieren al mismo concepto. Suiza sugirió que se elimine una frase que sostiene que el trabajo político clave está “explícitamente descripto en el presupuesto de la Cuenta Administrativa adoptado por el Consejo”, señalando que no lo está. Con respecto a la cuestión de si el trabajo político debe ser “necesario para todos”, la CE pidió que se elimine esa frase, Indonesia propuso “una mayoría de miembros” y la CE propuso reinsertar el “todos” y este artículo fue dejado pendiente. Estados Unidos lo vinculó con los artículos sobre el Fondo de la Alianza de Bali, la Cuenta Especial y las actividades de proyecto de la Organización.

Actividades de Proyecto de la Organización (Artículo 25): Con respecto a este artículo, Estados Unidos, apoyado por la CE, propuso incluir al Director Ejecutivo entre aquellos que pueden enviar ante proyectos y propuestas de proyectos, y entre aquellos a quienes pueden aplicarse límites respecto de la cantidad de propuestas permitidas. La CE destacó las implicancias positivas de la disponibilidad de fondos para los proyectos. Este tema y el problema de la finalización del auspicio de proyectos “por voto especial” se dejó pendiente para próximas consultas. Suiza pidió que se establezcan criterios para la “definición de programas temáticos” en un párrafo que enumera criterios para proyectos y anteproyectos. Brasil, Malasia, Indonesia, el Congo y Colombia cuestionaron el texto propuesto por Estados Unidos que permite al Director Ejecutivo presentar propuestas. Côte d’Ivoire, apoyado por la CE y Japón, señaló los beneficios de permitir al Director Ejecutivo presentar propuestas de proyectos de naturaleza transversal. Luego de una larga discusión, el Presidente Blaser, del GTII, apoyado por Camerún propuso especificar que las presentaciones del DE sean realizadas “en consulta con el Consejo”. Suiza sugirió especificar propuestas “de naturaleza horizontal o interés regional”. Indonesia, Brasil y Malasia se opusieron a un texto que establece que el DE debe tener autoridad para enviar las propuestas, e Indonesia sugirió que la responsabilidad del DE sea garantizar los recursos financieros. La CE y Estados Unidos sugirieron que tal provisión beneficiará a los miembros. El Presidente de esta Conferencia de las NU, Carlos Antonio da Rocha Paranhos, propuso, y Suiza lo apoyó, un texto de compromiso que permita al DE presentar propuestas para que sean consideradas por el Consejo, “teniendo en cuenta las áreas temáticas y/o prioridades establecidas por el Consejo”. El Congo expresó su preocupación respecto de quién debe financiar los proyectos presentados por el DE. El Presidente Blaser propuso reunir un pequeño grupo informal para alcanzar un compromiso sobre esta cuestión, pero al final de la semana no se llegó a un ningún acuerdo.

Comités y órganos subsidiarios (Artículo 26): Suiza, junto a la CE y Perú y con la oposición de Malasia, propuso borrar los textos que especifican comités. Malasia estuvo a favor de mantener separados los comités de información económica e inteligencia de mercado e industria forestal, y se opuso a un subpárrafo propuesto en el documento de trabajo que establece un comité de información económica, inteligencia de mercado e industria forestal.

Los delegados discutieron la fusión de dos de los cuatro comités existentes en la OIMT, pero no pudieron llegar a un consenso sobre el número y tipo de dichos comités. En respuesta a la pregunta del Presidente Blaser, Brasil por el Grupo Productor, señaló que se necesita más tiempo para considerar la estructura y el tipo de comités.

La CE, con el apoyo de Canadá y Malasia, y la oposición de Venezuela y Estados Unidos, propuso que se elimine la referencia al establecimiento de “tantos otros Comités como el Consejo considere apropiado y necesario” e insertó un texto que permite al Consejo “establecer o disolver comités y órganos subsidiarios”. Los delegados debatieron cómo especificar qué Comités puede disolver el Consejo. La CE, con la oposición de Venezuela y Brasil, propuso una enmienda que especifique que el Consejo solo puede disolver “cualquier comité y órgano subsidiario” que pueda establecer por sí mismo. El Presidente del GTII, Blaser, recordó que el CIMT,1994 omitió mencionar la disolución de comités.

Funciones de los Comités (Artículo 27): El texto de este artículo fue eliminado del CIMT-2.

CAPÍTULO VIII. RELACIÓN CON EL FONDO COMÚN PARA MATERIAS PRIMAS

El Artículo 28 y el Capítulo VII fueron eliminados del CIMT-2.

CAPÍTULO IX. ESTADÍSTICAS, ESTUDIOS E INFORMACIÓN

Estadísticas, Estudios e Información (Artículo 29): A lo largo de la semana, varios miembros productores trabajaron para eliminar la posibilidad de sanciones por no informar. Brasil, con el apoyo de Camerún, China, el Congo, Malasia, Côte d’Ivoire, la República de Corea, Perú, Egipto, Ghana y Venezuela se opusieron a aplicar penalidades por el incumplimiento de la obligación de brindar información requerida sin que media una explicación satisfactoria. La CE —apoyada por Japón, Estados Unidos y Canadá— insistió en que el Consejo debe tener la facultad de responder cuando los países no proveen ni la información requerida ni una explicación suficiente sobre el atraso. Estados Unidos propuso suavizar el párrafo que había propuesto acerca de las sanciones que el Consejo podría tomar en contra de un país que no provea las estadísticas e información requerida, no busque la asistencia del Director Ejecutivo o del Consejo, o no provea una explicación satisfactoria. Luego de que Estados Unidos aceptara anular la referencia a una posible suspensión del derecho al voto o de derecho a participar en el proyecto de trabajo, Brasil —por el Grupo Productor— reconoció que ese párrafo busca tratar la necesidad de transparencia por parte de los miembros consumidores y productores, pero solicitó que sea dejado entre corchetes. Al final de la semana, Brasil —en nombre del Grupo Productor— propuso incluir a la “asistencia técnica” en las medidas que el Consejo puede tomar como respuesta al no envío o a la demora en la presentación de estadísticas. Esto no satisfizo a algunos miembros consumidores. Luego, en respuesta a la objeción de Estados Unidos el Presidente Paranhos propuso un texto de compromiso que solicita al Consejo que encuentre “una solución positiva a la cuestión”. El Presidente Blaser sugirió sustituir la expresión “medidas que [el Consejo] juzgue apropiadas”. El artículo quedó pendiente.

Informe Anual y Revisión (Artículo 30): Estados Unidos, junto con Japón y Australia, pero con la oposición de Malasia, apoyó un subpárrafo sobre la elaboración de informes de actividades ilegales. En relación con una sugerencia de Estados Unidos, Suiza y Australia, se eliminó una referencia a las importaciones ilegales. La discusión también se centró en el término “tala ilegal y comercio relacionado”. Brasil aclaró que factores distorsionantes del mercado tales como la transferencia de tasas, la baja-calificación, la declaración incorrecta y el tamaño inadecuado no fueron adecuadamente incluidos en esta terminología. El Presidente del GTII, Blaser, recomendó usar “tala ilegal y comercio ilegal”. El grupo aceptó esto junto con una solicitud de la CE de que el texto solo refiera a productos “forestales” de madera y no madereros. El artículo fue aprobado e indica que el Consejo debe publicar un informe anual sobre sus actividades y una revisión cada dos años y evaluar la situación maderera internacional y otras cuestiones consideradas relevantes para los Objetivos del Convenio.

CAPÍTULO X. MISCELÁNEAS

Obligaciones generales de los miembros (Artículo 31): Los delegados aprobaron este artículo sin enmiendas. El artículo indica que los miembros deben cooperar para promover el alcance de los Objetivos del Convenio y hacerse cargo de realizar las decisiones del Consejo.

Alivio de las obligaciones (Artículo 32): Los delegados aceptaron aprobar este artículo, manteniendo la referencia a “por votos especiales”. El artículo indica que en circunstancias especiales, emergencia o fuerza mayor, el Consejo puede [por voto especial] relevar a un miembro de una obligación si está satisfecho con la explicación de los miembros con respecto a la cuestión, y el Consejo debe indicar explícitamente los términos, las condiciones y período de exención de la obligación.

Reclamos y disputas (Artículo 33): El consejero legal de la CNUCD aceptó revisar cómo los reclamos y las disputas son tratadas en otros acuerdos de materias primas. El artículo indica que cualquier miembro puede llevar al Consejo cualquier reclamo concerniente a una obligación incumplida o disputa relacionada con la interpretación del Convenio o su aplicación, y que las decisiones del Consejo sobre estos temas deben ser tomadas por consenso.

Medidas diferenciales y remediadoras y medidas especiales (Artículo 34): La República de Corea cuestionó la definición de “miembros importadores en desarrollo”, y Estados Unidos sugirió borrarla. China objetó, señalando la resolución de la CNUCD que contiene dicho termino. El Presidente del GTII, Blaser, explicó que la Resolución 93 (IV) de la CNUCD sobre el Programa Integrado para Materias Primas establece, para los países menos desarrollados, exenciones, incluidas aquellas relacionadas con la financiación. China con el apoyo de Argelia, Malasia y Ghana, se mostró a favor de mantener el texto sobre medidas diferenciales y remediadoras apropiadas para los miembros según la Resolución 93 (IV) de la CNUCD y la Declaración de París y el Programa de Acción para los Países Menos Desarrollados para los años 90. En las discusiones subsiguientes, China anunció un compromiso propuesto para borrar miembros “importadores” en desarrollo como categoría especial de miembros elegibles para medidas diferenciadoras y remediadoras. Estados Unidos señaló que “miembros en desarrollo” no está definido en el CIMT de 1994. Luego de discusiones sobre definiciones y sugerencias por parte de Estados Unidos y Países Bajos, el GTII acordó el término “miembros consumidores que son países en desarrollo”, siguiendo las definiciones del CIMT y CNUCD. También fue acordado un segundo párrafo que define a los países menos desarrollados. Con respecto a las medidas remediadoras y especiales, el consejero legal de la CNUCD confirmó que la Declaración de París contiene provisiones pertinentes para asegurar las excepciones a los países menos desarrollados.

Los delegados aprobaron el artículo, que indica, entre otras cosas: que los miembros importadores en desarrollo cuyos intereses son afectados adversamente por las medidas tomadas dentro del Convenio podrían requerir al Consejo por apropiadas medidas diferenciales y remediadoras; y los miembros de los países menos desarrollados podrían solicitar al Consejo para medidas especiales.

Examen (Artículo 35): Con respecto al contenido y al plazo del examen, Suiza y Malasia sugirieron centrarse en la necesidad de examinar los mecanismos financieros. La CE y los Países Bajos señalaron que debe ser una “ligera” revisión a medio plazo de la eficacia y no una renegociación de todo el convenio. Los Países Bajos propusieron un texto de compromiso que sostenga que “el Consejo pueda revisar la eficacia” del Convenio, en lugar de componentes específicos del Convenio como el alcance, los objetivos o los arreglos financieros. Estados Unidos señaló que el Consejo ya revisa la eficacia del Convenio regularmente. Malasia y Suiza señalaron los méritos de la propuesta de Países Bajos, pero los delegados no alcanzaron un compromiso sobre esta cuestión. Luego en respuesta a la pregunta de Camerún, Blaser, Presidente del GTII clarificó una cuestión que examina que el nuevo Convenio se centrará en su implementación y no en el Convenio en sí mismo. Australia apoyó usar el término actual “examen”, la CE propuso “revisión”, y Congo prefirió mantener el artículo y agregar una referencia a la revisión de los acuerdos financieros para el Convenio. Brasil, apoyado por Indonesia y Camerún, señaló que un examen de la implementación cada cuatro años luego de la entrada en vigor sería útil para todos los miembros.

El consenso comenzó a emerger para “evaluar”, antes que para “revisar” o “examinar” la “implementación” “cinco años” luego de la “entrada en vigor”. Al final, los delegados aceptaron que “el Consejo pueda evaluar la implementación de este Convenio, incluyendo los objetivos y los mecanismos financieros, cinco años después de su entrada en vigor.

No–Discriminación (Artículo 36): La CE retiró su solicitud de borrar la mención a la no discriminación. JAPÓN favoreció mantener el texto, que es utilizado en la OMC. El artículo fue aprobado y explica el uso de las medidas para restringir o prohibir el comercio internacional de madera y productos madereros.

CAPÍTULO XI. APORTES FINALES

Depositario (Artículo 37): Este artículo fue aprobado e indica que la Secretaría General de las NU es designada como el depositario del Convenio.

Firma, ratificación, aceptación y aprobación (Artículo 38): El Consejero legal de la CNUCD propuso, y los delegados aceptaron, que el nuevo Convenio debe estar disponible para su firma después de ocho semanas de su adopción, en lugar de seis. Este artículo no fue aprobado y quedaron pendientes consultas con el consejero legal de la CE sobre cómo los miembros de la UE ratificarán el nuevo Convenio.

Acceso (Artículo 39): No se realizó una discusión sobre este artículo en el CIMT-3, quedando pendientes consultas con el consejero legal de la CE sobre cómo los miembros de EU accederán al nuevo Convenio.

Notificación de aplicación provisional (Artículo 40): Este artículo no fue aprobado y quedó pendiente el asesoramiento de la sección del Tratado sobre cómo los miembros notificarán al depositario “según sus leyes y regulaciones”.

Entrada en Vigor (Artículo 41): La CE prefirió el lenguaje del CIMT de 1994 sobre la “entrada en vigor”, dado que la situación estará determinada por el número de productores y consumidores firmantes. Japón propuso un párrafo estableciendo una fórmula que alude a las participaciones en el comercio para determinar la entrada en vigor. Estados Unidos prefirió referirse a umbrales relacionados con el número de miembros productores y consumidores “tal como está definido en el Artículo 2”. En respuesta a una pregunta de Malasia, el asesor jurídico de la CNUCD señaló otros acuerdos de materias primas cuya entrada en vigor se basa tanto en niveles de porcentajes numéricos como comerciales para las ratificaciones. En respuesta a la CE, declaró que de acuerdo con el depositario, dentro del actual texto del Convenio, la CE no está autorizada a ratificar en nombre de sus estados miembros. Nueva Zelanda sugirió omitir la referencia al número de países que deben ratificarlo en la fórmula para la “entrada en vigor”, para evitar el problema de la CE. El Presidente Blaser, del GT II, estableció un pequeño grupo que intentó encontrar un texto de compromiso, pero no se alcanzó un acuerdo. El artículo quedó pendiente.

Enmiendas (Artículo 42): Estados Unidos se mostró a favor de un voto mayoritario del 66% para enmendar el Convenio. La CE y China apoyaron mantener el 75%, según es costumbre en convenios de materias primas. Los delegados acordaron quitar los corchetes del texto que permite una enmienda para que entre en vigor luego de la aceptación de 2/3 de los miembros productores –y contando con el voto de al menos el 75 % de los miembros productores–, y de 2/3 de los miembros consumidores, siempre y cuando se cuenta también con al menos el 75% de sus votos. El artículo fue aprobado informalmente con corchetes en la expresión “votos especiales”. El artículo indica que el Consejo puede [por voto especial] recomendar a los miembros enmiendas sobre el Convenio, y debe fijar un día para que los miembros notifiquen al depositario la aceptación de tales enmiendas.

Retiro (Artículo 43): Este artículo fue aprobado su envío del comité de redacción legal. El artículo indica que cualquier miembro puede retirarse del Convenio en cualquier momento luego de su entrada en vigor, a través de una nota por escrito al depositario e el informe al Consejo; que el retiro debe hacerse efectivo 90 días después de recibida la notificación por parte del depositario, y que las obligaciones financieras con la Organización no deben concluir con el retiro del miembro.

Exclusión (Artículo 44): Camerún, apoyado por Estados Unidos, sugirió borrar “por voto especial” en la exclusión de los miembros que hayan violado sus obligaciones dentro del Convenio. La CE, el Congo, Brasil, Malasia, Nigeria, y la República de Corea prefirieron mantener la frase. Japón y Brasil señalaron la imposibilidad de la exclusión consensual de un miembro. Estados Unidos, con Australia, señalaron que bajo el sistema de dos niveles una votación de exclusión no sería una simple votación por mayoría. En respuesta a las preguntas de Camerún y Egipto, el asesor legal de la CNUCD llamó a esto una cuestión política. El párrafo fue dejado para el comité de redacción legal con la frase entre corchetes. El artículo indica que: si el Consejo decide que cualquier miembro está infringiendo sus obligaciones lo cuál deteriora perceptiblemente las operaciones del acuerdo, podría (por voto especial) excluir a ese miembro del Convenio; y seis meses después de la decisión del Consejo, ese miembro debe dejar de ser parte de este Convenio.

Establecimiento de cuentas con miembros retirados o excluidos o miembros incapaces de aceptar una enmienda (Artículo 45): El texto del CIMT, 1994 permanece en el documento de trabajo, y los delegados no discutieron este artículo en el CIMT-3. El artículo indica que, entre otras cosas, el Consejo debe determinar cualquier establecimiento de cuentas con un miembro que deje de ser parte de acuerdo a la no aceptación de una enmienda, un retiro o una exclusión, y el Consejo debe mantener cualquier asignación o contribución pagada a las cuentas financieras por un miembro que no es más parte.

Duración, extensión y terminación (Artículo 46): Los delegados discutieron la duración del Convenio luego de su entrada en vigor, con dos posibles extensiones. El artículo fue enviado con corchetes donde aparezca “por voto especial”. El artículo indica, entre otras cosas, que el Convenio debe permanecer vigente por diez años luego de su entrada en vigor salvo que el Consejo decida (por voto especial) extenderlo, renegociarlo o terminarlo, y el Consejo puede (por voto especial) decidir extender el Convenio por dos períodos de cinco años cada uno.

Reserva (Artículo 47): Este artículo fue aprobado sin debate para su envío al comité de redacción legal. Indica que podrían no realizarse reservas con respecto a cualquier provisión del Convenio.

Provisiones suplementarias y transitorias (Artículo 48): Este artículo fue aprobado por sumisión al comité de redacción legal. Indica que, entre otras cosas, que el Convenio debe ser el sucesor del CIMT-1994.

Anexos A y B: La Secretaría de la CNUCD preguntó que países incluir en el Anexo A y B. Para permitir la inclusión de los miembros Europeos adherentes, Bulgaria y Rumania, la CE sugirió usar 27 en lugar de 25 Estados miembro de EU o enumerar a cada uno. China propuso sólo enumerar los nombres de los países, sin información cuantitativa. La CE señaló que los nuevos Estados miembro de la UE deben ser tomados en cuenta en la asignación de votos. La CE, Suiza, Japón y Estados Unidos señalaron que la función y el contenido de los Anexos dependerán del texto final sobre la entrada en vigor.

REUNIÓN DE CIERRE

El jueves después de celebrar una reunión del Comité de Credenciales, Sri Murniningtyas (Indonesia), Presidente de dicho Comité, presentó el informe (TD/TIMBER.3/9) del Comité, que los delegados adoptaron durante el cierre de la sesión del viernes.

El Presidente Blaser, del GT II, señaló que durante la semana se pudo avanzar en la negociación del texto para el nuevo Convenio, pero expresó preocupación sobre la poca flexibilidad expresada por los participantes. Señaló que el lado exitoso de la reunión está reflejado en el número de artículos aprobados informalmente durante el CIMT-3 (TD/TIMBER.3/L.5; TD/TIMBER.3/L.5/Add.1; TD/TIMBER.3/L.5/Add.2; y TD/TIMBER.3/L.5/Add.3). También subrayó que las cuestiones controversiales más importantes fueron el financiamiento, las actividades operativas, las estadísticas y la información, y la entrada en vigor del nuevo Convenio.

El Presidente Paranhos lamentó que no se alcanzara un acuerdo en esta reunión. Señaló la falta de urgencia de algunas delegaciones y alentó a los delegados a demostrar flexibilidad en el CIMT-4. Luego el Presidente Paranhos presentó, y los delegados aprobaron, un proyecto de resolución, que, entre otras cosas, solicita a la Secretaría General de la CNUCD cooperación con el Director Ejecutivo para: realizar acuerdos para reunir nuevamente a la Conferencia en enero de 2006; preparar la documentación necesaria, particularmente el documento de trabajo del CIMT-3; y mantener contactos apropiados con todos los países productores y consumidores con vistas a asistir a la Conferencia para alcanzar un exitoso final. Señaló asimismo que está explorando la posibilidad de tener una reunión de Amigos del Presidente en conjunto con el COIMT-39 en Yokohama, Japón, para analizar cuestiones sobre financiamiento y objetivos. El Presidente Paranhos subrayó que los delegados tienen poco tiempo para terminar un nuevo Convenio y los instó a alcanzar el compromiso antes de la undécima hora. Destacó que los artículos aprobados informalmente durante esta reunión no deben ser reabiertos para su negociación, con excepción del “voto especial”. Y señaló que los artículos aprobados serán remitidos al comité de redacción legal.

El Presidente Paranhos indicó que la Conferencia se reunirá nuevamente del 16 al 20 de enero de 2006, en Ginebra, Suiza, y señaló que está explorando con la Secretaría la posibilidad de extender la duración de la Conferencia en caso de que fuera necesario. Paranhos agradeció a todos los participantes y cerró la reunión a las 17.53.

BREVE ANÁLISIS DEL CIMT-3

EL JUEGO DE LA ESPERA

La Tercera Parte de la Conferencia de las NU no alcanzó el objetivo de adoptar un acuerdo que suceda al CIMT de1994. ¿Fue esto un retroceso o sólo parte del proceso? Sin duda, no puede ser llamado un retroceso, porque había pocas expectativas entre los delegados cuando comenzó esta reunión respecto de que el nuevo Convenio pudiera completarse. Después de todo, tomó cuatro reuniones negociar el CIMT de 1994, y en ellas los negociadores estuvieron dos semanas completas discutiendo tanto en el tercero como en el cuarto período de sesiones. A pesar de que no se llegó a ningún acuerdo en la tercera parte de la Conferencia de las NU, hubo algunas áreas en las que se pudo avanzar, particularmente en textos relativamente no controversiales. Faltando 18 meses antes de la expiración del actual Convenio, podría anticiparte que a medida que pase del tiempo los delegados sentirán una presión creciente para comprometerse en cuestiones clave. Este análisis explorará algunas áreas de convergencia y divergencia e intentará explicar por qué es necesariamente cierto que “sin noticias” sea una mala noticia.

CONVERGENCIAS

Durante las dos reuniones de los grupos de trabajo se concretaron avances en áreas tales como definiciones, objetivos y financiamiento voluntario. Luego de debates, los delegados alcanzaron un acuerdo sobre los veinte artículos, incluidos los artículos sobre el informe anual y la revisión y duración, extensión, y terminación del acuerdo, que fueron enviado al comité de redacción legal para ser finalizados. Los dos Presidentes de los grupos de trabajo intentaron tender un puente entre las diferentes posiciones sobre cuestiones claves como las finanzas, el cálculo de votos, los objetivos y el alcance. Tal acercamiento permitió que muchas menos áreas importantes fueran eliminadas de la mesa de negociación, de modo de condicionar el pase de otras áreas más controversiales para la próxima contienda. Estos intentos fueron en alguna medida exitosos, ya que a mitad de semana los delegados habían podido avanzar sobre pocas cuestiones controversiales, entre ellas las vinculadas con el alcance. Así, por ejemplo, se alcanzó un acuerdo sobre la inclusión de las maderas coníferas en la definición de las maderas tropicales, que previamente solo incluía madera no coníferas. Esta decisión señala que los delegados han tomado nota de los cambios de tendencias en el mercado de las maderas tropicales, donde el comercio de maderas coníferas está aumentando a nivel internacional.

Sin embargo, aunque fueron concluidos más de veinte artículos, los movimientos en estas áreas no amenazaron el “resultado final” y así fueron comparativamente fácil de lograr en esta reunión. El “final”, para ambos lados, tiene que ver con los arreglos financieros para el nuevo Convenio, como indica claramente la falta de un avance real en esta área.

DIVERGENCIAS

Tal como sucedió en la última reunión de negociación, los delegados todavía no estaba preparados para comprometerse en cuestiones que no eran muy importantes para ellos. Todavía hay claras divisiones en las propuesta de Estados Unidos, la CE y el Grupo Productor sobre financiamiento, donde fue difícil alcanzar un acuerdo sobre la asignación de financiamiento para el trabajo político y sobre cómo generar más financiación para los proyectos. Por ejemplo, los productores y consumidores también expresaron su deseo de un financiamiento más predecible de parte de la OIMT para los proyectos y programas, pero esto requiere acuerdos sobre cuestiones vinculadas como el alcance del Convenio y la estructura de la Organización y sus instituciones.

Además, el mercado de la madera y el comercio de la madera tienen importantes implicancias, dada su conexión con el poder de votación y las evaluaciones. Aunque este tema fue escasamente mencionado en la reunión, los elementos de distribución y cálculo de votos fueron debatidos durante las discusiones sobre las definiciones de miembros “productores” y “consumidores” y “recursos forestales tropicales”, sin que se llegara a un acuerdo. Algunas de las discusiones indicaron opiniones divergentes, y hasta posiblemente confusiones, respecto de cómo combinar los recursos forestales y el comercio en el nuevo Convenio. El hecho de poder alcanzar alguna claridad sobre este importante tema podría estar íntimamente relacionado con el avance sobre la decisión del cálculo de votos y las evaluaciones, así como también sobre el alcance del nuevo Convenio durante la próxima reunión.

Además hubo una divergencia de opiniones sobre el Artículo 29 de “Estadísticas, estudios e información”. A pesar de que los productores y consumidores acordaron que es esencial contar con buena información para el que el trabajo de la Organización resulte efectivo, los países de ambos grupos no pudieron presentar la información requerida. En el primer día de negociaciones, muchos consumidores señalaron que el Consejo debe tener la capacidad de tomar alguna medida cuando un país no provee información ni ofrece una explicación satisfactoria. Sin embargo, los productores se opusieron a que se apliquen penalidades por tales fallas, señalando que podrían ser una causa de la necesidad de asistencia para la creación de capacidades. Al final de la reunión el párrafo propuesto quedó en suspenso. Y muchos observaron que esta imposibilidad para comprometerse tuvo más que ver con la falta de un sentido de urgencia que con una desacuerdo real sustancial.

Para facilitar el avance en la próxima instancia de negociación, el Vicepresidente de esta Conferencia de las NU propuso —al final de la semana— un texto consolidado sobre los cuatro artículos del capítulo de finanzas. No hubo tiempo para alcanzar un acuerdo sobre el reemplazo de las propuestas con este texto, ya que hubo poco apoyo a cualquier intento para desechar textos aún “muy queridos” de las propias propuestas de los distintos miembros. Quedaron así, en el documento de trabajo y en la mesa de negociaciones de los nuevos arreglos financieros, todas las propuestas presentadas hasta ese momento.

EL ESTADO DEL JUEGO: ¿UNA SOLUCIÓN MATEMÁTICA?

Mientras es claro que al final de la tercera reunión no se alcanzaron soluciones comprometidas en algunas de las cuestiones más difíciles, los delegados aceptaron que se pudo avanzar. La fecha de expiración del Convenio actual se acerca y llegará el momento en que los delegados tengan que hacer algunas elecciones difíciles y ajustar algunas de sus posiciones de negociación en relación con las cuestiones políticamente controversiales.

No obstante, el objetivo de crear un acuerdo revitalizado de materias primas —que tome en cuenta el cambio de naturaleza del comercio de las maderas tropicales— permanece en la mente de la mayoría de los delegados. Los delegados tienen seis meses antes de que tengan que realizar su próximo movimiento formal, lo que les otorga tiempo para pensar críticamente las metas precisas y los objetivos finales de la próxima ronda de negociaciones. Por este motivo, la evidencia sugiere que por ahora los delegados no sienten la urgencia de completar estas negociaciones. En seis meses es probable que la situación cambie, ya que los ciclos de financiamiento comienzan a ser amenazados por el acercamiento de la finalización del presente Convenio, a concretarse a fines de 2006. Tal falta de urgencia no significa, sin embargo, que los delegados tengan la voluntad de dejar que el CIMT expire. El plazo se terminará cuando la demora haga difícil sino imposible evitar problemas financieros mayores debido a las limitaciones institucionales de los ciclos presupuestarios gubernamentales. Como no hay en las Partes la intención de partir y dejar que el CIMT se esfume en la historia, uno podría esperar que el correr del tiempo presione dándoles la iniciativa necesaria para permitir que los negociadores trabajen en un Convenio el que todos puedan vivir o que incluso puedan clamar como una victoria.

PRÓXIMAS REUNIONES

XXII CONGRESO MUNDIAL DE LA UIOIF: Este Congreso de la Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal (UIOIF) se reunirá del 8 al 13 de agosto de 2005, en Brisbane, Australia, y se centrará en “Equilibro Forestal: Relacionando Tradición y Tecnología”. Tal como sugiere el títuloo del Congreso, sus organizadores esperan: crear interés entre todas los sectores involucradas con interés en los bosques y procesos tecnológicos; reflejar la importancia de la tradición y tecnología, incluyendo el importante aumento del conocimiento indígena; y reconocer el rol del pueblo indígena no sólo como residentes, sino también como futuros gerentes de tierras. Para más información, contactar a: Gerente del Congreso; tel: +61-0-7-3854-1611; fax: +61-0-3854-1507; correo electrónico: iufro2005@ozaccom.com.au; Internet: http://www.iufro2005.com

REUNIÓN PLENARIA DE ALTO NIVEL DEL 60º PERÍODO DE SESIONES DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LAS NU SOBRE EL SEGUIMIENTO DEL RESULTADO DE LA CUMBRE DEL MILENIO: También referida como la “Cumbre Mundial 2005”, esta reunión se realizará del 14 al 16 de septiembre de 2005, en las oficinas centrales de las NU en Nueva York. Se espera que la reunión realice un examen comprehensivo del progreso alcanzado en relación con los compromisos articulados en la Declaración del Milenio de las NU. El evento también revisará el progreso alcanzado en la implementación de los resultados y compromisos de las principales conferencias y cumbres de las NU en lo económico, social y otros campos relacionados. Para más información, contactar: Oficina del Presidente de la Asamblea General; tel: +1-212-963-2486; fax: +1-212-963-3301; Internet: http://www.un.org/ga/59/hl60_plenarymeeting.html

BOSQUE INTERACTIVO Y POLÍTICA NATURAL EN LA PRÁCTICA - MANEJANDO EL APRENDIZAJE DE ENFOQUES MÁS AMPLIOS Y PROGRAMAS FORESTALES NACIONALES DE LAS MÚLTIPES PARTES INVOLUCRADAS EN EL SECTOR: Este curso, que ser realizará del 12 de septiembre al 1 de octubre de 2005 en Países Bajos, busca brindar a los participantes visiones, conocimiento y habilidades para diseñar y manejar el desarrollo político interactivo y procesos de implementación en el manejo forestal y de la naturaleza. Para más información, contactar al: Centro Internacional Agrícola (IAC, por sus siglas en inglés); tel: +31-317-495-495; fax: +31-317-495-395; correo electrónico: training.iac@wur.nl; Internet: http://www.iac.wur.nl

COIMT-39: El 39º período de sesiones del Consejo Internacional de las Maderas Tropicales y sesiones asociadas de los Comités se realizará en Yokohama, Japón, del 7 al 12 de noviembre de 2005. Para más información, contactar a: Manoel Sobral Filho, Director Ejecutivo, COIMT; tel: +81-45-223-1110; fax: +81-45-223-1111; correo electrónico: itto@itto.or.jp; Internet: http://www.itto.or.jp/

TALLER SOBRE LUCHA CONTRA LA TALA ILEGAL DE PRODUCTOS FORESTALES Y EL COMERCIO RELACIONADO EN EUROPA: Est taller está tentativamente programado para los días 14 y 15 de noviembre de 2005. La fecha final y el lugar serán anunciados más adelante. Este taller se basará en un informe científico que analiza la información disponible sobre tala ilegal y comercio relacionado en Europa, y contribuirá a la elaboración de un entendimiento paneuropeo común de la terminología a usar en relación al tema. Para más información, contactar a: Conferencia Ministerial de la Protección de Bosques en Europa/ Unidad de Enlace Varsovia tel: +48-22-331-7031; +48-22- 331-7032; correo electrónico: liaison.unit@lu-warsaw.pl; Internet: http://www.mcpfe.org/

OBSERVANCIA DE LA LEY FORESTAL Y LA GOBERNANZA EN EUROPA Y ASIA DEL NORTE: Esta reunión está tentativamente programada para realizarse en San Petersburgo, Federación Rusa, del 22 al 25 de noviembre de 2005. La reunión contribuirá a un proceso de Observancia de la Ley Forestal y la Gobernanza para Europa y Asia del Norte. Para más información, contactar a: Nalin Kishor; tel: +1-202-473-8672; fax: +1-202-522-1142; correo electrónico: nkishor@worldbank.org; Internet: http://lnweb18.worldbank.org/ESSD/ardext.nsf/14ByDocName/ForestGovernanceProgramEuropeandNorthAsiaForestLawEnforcementandGovernance

CUARTA PARTE DE LA CONFERENCIA DE LAS NU PARA LA RENEGOCIACIÓN DEL CONVENIO INTERNACIONAL DE MADERAS TROPICALES DE 1994: La Cuarta Parte de la Conferencia de las NU para la Renegociación del Convenio Internacional de las Maderas Tropicales de 1994, se reunirá en Ginebra, Suiza, del 16 al 20 de enero de 2006. Para más información, contactar a: Secretaría de la CNUCD, Asuntos Intergubernamentales y Servicio de Difusión; tel: +41-22-917-5809; fax: +41-22-917-0056; correo electrónico: correspondence@unctad.org; Internet: http://www.unctad.org/templates/meeting.asp?intitemid=3323&lang=1

GLOSARIO
 

BPF
SE
CIMT
COIMT
OIMT
PFNMs
VFNMs
MFS
Fondo de la Alianza de Bali
Servicios Ecológicos
Convenio Internacional de Maderas Tropicales
Consejo Internacional de las maderas tropicales
Organización Internacional de las maderas tropicales
Productos forestales no madereros
Valores forestales no madereros
Manejo Forestal Sostenible

Este número del Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Karen Alvarenga de Oliveira, Ph.D., Deborah Davenport, Ph.D., Lauren Flejzor, Bo-Alex Fredvik, y Twig Johnson, Ph.D. Editor de Contenido Digital: Diego Noguera. Traducción al español: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Información del IIDS: Langston James “Kimo” Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Boletín es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a través del Bureau de Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canadá (a través de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Bretaña (a través del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a través de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperación para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Países Bajos, la Comisión Europea (DG-ENV), y el Ministerio de Medio Ambiente de Italia. El soporte financiero general del Boletín durante el año 2005 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Gestión de la Agricultura, la Silvicultura, el Medio Ambiente y el Agua de Austria, los Ministerios de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Suecia, el Ministerio de Medio Ambiente y el de Relaciones Exteriores de Noruega, el Ministerio de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Finlandia, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita acad�mica correspondiente. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA.