Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 15 No. 122
Viernes, 23 de septiembre de 2005

HECHOS DESTACADOS DEL COMPREP3 DEL SAICM

JUEVES, 22 DE SEPTIEMBRE DE 2005

Durante la cuarta jornada del ComPrep-3 del SAICM, las discusiones sobre la estrategia política central (EPC) continuaron en plenario por la mañana y la tarde. Los Grupos de contacto sobre el proyecto de plan de acción mundial (PAM) y consideraciones financieras se reunieron a lo largo del día. Y aquellos sobre la implementación, en la tarde y noche. También se reunieron pequeños grupos de redacción sobre las secciones de la EPC relacionadas con la reducción del riesgo y el conocimiento y la información, y sobre la determinación de las necesidades.

PLENARIO

ESTRATEGIA POLÍTICA CENTRAL: Determinación de Necesidades: Matthew Gubb, de la Secretaría, presentó la declaración revisada de la sección de necesidades del proyecto de EPC (SAICM/PREPCOM.3/CRP.19). La Presidente Bohn abrió la discusión y luego pidió le pidió a un pequeño grupo de redacción, coordinado por la Argentina, que discuta las cuestiones pendientes.

AUSTRALIA —con el apoyo de JAPÓN y EE.UU.— sugirió un párrafo de apertura que se ocupe del progreso alcanzado en la gestión de químicos a nivel internacional, nacional e industrial a partir de la Cumbre de Río.

En relación con el párrafo de apertura existente que trata las crecientes lagunas en la gestión de químicos, la UE sugirió —y el Comité acordó— que se elimine el calificativo “nacional” antes de la palabra gobernanza. La UE —con AUSTRALIA y NIGERIA, pero con la oposición de EE.UU.— apoyó el mantenimiento de las referencias a las lagunas de los acuerdos existentes y a la brecha entre lo que se ambiciona y la realidad. CANADÁ, con el apoyo de JAPÓN, propuso que en cambio se señale la creciente urgencia de que todos los países gestionen los químicos de una manera más efectiva para lograr el objetivo 2020 de la Cumbre de Johannesburgo.

Con respecto al párrafo relacionado con políticas y programas para la gestión racional de los químicos, la ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DEL TRABAJO señaló que agregar un texto a la introducción —que menciona específicamente las Convenciones de Estocolmo y Rotterdam— deja afuera a los acuerdos sobre seguridad de los productos químicos en el trabajo, y propuso que se agreguen referencias a esos acuerdos. CHINA sugirió que se agregue una referencia a los convenios internacionales en general. El Comité acordó modificar la introducción con lo agregado por China y eliminar la lista de instrumentos internacionales.

En relación con el subpárrafo sobre el marco político existente para los productos químicos, NORUEGA —con el apoyo de SEYCHELLES— dijo que debe ser descrito como inadecuado. En tanto EE.UU., con JAPÓN, sugirió que debe ser fortalecido. Tras consultas informales, ARGENTINA sugirió, y el Comité acordó, un texto de compromiso indicando que el marco de trabajo no es completamente adecuado y necesita ser fortalecido en el futuro.

Sobre el subpárrafo relacionado con la coherencia y las sinergias entre las instituciones y los procesos existentes, la Presidente Bohn sugirió que pueden ser descriptos como débiles y con la necesidad de ser mejorados en el futuro. EE.UU. no acordó con que son débiles.

Con respecto al subpárrafo sobre información, Nigeria —en representación del GRUPO AFRICANO— sugirió que se diga que no hay información o que ésta es limitada, o que existe un limitado acceso a la información existente en relación con los químicos que están hoy en uso, en lugar de ‘”en relación con ‘ciertos’ químicos”. EE.UU., con el apoyo de UCRANIA, sostuvo que es un error quejarse porque no hay información sobre químicos disponible. El CONSEJO INTERNACIONAL DE ASOCIACIONES QUÍMICAS (CIAQ) estuvo de acuerdo, y sugirió que se agregue la frase “en algunos países”. CANADÁ dijo que la falta de información es un problema en todos los países y, con el apoyo de la UE, sugirió que la oración podría referirse a muchos productos químicos. La CONFEDERACIÓN INTERNACIONAL DE SINDICATOS LIBRES (CIOSL) propuso que se elimine cualquier calificativo antes de la palabra “químicos”. EGIPTO sugirió un texto que señale que este es el caso particularmente en los países en vías de desarrollo. Tras analizarlo en el grupo de redacción, ARGENTINA sugirió un texto de compromiso que establezca que habitualmente existe información limitada o falta de información sobre muchos de los químicos que hoy están en uso, y que también hay un acceso limitado o ningún acceso a la información que ya existente.

En relación con la capacidad, ARGENTINA informó que el grupo de redacción había acordado un texto que sostiene que a muchos países les falta capacidad para manejar racionalmente los químicos a nivel nacional, subregional y mundial.

Sobre recursos, el grupo de redacción consideró el texto y ARGENTINA informó que el grupo había acordado el texto tal como fue sugerido en el proyecto.

Al referirse a la evaluación y gestión del riesgo, el GRUPO AFRICANO sugirió mover este párrafo al PAM.

Sobre la reducción del riesgo, PAKISTÁN propuso que se agregue a la población general en la lista de grupos afectados. La UE propuso que se borre la eliminación de riesgos al comienzo del párrafo y sugirió que se mantenga la referencia a los “ambientes susceptibles”.

En relación con las condiciones resultantes de la exposición a los químicos, la RED INTERNACIONAL DE ELIMINACIÓN DE COPS (RIEP), con el apoyo de CANADÁ, pero con la oposición de la UE, AUSTRALIA y EE.UU., endosó la enumeración explícita de una cantidad de condiciones.

La Red Internacional de Eliminación de Contaminantes Orgánicos Persistentes (RIEC), con el apoyo de AUSTRALIA, pidió que se cambie el concepto “ciencia racional” por “aplicación objetiva del método científico”.

En la oración final sobre la disponibilidad de alternativas, la UE —con el apoyo de Canadá— propuso un texto sobre la cooperación técnica entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo y con economías en transición, para el desarrollo de alternativas más seguras. El GRUPO AFRICANO apoyó esto y propuso que se agregue una referencia a la asistencia para la reducción del tráfico ilegal. AUSTRALIA sugirió hacer referencia, simplemente, a la necesidad de acceso a alternativas asequibles y más seguras. CANADÁ sugirió que se divida el párrafo en subpuntos.

En la sección sobre gobernanza, Croacia, por el GRUPO DE EUROPA CENTRAL Y DEL ESTE, sugirió que se incluya a las comunidades indígenas como sectores interesados.

Reducción del riesgo: El Comité pidió al grupo de redacción conducido por Brasil, que trate las cuestiones pendientes de la sección de reducción del riesgo de la EPC (SAICM/PREPCOM.3/CRP.21).

Conocimiento e información: El Comité pidió al pequeño grupo de redacción conducido por Brasil que trate también las cuestiones pendientes del proyecto de sección de conocimiento e información de la EPC (SAICM/PREPCOM.3/CRP.20).

Tráfico ilegal internacional: La Presidente Bohn presentó el proyecto de texto revisado (SAICM/PREPCOM.3/CRP.24). En relación con la prevención del tráfico ilegal internacional, los delegados adoptaron el texto con una aclaración gramatical de la Secretaría. Sobre el fortalecimiento de los mecanismos, NIGERIA —con CROACIA— apoyó la inclusión de una referencia a los mecanismos de control. EE.UU. sugirió que se retengan los mecanismos de control y se incluya un texto sobre la implementación nacional y regional. CUBA propuso que el texto se refiera a los mecanismos en general. El Comité aceptó el texto con las enmiendas de Nigeria, EE.UU. y Cuba. Sobre la promoción del intercambio de información, el Comité aceptó el proyecto de texto sin enmiendas.

GRUPOS DE CONTACTO

PLAN DE ACCIÓN MUNDIAL: El grupo continuó discutiendo las medidas y actividades respecto de aquellos metales pesados que representan serios riesgos para la salud humana y el ambiente. Los participantes consideraron las medidas y actividades relacionadas con: el enfoque integrado de la gestión de químicos; la reducción de los riesgos causados por el plomo, el mercurio y el cadmio; la acción futura sobre el mercurio, incluyendo un posible instrumento legalmente vinculante y una alianza mundial; y la generaci�n y divulgaci�n de informaci�n que detalle los peligros inherentes a todos los qu�micos que se comercian. La mayor�a de las medidas y actividades fueron aceptadas, aunque la resoluci�n de algunas qued� pendiente del resultado de las discusiones sobre la EPC.

Los delegados luego discutieron un subconjunto de medidas y actividades que posiblemente caigan fuera del alcance del SAICM. Los Participantes acordaron eliminar las medidas y actividades sobre transporte y contaminaci�n del aire.

Con varias enmiendas, el grupo tambi�n alcanz� un acuerdo sobre el subconjunto de medidas y actividades que podr�an ser inconsistentes con las pol�ticas internacionales existentes.

En relaci�n con el subconjunto de medidas y actividades que podr�an ser demasiado prescriptivas, los participantes debatieron pero no pudieron ponerse de acuerdo acerca de si deb�an o no eliminarse las medidas y actividades sobre responsabilidad legal y compensaci�n.

El grupo tambi�n revisit� el resumen ejecutivo del PAM, analizando una propuesta que contiene una lista de prioridades mundiales comunes. Los debates se centraron en cuestiones relacionadas con: la minimizaci�n del riesgo del mercurio y otros �metales pesados� o �qu�micos�; la reducci�n del volumen y toxicidad de los desechos peligrosos; la eliminaci�n de pesticidas altamente t�xicos; y la promoci�n del cuidado y la administraci�n responsable de los productos por parte de la industria. El grupo tambi�n consider� un subconjunto de nuevas actividades propuestas. Y complet� su trabajo poco despu�s de las 11 de la noche, y muchas actividades quedaron con asteriscos que indican que se necesitan m�s discusiones al respecto.

CONSIDERACIONES FINANCIERAS: El grupo de contacto sobre consideraciones financieras se reuni� a lo largo de todo el d�a para trabajar sobre los textos entre corchetes, incluyendo las nuevas propuestas presentadas. La inclusi�n de un nuevo texto en la introducci�n, solicitando asistencia financiera de parte de los pa�ses desarrollados para los pa�ses en v�as de desarrollo y con econom�as en transici�n como precondici�n para el logro de los objetivos del SAICM, gener� una fuerte discusi�n. El texto qued� entre corchetes. El grupo elimin� algunos corchetes en el subp�rrafo sobre iniciativas de la industria. Una delegaci�n present� un nuevo p�rrafo sobre la internalizaci�n de los costos que fue discutido brevemente y dejado completamente entre corchetes. Con respecto al fondo de alianza mundial, la discusi�n se centr� en la necesidad de un financiamiento inicial para comenzar el trabajo sobre los objetivos del SAICM. Hubo desacuerdo sobre quien deber�a administrar el fondo, algunas delegaciones propusieron al PNUMA y otras sugirieron que este asunto se deje abierto.

La discusi�n sobre acciones espec�ficas respecto de la alianza global incluy� el rol de la Secretar�a del SAICM y el IOGRQ. Algunas delegaciones prefirieron diferir las cuestiones sobre arreglos institucionales hasta que de tomen decisiones sobre otras partes de la EPC. Sobre la cuesti�n de la integraci�n de los objetivos del SAICM en programas multilaterales y bilaterales de asistencia al desarrollo, hubo un debate intenso sobre la frase �tomando en cuenta los costos de la inacci�n�. Se lleg�, sin embargo, a un acuerdo sobre los subp�rrafos relacionados con programaci�n: sobre lo concerniente al reconocimiento de los pa�ses donantes de los objetivos del SAICM en la planificaci�n, y sobre la invitaci�n a las instituciones financieras internacionales a que incluyan los objetivos del SAICM en sus actividades. Sobre el futuro rol del FMAM en el SAICM, los delegados consideraron una propuesta de abrir un nuevo punto focal para las actividades relacionadas con SAICM. Aunque algunos pa�ses donantes se mostraron abiertos a esa posibilidad, otros quisieron eliminar el p�rrafo completo y se�alaron que no podr�an acordar con la apertura de nuevos puntos focales en el FMAM.

IMPLEMENTACI�N: Sobre implementaci�n a nivel nacional, un pa�s desarrollado, con el apoyo de una cantidad de pa�ses en v�as de desarrollo, present� una propuesta sobre un enfoque por etapas, y hubo una cantidad de delegaciones que la encontraron muy prescriptiva. Con respecto a los arreglos institucionales generales, las delegaciones sugirieron que se mencione la coordinaci�n regional y nacional y acordaron una referencia a un arreglo, en lugar de un ��rgano central�, para la implementaci�n nacional. Algunas delegaciones s�lo quisieron mantener la parte de la implementaci�n del SAICM por parte de los gobiernos en una base inter-institucional, en tanto otros sostuvieron que el rol de los puntos focales nacionales tambi�n deber�a ser detallado.

Las delegaciones expresaron varias posiciones sobre la solicitud y los poderes de un �rgano de supervisi�n, y una delegaci�n se le opuso por principio. Otras aclararon que ellos no quieren establecer nuevas estructuras, pero s� asegurar que la implementaci�n del SAICM sea supervisada a trav�s de un proceso multisectorial y de m�ltiples sectores interesados. Los delegados pudieron acordar la solicitud de supervisiones peri�dicas a trav�s de una conferencia de evaluaci�n y la mayor�a prefiri� que esto sea hecho por la CIGQ. Un grupo regional expres� su preferencia por el FISQ. Otros reconocieron los muchos paralelos que existen entre el trabajo de FISQ y el SAICM, y las dificultades en el financiamiento de ambos. Luego, continuaron las discusiones sobre la frecuencia de las conferencias de evaluaci�n y los delegados se dividieron entre los que apoyaban los intervalos de cinco a�os y los que acentuaron la necesidad de conferencias que se desarrollen en un principio cada dos o tres a�os para asegurar la implementaci�n del SAICM. Luego los delegados discutieron las actividades del per�odo entre sesiones, y entre ellas la coordinaci�n regional y las cuestiones sobre el bureau y la Secretar�a.

En relaci�n con la Secretar�a, el grupo de contacto escuch� una propuesta que suger�a contratar al IOGRQ y darle a PNUMA una funci�n de liderazgo. Algunos grupos regionales, en tanto, se�alaron que prefieren que la Secretar�a est� conformada por el PNUMA y a la Organizaci�n Mundial de la Salud (OMS). Finalmente, este grupo de contacto complet� su trabajo poco despu�s de las 11 de la noche.

EN LOS PASILLOS

Con tres grupos de contacto y dos grupos de redacci�n reunidos de manera simult�nea y con el tratamiento de cuestiones similares en varios lugares a la vez, muchas delegaciones se quejaron de que estaban sobreextendidos y otras se lamentaron por la baja representaci�n de los pa�ses en v�as de desarrollo, en particular en los grupos de redacci�n. Adem�s, una serie de representantes de ONGs expres� su preocupaci�n porque el resultado del SAICM puede no reflejar la urgencia de los problemas relacionados con los qu�micos. Sin embargo, algunos delegados mantienen la esperanza de que, m�s all� de su lento avance, los grupos de redacci�n puedan concretar las negociaciones de manera m�s r�pida que las lentas sesiones de Plenario.

Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Changbo Bai, Paula Barrios, William McPherson, Ph.D., Nicole Schabus, y Noelle Eckley Selin. Editor de Contenido Digital: Dan Birchall. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Informaci�n del IIDS: Langston James �Kimo� Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Bolet�n es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bureau de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Breta�a (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV), y el Ministerio de Medio Ambiente de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2005 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Gesti�n de la Agricultura, la Silvicultura, el Medio Ambiente y el Agua de Austria, los Ministerios de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Suecia, el Ministerio de Medio Ambiente y el de Relaciones Exteriores de Noruega, el Ministerio de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Finlandia, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita acad�mica correspondiente. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA. El equipo de trabajo del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en el SAICM-3 puede ser contactado por correo electr�nico en <noelle@iisd.org>.