Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 15 No. 138
Miércoles 27 de septiembre de 200
6

HECHOS DESTACADOS DE FISQ-V:

MARTES 26 DE SEPTIEMBRE DE 2006

Durante la jornada del martes, el FISQ-V (Foro V) se reunió en el Plenario. Por la mañana los participantes trataron la cuestión de la aplicación del principio precautorio en el contexto de la seguridad química. Por la tarde, los delegados se ocuparon de la necesidad de nuevas acciones mundiales sobre los metales pesados y del ensanchamiento de la brecha que hay entre los diferentes países con respecto al seguimiento de las políticas de seguridad química. El grupo especial de trabajo sobre el futuro del FISQ se reunió a la hora del almuerzo y al final del día. Además, dos grupos de trabajo más se reunieron a última hora, uno de ellos trabajo sobre el principio precautorio y el otro se ocupó de los metales pesados.

PLENARIO DEL FORO V

PRECAUCIÓN: Joel Tickner, del Centro Lowell para la Producción Sostenible, de EE.UU., dijo que la sesión estaría centrada en las herramientas y los enfoques para la aplicación de la precaución, y no en su definición.

Franz Xavier Perrez, de Suiza, describió los diferentes puntos de vista sobre la precaución y su estatus en el derecho internacional y enfatizó la importancia de desarrollar y aplicar herramientas y enfoques.

Johanna Lissinger Peitz, de Inspectorado de Químicos de Suecia, presentó una herramienta basada en Internet que facilita la aplicación de la precaución por parte de la industria, y ha sido desarrollada con la participación de los diferentes sectores interesados. También dijo que dicha herramienta busca reducir de manera preventiva los riesgos de los químicos aportando una guía para que quienes toman decisiones puedan establecer prioridades en la reducción de riesgos.

John Shoaff, de la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés), destacó el Proceso de Revisión de Químicos de EPA, diseñado para prevenir los riesgos sanitarios y ambientales, generando que ciertos químicos sean regulados, retirados o derivados para su futura revisión. También acentuó que las herramientas y los modelos de la Agencia de Protección Ambiental son ampliamente utilizados tanto a nivel nacional como internacional.

Jesús Marín Ruiz, del Centro de Toxicología Nacional de Nicaragua, hizo hincapié en las contaminaciones agudas causadas por determinados pesticidas y destacó un estudio sobre sus efectos tóxicos y ambientales, su eficiencia agrícola y las alternativas disponibles para estos pesticidas en Nicaragua. También remarcó las dificultades que surgen a la hora de prohibir determinados pesticidas en el marco de la Unión Aduanera de América Central.

Romeo Quijano, de la Red de Acción sobre Pesticidas (RAP), presentó tres casos de estudio que aplican enfoques precautorios para el uso de pesticidas. Además, presentó el Proyecto de Monitoreo y Acción de Pesticidas Basado en la Comunidad y dijo que sólo se puede evitar la contaminación por pesticidas evitando su utilización y poniendo en práctica una agricultura ecológica.

Stephen Johnson, de la Alianza Boots, del RU, señaló que los vendedores minoristas son muy vulnerables a la crítica debido a su alta visibilidad, y describió la estrategia de gestión y precaución para los productos químicos de su compañía. Además, sostuvo que los vendedores minoristas deben tener en cuenta las percepciones de los consumidores, las ONGs y los medios, que muchas veces no tiene fundamentos científicos.

Joel Tickner se refirió al documento de antecedentes sobre herramientas y enfoques para aplicar la precaución en el contexto de la seguridad química (IFCS/FORUM-V/6 INF), destacando su papel como ejercicio exploratorio. También informó que, entre otras cosas: la prevención en los países desarrollados significa principalmente la prevención de los eventos crónicos o inciertos, mientras que en los países en desarrollo se refiere en general a los eventos agudos; que la precaución está implícita en la mayoría de las regulaciones sobre químicos; y que algunos de los problemas comunes son la falta de coordinación nacional, recursos, información, capacidad y herramientas. Finalmente, agregó que hay interés en continuar el diálogo sobre el modo en que pued mejorarse la toma de decisiones en la incertidumbre.

Las discusiones sobre las presentaciones incluyeron temas como: la participación de los sindicatos y la consideración de los intereses de los trabajadores; la importancia de las alternativas en desarrollo para los químicos tóxicos; la aplicación de la legislación ambiental, internacional y nacional, como herramienta precautoria; el peso dado al monitoreo comunitario y la investigación; y modos de aplicar la precaución en ausencia de información, herramientas y regulaciones.

La RED DE ACCIÓN SOBRE PESTICIDAS hizo hincapié en la concientización acerca de los impactos de los químicos. SENEGAL expresó su interés en que se aprenda más sobre las herramientas para la evaluación del riesgo que podrían ser utilizadas internacionalmente. NIGERIA pidió al FISQ que promueva iniciativas de creación de capacidades en los países en desarrollo para que se pueda aplicar la precaución a nivel nacional. La RED DE ELIMINACIÓN DE CONTAMINANTES ORGÁNICOS PERSISTENTES destacó las limitaciones de los modelos de evaluación de riesgo. La CONFEDERACIÓN INTERNACIONAL DE SINDICATOS LIBRES (CISL) señaló las limitaciones del etiquetado y las planillas de información segura. CIPRE, con el apoyo de TAILANDIA y AUSTRIA, propuso el establecimiento de un grupo de trabajo que trabaje sobre esta cuestión. ARGENTINA y EE.UU. dijeron que era prematuro formar un grupo de trabajo. SUIZA sugirió que el grupo de trabajo trate las necesidades que tienen los países en desarrollo a la hora de promover la precaución.

Finalmente, se estableció un grupo de trabajo coordinado por Joel Tickner, que definirá los pasos a seguir para ayudar a los países en desarrollo a mejorar su capacidad de aplicar herramientas y enfoques para la implementación de la precaución en la seguridad química, en el contexto local.

METALES PESADOS: Georg Karlaganis, de SUIZA, hizo una sintesis de lo ocurrido durante el evento paralelo titulado “Salud y preocupaciones ambientales asociadas con los metales pesados: ¿necesidades mundiales para una acción futura?” (FICS/Foro V/8 INF), que tuvo lugar el 23 de septiembre de 2006 en Budapest, Hungría. Destacó las ideas que se propusieron en el evento paralelo para tratar los problemas que originan los metales pesados, que incluyen la realización de una convención mundial sobre el mercurio y otros metales, y un nuevo trabajo del FISQ acerca del conocimiento de los metales pesados y enfoques para manejarlos. Y sugirió que el resultado de ese trabajo sea enviado la Conferencia Internacional sobre Gestión de Químicos (CIGQ).

DINAMARCA, junto con NORUEGA, la CE, SUIZA y otros, puso énfasis en que el Consejo de Administración del PNUMA (CdA) es un foro desde donde se puede abordar el problem del mercurio. FINLANDIA expresó su deseo de que el resultado del Foro V con respecto a los metales pesados retroalimente al PNUMA, el SAICM y la Convención sobre la Contaminación de Aire Transfronterizo de Largo Alcance y su Protocolo sobre Metales Pesados. Nigeria, en representacion de la REGIÓN AFRICANA, —con el apoyo de NORUEGA, SURINAM, SUIZA, CISL y otros— propusieron la adopción de la declaración del FISQ sobre metales pesados. JAPÓN expresó sus reservas acerca de una declaración. La REGIÓN AFRICANA y otros sugirieron que se establezca un grupo de trabajo para tratar el problema de los metales pesados.

El CONSEJO INTERNACIONAL SOBRE MINERÍA Y METALES (CIMM) se mostró a favor de las alianzas como los medios más efectivos para tratar la cuestión, mientras que TAILANDIA sugirió que se aplique la responsabilidad social corporativa y el principio de “paga el que contamina”. El BURÓ AMBIENTAL EUROPEO apoyó los objetivos gobales de reducción del mercurio del 50 % para 2012 y el 70% para 2017, en comparación con los niveles de 2005. Irán, por la REGIÓN ASIA PACÍFICO propuso que se incluya el arsénico y el niquel como prioridad, y que se hagan inventarios de todas las fuentes posibles.

JAPÓN dijo que la discusión se debe encarar en el marco del PNUMA y EE.UU. señaló que el FISQ no debe prejuzgar las decisiones del PNUMA. TANZANIA apoyó un instrumento mundial vinculante. URUGUAY propuso que se utilice la Convención de Estocolmo para lidiar con el metil mercurio. EE.UU. dijo el plomo y el cadmio no tienen el mismo nivel de transporte ambiental que el mercurio, y generan preocupación principalmente a nivel local y regional. EE.UU. alentó a otros países y ONGs a que participen en alianzas. Y, con CANADÁ, dijo que no apoyará las discusiones para tratar la necesidad para acciones futura. SUECIA destacó las alternativas técnicas y económicas y las soluciones para la acción inmediata sobre el mercurio. La Secretaría del SAICM aclaró que la CIGQ es el órgano de administración que supervisa la implementación del SAICM y acentuó que las reuniones regionales del SAICM previas al CIGQ-2 ofrecerán una buena oportunidad para ocuparse los metales pesados. La SOCIEDAD INTERNACIONAL DE DOCTORES PARA EL AMBIENTE estuvo a favor de una iniciativa de oro limpio y de la prohibición de las exportaciones de mercurio. La ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE SALUD (OMS) dijo que tiene el claro mandato de lidiar con los peligros de la exposición a los metales pesados y que puede elevar la cuestión a su comité ejecutivo. Finalmente, se convocó a un grupo especial de trabajo, presidido por Alo Babajide (Nigeria).

BRECHA CRECIENTE: Sayed Ali Mohammad Mousavi, de Irán, presentó un informe de avance del Comité Permanente del Foro sobre el “Tratamiento de la creciente brecha que hay entre los países, en el seguimiento de las políticas de seguridad sobre químicos”. Además, informó que —como resultado de este trabajo— la Estrategia Política General del SAICM incluye una recomendación para facilitar la creación de capacidades de los países para la gestión racional de químicos.

Lilian Corra, de la Sociedad Internacional de Doctores para el Ambiente, informó sobre el evento paralelo realizado el lunes en torno a la cooperación sur/sur y señaló que hay mucha experiencia útil en las ONGs y asociaciones profesionales de los países en vías de desarrollo.

La OMS dijo que la cooperación sur/sur no se da con frecuencia de manera efectiva y sugirió que de este modo la “brecha” podría agrandarse aún más. IRÁN señaló que el proceso para tratar la ampliación de tal brecha no puede quedar solo en la cooperación sur/sur y pidió a los países donantes que encaren tomen medidas. TANZANIA señaló que los donantes financian las “propuestas mejor desarrolladas”, salteando así a quienes más necesitan en términos de creación de capacidades, y pidió que un grupo de expertos ayude a quienes necesitan apoyo para el desarrollo de propuestas de financiamiento. CHINA dijo que los países desarrollados no deben transferir tecnologías obsoletas a los países en vías de desarrollo.

TAILANDIA, con el apoyo de NIGERIA, pidió que el FISQ brinde una plataforma para que los países en vías de desarrollo compartan su conocimiento y experiencia, incluso sobre las redes de trabajo, las bases de datos y los grupos de expertos, y sugirió como método potencial un INFOCAP expandido. El Presidente Wibulpolprasert informó que las Secretarías del SAICM y FISQ se han encontrado y han comenzado el proceso de transferencia del INFOCAP al SAICM.

Finalmente, el Presidente Wibulpolprasert propuso, y los participantes acordaron, que la discusión sobre este asunto sea sintetizada en el informe final y referida a los Grupos Regionales, que pueden introducirla en la CIGQ- 2.

GRUPOS ESPECIALES DE TRABAJO

FUTURO DEL FISQ: El Presidente Karlaganis presentó un informe interino acerca de los “puntos en común” sobre el futuro del FISQ, entre los que se incluyen: lo deseable que resulta un foro de “tormenta de ideas” que cree un puente entre la ciencia y la política; la importancia de una estructura flexible, abierta, multisectorial, transparent e inclusiva; y la necesidad de evitar la duplicación de funciones entre el FISQ y el SAICM. Los participantes consideraron además una serie de documentos de posición y sugerencias. Aunque se acordó que los arreglos institucionales eficientes que maximizan las sinergias y son efectivos en términos de costos eran deseables, no hubo coincidencia respecto de cuáles serían los arreglos que mejor permitirían lograr eso. En tanto, la discusión del final del día estuvo centrada en dos propuestas de un texto de compromiso: la primera mantiene al FISQ como una institución independiente cuyas funciones incluyen la interacción con el SAIC y la contribución a su implementación; y la otra describe los pasos que se deben dar para crear un órgano ejecutivo conjunto y una secretaría —también conjunta— dell FISQ y el SAICM, dejando abierta la posibilidad de disolver el FISQ. El debate sobre este tema continuó hasta bien entrada la noche, con la discusión línea por línea del texto.

METALES PESADOS: CANADÁ, EE.UU. y el CIMM expresaron su preocupación por la precisión del informe del evento paralelo sobre metales pesados. SUIZA reafirmó la precisión del informe pero sostuvo que estaba dispuesta a escuchar comentarios.

Entonces los participantes discutieron línea por línea el proyecto de texto de la Declaración de Budapes sobre Metales Pesados. JAPÓN y EE.UU. se opusieron a que se la llamara “Declaración” y CANADÁ, junto al CIMM, sugirió llamarla “recomendación”. IRÁN propuso utilizar “compromisos”. BURKINA FASO, SUIZA y DINAMARCA se manifestaron a favor de mantener la expresión “declaración”. CANADÁ, con el CIMM, y la oposición de BURKINA FASO, sugirió sustitutir “metales pesados” por “mercurio, plomo, cadmio y otros metales de preocupación internacional”. En el párrafo introductorio, los participantes acordaron “reconocer los efectos ambientales y sobre la salud del mercurio, el plomo y el cadmio, en todo el mundo”. Este grupo continuará discutiendo el texto entre corchetes.

PRECAUCIÓN: Los participantes propusieron dos categorías de acciones: el suministro de información, que incluye el desarrollo de un mecanismo de intercambio sobre herramientas, ejemplos de casos, bases de datos y puntos de contacto; y la creación de capacidades y puesta en común de técnicas, que a su vez involucra el diálogo sobre herramientas, enfoques, marcos regulatorios y capacitación. El Presidente Tickner acordó producir un proyecto de documento al respecto.

EN LOS PASILLOS

Los delegados trabajaron hasta tarde durante la jornada del martes y hasta más tarde aún el lunes, a pesar de que esté programado que los autobuses se vayan de la sede de la reunión a las 11.30 de la noche. Hubieron, además, muchas charlas de pasillo acerca de los modos en que el FISQ debería lograr una sinergia con el SAICM, aunque un grupo de delegados señaló que los arreglos del propio SAICM todavía no están completamente definidos, y un observador advirtió en contra de desenmarañarse del suéter del SAICM antes de siquiera habérselo probado.

Aún así, algunos participantes mostraron optimismo por el gran esfuerzo que están haciendo los delegados por encontrar soluciones, en lugar de sólo defender sus posiciones. Y otro participante señaló con optimismo que, a pesar de los desacuerdos con respecto al futuro del FISQ, se estaba pudiendo avanzar en otros ítems de la agenda del Foro V.
 

Este número del Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Karen Alvarenga, Ph.D., Andrew Brooke, Twig Johnson, Ph.D., Miquel Muñoz, y Kunbao Xia. Editor de Contenido Digital: Anders Gonçalves da Silva. Traducción al español: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios Informativos del IIDS: Langston James "Kimo" Goree VI <kimo@iisd.org>. Los donantes permanentes del Boletín son el Gobierno de los Estados Unidos (a través del Bureau de Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canadá (a través del CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido (a través del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a través de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV) y la Direcci�n General para la Protecci�n de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente y Territorio de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2006 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Medio Ambiente de Austria, el Ministerio de Asuntos Internacionales y Comercio de Nueva Zelanda, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n es provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Est� permitida la publicaci�n de extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en publicaciones no comerciales y con la correspondiente cita acad�mica. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios Informativos del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, Nueva York, NY 10017, Estados Unidos. El Equipo del BNT en el V Foro del FISQ puede ser contactado por correo electr�nico escribiendo a <miquel@iisd.org> o en la sala 949 del Centro de Congresos y Comercio Mundial de Budapest, sede de esta reuni�n.