Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 13 No. 129
Martes, 24 de mayo de 2005

HECHOS DESTACADOS DEL FNUB-5:

LUNES, 23 DE MAYO DE 2005

El lunes los delegados se reunieron en grupos de trabajo y en un grupo de contacto. El Grupo de Trabajo I se reunió en sesiones por la mañana y por la tarde para negociar el proyecto de decisión del Presidente acerca del arreglo internacional sobre bosques (AIB). Un grupo de contacto se reunió en la mañana para trabajar sobre los objetivos y medios de implementación. El Grupo de Trabajo II (GTII) se reunió por la tarde para continuar la discusión y negociar el proyecto de declaración ministerial.

GRUPO DE TRABAJO I

SUIZA agregó un párrafo preambular sobre el fortalecimiento del enfoque regional. EE.UU. propuso un párrafo que reafirme la importancia de la Declaración de Johanesburgo y los Principios Forestales, así como las referencias a la importancia de los bosques para “el bienestar social y económico”, en lugar de para “el sustento”; el rol de la ACB “en el centro del AIF”; y la importancia del órgano de alto nivel sobre bosques, subsidiario de Consejo Económico y Social (ECOSOC).

JAPÓN prefirió la referencia a “la tala ilegal y el comercio asociado” en lugar de “el comercio de la tala ilegal”. CAMBOYA agregó una referencia a la usurpación del suelo de los bosques como una causa de la deforestación.

En relación con el preámbulo, INDONESIA, IRÁN, y PERÚ apoyaron la propuesta de EE.UU. de referirse a la Resolución 2000/35 del ECOSOC que establece el AIF. MARRUECOS, con el apoyo de SIRIA, IRÁN, INDONESIA y CUBA, agregó un texto que enfatiza la importancia del crecimiento económico y el logro de los ODM para la conservación, el manejo y el desarrollo sostenible de todos los tipos de bosques. SIRIA, con el apoyo de ARABIA SAUDITA, IRÁN e INDONESIA, sugirió un texto que se refiere a los requerimientos especiales de los países con baja cubierta forestal.

EE.UU. propuso un texto sobre el fortalecimiento del AIF a través de los recursos existentes y las contribuciones voluntarias y el establecimiento de un enfoque regional para mejorar los vínculos entre el diálogo de alto nivel y la implementación.

En cuanto a la cooperación mejorada, EE.UU. recomendó un texto sobre la mejora de las contribuciones de los bosques a los objetivos de desarrollo acordados internacionalmente y alentó los vínculos transectoriales.

En relación con las modalidades, SUIZA sugirió un ciclo de trabajo de dos años, con reuniones regionales en el primer año y una reunión global de una semana el segundo año. Sugirió que las reuniones regionales sean organizadas por las Comisiones Económicas Regionales de las NU y las Comisiones de Silvicultura Regional de la FAO y que deben, entre otras cosas: tratar las cuestiones identificadas por el programa de trabajo multianual (PTMA); estar abiertas a los miembros de la ACB y otros grupos; informar a las reuniones mundiales del FNUB y ser financiadas a través del presupuesto regular de las NU. EE.UU. pidió a la ACB que aporte el análisis de las tendencias globales, lagunas e implicancias políticas tomadas de los informes de los países al ACB, y que el PTMA sea organizado siguiendo los siete elementos temáticos del MFS. También prefirió un mandato “revisado” en lugar de “focalizado” para la Secretaría, aunque INDONESIA prefirió una “función”.

Al tratar los procesos regionales, la UE dijo que la estructura del AIF debe ser discutida una vez que la política esté decidida.

EE.UU. agregó un párrafo que solicita a los países que le den a la ACB un mandato para desarrollar planes de acción conjuntos e invita al Banco Mundial y a la FAO a establecer, y a los países a contribuir con, un fondo de capital semilla para apoyar los proyectos colaborativos entre las organizaciones de los miembros de la ACB. También enumeró una cantidad de criterios para el otorgamiento de los fondos de capital semilla, entre los que se incluye que: las organizaciones de la ACB aporten fondos parejos; el foco de los proyectos esté en la creación de capacidades y en la implementación “con una proporción más pequeña en asuntos de política”; y que los proyectos beneficien a tres o más países.

En relación con un código voluntario, EE.UU. dijo que el código debe ser consistente con la sustancia de los resultados del FNUB-5 y ofreció un texto que reconoce los párrafos de la resolución del FNUB-5 como elementos sustanciales de un código voluntario del MFS que sirva de una declaración de compromiso, a través de acciones en cada país que contribuyan al logro de los objetivos estratégicos del AIF.

BRASIL, con el apoyo de INDONESIA y PERÚ, agregó un texto que expresa la preocupación por la falta de recursos financieros y scapacidades tecnológicas necesarias para la implementación, y reconoce la necesidad de destacar las contribuciones de los bosques y su valor económico para las economías nacionales, regionales e internacionales.

SUIZA, con el apoyo de GUATEMALA, sugirió un texto que promueve la participación activa de las poblaciones indígenas, las mujeres y otros grupos que dependen de los bosques en la elaboración de políticas y su implementación.

Al abordar el tema de la sociedad civil, la UE sugirió que se use un texto estándar de la Declaración del Milenio. En relación con los medios de implementación, BRASIL y GUATEMALA propusieron un texto sobre la mejora de la capacidad de los países para aumentar los productos del manejo forestal sostenible. BRASIL prefirió la palabra “aportar” en lugar de “movilizar” recursos financieros y técnicos.

IRÁN, con el apoyo de ARABIA SAUDITA, puso énfasis en la rehabilitación y conservación en los Países con Baja Cobertura de Bosques y propuso invitar a la ACB a fortalecer el Proceso de Teherán.

En relación con la cooperación mejorada, INDONESIA, con IRÁN, apoyó el texto sobre la coordinación entre acuerdos ambientales multilaterales con el FNUB que actúe como el mecanismo intergubernamental clave y se opuso a enumerar convenciones específicas. BRASIL presentó un texto sobre la promoción de la investigación a través de una red de instituciones establecidas, el establecimiento de un mecanismo de facilitación para el intercambio de información sobre experiencias nacionales y facilitar a los países en vías de desarrollo el acceso a las tecnologías del MFS. CHINA prefirió la palabra “ayudar” en lugar de “pedir” a los países que promuevan la colaboración en la implementación de los programas nacionales forestales.

Sobre las reuniones regionales, INDONESIA, con CHINA, dijo que el Foro debe asegurar la participación completa y efectiva de los países en vías de desarrollo. BRASIL, con INDIA, propuso que se elimine un párrafo sobre las evaluaciones de terceras partes, las revisiones entre pares y las evaluaciones independientes. Sobre el monitoreo, la evaluación y elaboración de informes, CHINA propuso que se invite a la ACB a coordinar el proceso existente.

GRUPO DE CONTACTO

Al tratar los objetivos, la UE, con el apoyo de SUIZA, MÉXICO, NORUEGA y CANADÁ, pidió metas mensurables y con límites temporales que tengan en consideración los textos desarrollados en otro foros. EE.UU cuestionó el beneficio de incluir los objetivos de AIF recientemente mencionados por la resolución de la ECOSOC 2000/35 y se opuso las “metas que contienen” números.

SUIZA pidió metas sobre cobertura y calidad de bosques, y sobre el establecimiento de la relevancia de los bosques y el desarrollo sostenible. CANADÁ pidió una mención específica a la deforestación decreciente y a la forestación creciente.

AUSTRALIA, con el apoyo de NUEVA ZELANDA, sugirió que los objetivos globales sean generales, mientras que las metas nacionales sean desarrolladas a discreción por los países.

Con respecto a los medios de implementación, EE.UU. señaló la ausencia en la discusión de los miembros de la ACB.

EE.UU. propuso “asegurar el compromiso político y el apoyo de alto nivel” en texto introductorio sobre la mejora de los medios de implementación, y propuso que se elimine el texto sobre el enfoque holístico para las tecnologías locales y tradicionales. También apoyó la propuesta de la UE de especificar “con el objetivo de lograr el MFS”.

Sobre la integración de los Planes Nacionales Forestales (PNF) en estrategias de desarrollo sostenible, EE.UU. propuso que se los incorpore dentro de “estrategias de desarrollo económico”, aunque CANADÁ prefirió “estrategias nacionales de planeamiento”, incluyendo las estrategias de reducción de la pobreza, “cuando corresponda”.

Al tratar las contribuciones voluntarias para lograr los objetivos del AIF, EE.UU. propuso “pedir” y la UE sugirió “invitar” a los países a que lo hagan.

SUIZA propuso que se elimine el párrafo sobre la creación de un fondo forestal global, aunque el G-77/CHINA prefirió que se base en “recursos voluntarios” nuevos y finanzas adicionales en lugar de “compromisos”.

La UE propuso un texto sobre, entre otras cosas, fomentar las alianzas entre las comunidades rurales y el sector privado, y eliminar las restricciones de tenencia que limitan el acceso comunitario a los bienes y mercados. MÉXICO, NORUEGA y CANADÁ cuestionaron la necesidad de una referencia a la reforma de la tenencia. En relación con las alianzas, EE.UU. pidió que se agregue la de las “organizaciones no gubernamentales”

En relación con el propuesto nuevo programa operativo sobre bosques del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM), el G-77/CHINA señaló que ese fondo no debe perjudicar otros programas operativos del FMAM. EE.UU. propuso una frase alternativa para “respecto del mandato del FMAM”. La UE propuso párrafos que enfatizan la importancia de las actividades de los PNF.

Sobre la promoción de la cooperación internacional el G-77/CHINA propuso llevar el texto sobre “revertir el descenso de la Asistencia Oficial al Desarrollo (AOD)” para las actividades relacionadas con los bosques, al primer lugar de la lista de acciones para integrar los PNF en estrategias nacionales, y agregar “y la cooperación triangular” al texto sobre la cooperación Sur-Sur.

Con respecto a la creación de ambientes apropiados para el sector privado, EE.UU. agregó “para el MFS”. La UE especificó “para la inversión del sector privado responsable, nacional e internacional” y —con la oposición de EE.UU., MÉXICO y AUSTRALIA— propuso “el respeto total a los derechos de suelo y recursos de las poblaciones indígenas y otras poblaciones que dependen de los bosques”.

NORUEGA propuso un texto sobre la creación de ambientes apropiados para que se involucren las comunidades y usuarios de los bosques en el MFS. El G-77/CHINA propuso “invitar a las instituciones internaciones y regionales financieras y de desarrollo a canalizar recursos adicionales para que los países en vías de desarrollo financien el MFS” y “mejorar la capacidad de los países para aumentar de manera significativa la producción de productos de los bosques provenientes de recursos manejados de manera sostenible”.

Sobre generar ganancias a través de pagos por los servicios ambientales, CANADÁ agregó que esto debería aplicarse a los bosques que están “manejados de manera sostenible”.

EE.UU. propuso que se elimine el texto sobre la protección y uso del conocimiento tradicional e insertar un texto sobre la promoción de prácticas forestales mejoradas a través del fortalecimiento de los estándares del MFS y la utilización del proceso regional del FNUB como un lugar de reunión para: presentar las experiencias de los países en la implementación; invitar a la ACB y a los donantes bilaterales a examinar las oportunidades para financiar los proyectos y programas; y examinar los modelos de las experiencias de implementación, incluyendo las lagunas, oportunidades y necesidades.

SUIZA propuso que se financie el trabajo de la ACB a través de, por ejemplo, la creación de ventanas de PROFOR o del Mecanismo de los PNF.

GRUPO DE TRABAJO II

Sobre los objetivos, la UE con el apoyo de EE.UU., propuso un texto que se refiere al establecimiento de los objetivos en la resolución 2000/35 de ECOSOC. EE.UU. dijo que es redundante el párrafo sobre el mantenimiento de la cobertura de los bosques, sus recursos y calidad, ya que su intención se cubre con los propios objetivos.

EE.UU. con el apoyo de INDONESIA, AUSTRALIA e INDIA, y con la oposición de UE, SUIZA, MÉXICO, CANADÁ y NORUEGA, propuso que se elimine cualquier mención a las metas y propuso que el objetivo de “revertir la deforestación” sea reemplazado por “disminuir significativamente la degradación de los bosques y mejorar la salud de los bosques” .

INDONESIA, con el apoyo de INDIA, propuso que se eliminen las fechas de las metas, aunque EE.UU. sugirió una “posibilidad de una revisión” en 2015. SUIZA, con el apoyo de MÉXICO, reiteró la necesidad de ir más allá de los objetivos generales, aunque EE.UU., reiteró que el progreso debe ser medido de manera voluntaria a nivel nacional.

CANADÁ reiteró su llamado a incluir un texto sobre la creciente degradación de los bosques y dijo que existe información que avala su existencia. SUIZA, con el apoyo de ARGENTINA, especificó que lo que necesita ser disminuido a la mitad es la actual tasa de deforestación. Aunque EE.UU. acentuó la importancia de diferenciar los objetivos de las metas, SIRIA y MARRUECOS señalaron que estas palabras tienen una sola traducción en árabe.

Sobre la mejora de las contribuciones forestales para lograr los objetivos internacionales de desarrollo, EE.UU., con INDIA, prefirió “objetivos contenidos en la Declaración del Milenio sobre erradicación de la pobreza y sustentabilidad ambiental” en lugar de ODM. Con el apoyo de SUIZA, también sugirió que se elimine el objetivo de reducir a la mitad la población en extrema pobreza que depende de los bosques para el 2015. SUIZA prefirió “mejorar el sustento de las poblaciones que dependen de los bosques, medido como una reducción de la cantidad de personas que viven en extrema pobreza, incluso a través de la aclaración de la tenencia de los bosques, el uso y los derechos de acceso”.

En cuanto al aumento de los bosques bajo el manejo sostenible efectivo, EE.UU., con ARGENTINA, prefirió aumentar “significativamente”, y que su significado sea definido por cada país. La UE prefirió aumentar “el área de bosques”. EE.UU., con AUSTRALIA, pero con la oposición de MÉXICO e INDONESIA, propuso que se agregue “la producción de productos forestales, incluso para la exportación, de bosques manejados de manera sostenible”. Con el apoyo de INDONESIA y AUSTRALIA, pero con la oposición de CANADÁ, también agregó “bosques legalmente talados”. La UE, ARGENTINA y MÉXICO, con la oposición de INDONESIA, se mostraron a favor de agregar “para 2015”.

SUIZA, con el apoyo de MÉXICO, COSTA RICA, NUEVA ZELANDA, la UE y MARRUECOS, pero con la oposición de BRASIL, INDIA e INDONESIA, prefirió las metas cuantificables y mensurables. NUEVA ZELANDA hizo hincapié en las metas realistas y EE.UU. se mostró a favor de las metas nacionales. MÉXICO favoreció el texto sobre duplicar el área de bosques bajo manejo sostenible. EE.UU. advirtió contra la larga negociación sobre los objetivos.

BRASIL, con EE.UU., se mostró a favor de “objetivos”, tanto “estratégicos” como “superiores”. EE.UU. señaló que referirse a los objetivos como superiores, los diferencia de otros objetivos.

SIRIA y MARRUECOS, con la oposición de EE.UU., la UE y AUSTRALIA, propusieron objetivos adicionales sobre los Países con Baja Cobertura Forestal y el aumento del financiamiento. EE.UU. propuso un texto que pide una evaluación del progreso alcanzado por los países y la comunidad internacional en 2015.

Luego de concluir la discusión sobre los objetivos, el Presidente propuso discutir la declaración ministerial, pero los delegados señalaron que esto era prematuro y el GTII finalizó su trabajo temprano, a las 17:45.

EN LOS PASILLOS

A la luz del continuo atrincheramiento de las posiciones sobre metas y cronogramas temporales, algunos delegados especularon con que estas podría convertirse en la cuestiones clave que necesiten ser resueltas esta semana. Las posiciones más extremas no han titubeado, pero algunos asumen que cualquier compromiso al que se llegue tendrá que alejarse de las metas con límites temporales. Algunos han especulado, de cualquier manera, con que imposibilidad de incluir metas con límites temporales podría hacer que algunos países abandonen el proceso del FNUB/AIF.


Este número del Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Andrew Baldwin, Deborah Davenport, Ph.D., Radoslav Dimitrov, Ph.D., Reem Hajjar, y Peter Wood. Editor de Contenido Digital: Dan Birchall. Traducción al español: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Información de IIDS: Langston James "Kimo" Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Boletín es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a través del Bureau de Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canadá (a través de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Bretaña (a través del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a través de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperación para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Países Bajos, la Comisión Europea (DG-ENV), y el Ministerio de Medio Ambiente de Italia. El soporte financiero general del Boletín durante el año 2005 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Gesti�n de la Agricultura, la Silvicultura, el Medio Ambiente y el Agua de Austria, el Ministerio de Desarrollo Sostenible y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia, el Ministerio de Medio Ambiente y el de Relaciones Exteriores de Noruega, el Ministerio de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Finlandia, Swan Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita acad�mica correspondiente. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n de IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA. El equipo de trabajo del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en el FNUB-5 puede ser contactado por correo electr�nico en <andrew@iisd.org>.