Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 13 No. 151
Lunes 19 de marzo de 2007

SÍNTESIS DEL DÉCIMO OCTAVO PERÍODO DE SESIONES DEL COMITÉ FORESTAL DE LA FAO:

DEL 12 AL 16 DE MARZO DE 2007

El décimo octavo período de sesiones del Comité Forestal (COFO18) de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) se desarrolló en la sede de la FAO en Roma, Italia, del 12 al 16 de marzo de 2007. La reunión atrajo a casi 600 participantes de los gobiernos, las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, incluyendo al Presidente de Nigeria, Olusegun Obasanjo y una cantidad de ministros.

Durante el período de sesiones, los delegados trataron cuestiones relacionadas con el informe Situación de los Bosques Mundiales 2007, bosques y energía, protección de bosques, el trabajo de los bosques a nivel local, progreso hacia la ordenación forestal sostenible (OFS), configuración de un programa de acción para la FAO en silvicultura, decisiones y recomendaciones de los órganos de la FAO, y el XIII Congreso Mundial de Silvicultura.

El COFO18 también fue escenario de eventos paralelos, sesiones de información y seminarios sobre una amplia variedad de temas, entre los que se incluyeron los programas nacionales forestales (PNFs) y el alivio de la pobreza, el manejo de incendios, la salud forestal, la tenencia de los bosques, los emprendimientos forestales de baja y mediana escala, las directrices voluntarias y herramientas de silvicultura que contribuyen al desarrollo sostenible, una nueva generación de programas de manejo de residuos líquidos, la interfase entre silvicultura y agricultura y la reducción de las emisiones de dióxido de carbono provenientes de la deforestación. También hubo reuniones de las Comisiones Regionales de Silvicultura (CRS), del Buró y de la Asociación Colaborativa de Bosques (ACB).

El COFO18 adoptó un informe final en el cual pide y recomienda a la FAO que encare numerosas actividades relacionadas con las cuestiones debatidas durante la reunión, incluyendo bosques y energía, protección de bosques, poner a los bosques a trabajar a nivel local, el progreso hacia la OFS y configurar un programa de acción para la FAO en silvicultura.

BREVE HISTORIA DEL COMITÉ FORESTAL DE LA FAO

El Comité Forestal (COFO) es el más importante de los órganos estatutarios de la FAO, que también incluye las Comisiones Forestales Regionales (CFRs), la Comisión Consultiva sobre el Papel y los Productos de la Madera, la Comisión sobre Cuestiones del Bosque Mediterráneo (Silva Mediterránea), la Comisión Internacional Poplar, y el Grupo de Expertos sobre Recursos Genéticos Forestales. Los períodos bienales de sesiones del Comité que se celebran en la sede de la FAO, reúnen a jefes de servicios forestales y otros altos funcionarios del Gobierno para identificar las nuevas cuestiones políticas y técnicas, buscar soluciones y asesorar a la FAO y otros sobre las medidas adecuadas. Esto se consigue mediante exámenes periódicos y evaluación de los problemas forestales internacionales; examen de los programas forestales de la FAO de trabajo y su aplicación; asesoramiento para el Director General sobre los futuros programas de trabajo de la FAO en la esfera de bosques y sobre su aplicación; exámenes de recomendaciones sobre cuestiones específicas relativas a la silvicultura remitidos por el Consejo de la FAO, el Director General o los Estados Miembros; y los informes al Consejo de la FAO. El Comité Forestal está abierto a todos los Estados miembro de la FAO que deseen participar.

COFO12: El duodécimo período de sesiones del Comité, celebrado en 1995 para considerar el papel de la FAO en la explotación forestal, en particular con respecto a una ordenación forestal sostenible (OFS), examinó el desarrollo de los criterios y los indicadores (C&I) de la OFS, comercio y medio ambiente, y un posible papel de la FAO en el Grupo Intergubernamental sobre los Bosques (GIB) de la Comisión de Desarrollo Sostenible (CDS) de las Naciones Unidas. Los delegados negociaron la Declaración de Roma sobre Bosques, posteriormente aprobada por una reunión ministerial, y debatieron las perspectivas de la FAO a mediano plazo (1996-2001) y las prioridades a largo plazo (1996-2010).

COFO13: En su décimo tercer período de sesiones en 1997, continuó el debate del progreso hacia una ordenación forestal sostenible (OFS), y recomendó la aplicación las propuestas de acción del Panel Intergubernamental sobre Bosques. Consideró la función del Comité y de las Comisiones Forestales Regionales. Además estudió las consecuencias del Plan de Acción de la Cumbre Mundial de Alimentos para la silvicultura, la conservación y la utilización sostenible de los recursos genéticos forestales, y pidió recursos financieros adicionales para el Plan de Mediano Plazo (1998-2003).

COFO14: Las discusiones del 14º período de sesiones en 1999 trataron la labor del Foro Intergubernamental sobre Bosques (FIB) de la CDS, las perspectivas globales del sector forestal, y los desafíos nacionales e internacionales a las políticas para la sostenibilidad de los bosques. COFO14 también examinó los programas de la FAO en el sector forestal, y su marco estratégico (2000-2015) y las consecuencias a mediano plazo para el programa forestal.

COFO15: En 2001 el 15º período de sesiones se centró en el manejo de la información y el conocimiento de los bosques, los criterios y los indicadores de desarrollo sostenible de todos los tipos de bosques, y las consecuencias de la certificación y el comercio para la OFS. Se examinaron los programas forestales de la FAO, incluidos los resultados de la evaluación de los recursos (ERF) 2000, el plan de mediano plazo 2002-07, las propuestas para una ERF mundial, y las principales cuestiones del cambio climático y el Protocolo de Kyoto relacionadas con los bosques.

COFO16: El COFO16 fue convocado en marzo de 2003 para discutir: la relación entre los bosques y el agua dulce; los programas forestales nacionales (PFN) como mecanismos para aplicar los principales resultados de la Cumbre Mundial de Alimentos y la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (CMDS); el examen de los programas de la FAO; y el proceso de planificación de la FAO a mediano plazo, especialmente en relación con los bosques, la pobreza y la seguridad alimentaria, la gobernanza forestal y la diversidad biológica forestal.

COFO17: El COFO17 se desarrolló en marzo de 2005 para tratar cuestiones relacionadas con el informe “Situación de los Bosques Mundiales 2005”, las Comisiones Forestales Regionales, las necesidades y oportunidades de cooperación internacional para la preparación ante incendios forestales, la contribución de los bosques al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y el Congreso Forestal Mundial. Durante el CFO17 también se realizó la Reunión Ministerial sobre Bosques en la que los ministros trataron cuestiones relacionadas con la cooperación internacional sobre manejo de incendios forestales y mantenimiento del compromiso con la ordenación forestal sostenible, y adoptaron una Declaración Ministerial.

INFORME DEL COFO18

David Harcharik, Vicedirector General de la FAO, inauguró el COFO18 el martes 13 de marzo de 2007. En esa ocasión, dio la bienvenida a los delegados y destacó el envío de un nuevo informe sobre la “Situación de los Bosques Mundiales”. Dijo que están creciendo nuevas áreas de bosques y que la conservación de la biodiversidad, el suelo y el agua han mantenido los valores forestales, pero señaló que la deforestación se está acelerando y que los desafíos externos, entre los que se incluyen el cambio climático y la pobreza, están afectando la salud de los bosques. Luego hizo una lista de las cuestiones políticas que son objeto de consideración del COFO, en la que incluyó la relación entre bosques y energía, la protección de los bosques, el alivio de la pobreza y el progreso hacia la ordenación forestal sostenible (OFS). También señaló que las comisiones forestales regionales (CFRs) han funcionado como una importante bisagra entre las cuestiones mundiales y la acción a nivel nacional, y afirmó que las reformas de la FAO han hecho que haya más silvicultores en las oficinas regionales.

El plenario adoptó luego la agenda provisoria (COFO 2007/2), sin enmiendas. Los siguientes funcionarios del COFO fueron nominados y elegidos por unanimidad: G.K. Prasad (de India) como Presidente; Sally Collins (de EE.UU.) como Primera Vicepresidente; Arlito Cuco (de Mozambique), Alain Chaudron (de Francia), Alexandros Christodoulou (de Chipre), Héctor Miguel Abreu Aquino (de República Dominicana) y Neil Hughes (de Australia) como Vicepresidentes. Además, los delegados eligieron a los miembros del Comité de Redacción, entre los que se incluyeron los representantes de Australia, Brasil, Burkina Faso, Ecuador, Alemania, Indonesia, Irán, Japón, Libia, Malasia, Países Bajos, Sudán y Estados Unidos. Hiroki Miyazono (de Japón) y Mario Gustavo Mottin (de Brasil) fueron elegidos Presidente y Vicepresidente, respectivamente del Comité de Redacción.

El martes, el plenario trató el informe “Situación de los Bosques Mundiales 2007”. El miércoles, los delegados discutieron las cuestiones relacionadas con los bosques y la energía, la protección de bosques y el trabajo de los bosques a nivel local. El jueves los delegados consideraron cuestiones respecto del progreso hacia la ordenación forestal sostenible y la configuración de un programa de acción en silvicultura para la FAO. El viernes por la tarde se desarrolló una sesión de plenario para discutir el XIII Congreso Mundial de Silvicultura y adoptar el informe del COFO18. Los delegados también participaron en sesiones de información, seminarios del período de sesiones, sesiones especiales y eventos paralelos. También hubo reuniones cerradas del Comité de Redacción y de la Alianza Colaborativa de Bosques (ACB).

PLENARIO

SITUACIÓN DE LOS BOSQUES MUNDIALES 2007: El martes, Jan Heino, Director Asistente de la FAO y titular del Departamento de Silvicultura de la FAO, presidió esta sesión y presentó el informe “Situación de los Bosques del Mundo 2007” (SBM 2007). Explicó que el SBM 2007 evalúa el progreso hacia la OFS a escala regional y mundial y discute dieciocho cuestiones elegidas en el sector de bosques, incluyendo el cambio climático la tenencia de bosques, el comercio y la energía de la madera. Heino dijo que la deforestación mundial continúa en tasas inaceptables y que el mundo perdió 3% de su cobertura total de bosques entre 1990 y 2005. Sintetizando los hallazgos regionales, dijo que: el progreso hacia la OFS ha sido desequilibrado y lento en África donde el 9% de la cobertura de bosques se perdió entre 1990 y 2005, una reducción que es la mitad de la pérdida mundial de bosques; pero que la mayoría de los países africanos tienen nuevas políticas y leyes de bosques y que la región está activa en el desarrollo de enfoques regionales innovadores.

Acerca de Asia y el Pacífico, Heino señaló que el área de bosques en China se está expandiendo debido a la gran inversión en forestación. Tras señalar que el rápido crecimiento económico en la región aporta más recursos para el manejo de bosques, dijo que los países con áreas de bosques en expansión tienden a tener altas ganancias. Al sintetizar los hallazgos en otras regiones, señaló, entre otras cosas, la cobertura estable de bosques y los mecanismos de política regional de Europa; un superávit significativo del comercio de productos forestales y un gran aumento en el área designada para la conservación de la biodiversidad en América Latina y el Caribe; desertificación y gran déficit en el comercio de productos de bosques en Oriente Medio; cobertura de bosques estable en América del Norte y un esquema para el pago de servicios ambientales en México. Finalmente llevó la atención hacia los desarrollos cruciales del Foro de las Naciones Unidas sobre Bosques (FNUB), agradeció a la Asociación Colaborativa de Bosques (ACB) por su trabajó y reveló el nuevo slogan del COFO: “Convertir el conocimiento en desarrollo”.

El Presidente del FNUB7, Hans Hoogeveen, dijo que la agenda internacional forestal está entrando en una nueva era y que 2007 será un año histórico que le dará forma a la silvicultura para la próxima década. Luego enfatizó que el FNUB7, programado para abril de 2007, tiene que adoptar un instrumento no legalmente vinculante (INLV) sobre todos los tipos de bosques, que se espera que sea un punto de inflexión en el régimen forestal internacional. Hoogeven también señaló que este año el FNUB necesita que se adopte un nuevo programa plurianual de trabajo (PPT) para los próximos nueve años. Dijo que la última cuestión clave que queda pendiente sobre la agenda internacional de bosques es el aporte de recursos nuevos y adicionales para la acción sobre el terreno y señaló la necesidad de transformar las palabras en acciones y la importancia de que se utilicen enfoques transdisciplinarios para el manejo de bosques. También llamó la atención sobre una decisión de la Asamblea General de lanzar el Año Internacional de Bosques en 2011 y alentó a todos los actores pertinentes a que unan sus esfuerzos para el logro de la OFS.

Manoel Sobral, Director Ejecutivo de la Organización Internacional de Maderas Tropicales (OIMT), destacó la importancia de la OFS, la cual impone desafíos particularmente para los países en vías de desarrollo. Dijo que finalmente la OFS se está expandiendo en los trópicos pero señaló que aún queda trabajo por hacer en la promoción de la OFS. Luego destacó que la FAO y la OIMT tienen experiencia complementaria, membresía superpuesta y un objetivo común y que se han unido en muchas iniciativas recientes, incluyendo algunas en el marco de la OFS. Sobral hizo una lista de logros conjuntos de la FAO y la OIMT, entre los que se incluyen: publicación de un conjunto de mejores prácticas para cumplir con la legislación de bosques; desarrollo de un código de buenas prácticas para plantaciones de bosques; promoción de la adopción e implementación de criterio e indicadores como una herramienta para el monitoreo del manejo de bosques, elaboración de informes y evaluación y aporte de capacitación para las personas que están involucradas de manera directa en el manejo de bosques.

Brasil destacó la discusión actual de un INLV y subrayó la necesidad de que se establezca un programa de trabajo innovador; se fortalezcan los beneficios económicos, sociales y ambientales de los bosques; se promueva la OFS y que se detenga la caída de la asistencia oficial para el desarrollo. Etiopía acentuó la importancia del conocimiento indígena y la necesidad de recursos financieros para ayudar a los países en vías de desarrollo a promover las formas alternativas de energía y a contribuir con la OFS. EE.UU. destacó la importancia de la bioenergía para tratar la degradación de bosques. Japón señaló el impacto de la despoblación y estancamiento sobre las actividades económicas en las áreas de bosques. La Federación Rusa acentuó la importancia del monitoreo mundial y de la aplicación de la ciencia y la tecnología a la OFS. La UE destacó el impacto del cambio climático sobre la silvicultura. Malasia acentuó la necesidad de que se aporte financiamiento y se revise el cumplimiento de los programas de OFS.

Suecia señaló que el sector de bosques es a menudo tratado como una fuente de problemas ambientales y lo describió como un factor de contribución al desarrollo y bienestar social. Tras señalar que la situación grave de la silvicultura en algunos países se debe a la falta de conocimiento y capacidad, pidió a la FAO que continúe trabajando con los países para mejorar su base de conocimientos y para fortalecer su cooperación con otras organizaciones pertinentes.

India dijo que en muchos países la mayor parte de la utilización de la madera se relaciona con los requerimientos diarios de energía y se opuso a que se vinculen las políticas de cambio climático con el consumo de maderas como combustible. Malawi apoyó los hallazgos del SBM y señaló que la situación no alienta ni desafía a los gobiernos a intensificar sus esfuerzos. Luego llevó la atención a las causas naturales de la degradación de bosques como por ejemplo las especies invasoras y dijo que la mayoría de los países luchan para resolver estos problemas pero no tienen recursos y personal adecuados. Finalmente, enumeró una lista de iniciativas políticas y logros de su país.

China elogió el informe del SMB por su exactitud. Luego de describir sus programas forestales nacionales y sus éxitos, dio crédito a los aliados extranjeros en tanto han contribuido con los logros de su país, y agradeció a la FAO y las CRFs por su apoyo y activa participación internacional.

México dijo que tiene el área más pequeña afectada por los incendios forestales en América del Norte y describió sus iniciativas políticas a nivel nacional, entre las que incluyó una nueva legislación, nuevos programas sobre silvicultura y alivio de la pobreza, nuevas inversiones y mecanismos de apoyo para la OFS.

Guatemala enumeró sus logros en política forestal, entre los que incluyó un nuevo programa de incentivos de silvicultura, aumentos significativos en las inversiones y avances en la gestión comunitaria de la silvicultura. Tras recordar el llamado a trabajar juntos que hizo Hans Hoogeveen, pidió a los países desarrollados que prueben su compromiso con la acción colaborativa y pidió a la FAO que defina las estrategias sobre producción de bioenergía y biocombustibles.

Siria destacó sus actividades para combatir y prevenir los incendios forestales y para implementar la OFS. Sudáfrica señaló sus actividades sobre el manejo de agua, la OFS y el desarrollo económico y social. Luego señaló que las plantaciones de bosques certificadas de Sudáfrica han contribuido al alivio de la pobreza y a la creación de trabajo. Costa Rica destacó la experiencia de su país, que revirtió la tendencia de destrucción y degradación de bosques con decisiones políticas de alto nivel que permitieron incluir a los bosques que muchas áreas relevantes y verlos como una fuente de belleza, diversidad biológica, agua y secuestro de carbono. Noruega señaló la valiosa cooperación de la FAO en el marco de la ACB. La Conferencia Ministerial sobre la Protección de Bosques en Europa (CMPBE) señaló la importancia de la participación de los sectores interesados y pidió acciones inmediatas sobre la energía de la madera.

Afganistán discutió el papel de los bosques en el ambiente y la sociedad y el valor de la gestión comunitaria para la protección de los bosques, la forestación, el manejo del agua y la preservación de los recursos genéticos. Angola dijo que el sector de la silvicultura debe enfrentar los desafíos de la globalización a través de la OFS con un manejo participativo vinculado a la implementación de los PFNs.

Resultado Final: En el informe final, el COFO pide a la FAO que continúe informando sobre los recursos de bosques, productos, políticas e instituciones a través de un enfoque de evaluación integrado y armonizado que utilice puntos focales nacionales, CFRs, comités asesores y la colaboración con otros procesos y organizaciones, para mejorar la capacidad del SBM de producir hallazgos clave.

BOSQUES Y ENERGÍA: Esta sesión, que se desarrolló el miércoles, fue presidida por Sally Collins (de EE.UU) y se centró en bosques y energía, un tema presentado en el documento de la FAO “Bosques y Energía: Nuevos Desafíos en la Ordenación Forestal Sostenible” (COFO 2007/5).

Hubo presentaciones de Hikojiro Katsuhisa, Jefe de la División Productos Forestales e Industria Forestal, de la FAO y Franziska Hirsch, Sección de Maderas, de la Comisión de las Naciones Unidas para la Comisión Económica para Europa (CNUCEE). Katsuhisa describió las cuestiones políticas en relación con al energía de la madera, incluyendo la integración en PFNs y política energética nacional. Dijo que hay problemas en la identificación de datos válidos y para hacer análisis económicos certeros debido a las dudas sobre el impacto del aumento del uso de combustible de madera, la utilización de residuos y desechos de madera y las preocupaciones acerca de los incentivos. Otras cuestiones, según señaló, involucran a la eficiencia energética, los vínculos entre el uso de combustibles de madera y el cambio climático, y los proyectos del Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) del Protocolo de Kyoto para lograr un uso más limpio de los combustibles de madera en los países en vías de desarrollo. Luego describió la coordinación de esfuerzos entre las agencias en la Plataforma Internacional de Bionergía, la FAO y la Agencia Internacional de Energía (AIE), el trabajo cooperativo sobre bionergía y los programas público-privados como los organizados por la CNUCEE y el Consejo Mundial de Negocios sobre Desarrollo Sostenible.

Hirsch describió los desarrollos en Europa, América del Norte y el Commonwealth de Estados Independientes. También aludió a la meta de la UE del 20% de reducción de las emisiones de carbono para 2020, y señaló que esto promoverá la bioenergía, incluyendo el combustible de la madera como una fuente de energía. Además dijo que la movilización de recursos de madera requiere un suplemento base de madera más amplio y mejor información sobre áreas forestales e infraestructura y capacitación, todo lo que involucra al sector privado. Hizo una lista de cuestiones políticas: nivelación de campo de juego, consistencia la realización de políticas, reconciliación de los PNFs con los planes de acción de biomasa, atención a las condiciones locales, criterio más amplio para la sostenibilidad y atención a las nuevas oportunidades para desarrollar la bioenergía.

Brasil definió a la bionergía como una alternativa viable económicamente que presenta una cantidad de ventajas entre las que se incluyen la reducción de la dependencia de las importaciones de petróleo y la mejora del cambio climático. Luego de hacer una lista de logros nacionales en Brasil, dijo que hay un 90% de aumento de las áreas forestadas, 45% de energía consumida proviene de fuentes renovables y el 80% de los autos vendidos tienen tanques de combustible flexibles, lo que los habilita para funcionar tanto con gasolina como con etanol. También agregó que la FAO tiene un papel importante que jugar para aportarle a los países asistencia técnica sobre cuestiones de bionergía.

Alemania, en representación de la Unión Europea (UE), señaló que el desarrollo de bioenergía aporta nuevas ganancias y oportunidades de empleo, predijo que la demanda de bionergía aumentará significativamente y acentuó que su crecimiento se debe fomentar de una manera eficiente y sostenible. También dijo que promover la producción de bosques debe minimizar los distorsiones del mercado, teniendo en cuenta los riesgos ambientales y siguiendo los principios de la OFS. Además pidió a la FAO que finalice las directrices para la producción sostenible de bioenergía en consulta con sus estados miembro.

Arabia Saudita dijo que el aumento de la producción de carbón vegetal genera nuevas presiones sobre la cobertura de bosques y contribuye a la declinación de bosques. Luego pidió que la FAO trate la transferencia de tecnología, las cuestiones sociales y económicas a niveles regionales, que organice talleres regionales y simposios y que aporte apoyo para la creación de capacidades.

Japón observó que la cuestión de la energía de madera ha sido descuidad en el pasado pero que recibe cada vez más atención. También describió su Estrategia Nipona de Biomasa que busca aumentar la producción de bioetanol al 10 % del consumo de gas para 2030 y pidió que se fortalezca la cooperación entre los miembros de la ACB.

Tanzania dijo que la madera es el 92 % de los requerimientos de energía en su país. Tras señalar que el combustible de madera demanda manejar la rápida destrucción de la cobertura de bosques, dijo que se están desarrollando nuevas directrices para la tala de madera y la quema de carbón vegetal.

Noruega dijo que el aumento de producción de energía de madera aporte generación de ganancias y desarrollo económico pero también tiene que manejar la creciente demanda de mercado, la presión sobre los recursos de los bosques, la competencia con los materiales reciclados y los altos precios. También enfatizó que la alta demanda debe ser tratada con el aumento de la producción mientras se aplican los principios de la OFS. Luego pidió que la FAO promueva el uso eficiente de la biomasa, desarrolle herramientas, promueva la creación de capacidades para el planeamiento del uso integrado del suelo y fortalezca la cooperación entre los miembros de la ACB.

Francia estableció que los bosques franceses sufren de baja explotación en lugar de sobre explotación e hizo una lista de las iniciativas para desarrollar la demanda de madera y la producción de combustibles de madera mientras se consideran las condiciones locales, se hacen compromisos con el diálogo constructivo con las industrias forestales y se respetan los principios de la OFS y la protección de la biodiversidad.

Lesoto describió los esfuerzos naciones sobre la protección de bosques y acentuó la necesidad de promover fuentes alternativas de energía para preservar los árboles indígenas y arbustos indígenas. Colombia destacó las dificultades para cambiar las prácticas comunitarias locales y presentar fuentes de energía alternativa. Namibia informó a los delegados sobre las políticas de su país en relación con los arbustos y su utilización potencial como fuente de energía.

Suecia señaló la necesidad de que la FAO continúe trabajando junto con otros aliados y gobiernos para intercambiar experiencias, especialmente en la búsqueda y desarrollo y demostración. Portugal acentuó la necesidad de que se promueva un enfoque integrado que haga vínculos sectoriales entre bosques y energía. Eslovenia destacó la importancia de la creación de capacidades.

Malasia destacó la necesidad de que se promueva el uso de estufas y carbón vegetal mejorado y que se utilice la biomasa para combatir el cambio climático. También sugirió que la FAO estudie las vías para maximizar el uso de los desechos de la tala como combustible. Guatemala pidió que la FAO desarrolle una estrategia a largo plazo para asegurar el equilibrio entre la promoción de la energía de la madera y las áreas protegidas, mientras que se eliminan las presiones, especialmente en las tierras indígenas.

Siria observó que el desarrollo de bioenergía se demora en los países con sequías y pidió que se promueva la bioenergía a través de incentivos y transferencia de tecnologías por sus beneficios para el ambiente. Senegal dijo que los países de Sahel dependen de la madera para el 70 % de su energía y describió un programa de bionergía para la OFS que cubre 300.000 hectáreas, con el apoyo de los Países Bajos y el Banco Mundial. Etiopía expresó su apoyo por el trabajo de la FAO en el área de bosques/energía y pidió la expansión de los esfuerzos de creación de capacidades. Libia dijo que hay una necesidad de hacer que el uso de la bioenergía sea compatible con otro uso de energía y de que se traten los problemas ambientales. Zambia dijo que la bioenergía es una alternativa esencial a los combustibles fósiles, pero tanto la conservación y la eficiencia de la bionergía como los combustibles fósiles deben ser incluidos en un enfoque armónico para la política energética.

La Alianza Internacional de Familia de Bosques pidió el apoyo para el uso local de recursos como un medio de que se reduzca la dependencia sobre la energía importada. La Confederación de Industrias Europeas de Papel señaló los diferentes problemas de combustibles de madera relacionados con las cuestiones como por ejemplo el cambio climático, la seguridad energética, la mezcla de energía, la competencia y el alivio de la pobreza.

Resultado Final: En el informe final, el COFO pide a la FAO, entre otras cosas, que: ayude a los miembros a desarrollar estrategias nacionales abarcadoras e integradas de bioenergía, incluyendo la energía de madera, así como que integre las cuestiones de energía de madera dentro de los programas nacionales de bosques u otras estrategias de bosques; que prepare un informe analítico sobre los impactos sociales, económicos y ambientales de los cambios en el uso de madera para la generación de energía y que organice talleres para promover el diálogo a nivel nacional y regional para ayudar a que aumente la capacidad institucional y técnica relacionada con la producción y el consumo sostenible de bioenergía, incluyendo la energía de madera.

PROTECCIÓN DE BOSQUES: El miércoles, Sally Collins (de EE.UU.) presidió esta sesión y Gillian Allard, de la FAO, hizo una presentación sobre salud de bosques (COFO 2007/6). Ella dijo que los brotes de enfermedades y las especies invasoras pueden reducir la supervivencia de los árboles y los brotes de los bosques, reducir el agua, afectar el comercio internacional de productos de bosques e impactar de manera negativa en los modos de vida. También identificó al Convenio Internacional para la Protección de Plantas (CIPP) como el mecanismo político internacional más importante para la protección de la salud de los bosques, pidió más concientización de los Estándares del CIPP y pidió que se mejore la cooperación internacional y el flujo de información.

Denny Truesdale, del Servicio Forestal de EE.UU, hizo una presentación sobre el manejo de incendios. Dijo que: la mayoría de los incendios son causados por humanos; sus efectos incluyen la polución de aire y agua, la pérdida de biodiversidad y hábitats y dañar los modos de vida; muchos incendios son herramientas beneficiosas e importantes en la agricultura y la silvicultura y que los incendios destructivos no deseados requieren supresión. Truesdale describió una estrategia para mejorar la cooperación internacional en el manejo de incendios que comprende directrices voluntarias, alianzas de implementación, una evaluación mundial de 2006 y una revisión de la cooperación internacional. También dijo que la actual cooperación incluye el desarrollo de estrategias regionales para el manejo de incendios, la organización de conferencias, el desarrollo de convenios modelo y la capacitación regional e internacional en el manejo de incendios de base comunitaria.

En la siguiente discusión, China apoyó los esfuerzos de la FAO respecto de la salud y la protección de los bosques y señaló que una encuesta de 2006 halló debilidades en la prevención de las especies extrañas, dio su firme compromiso para mejorar continuamente sus planes y prácticas de acción doméstica y dijo que la cooperación internacional debe focalizar su atención en la ayuda a los países en la creación de capacidades.

Canadá llevó la atención a la catastrófica invasión de escarabajos descortezadores en su país y los impactos sobre los bosques y las comunidades locales. También destacó la importancia de la colaboración entre miembros de la FAO y los servicios nacionales de bosques y expresó su apoyo para las directrices voluntarias de la FAO sobre manejo de incendios.

España apoyó la opción de 2011 como el Año Internacional de los Bosques y acentuó la necesidad de tratar los desafíos significativos de los incendios de bosques y la desertificación. La UE destacó que el manejo de incendios es una parte integral de la OFS, dio la bienvenida de las directrices voluntarias de la FAO para el manejo de incendios y pidió apoyo en su implementación a través de alianzas y programas de acción.

Malawi pidió que la FAO ayude a fomentar las capacidades en los países en vías de desarrollo, la capacitación especial y los recursos materiales y financieros para implementar el manejo de especies invasoras y que organice talleres regulares y seminarias para manejar las especies invasoras y compartir experiencias. Chipre señaló la necesidad de que se desarrollen convenios bilaterales y multilaterales para facilitar la asistencia internacional relacionada con el combate de incendios, especialmente el intercambio de quienes combaten los incendios a través de las fronteras. Luego de expresar su preocupación creciente por los efectos del cambio climático sobre las poblaciones de insectos, Malasia apoyó los esfuerzos de la FAO para investigar los efectos de la pérdida de hábitat y el cambio climático en la propagación de especies invasoras.

La Federación Rusa sugirió que la FAO y el Banco Mundial promueven la próxima cooperación internacional sobre la investigación y la evaluación de los impactos del cambio climático sobre bosques en las zonas boreales y templadas. Myanmar señaló los esfuerzos de sus países sobre el manejo de incendios y especies invasoras y acentuó la importancia de la promoción del enfoque participativo en la protección de bosques, la creación de capacidades y la puesta en común del conocimiento. Arabia Saudita acentuó la necesidad de directrices y capacitación en otras regiones y señaló la necesidad urgente de que se establezca una red regional para la prevención del peligro de las especies invasoras y la capacitación en el manejo de incendios.

EE.UU. dijo que el manejo de bosques que involucra a las comunidades locales es la mejor manera de tratar problemas como los incendios, que han sido lo peor en 50 años, y que muchos departamentos locales de incendios han desarrollado planes para aprovechar sus fortalezas y experiencia. Brasil acentuó la importancia de la asistencia técnica de la FAO para el manejo de incendios, involucrando a las comunidades locales, al sector privado y a los gobiernos. Gambia también dijo que la OFS y el manejo de incendios deben involucrar a las comunidades locales y a la sociedad civil. Portugal apoyó la posición de la UE y agregó información específica sobre supresión de incendios, lucha contra especies extrañas como por ejemplo el escarabajo descortezador y el tratamiento de la mortalidad del alcornoque inglés. Uruguay describió un proyecto reciente sobre plantaciones de bosques que ayudaron a enmarcar un proyecto regional sobre especies invasoras. Colombia dijo que sus leyes sobre silvicultura coordina el manejo de incendios a través de una comisión nacional sobre mitigación de incendios de bosques y destacó la necesidad de aumentar la prevención de los esfuerzos sobre las especies invasoras a nivel internacional. La Comisión de Bosques de África Central dijo que sus miembros trabajan en conjunto para proteger la biodiversidad y tomar medidas preventivas sobre el manejo de incendios y manejo de especies extrañas.

Resultado Final: En el informe final el COFO recomienda que la FAO, entre otras cosas:

  • fortalezca su apoyo técnico a los países para que traten las amenazas crecientes que plantean los incendios naturales, las pestes y las especies invasoras, a los ecosistemas de bosques;

  • continúe promoviendo el intercambio de información y experiencias a través de redes de trabajo, creación de capacidades y cooperación internacional;

  • que apoye a los países en vías de desarrollo en el fortalecimiento de sus capacidades para monitorear y controlar las pestes, las enfermedades y las especies invasoras;

  • trabaje con los miembros para promover, expandir y crear vínculos entre las redes de trabajo regionales, subregionales y nacionales sobre especies invasoras;

  • y apoye el establecimiento de una red de especies subregionales invasoras entre los Países del Cono Sur como parte del trabajo de la Comisión de Silvicultura de América y el Caribe.

TRABAJO FORESTAL A NIVEL LOCAL: El miércoles, Hector Miguel Abreu Aquino (de República Dominicana) presidió esta sesión. Eva Muller, de la FAO, hizo una presentación sobre el trabajo forestal a nivel local (COFO 2007/7). Identificó los obstáculos para la OFS de base comunitaria, incluyendo la falta de tenencia forestal segura, los procedimientos legales excesivamente complicados, la falta de conocimiento técnico del método y los intereses en conflicto de los sectores interesados. Ella recomendó acciones entre las que se incluyen: presentar sistemas diversificados y seguros de tenencia que conduzcan a la OFS; establecer requerimientos legales que sean realistas, transparentes y simples; buscar la sostenibilidad económica creando incentivos económicos; desarrollar empresas de base comunitaria, crear capacidad en las comunidades locales y prevenir los conflictos latentes entre los sectores interesados.

La UE acentuó la importancia de la propiedad segura, la creación de capacidades locales, el apoyo técnico, las redes de información y el manejo de conflictos de recursos naturales. También acentuó que los enfoques participativos no llevan inevitablemente a la OFS y deben ser acompañados por seguridad apropiada para la OFS y mejor gobernanza a todos los niveles.

Islandia detalló los desarrollos forestales en su país de alrededor de 100 años incluyendo la deforestación severa debido a las actividades de limpieza y destronque y pastado de ovejas, el desarrollo de un PNF, la implementación de programas nacionales de forestación y la participación en la cooperación regional.

Colombia dijo que las comunidades indígenas controlan áreas de bosques considerables y que sus derechos son reconocidos por la legislación forestal nacional. También reconoció el apoyo de EE.UU., Países Bajos y Japón para las iniciativas nacionales sobre las comunidades locales. Dijo que es necesario: fortalecer el apoyo internacional para la implementación de PNF; desarrollar mecanismos para mejorar los incentivos económicos para los pequeños propietarios y centrarse en la creación de capacidades en relación con la resolución de conflictos de recursos naturales.

Camerún enfatizó los serios problemas del uso ilegal de bosques, acentuó que las evaluaciones de impacto ambiental obligatorias son muy caras de realizar y pidió apoyo internacional en el desarrollo político a nivel nacional y local. Afganistán reiteró la importancia del manejo de base comunitaria y la creación de capacidades, señaló las dificultadas con la implementación política y pidió a la FAO ayuda para esto.

Suiza recomendó que se discuta la tenencia en el marco del sector de gobernanza de bosques y la necesidad de involucrar al nivel local y a todos los actores pertinentes. También destacó que el control colectivo local o el título puede ser más seguro y efectivo al apoyar a la OFS a largo plazo, en lugar de los títulos individuales. Noruega acentuó la necesidad de que se focalice más en la tenencia y la buena gobernanza, la creación de capacidades y el fortalecimiento institucional. Arabia Saudita destacó la necesidad de que se involucren a las comunidades locales en la promoción del ecoturismo que alienta a la OFS y a la protección de la biodiversidad.

Tanzania explicó su sistema legal para el manejo participativo que incluye las reservas locales y convenios de manejo conjunto con el gobierno. Brasil dijo que tiene 130 millones de hectáreas manejadas por grupos locales, las cuales tienen como desafío principal la promoción de la OFS y mejorar la participación en los debates políticos de bosques. Gabón dijo que está comprometido con la OFS a través de su código forestal nacional que protege a la biodiversidad e involucra a las comunidades y a los pequeños y medianos emprendedores forestales (PMEFs). Gambia pidió a la FAO que apoye la OFS centrándose en los PMEFs a nivel local y que aporte directrices sobre OFS. Guatemala señaló que tiene 500.000 hectáreas bajo manejo comunitario con un fuerte apoyo del gobierno nacional. Malasia señaló que el manejo local es vital para la OFS y que el alivio de la pobreza es la clave para los planes de desarrollo exitosos. Senegal señaló que hay muchas limitaciones para el manejo local, incluyendo la falta de recursos y habilidades, pero ellos aportan un modo para que se promuevan los nuevos productos forestales a través de los incentivos correctos. Mali dijo que los países pueden recibir apoyo de la FAO para la OFS pero que deben tener voluntad política y buena gobernanza para darle a ese apoyo un buen uso. Líbano señaló que había recibido ayuda de la FAO para el control de pestes en los Cedros de Líbano, pero que otras áreas de Líbano han sido devastadas por las actividades militares.

Resultado Final: En el informe final el COFO le pide a la FAO, entre otras cosas que: encare estudios sobre tenencia de bosques y sus implicancias para la OFS y el alivio de la pobreza en Asia Central y América Latina y el Caribe; en colaboración con asociados, que ayude a aquellas comunidades y pequeños propietarios de los países en vías de desarrollo, en los que corresponda, a desarrollar emprendimientos forestales de baja escala para los productos de madera y los que no lo son y que, en colaboración con el Fondo de PNF, ayude a los países en vías de desarrollo, en los casos en que corresponda, a mejorar la integración de la silvicultura en las estrategias de alivio de la pobreza para mejorar las contribuciones de la silvicultura al alivio de la pobreza y a los modos de vida sostenible.

AVANCES HACIA LA ORDENACIÓN FORESTAL SOSTENIBLE: El Presidente del COFO18, Prasad, presidió la sesión el jueves y mencionó que sería el seguimiento de una discusión mantenida el miércoles en un seminario dentro de la sesión sobre la acción regional de ordenación forestal sostenible, en base a “Avances hacia la Ordenación Forestal Sostenible” (COFO 2007/8.1 and COFO 2007/8.2). Peter Holmgren y Mette Wilkie, del Departamento de Silvicultura de la FAO, presentó un vista general sobre este tema. Holmgren dijo que la OFS es un concepto paraguas para la ordenación forestal y para su contribución al desarrollo sostenible. También definió “avances” como un diálogo político, llevando a la acción sobre el terreno, con devolución de la acción para mejorar el diálogo. Wilkie describió luego seis herramientas y mecanismos que marcan los avances hacia la OFS:

  • programas forestales nacionales: hoy utilizado en 130 países, establecen la visión nacional y las prioridades, indican la capacidad institucional, evalúan la aplicación de los convenios internacionales, solicitan la participación de los sectores interesados y contribuyen al alivio de la pobreza;

  • directrices voluntarias: la adopción de directrices informa el manejo de incendios y el manejo de bosques plantados, cumple el objetivo de transformar en acción sobre el terreno los convenios y aporta un enfoque intersectorial para la estrategia y manejo político;

  • monitoreo y evaluación nacional: responsable de una demanda creciente de hechos y conocimientos para el diálogo político y ayuda el uso integrado del suelo y los inventarios de campos;

  • restauración de paisajes de bosques: usa “el gran cuadro” de los modos de vida y el uso de la tierra sostenibles; promueve los beneficios sociales, económicos y ambientales; crea una red de aprendizaje y promueve los sitios piloto;

  • y Evaluaciones Mundiales de Recursos Forestales (EMRFs): para evaluaciones generales de recursos forestales, su condición, manejo y usos y el progreso mundial hacia la OFS.

La Federación Rusa dijo que los objetivos de la OFS se deben basar en información confiable, reiteró su pedido de que se establezca un centro internacional de desarrollo y capacitación y propuso que la FAO aporte apoyo institucional para los programas de educación forestal. Australia dio la bienvenida al documento de trabajo de la FAO sobre directrices voluntarias y dijo que las directrices deben ser mantenidas, actualizadas y mejoradas de manera continua. Myanmar dijo que los criterios e indicadores (C&I) son una herramienta útil para la OFS y señaló la importancia de los datos de investigación, pidió a los países que refuercen sus capacidades de detección remota y pidió a la FAO que aporte asistencia para el monitoreo, la evaluación y la elaboración de informes.

La UE dio la bienvenida al trabajo de la FAO sobre la evaluación de los avances hacia la OFS, llevó la atención a la importancia de la implementación política local y la devolución por parte del nivel local, dijo que el apoyo de la FAO para el FNUB y el futuro INLV es crucial y acentuó el concepto del aprendizaje contínuo y la mejora en todos los aspectos del trabajo forestal. Congo hizo una lista de los logros nacionales de su país entre lo que incluyó la nueva legislación forestal, los programas de manejo y los planes de acción y el uso de C&I para la OFS.

Suiza dio la bienvenida a las directrices voluntarias de la FAO y elaboró sus puntos de vista sobre el rol de los bosques plantadas, acentuando que su valor no es equivalente al de los bosques naturales y destacando la importancia de que se mantenga una protección continua de los bosques naturales y la biodiversidad.

Colombia pidió que se consolide la cooperación entre los diferentes convenios y procesos internacionales relacionados con los bosques, llevó la atención a las discusiones en curso del FNUB sobre un INLV y enfatizó el papel importante de la FAO en la ACB, el FNUB y los CRFs. Polonia hizo una lista de sus actividades sobre la OFS desde principios de la década del 90 y acentuó que la OFS es esencial para la mitigación del cambio climático. China destacó la importancia de que se equilibre la soberanía estatal con las responsabilidades internacionales, del fortalecimiento del desarrollo de la legislatura nacional y su aplicación y del fortalecimiento de la cooperación a través del FNUB.

Noruega destacó la importancia de la FAO para aportar información de acuerdo con los elementos temáticos de la OFS, incluyendo la política legal y el marco institucional. También destacó la creación de capacidades y la buena gobernanza como requerimientos principales para el logro de la OFS.

La República Kyrgyz señaló que la gobernanza concertada sobre la base de la alianza colaborativa se requiere para la promoción de la OFS. También pidió que la FAO considere la designación del ruso como uno de los idiomas oficiales del COFO.

Cuba agradeció a la FAO por el apoyo a los PFNs de su país. Marruecos informó a los delegados acerca de las políticas nacionales y los esfuerzos para promover la OFS. Siria destacó la necesidad de datos e índices confiables para planear e implementar la OFS. Côte d’Ivoire destacó la nueva política forestal de su país que busca promover la biodiversidad y restaurar la capacidad de producción, mejorando los ingresos y los modos de vida de los pequeños propietarios. Nueva Zelanda apoyó el foco sobre las prioridades regionales y alentó a la colaboración mundial y regional. Arabia Saudita informó a los delegados de los cambios en la legislación forestal de su país y pidió que la FAO ayude a los países en la recolección de información sobre OFS.

Italia dijo que apoyo la posición de la UE y describió su inventario de sumideros de carbono como un medio para habilitar a la comunidad científica para que cuantifique los sumideros de carbono en los bosques para la mitigación del cambio climático. Si bien acuerda con los principios de la OFS, India señaló que el financiamiento para el logro de las expectativas de la OFS es inadecuado y pidió al Convenio sobre Diversidad Biológica (CDB), a la OIMT y a otros a que aporten más fondos para la creación de capacidades. Gabón estableció que la OFS es una prioridad del gobierno la cual ha codificado las directrices para su sector forestal pero necesita el apoyo de la FAO para lograr los objetivos de la OFS. Malasia señaló que la OFS tiene una prioridad alta porque US$ 20 mil millones de sus exportaciones están relacionados con los bosques y pidió una mejora continua de la OFS a través de la investigación y el desarrollo sobre uso del suelo, los pequeños emprendimientos y el ecoturismo.

Brasil dijo que la implementación y el logro de los objetivos de la OFS implican un reto y señaló que la realización de informes internacionales armonizados sobre las condiciones forestales es una cuestión compleja porque los elementos de la OFS no son lo suficientemente abarcadores como para cubrir todas las áreas. La Secretaría del CDB agradeció a la FAO por su cooperación en la promoción de la biodiversidad a través de la OFS, particularmente los indicadores de biodiversidad en la ERF. La Secretaría de la CMPBE dijo que la OFS es una prioridad en el proceso ministerial europeo y que está vinculada con otras áreas políticas que incluyen agua, agricultura, biodiversidad y energía. Gambia observó que, habiéndose trasladado de los enfoques de plantación al manejo de bosques, la OFS ha mejorado en su país, especialmente con la participación de las comunidades locales. La UICN dijo que ha participado en la redacción de las directrices para aclarar los principios de la OFS, especialmente en la restauración de paisajes, derechos humanos y biodiversidad.

Resultado Final: En el informe final, el COFO pide a la FAO, entre otras cosas: que, en colaboración con los miembros y las organizaciones aliadas, desarrolle, promueva e implemente herramientas de manejo para achicar la brecha entre la política y las acciones en todos los niveles con énfasis sobre los enfoques intersectoriales y de paisajes; que continúe dando su apoyo al desarrollo, la implementación y el monitoreo de programas nacionales forestales, incluyendo los que se hacen en alianzas con el Fondo de PFNs; que ponga a disposición información actualizada del estatus y el progreso de los programas forestales nacionales y que continúe ayudando a los miembros en sus esfuerzos para mejorar el cumplimiento de la ley en el sector forestal al promover el uso de mejores prácticas, difundiendo experiencias entre los países y colaborando a nivel regional.

El COFO también recomendó que la FAO colabore con el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) para ayudar a los países en vías de desarrollo a aprovechar al máximo al FMAM como la única fuente posible de financiamiento para mejor la ordenación forestal sostenible y para lograr los Objetivos Mundiales sobre Bosques.

DECISIONES Y RECOMENDACIONES DE LOS ÓRGANOS DE LA FAO: Esta sesión fue presidida por el Vicepresidente Alexandros Christodoulou. Pape Koné, Oficial en Jefe de la Región Oriente Medio, describió el proceso por el cual las comisiones regionales aportan información al COFO sobre: el progreso a la OFS, bosques y energía y perspectivas regionales sobre el SBM, utilizando los PFNs para el refuerzo de las capacidades, plantación de bosques y protección contra incendios y redes contra las especies invasoras. Otras organizaciones también aportaron al COFO: el Comité Consultivo de Productos Forestales, Silva Mediterránea, el Grupo Experto sobre Recursos Genéticos Forestales y la Comisión Internacional sobre el Rol de los Modos de Vida y la Restauración de los Suelos Degradados. También aclaró que después de la revisión por parte del COFO de estos aportes, se enviaron las recomendaciones al Consejo de la FAO para su tratamiento.

Francia acentuó la importancia de la cooperación en la región mediterránea, llevó la atención a la actual revitalización de Silva Mediterránea, señaló el apoyo financiero y político activo de su país para el proceso y preguntó a la FAO qué medidas concretas planea para encarar la cooperación mediterránea.

Marruecos dijo que todos los países deben están involucrados en la cooperación y pidió apoyo para el fortalecimiento de Silva Mediterránea. Arabia Saudita pidió atención para la cooperación en el Oriente Medio sobre manejo de bosques y el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODMs.

Namibia destacó los desafíos en el manejo de incendios. Liberia pidió a la FAO que ayude a los países en vías de desarrollo en la evolución de sus capacidades de sumideros de carbono y en el desarrollo de sus capacidades para cuantificar las tasas de la deforestación prohibida en el contexto de la política de cambio climático internacional. Dinamarca expresó su apoyo por las recomendaciones de la FAO. Colombia pidió que se aumenten los recursos disponibles para la Comisión Regional de América Latina.

Resultado Final: En el informe final, el COFO recomienda que, entre otras cosas, cada CRF desarrolle un programa de trabajo para coordinar la implementación de la OFS y que la FAO aumente la asignación de recursos y el apoyo por el trabajo de los CFRs.

CONFIGURANDO UN PROGRAMA DE ACCIÓN DE LA FAO SOBRE SILVICULTURA: El jueves, Alain Chaudron (de Francia) presidió esta sesión y presentó documentos titulados Revisión del Programa de Silvicultura de la FAO: Acciones para Implementar las Recomendaciones del COFO17 (COFO 2007/10.1) y Configurando un Programa de Acción de la FAO sobre Silvicultura (COFO 2007/10.2).

Dan Rugabira, del Departamento de Silvicultura de la FAO, presentó una revisión de los programas de Silvicultura de la FAO desde 2005. Acentuó, entre otras cosas: una nueva estructura de programa, la reorganización del Departamento de Silvicultura en tres divisiones renombradas, la consolidación de entidades de programa y la reducción de su cantidad, las reducciones en el equipo y las actividades como un resultado de los cortes presupuestarios y el aumento de las alianzas. Entre las actividades del COFO que siguieron las recomendaciones del COFO17, incluyó en una lista: una estrategia de manejo de incendios y directrices voluntarias; trabajo sobre bioenergía; liderazgo y apoyo para la ACB; apoyo para los países en vías de desarrollo para la creación de capacidades para la implementación de aspectos relacionados con la silvicultura del Protocolo de Kyoto; apoyo para los PFNs y las estrategias de reducción de la pobreza (ERPs); estudios de Panorama y rehabilitación post tsunami.

Ian Heino presentó la información sobre la configuración de un programa de acción de la FAO. Dijo que las revisiones del programa de la FAO fueron ordenadas en 1999 y son exigidas por las reformas de las NU y la FAO y por los amplios cambios en el sector forestal en todo el mundo. Tras señalar que un plan estratégico para el COFO19 estará completo en 2009, acentuó que no se pueden presentar detalles aún dado que las revisiones dependen de una evaluación externa independiente que será realizada a fines de 2007. Heino enfatizó que la FAO quiere que las revisiones sean preparadas en consulta con los países, preferiblemente a través de comisiones de silvicultura regional. Hizo una lista de áreas que se enfatizarán en el nuevo programa, entre las que se incluyen: mejora de la creación de capacidades en los países; armonización de los informes internacionales; fortalecimiento de las alianzas en todos los niveles y ayuda a los países en la implementación voluntaria de directrices.

 Brasil acentuó que la FAO debe continuar siendo la agencia líder de la ACB y el trabajo de la FAO debe estar guiado por los cuatro objetivos del proyecto del INLV. También expresó su preocupación por el nivel de presupuesto y el equipo asignado al departamento de silvicultura en relación con sus actividades principales y pidió más detalles sobre los informes de la FAO sobre financiamiento.

EE.UU. dijo que centrarse en la gobernanza ayuda al crecimiento institucional, a los logros comunitarios y a la creación de oportunidades para desarrollar alianzas y promover los ODMs. También dio la bienvenida a la inclusión de la aplicación legal en el programa de trabajo y el presupuesto (PTP). Suiza propuso el establecimiento de indicadores sobre tenencia, especialmente a nivel local y dio la bienvenida al trabajo de la FAO y al compromiso para aportar experiencia sobre el secuestro de carbono, la prohibición de la deforestación y la implementación de los ODMs en el marco del Protocolo de Kyoto. Afganistán expresó su preocupación por la dependencia de la FAO de los donantes individuales y la posibilidad de que los intereses de estos donantes nacionales pueda interferir con la neutralidad del trabajo del la FAO.

La UE destacó la importancia de que se tomen en cuenta los resultados de la evaluación externa independiente y cualquier orientación general futura para el COFO. Canadá dio la bienvenida al PTP sobre el manejo de recursos naturales sostenibles.

Camerún sugirió que los esfuerzos de la FAO necesitan ser seguidos en algunas áreas, como por ejemplo la OFS, los programas de silvicultura de madera y los que no son de madera y que debe haber más énfasis sobre la creación de capacidades y reforestación. Australia expresó su apoyo contínuo por la participación de la FAO en: implementación del trabajo del FNUB, PFNs, armonización de estándares a través de directrices, criterio e indicadores y la lucha contra las especies invasoras. Angola preguntó acerca del período de tiempo que cubre el Programa de Acción, financiamiento de proyectos, sintetización de costos y fuentes extrapresupuestarias de fondos. También señaló que, debido a las medidas de reforma, la FAO ha visto una reducción en sus programas y varios puestos profesionales han sido eliminados. También preguntó, como resultado, cuáles de estas divisiones tomarán la responsabilidad de las actividades que han sido afectadas.

En respuesta, Manoj Juneja, Director de Programa, Presupuesto y Evaluación, dijo que: el Programa de Acción cubre el período 2006-2007 pero las figuras no se comparan con las de 2004-2005 por la reorganización; el equipo profesional ha sido reducido a 10 en la sede, pero aumentó a seis en las oficinas regionales; si se agregan todos los otros recursos disponibles, la baja en los fondos del Departamento de Silvicultura es solo del 1% comparado con el 5% del financiamiento de la FAO en general.

Japón sugirió que la FAO debe buscar los resultados de la evaluación externa cuando formule su Programa de Acción y apoyó la sugerencia suiza de que se expanda para cubrir bosques y agua. Arabia Saudita afirmó que las reformas y el corte de fondos no deben tener un efecto negativo sobre los programas, pero que los programas necesitan ser mejor descriptos. Suecia apoyó la posición de la UE y agregó que su país da la bienvenida a una evaluación externa pero espera que sea consultada en sus términos. También expresó su preocupación en particular por la eliminación de los puestos en la sede sin que se identifique cómo se reasignará el trabajo. Finlandia también apoyó la posición de la UE y agregó que los PFNs deben ser de alta calidad e involucrar a todos los sectores interesados si se van a implementar de manera efectiva. Noruega dijo que tiene tres áreas prioritarias: creación de capacidades, Evaluación Mundial de Recursos Forestales (EMRFs) y alianzas, y que también quiere que la FAO se focalice más sobre la gobernanza, la tenencia de tierra y los sistemas de tarifas.

Resultado Final: En el resultado final, el COFO, entre otras cosas, pide a la FAO que continúe apoyando al monitoreo nacional, la evaluación y la elaboración de informes sobre bosques, incluyendo sus beneficios sociales, económicos y ambientales y recomienda que la FAO, en colaboración con el Convenio Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) y otros aliados, ayude a que los países fortalezcan sus capacidades para desarrollar e implementar la mitigación del cambio climático y las medidas de adaptación, incluyendo las medidas para reducir las emisiones de la deforestación. También señaló la necesidad de aportar un apoyo continuo para el desarrollo de montañas sostenible así como los ecosistemas frágiles como los de los bosques de manglares.

SESIONES DE INFORMACIÓN

El martes por la tarde los delegados participaron en cuatro sesiones de información sobre salud de bosques, tenencia de bosques, desarrollo de emprendimientos forestales de pequeña y mediana escala y manejo de incendios. El jueves por la tarde los delegados discutieron las cuestiones de “Generación y transmisión del conocimiento sobre bosques y recursos – evaluaciones y monitoreos nacionales y mundiales” y “Bosques y agua: Nueva Generación de programas de manejo de desechos líquidos”. El viernes por la mañana los delegados participaron en las sesiones de información que trataron la interfase entre los bosques y la agricultura y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la deforestación.

SALUD DE BOSQUES: Esta sesión estuvo dividida en tres partes: Panorama, Protección de Plantas y Red e Intercambio de Información. Acerca de Panorama, Catherine Parks, de Servicios Forestales de Estados Unidos, presentó datos e información sobre protección de bosques de las especies invasoras a través de la mejora de la cooperación internacional. Tras identificar a las especies invasoras como una cuestión de salud internacional, señaló que son la segunda gran causa de pérdida de biodiversidad después de la pérdida del hábitat, y que provoca una pérdida de US$ 120 mil millones por año sólo En Estados Unidos. También dijo que el flujo libre de información es esencial y sugirió que la cooperación futura puede ser mejorada con la concientización, desarrollando vías de prevención y desarrollando redes de trabajo.

Acerca de la Protección de Plantas, Richard Ivess, Coordinador del PICC, ofreció un panorama del PICC. Dijo que el PICC fue creado en 1951 con el objetivo de proteger los recursos de flora por la expansión de las pestes y cubre los bosques así como la agricultura comercial. También discutió la relación entre el PICC, la Organización Mundial de Comercio (OMC), el Convenio Sanitario y Fitosanitario y la CDB, así como sus esfuerzos para mejorar el intercambio de información y la asistencia técnica para la creación de capacidades. Hugh Evans, de la Comisión de Silvicultura del Reino Unido, discutió la efectividad del PICC para mejorar la protección de los bosques. Señaló que actualmente hay 27 Estándares Internacionales para las medidas fitosanitaria y explicó que el país en riesgo conduce evaluaciones de riesgo y manejo de pestes, usualmente como reacción a una peste ya presente. Al listar los inconvenientes del proceso de implementación, dijo que: hay una alta dependencia de los organismos pestes señalados bajo el riesgo de que se pierdan las pestes no conocidas; la información es difícil de obtener especialmente por los países en vías de desarrollo; la red de trabajo es fragmentaria y el intercambio de información es esencial.

Lex Thomson, de Biodiversidad Internacional, hizo una presentación sobre las cuestiones relacionadas con el movimiento de cantidades de investigación de germoplasma de árbol. Dijo que la transferencia transfronteriza deliberada de germoplasma puede traer beneficios a los bosques y a las comunidades, incluyendo la mejora de la salud de los árboles. También dio varios ejemplos específicos, señaló un demora reciente de las transferencias y la atribuyó a la confusión post-CDB acerca de cómo manejar los pedidos de transferencia de germoplasma. Thomson advirtió contra la restricción de transferencia de germoplasma y recomendó que se la facilite cono personal de inspección capacitado en cuarentena y con convenios de desarrollo, directrices no vinculantes y convenios de transferencia de material.

Los participantes escucharon cuatro presentaciones sobre Red de Trabajo e Intercambio de Información. Hugh Evans, en representación de la Unión Forestal de Organizaciones de Investigación Forestal, hizo comentarios introductorios sobre comunicación, cooperación y colaboración para la salud de bosques. Dijo que la velocidad y el volumen del comercio internacional superan la capacidad de inspección apropiada y que el movimiento de pestes está aumentando enormemente. Evans identificó las prioridades, incluyendo el intercambio de información, el desarrollo de convenios de puesta en común de datos, investigación coordinada y esfuerzos de monitoreo y conectar a los científicos y los funcionarios. También señaló los siguientes vacíos existentes: redes de trabajo y fuentes de información están basadas principalmente en Internet; financiamiento para la investigación sobre las cuestiones de salud de bosques que tienden a ser nacionales y que no hay redes de investigación específicas.

K. V. Sankaran, del Instituto de Investigación Forestal Kerala, presentó la información sobre la Red de Especies Invasoras Forestales de Asia–Pacífico. Identificó las especies invasoras extranjeras como uno de los problemas ambientales más serios y dijo que causan una pérdida del 1 % del producto bruto interno (PBI) en algunos países. También dijo que la red tiene 32 países miembro e hizo una lista de sus actividades de concientización, el intercambio de información, la creación de capacidades y el desarrollo de planes de acción.

Clement Chilima, del Instituto de Investigación Forestal de Malawi, dio un panorama de la Red de Especies Invasoras Extranjeras para África (REIEA). Hizo una lista de varias iniciativas concretas, dijo que la REIEA recolecta y disemina información, aporta asesoramiento político, hace concientización regional y alienta la publicación de los resultados de investigación.

Valery Roshchupkin, de la Agencia de Silvicultura Federal de la Federación Rusa, presentó la situación de los bosques de Rusia. Dijo que si bien no hay evidencia científica potente, el cambio climático causa la muerte de bosques que lleva a crisis económicas, sociales y ambientales. Luego de acentuar la necesidad de coordinación internacional, propuso que se cree un centro internacional de capacitación y desarrollo para el monitoreo de bosques y la evaluación bajo el auspicio de la FAO.

TENENCIA DE BOSQUES: Esta sesión trató los derechos de propiedad, la propiedad comunitaria y las cuestiones de pobreza. Arvind Khare, del Instituto de Recursos y Derechos, habló sobre los cambios en la gobernanza del sector forestal pero señaló que las reformas en los arreglos de tenencia se han demorado atrás de otros sectores. Dijo que hoy los desafíos mundiales involucran al cambio climático, los conflictos violentos y los abusos de los derechos humanos y que todos pueden ser tratados a través de la reforma de la tenencia de bosques.

Dominique Reeb, del Servicio de Política Forestal de la FAO, discutió la encuesta de la FAO sobre la tenencia de bosques en el Sur de Asia y África. También describió cómo la deforestación involucra la pérdida de derechos sobre los recursos y cómo la tenencia de bosques de los individuos locales y las comunidades pueden reducir estas pérdidas. Dijo que la propiedad pública puede ser mantenida si hay una devolución de las responsabilidades de manejo para las comunidades locales. Luego señaló que la propiedad privada es alta en Europa y es guiada por las regulaciones del estado de modo que se preservan los valores públicos.

Liu Jinlong, de la Academia China para la Silvicultura, discutió la historia de la tenencia de bosques en China, la cual pasó de ser principalmente privada a principios del siglo veinte a la propiedad pública en la década de 1950. Dijo que ahora se ha revertido a privatización parcial porque el 25% del área de bosques es ahora controlada por individuos y familias, pero el gobierno aún maneja los bosques para regular la tala, el transporte, el uso del suelo y la protección de bosques.

DESARROLLO DE PEQUEÑOS Y MEDIANOS EMPRENDIMIENTOS FORESTALES: Esta sesión cubrió el desarrollo forestal y las prácticas de negocios. La primera presentación fue hecha por Duncan MacQueen, del Instituto Internacional para el Ambiente y el Desarrollo, quien presentó estudios de casos que demuestran que el desarrollo de PMEFs puede satisfacer necesidades básicas, genera riqueza local, da poder a la creatividad local y crea contabilidad ambiental. De cualquier manera los PMEFs tienen desventajas porque carecen de poder económico y político, de información de mercado, capital, tecnología y estabilidad. Luego sugirió que las condiciones habilitantes deben incluir la gobernanza de bosques segura, mecanismos de mercado comerciales voluntarios y una red de apoyo a los negocios.

David Singh, del Centro Internacional Iwokrama, discutió el apoyo flexible a los pequeños y medianos emprendimientos en Guyana. Dijo que Iwokrama maneja el 2% de los bosques estatales y ayuda a establecer emprendimientos comunitarios. También señaló que los PMEFs pueden beneficiar a más del 50% de la población comunitaria pero su establecimiento efectivo requiere apoyo político, planeamiento de negocios y conocimiento técnico del proceso.

Sophie Grouwels, de la FAO y Tony Hill, de ÁRBOL AYUDA, describió las iniciativas para el desarrollo de PMEFs en Burkina Faso, Mali y Ghana. Grouwels dijo que el programa de Desarrollo de Emprendimientos de Base Comunitaria de la FAO busca ayudar a la población local a generar ganancias mientras se preservan los bosques. Luego describió un enfoque para emprender la creación a través del análisis y desarrollo de mercado (A&DM) y señaló que el enfoque es flexible, participativo y sensible al género.

Hill describió una iniciativa de PMEFs en curso que involucra a 172 comunidades rurales, organizaciones no gubernamentales y ministros de gobierno en Mali, Burkina Faso y Ghana. Dijo que las limitaciones incluyen la falta de capital financiero, la baja de los recursos de bosques, la falta de habilidades de capacitación, la coordinación pobre y la falta de información, los marcos regulatorios no efectivos y la falta de políticas forestales nacionales coherentes. La etapa intermedia del proyecto resultó en la formulación de planes de desarrollo de emprendimientos para 164 grupos de intereses de productos forestales. Acerca de las lecciones aprendidas, dijo que una colaboración entre ONG-gobierno requiere grandes inversiones en tiempo y esfuerzos, los gobiernos pueden o reforzar o perjudicar a los emprendimientos locales y que la iniciativa demuestra la importancia de coordinadores capacitados y transferencias de tecnología de arriba hacia abajo.

Kebba Sonko, de Gambia, hizo una presentación sobre la experiencia de Gambia para unificar el desarrollo de emprendimientos forestales de base comunitarias. También revisó los cambios regulatorios y políticos durante la última década y dio una descripción detallada de la aplicación de Gambia del enfoque de AyDM en 22 comunidades propietarias de bosques en toda la Nación. Hizo una lista de una cantidad de beneficios que incluyen la concientización y una ganancia proyectada de alrededor de US$ 20.000.

MANEJO DE INCENDIOS FORESTALES: José Antonio Prado, de la FAO, señaló la importancia creciente del manejo de incendios forestales la cual requiere la cooperación en niveles de país, regionales y mundiales y el fortalecimiento de la capacidad local.

Jim Carle, de la FAO, presentó los documentos de la FAO sobre “Manejo de incendios” preparados en cooperación con una cantidad de aliados: Directrices voluntarias, acciones y principios estratégicos,” Manejo de Incendios: Revisión de la cooperación internacional” y “Manejo de Incendios: Evaluación Mundial 2006.” Luego señaló que: “Directrices voluntarias” fue el resultado de un proceso entre multi sectores interesados; “Revisión de la cooperación internacional” es un documento de trabajo que identificó los temas prioritarios para la cooperación y las áreas potenciales para colaboraciones futuras y Evaluación Mundial 2006 tiene una síntesis mundial y síntesis regionales sobre, entre otras cosas, causas de incendios, efectos, prevención, supresión e instituciones. Carle pidió una devolución de los participantes acerca del desarrollo estratégico, implementación de directrices voluntarias y monitoreo y evaluación del manejo de incendios alrededor del mundo, apoyo para la red de incendios de la Estrategia Internacional de las Naciones Unidas para la Reducción de Desastres (EINURD) y coordinación de apoyo de campo para la implementación de programas de manejo de incendios.

Denny Truesdale, del Servicio Forestal de EE.UU., destacó que el manejo de incendios efectivo y eficiente promueve el manejo sostenible de recursos, no sólo la supresión. También destacó la importancia del uso de sistemas compatibles de manejo de incendios, como por ejemplo el Sistema de Comando de Incidentes y los convenios internacionales comunes que permiten la cooperación.

Johann Goldammer, del Centro Mundial de Monitoreo de Incendios (CMMI), destacó la participación de la Red Mundial de Incendios Forestales de EINURD (Estrategia Internacional de las Naciones Unidas para la Reducción de Desastres) en la elaboración de tres documentos. Describió la “Revisión de la cooperación internacional” en el manejo de incendios que incluye: terminología, estadísticas y monitoreo, apoyo a los marcos políticos, legales, institucionales y de planeamiento y la contribución a la investigación incluyendo el impacto de los incendios en la salud humana.

Andrey Kushlin, del Banco Mundial, señaló la necesidad de trabajar sobre la decisión central para que se relaciones con los incendios como un importante factor que afecta a los ministerios de economía, planeamiento y financiación, así como al sector privado y las municipalidades locales.

Ayn Shlisky, de Conservación Natural, sintetizó las actividades de su organización y los esfuerzos sobre manejo de incendios. Destacó la importancia de la estrategia y las directrices, con apoyo de los roles únicos de conservación de las organizaciones y establecimiento de principios y acciones que son consistentes con la conservación de la biodiversidad que lidia con incendios, sus efectos y los usos humanos del suelo.

GENERACIÓN Y TRANSMISIÓN DE CONOCIMIENTO SOBRE RECURSOS FORESTALES – MONITOREO Y EVALUACIONES NACIONALES Y MUNDIALES: Steven Johnson, de la OIMT, abrió la sesión acerca de la generación y transmisión de conocimiento sobre recursos forestales. Aclaró que la sesión cubre tres temas, concretamente sistemas nacionales de monitoreo de bosques, evaluaciones y acciones futuras sobre recursos de bosques.

Peter Holmgren, de la FAO, presentó el programa sobre sistemas nacionales de monitoreo de bosques. Dijo que los inventarios nacionales de bosques apoyan el proceso estratégico de toma de decisiones que consiste de observaciones sistemáticas y repetidas, cobertura de recursos de bosques, manejo y usos e implica el envío periódico de información a los países. También señaló que los inventarios de bosques no involucran el monitoreo de tala, incendios o planeamiento de manejo de bosques a nivel local. Holmgren dijo que la FAO apoya el establecimiento de sistemas de monitoreo nacionales que involucra a 500 expertos, 500 sitios de muestra, 500 días de trabajo y 500 parámetros de monitoreo.

Ramón Álvarez Lazzaroni, de Honduras, presentó información sobre el monitoreo nacional en Honduras. Dijo que además del monitoreo regular desde 1965, se condujo un inventario reciente durante un período de ocho meses que produjo resultados sorprendentes. Entre estos señaló: la cobertura de bosques de Honduras del 51% del territorio; la tasa de deforestación es más baja que lo que se creía previamente (sólo 30.000 hectáreas desde 1965) y la tala de pinos actual es de solo 70.000 metros cúbicos comparada con una potencial producción de bosques que permite 100 millones de metros cúbicos. Lazzaroni señaló que se necesitan próximos seguimientos de inventarios para aportar una base de comparación y opciones de manejo de revisión así como políticas y proyecciones forestales.

Mohamed Saket, del Departamento de Silvicultura de la FAO, presentó el Programa de la FAO de Evaluación de Recursos Naturales de Silvicultura, con el apoyo de un sistema para la OFS y el desarrollo de PFNs. También sostuvo que todos los países necesitan inventarios de bosques, los cuales la FAO apoya como parte de su mandato, pero que la mayoría de los países en vías de desarrollo no tienen datos confiables y el 80 % de los bosques mundiales no han sido inventariados. La teledetección ha cubierto el 77 % del área del suelo pero esto no es un inventario completo, según explicó, debido a que los cambios en la cobertura de bosques no aportan evaluación de otros aspectos de bosques como los valores sociales, económicos y ambientales. Para ayudar a otros países con inventarios, dijo que el Departamento de Silvicultura crea equipos para preparar un enfoque con asesoramiento de expertos, con los objetivos de monitoreo, evaluación, creación de capacidades, armonización de la información y enfoques políticos. Saket dijo que la metodología incluye: muestreo sistemático tanto nivel de terreno como remote; información de los servicios forestales de los países; armonización con los datos internacionales; análisis de funciones múltiples; desarrollo de capacidades de equipos naciones y una línea de base para monitoreo de largo plazo. Cada inventario cuesta entre US$ 500.000 y US$ 1 millón, con la mayoría en el extremo inferior. Así la FAO ha cooperado con los inventarios en: Guatemala, Honduras, Costa Rica, Camerún, Congo, Zambia, Kenya, Bangladesh, Filipinas y Líbano y tiene planes futuros que incluyen Ecuador, Brasil, Sudán, Angola, nueve países en África Occidental, Egipto, Siria, Jordania, Yemen, Kyrgyzstan y Vietnam.

Brasil describió sus planes para un inventario, el cual ya ha comenzado con la participación de 16 universidades y dos instituciones nacionales durante los últimos dos años. Dijo que la metodología ha sido aprobada a nivel nacional y que ahora está siendo probada; el inventario comenzará en 2008. Uruguay mencionó que las visitas de la FAO han iniciado una discusión de inventarios pero que el gobierno no tiene recursos para obtener datos de campo. Dinamarca mencionó el taller australiano sobre la reducción de emisiones de la deforestación, la cual se desarrolló en Cairns, del 7 al 9 de marzo de 2007, la cual ha logrado mucha atención para el financiamiento de los inventarios. En respuesta, Holmgren dijo que hubo tanto dificultades políticas como técnicas con los estudios de emisión, los cuales no pueden ser hechos solo con teledetección sino que requieren inventarios sobre el terreno.

Chipre señaló que hubo inventarios exitosos en Líbano y Chipre pero que todos los países del Medio Oriente necesitan más experiencia por parte de los consultores para hacer un mejor trabajo. Holmgren respondió que el intercambio internacional a través del programa de inventario ha ayudado a expandir la tecnología. Guatemala señaló que su experiencia con los inventarios ha hecho posible que coopere con otros en la región y que los capacite para los inventarios de sus países. Senegal pidió apoyo de la FAO para que los países compartan información a nivel subregional y que establezcan redes de trabajo de países para la cooperación sobre los inventarios.

Luego los participantes escucharon las presentaciones de la Evaluación de Recursos Forestales, Aulikki Kauppila, de Finlandia, quien describió los 20 años de consultas de expertos sobre cómo evaluar los bosques mundiales. También recordó las reuniones de 1987, 1993, 2000, 2002 y 2006 en Kotka, Finlandia, organizada por la FAO, CNUCEC y el gobierno finlandés, con 100 expertos. Kauppila señaló que cada una de las cinco consultas tuvo un foco distinto: cambio ambiental, definiciones comunes, indicadores para OFS, vínculo nacional y esfuerzos internacionales y colaboración con otros procesos de colaboración relacionados con los bosques, respectivamente. También señaló que las consultas resultaron en varias mejoras, entre las que se incluyen: armonización de las definiciones de bosques; expansión del alcance de las evaluaciones mundiales; vínculo con los elementos temáticos de los procesos de OFS y C&I; aumento de la colaboración entre los países y procesos relacionados con los bosques y la creación de un grupo asesor para la ERF.

Steven Johnson, de la OIMT, presentó información sobre la armonización internacional de los informes relacionados con los bosques. Dijo que el FNUB pidió a los miembros de la ACB que reduzcan la carga de los informes y la ACB creó una fuerza de tareas que analizó los requerimientos de los informes de los procesos, identificó los impedimentos para la armonización, creó un portal de informes de países (www.fao.org/forestry/cpf-mar) y estableció un marco de información conjunta. Acerca de la ERF como un marco de armonización, señaló que la ERF 2010 está estructurada alrededor de siete elementos temáticos y que aporta información para evaluar los objetivos de biodiversidad de la CDB. En relación con la colaboración entre la ERF y la OIMT, señaló la elaboración de informes continua sobre manejo de bosques tropicales y la posibilidad de un cuestionario conjunto y de compartir el trabajo analítico.

Mette Wilkie, de la FAO, hizo una presentación sobre las preparaciones para la ERF 2010. Dijo que la evaluación seguirá la orientación del COFO, el proceso de Kotka y los grupos asesores; cubre siete elementos temáticos sobre OFS; aporta resultados a la CDB; incluye una encuesta de teledetección mundial que busca los cambios en la cobertura de bosques; estima la distribución de bosques y las estadísticas de tendencias; confía en los aportes voluntarios de los países y contribuye a la creación de capacidades en los países en vías de desarrollo. Luego dijo que al preparar la ERF 2010 la FAO actualizará la lista de naciones correspondientes, revisará los proyectos de tablas y planes para la encuesta de teledetección, preparará las directrices y organizará talleres de capacitación regionales.

BOSQUES Y AGUA: NUEVA GENERACIÓN DE PROGRAMAS DE MANEJO DE DESECHOS LÍQUIDOS: Thomas Hofer, de la FAO, presentó el trabajo de la FAO, en colaboración con otros aliados clave, sobre una revisión mundial titulada “La nueva generación de programas y proyectos de manejo de desechos líquidos”. Luego informó a los participantes que la revisión usó el enfoque integrado y se centró en la participación de base y en la descentralización administrativa. Dijo que el proceso de revisión y los resultados incluyeron un ejercicio de control de almacenamiento, revisión de los proyectos de la FAO, organización de talleres regionales y conferencias mundiales sobre manejo de desechos líquidos y análisis y síntesis.

Pier Carlo Zingari, Director del Observatorio Europeo de Bosques Montañosos, señaló que la revisión utilizó un nuevo enfoque para llegar a sus hallazgos, los cuales:

  • tratan las causas subyacentes en lugar de los síntomas;

  • se focalizan en la capacidad y arreglos institucionales de los gobiernos;

  • da importancia a la investigación multidisciplinaria, a la educación y a la capacitación;

  • usa el sentido común así como la evidencia cientítifica y probada;

  • hace planeamientos y financiación a largo plazo;

  • incluye el equilibrio de género en el proceso de toma de decisiones;

  • considera la creación de capacidades y la comunicación, los impactos del cambio climático y los nuevos mecanismos de financiación como por ejemplo el pago por servicios ambientales;

  • y se centra en la mejora del uso de los bienes capitales naturales del entorno.

Thomas Hofer, de la FAO, dijo que a la FAO le gustaría ver que los hallazgos de la revisión son utilizados en muchos continentes del mundo para implementar las recomendaciones, que deben ser adaptadas a cada sitio. También describió casos de estudio en Tayikistán y Corea del Norte, en los cuales la FAO presentó un sistema de monitoreo básico, capacitación interdisciplinaria, participación de todos los actores pertinentes en las actividades de planeamiento e implementación y consideró un enfoque de largo plazo con una fase piloto para el establecimiento de los planes de desechos líquidos.

INTERFASE ENTRE BOSQUES Y AGRICULTURA: Jeffrey Tschirley, del Servicio de Recursos Ambientales y Naturales de la FAO, abrió la sesión y señaló los esfuerzos de la FAO para el tratamiento de las tensiones entre la silvicultura y las políticas agrícolas e invitó a la orientación de países para la FAO.

Wulf Killmann, Director del Departamento de Silvicultura de la FAO, presentó un panorama de la interfase en agricultura y bosques. Discutió los cambios en el uso de la tierra, los cambios en el área forestal y las causas de la degradación de los bosques. También señaló que la deforestación contribuye con el 18 % de las emisiones mundiales de dióxido de carbono y dijo que la pérdida anual neta de áreas de bosques es de 7.3 millones de hectáreas. Acerca de las causas de la deforestación, destacó: los incentivos económicos de convertir los bosques en campos agrícolas permanentes o cambiantes, la pobreza, las presiones de la población y el desarrollo de infraestructura.

Tasso Azevedo, Director del Servicio Forestal de Brasil, hizo una presentación sobre los distritos de bosque sostenibles en Brasil. Dijo que el 85 % del Amazonas está cubierto por bosques y que 15% se perdió en los últimos 20 años debido a la tenencia de suelo poco clara, a la conversión de suelos a la agricultura y para el ganado, a la tala no sostenible de maderas y a los bajos valores de los productos y servicios forestales. Luego detalló la implementación de un plan de acción 2004 que incluye 144 acciones sobre tenencia de suelo, aplicación de la ley, atribución de valor a los bosques y planeamiento estratégico de infraestructura. Como resultado de estas políticas, señaló que la tasa de deforestación fue reducida a la mitad en dos años y se previno la destrucción de un millón de hectáreas de bosques.

Azevedo definió un distrito de bosques sostenible como una región donde las políticas públicas de todos los sectores deben tomar en consideración a la OFS como la principal fuente de desarrollo socioeconómico. Dijo que Brasil estableció tres distritos que cubren 60 millones de hectáreas e hizo una lista de los impactos esperados sobre la tala de maderas, la producción de biomasa de madera, la creación de puestos de trabajo, la generación de ganancias y la integración intersectorial. Acerca de las lecciones aprendidas, acentuó la importancia de que se reconozca el valor de los productos y servicios forestales, la aplicación de la ley y la participación en el más alto nivel político.

Henning Steinfeld, de la Rama Política de Ganado de la FAO, discutió el rol del ganado en los bosques y la agricultura. Señaló que en las grandes áreas, el 27 % de los suelos mundiales libres de hielo se usa para el pastado, principalmente tierras no aptas para la agricultura. Dijo que la expansión del pastado continúa en América Latina, pero fue detenida en otras zonas y está bajando en los países de la OCDE. También hizo una lista de los factores que empujan a la expansión: el crecimiento de la población que lleva a una mayor demanda; la abundancia de suelos; los bajos precios de los suelos y las prácticas de pasteo por la tenencia del terreno. Luego señaló que la producción industrial de ganado, especialmente cerdos y aves, cuenta para la mayor parte del crecimiento mundial de ganado y esto impacta en el uso del suelo dado que un tercio de las tierras cultivables es utilizado para cultivo de alimento de ganado. En América Latina, dijo que el 70% de los suelos deforestados es utilizado para pasturas, principalmente en la Cuenca del Amazonas, y la cuestión política crítica es aportar mecanismos de devolución sobre el daño ambiental y los beneficios de cambiar las prácticas hacia la agricultura sostenible. Luego describió un proyecto de la FAO sobre un enfoque silvopastoral integrado para el manejo de ecosistemas en Costa Rica, Nicaragua y Colombia con el apoyo del FMAM, que ha mostrado que la productividad sigue siendo alta en pasturas con hasta un 30% de cobertura de árboles y que los altos costos de inversión pueden ser disminuidos con el pago de servicios ambientales como el agua, el carbono y la biodiversidad.

Gustavo Best, Coordinador Jefe de Energía de la FAO, discutió la bioenergía en el contexto de la interfase agricultura-bosques. Dijo que el uso tradicional de madera para cocinar y calentar está siendo reemplazado por los usos agroindustriales, lo que lleva a conflictos con la tenencia del suelo. Luego describió la conversión de tecnologías que varían en efectividad, incluyendo la pirolisis, fermentación, extracción y digestión anaeróbica y dijo que la posibilidad de los sistemas de conversión afecta la producción de cultivos, la cría de ganado, la especulación de suelo y el desarrollo de infraestructura. También señaló que la conversión puede llevar a la deforestación y a la degradación por la tecnología elegida, y alguna tecnología, como los pequeños y medianos gasificadotes y la cogeneración pueden reducir el impacto. Las tecnologías futuras como la conversión de celulosa, según observó, tendrán menos impacto y reducirán la competencia alimentación-energía. Concluyó diciendo que las herramientas de la FAO incluyen el planeamiento del uso de la tierra, el uso de los bosques residuales y la introducción futura de una segunda generación de tecnologías, como la conversión de la celulosa de los bosques, que puede ayudar con algunos de los problemas de bioenergía como la deforestación.

Ròger Guillén, Secretario Ejecutivo del Consejo Agrícola de América Central (CAC) y Marco González, Secretario Ejecutivo de la Comisión de América Central, discutieron la política forestal de América Central. Guillén enfatizó los esfuerzos para asegurar la integración multisectorial para el logro de la OFS y el desarrollo socioeconómico, enumeró las políticas conjuntas sobre OFS, agricultura, control de la polución y preservación de la herencia cultural y señaló el proceso de diálogo intersectorial desde 2003, que involucra a la agricultura, al ambiente y los sectores de la salud.

González enumeró una cantidad de iniciativas regionales, entre las que se incluyen, la Convención de Silvicultura de América Central y la mejora de la colaboración entre los ministros dentro de cada país. También señaló que todos los países en la región han creado fondos de bosques y legislación de silvicultura y enumeró temas transdisciplinarios que incluyen: manejo de recursos de agua, productos forestales, cambio climático, agricultura sostenible y seguridad de alimentos.

Eric Kueneman, de la FAO, sintetizó las conclusiones de la sesión y destacó la importancia de los usos equilibrados del suelo, los intereses regionales y locales y el desarrollo de herramientas para ayudar a quienes hacen las políticas.

REDUCCIÓN DE EMISIONES PROVENIENTES DE LA DEFORESTACIÓN: Wulf Killmann, de la FAO, dijo que la deforestación es responsable del 18% de las emisiones de dióxido de carbono y que ha sido tratada en la Conferencia de las Partes (CdP) del Convenio Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático (CMNUCC) en 2005 y 2006. Susan Braatz, Oficial en Jefe de Bosques de la FAO, presentó el punto de vista de la FAO sobre la reducción de emisiones provenientes de la deforestación (RED). Dijo que los bosques juegan un papel importante en el cambio climático, como reservorios (mantienen 792 gigatoneladas de carbono), sumideros (absorben 2,6 gigatoneladas por año) y como fuentes (1,6 gigatoneladas por año, 25 % del total de las emisiones de dióxido de carbono). Luego señaló que las fuentes más grandes son los cambios en el uso del suelo en Sudamérica, África y Asia, y que sólo diez países, liderados por Brasil e Indonesia, suman el 60% de estos cambios en el uso del suelo. Además dijo que las discusiones en el CMNUCC se centraron en los incentivos financieros y los instrumentos de financiación y en las cuestiones técnicas como las definiciones, línea de base, eliminación de “escapes”, disponibilidad de datos y costo del monitoreo. También promovió el rol de la FAO en la preparación de la ERF 2010, la cual ayudará con la recolección de datos, el monitoreo, los procesos políticos nacionales, la creación de capacidades y la cooperación internacional.

Rocío Lichte, de la Secretaría del CMNUCC, hizo una presentación sobre las discusiones recientes en relación con la reducción de las emisiones provenientes de la deforestación en los países en vías de desarrollo. Describió un diálogo formal de dos años sobre el tema en el marco del CMNUCC que incluye talleres que trataron los enfoques políticas y los incentivos positivos, los requerimientos técnicos y metodológicos y la mejora del entendimiento. Dijo que los participantes de los talleres lograron acuerdos generales sobre una cantidad de puntos, entre los que se incluyen la necesidad urgente de una acción pronta y significativa, de creación de capacidades, financiamiento sustancial, previsible y sostenible y un mejor uso de la experiencia.

Acerca de los enfoques políticos y los incentivos positivos, Lichte señaló los envíos de 21 países que serán considerados la reunión del Órgano Subsidiario para el Asesoramiento Científico y Tecnológico en mayo de 2007. Respecto de los requerimientos técnicos, señaló el convenio sobre la existencia de métodos y herramientas robustas y la necesidad de mejora de datos, monitoreo sólido y creación de capacidades. También describió los desacuerdos sobre los modos de contabilidad de las emisiones que establecen una tasa de referencia de emisiones o línea de base y la necesidad de tomar en cuenta las emisiones que no son de dióxido de carbono.

Acerca de las opciones de financiamiento, señaló el acuerdo sobre que el financiamiento debe ser dado para reducciones de emisiones demostrables y el desacuerdo respecto de si los países industrializados pueden usar los créditos para alcanzar sus compromisos; cómo lidiar con los países con tasas de deforestación históricas; si el financiamiento debe ser antes o después de las reducciones de emisiones y si se le debe aportar a las comunidades locales. En conclusión, Lichte dijo que los países esperan la próxima CdP del CMNUCC para producir una decisión formal sobre las emisiones de la deforestación.

Lars Marklund, de la FAO, dio un panorama del uso potencial de un mecanismo de RED y describió las necesidades de datos de RED. También señaló que la ERF 2005 es la última y las más abarcadora de las evaluaciones forestales disponibles y está basada en los informes de los países, con más de 40 variables tomadas en tres puntos en el tiempo (1990, 2000 y 2005). Marklund destacó que: sobre deforestación sólo algunos países tienen datos reales, así que la ERF 2005 presenta sólo estimaciones generales mundiales, y que los datos son débiles también sobre los cambios en los almacenamientos de carbono y sólo algunos pocos países tienen inventarios. Luego señaló los planes futuros para la ERF 2010, que estará basada en tres componentes: informes de países, estudios especiales en cuestiones de interés específico y la encuesta de teledetección mundial, que está en una etapa avanzada de preparación y que dará estimaciones de deforestación. Luego concluyó que la encuesta de teledetección de la ERF 2010 constituirá un marco de trabajo para los sistemas nacionales de evaluación y monitoreo de la deforestación y que la evaluación de bosques nacionales aportará más datos sobre deforestación y almacenamientos de carbono.

Giacomo Grassi, de la Comisión Europea, señaló que para estimar las emisiones provenientes de la deforestación es necesario estimar el área deforestada y los almacenamientos de carbono para esas áreas, en comparación con la línea de base y el período que se cuenta. Dijo que los posibles obstáculos para estimar e informar sobre los cambios en los almacenamientos de carbono son la exactitud de los datos y el seguimiento de la orientación sobre buenas prácticas del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático. Concluyó diciendo que, aunque muchos países en desarrollo podrían no ser capaces de dar estimaciones precisas sobre los cambios en las existencias de carbono, sí podrán dar estimaciones conservadoras. Este enfoque podría ayudar a ampliar la participación en un mecanismo de RED.

SEMINARIO DENTRO DE LA SESIÓN: ACCIÓN REGIONAL SOBRE LA ORDENACIÓN FORESTAL SOSTENIBLE

El miércoles por la tarde se desarrolló un seminario dentro de la sesión, presidido por Barbara Ruis, de la Rama de Legislación Ambiental de PNUMA. Este seminario abrió con un panorama de las seis regiones que dio Arlito Cuco (de Mozambique), de la Comisión Africana de Vida Silvestre y Silvicultura (CAVS), quien estableció que:

  • los resultados de la CAVS incluyen las evaluaciones de política forestal y marcos legales en sus países miembro, implementación PFNs y aumento de los niveles de voluntad política, pero sigue siendo un desafío la limitación de la capacidad institucional para implementar la OFS, la pérdida de bosques y el conflicto humanos-vida silvestre;

  • los resultados de la Comisión de Silvicultura Asia-Pacífico (CSAP) incluyen el progreso hacia la OFS, la experiencia de descentralización, el código de prácticas para la tala de bosques, el desarrollo de plantaciones, la rehabilitación de las áreas degradadas y la participación a nivel local; pero quedan desafíos en la tala ilegal y el financiamiento internacional;

  • los resultados de la Comisión de Silvicultura de Oriente Medio incluyen: aumento de área forestal, integración de los enfoques de desarrollo de recursos, bosques para el pastado de ganado y agricultura; pero siguen pendientes los desafíos sobre reforma institucional, educación, planes de acción para la lucha contra la desertificación y que el sector forestal cuente en el PBI;

  • los resultados de la Comisión Europea de Silvicultura (CES) incluyen fuertes tradiciones de silvicultura segura, cultura cívica, asistencia para las economías en transición y la cooperación regional, pero quedan desafíos respecto del apoyo a los propietarios del sector privado, uso de la energía de madera y mitigación y adaptación al cambio climático;

  • los resultados de la Comisión de Silvicultura de América Latina y el Caribe incluyen el avance sobre la OFS, el fortalecimiento de los PFNs y la cooperación entre países; pero aún quedan desafíos en el comercio de productos forestales, aplicación de la legislación forestal, mecanismos financieros y conservación de la biodiversidad;

  • y la Comisión Norteamericana de Bosques, es la más pequeña, con sólo tres miembros y es una importadora neta de productos forestales, pero enfrenta desafíos sobre cambio climático, incendios naturales y especies invasoras.

N. Tuong Van, de la CSAP, presentó el enfoque de la CSAP para la acción regional sobre OFS. Identificó el establecimiento de la Red de Especies Invasoras Forestales de Asia Pacífico como el mayor logro de la CSAP. También dijo que la CSAP planea tratar el desafío del fortalecimiento de políticas e instituciones encarando una cantidad de estudios políticos y estableciendo una red política forestal para ayudar a los países en el desarrollo de herramientas políticas.

La presentación de la región de Oriente Medio fue hecha por Alexandros Christodoulou (de Chipre), el Presidente de la CSOM, quien dijo que los principales logros incluyen la formulación de políticas de bosques con el apoyo de la FAO y la finalización de los estudios de silvicultura, mientras que los desafíos incluyen la escasez de personal calificado y financiamiento para la OFS. Luego enumeró algunas acciones acordadas por los miembros, entre las que se incluyen: proyectos piloto de manejo d bosques, capacitación, programas de educación y extensión, PFNs y criterio e indicadores..

Alain Chaudron (de Francia), CSE, presentó información sobre el proceso de silvicultura colaborativa en Europa. Identificó tres órganos institucionales que sirven como sedes para la cooperación entre estados y la cooperación con cada uno: la CMPBE, la Comisión Europea de Silvicultura de la FAO y el Comité de Maderas de la CNUCEE. También señaló las actividades conjuntas entre la FAO y la CNUCEE y enumeró los esfuerzos para una más amplia cooperación futura con la coordinación de cronogramas de reunión y de agendas y un plan para organizar un evento conjunto regional en 2008, tentativamente titulado la “Semana Europea de Silvicultura”.

La presentación de la región de Latinoamérica estuvo a cargo de Hector Miguel Abreu (de la República Dominicana), Presidente de COFALC, quien dijo que los principales logros incluyen una estrategia para la cooperación regional en el manejo de incendios y los desafíos incluyen la coordinación intersectorial y la participación de los actores principales.

Sally Collins, de la CSAN y del Servicio Forestal de EE.UU., hizo una presentación sobre la acción regional de OFS en América del Norte. Señaló que la mayor parte del trabajo de política es conducido a través de comités técnicos y grupos de trabajo e ilustró los logros en el manejo de incendios, el manejo de especies invasoras y los inventarios de bosques, incluyendo la adopción de un Sistema de Comando de Incidentes para el manejo de incendios que permite el intercambio de brigadas y equipamiento de incendios.

Jorge Rodríguez Quirós, de Costa Rica, describió la cooperación en América Central. Dijo que los países en la región buscan colectivamente mejorar la implementación nacional de los acuerdos internacionales, concienciar sobre los valores multifuncionales de los bosques y coordinar a los diferentes sectores. Enumeró una cantidad de esfuerzos regionales y las iniciativas sobre biodiversidad, gobernanza, modos de vida, financiamiento externo, procesos de planeamiento nacional y legislación, seguridad de alimentos y sistemas de producción agrícola. Luego acentuó que los países lograron la reducción de la tasa de deforestación al 50% y reconoció la ayuda bilateral de la UE, Alemania y los Países Bajos.

Piotr Borkowski, de la CMPBE, presentó los compromisos de la CMPBE hacia el logro de la OFS. Dijo que el objetivo general de la CMPBE es la promoción de la OFS a través de la cooperación abierta y participativa y enumeró varios resultados del proceso, entre los que se incluyen: cuatro declaraciones ministeriales, 17 resoluciones, una definición Paneuropea sobre OFS, C&I cualitativos y cuantitativos para la OFS y un enfoque común para el desarrollo e implementación de PFNs; directrices de evaluación para los bosques protegidos y directrices paneuropeas para la forestación y reforestación. Acerca de la implementación, destacó los programas de trabajo regularmente actualizados para facilitar la implementación de compromisos ministeriales; aportes en el diálogo internacional en el marco del FNUB y la CDB; informes sobre la OFS en Europa e integración entre ciencia y política.

ESEn la discusión siguiente, Arabia Saudita dijo que las discusiones regionales y los esfuerzos de las comisiones regionales deben ser muy transparentes. Varios participantes señalaron el valor de que se establezcan sinergias entre las comisiones regionales de la FAO y el FNUB. En respuesta a las intervenciones, los oradores señalaron que hay una necesidad de mayor coordinación, tanto entre sectores como a nivel internacional.

EVENTOS ESPECIALES

CAMBIO CLIMÁTICO: : El lunes por la mañana los delegados tomaron parte en un “Evento Especial sobre Cambio Climático” y escucharon un discurso central del Presidente de Nigeria Olusegun Obasanjo, seguido de las intervenciones de Kevin Conrad, Director de la Coalición de Naciones con Selva Tropical, sobre bosques y cambio climático y de Jack Saddler, de la Universidad de Columbia Británica, sobre impactos del cambio climático sobre la agricultura y la silvicultura.

El Director General de la FAO, Jacques Diouf, presentó al Presidente Obasanjo y enumeró sus contribuciones a la seguridad de alimentos y al alivio de la pobreza y, en particular, su liderazgo en la Unión Africana y en la Nueva Alianza para el Desarrollo de África (NADA). El Presidente Obasanjo elogió a la FAO por sus programas sobre seguridad alimentaria, silvicultura, industrias pesqueras y degradación del suelo durante los últimos 20 años. También reconoció que el petróleo, la principal exportación de Nigeria, contribuye al cambio climático y pidió que se aplique la ciencia y la tecnología para tratar los problemas climáticos, en particular los impactos sobre la agricultura y la seguridad de los alimentos. Luego señaló que los países africanos están cooperando con la Unión Europea y el G8 para tratar el cambio climático y dijo que NADA-PADAA (Programa Abarcador de Desarrollo de la Agricultura en África), en colaboración con la FAO, ha sido adoptado pro todos los líderes africanos.

Kevin Conrad, de la Coalición de Naciones con Selva Tropical, envió una presentación sobre la reducción de emisiones provenientes de la deforestación en los países en vías de desarrollo. Dijo que mil millones de acres de selva tropical se han perdido y que la deforestación representa el 18 % de las emisiones de gases de efecto invernadero que causan el cambio climático. Conrad describió los incentivos negativos existentes para la deforestación, entre los que se incluyen la promoción de préstamos para la construcción de caminos y las presiones para aumentar la tala de madera noble y la producción de café. Luego de acentuar los vínculos entre los bosques, el cambio climático, la biodiversidad y el manejo de desechos líquidos, Conrad pidió que se establezca un sistema internacional de incentivos positivos para reducir la deforestación. Se lamentó de que el proceso de implementación del Protocolo de Kyoto no le dé crédito a los países que preservan sus bosques, acentuó que el Protocolo discrimina a los países en vías de desarrollo en los mercados de carbono y pidió una comprensión igualitaria para los países que reducen sus emisiones de gases de efecto invernadero al reducir la deforestación.

Jack Saddler, de la Universidad de Columbia Británica, Canadá, destacó los impactos del cambio climático sobre la agricultura y la silvicultura, destacó las cuestiones relacionadas con la mitigación y adaptación y las medidas a tomar para tratarlas. También señaló que, debido al cambio climático, las pestes y las enfermedades fronterizas migran e impactan en la productividad de la agricultura, las especies cambian la dirección hacia el polo y aumentan los incendios forestales. Saddler sugirió medidas para tratar el cambio climático en la agricultura y los sectores forestales, entre ellas se incluyen: promoción de la eficiencia energética, reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, cambio a biocombustibles y secuestro de gases de efecto invernadero. Acerca de la adaptación, acentuó la importancia de que se desarrolle, entre otras cosas, cultivos alternativos, ganado, árboles y cría de peces para ambientes estresados; sistemas y prácticas de producción agrícola; sistemas de ganado; manejo de suelo, tierra y agua; manejo de riesgo y estrategias de respuesta; pronóstico de rendimiento de cultivos; transferencia de conocimiento y creación de capacidades y apoyo para pequeños propietarios de modos de vida. Saddler destacó la necesidad de que se promueva la eficiencia energética, que se revisen las medidas de desarrollo sostenible para reducir la vulnerabilidad y que se adapte la agricultura y el manejo forestal para lidiar con el cambio climático.

FORO SOBRE BOSQUES Y ENERGÍA: La sesión del lunes por la tarde, “Foro sobre Bosques y Energía”, fue presidida por Hikojiro Katsuhisa, Director de la División de Productos Forestales e Industria de la FAO, Wulf Killmann, quien presentó el tema con un panorama sobre bionergía derivada de la madera. Señaló que la mitad de todos los árboles talados son quemados y que las nuevas tecnologías como por ejemplo los granos de madera, pueden aumentar la eficiencia energética. Jack Saddler, de la Universidad de Columbia Británica, describió los cambios en la bionergía que mejoran la recuperación de energía como la cogeneración, y los incentivos de impuestos que promueven los sustitutos de bioenergía para el petróleo. Bernard De Galembert, del Consejo Internacional de Asociaciones de Bosques y Papel, discutió el rol de las industrias forestales en el tratamiento del cambio climático a través de la OFS, el reciclado y la sustitución de madera por más materiales de energía más intensa como por ejemplo el acero y el cemento. Alan Moulinier, Director General para el Sector Forestal y los Asuntos Rurales, del Ministerio Francés de Agricultura e Industrias Pesqueras, describió la baja proporción de energía de biomasa en el uso total de energía de Francia y señaló que la mayor parte de la energía de la madera es utilizada para calefacción hogareña. También sugirió modos de aumentar la eficiencia eliminando el conflicto y el desecho de recursos en la industria forestal y movilizando los recursos a través del sector privado y los órganos públicos.

En la discusión siguiente, los delegados destacaron, entre otras cosas, la importancia de los recursos financieros para la implementación de programas de forestación y lucha contra la pobreza en los países en vías de desarrollo, especialmente en África; la posibilidad de producir fertilizantes en biorefinerías; la importancia del uso de energía de la madera, sin destruir el empleo industrial existente y manteniendo la OFS y la productividad y sostenibilidad de los productos de madera.

La sesión continuó después de un intermedio presidida en la última mitad por Wulf Killmann, de la FAO. Pape Koné, Oficial en Jefe de Silvicultura de la Oficina Regional del Cairo, FAO, discutió el “Uso Sostenible de Combustibles de Madera en los Países en Vías de Desarrollo” y señaló que la cocina con combustibles de madera aporta seguridad de los alimentos y que los restaurantes y los bares usan cada vez más carbón vegetal. Jurij Begus, del Servicio Forestal de Eslovenia, describió las metodologías en “Evaluación de la Demanda y Suplemento de Energía de Madera” utilizando técnicas de mapeo. Michael Taylor de la División de Análisis Económico del IEA, describió las tendencias históricas que muestran el doble de uso de bionergía entre 1920 y 2000 e identificó fuentes adicionales de suplemento: plantaciones, mejores prácticas de silvicultura, uso de derivados agrícolas y desechos post consumidor. Andre Faaij de la Universidad de Utrecht presentó un “Panorama sobre Energía Forestal” que utiliza el modelado y escenarios basados en el aumento de la eficiencia de la producción de alimentos y el uso de tierras de cultivos abandonadas. Gustavo Best, Vicepresidente del Grupo de Energía de las UN y Oficial en Jefe para Energía de la FAO, describió los programas de la FAO sobre bioenergía organizados en el marco de la Plataforma Internacional de Bioenergía. La discusión se centró en: la encuesta de inventarios de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa y América del Norte, el uso de biomasa para producir biogas, las alternativas a la deforestación, los efectos del crecimiento demográfico sobre el uso de la madera y el uso de incentivos de mercado para reducir la deforestación.

PROGRAMAS FORESTALES NACIONALES Y ALIVIO DE LA POBREZA: El lunes por la tarde, Rosalie McConnell, de la FAO, presentó un estudio actual de la FAO sobre los vínculos entre los PFNs y los DERPs en siete países en vías de desarrollo. Dijo que si bien hay un aumento del reconocimiento de los vínculos entre los PFNs y los DERPs, hay muy poca integración política entre los dos. Agregó que los países que han establecido unidades de coordinación tienen más capacidad para asegurar el apoyo financiero y político para la silvicultura. McConnell acentuó que, entre otras cosas: la actual implementación de los DERPs es sectorial en lugar de intersectorial; la mayor parte de los PFNs no atribuyen suficiente importancia a las cuestiones sociales; no hay evidencia de que la silvicultura aumentó los recursos financieros disponibles para los DERPs y las evaluaciones de la actuación del sector de la silvicultura ignoran los impactos de esta sobre la pobreza. Además dijo que hay un foco engañoso sobre la reducción de la pobreza pero que la silvicultura no está bien integrada en las ERPs. McConnell enfatizó el rol del monitoreo y la evaluación regular, el desarrollo de emprendimientos, la participación de la sociedad civil y las comunicaciones entre expertos y políticos.

Ibro Adamou, de Nigeria, discutió el rol del sector de silvicultura en la reducción de la pobreza en Nigeria. Luego acentuó la importancia de los bosques para el uso de energía y la cría de animales. También describió la recientemente adoptada legislación que incluye el DERP 2002, la Ley Forestal 2004 que le da a las comunidades rurales acceso a los bosques públicos y un nuevo sistema de impuestos que canalizan las ganancias de regreso a los proyectos forestales y a las comunidades locales. Acerca de las lecciones aprendidas, Adamou enfatizó que los datos no están siendo usados de manera suficiente, que no todos los productos forestales se están teniendo en cuenta para calcular el PBI y que las contribuciones de la silvicultura a la reducción de la pobreza no está siendo lo suficientemente apreciada.

Alima Issufo, Titular del Departamento de Silvicultura, Ministerio de Agricultura de Mozambique, revisó las cuestiones de silvicultura y pobreza en Mozambique. Dijo que la agricultura suma el 80% de las exportaciones y el 70% del empleo. También acentuó que aunque las comunidades confían en los bosques para el consumo de energía y la generación de ganancias, es difícil cuantificar las contribuciones de la silvicultura al alivio de la pobreza. Luego de describir un convenio de alianza de 2003 entre su país y el Fondo de PFN de la FAO, dijo que el Fondo de PFN ha sido de gran importancia en el apoyo de la implementación de la política y legislación forestal, en la participación de los sectores interesados y en la capacitación de las comunidades para que reciban los fondos de vuelta de los impuestos.

Gregor Wolf, del Programa Foretal del Banco Mundial (PROFOR), presentó el Conjunto de Herramientas para los Vínculos entre Pobreza y Bosques, desarrollado por el PROFOR, la Unión de Conservación Mundial, el Centro para la Investigación Internacional de Silvicultura y Winrock Internacional. Luego explicó que el conjunto de herramientas fue desarrollado para aumentar el entendimiento y la capacidad de los vínculos DERP-PFN, y contiene métodos de evaluación, explicaciones del proceso de los DERPs, casos de estudio y un manual de campo para la capacitación de funcionarios locales y la recolección de datos. Wolf señaló que: hay poca documentación sobre el papel de los bosques en las estrategias de modos de vida; el cálculo del PBI generalmente subestima las contribuciones de los bosques; los programas de pobreza son a menudo dirigidos a la pobreza urbana; los DERPs tienden a pasar por alto a los sectores forestales y los especialistas en bosques no siempre entienden los DERPs. En la conclusión, acentuó que el reconocimiento de la importancia de los bosques para los DERPs no siempre se traduce en estrategias de planeamiento adecuadas.

ESEn la siguiente discusión los participantes trataron, entre otras cosas:

  • la cuantificación de la dependencia de los países a los productos forestales

  • la disponibilidad de recursos financieros para implementar pasos políticos concretos;

  • la necesidad de generar voluntad política;

  • la rivalidad en los usos del suelo y la importancia de las comunidades rurales que se organizan para promover el manejo y el uso del suelo;

  • la importancia de las leyes ambientales nacionales que apoyan el desarrollo de bosques;

  • y el uso de datos generados por el conjunto de herramientas para ajustar el planeamiento y las intervenciones políticas a nivel local en el contexto más amplio que toma en cuenta a la pobreza junto con otros factores mutisectoriales pertinentes relacionados con los modos de vida, la gente y los bosques.

PLENARIO DE CIERRE

El viernes por la tarde, el Director de Silvicultura de la FAO, Heino, abrió la sesión y dio las gracias al equipo del Departamento de Silvicultura por haber trabajado muy duro en la realización de la reunión. Luego invitó a Arlito Cuco (de Mozambique), Presidente de la Comisión Africana de Vida Silvestre y Silvicultura, a que presida el plenario de cierre. .

Acerca del XIII Congreso Mundial de Silvicultura, Tomas Schlichter, del Servicio Forestal de Argentina, Ministerio de Economía y Producción, presentó un video sobre su país y dijo que la reunión se desarrollará en Buenos Aires del 18 al 25 de octubre de 2009, con el tema “Bosques en Desarrollo: Un Equilibrio Vital” e incluirá las cuestiones relacionadas con la biodiversidad, los bosques para la gente, la bioenergía, los beneficios ambientales de los bosques y la salud de los bosques. Canadá felicitó a Argentina por ser la anfitriona del Congreso y ofreció su ayuda en base a su experiencia con el Congreso 2003.

El Presidente Cuco anunció luego que el COFO19 se desarrollará en marzo de 2009 en la sede de la FAO, en una fecha que determinará el Consejo de la FAO.

Hiroki Miyazono, Presidente del Comité de Redacción, presentó el Proyecto de Informe para su adopción. Los delegados discutieron el informe sección por sección. Cada sección fue aprobada con ninguna o con enmiendas menores, además del ítem de agenda sobre “Progreso hacia la Ordenación Forestal Sostenible”, la cual fue sujeto de algún debate, en particular, en relación con los cuatro objetivos mundiales del FNUB. EE.UU. propuso un texto que diga “ayuda para lograr la OFS, incluyendo los cuatro objetivos mundiales….” Y que se elimine la mención de “ y para lograr los objetivos mundiales” en un párrafo relacionado con el FMAM y la OFS. Brasil, con el apoyo de Camerún, Burkina Faso y Sudáfrica, objetó y expresaron su sorpresa porque esta propuesta no se trató en el Comité de Redacción. EE.UU. sugirió como un compromiso y el COFO acordó, que este párrafo será revisado para usar el mismo lenguaje que en el párrafo siguiente que dice “para mejorar la ordenación forestal sostenible y para lograr los Objetivos Mundiales sobre Bosques”. Los delegados acordaron.

Canadá propuso que se eliminen las referencias en varios párrafos a un convenio no legalmente vinculante sobre todos los tipos de bosques y un nuevo PPT para el FNUB, dado que la adopción de estos dos documentos no puede ser prejuzgada. La UE se opuso y ofreció una referencia al INLV y al PPT “cuando se adopte”. Canadá aceptó el compromiso.

Acerca de un párrafo que enumera las áreas que deben continuar recibiendo atención, Noruega agregó una referencia a “desarrollo de arreglos de tenencia segura”. Respecto de un párrafo en relación con el apoyo para el desarrollo sostenible de montañas, Camerún agregó una referencia a los ecosistemas frágiles como los manglares. Respecto del trabajo de la FAO sobre la ACB, EE.UU. propuso que se agregue una referencia al reconocimiento de la importancia de los siete elementos temáticos de la OFS. Los delegados del COFO18 adoptaron el informe con estas enmiendas.

Jan Heino agradeció a los participantes por ofrecer su orientación para el futuro trabajo de la FAO y a todos los miembros del Comité de Dirección por su trabajo devoto y señaló que el COFO18 difiere de otras reuniones previas por su participación activa en las comisiones regionales de silvicultura.

ESEl Presidente Cuco agradeció a la FAO por el nuevo formato de reunión y por darle a las comisiones regionales la oportunidad de codirigir las sesiones. También dio las gracias a la Secretaría, a los intérpretes y a otros miembros de la FAO por su duro trabajo y declaró el cierre de la sesión a las 4:32 horas.

BREVE ANÁLISIS DEL COFO18

La décimo octava reunión del Comité Forestal de la FAO (COFO18) tal vez sea recordada en los anales de la historia como una de las más exitosas reuniones relacionada con bosques. La reunión fue magníficamente organizada, fue disciplinada pero muy participativa y cómoda, contó con mucha información y todo se hizo a tiempo. Los delegados encontraron gratificante el intercambio masivo de información. Y la FAO, por otro lado, se mostró gustosa de recibir orientación concreta por parte de sus delegaciones para diseñar su futuro programa de acción. El último día algunos participantes veteranos describieron al COFO18 como la reunión de bosques más importante de los últimos años. Este análisis examina la dinámica interna del COFO18 y lo interpreta en el contexto mundial en que tuvo lugar.

SUSTANCIA, NO POLÍTICA

El sello del COFO18 fue el intercambio de información técnica sustancial, libre de las limitaciones políticas y las controversias características de muchos otros foros. Con una gran cantidad de profesionales de la silvicultura presentes, la reunión fue diseñada para mantener afuera a la política y adentro a la sustancia —como quedó demostrado a partir de la intensidad de información expuesta— con una gran cantidad de presentaciones de expertos sobre un amplio rango de temas. La reunión también incluyó una gran cantidad de eventos paralelos sustanciales que estuvieron muy concurridos. Sin embargo no todos quedaron satisfechos. Algunos señalaron que el rango de temas tratados por el COFO fue muy amplio y no permitió la discusión en profundidad de cada tema. Otros observaron que las industrias forestales estuvieron poco representadas y manifestaron su preocupación porque la información pudiera estar llegando a los gobiernos pero no a los actores de las corporaciones. .

ESLa mayoría de los participantes, sin embargo, fueron generosos en elogios positivos y muchos insistieron en que el intercambio de información hizo que el COFO18 fuera el foro más útil al que asistir. En este contexto, la decisión de cuatro años atrás de adoptar un nuevo formato con fuerte énfasis en los eventos paralelos, las sesiones de información, los seminarios dentro de las sesiones y las sesiones especiales, trajo dividendos y ha elevado el perfil de la FAO en la competitiva arena forestal internacional.

CONTEXTO VERSUS CONTENIDO

El contexto mundial de esta reunión fue tan importante como su contenido. Los participantes comentaron que el clima político actual es particularmente favorable a las políticas forestales innovadoras y ofrece oportunidades sin precedentes para avanzar en la agenda política forestal. Muchos señalaron, tanto dentro como fuera de las sesiones, que la demanda de combustible de madera en todo el mundo está creciendo. Además el proceso del cambio climático está dando nueva atención a los bosques y la cuestión de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero provenientes de la deforestación es un tema pendiente en la agenda del Convenio Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), para el que se espera una decisión formal en la próxima Conferencia de las Partes que se desarrollará en Bali en diciembre de 2007. Muchos delegados señalaron de manera entusiasta que ambos desarrollos crean nuevos incentivos económicos para la ordenación forestal sostenible (OFS). Las discusiones demostraron que la comunidad forestal está determinada a aprovechar estas oportunidades frescas y su optimismo crujiente fue palpable. Las delegaciones de los países en vías de desarrollo hicieron varios pedidos de ayuda a la FAO para que estime las capacidades de los sumideros de carbono y que vincule a los bosques con el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) del Protocolo de Kyoto. Así, la decisión de incluir los vínculos entre el clima, la energía y los bosques en la agenda del COFO18 tuvo éxito al reforzar estas sinergias lucrativas y capitalizarlas para promover la silvicultura. .

Otro trasfondo importante a lo largo del COFO18 fue el continuo proceso de negociación de un instrumento no legalmente vinculante (INLV) sobre bosques en el FNUB. Oficialmente el COFO18 no iba a tratar un INLV: la cuestión no estaba en la agenda y sólo algunas delegaciones introdujeron este tema en las discusiones de plenario. Algunos señalaron que la reunión pareció estar diseñada como la antítesis de las negociaciones políticas y por tanto su conexión con los desarrollos del FNUB no debe ser exagerada. Al mismo tiempo, el INLV fue un tema principal de conversación en los pasillos. Muchos de los actores clave del FNUB, participantes y observadores, señalaron que el COFO18 aportó una oportunidad para las consultas informales que allana el camino hacia un FNUB7 más productivo en el próximo mes de abril. En el plenario, Brasil hizo repetidas referencias a los “cuatro objetivos” sobre bosques en el marco del proyecto de un INLV y pidió a la FAO que adopte estos objetivos como la orientación principal para su nuevo y revisado programa de trabajo. Otra delegación estuvo en desacuerdo y explicó que actualmente no hay un INLV y que su adopción no puede ser prejuzgada. Este intercambio fue un eco de las discusiones del FNUB pero no llevó a que se politizara o se desviara esta reunión técnica.

De todas maneras, quedó clara que la relación entre el FNUB y la FAO aún está en desarrollo. Tal como señaló un observador independiente, por un lado la FAO está tratando de establecer su propio nicho que le dé un papel distintivo como órgano que esté orientado a la sustancia y que al mismo tiempo sea comprensivo en términos del alcance en su campo de trabajo. Preservando su identidad mientras colabora con otras instituciones seguramente continuará teniendo actos bien equilibrados.

EL FUTURO ES DIFERENTE AL PASADO: PROGRAMA DE TRABAJO

El proceso continuo de revisión del programa de trabajo de la FAO en silvicultura recibió la mayor atención y fue considerado por algunos como el ítem más importante en la agenda del COFO18. El proceso de reforma, ordenado a fines de los 90 y necesitado de la reforma de las NU y de recortes presupuestarios, tiene que ser completado para 2009 y es contingente de una evaluación externa independiente a fines de este año. Por ese motivo, las discusiones sobre este ítem en el COFO18 fueron solo preliminares y no produjeron ninguna decisión importante acerca de un nuevo programa de trabajo. La reunión fue más que nada una oportunidad para que la FAO reciba la evaluación y la orientación de sus Estados miembro. .

Hubo un acuerdo general respecto de que la FAO ha sido eficiente y efectiva al apoyar las políticas de la OFS y en la implementación de los convenios internacionales sobre bosques. Los delegados calificaron muy bien a la organización por su actuación pasada y actual y ofrecieron una orientación constructiva sobre cómo este rol puede evolucionar en el futuro. Tal como muchos destacaron, los cambios implementados en la FAO en los años recientes han resultado en una confianza reciente en las comisiones regionales, con más equipo técnico en sus oficinas regionales y más uso eficiente de los recursos escasos. Las exhibiciones y los eventos paralelos, el informe “Situación de los Bosques Mundiales 2007” (SBM 2007) y la Evaluación Mundial de Recursos Forestales (ERF) mostraron que la FAO ha solidificado su papel como un órgano orientado políticamente para la silvicultura, con muchos proyectos de campo concretos y con publicaciones técnicas para ayudar a los países en la implementación nacional. Los participantes del COFO18 elogiaron a la FAO por desarrollar directrices voluntarias en varias áreas políticas y para el establecimiento del Fondo de Programa Forestal Nacional, el cual algunos identificaron como el mayor éxito de la FAO en los últimos años y una herramienta clave para el apoyo de los gobiernos en sus políticas nacionales transdisciplinarias sobre OFS, aplicación de la ley y alivio de la pobreza.

Los participantes acordaron en que el dinero es importante y es probable que se mantenga así dado el programa de acción futura de la FAO. El COFO18 usó el eslogan “convertir el conocimiento en tecnología”, pero la transformación de conocimiento en programas de tecnología requiero muchos recursos. Las delegaciones de los países en vías de desarrollo pidieron un aumento en los elementos de los programas de creación de capacidades y muchos lamentaron la escasez de financiamiento para realizar estos objetivos. Muchas delegaciones indicaron su preocupación por las reformas que redujeron a 10 la cantidad de puestos profesionales en la sede. La Secretaría respondió que esta reducción fue acompañada por un aumento de seis puestos en las oficinas regionales, un objetivo guiado por las recomendaciones del COFO17.

Otra preocupación de los países en vías de desarrollo fue una caída general en el presupuesto. La Secretaría intentó despejar estas preocupaciones señalando que cuando todos los otros recursos estén incluidos, la baja será solo del 1%. Aún así, los delegados señalaron la gran dependencia de las contribuciones voluntarias que no son tan sólidas como otras partes del presupuesto, y algunos programas como el Manejo Forestal, la Conservación y la Rehabilitación, dependen de las contribuciones voluntarias para obtener más de la mitad de su financiamiento.

Más allá de la preocupación acerca de la baja de recursos, los delegados pidieron que se expanda el alcance del trabajo de la FAO. El informe final de la reunión incluye una recomendación que la FAO avance en la política de mitigación climática ayudando a los países a reducir sus emisiones provenientes de al deforestación. Algunos países desarrollados también propusieron que la FAO extienda el alcance de su trabajo para incluir los recursos de agua como por ejemplo el almacenamiento y el filtrado.

Las cuestiones perennes de la tenencia de bosques y la gobernanza de bosques también fueron temas centrales durante la semana. Las discusiones destacaron la realidad de que los derechos de propiedad y la propiedad comunitaria de la tierra se ha demorado detrás de otras reformas en la gobernanza de bosques. La cuestión de la propiedad privada en particular recibió mucha atención. Las delegaciones de EE.UU. y la UE diferían respecto de la cuestión de la regulación por parte de las autoridades públicas. Estas diferencias fueron de matices dado que la regulación es necesaria para el manejo de bosques en todos los sistemas. De cualquier manera el rango total de las cuestiones cubiertas en el marco de la gobernanza de bosques demostró amplias diferencias en las prácticas de manejo para los bosques.

FORJANDO UN NUEVO CAMINO

Finalmente, el COFO18 emergió con un documento de consenso que trata la mayor parte de las cuestiones sin rencor. Las sesiones fueron muy armoniosas y parecieron probarle a los delegados que eran mucho más sustanciales que las de la sesión anterior del COFO. El resultado es un conjunto de recomendaciones para la FAO, que mejorará y ampliará su programa de acción futura incluyendo la energía, políticas de clima y agua. La expansión del programa de trabajo hacia estas nuevas áreas acarreará algunos riesgos, pero si se hace realidad, proyectará la influencia de la FAO aún más lejos en la arena internacional.

PRÓXIMAS REUNIONES

TALLER REGIONAL LATINOAMERICANO SOBRE DESARROLLO DE PROYECTOS DE FORESTACIÓN Y REFORESTACIÓN EN EL MARCO DEL MDL: : Este taller regional se desarrolla bajo el auspicio del proyecto de la OIMT sobre la creación de capacidades para el desarrollo e implementación de proyectos de forestación y reforestación en el marco del Mecanismo de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto en el sector forestal. Tendrá lugar del 19 al 23 de marzo de 2007 en Lima, Perú. Para mayor información, contactar: Secretaría de la OIMT, Manejo de Reforestación y Bosques, tel: +81-45-223-1110; fax: +81-45-223-1111; correo electrónico: rfm@itto.or.jp; Internet: http://www.itto.or.jp

SÉPTIMO PERÍODO DE SESIONES DEL FORO DE LAS NACIONES UNIDAS SOBRE BOSQUES: El FNUB7 se desarrollará del 16 al 27 de abril de 2007 en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. Para mayor información, contactar: Secretaría del FNUB; tel: +1-212-963-3160; fax: +1-917-367-3186; correo electrónico: unff@un.org; Internet: http://www.un.org/esa/forests

COIMT-42: El cuadragésimo segundo período de sesiones del Consejo Internacional de Maderas Tropicales y la Sesiones Asociadas de los Comités se desarrollará del 7 al 12 de mayo de 2007, en Puerto Moresby, Papua Nueva Guinea. Para mayor información, contactar: Secretaría de la OIMT; tel: +81-45-223-1110; fax: +81-45-223-1111; correo electrónico: itto@itto.or.jp; Internet: http://www.itto.or.jp

CUARTA CONFERENCIA INTERNACIONAL DE INCENDIOS DE TIERRAS SILVESTRES: Esta conferencia se desarrollará del 14 al 17 de mayo 2007, en Sevilla, España y aportará un foro para los líderes de manejo de incendios forestales, políticos, profesionales y otros actores a lo largo del globo para discutir el trabajo sobre las cuestiones críticas de incendios que afectan a la población, las comunidades, los recursos y a los ecosistemas en todas las regiones. Para mayor información, contactar: Atril Congresos; tel: +34-954-226-249; fax: +34-954-221-657; correo electrónico: info@wildfire07.es; Internet: http://www.wildfire07.es/html/in/index_in.html

FERIA MUNDIAL COMERCIAL PARA LA SILVICULTURA Y LAS INDUSTRIAS DE LA MADERA: La LIGNA+ Hannover 2007: Fería Mundial Comercial para la Silvicultura y las Industrias de la Madera tendrá lugar del 14 al 18 de mayo de 2007, en Hannover, Alemania. Esta exhibición aporta un lugar de mercado para la innovación en el procesamiento de la madera, en particular para las medianas y pequeñas industrias. Para mayor información, contactar: Anja Brokjans, tel: +49-511-89-31602; fax: +49-511-89-32631; correo electrónico: anja.brokjans@messe.de; Internet: http://www.ligna.de

CONFERENCIA INTERNACIONAL PARA PROMOVER EL DESARROLLO DE PRODUCTOS Y SERVICIOS FORESTALES QUE NO SON DE MADERA: Esta conferencia se desarrollará en Beijing, China, del 19 al 21 de septiembre de 2007 y convocará a productores, comerciantes y consumidores para que compartan experiencias en la promoción de PFNMs en el comercio local e internacional. Para mayor información, contactar: Secretaría de la OIMT; tel: +81-45-223-1110; fax: +81-45-223-1111; correo electrónico: itto@itto.or.jp; Internet: http://www.itto.or.jp

QUINTA CONFERENCIA MINISTERIAL SOBRE LA PROTECCIÓN DE BOSQUES EN EUROPA: La Quinta Conferencia Ministerial sobre la Protección de Bosques en Europa se desarrollará en Varsovia, Polonia, del 5 al 7 de noviembre de 2007 y discutirá el tema “Bosques para la Calidad de Vida”. Para mayor información, contactar: Conferencia Ministerial sobre la Protección de Bosques en Europa, Unidad Conjunta Varsovia; tel: +48-22-331-7031; fax: +48-22-331-7032; correo electrónico: liaison.unit@lu-warsaw.pl; Internet: http://www.mcpfe.org/me/me07/

COIMT-43: El cuadragésimo tercer período de sesiones del Consejo Internacional de Maderas Tropicales y sus Sesiones Asociadas de los Comités se desarrollará del 5 al 10 de noviembre de 2007 en Yokohama, Japón. Para mayor información, contactar: Secretaría de la OIMT; tel: +81-45-223-1110; fax: +81-45-223-1111; correo electrónico: itto@itto.or.jp; Internet: http://www.itto.or.jp

CDP-13 DEL CMNUCC Y CDP/RDP-3 DEL PROTOCOLO DE KYOTO: La CdP-13 del CMNUCC y la CdP/RdP-3 del Protocolo de Kyoto tendrá lugar del 3 al 14 de diciembre de 2007, en Bali, Indonesia. Estas reuniones coincidirá con la 27ª reunión de los órganos subsidiarios del CMNUCC y otros eventos y talleres. Para mayor información, contactar: Secretaría del CMNUCC: tel: +49-228-815-1000; fax: +49-228-815-1999; correo electrónico: secretariat@unfccc.int; Internet: http://www.unfccc.int

DÉCIMO NOVENO PERÍODO DE SESIONES DEL COMITÉ FORESTAL DE LA FAO: El 19º período de sesiones bianual del Comité Forestal de la FAO se reunirá en la sede de la FAO en Roma, Italia, en marzo de 2009. Para mayor información, contactar: Douglas Kneeland, del Departamento Forestal de la FAO; tel: +39-06-5705-3925; fax: +39-06-5705-31 52; correo electr�nico: douglas.kneeland@fao.org; Internet: http://www.fao.org/forestry

GLOSARIO

 
C&I
CDB
CdP
ACB

FAO
ERF
FMAM
CMMI
AIE
PICC
OIMT
AyDM
CMPBE
ODM
PMAT
PFNs
INLV
PROFOR
ERP
PTP
RED
CFR
OFS
PyMEF
SBM
CENUPE
CMNUCC
FNUB
Criterios e indicadores
Convenci�n sobre la Diversidad Biol�gica
Conferencia de las Partes
Alianza Colaborativa de Bosques
Organizaci�n de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentaci�n
Evaluaci�n de Recursos Forestales
Fondo para el Medio Ambiente Mundial
Centro Mundial de Monitoreo de Incendios
Agencia Internacional de Energ�a
Panel Intergubernamental del Cambio Clim�tico
Organizaci�n Internacional de las Maderas Tropicales
An�lisis y desarrollo de mercado
Conferencia Ministerial de Protecci�n de Bosques de Europa
Objetivos de Desarrollo del Milenio
Programa Multianual de Trabajo
Programas Forestales Nacionales
Instrumento que no es legalmente vinculante
Programa Forestal del Banco Mundial
Estrategias de Reducci�n de la Pobreza
Programa de trabajo y presupuesto
Reducci�n de emisiones de la deforestaci�n
Comisiones Forestales Regionales
Ordenaci�n Forestal Sostenible
Peque�as y Medianas Empresas Forestales
Situaci�n de los Bosques del Mundo
Comisi�n Econ�mica de las Naciones Unidas para Europa
Convenci�n Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Clim�tico
Foro de las Naciones Unidas sobre Bosques

Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Karen Alvarenga, Ph.D., Rado Dimitrov, Ph.D. y William McPherson, Ph.D. Editor Digital: Dan Birchall. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios Informativos del IIDS: Langston James "Kimo" Goree VI <kimo@iisd.org>. Los donantes permanentes del Bolet�n son el Reino Unido (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bur� de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s del CIDA), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV) y la Direcci�n General para la Protecci�n de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente y Territorio de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2007 es brindado por la Oficina Federal para el Medio Ambiente (FOEN) de Suiza, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Medio Ambiente de Noruega, el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Medio Ambiente de Austria, el Ministerio de Medio Ambiente de Suecia, el Ministerio de Asuntos Internacionales y Comercio de Nueva Zelanda, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Mundiales - IGES) y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n Mundial sobre Progreso Industrial y Social - GISPRI). El financiamiento espec�fico para la cobertura de esta reuni�n ha sido provisto por la Organizaci�n de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentaci�n (FAO). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n es provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Est� permitida la publicaci�n de extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en publicaciones no comerciales y con la correspondiente cita acad�mica. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios Informativos del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, Nueva York, NY 10017, Estados Unidos.