Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 24 No. 60
Miércoles, 29 de junio de 2005

HECHOS DESTACADOS DE LA RENEGOCIACIÓN DE CIMT DE 1994:

MARTES, 28 DE JUNIO DE 2005

El ritmo de las negociaciones bajó durante el segundo día de la tercera parte de la Conferencia de las NU para la Negociación del Convenio que suceda al Convenio Internacional de las Maderas Tropicales de 1994 (CIMT,1994). Por la mañana y en las primeras horas de la tarde los delegados se reunieron en dos grupos de trabajo. El Grupo de Trabajo I (GTI) continuó tratando las cuestiones más importantes del Capítulo I (Objetivos) y el Capítulo III (Organización y Administración). El Grupo de Trabajo II (GTII) intentó alcanzar un acuerdo sobre el texto entre corchetes del Capítulo VII (Actividades Operativas), el Capítulo IX (Estadísticas, Estudios e Información), el Capítulo X (Misceláneas) y el Capítulo XI (Aportes Finales). Por la tarde, los delegados se reunieron en un grupo de trabajo conjunto sobre el texto que se enviará al comité de redacción legal.

GRUPO DE TRABAJO I

El Presidente del GTI, Alhassan Attah (Ghana), sugirió a los delegados que continúen la discusión, párrafo por párrafo, del documento de trabajo final de la segunda parte de la Conferencia de las NU(TD/TIMBER.3/L.4).

OBJETIVOS: Tras ofrecer un compromiso entre la ampliación del alcance del Convenio y el foco puesto en el comercio, EE.UU. –con la oposición de GABÓN– propuso que se tome en cuenta en la introducción a los productos forestales no madereros (PFNMs) y los servicios ecológicos (SE). MALASIA propuso que se eliminen los dos objetivos generales del Convenio y la referencia a los bosques talados legalmente, los PFNMs y los SE en la introducción de los objetivos, y señaló que esos conceptos ya están incluidos en los objetivos. También propuso acotar el alcance del Convenio a los bosques tropicales que “producen madera”. Tras señalar que la OIMT ha desarrollado prácticas y creado proyectos relacionados con los SE, SUIZA –con el apoyo de NORUEGA– insistió en que se mantenga la referencia explícita a los SE en los objetivos. También advirtió que excluir a los SE del alcance del Convenio impactará en su financiamiento. INDIA dijo que el Convenio no puede ser convertido en un convenio ambiental. MALASIA, con SURINAM, dijo que es suficiente la referencia a los PFNMs y a los SE del Preámbulo. HONDURAS destacó la importancia de los servicios ecológicos en los bosques. JAPÓN dijo que el nuevo Convenio debe ser un acuerdo central que tome en cuenta cuestiones emergentes como la tala ilegal. La CE destacó que los SE y los PFNMs contribuyen al manejo forestal sostenible (MFS).

En relación con la mejora de la comercialización y la distribución de las exportaciones de madera tropical derivadas de fuentes manejadas de manera sostenible y legalmente taladas, JAPÓN dijo que la expresión “productos forestales” incluye a los “productos de madera y a los que no son de madera” y sugirió que se haga mención a “productos de maderas tropicales”. Al referirse a la promoción de la concientización del consumidor, ECUADOR, INDIA, JAPÓN, PAPUA NUEVA GUINEA y VENEZUELA sugirieron que se elimine “alentar la puesta en común de la información sobre los mecanismos voluntarios privados basados en el mercado”. La CE, con el apoyo de SUIZA, pero con la oposición de EE.UU., sugirió que se reemplace “privado” por “independiente” al referirse a los mecanismos voluntarios basados en el mercado. Tras señalar que la referencia a la puesta en común de la información sobre los mecanismos voluntarios privados basados en el mercado es poco clara y contenciosa, la REPÚBLICA DE COREA apoyó su eliminación. NORUEGA sugirió que se rescriba la frase para promover la concientización del consumidor y alentar la puesta en común de la información sobre mecanismos voluntarios para la promoción de ese comercio.

Con respecto a las fuentes legalmente taladas, BRASIL –en representación del Grupo Productor– entendió que los provisiones deben reflejar un equilibrio entre la tala legal y el comercio legal.

En relación con el desarrollo de las políticas nacionales dirigidas a la utilización sostenible y a la conservación de los bosques productores de madera, NORUEGA, CAMERÚN, SUIZA y MALASIA se mostraron a favor de la inclusión de los recursos genéticos y el mantenimiento el equilibrio ecológico. Tras señalar que los recursos genéticos ya son tratados en la Convención sobre la Diversidad Biológica, MÉXICO, con el apoyo de VENEZUELA y PAPUA NUEVA GUINEA, se mostró a favor de eliminar la referencia a los recursos genéticos.

COLOMBIA dijo que calificar al MFS mencionando “recursos genéticos” y “equilibrio ecológico” excluye cuestiones socioeconómicas y culturales, otros importantes aspectos del MFS. JAPÓN se mostró a favor de mantener la referencia a los “recursos genéticos” y a la “observancia de la ley forestal y la gobernanza”. BRASIL, en representación del Grupo Productor, pidió una discusión posterior sobre la observancia de la ley y la gobernanza.

SEDE CENTRAL Y ESTRUCTURA DE LA ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DE [BOSQUES] DE [MADERA] TROPICAL: JAPÓN –con el apoyo de SUIZA, INDONESIA, MALASIA, INDIA, COLOMBIA, CHINA y BRASIL, pero con la oposición de EE.UU., la REPÚBLICA DE COREA, HONDURAS y NUEVA ZELANDA– se mostró a favor de mantener el actual nombre de la Organización. EE.UU. se mostró a favor de un esquema de voto, señalando que a votación debe tener un umbral alto. Al señalar que el Consejo puede tratar el establecimiento de oficinas regionales, JAPÓN, con el apoyo de NUEVA ZELANDA, SUIZA y la REPÚBLICA DE COREA, pero con la oposición de BRASIL, CÔTE D’IVOIRE y GABÓN, propusieron que se elimine la referencia a las oficinas regionales.

SESIONES DEL CONSEJO: JAPÓN, la REPÚBLICA DE COREA, SUIZA, la CE, EE.UU. y NUEVA ZELANDA se mostraron a favor –como regla general– de una sesión regular al año, aunque GABÓN y COLOMBIA prefirieron dos. En relación con las sesiones especiales, SUIZA y EE.UU. dijeron que deben ser desarrolladas a pedido del Director Ejecutivo, de acuerdo con el Presidente y Vicepresidente del Consejo, “y” una mayoría de miembros productores y una mayoría de miembros consumidores. SURINAM, MÉXICO y VENEZUELA, se mostraron a favor de cambiar “y” por “o”.

Tras señalar que se requiere una mayoría tanto en los miembros productores como en los consumidores para realizar una sesión especial, SUIZA propuso que se requieran al menos 750 en lugar de 500 votos para decidir esto.

GRUPO DE TRABAJO II

El Presidente del GTII, Jürgen Blaser, abrió la sesión diciendo que si no se lograba un progreso sustancial por la tarde estaría en duda la posibilidad de concluir un acuerdo durante esta semana.

TRABAJO POLÍTICO DE LA ORGANIZACIÓN: Los delegados eliminaron la formulación alternativa de un párrafo que enumeraba los ejemplos de actividades políticas. BRASIL señaló inconsistencias entre las definiciones de trabajo político clave de diferentes artículos y preguntó si todos los planes de acciones mencionados en el borrador del convenio se refieren al mismo concepto. SUIZA sugirió que se elimine una frase que sostiene que el trabajo político clave está “explícitamente descripto en el presupuesto de la Cuenta Administrativa adoptado por el Consejo”, señalando que no lo está. El párrafo se dejó entre corchetes.

COMITÉS Y ÓRGANOS SUBSIDIARIOS: MALASIA se opuso a un subpárrafo propuesto que establece un comité sobre información económica, inteligencia de mercado e industria forestal. La CE, con el apoyo de CANADÁ y MALASIA, y la oposición de VENEZUELA y EE.UU., propuso que se elimine la referencia al establecimiento de “tantos otros Comités como el Consejo considere apropiado y necesario” e insertó un texto que permite al Consejo “establecer o disolver comités y órganos subsidiarios”. Los delegados debatieron cómo especificar cuáles Comités puede disolver el Consejo. La CE, con la oposición de VENEZUELA y BRASIL, propuso una enmienda que especifique que el Consejo solo puede disolver “cualquier comité y órgano subsidiario” que pueda establecer por sí mismo. El Presidente del GTII, Blaser, recordó que el CIMT,1994 omitió mencionar la disolución de comités. El artículo se dejó para una discusión futura.

ESTAD�STICAS, ESTUDIOS E INFORMACI�N: ESTADOS UNIDOS propuso suavizar el p�rrafo que hab�a propuesto acerca de las sanciones que el Consejo podr�a tomar en contra de un pa�s que no provea las estad�sticas e informaci�n requerida, no busque la asistencia del Director Ejecutivo o del Consejo, o no provea una explicaci�n satisfactoria. Luego de que ESTADOS UNIDOS aceptara anular la referencia a una posible suspensi�n de los derechos al voto o de los derechos a participar en el proyecto de trabajo, BRASIL, por el Grupo Productor, reconoci� que ese p�rrafo busca tratar la necesidad de transparencia por parte de los miembros consumidores y productores, pero solicit� que sea dejado entre corchetes.

MEDIDAS DIFERENCIADORAS Y REMEDIADORAS, Y MEDIDAS ESPECIALES: El Presidente Blaser explic� que la Resoluci�n 93 (IV) de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCD) sobre el Programa Integrado para las materias primas contempla excepciones, incluyendo aquellas relacionadas con la financiaci�n, para los Pa�ses Menos Desarrollados. CHINA, con el apoyo de ALGERIA, MALASIA y GHANA, se manifest� a favor de mantener un texto sobre medidas apropiadas y diferenciadoras, y remediadoras, para los miembros seg�n la Resoluci�n 93 (IV) de la CNUCD y de la Declaraci�n de Par�s y el Programa de Acci�n para los Pa�ses Menos Desarrollados para los a�os 90.

REVISI�N: Con respecto al contenido y el plazo del Convenio, SUIZA y MALASIA sugirieron centrarse en la necesidad de revisar los mecanismos financieros. La CE y los Pa�ses Bajos se�alaron que debe ser una �ligera� revisi�n a medio plazo de la eficacia y no una renegociaci�n de los mecanismos legales. Los PA�SES BAJOS propusieron un texto de compromiso que sostenga que �el Consejo pueda revisar la eficacia� del Convenio, en lugar de componentes espec�ficos del Convenio como el alcance, los objetivos o los arreglos financieros. ESTADOS UNIDOS se�al� que el Consejo ya revisa la eficacia del Convenio regularmente. MALASIA y SUIZA se�alaron los m�ritos de la propuesta de Pa�ses Bajos, pero los delegados no alcanzaron un compromiso sobre esta cuesti�n.

ENTRADA EN VIGOR: El asesor jur�dico de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCD) explic� que los acuerdos de las materias primas usualmente entran en vigencia provisionalmente y se�al� que el texto propuesto, apoyado por ESTADOS UNIDOS, fue concebido para simplificar este proceso. La CE prefiri� el lenguaje del Convenio Internacional de las Maderas Tropicales de 1994 (CIMT, 1994) sobre la entrada en vigor, dado que la situaci�n estar� determinada por el n�mero de productores y consumidores firmantes.

ENMIENDAS: Los delegados acordaron quitar los corchetes del texto que permite una enmienda para que entre en vigor luego de la aceptaci�n de 2/3 de los miembros productores �y contando con el voto de al menos el 75 % de los miembros productores�, y de 2/3 de los miembros consumidores, siempre y cuando se cuenta tambi�n con al menos el 75% de sus votos.

DURACI�N, EXTENSI�N Y TERMINACI�N: Los delegados aceptaron regresar a la cuesti�n acerca de si el Convenio permanecer�a vigente por ocho o diez a�os.

ANEXOS A Y B: La CE se�al� que los nuevos Estados miembro de la UE deben ser tomados en cuenta en la asignaci�n de votos. JAP�N, la CE y ESTADOS UNIDOS se�alaron que la funci�n y el contenido de los Anexos depender�n del texto final sobre la entrada en vigor.

GRUPO DE TRABAJO CONJUNTO

CUESTIONES TRANSVERSALES: El presidente Blaser anunci� que un objetivo de la sesi�n conjunta ser� acordar un texto limpio de ambos grupos que pueda ser enviado al comit� de redacci�n legal.

El Presidente del GT I, Attah, solicit� al grupo conjunto que apruebe los art�culos acordados en el GT I. Los delegados adoptaron art�culos sobre la membres�a de la Organizaci�n, la composici�n del Consejo Internacional de Madera Tropical, el procedimiento de voto del Consejo, el qu�rum del Consejo, y la cooperaci�n y coordinaci�n con otras organizaciones.

Con respecto a la membres�a de organizaciones regionales de integraci�n econ�mica, la CE se reserv� el derecho de enmendar el texto m�s adelante con el objeto de alcanzar los requerimientos de la CE respecto de su participaci�n futura.

Se aprobaron los siguientes art�culos para su env�o al comit� de redacci�n legal: formas de pago; auditor�a y publicaci�n de cuentas; obligaciones generales de los miembros; retiro; exclusi�n; asentamiento de cuentas con miembros retirados o excluidos o miembros incapaces de aceptar una enmienda; reservaciones; y provisiones suplementarias y transitorias.

Los art�culos sobre almacenamiento, firma, ratificaci�n, aceptaci�n y aprobaci�n; notificaci�n de aplicaci�n provisional; y entrada en vigor no fueron aprobados, quedando pendientes consultas con los asesores legales de la CE.

El art�culo sobre privilegios e inmunidades fue dejado pendiente luego de que PER� solicitara que se aclare por qu� la excepci�n de impuesto de la OIMT debe ser limitada por la legislaci�n nacional del pa�s anfitri�n.

Con respecto a la no discriminaci�n, VENEZUELA pregunt� por qu� el uso de medidas para restringir o prohibir el comercio internacional de madera y productos de madera s�lo se centra en las importaciones. JAP�N propuso borrar el art�culo, y �ste fue dejado entre corchetes.

EN LOS PASILLOS

Con claras divergencias de opini�n en torno a una serie de cuestiones pendientes del documento de trabajo, los delegados se mantuvieron firmemente atrincherados en sus posiciones. Al tiempo que las negociaciones entre los gobiernos se centraban en la sustancia y la sem�ntica, unos pocos delegados se�alaron que muchos asistentes pasaron por alto la baja asistencia de la sociedad civil en la negociaci�n. Sin embargo, los representantes de la sociedad civil, en una declaraci�n escrita, dejaron registrada su preocupaci�n por la necesidad de equilibrio para las actividades OIMT, en el nuevo mandato del Convenio. Tal mandato podr�a ayudar a garantizar que la certificaci�n no se trasforme en una barrera no arancelaria para el comercio y resuelva importantes preocupaciones laborales. Al mismo tiempo, otros delegados se�alaron que el nuevo alcance del Convenio parece irse estrechando a medida que las negociaciones avanzan. Queda por ver, entonces, si es que los delegados pueden brindar en el nuevo Convenio un espacio adecuado para el tratamiento de las preocupaciones de la sociedad civil.


Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Karen Alvarenga de Oliveira, Ph.D., Deborah Davenport, Ph.D., Lauren Flejzor, Bo-Alex Fredvik, y Twig Johnson, Ph.D. Editor de Contenido Digital: Diego Noguera. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Informaci�n del IIDS: Langston James �Kimo� Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Bolet�n es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bureau de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Breta�a (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV), y el Ministerio de Medio Ambiente de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2005 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Gesti�n de la Agricultura, la Silvicultura, el Medio Ambiente y el Agua de Austria, los Ministerios de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Suecia, el Ministerio de Medio Ambiente y el de Relaciones Exteriores de Noruega, el Ministerio de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Finlandia, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita acad�mica correspondiente. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA. El equipo de trabajo del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en la CIMT-3 puede ser contactado por correo electr�nico en <lauren@iisd.org>.