Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 13 No. 126
Jueves, 19 de mayo de 2005

HECHOS DESTACADOS DEL FNUB-5:

MIÉRCOLES 18 DE MAYO DE 2005

El miércoles, los delegados se reunieron en el Plenario por la mañana para participar en un panel de discusión sobre necesidades políticas, logros y desafíos en la región de Asía y el Pacífico. Por la tarde, los delegados se reunieron en consultas de grupo y reuniones de coordinación para considerar el primer proyecto del texto del Presidente y un proyecto con los elementos de una declaración ministerial.

DÍA DE ASÍA Y PACÍFICO: Los delegados se reunieron en un panel de discusión sobre bosques en la región de Asía y el Pacífico que fue moderado por Naria Andin (Filipinas).

David Kaimowitz, del Centro para la Investigación Forestal Internacional, discutió los desafíos del manejo forestal sostenible (MFS) en Asia, entre los incluyó: la alta densidad poblacional relativa de los bosques; la disminución de los bosques naturales; la tala ilegal; la corrupción; el fraude bancario; y el uso inapropiado de los subsidios forestales. También señaló que muchos de esos problemas están exacerbados por una creciente demanda de productos forestales en China, y que India seguramente seguirá este camino. Indicó además que debido a que las regiones forestales que quedan son las más pobres en Asia, los bosques serán fundamentales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Dijo que la reforma del régimen de propiedad está facilitando el manejo a baja escala y comunitario, nuevas oportunidades para las operaciones pequeñas, y el desarrollo de productos forestales que no son de madera. También identificó las cuestiones emergentes y continuas que necesitan ser tratadas, entre las que incluyó: el impacto del cambio climático sobre la salud de los bosques; el manejo de la diversidad biológica fuera de las áreas protegidas; y los conflictos violentos en las regiones forestadas. Destacó la creciente importancia de la valuación y el pago por los servicios ambientales, tal como sucede con el programa “granos por verde” de China.

Bin Che’ Yeom Freezailah, del Consejo Malayo de Certificación de Maderas, habló sobre el MFS y los esfuerzos de certificación en Asia. Reconoció que el tratado de maderas tropicales puede jugar un rol estratégico para lograr el MFS, con la certificación garantizando a los consumidores que los bosques alcancen sus demandas. También informó acerca de un estudio privado reciente sobre la experiencia del sector forestal privado en el MFS, el cual reveló que a menudo el manejo es inadecuado y no sostenible y que los planes de manejo no suelen ser implementados. Además señaló que más allá de los numerosos esfuerzos, algunas historias exitosas y los claros vínculos entre MFS y certificación, la certificación es difícil debido la incertidumbre y a “primas verdes” inadecuadas sobre las maderas certificadas. Llevó la atención a los problemas de los bosques tropicales, e incluyó: la existencia de una correlación general entre el producto bruto interno (PBI) de los países y su capacidad de alcanzar el MFS, debido a las diferencias en los costos de MFS y en la disponibilidad de recursos; los ecosistemas ricos y complejos que aumentan los costos del MFS; la producción baja de biomasa; una imagen negativa de los bosques tropicales debido a percepciones erróneas en relación con la gobernanza de los bosques; y la competencia de los bosques templados y boreales.

Además señaló el continuo fracaso en los intentos por alcanzar el MFS, la implementación de la certificación y la caída de la tasa de deforestación. Informó sobre el desarrollo de esquemas de certificación y códigos de conducta para el impacto reducido de la tala dentro de la región, y pidió la implementación de todos los criterios e indicadores para el MFS y esquemas de certificación creíbles con verificación de la observancia, lo que resolver el problema de la tala ilegal y asegurar la legalidad como primer paso.

Pidió asimismo la observancia de las leyes nacionales, el aumento del entendimiento y enfoque de certificación en etapas, más compromiso y recursos para el MFS de parte de Asia y los países donantes, políticas de compras públicas que alienten la aceptación del mercado de una “prima verde” para las maderas certificadas, y asistencia internacional para el establecimiento de esquemas de certificación.

Kanchan Lama, de la Sociedad de Aliados en Desarrollo, de Nepal, se refirió las iniciativas para promover a las mujeres a través del manejo comunitario de bosques en Nepal. Dijo que la pobreza está enraizada en el régimen de propiedad discriminatorio de recursos productivos como los bosques, señalando que las mujeres rurales están privadas de los derechos de propiedad, información, servicios y de oportunidades para organizarse. También describió esfuerzos para promover la igualdad de géneros y promover a las mujeres a través de: la creación de capacidades; la promoción de ambientes que reconozcan a las mujeres como agentes de desarrollo; el establecimiento de las ONG a nivel de distritos y asociaciones a nivel nacional; el trabajo en red y las tutorías; y la puesta en común de las lecciones aprendidas en las experiencias de campo en los foros nacionales e internacionales. Lama identificó lecciones aprendidas, entre las que incluyó que: la movilización social a través del establecimiento de la cuestión de género puede fortalecer el poder de transformación; la falta de derechos de propiedad torna vulnerables a las mujeres; y el acceso a bienes productivos mejora el nivel económico de las mujeres y les permite reducir la pobreza a través de la diversificación de medios de sustento. También recomendó la asignación de recursos, una reforma legal, la creación de capacidades y el establecimiento de la cuestión de género en los departamentos técnicos.

Hiro Miyazono (Japón) se refirió a las contribuciones de Japón en apoyo del MFS, así como a sus experiencias en el establecimiento de bosques costeros. Tras señalar el papel de Japón como uno de los principales importadores de madera, señaló que el país asume una gran responsabilidad en el apoyo al MFS y ha lanzado iniciativas ambientales de conservación para el desarrollo sostenible que buscan resolver varias cuestiones ambientales de preocupación mundial, entre las que se incluyen los bosques. Sobre en enfoque de Japón para apoyar el MFS, hizo hincapié en la emergente cooperación entre las organizaciones no gubernamentales y el sector privado, la cooperación bilateral y multilateral, el diálogo internacional y los focos regionales, incluyendo la Alianza Forestal de Asia. Luego Miyazono mencionó los esfuerzos realizados en términos de forestación en la costa del norte de Japón, que buscan mitigar el desprendimiento de arena, prevenir el flujo de niebla y el viento tapón y los maremotos. Luego enumeró las tecnologías que Japón ha estado desarrollando para establecer bosques, destacando entre las que incluyen los terraplenes de arena y la creación de terrazas, y el uso de defensas triangulares. También comentó sobre las múltiples funciones de los nuevos bosques, destacando la posible correlación las plantaciones costeras y mejora de las reservas de pesca.

Gopa Pandey (India) compartió los desarrollos recientes en relación con el MFS en la India, destacando: el alivio de la pobreza a través del manejo de bosques; la integración de los temas de FNUB, como el conocimiento tradicional relacionado con los bosques y el monitoreo, evaluación y elaboración de informes dentro de la política forestal nacional; el manejo conjunto de bosques; y la creciente importancia del bambú. También acentuó la importancia de la zonificación en el planeamiento de los bosques, los instrumentos legales y la creación de capacidades en el equipo local y las instituciones. Además describió cuatro niveles del desarrollo sostenible y señaló el creciente potencial del empleo relacionado con la forestación y la reforestación. Concluyó describiendo los diferentes componentes de orden social, económico y ambiental que deben ser balanceados en la implementación de las estrategias de desarrollo sostenible de bosques.

Jomo Kwame Sundaram, del Departamento de Asuntos Sociales y Económicos de las NU, se refirió a la evolución de la agenda del desarrollo de las NU durante los 90`, el compromiso de las NU para el logro de los ODM en la década del 2000; y el Foro Permanente sobre Cuestiones Indígenas, el cual está desarrollándose en forma conjunta con el FNUB-5. Dijo que los antiguos sitios de tala en Asia han perdido importancia y destacó ha tenido poco éxito los esfuerzos para promover la industria del procesamiento de madera y para obtener ganancias de la madera para generar rentas públicas del gobierno o contribuir al MFS y al desarrollo económico diversificado. Citó las políticas locales de madera, la corrupción, los conflictos de recursos, el suministro de agua y sus problemas de calidad, la pérdida del suelo y los ecosistemas comprometidos como cuestiones que afectan negativamente el hábitat de poblaciones que dependen de los bosques. También señaló la migración de las actividades de tala del Sudeste de Asía hacia el Pacífico, las regiones de África y Latinoamérica, con los efectos negativos que esa migración tiene sobre las capacidades de los gobiernos de esas áreas para introducir y reforzar la legislación para mejorar el desarrollo sostenible. Elogió al FNUB por ofrecer la oportunidad a los países en vías de desarrollo de tomar las lecciones de esas experiencias, para asegurar que sus recursos de madera no sean comprometidos para el beneficio de pocos.

CHINA cuestionó la precisión de alguna de las informaciones presentadas en relación con su país y acentuó que: la importación de madera en China no está creciendo; las etapas exploratorias de la toma de decisiones son parte integrante del manejo de los bosques; y que los logros de forestación de China son los más grandes del mundo. También hizo hincapié en que el consumo de madera per capita en China está por debajo de la media mundial y representa una decimosexta parte del consumo de los países desarrollados, y dijo que el acceso igualitario al desarrollo es un derecho humano.

INDONESIA destacó sus logros en relación con el MFS, incluyendo entre ellos el desarrollo de un programa nacional de bosques flexible y un aumento del área de bosques protegida, de 15 a 16.3 millones de hectáreas. Luego llevó la atención al proceso de Gobernanza y Refuerzo de las Leyes Forestales en Asia y alentó la amplia participación en él y dijo que se ha establecido una fuerza de trabajo para preparar un plan de acción regional sobre refuerzo de la ley, transparencia y regulación del consumo que será adoptado durante una conferencia ministerial en septiembre de 2005.

CROACIA acentuó la importancia de la auditoría independiente del MFS y señaló que sólo un cuatro por ciento de los productos derivados de los bosques volcados al mercado están certificados. NUEVA ZELANDA destacó el desarrollo de un código de conducta regional en Asia y puso énfasis en la importancia de las iniciativas dirigidas por los países, la descentralización del manejo de bosques, el aprendizaje y puesta en común de experiencias, el tratamiento de las principales causas de deforestación y el hecho de apuntar a las necesidades forestales de las comunidades. Tras señalar que las plantaciones aportan algunos, pero no todos los servicios ambientales, dijo que la conversión de bosques naturales a plantaciones no es deseable pero que las plantaciones tienen un importante rol que cumplir en el MFS. También destacó el potencial para la valuación de y el pago a los servicios ambientales.

INDIA comentó los avances en la implementación del programa nacional de bosques de su país y enfatizó su compromiso con las alianzas significativas y un marco de trabajo institucional para garantizar la participación de todos los sectores interesados, especialmente las comunidades.

En respuesta a los comentarios de India y China, Kaimowitz acordó que cada país es responsable por su propio manejo de los bosques y aclaró que no era su intención culpar a otros países por los problemas de la silvicultura en los países vecinos. Luego señaló que la tala creciente en otros países ha sido el resultado de la creciente demanda de troncos y productos de bosques en algunos países asiáticos.

PAKISTÁN mencionó la superposición entre el FNUB y el Programa de Trabajo sobre la Diversidad Biológica de los Bosques de la CDB y señaló la necesidad de que el FNUB reformule su estrategia para centrarse en aquellos aspectos de los bosques no relacionados con la diversidad biológica.

Luego de destacar la diversidad cultural dentro de la región, LUXEMBURGO, en representación de la UE, hizo hincapié en la importancia de los procesos subregionales para avanzar con el MFS.

EE.UU. sostuvo que las presentaciones del panel demuestran el potencial de los focos regionales. Luego destacó la importancia de la cooperación en el manejo de incendios forestales y señaló que la cuestión se extiende más allá de la región de Asia y el Pacífico.

NEPAL pidió un resultado del FNUB que fortalezca las iniciativas de igualdad social y de género, ya en curso en su país.

En respuesta a los comentarios de Guatemala y Croacia, Freezailah señaló que el lento progreso en la certificación de los bosques tropicales exige enfoques de certificación en etapas para llevar a los países a nuevos estándares.

EN LOS PASILLOS

Tras destacar lo complejo que resulta elaborar el proyecto de texto, algunos delegados sostenían que el proyecto de texto del Presidente es el razonable reflejo de las declaraciones que los países hicieron durante los primeros dos días del FNUB-5. Aunque la mayoría cree que se necesita un arreglo más fuerte, muchos han dicho que el futuro AIB no será extremadamente diferente del que ya existe actualmente. Algunos se mostraron optimistas acerca de que el desacuerdo potencial sobre el código voluntario no es irresoluble.


Este número del Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Andrew Baldwin, Deborah Davenport, Ph.D., Radoslav Dimitrov, Ph.D., Reem Hajjar, y Peter Wood. Editor de Contenido Digital: Dan Birchall. Traducción al español: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Información de IIDS: Langston James "Kimo" Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Boletín es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a través del Bureau de Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canadá (a través de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Bretaña (a través del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a través de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperación para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Países Bajos, la Comisión Europea (DG-ENV), y el Ministerio de Medio Ambiente de Italia. El soporte financiero general del Boletín durante el año 2005 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Gestión de la Agricultura, la Silvicultura, el Medio Ambiente y el Agua de Austria, el Ministerio de Desarrollo Sostenible y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia, el Ministerio de Medio Ambiente y el de Relaciones Exteriores de Noruega, el Ministerio de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Finlandia, Swan Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Japón (a través del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón (a través del Instituto de Investigación sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducción al francés del Boletín es brindado por la Organización Internacional de la Francofonía y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiación para la traducción al español del Boletín fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de España. Las opiniones expresadas en el Boletín de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Extractos del Boletín de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita académica correspondiente. Para obtener información acerca del Boletín de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Información de IIDS por correo electrónico <kimo@iisd.org>, teléfono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA. El equipo de trabajo del Boletín de Negociaciones de la Tierra en el FNUB-5 puede ser contactado por correo electrónico en <andrew@iisd.org>.