Linkages home
Boletín de Negociaciones de la Tierra
· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·
Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible
Formato PDF
Versión en francés
Versión en inglés
Volver a IISD coverge
Volume 13 Número 175 - Lunes, 11 de octubre de 2010
SÍNTESIS DEL VIGÉSIMO PERÍODO DE SESIONES DEL COMITÉ FORESTAL DE LA FAO
4 AL 8 DE OCTUBRE DE 2010

El vigésimo período de sesiones del Comité Forestal (COFO 2010) de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés), se celebró del 4 al 8 de octubre de 2010 en la sede de la FAO en Roma. La reunión atrajo a 770 participantes de los Estados Miembros del COFO, incluyendo los titulares de los departamentos forestales, las agencias de la ONU y de las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales. En las sesiones plenarias celebradas durante la semana, los participantes discutieron los siguientes temas: la Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales (FRA, por sus siglas en inglés); la biodiversidad forestal, los incendios y los recursos hídricos en el contexto del cambio climático; nuevas oportunidades y nuevos retos para la financiación y la gobernanza del sector forestal; prioridades del programa de la FAO para el sector forestal; comunicar la función de los bosques en el desarrollo sostenible y los preparativos para el Año Internacional de los Bosques 2011 (AIB); y los preparativos para el XIV Congreso Forestal Mundial.

El COFO 2010 aprobó un informe final, en el que, entre otras cosas: recomienda que la próxima Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales se prepare para el año 2015; pide a la FAO promover los esfuerzos nacionales de fortalecimiento del apoyo financiero para la gestión forestal sostenible (GFS); pide a la FAO ayudar a los países en la valoración de la contribución potencial de los bosques en la adaptación y mitigación del cambio climático; y solicita a la FAO identificar con mayor claridad las áreas de énfasis y trabajar en áreas en las que la FAO tiene una ventaja comparativa.

En paralelo a la reunión y en el transcurso de toda la semana, se celebraron varios eventos especiales en el marco de la segunda “Semana Mundial Forestal.” Estos eventos incluyeron paneles de discusión sobre, entre otras cuestiones: normas fitosanitarias; nuevos desarrollos en la financiación del sector forestal; la vinculación entre el diálogo y la aplicación de políticas; la gobernanza forestal; la reducción de emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal, así como el papel de la conservación, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono (REDD+); y las Alianzas por los Bosques (Growing Forest Partnerships en inglés).

El COFO 2010 se llevó a cabo en un momento en que los bosques del mundo están recibiendo más atención que nunca antes. Muchos dirían que esta atención es muy atrasada, dado que anualmente estamos perdiendo 13 millones de hectáreas de bosque – cerca del tamaño de Grecia. Una de las principales contribuciones del COFO 2010 fue un llamado a contar con un enfoque intersectorial para abordar los problemas que enfrentan los bosques, y una perspectiva de “360 grados” que considere las numerosas funciones y servicios que proporcionan los bosques.

BREVE HISTORIA DEL COFO

El COFO es el más importante de los Órganos Estatutarios Forestales de la FAO, los cuales también incluyen las Comisiones Forestales Regionales, el Comité Asesor sobre el Papel y los Productos Madereros, el Comité de Cuestiones Forestales del Mediterráneo (Silva Mediterránea), la Comisión Internacional del Álamo, y el Cuadro de Expertos en Recursos Genéticos Forestales. Las reuniones bienales del COFO, celebradas en la Sede de la FAO en Roma, reúnen a los responsables de los servicios forestales y a otros altos funcionarios gubernamentales con el fin de identificar políticas y cuestiones técnicas emergentes, buscar soluciones y asesorar a la FAO y a otras partes interesadas sobre las acciones apropiadas. Esto se logra a través de: exámenes periódicos de los problemas forestales internacionales y evaluación de estos problemas; el examen de los programas de trabajo forestales de la FAO y su aplicación; asesoramiento al Director General de la FAO sobre los futuros programas de trabajo de la FAO en el ámbito de la actividad forestal y sobre su aplicación; exámenes de y recomendaciones sobre cuestiones específicas relativas a la silvicultura planteadas por el Consejo de la FAO, el Director General o los Estados Miembros; e informes al Consejo de la FAO. La membresía en el COFO está abierta a todos los Estados Miembros de la FAO que deseen participar en sus trabajos.

COFO-14: Las discusiones de la sesión de COFO 14 en 1999 examinaron la labor del Foro Intergubernamental sobre Bosques (FIB) de la Comisión para el Desarrollo Sostenible, las perspectivas mundiales del sector forestal y los desafíos nacionales e internacionales de las políticas forestales para la sostenibilidad. COFO-14 también se revisaró los programas de la FAO en el sector forestal, y su Marco Estratégico (2000-2015) e implicaciones a mediano plazo para el programa forestal.

COFO-15: En 2001, el COFO-15 se centró en la gestión de la información forestal y de los conocimientos sobre bosques, criterios e indicadores para el desarrollo sostenible de todos los tipos de bosques, y las implicaciones de la certificación y el comercio para la GFS. Se examinaron los programas forestales de la FAO, incluyendo los resultados de la evaluación de los recursos del año 2000, el Plan de Mediano Plazo 2002-2007, las propuestas para un FRA mundial, y las cuestiones clave del cambio climático y el Protocolo de Kyoto relacionadas con los bosques.

COFO-16: COFO-16 se celebró en marzo de 2003 para discutir: la relación de los bosques y el agua dulce; los programas forestales nacionales (PFN) como mecanismo para aplicar los principales resultados de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación y la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible; el examen de los programas de la FAO; y el proceso de planificación de la FAO a mediano plazo, en particular con respecto a los bosques, la pobreza y la seguridad alimentaria, la gobernanza forestal y la biodiversidad forestal.

COFO-17: El COFO-17 se reunió en marzo de 2005 para abordar: el informe ”Situación de los Bosques del Mundo 2005”; las Comisiones Forestales Regionales (CFR); las necesidades y oportunidades de cooperación internacional para la preparación ante los incendios forestales; la contribución de los bosques al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio; y el Congreso Forestal Mundial. Durante el COFO-17 también se realizó la Reunión Ministerial sobre Bosques en la que los ministros trataron cuestiones relacionadas con la cooperación internacional sobre el manejo de incendios forestales y el mantenimiento del compromiso con la GFS, y adoptaron una Declaración Ministerial.

COFO-18: El COFO-18 se reunió en marzo de 2007 para abordar: el informe “Situación de los Bosques del Mundo 2007”; los bosques y la energía; la protección de los bosques; poner a trabajar la silvicultura a nivel local; avanzar hacia la GFS; la definición de un programa de acción de la FAO en el sector forestal; las decisiones y recomendaciones de los órganos de la FAO; y el XIII Congreso Forestal Mundial (XIII CFM).

COFO-19: COFO-19 se celebró en marzo de 2009 para discutir: la Estrategia de la FAO para los bosques y la actividad forestal; el Marco Estratégico para los Bosques y el Cambio Climático de la Asociación de Colaboración en materia de Bosques y temas conexos, incluyendo la GFS y el cambio climático; los recursos genéticos forestales; la reducción de emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal; el acceso a la financiación; el impacto de las recientes turbulencias económicas en el sector forestal; y los preparativos para el XIII CFM. El COFO-19 aprobó un informe final, en el que, inter alia, insta a los miembros a deliberar sobre las respuestas nacionales e internacionales del sector forestal al cambio climático; recomienda a las organizaciones de la FAO y otros miembros fortalecer la capacidad para poner en práctica la GFS; y recomienda que la FAO prepare un informe sobre la Situación de los Recursos Genéticos Forestales en el Mundo para el año 2013.

INFORME DEL COFO 2010

El lunes 4 de octubre, Eduardo Rojas-Briales, Subdirector General, Departamento Forestal, FAO, inauguró el COFO 2010. Rojas-Briales sugirió que los bosques son un sumidero manejable y pueden realizar una contribución esencial en la compensación de las emisiones de carbono. Añadió que la reducción de emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal, así como el papel de la conservación, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono se acoge con beneplácito, pero para que perdure debe integrar aspectos como la biodiversidad, el desarrollo rural, y la tenencia de la tierra, y garantizar que los recursos lleguen hasta el nivel local. Notando que la política y gestión forestal sólo alcanzarán sus objetivos si se basan en una sólida base científica, apoyó la creación de un grupo asesor sobre el conocimiento de los bosques.

Acto seguido el Plenario aprobó el programa provisional (COFO 2010/2) sin modificaciones. Los siguientes miembros del COFO fueron nominados y elegidos por aclamación: Anders Lönnblad (Suecia) como Presidente; Donatien N’Zala (República del Congo) como Primero Vicepresidente; y Karma Dukpa (Bhután), Josué Morales (Guatemala), Ahmed Ridha Fekih Salem (Túnez) y Jim Farrell (Canadá) como Co-vicepresidentes. Además, los delegados eligieron a los miembros del Comité de Redacción, en donde cada región nombró a tres países para participar en este comité.

PLENARIO DEL COFO

EVALUACIÓN DE LOS RECURSOS FORESTALES MUNDIALES: EL CAMINO POR RECORRER: El lunes, Mette Wilkie, FAO, presentó la Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2010 (FRA, por sus siglas en inglés) (COFO 2010/4), señalando que es la evaluación más completa de su tipo, con la participación de más de 900 expertos de 178 países, a un costo de US$25 millones. Advirtió que la calidad de los datos de varios países sigue siendo muy pobre debido a la falta de capacidades, y señaló los desafíos en la evaluación de la degradación forestal. Sugirió que las variables clave deben estar disponibles de forma continua, en vez de cada cinco años, y que la teledetección está desempeñando un papel cada vez más importante.

En la discusión subsiguiente, varios países hicieron declaraciones sobre la amplitud y la utilidad de la FRA 2010. La Unión Europea (UE) señaló que a pesar de que la buena gobernanza es un requisito previo para la gestión forestal sostenible (GFS), el concepto no está definido lo suficientemente bien como para evaluarlo a nivel mundial. Advirtió que el aumento de la frecuencia de presentación de informes sería costoso, e instó a centrarse en aumentar la calidad de los informes existentes. Canadá pidió a la FAO que se centre en los bosques y no en árboles fuera del bosque. Etiopía sugirió reevaluar las actuales definiciones del término “bosque,” y Angola pidió definiciones uniformes.

La República de Corea recomendó que la FAO considere revisar y definir claramente las variables y añada otras nuevas para la próxima evaluación. Noruega instó a dar prioridad a la información sobre las tasas de deforestación, las reservas de carbono, y los suelos, y de seguir agilizando la presentación de informes relacionados con los bosques. Marruecos señaló que los elevados costos actúan como una barrera para el uso de la teledetección, pero que esto puede ser superado al unir esfuerzos.

Al reflexionar sobre las intervenciones de los delegados, Rojas-Briales destacó la necesidad de incorporar la presentación de informes en las regiones donde existen otros procesos, y de integrar la teledetección con los métodos tradicionales de la FRA.

BIODIVERSIDAD FORESTAL, INCENDIOS Y RECURSOS HÍDRICOS EN EL CONTEXTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO: Este tema fue abordado el lunes y el martes. El tema de biodiversidad se debatió en el plenario el lunes, y los temas de los incendios y recursos hídricos se abordaron en sesiones plenarias paralelas el martes, las cuales presentaron sus informes en una sesión plenaria conjunta celebrada el mismo día.

Biodiversidad forestal: Oudara Souvannavong, FAO, presentó un informe sobre la biodiversidad forestal en el contexto del cambio climático (COFO 2010/5.1), destacando la importancia de la biodiversidad forestal para el funcionamiento de los bosques y su capacidad para adaptarse al cambio climático. Señaló el impacto de la deforestación y la degradación de los bosques sobre la biodiversidad forestal, y señaló que la GFS se enfrenta a limitaciones para hacer frente a estos procesos. Dijo que a pesar de la extensión global de los bosques primarios está disminuyendo, la cantidad de áreas protegidas es cada vez mayor.

Tony Simmons, Centro Mundial Agroforestal, facilitó el panel de discusión subsiguientes, señalando que los bosques son fundamentales para la habitabilidad de nuestro planeta.

Donatien N’Zala, Director General de Economía Forestal, República del Congo, describió los esfuerzos realizados por su país para vigilar la biodiversidad y fomentar su uso sostenible, tomando en cuenta que las amenazas siguen siendo muchas. Dijo que 12 de los 20 millones de hectáreas de bosque están designadas para la producción de madera, y señaló que es necesario contar con la capacidad adicional para garantizar su gestión sostenible.

Expresando su esperanza de que se logre la restauración a gran escala de los bosques y su biodiversidad, Tim Rollinson, Comisión Forestal, Reino Unido, pidió un enfoque holístico a la gestión sostenible de los bosques que evite la separación de la cuestión en temas independientes como la biodiversidad, el cambio climático y los bosques.

Sarath Fernando, Conservador General de Bosques, Sri Lanka, presentó la legislación de su país y las actividades in situ y ex situ de protección de los recursos forestales y recursos genéticos forestales. Hizo hincapié en las actividades de conservación ex situ, considerando los limitados recursos humanos y financieros, y pidió una mayor educación, capacitación, y cooperación regional.

En la discusión subsiguiente, la UE hizo hincapié en que el enfoque ecosistémico es una parte importante de la GFS, pidió a la FAO apoyar la aplicación nacional de los acuerdos internacionales, e hizo un llamado para mejorar los indicadores de la biodiversidad en la FRA.

Brasil acogió con satisfacción el informe sobre el Estado de los Recursos Genéticos Forestales en el Mundo, sugiriendo que este será un documento técnico en lugar de preceptivo. Ella expresó su decepción de que el documento no se refiere al acceso y la participación en los beneficios. Tomando nota de que la GFS y la protección de la biodiversidad no son contradicciones fundamentales, Suiza apoyó una estrecha cooperación del Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques (FNUB), la FAO y otras organizaciones forestales con el Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB).

Japón mencionó que las áreas protegidas, la buena gestión de los bosques fuera de las áreas protegidas, y la gestión sostenible de los bosques establecidos son cruciales para la conservación de la biodiversidad. La República del Congo pidió una mayor coordinación entre las convenciones relacionadas con la biodiversidad.

Al reflexionar sobre las intervenciones de los países, Souvannavong destacó el apoyo a: los esfuerzos de la FAO en ayudar a los países a proteger la biodiversidad y recopilar información para las estrategias nacionales para la mitigación, la adaptación y la gestión forestal; y la mejora de la calidad de los datos recabados, en lugar de aumentar la cantidad de indicadores para la evaluación de la biodiversidad.

Incendios forestales y Sanidad forestal: Gillian Allard, FAO, presentó una guía de prácticas forestales para manejar las plagas. José Antonio Prado, FAO, presentó la nota de la Secretaría en materia de incendios forestales (COFO 2010/5.2), y sugirió que el COFO tal vez desee alentar a los países a que, inter alia, reconozcan la importancia del fuego en los planes de REDD+, y soliciten a la FAO la actualización de directrices para la gestión de los incendios forestales a la luz de REDD+. Jim Carle, FAO, presentó un nuevo enfoque para hacer frente a los incendios de gran magnitud, incluyendo el aumento de los esfuerzos de mitigación a través del manejo activo del suelo, como la reducción de combustible y la quema prescrita en las zonas de alto riesgo.

Los panelistas abordaron estrategias para la gestión del fuego en sus respectivos países. Tom Tidwell, Servicio Forestal, EE.UU., dijo que la estrategia de Estados Unidos tiene como objetivo restaurar los ecosistemas forestales y la resistencia a escala de paisaje y construir comunidades humanas adaptadas a los incendios. João Rocha Pinho, Director Nacional de Gestión Forestal, Portugal, describió los retos de la gestión estratégica del combustible en los sistemas sociales y agrícolas actuales, dado el sistema de tenencia de la tierra de Portugal primordialmente de pequeños propietarios. Feliciano Kilhama, Ministerio de Bosques y Apicultura, Tanzania, destacó la participación de los aldeanos en la reducción de la incidencia de incendios en áreas de manejo forestal participativo.

Andrey Eritsov, Centro Aéreo de Incendios Forestales, Rusia, dijo que el aumento de la frecuencia de incendios está relacionado con el cambio climático y la sequía regional, y destacó los nuevos esfuerzos transfronterizos para la prevención de incendios. Neil Cooper, Director de Incendios, Territorio de la Capital de Australia, dijo que los recientes incendios catastróficos evidenciaron la insuficiencia de la capacidad de Australia en el manejo de incendios y pidió reformas, incluyendo la quema prescrita de por lo menos 5% de los bosques del país por año.

 En la discusión subsiguiente, la UE instó a un enfoque proactivo para la sanidad de los bosques, y a buscar sinergias con los esfuerzos existentes, tales como la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres y el Centro Mundial para la Vigilancia de Incendios. Indonesia sugirió la participación de otros sectores más allá del sector forestal, así como de las comunidades que moran en los bosques para hacer frente a las causas de los incendios forestales. Irán se preguntó si se debe permitir la quema causada por los incendios forestales originados en áreas protegidas como parte del ciclo natural del bosque. Japón destacó los esfuerzos para reducir las emisiones de roza y quema. China hizo hincapié en que el impacto de especies invasoras es tres veces mayor que el de incendios forestales, y describió los logros nacionales en la promoción de la GFS, control de plagas y la capacidad de respuesta ante emergencias. Etiopía señaló que no ha sido considerado el impacto de los incendios forestales en la fauna, y que los conocimientos tradicionales deben informar a las estrategias de gestión de incendios forestales. Francia propuso que el debate sobre la sanidad forestal debe seguir vinculado al cambio climático. Malasia pidió a la FAO su asesoramiento sobre cómo REDD se traspondrá con los programas de gestión de los incendios forestales. Nicaragua destacó la restauración de los derechos sobre las tierras ancestrales, y señaló que las prácticas tradicionales de la silvicultura pueden contribuir a la GFS.

Los Bosques y el Agua: Moujahed Achouri, FAO, presentó el documento pertinente (COFO 2010/5.3). Karma Dukpa, Departamento de Bosques y Servicios de Parques, Bhután, describió un sistema de pagos compensatorios en el cual el sector de energía hidroeléctrica apoya los esfuerzos para combatir la deforestación. Moshibudi Rampedi, Departamento de Asuntos Hídricos y Silvicultura, Sudáfrica, informó sobre los esfuerzos para vincular el agua y los bosques a la luz de la escasez de agua, tales como: vincular los proyectos de forestación con la compra de una licencia de agua; y el acuerdo con el sector privado sobre un nivel máximo de forestación. Ismail Belén, Ministerio de Medio Ambiente y Bosques, Turquía, señaló la falta de responsabilidades claras de los departamentos de asuntos de agua y bosques dentro de su ministerio, lo cual da lugar a problemas en la gestión de zonas de captación hidrológica en los bosques. Rolf Manser, Departamento Federal de Medio Ambiente, Suiza, tomó nota de las amenazas al suministro de agua provenientes de zonas de captación en los bosques, tales como la deposición atmosférica de nitrógeno. Él mencionó que las prácticas de gestión forestal pueden ayudar a mantener la calidad del agua, pero las organizaciones forestales necesitan apoyo a través de alianzas intersectoriales y los pagos por servicios de los ecosistemas forestales. Wladimir Tene, Director Nacional Forestal, Ecuador, describió un plan nacional para la expansión de las zonas forestales y la protección de las cuencas hidrográficas, en cooperación con el sector del agua.

En la discusión subsiguiente, los participantes abordaron, entre otras cuestiones: el papel de las zonas áridas y semiáridas en el contexto la gestión forestal y del agua; la diferencia en las necesidades de irrigación para la reforestación y forestación; la plataforma de la FAO para el agua; la protección de las zonas de captación de agua en regiones con alta densidad demográfica; la gestión integrada de los recursos hídricos; los programas de capacitación para las organizaciones dedicadas a la gestión forestal y del agua con el fin de identificar un terreno común; la gestión de recursos hídricos transfronterizo; y la restauración del paisaje para la protección de los recursos hídricos.

Al resumir lo acontecido en el panel, Eva Müller, FAO, destacó las dimensiones transfronterizas y de índole social y económica de la cuestión de los bosques y el agua, y la necesidad de la FAO de considerar las diferentes condiciones de cada país.

NUEVAS OPORTUNIDADES Y NUEVOS RETOS PARA LA FINANCIACIÓN Y LA GOBERNANZA FORESTAL: Este tema fue tratado el miércoles en sesiones paralelas y plenarias, incluyendo presentaciones en paneles y discusiones.

Fortalecer el apoyo financiero del sector público a la GFS: Adrian Whiteman, FAO, presentó el tema (COFO 2010/6.1) mediante la descripción de los obstáculos para obtener la financiación del sector público para la GFS, y las formas de superarlos. Juan Manuel Torres Rojo, Directo, Comisión Nacional Forestal, México, hizo hincapié en los fondos concurrentes como un medio de incrementar la financiación forestal, y describió mecanismos financieros especializados, incluyendo: productos de seguros; hipotecas para los árboles en pie; los contratos sobre las cosechas futuras; y la creación de mercados locales y los mercados voluntarios de carbono. Luis Torales Kennedy, Instituto Forestal Nacional, Paraguay, señaló que su país sustituyó mecanismos de incentivos indirectos menos exitosos con subsidios directos, que, entre otras cosas: reembolsan el 75% de los costos de las plantaciones forestales y los tres primeros años de mantenimiento de estos bosques; y proporcionan créditos apropiados para los proyectos forestales.

José Antonio González Martín, Ministerio de Medio Ambiente, España, mencionó que es importante tanto fortalecer la financiación forestal para los bosques de propiedad pública como ofrecer incentivos financieros a los propietarios privados y a las comunidades. Hizo hincapié en: mecanismos de financiación para la agricultura sostenible y para los propietarios de pequeños bosques; la agrupación de proyectos forestales; y la comercialización común de productos procedentes de bosques certificados. Kiyeon Ko, Servicio Forestal de Corea, describió las historias de éxito en detener la deforestación en su país: asociaciones forestales de aldeas que reciben apoyo financiero del gobierno para establecer y proteger los bosques de pino, y un fondo verde que recibe fondos provenientes de las ganancias de la lotería y que apoya con recursos económicos proyectos tales como senderos para caminatas, programas de cultura y educación ambiental, y proyectos de bioenergía.

En la discusión subsiguiente, los delegados abordaron, inter alia: que los bosques proporcionan beneficios múltiples y deben ser financiados por varios sectores; la necesidad de hacer notorias las actividades y los resultados para crear conciencia y financiación para los sectores forestales; en enfoque de las agencias donantes en programas grandes, lo que resulta que los proyectos forestales reciban menos financiación; y las dificultades en la adecuación de las racionalidades de los donantes con las necesidades locales. Los delegados también solicitaron el apoyo de la FAO para el desarrollo de mecanismos de financiación de los bosques.

Nicaragua comentó que debido al incumplimiento de los donantes de proveer su asistencia oficial al desarrollo (AOD), no se cumplirán los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Paraguay habló sobre la dificultad de acceder a los fondos existentes.

La UE y Japón propusieron la creación de condiciones propicias para fomentar la inversión del sector privado, y la UE añadió que el valor de los servicios ambientales tiene que ser adecuadamente evaluado con el fin de ser incorporado en la toma de decisiones. China sugirió la creación de mecanismos de financiación por separado diseñados para hacer frente a las diferentes funciones de los bosques, incluyendo las funciones ecológicas y culturales.

Nueva Zelanda indicó que la financiación pública puede servir como un catalizador para la inversión privada, y sugirió que la FAO, con la Asociación de Colaboración en materia de Bosques (ACB), perfeccione los mecanismos de financiación. EE.UU. pidió a la FAO apoyar el proceso de facilitación del FNUB sobre la financiación forestal. Brasil apoyó la creación de un fondo forestal mundial.

Gobernanza forestal: Eva Müller, FAO, presentó el documento de antecedentes asociado (COFO/6.2), indicando que la inseguridad en la tenencia y la autoridad discrecional crean un clima incierto para la inversión. Además comentó que los países podrían beneficiarse de un marco analítico para evaluar las fortalezas y debilidades de la gobernanza. Sugirió que el COFO considere la adopción de decisiones sobre la inclusión de la gobernanza en futuras FRA, y en la ampliación del apoyo a los países para fortalecer su gobernanza forestal.

 Nalin Kishor, Banco Mundial, señaló que la corrupción se extiende entre los sectores, y que esta conduce a una pérdida total de credibilidad gubernamental. Destacó el trabajo realizado por la Agencia de Investigación Ambiental que demostró los altos costos de la tala ilegal. Aplaudió los esfuerzos en el lado de la demanda de prohibir las importaciones de madera ilegal, pero advirtió que la fuga a los mercados indiscriminados amenaza con socavar dichos esfuerzos. Mencionó que varias instituciones están desarrollando indicadores de la gobernanza forestal, evitando el traslape mediante el intercambio de experiencias en un simposio reciente.

Paul Munro-Faure, FAO, presentó las directrices voluntarias de la FAO sobre la tenencia de las tierras forestales, considerando el carácter interdisciplinario de la cuestión, y destacó los riesgos asociados con una tenencia insegura, incluyendo la marginación del uso del suelo pobre e insostenible. Hizo hincapié en el carácter voluntario de las directrices, las cuales pretenden ser un marco internacional para la evaluación, e indicó que la se iniciará la aplicación en 2012.

La UE señaló que varias instituciones internacionales se ocupan de la gobernanza forestal, y comentó que era prematuro incluir esto en la FRA. Brasil hizo hincapié en que la elaboración de normas universales es inapropiada para supervisar los mecanismos de gobernanza en la FRA. Señaló que el controlar la tala ilegal es una cuestión nacional y, con China, hizo un llamado a la cooperación internacional para controlar el comercio ilegal.

EE.UU., Canadá y Japón sugirieron que la FAO se base en las experiencias nacionales, y en los procesos de los criterios e indicadores regionales para desarrollar indicadores de gobernanza. Nueva Zelanda dijo que los esfuerzos para evaluar la gobernanza deben basarse en los esfuerzos existentes, tales como los esfuerzos de los programas forestales nacionales (PFN) para mejorar la gobernanza. Hizo hincapié en la importancia de las políticas del lado de la demanda de los países importadores para restringir el comercio de productos forestales producidos de modo insostenible.

Indonesia dijo que la lucha contra la tala ilegal y el comercio requerirá de un compromiso político internacional. Japón dijo que la gobernanza forestal debe abordarse en coordinación con otras partes interesadas que participan en la creación de capacidades relacionadas con el cambio climático. La Comunidad de Estados del África Central y Tanzania pidieron apoyo para la creación de capacidades y el fortalecimiento de las instituciones del sector público a nivel nacional.

Rojas-Briales sugirió un enfoque amplio para la gobernanza forestal, considerando que la tala ilegal es un factor causante de la deforestación relativamente menor.

REDD+: José Antonio Prado, FAO, se refirió a las formas en que la FAO puede brindar asistencia a los países en sus esfuerzos de REDD+ (COFO 2010/6.3), incluyendo: la integración de los bosques en las estrategias y políticas nacionales sobre el cambio climático; intercambio de información; fomento de las capacidades para el seguimiento, evaluación y presentación de informes sobre los bosques; brindar asistencia sobre inventarios forestales y bases de datos; y la participación en el Programa de Colaboración de las Naciones Unidas sobre la Reducción de Emisiones por Deforestación y la degradación forestal en los países en desarrollo (Programa UN-REDD) para apoyar a los países a preparar sus estrategias REDD+. Señaló que varias de las directrices existentes sobre mejores prácticas de la FAO pueden ayudar a los países a cumplir sus objetivos de REDD+.

Marruecos pidió que la asistencia REDD + incluya todos los tipos de bosques, incluyendo las zonas áridas y semiáridas. Afganistán hizo hincapié en que un mecanismo de REDD+ exitoso dependerá de una buena gobernanza, equidad, justicia y la participación de las partes interesadas, y alentó la integración de REDD+ en las agendas de todos los órganos regionales de la FAO.

Brasil advirtió en contra de prejuzgar los resultados de los debates de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).

EE.UU. hizo hincapié en que REDD debe incluir un seguimiento robusto así como salvaguardas sociales y ambientales sólidas. EE.UU. y Noruega sugirieron que la FAO puede desempeñar un papel importante en las actividades de cambio climático, basándose en los esfuerzos existentes, y Noruega destacó la FRA y la creación de capacidades, y EE.UU. hizo hincapié en: la integración de REDD en los PFN; el fortalecimiento de la gobernanza y la tenencia; las estrategias de financiación, incluyendo los pagos por los servicios de los ecosistemas (PSE); y el seguimiento y la evaluación, incluyendo un estudio mundial de teledetección.

Japón dijo que el Acuerdo de Copenhague ofrece una base para la acción sobre REDD+. La República del Congo pidió a la FAO brindar asistencia para REDD+ como un instrumento para restaurar bosques degradados y asegurar el desarrollo sostenible de los recursos forestales en la lucha contra la pobreza.

La UE indicó que el documento debería dar más atención al uso sostenible del suelo, articulando la mejora de la gobernanza del uso del suelo para la agricultura y los bosques. Instó a involucrar a las comunidades locales en REDD+.

Malasia comentó que la FAO desempeña un papel importante en el desarrollo y la comprensión de las cuestiones relacionadas con el cambio climático y REDD+. Costa Rica sugirió que la FAO debería brindar apoyo técnico en la creación de capacidades con el fin de acceder a los fondos.

Suiza pidió una mayor cooperación regional y el intercambio de información sobre la actividad forestal y la adaptación, y abogó por vincular las plataformas de cambio climático previstas bajo la CMNUCC con las comisiones regionales de la FAO. Señaló que se necesita una organización que sintetice y proporcione servicios de red y de apoyo, y favoreció que se tengan reuniones periódicas sobre cuestiones técnicas de interés interregional.

DECISIONES Y RECOMENDACIONES DE LOS ÓRGANOS RECTORES DE LA FAO DE INTERÉS PARA EL COMITÉ: Este tema se abordó en el plenario del miércoles. Michael Martin, FAO, presentó el documento pertinente (COFO 2010/7), destacando las propuestas para: examinar el reglamento del COFO el cual, entre otras cuestiones, reforzarían el papel de los presidentes del COFO; y desarrollar un programa multianual de trabajo para el periodo 2012 a 2015.

Varios países apoyaron las recomendaciones contenidas en el documento, destacando el apoyo a un análisis de los recursos genéticos forestales, y a los intercambios regionales de políticas. La UE y EE.UU. hicieron un llamado a una cooperación más estrecha con el Comité de Agricultura de la FAO, y EE.UU. agregó que esto debería ir más allá de la agrosilvicultura para incluir cuestiones como la gobernanza, la tenencia de la tierra y el acceso a los mercados.

PRIORIDADES DEL PROGRAMA DE LA FAO EN LA ACTIVIDAD FORESTAL: Rojas-Briales presentó este punto (COFO 2010/8) en el plenario del miércoles. Indicando que las prioridades se basan en las recomendaciones de las comisiones forestales regionales, destacó las siguientes: la ampliación del seguimiento a nivel nacional de los bosques y la evaluación para abarcar las áreas silvestres de pastoreo; los productos forestales no madereros (PFNM) y servicios ambientales; actividades de adaptación al cambio climático; la creación de capacidades en la educación silvícola; actividades de gestión forestal social y basada en las comunidades; oportunidades de comunicación durante el Año Internacional de los Bosques; la ampliación de casos ejemplares de GFS; la creación de capacidad en sanidad forestal y los recursos genéticos forestales; y el fortalecimiento de alianzas.

Irán pidió que se prestara atención a las medidas fitosanitarias. Destacando que REDD+ es una actividad coordinada entre las agencias de la ONU, Japón lamentó que la FAO no ha aclarado su propio papel y sus respectivas ventajas comparativas, y sugirió que las fortalezas de la FAO se encuentran en las estadísticas, el seguimiento y la evaluación de los bosques, y el apoyo técnico. La UE pidió a la FAO priorizar las actividades relativas al cambio climático, en particular la aplicación de la GFS para la mitigación y adaptación. Haciendo un llamado para dar prioridad a la mejora de la calidad de los datos en la FRA en lugar de la cantidad de criterios de evaluación, la delegada de UE acogió con satisfacción el objetivo estratégico de la gestión sostenible de la tierra, el agua y los recursos genéticos; y preguntó cómo la determinación de prioridades se reflejará en el próximo presupuesto de la FAO. EE.UU. solicitó la creación de capacidades para los PFN, en particular sobre las estrategias nacionales de financiación. Acogiendo con beneplácito el cambio climático como una prioridad, instó a la FAO concentrarse en sus ventajas comparativas, sugiriendo: la integración intersectorial de las cuestiones del cambio climático en la silvicultura; las estrategias forestales nacionales; y la teledetección mundial. Australia apoyó el establecimiento de prioridades de la FAO para el mediano plazo, diciendo que los objetivos son ambiciosos pero alcanzables, e instó a la FAO y a los países miembros a pensar estratégicamente.

Canadá sugirió, inter alia: en cooperación con los socios de la ACB, centrarse en aumentar la eficacia de las fuentes de financiación de la GFS, así como en el aumento de la financiación; maximizar los beneficios de la GFS provenientes de nuevas fuentes de financiación tales como REDD; y, con respecto a la gobernanza forestal, sugirió ampliar el énfasis en la silvicultura comunitaria para incluir otros enfoques participativos para la gestión forestal.

Tanzania, en apoyo de las áreas prioritarias propuestas, señaló que el establecimiento de prioridades debe ser evaluado en el contexto del marco estratégico de la FAO.

COMUNICAR LA FUNCIÓN DE LOS BOSQUES EN EL DESARROLLO SOSTENIBLE: EL AÑO INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES (2011): Esta sesión se celebró el jueves. Annika Söder, FAO, dijo que los bosques ahora son el centro de la atención ya que desempeñan un papel importante en la consecución de los ODM, así como en los procesos de Río+20. Rojas-Briales dio una presentación sobre la comunicación de la función de los bosques en el desarrollo sostenible (COFO 2010/9), destacando la falta de conciencia sobre la contribución de los bosques al desarrollo sostenible fuera del sector forestal. Hizo hincapié en que los PFNM proveen una red de seguridad en tiempos económicos difíciles. Sugirió que en cada mes del Año Internacional de los Bosques se destaque un valor diferente que brindan los bosques.

Haciendo hincapié en los vínculos entre el PNF de su país y las estrategias de reducción de la pobreza, Abdelazim Mirghani Ibrahim, Director Forestal, Sudán, señaló que la Corporación Forestal Nacional de Sudán vincula el comercio de productos madereros con la reducción de la pobreza, destacando la participación comunitaria en la plantación y protección de los árboles, pero se lamentó de que disminución de los ingresos y la falta de financiación de los donantes y el gobierno, limitan la extensión de estas actividades.

Gilbert Brenes Canet, Director, Sistema Nacional de Áreas de Conservación, Costa Rica, describió los esfuerzos que ayudaron a restaurar la cobertura forestal de su país desde 21 a 51%, incluyendo: áreas protegidas que representan el 30% del territorio del país; la educación y los programas comunitarios forestales; pago por servicios ambientales para financiar la producción de hidroenergía; 30 corredores biológicos gestionados con la participación de consejos locales; el ecoturismo el cual representa un 50% del sector del turismo; y la energía hidroeléctrica que proporciona 90% del consumo nacional de electricidad.

Al abordar la necesidad de mejorar la comunicación de la función y la labor del sector forestal, Gerhard Mannsberger, Jefe del Departamento de Bosques, Austria, lamentó que a pesar de la expansión significativa de los bosques en Europa, la gran mayoría de los europeos creen que el aprovechamiento forestal es una gran amenaza para los bosques. Describió un programa de cooperación nacional que une a más de 30 organizaciones del sector forestal.

Haciendo hincapié en que el marco para el trabajo forestal ha cambiado radicalmente debido a factores como el cambio climático y la presión demográfica, Gerhard Dieterle, Banco Mundial, instó a una mayor interacción con otros sectores para luchar contra la deforestación. Explicó que las inversiones relacionadas con los bosques del Banco Mundial tienen más éxito cuando están vinculadas al agua, la energía, o a las cuestiones agrícolas, y presentó proyectos del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF, por sus siglas en inglés) y el Programa de Inversión Forestal (FIP, por sus siglas en inglés) los cuales reflejan tal pensamiento intersectorial.

Jan McAlpine, FNUB, presentó una película de John Liu, la cual muestra el potencial de restauración de los bosques para mejorar la vida de la población rural. Hizo hincapié en la necesidad de financiación forestal, y la interacción y compromiso con los actores fuera del sector forestal.

Durante la deliberación, Afganistán dijo que los proyectos individuales, aunque útiles, no cumplen con la necesidad de una estrategia forestal nacional. Senegal lamentó la falta de técnicos forestales capacitados y fondos para reclutarlos.

La República de Corea dijo que las estrategias de desarrollo no han dado suficiente atención a los bosques, y sugirió que la FRA se adapte para evaluar el valor en dólares de los servicios que brindan los bosques, de tal forma que su importancia podría estar debidamente comunicada a otros ministerios. Señaló que su país será el anfitrión de la décima reunión de la Conferencia de las Partes (COP 10) de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD), y que esto podría brindar una oportunidad, a modo de escaparate, para mostrar la función de los bosques en la prevención de la desertificación.

China anunció que en 2011, dicho país ampliará su campaña de forestación, y celebrará una ceremonia de premiación el 12 de marzo de 2011. La República del Congo, dijo que el sector forestal en su país ha desempeñado un papel en la mejora del acceso a las regiones forestales remotas debido a la construcción de carreteras, infraestructura de comunicaciones, y pistas de aterrizaje. Señaló la ambición del Congo de establecer un millón de hectáreas de plantaciones. La UE sugirió que la función de los bosques para la consecución de los ODM debe destacarse durante el AIB, señaló el éxito de la Red de Comunicadores Forestales de la Unión Europea, y sugirió que para ser eficaz el mensaje sobre lo que ofrecen los bosques debe adaptarse a los niveles regional y local.

Senegal destacó un proyecto sobre la transferencia de conocimientos a las comunidades locales de prácticas sostenibles. Uganda solicitó el intercambio de información sobre cómo restaurar los bosques que fueron removidos por pequeños agricultores con el fin de mejorar su seguridad alimentaria.

Noruega describió la cooperación en materia de políticas entre los países europeos a través de Forests Europe. Asimismo destacó la próxima Conferencia Ministerial sobre la Protección de los Bosques en Europa, mencionando es probable que los países se comprometan a una visión común de los bosques europeos, y decidirán si se deben iniciar las negociaciones sobre un acuerdo jurídicamente vinculante sobre los bosques en Europa.

Brasil dijo que el AIB debe centrarse en cómo los bosques crean una diferencia en las vidas de las personas que viven en los bosques o que viven aledañas a estos.

Lamentando que la preocupación por el cambio climático y otras cuestiones ha desviado la atención de la función de los bosques en el desarrollo sostenible, Indonesia expresó su esperanza de que el AIB pueda restaurar la atención a una visión más amplia de los bosques.

EE.UU. acogió con satisfacción el énfasis de la FAO sobre cómo trabajar con otros sectores y organizaciones, e instó a no reducir los bosques a un beneficio o servicio.

Destacando los comentarios sobre cuestiones intersectoriales y la gestión del territorio, Rojas-Briales instó a la FAO a fortalecer su capacidad en estas áreas, y dijo que la FAO tendrá el reto de transformar la FRA de tal manera que esta tenga una visión más amplia sobre los bosques.

CONCLUSIONES DEL XIII CONGRESO FORESTAL MUNDIAL (CFM) Y PREPARATIVOS PARA EL XIV CONGRESO FORESTAL MUNDIAL (2015): El viernes, Leopoldo Montes, Secretario General del XIII Congreso Forestal Mundial, y Tomás Schlichter, presidente del Comité Técnico y Comité Académico del XIII Congreso Forestal Mundial, presentaron las conclusiones del XIII CFM (COFO 2010/10), destacando que la mayoría de las observaciones y recomendaciones de las nueve esferas abarcadas por el CFM contienen un fuerte componente ambiental.

Acto seguido los delegados escucharon el ofrecimiento formal de la India y Sudáfrica para acoger el XIV Congreso Forestal Mundial en 2015. Los delegados elogiaron a los gobiernos de ambos países por la gran calidad de sus postulaciones. Varios países africanos, así como Suiza, apoyaron la candidatura de Sudáfrica, señalando que el Congreso Forestal Mundial nunca ha tenido lugar en África, y reconociendo el potencial que podría tener el primer congreso en el continente. Peter Csóka, FAO, dijo que las postulaciones de los dos países, así como las recomendaciones que escuchó en el Plenario, serán presentadas al Consejo de la FAO para la toma de una decisión final.

FECHA Y LUGAR DE LA PRÓXIMA REUNIÓN DEL COFO: El viernes, Csóka recomendó, y los delegados acordaron, que el próximo período de sesiones del COFO se celebrará en octubre de 2012, en Roma, Italia.

SEMANA FORESTAL MUNDIAL

A lo largo de la semana, eventos paralelos y eventos en apoyo del COFO 2010 se llevaron a cabo en el marco de la Semana Forestal Mundial (SFM). Estos eventos tenían como objetivo crear un diálogo más informal con los delegados hablan a título personal y no como representantes del estado, y abierto a la participación de las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales. Estos hechos no fueron incluidos oficialmente en el informe del COFO 2010. Todos los eventos SFM celebradas en apoyo del COFO se resumen a continuación.

He Changchui, FAO, inauguró el lunes la SFM. Señaló que la GFS es una herramienta práctica para lograr el desarrollo sostenible, y pidió una mayor colaboración con el sector privado, así como una buena gobernanza, como una condición previa para alcanzar mayores beneficios. Lamentando que el número total de personas que padecen hambre sigue siendo inaceptablemente alto, alentó a los delegados a firmar la campaña de la FAO de “Mil millones de hambrientos.”

Ahmed Djoghlaf, Secretario Ejecutivo del CDB, a través de un mensaje de video, hizo hincapié en la importancia de la biodiversidad en la mitigación del cambio climático, y destacó el nuevo plan estratégico del CDB para restaurar el 50% de los bosques degradados para el año 2020. Lamentó que menos del 10% de los bosques del mundo son gestionados de forma sostenible, y que aún existe un alto grado de variación en la interpretación de lo que constituye la GFS.

Teresa Presas, Presidente, Consejo Internacional de Asociaciones Forestales y Papeleras, abordó los desafíos que enfrenta el sector forestal, incluyendo la crisis económica, el acceso a la fibra y la competencia con los sustitutos de la madera. Destacó las presiones sobre la tierra derivadas de una mayor demanda de alimentos y la bioenergía, y pidió que se utilicen productos de madera de menor difusión.

Niels Elers Koch, Presidente de la Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal (IUFRO, por sus siglas en inglés), destacó las contribuciones de la IUFRO para cerrar la brecha entre la ciencia y la política, incluyendo: el Panel Mundial de Expertos Forestales, el cual produce evaluaciones científicas y documentos de política integrales revisadas por expertos sobre la adaptación de los bosques al cambio climático, y sobre el régimen forestal internacional; la creación de capacidades sobre la interconexión entre ciencia y política; y el énfasis en esta interfaz de la Estrategia de IUFRO 2010-2014.

LA BIODIVERSIDAD Y NORMAS FITOSANITARIAS: Este evento tuvo lugar el lunes, y fue presidido por Peter Kenmore de la FAO. Tim Christophersen, el CDB, disertó sobre los beneficios de REDD+ con relación a la biodiversidad, señalando que existe una fuerte correlación entre las reservas de carbono y la biodiversidad forestal. Indicó que existe más carbono en los bosques primarios y regenerados naturalmente que en las plantaciones, y destacó herramientas de mapeo de la biodiversidad y del carbono.

Jean Claude Nguinguiri, FAO, presentó un estudio que hace un inventario sobre medidas para proteger la biodiversidad en las concesiones forestales en el África central, comentando que los resultados fueron mixtos: se ha avanzado en la sensibilización entre las empresas forestales y la incorporación a la legislación nacional, pero ha sido limitada la aplicación efectiva de las medidas. Destacó los obstáculos para su aplicación, incluyendo la insuficiencia de recursos humanos y financieros y problemas técnicos.

Jarkko Koskela, Bioversity International, presentó el Sistema Europeo de Información sobre Recursos Genéticos Forestales (EUFGIS, por sus siglas en inglés), el cual: creó una red de 35 puntos focales nacionales; estableció los requisitos mínimos paneuropeos para esclarecer la función de las áreas protegidas y los bosques productivos en la conservación de genes; y define las normas para las unidades de conservación genética. Koskela señaló que EUFGIS ofrece datos sobre más de 2200 unidades de conservación genética y 110 especies de árboles en 35 países, y sugirió que el sistema de información puede contribuir al descubrimiento de genes con importancia para la adaptación.

Kerry Britton, Departamento de Agricultura, EE.UU., dio una presentación acerca de un estudio sobre la aplicación de las normas fitosanitarias en el sector forestal, y explicó que la principal razón tras el creciente número de plagas forestales es el aumento del comercio de productos madereros, en donde las principales vías de las plagas forestales son: materiales de embalaje de madera; productos de madera incluyendo artesanías y leña; y material de vivero. Sugirió que las formas de prevenir las plagas consisten en una buena gestión forestal, la inversión en la ciencia para identificar las amenazas, el seguimiento de plantas en el extranjero, y la regulación de los productos básicos y el material de embalaje. Señaló que la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria elaboró normas internacionales para medidas fitosanitarias, pero que los gobiernos tienen que encontrar la manera de aplicar las normas y la industria forestal necesita ayuda en su aplicación.

En la discusión subsiguiente, los participantes abordaron, entre otros asuntos: la necesidad de diferenciar entre el potencial de diferentes tipos de bosques para la adaptación y la mitigación; la experiencia con la conservación de la biodiversidad en los bosques controlados por entidades privadas; y la coherencia entre las normas fitosanitarias y los sistemas de certificación forestal.

FRA 2010: El lunes, Mette Wilkie, FAO, presentó las principales conclusiones de la FRA 2010, destacando que cinco países representan más de la mitad de los cuatro mil millones de hectáreas de los bosques del mundo. Señaló que los bosques primarios están disminuyendo a un ritmo de cuatro millones de hectáreas por año, mientras que las plantaciones se están expandiendo en el rango de cinco millones de hectáreas por año, principalmente en China. Señaló que es difícil describir las tendencias globales en la gestión forestal, y señaló que algunas regiones muestran tendencias alarmantes.

Joberto Freitas, Servicio Forestal Brasileño, señaló que la deforestación en Brasil ha venido disminuyendo desde 2004 debido a una serie de medidas, entre ellas: la expansión de las áreas protegidas; un plan estratégico para prevenir y controlar la deforestación; una mayor aplicación de la ley; y la inversión en los sistemas de vigilancia de los bosques. Destacó la importancia de detectar la tala selectiva, la cual es un precursor a la deforestación.

Zhang Min, Administración de Silvicultura del Estado, China, describió los esfuerzos de reforestación masiva de China, los cuales ascienden a casi cinco millones de hectáreas al año, involucrando a 11.5 millones de personas. Señaló que esto ha aumentado la cobertura forestal de China de un 14 a un 20% entre 1990 y 2010, y que el gobierno aspira lograr un 26% de cobertura forestal para el año 2050. Señaló los beneficios ecológicos y sociales que ello ha suscitado.

Jim Farrell, Servicio Forestal de Canadá, presentó sobre sanidad forestal y señaló que aunque la mayoría de las “plagas” causadas por insectos son una parte natural de la función de los bosques, los brotes en curso en Canadá están muy por arriba de los niveles normales cíclicos, probablemente debido a las condiciones creadas por la supresión de incendios forestales a través del tiempo.

Rémy Mukongo Shabantu, Comunidad Económica de Estados del África Central, describió la evolución en la gestión de los bosques de África Central, señalando que entre 2000 y 2010 la región perdió un promedio de 660,000 hectáreas de bosque, pero designó 147,000 hectáreas por año como áreas de conservación. Señaló que todos los gobiernos tienen ahora políticas de apoyo a la GFS, y la mayoría disponen de sistemas de subasta de madera diseñados para aumentar la transparencia de la asignación. Señaló que si bien todos los países están comprometidos con la aplicación de la legislación forestal de la UE, con el proceso sobre gobernanza y el comercio voluntario del Acuerdo de Asociación, el progreso ha sido desigual. Señaló la importancia de la vigilancia de los bosques independiente para garantizar la transparencia, y los desafíos, tales como debilidad de las instituciones.

Adrian Whiteman, FAO, presentó los resultados de una investigación sobre el gasto público y la recaudación de ingresos, nuevos para la FRA para el 2010. Destacó que en 2005 los ingresos mundiales de la actividad forestal fue de US$14.6 mil millones, mientras que el gasto público en el sector forestal fue US$19 mil millones. Señaló que África presentaba un promedio de ingresos de menos de un dólar por hectárea, en comparación con el promedio mundial de seis dólares.

NUEVOS DESARROLLOS EN LA FINANCIACIÓN FORESTAL: Michael Martin, FAO, presidió esta sesión el martes. Ulrich Apel, FMAM, dijo que US$750 millones de los US$4 mil millones del quinto período de reposición del FMAM, se asignan a las actividades de GFS/REDD+, en donde US$250 millones adicionales se asignan al mecanismo de incentivos GFS/REDD+. Uganda comentó que estas grandes sumas de dinero aún no han llegado a nivel local.

Yemi Katerere, Programa UN-REDD, comentó que el Programa recibió promesas que ascienden a los de US$112 millones, y que ocho de los nueve países piloto están listos para la implementación. Destacó las lecciones aprendidas, entre ellas: la formulación de planes de trabajo como un medio para aclarar las necesidades y formas de avanzar; y los planes de preparación que deben ser intersectoriales e integrados con los planes nacionales de desarrollo.

Gerhard Dieterle, Banco Mundial, presentó un panorama general de las actividades del FCPF y el FIP, destacando la planificación de las inversiones del FIP en: la capacidad institucional para la gobernanza forestal y la información; e inversiones en otros sectores que afectan a los bosques. Señaló las preocupaciones de las partes interesadas por el potencial de que REDD recentralice la gobernanza forestal.

Christian Mersmann, del Mecanismo Mundial de la CNULD, destacó el papel del Mecanismo Global como facilitador de financiamiento forestal, trabajando hacia un marco integrado de inversiones que vincule los sectores a nivel nacional. Señaló que la financiación forestal sigue siendo demasiado dependiente de las finanzas internacionales.

Jan McAlpine, Directora del FNUB, comentó que la estrategia de financiación del FNUB tiene un enfoque intersectorial. Destacó las conclusiones de la reciente reunión del Grupo Especial de Expertos sobre Financiamiento Forestal, incluyendo la solicitud a la Secretaría del FNUB de estudiar las implicaciones de financiación de REDD+ en la financiación forestal en general.

Peter Besseau, Red Internacional de Bosques Modelo (IMFN, por sus siglas en inglés), hizo hincapié en el valor de las personas como un activo fundamental en la sostenibilidad. Haciendo un recuento de la experiencia de la IMFN hasta la fecha, señaló que uno puede hacer mucho con financiamiento relativamente modesto pero bien orientado.

VINCULACIÓN DEL DIÁLOGO SOBRE POLÍTICAS Y LA APLICACIÓN: Jim Carle, FAO, presidió esta sesión el martes. David Kpelle, FAO/Comisión Forestal, Ghana, informó sobre la aplicación del Instrumento jurídicamente no vinculante sobre todos los tipos de bosques (NLBI, por sus siglas en inglés) con el apoyo de la Sociedad Alemana de Cooperación Técnica (GTZ), señalando la importancia de su marco de acción nacional en la coordinación de varios programas de Ghana relativos a los bosques. También identificó las fortalezas existentes, incluyendo las consultas con los interesados, así como también identificó las áreas de oportunidad, como la mejora de la coordinación intersectorial y brindar a la sociedad civil la función de vigilantes.

Liu Daoping, Administración de Silvicultura del Estado, China, presentó sobre la gestión de las plantaciones forestales en China, destacando el establecimiento de directrices sobre la gestión responsable de las plantaciones y sobre prácticas silvícolas de empresas chinas en el extranjero.

Felician Kilahama, Director de Bosques y Apicultura, Tanzania, dijo que el inventario forestal de Tanzania, financiado por Finlandia, había sido ampliado con el fin de considerar cuestiones emergentes como REDD, la biodiversidad, el carbono del suelo, y los árboles fuera del bosque. Hizo hincapié en la importancia de supervisar la gobernanza forestal, a fin de entender cómo las decisiones afectan a las personas y los bosques, y dijo que el inventario ha tenido una gran influencia en la mejora de políticas y la planificación estratégica.

Los delegados discutieron, entre otras cuestiones, sobre: con qué frecuencia deberían ser reevaluadas las políticas forestales; los costos asociados con los inventarios forestales; los desafíos de la vigilancia de los cambios a través del tiempo; los beneficios de la adopción de directrices de carácter voluntario; y la necesidad de una aplicación más generalizada del instrumento jurídicamente no vinculante antes de la revisión de 2015 de su eficacia.

COMUNICANDO EL POTENCIAL DE LA SILVICULTURA EN EL SECTOR FINANCIERO: El martes, el Presidente Jerker Thunberg, FAO, señaló la necesidad de mejorar la comunicación entre los sectores forestales y financieros para reducir el déficit de financiación en el sector forestal. Manuel Ferreira, asesor económico del Gobierno de Paraguay, dijo que la mejora de esta comunicación requiere un proceso de traducción de terminologías entre los departamentos forestales y de finanzas. Reinhold Glauner, Director Gerente, WaKa Forest Investment Services, señaló que el desafío para el sector forestal es la creación de una rentabilidad financiera razonable de alrededor del 10% para atraer a los miles de millones de dólares a disposición de los inversionistas privados e institucionales. Dominic Elson, asesor del Gobierno de Indonesia, dijo que el establecimiento los derechos puede mejorar las condiciones institucionales para atraer el tipo deseado de inversiones, pero señaló que los inversionistas pueden ver los derechos de las comunidades de difícil comprensión. Josué Morales, Director, Instituto Nacional Forestal, Guatemala, compartió sus experiencias en un programa de inversión forestal que, entre otras cosas, pretende involucrar a los pequeños productores de madera, haciendo hincapié en el papel de las instituciones de microfinanciación. Hans Thiel, Centro de Inversiones de la FAO, lamentó que los departamentos forestales a menudo no participan en las negociaciones con las instituciones financieras internacionales, y por lo tanto no participan en los préstamos del sector público. Hizo un llamado para articular la política forestal con las políticas sectoriales más amplias y con los planes nacionales de desarrollo.

Respondiendo a las preguntas, Thiel señaló que la inversión privada no necesita ser detonada por el dinero público, pero requiere de reglas claras y expectativas. Elson hizo un llamado para distinguir entre el dinero público blando que puede ayudar a crear contextos institucionales, y la inversión privada dura que busca retornos a la inversión. Ferreira observó una brecha entre el financiamiento de pequeños proyectos y grandes inversiones de más de US$10 millones, y recomendó agrupación de proyectos a nivel comunitario para atraer inversiones.

PANEL DE CIENTÍFICOS Y TITULARES DE LOS SERVICIOS FORESTALES SOBRE LA GOBERNANZA: Ewald Rametsteiner, FAO, presidió esta sesión el martes. Dilip Kumar, Director del Servicio Forestal de la India, señaló que desde la descolonización la India ha definido la gestión forestal de acuerdo a los bosques de las aldeas, bosques de producción y bosques de protección. Señaló la necesidad de alejarse de un enfoque técnico de la actividad forestal a uno más social, en particular dado que las zonas forestales se asocian con altos niveles de pobreza, y considerar los impactos de otros sectores.

Karl Reinhard Volz, Universidad de Freiburg, destacó que el papel de la ciencia es evaluar de manera independiente y presentar opciones y las posibles consecuencias, dejando en manos de los políticos el elegir entre estos. También advirtió en contra de la “cientificación” de la política que hace caso omiso de la construcción social de la verdad.

Margaret Shannon, Instituto Forestal Europeo, propuso que la toma de decisiones en la política forestal no es un “rompecabezas” que se puede resolver con información adicional, sino un “misterio” que requiere de buen juicio a fin de dar sentido a una gran cantidad de datos. Recomendó un enfoque de la ciencia post-normal que considera la legitimidad de la autoridad y el contexto de un problema, así como el problema mismo.

Marilyn Headly, Departamento de Silvicultura, Jamaica, describió un caso nacional donde se utilizó la información científica proporcionada por el departamento forestal para informar y adaptar la política de recuperación de tierras, la cual exige a las compañías mineras restaurar los bosques, bajo un enfoque en dos fases que implica la siembra de leguminosas antes de la plantación de especies de madera dura.

Ahmed Ridha Fekih Salem, Director del Departamento de Bosques, Túnez, describió la experiencia de Túnez en la colaboración entre los responsables y ejecutores de políticas, haciendo hincapié en la participación activa y diversificada de los socios científicos.

Julius Chupezi Tieguhong, FAO, describió la colaboración entre científicos y tomadores de decisiones en la identificación de lagunas en la legislación forestal con respecto a los productos forestales no madereros en Camerún, y sobre la transparencia del gobierno en el sector de los PFNM. Lamentó que la financiación se había terminado antes de que concluyera el proyecto.

Los delegados deliberaron sobre: el por qué los científicos forestales aún no han recibido un Premio Nobel; cómo algunos gobiernos han ignorado las recomendaciones científicas; y la necesidad de involucrar a más científicos sociales en los departamentos forestales.

PANEL SOBRE REDD+ DE CIENTÍFICOS Y TITULARES DE LOS SERVICIOS FORESTALES: Este panel fue moderado el miércoles por Eva Müller, FAO. Samuel Afari Dartey, Comisión Forestal de Ghana, hizo hincapié en la importancia de la participación de la sociedad civil y la inclusión de mecanismos dinámicos para la resolución de conflictos en REDD.

Francesco Carbone, Universidad de Tuscia, describió cómo los bosques no han podido beneficiarse en el marco del Mecanismo para un Desarrollo Limpio, y sobre las lecciones que esto brinda para REDD, y señaló que las plantaciones ofrecen muy pocos beneficios para la población local y generan tensión social. Marlo Mendoza, de la Buró de Gestión Forestal, Filipinas, señaló que desde la década de 1970 la cobertura forestal de Filipinas se ha reducido de 17 hasta 7.2 millones de hectáreas, y comentó que REDD será más difícil de implementar en los lugares donde la pobreza es el motor de la deforestación.

Alain Karsenty, Investigación Agrícola para el Desarrollo (CIRAD, por sus siglas en inglés), argumentó que si REDD va a funcionar entonces necesariamente creará ganadores y perdedores, y que si todos los países “ganar,” lo más probable es que sea el clima quien resulte perdiendo. Señaló varios problemas fundamentales subyacentes de REDD los cuales siguen sin resolverse, como la no permanencia de los bosques y los métodos de remuneración, y lamentó que el mecanismo sigue siendo incapaz de hacer frente a las “fugas.” Karsenty señaló que REDD se basa en una teoría de la motivación demasiado simplista, al suponer que cada estado va a reaccionar ante los mismos incentivos de la misma manera, y no considera la dinámica de los estados frágiles y, a veces en crisis, en la que REDD funcionará. Karsenty agregó que hasta ahora REDD, como un mecanismo de “tope y comercio de emisiones,” ha generado una gran cantidad de “comercio,” pero no un “tope” real, ya que no hay límite a los créditos generados. Advirtió que REDD actualmente carece del rigor y la regulación del Protocolo de Kyoto. Dijo que es improbable que se llegue a un acuerdo sobre REDD en Cancún, y sugirió que una alternativa sería la creación de un fondo internacional para combatir la deforestación, el cual se centre en abordar las causas subyacentes de la deforestación y sea adaptado a las situaciones de los países.

Boen Purnama, Ministerio de Silvicultura de Indonesia, dijo que el complejo sistema de tenencia de Indonesia plantea desafíos para la implementación de REDD, y que la financiación debe ser simple y de acuerdo a las necesidades locales.

Elena Petkova, Centro de Investigación Forestal Internacional, señaló que no es una cuestión de “¿cómo podemos hacer que REDD sea más eficaz?” sino de cómo hacer que REDD sea eficaz, considerando las fallas en su diseño actual. Dijo que la verdadera prueba de REDD consiste en si será capaz de re direccionar los patrones de desarrollo en dirección hacia la sostenibilidad, o si se formará con base en los intereses que se resisten al cambio. Destacó que el centrarse en la medición de las emisiones dicta un enfoque costoso centrado en la tecnología que puede llevar al “control de expertos” externos de las actividades de REDD, quitándole el control a las comunidades locales.

Advirtió que REDD puede recentralizar la gobernanza, y dijo que la transparencia y la supervisión de la sociedad civil serán fundamentales para garantizar la legitimidad. Hizo hincapié en que el mayor obstáculo son los incentivos contradictorios que impulsan el desarrollo de los sectores no forestales, tales como el de la palma de aceite.

OPORTUNIDADES PARA EL AÑO INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES 2011: Este evento fue presidido por Pedro Csóka, FAO. Describiendo las actividades previstas para el Año Internacional de los Bosques (AIB), Jan McAlpine, Directora, FNUB, dijo que “Los Bosques 2011” debe ser una celebración de los aspectos positivos relacionados con los bosques y su función para las personas, destacando la biodiversidad, el clima y la salud. Explicó que el FNUB, como el punto focal del sistema de las Naciones Unidas, trabajará en estrecha colaboración con las Secretarías de las Convenciones de Río, la ACB, y los grupos principales, así como con artistas y cineastas. Comentó que el FNUB llevará a cabo una variedad de actividades, destacando un programa de “los héroes del bosque,” el Festival Internacional de Cine sobre Bosques, y el papel de los embajadores de buena voluntad.

Tim Christophersen, CDB, describió las actividades, experiencias exitosas y lecciones aprendidas en el Año Internacional de la Diversidad Biológica, y comentó que los gobiernos nacionales desempeñan un papel clave como organizadores principales de las actividades y pueden, inter alia: crear comités nacionales, incluyendo los municipios, las ONG y otras partes interesadas; evaluar el impacto de las actividades a nivel nacional como base para la evaluación de impacto global; y traducir y difundir información. En cuanto a las lecciones aprendidas, destacó: sitios web que permiten las actualizaciones por parte de los usuarios; embajadores regionales, el uso de películas y fotos en lugar de texto con el fin de ser más visuales y creativos; y conferencias regionales.

Varios participantes comentaron sobre la oportunidad que presenta el AIB para promover la importancia de los bosques en el público en general y ante los políticos, y describieron las actividades nacionales previstas para el AIB. Entre varios temas, los participantes abordaron: el importante papel que las ONG desempeñan en las actividades de promoción nacional; la juventud como uno de los objetivos principales de los esfuerzos de la campaña; y la participación de los bosques familiares así como de las organizaciones forestales nacionales e internacionales.

McAlpine comentó sobre el potencial de los PFN para promover el AIB, y que el AIB no es sólo un ejercicio de relaciones públicas, sino una oportunidad de tener discusiones sustantivos en los planos nacional y local.

ALIANZAS POR LOS BOSQUES: El jueves, Sophie Grouwels, FAO, presidió la sesión y explicó que las Alianzas por los Bosques (Growing Forest Partnerships en inglés) es una iniciativa que se puso en marcha en febrero de 2009 por la UICN, el Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo, la FAO y el Banco Mundial, diseñado con el fin de construir redes internacionales y locales para mejorar el control local de los bosques y la gestión forestal sostenible. Alda Salomão, Centro Terra Viva, describió un proyecto que involucra a dos comunidades forestales en Mozambique, uno de los países piloto de la iniciativa sobre Alianzas por los Bosques (GPF, por sus siglas en inglés). Señaló que la GFP ha ayudado a las comunidades a participar e influir en la estrategia nacional REDD de Mozambique.

Lennart Ackzell, Federación Sueca de Propietarios de Bosques Familiares (Federation of Swedish Family Forest Owners, en inglés), dijo que la GPF ha jugado un papel influyente en la capacidad de su organización para avanzar en sus objetivos, y ha permitido la creación de un “Grupo de Titulares de Derechos,” integrado por la Alianza Internacional de Pueblos Indígenas y Tribales de los Bosques Tropicales, la Alianza Mundial por los Bosques de la Comunidad y la Alianza Internacional de Bosques Familiares. Señaló la necesidad de desagregar el término “inversión forestal,” señalando que la inversión, mientras que puede beneficiar la silvicultura controlada a nivel local, no sucede a menudo.

Dominic Elson, asesor del Gobierno de Indonesia, describió los obstáculos que deben superarse con el fin de vincular a los inversionistas con la gestión forestal comunitaria y de pequeña escala. Advirtió que este tipo silvicultura corre el riesgo de que se mezcle en “el gueto de responsabilidad social corporativa” de una empresa y que se le asigne poca prioridad, y que los grupos interesados deben hacer el modelo comercial para que sea considerada un activo valioso. Tomando nota de que muchas ONG lamentan el “fracaso” del modelo de concesión de la silvicultura, argumentó que las concesiones hacen exactamente lo que se pretende que hagan — producir grandes cantidades de madera lo más barato posible — y que le corresponde al sector forestal de bajo impacto distinguirse de este modelo industrial a gran escala.

ACEPTANDO LA COMPLEJIDAD: AFRONTANDO LOS DESAFÍOS DE LA GOBERNANZA FORESTAL: Alexander Buck, IUFRO, presidió este evento el viernes. Su See Lee, IUFRO, recordó que la IUFRO, en su XXIII Congreso Mundial, adoptó la decisión de aumentar su contribución a la interfaz entre ciencia y política, y dijo que ésa es la intención Panel Mundial de Expertos Forestales (GFEP, por sus siglas en inglés).

Jeremy Rayner, Universidad de Saskatchewan y Presidente del GFEP sobre el Régimen Forestal Internacional, presentó un panorama general de la iniciativa del GFEP, que involucra a 30 expertos de múltiples disciplinas. Reconoció que los propios términos “régimen” y “gobernanza” son contenciosos. Señaló que son extremadamente complejos tanto los impulsores de la pérdida de los bosques como los mecanismos de gobernanza que se han desarrollado en respuesta a ellos, pero señaló que éste es también el caso con otros regímenes, como el de cambio climático. Sugirió que en lugar de tratar de reducir la fragmentación del régimen, puede ser mejor el aceptar la complejidad interinstitucional. También destacó la necesidad de pensar más allá del paradigma de la silvicultura de tal forma que se considere el contexto más amplio multisectorial en el que se toman las decisiones relacionadas con los bosques, refiriéndose a este enfoque como “bosques+.” Dijo que el informe del GFEP se presentará en el FNUB9 en enero de 2011.

Constance McDermott, Universidad de Oxford, presentó algunos resultados del GFEP acerca de los actores principales y de las cuestiones de la definición de la gobernanza forestal internacional, y el marco que se utilizó en el análisis compuesto por seis temas. Basándose a modo de ejemplo en el tema de “Extensión de los bosques,” mostró cómo han cambiado a través del tiempo los actores involucrados y el discurso sobre dicho tema.

Heidi Vanhanen, Instituto de Investigación Forestal de Finlandia, presentó un informe de política titulado “Los bosques de Asia: Trabajando para la gente y la naturaleza,” elaborado por el Proyecto Especial de IUFRO “Los bosques del mundo, la sociedad y el medio ambiente.” Destacó las oportunidades emergentes para los bosques de Asia, como los mecanismos de financiamiento del carbono, el PSA, y los nuevos inversionistas institucionales, destacando que se trata de cuestiones relacionadas con los bosques, no sólo las cuestiones forestales. Señaló que para el año 2025, una de cada cuatro personas en el mundo vivirán en una ciudad asiática, y que sólo en Asia habrá mil millones más de personas de clase media, destacando las implicaciones de esto para la tierra y el uso de los recursos. Hizo un llamado para mejorar la planificación del uso del suelo, reformas en la tenencia y en el sector público, y los paisajes sostenibles, para garantizar que los beneficios del bosque lleguen a la gente.

Rayner llegó a la conclusión de que el reto consistía en ir más allá del sector forestal para involucrar a la sociedad en general y al sector público con el fin de lograr mejores resultados.

Respondiendo a las preguntas, Rayner dijo que el panel de expertos ha debatido sobre el uso de los conceptos “silvicultura+” en lugar de “bosques+,” decidiéndose sobre este último para hacer hincapié en la necesidad de alejarse de la “caja silvícola,” que ha sido limitada en su capacidad para responder a las preocupaciones urgentes actuales. Dijo que la complejidad tendría que ser aceptada en su debida escala, considerando el principio de la subsidiariedad. Un participante comentó sobre la necesidad de reforzar las instituciones forestales como un medio principal para abordar la cooperación intersectorial.

PRESENTACIÓN SOBRE LA CONFERENCIA-FORO INTERNACIONAL DE LA UNIVERSIDAD DE TUSCIA: El viernes, en sesión plenaria del COFO, Gerard Buttoud, Universidad de Tuscia, presentó los resultados de un seminario de tres días sobre mecanismos económicos emergentes y sus implicaciones en las políticas relacionadas con los bosques y la gobernanza del sector, que se celebró como parte de la Semana Forestal Mundial. Indicó que existen un gran número de casos de éxito de mecanismos económicos para la innovación y la certificación, pero que las dificultades emergen a medida que estos mecanismos cambian de modo fundamental el marco de la gobernanza forestal y requieren la adaptación de las políticas nacionales. Recomendó continuar con el diálogo entre científicos y tomadores de decisiones, lo que sugiere que es más útil un análisis científico riguroso que los trabajos resultantes de consultorías, ya que la crítica científica, aunque a veces más pesimista, es más útil para la formulación de políticas.

PLENARIO DE CLAUSURA

El viernes, Xiao Wangxin, China, Presidente del Comité de Redacción, presentó el proyecto de informe (COFO 2010/REP/Draft) para su aprobación. Los delegados revisaron cada uno de los elementos del informe. Con relación a las nuevas oportunidades y nuevos retos para la financiación y la gobernanza forestal, Nicaragua pidió que se añadiera la solicitud a la FAO de que apoye a los países a explorar formas innovadoras de financiación para el desarrollo que actualmente está examinando el sistema de las Naciones Unidas. Sobre las prioridades del programa de la FAO en las actividades forestales, Canadá hizo un llamado para trabajar con la ACB en el aumento de la eficacia de las fuentes de financiación, y trabajar para maximizar los beneficios de la GFS de las nuevas oportunidades de financiación, tales como REDD. En la comunicación de la función de los bosques en el desarrollo sostenible, Canadá también agregó que se considere la posibilidad de reforzar la idea y el perfil de un día internacional de los bosques. Los delegados adoptaron el informe con estas enmiendas.

Rojas Briales, agradeció a los delegados sus contribuciones, las cuales permitieron tener una “visión de 360 grados sobre los bosques,” y el Presidente Lönnblad del COFO clausuró la reunión a las 4:32 pm.

INFORME DEL COFO 2010: El informe del COFO 2010, aprobado durante el plenario de clausura, contiene los siguientes elementos:

  • Sobre el camino por recorrer de la FRA, el Comité recomendó que la próxima FRA se prepare para el año 2015, y que se le dé prioridad a la mejora de la información sobre las tasas de deforestación y degradación forestal, reservas forestales de carbono, los árboles fuera del bosque, y a las funciones de los bosques en la protección del suelo y los recursos hídricos y proporcionar medios de subsistencia. El Comité pidió a la FAO que prepare una estrategia a largo plazo de FRA, simplificar la presentación de informes relacionados con los bosques, investigar la viabilidad de actualizaciones más frecuentes sobre las variables clave, y coordinar los esfuerzos internacionales y aumentar la capacidad nacional para utilizar la teledetección para vigilar los bosques.
  • Con respecto a la biodiversidad forestal en el contexto del cambio climático, el Comité pidió a la FAO el fortalecer la capacidad de los países, continuar con los esfuerzos para desarrollar un informe sobre el estado de los recursos genéticos forestales del mundo, y fortalecer su capacidad para compartir información relacionada con la conservación de la biodiversidad.
  • Sobre los bosques y el agua en el contexto del cambio climático, el Comité recomendó que los países intensifiquen su labor en este ámbito y que presten mayor atención a las cuestiones socioeconómicas relacionadas con los bosques y el agua, y los mecanismos de financiación, tales como los PSA, y recomendó que la FAO prosiga con la revisión de cuestiones críticas conexas y que facilite el intercambio de información.
  • Sobre el fortalecimiento del apoyo financiero para la GFS, el Comité pidió a la FAO apoyar los esfuerzos nacionales en la materia, y recomendó que los países aprovechen las experiencias existentes y las lecciones, con el fin de diversificar su base económica para la financiación de la GFS.
  • En cuanto a la gobernanza forestal, el Comité recomendó que la FAO apoye a los países para alcanzar sus metas del fortalecimiento de la aplicación de la legislación forestal y la gobernanza, y que tome en cuenta las iniciativas regionales en su labor de proponer un marco analítico para la evaluación y seguimiento de los indicadores socioeconómicos e institucionales.
  • Sobre REDD+, el Comité solicitó a la FAO ayudar a los países a valorar y utilizar las contribuciones potenciales de los bosques y los árboles fuera del bosque en la mitigación del cambio climático y la adaptación, centrándose en la ventajas comparativas de la FAO, en esferas tales como la integración de los bosques en las estrategias nacionales sobre el cambio climático, el fortalecer el intercambio de información y la cooperación, el apoyo a las actividades de vigilancia, la implementación de mejores prácticas en la gestión forestal, y la superación de las limitaciones vinculadas a la extensión de sumideros de carbono y las causas de la deforestación y la degradación forestal.
  • Con respecto a las decisiones y recomendaciones de los órganos rectores de la FAO de interés para el Comité, el Comité pidió a la Comisión Forestal y de Áreas Silvestres de Pastoreo del Cercano Oriente examinar las actividades de los órganos competentes que participen en las actividades forestales y de pastoreo en la región, aprobó los cambios en su reglamento interno sobre los funcionarios, las sesiones, y los registros y documentos, pidió a la Secretaría que prepare un proyecto de programa plurianual de trabajo para 2012-2015, y recomendó que la FAO mantenga el Grupo de Expertos sobre Recursos Genéticos Forestales.
  • En el tema de las prioridades del programa de la FAO en las actividades forestales, el Comité recomendó que la FAO identifique con mayor claridad en la documentación futura las áreas de énfasis, teniendo en cuenta sus fortalezas, y recomendó que la FAO que priorice, inter alia: mejorar el programa de la FRA, en particular ayudando a los países a proveer estimaciones robustas de los parámetros clave; el fortalecer los vínculos con las comisiones forestales regionales, fomentando la colaboración entre los miembros de la ACB, y trabajar con socios de la ACB para aumentar la disponibilidad y la eficacia de la financiación forestal existente; enfatizar la integración intersectorial, y apoyar la silvicultura comunitaria, así como enfoques innovadores de gobernanza forestal; con relación a la GFS, mejorar la comprensión y las herramientas, destacando las múltiples funciones de los bosques; y sobre los valores sociales y de subsistencia de los bosques, ayudar a desarrollar la capacidad de la comunidad para acceder a los mercados.
  • En cuanto a comunicar el papel de los bosques en el desarrollo sostenible, el Comité recomendó que los países tomen medidas para mejorar la integración de los bosques en las estrategias de desarrollo. El Comité también pidió a la FAO redoblar sus esfuerzos en la promoción de la GFS, inter alia: la clarificación del papel de los bosques en el desarrollo sostenible y la consecución de los ODM; desarrollar herramientas que permitan valorar la amplia gama de bienes y servicios forestales; y construir oportunidades sobre la base que ofrece el Año Internacional de los Bosques 2011.
  • Sobre los preparativos de XIV Congreso Forestal Mundial, el Comité felicitó a los Gobiernos de la India y Sudáfrica por su interés en acoger el XIV Congreso Forestal Mundial y la alta calidad de sus postulaciones, y recomendó que el Consejo considere estas propuestas en su decisión, señalando que varias delegaciones reconocieron que no se ha llevado a cabo ningún Congreso Forestal Mundial en el continente africano y, además, reconoció el potencial que el primer congreso en el continente podría tener.

BREVE ANÁLISIS DEL COFO 2010

“No se puede resolver un problema desde la misma conciencia que lo creó. Usted debe aprender como ver el mundo de una forma diferente.”

- Albert Einstein

La 20ª reunión del Comité Forestal de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (COFO 2010) se llevó a cabo en un momento en que los bosques del mundo están recibiendo más atención que nunca. Muchos dirían que esta atención es un tanto tardía, dado que anualmente estamos perdiendo 13 millones de hectáreas –cerca del tamaño de Grecia. Lo más importante de esto es que las cuestiones forestales están llegando a la atención de las audiencias no tradicionales fuera del sector forestal y están recibiendo la atención de los principales medios de comunicación, lo cual queda de manifiesto con una edición de The Economist la cual se centró en los bosques, y fue publicada justo antes del COFO 2010. Gran parte de esta atención puede atribuirse al gran reconocimiento de la contribución de la deforestación y la degradación forestal en las emisiones de carbono. A tres meses de iniciar el Año Internacional de los Bosques, el COFO 2010 presentó una buena oportunidad para reflexionar sobre el estado de los bosques del mundo y sobre los esfuerzos internacionales para abordar los factores subyacentes que ocasionan la pérdida de los bosques.

Este análisis versará sobre la nueva información que salió a la luz durante el COFO 2010, y sobre lo que la reunión reveló en términos de la función de la FAO en la solución de los problemas que están contribuyendo a la desaparición de los bosques alrededor del mundo, incluyendo la capacidad de la FAO de trabajar con actores fuera del sector forestal, con el fin de desarrollar un nuevo enfoque para un viejo problema.

FRA 2010: ¿CUÁNDO UN BOSQUE NO ES UN BOSQUE?

El evento más esperado de la semana fue el lanzamiento de la Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales 2010 (FRA, por sus siglas en inglés), la cual es un análisis exhaustivo de la situación de los bosques del mundo que realiza la FAO cada cinco años. Esta evaluación contiene una gran cantidad de datos que abarcan una amplia gama de temas forestales y valores, incluyendo las funciones socioeconómicas, las reservas de biomasa y de carbono, la sanidad forestal, y la situación de los marcos jurídicos y normativos. Sin embargo, la estadística que es más utilizada es la tasa de deforestación antes citada, y esto, a su vez, está garantizado por la definición de la FAO de “bosque”: “Tierras que se extienden por más de 0.5 hectáreas dotadas de árboles de una altura superior a 5 m y una cubierta de dosel superior al 10 por ciento, o de árboles capaces de alcanzar esta altura…”

La simplicidad de esta definición pretende proporcionar una métrica fácil de aplicar que permita una aplicación universal y la comparación. Sin embargo, hay una serie de países y grupos de interés que tienen problemas con esta definición, ya que no diferencia entre: los diversos ecosistemas forestales; los bosques intactos y degradados; o entre los bosques naturales y las plantaciones. De hecho, los bosques que han sido talados, pero se espera que se regeneren con el tiempo, todavía se consideran como bosque. Además, como lo planteó Etiopía en esta reunión, los ecosistemas con escasa cubierta forestal natural no se consideran como bosques, a pesar de que podrían estar en mucho mejores condiciones, y que sea más probable que persistan en contraste con un bosque tropical que esté fuertemente explotado que siga cumpliendo con la regla del 10 por ciento.

Debido a esta definición problemática, varias audiencias externas están más preocupadas por la pérdida de “bosque primario,” una estadística aparte que también se incluye en la FRA, la cual se estima que asciende a la alarmante pérdida de 40 millones de hectáreas entre 2000 y 2010. Sin embargo, incluso esta definición permite que los bosques explotados sean considerados eventualmente como “primarios,” si se permite la regeneración a través del tiempo.

Sin embargo, la estadística más citada en el COFO es la pérdida forestal o ganancia neta, la cual permite la pérdida de bosque primario que se compensaría con la regeneración del bosque y el establecimiento de plantaciones, y fue anunciada como un gran éxito. Si bien la presentación de la FRA menciona que se habían perdido cuatro millones de hectáreas de bosque primario al año entre 2005 y 2010, se apresuró a señalar que las plantaciones se habían expandido por casi 5 millones de hectáreas durante el mismo período, casi en su totalidad en China. Esto es un reflejo del enfoque general de la FAO de considerar la extensión forestal, y el énfasis en la gestión forestal. La pregunta es ¿puede este paradigma contribuir a resolver los problemas actuales que enfrentan los bosques del mundo?

La controversia sobre la cuestión de la definición no es nada nueva, y la falta de respuesta a la intervención de Etiopía señaló que había poco interés en el COFO de abordarla. Si bien este problema ha siempre sido una manzana de la discordia con los grupos ambientalistas y de los pueblos indígenas, en el último año también recibió la atención de la comunidad académica y del clima, ya que una definición débil representa un riesgo para reducir las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal (REDD). Esto quedó de manifiesto con el anuncio de Indonesia, a principios de este año, de que reclasificaría sus plantaciones de palma de aceite como bosques, y así convertirse potencialmente elegible a recibir los créditos REDD por esta actividad altamente emisiva.

REDD+

Tal como fue el caso durante el anterior período de sesiones del COFO, todas las miradas estuvieron enfocadas en REDD y la financiación potencial que podría ofrecer para los bosques. Al mismo tiempo, a medio mundo de distancia, en Tianjin, China, los negociadores sobre el clima se reunieron para discutir el mismo tema, tal vez indicando una falta de coordinación entre los dos regímenes. Sin embargo, las conversaciones de Tianjin se han topado con sus propios problemas: el proyecto de acuerdo sobre REDD no avanzó durante la semana de negociaciones, y la Alianza REDD+, un grupo de 68 países donantes y receptores tratando de dar un rápido inicio a la implementación de REDD, puede estar en riesgo de implosión debido al desacuerdo sobre cuestiones fundamentales como la participación de los interesados. Los planes de la Alianza de celebrar una reunión técnica en Nagoya en la COP 10 del CDB fueron cancelados, y ya que aún no están claros aspectos clave de la Alianza, varios participantes pusieron en duda el valor de una reunión ministerial programada todavía a finales de este mes. Considerando que el camino hacia REDD está resultando más rocoso de lo inicialmente previsto ¿qué puede ofrecer FAO a esta discusión? Después del COFO 2010, ¿qué más sabemos acerca de la pertinencia de la FAO para el debate sobre REDD?

El coro que se repitió a lo largo del COFO 2010 fue que el papel de la FAO consiste en impulsar una visión de los bosques de “360 grados” la cual tome en cuenta todas las funciones que estos realizan y los valores que brindan, para asegurarse que el mecanismo de REDD no se sesgue hacia centrarse en el carbono únicamente. Pero el consenso general fue que REDD debe seguir adelante, y rápidamente, con el fin de permitir el tan esperado acceso a la financiación.

En el transcurso de la reunión, los delegados también llegaron a utilizar el término de “360” para referirse a la necesidad de que REDD, y la política forestal en general, tomen en cuenta las presiones que se encuentran fuera del sector forestal. Esto puede señalar una oportunidad para cambiar el paradigma que se refleja en el enfoque sobre la pérdida o ganancia “neta” del bosque, a un enfoque más matizado y una definición más refinada de “bosque,” el cual refleje la diversidad del ecosistema.

Como quedó de manifiesto en la intervención de Afganistán, la conveniencia de REDD+ se da por hecho en el COFO, en donde la discusión se centra más en la gama de cuestiones que deben resolverse para que este sea un mecanismo exitoso, tales como la creación de capacidades, la buena gobernanza y la participación de todas las partes interesadas. La UE se mostró más cautelosa, instando a todos a considerar a REDD como uno de los varios mecanismos de financiación necesarios para apoyar la gestión forestal sostenible (GFS), y comentó que las prioridades del programa de la FAO se centran demasiado en REDD y debe prestar más atención al “uso sostenible de la tierra en general.” EE.UU. y Japón instaron a la FAO a limitar su participación en REDD+ a aspectos en donde tenga ventajas comparativas institucionales: reflejando tanto que la realización exitosa de REDD requiere un esfuerzo concertado en el cual la FAO pueda desempeñar un papel importante determinado, y que existen retos importantes para la FAO en el sector forestal más allá de la función de los bosques en el cambio climático.

Sin embargo, la discusión más crítico sobre REDD+ se originó en varios eventos de la Semana Forestal Mundial, la cual tuvo la participación de expertos fuera de la disciplina forestal. Un ponente destacó la necesidad de diseñar instituciones capaces de transformar la manera en que vemos el problema, a diferencia de adaptarse o de responder al cambio. Otro orador señaló que había errores fundamentales de lógica subyacentes en REDD, los cuales deben abordarse antes de apresurarse a la aplicación. Otro señaló que al centrarse en la reducción de emisiones en lugar de la deforestación en sí, inmediatamente enmarca el tema en uno donde dominan los conocimientos técnicos, debido a las habilidades y la tecnología necesarias para medir el carbono forestal, y esto sesga las discusiones hacia un enfoque de mercado que permite la compra-venta de créditos de carbono. Varios ponentes en el evento de Asociaciones Forestales Crecientes hicieron un llamado para el control local de los bosques y la recuperación de la expresión “gestión sostenible” con el fin de alejarla de los productores industriales a gran escala, ya que está surgiendo que esta actividad va a ser un componente importante de REDD. Sin embargo, no muchos delegados participaron en estos eventos, y puesto que las discusiones tuvieron lugar fuera de la sesión plenaria del COFO, no se incluyeron en el informe del COFO.
EL CAMINO INTERSECTORIAL A SEGUIR: UNA DEFINICIÓN DE BOSQUE DE “360 GRADOS”

Varias intervenciones a lo largo del COFO 2010 pidieron un enfoque intersectorial de los bosques, sin embargo, existen supuestos diferentes de lo que se quiere decir con esto, y cada uno ofrece un camino diferente a seguir.

La primera interpretación es que se debe prestar una mayor atención al hecho de que algunas de las decisiones de uso del suelo más importantes que afectan los bosques, provienen fuera del sector forestal, incluyendo la expansión agrícola y de infraestructura. Estas observaciones no son nada nuevo, y fueron eco de otras realizadas en sesiones anteriores del COFO y en otros procesos sobre los bosques, tales como el Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques y la Organización Internacional de las Maderas Tropicales. La pregunta es ¿cómo lograr esto? Como lo señaló un participante del COFO, la FAO, como principal autoridad mundial en la agricultura, está bien posicionada para llevar a la mesa a los tomadores de decisiones en materia agrícola, con la finalidad de hablar sobre cómo se entrelazan estos sectores, y la forma de limitar su impacto en los bosques. También se podrían involucrar a otros sectores, como la energía y la minería, para alejarse del enfoque de “silo” de sectores aislados para la toma de decisiones, el cual ha sido reconocido como parte del problema. Habiendo sido designado el año 2011 como el Año Internacional de los Bosques, puede ser el momento de invitar a estos actores de los sectores no forestales a las “celebraciones,” y discutir sobre lo que la comunidad forestal necesita de ellos.

Otros llamados que hicieron alusión a la necesidad de pensar “intersectorialmente” se refieren a la necesidad de comprometerse con el régimen climático y comunicar el mensaje de “360 grados,” exhortando a REDD a reconocer a los bosques como algo más que “fustes de carbono.” Con el fin de lograr esto, la FAO podría liderar el camino, y mostrar que los silvicultores o ingenieros forestales valoran a los bosque más allá de la madera que producen, con el corolario de que los bosques primarios y las plantaciones cumplen funciones distintas y no deben ser considerados intercambiables. Pertinente a esto, fue la intervención de un representante del Convenio sobre la Diversidad Biológica quien señaló que existe una fuerte correlación entre altos niveles de biodiversidad en los bosques y las reservas forestales de carbono, donde ambos están más presentes en los bosques primarios que en las plantaciones.

Otra manera de lograr el reconocimiento del impacto de otros sectores puede ser el revisar la definición de bosque para reflejar el enfoque de “360 grados.” Por ejemplo, según la definición actual, los bosques tropicales pueden ser sometidos a la expansión de las carreteras sin necesidad de registrar una reducción de la extensión forestal en la FRA, a pesar de que las carreteras son a menudo un precursor de la deforestación y de la eventual expansión de la agricultura. Del mismo modo, la otra interpretación del enfoque de “360 grados,” el cual considere los múltiples valores que los bosques ofrecen, puede servir de base para proveer información para generar una definición más matizada.

Existe otra interpretación del pensamiento “intersectorial” que no se planteó durante la sesión plenaria del COFO, sino en un evento de la Semana Forestal Mundial. Aunque todos los países estuvieron de acuerdo en que una parte importante del problema se encuentra fuera del sector forestal, un miembro del Panel Mundial de Expertos Forestales fue el único que sugirió que parte de la solución a la actual crisis forestal puede también provenir de expertos externos al sector forestal: el problema puede requerir una lente más amplia que aquella que puedan brindar los forestales. Al igual que los forestales tienen reservas en cuanto a confiar los bosques al régimen climático, otros, como los biólogos y defensores de los derechos humanos, tienen sus propias reservas acerca de confiar a los bosques por completo a la disciplina forestal.

Como Subdirector General de la FAO, Eduardo Rojas-Briales, señaló en varias ocasiones que las decisiones relativas a los bosques deben ser consideradas en un contexto más amplio de opciones que tiene la sociedad sobre el uso del suelo en su conjunto. Esto puede dar luz a un camino que lleve a un cambio de “conciencia” y a aprender a ver el mundo de una manera diferente.

PRÓXIMAS REUNIONES

Discusiones de Mercado y el Foro de Política del Comité sobre Madera de la Comisión Económica para Europa (CEPE): El foro se ocupará de: la dendroenergía, los mercados de carbono y los mercados de productos forestales certificados, y el papel de los productos madereros en la mitigación del cambio climático. fechas: 11 al 14 de octubre de 2010 ubicación: Ginebra, Suiza contacto: Sección Forestal y de la Madera de la CEPE teléfono: +41-22-917-1286 fax: +41-22-917-0041 correo electrónico: info.timber@unece.org www: http://timber.unece.org/index.php?id=302

COP 10 del CDB: La décima reunión de la Conferencia de las Partes (COP, por sus siglas en inglés) del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) se espera que evalúe el logro de la meta 2010 de reducir significativamente la tasa de pérdida de biodiversidad, adopte un régimen internacional sobre acceso y participación en los beneficios y celebre el Año Internacional de la Diversidad Biológica 2010. fechas: del 18 al 29 de octubre de 2010 ubicación: Nagoya (Aichi), Japón contacto: Secretaría del CDB teléfono: +1-514-288-2220 fax: +1-514-288-6588 correo electrónico: secretariat@cbd.int www: http://www.cbd.int/cop10

30ª Sesión del Grupo de Trabajo sobre Forestación/Reforestación del MDL: El Grupo de Trabajo sobre forestación y reforestación (FR) del Mecanismo para un Desarrollo Limpio (MDL) fue establecido para preparar recomendaciones y seguimiento sobre las propuestas presentadas de nuevas metodologías de línea base de las actividades de proyectos AR del MDL. Se espera que el grupo de trabajo trabaje en cooperación con el Grupo de Metodologías del MDL. fechas: 18 al 20 octubre de 2010 ubicación: Bonn, Alemania contacto: Secretaría de la CMUNCC teléfono: +49-228-815-1000 fax: +49-228-815-1999 correo electrónico:secretariat@unfccc.int www: http://cdm.unfccc.int/Panels/ar

Quinta Reunión de la Junta Directiva del Programa ONU-REDD: La Quinta Reunión de la Junta Directiva del Programa ONU-REDD será precedida por una reunión conjunta con los órganos de gobierno del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF, por sus siglas en inglés) y el Programa de Inversión Forestal (FIP, por sus siglas en inglés), que se celebrará el 6 de noviembre de 2010. fechas: 4 a 5 de noviembre de 2010 ubicación: Washington, DC, EE.UU. contacto: Cheryl Rosal teléfono: +41-22-917-8410 correo electrónico:cheryl.rosebush@un-redd.org www: http://www.un-redd.org/PolicyBoard/5thPolicyBoard/tabid/1002/Default.aspx

Fortalecimiento de la Legalidad Internacional del Comercio de Maderas: Creación de entornos propicios y oportunidades para el sector privado y otros interesados: Esta iniciativa de país en apoyo del Foro de las Naciones Unidas sobre Bosques está organizado por los Gobiernos de Viet Nam, Finlandia, los Países Bajos, y los Estados Unidos. fechas: del 15 al 19 de noviembre de 2010 ubicación: Hanoi, Viet Nam contacto: Tran Kim teléfono: +844-38436812 fax: +844-37330752 correo electrónico:longtk.htqt@mard.gov.vn www: http://www.un.org/esa/forests/gov-unff.html

16° Conferencia de las Partes de la CMNUCC y la Sexta Reunión de las Partes en el Protocolo de Kioto: La 33ª reunión del OSA y del OSACT también se llevará a cabo al mismo tiempo. fechas: 29 de noviembre al 10 de diciembre 2010 ubicación: Cancún, México contacto: Secretaría de CMNUCC teléfono: +49-228-815-1000 fax: +49-228-815-1999 correo electrónico: secretariat@unfccc.int www: http://unfccc.int

Día de la Agricultura y el Desarrollo Rural 2010: Este evento se llevará a cabo junto con la COP 16, y será organizada por el Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional (CGIAR), la Plataforma Mundial de Donantes para el Desarrollo Rural, el Programa del Desafío sobre el Cambio Climático del CGIAR, Agricultura y Seguridad Alimentaria (CCAFS), y la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación de México. fecha: 4 de diciembre de 2010 ubicación: Cancún, México contacto: Secretaría ARDD correo electrónico:info@agricultureday.org www: http://www.agricultureday.org

Día de los Bosques 4: Este evento, organizado por el Centro de Investigación Forestal Internacional, se llevará a cabo junto con la COP 16. fecha: 5 de diciembre de 2010 ubicación: Cancún, México contacto: Secretaría de CIFOR correo electrónico:cifor-fcc@cgiar.org www: http://www.forestsclimatechange.org/ForestDay-4.html

46ª Reunión del Consejo Internacional de las Maderas Tropicales: Esta reunión se llevará a cabo junto con las sesiones asociadas de los cuatro comités del CIMT. fechas: 13 al 18 de diciembre de 2010 ubicación: Yokohama, Japón contacto: Secretaría de la OIMT teléfono: +81-45-223-1110 fax: +81-45-223-1111 correo electrónico:itto@itto.int www: http://www.itto.or.jp

Noveno período de sesiones del Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques: El tema para el FNUB 9 es “Bosques para la gente, los medios de vida y la erradicación de la pobreza” y en el Foro se espera completar las discusiones sobre los enfoques para la aplicación de la gestión forestal sostenible. fechas: 24 de enero al 4 de febrero de 2011 ubicación: Sede de las Naciones Unidas, Nueva York contacto: Secretaría del FNUB teléfono: +1-212-963-3401 fax: +1-917-367-3186 correo electrónico:unff@un.org www: http://www.un.org/esa/forests/

Simposio Internacional sobre Ecosistemas y Enfoques a nivel de Paisaje para la Sostenibilidad: Este evento, organizado por el Gobierno Regional de Castilla y León, España, la Secretaría de la Red Internacional de Bosques Modelo, la FAO y la Secretaría del CDB, se propone avanzar en la comprensión y aplicación de enfoques a nivel de los ecosistemas y a nivel paisaje para el uso y gestión sostenible de la tierra. fechas: 22 al 26 de marzo de 2011 ubicación: Burgos, España teléfono: +34-983-304-181 fax: +34-983-308-671 correo electrónico:info@globalforum2011.net www: http://www.globalforum2011.net/

Sexta Conferencia Ministerial de los Bosques de Europa: Esta reunión de ministros encargados de los bosques en Europa debatirá sobre la elaboración de un marco político más intenso para la gestión forestal sostenible en Europa. fechas: de 14 al 16 de junio de 2011 ubicación: Oslo, Noruega teléfono: +47-64-94-8930 fax: +47-64-94-8939 correo electrónico: liaison.unit.oslo@foresteurope.org www: http://www.foresteurope.org/eng/Commitments/Documents/Meetings_2011/FOREST+EUROPE+Ministerial+Conference.9UFRrY5M.ips

Segunda Semana Forestal de Asia-Pacífico: Este evento se llevará a cabo en conjunción con la 24ª reunión de la Comisión Forestal de Asia-Pacífico. fechas: 7 al 11 de noviembre de 2011 ubicación: China contacto: FAO teléfono:+66-2-697-4000 fax: 66-2-697-4445 correo electrónico:FAO-RAP@fao.org www: http://www.fao.org/mundo/regional/rap

COFO 21: La 21ª sesión del Comité Forestal de la FAO tendrá lugar en octubre de 2012. fechas: por determinar en octubre de 2012 ubicación: Roma, Italia contacto: Secretaría COFO teléfono: +39-06-5705-3925 fax: 39-06-5705-3152 correo electrónico:cofo@fao.org www: http://www.fao.org/forestry/en/

GLOSARIO

ACB
AIB
CDB
CFM
CMNUCC
CNULD
COFO
COP
FAO
FCPF
FIP
FNUB
FRA
GFEP
GFP
GFS
IUFRO
NLBI
ODM
PFN
PFNM
PSA
REDD
REDD+
Asociación de Colaboración en Materia de Bosques
Año Internacional de los Bosques 2011
Convenio sobre la Diversidad Biológica
Congreso Forestal Mundial
Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático
Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación
Comité Forestal de la FAO
Conferencia de las Partes
Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación
Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques (FCPF, por sus siglas en inglés)
Programa de Inversión Forestal (FIP, por sus siglas en inglés)
Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques
Evaluación de los Recursos Forestales Mundiales (FRA, por sus siglas en inglés)
Panel Mundial de Expertos Forestales (GFEP, por sus siglas en inglés)
Asociaciones Forestales Crecientes (GFP, por sus siglas en inglés)
Gestión Forestal Sostenible
Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal (IUFRO, por sus siglas en inglés)
Instrumento jurídicamente no vinculante sobre todos los tipos de bosques
Objetivos de Desarrollo del Milenio
Programas Forestales Nacionales
Productos forestales no maderables
Pago por servicios ambientales
Reducción de emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal
Reducción de emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal, así como el papel de la conserva-ción, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono (REDD+)
^volver al comienzo
Volver a IISD coverge

Este número del Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Reem Hajjar, Simon Wolf, y Peter Wood, Ph.D. Editor Digital: Diego Noguera. Traducción al Español: Gmelina Ramirez - Revisión: Keith Ripley. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de los Servicios de Información del IIDS: Langston James “Kimo” Goree VI <kimo@iisd.org>. Los donantes permanentes del Boletín son el Reino Unido (a través del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Gobierno de los Estados Unidos (a través del Buró de Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canadá (a través del CIDA), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo de Alemania (BMZ), el Ministerio de Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania (BMU), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Países Bajos, la Comisión Europea (DG-ENV), y el Ministerio de Medio Ambiente, Territorio y Mar de Italia. El soporte financiero general del Boletín durante el año 2010 es brindado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega, el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Agricultura, Silvicultura, Ambiente y Gestión del Agua de Austria, el Ministerio de Medio Ambiente de Suecia, el Ministerio de Asuntos Internacionales y Comercio de Nueva Zelanda, SWAN Internacional, la Oficina Federal para el Medio Ambiente de Suiza (FOEN), el Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia, el Ministerio de Medio Ambiente de Japón (a través del Instituto para las Estrategias Ambientales Mundiales - IGES), el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón (a través del Instituto de Investigación Mundial sobre Progreso Industrial y Social - GISPRI), el Gobierno de Islandia, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), y el Banco Mundial. La financiación para la traducción al francés del Boletín es provista por el Gobierno de Francia, la Región de Valonia de Bélgica, la provincia de Québec, y la Organización Internacional de la Francofonía (OIF e IEPF). La financiación para la traducción al español del Boletín es provista por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de España. Las opiniones expresadas en el Boletín pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o sus auspiciantes. Está permitida la publicación de extractos del Boletín en publicaciones no comerciales y con la correspondiente cita académica. Para obtener información acerca del Boletín o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de los Servicios de Información del IIDS por correo electrónico <kimo@iisd.org>, teléfono: +1-646-536-7556 o en 300 East 56th St., 11A, New York, New York 10022, USA.

| Volver a la página de inicio de “Linkages” | Visite IIDSnet | Envíe un correo electrónico al IIDS |
© 20
10, IIDS. Todos los derechos reservados.