Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 13 No. 125
Miércoles, 18 de mayo de 2005

HECHOS DESTACADOS DEL FNUB-5:

MARTES, 17 DE MAYO DE 2005

El martes, los delegados se reunieron nuevamente en Plenario para escuchar las observaciones de la Premio Nobel Wangari Maathai (Kenia), discutir las futuras acciones, y revisar efectividad, parámetros y los preparativos para el segmento de alto nivel y el Diálogo de los Diversos Sectores Interesados.

DISCURSOS DE APERTURA: La Premio Nobel Wangari Maathai (Kenia) se refirió al reemplazo de los ecosistemas de bosques naturales por las plantaciones de monocultivos en Kenia, lo que ha causado degradación del suelo y escasez de agua. También señaló que las bases de un Estado seguro son un ambiente manejado de manera sostenible, democracia y cultura de paz. Además pidió apoyo al plan de convergencia del ecosistema de bosques de la Cuenca del Río Congo para la protección de los bosques, que ha sido concebido por los jefes de Estado de África Central. Wangari Maathai señaló además que aunque se han desarrollado muchas consultas en relación con la Cuenca del Congo, se han llevado a cabo pocas acciones sobre el terreno. También pidió por la creación de un fondo fiduciario eficiente, contable y transparente manejado por órganos internacionales y sugirió que la FAO juegue un rol central en el plan de convergencia. Interrumpida por una pregunta sobre las causas, hecha por IRÁN, ella comentó la contraposición entre los beneficios económicos de corto plazo y la sostenibilidad a largo plazo. Maathai hizo hincapié además en la importancia de la educación ambiental, en respuesta a la oferta de México de compartir su experiencia con el pago por servicios ambientales en los bosques.

COSTA RICA señaló que se necesitan mejores mecanismos para facilitar el intercambio de experiencias. PUEBLOS INDÍGENAS pidió una orientación para el tratamiento de la brecha entre indígenas e intereses económicos. Maathai recomendó un enfoque adaptativo que respete los derechos de las poblaciones locales e indígenas.

ACCIONES FUTURAS, REVISIÓN DE LA EFECTIVIDAD, PARÁMETROS: GHANA, GABÓN, KENIA, INDIA, SUDÁFRICA, SENEGAL, NAMIBIA, GUYANA, INDONESIA Y ARGENTINA apoyaron las observaciones hechas el lunes por JAMAICA, en representación del G-77/CHINA.

GUATEMALA señaló que algunos expertos de la iniciativa liderada por un país en Guadalajara-Zapopan, en enero de 2005, han expresado su interés en un instrumento legalmente vinculante que contenga objetivos claros capaces de contribuir a la gran agenda social y a las iniciativas regionales. MÉXICO recomendó un marco de trabajo político de alto nivel con un nuevo mandato, tareas específicas y la capacidad de aportar financiamiento y definir un marco de trabajo legal futuro. GHANA, en representación del GRUPO AFRICANO, con el apoyo de NAMIBIA, GABÓN, SENEGAL, KENIA y SUDÁFRICA, acentuó la importancia de vincular los bosques con los ODM y equilibrar los intereses sociales, económicos y ambientales. También señaló que la falta de financiamiento ha impedido la elaboración de informes nacionales.

SUDÁFRICA enfatizó que la implementación debe reemplazar al diálogo y, con el apoyo de INDONESIA y ARGENTINA, hizo hincapié en que se tome en cuenta las necesidades de los países en vías de desarrollo. También recomendó que se evalúen estructuras existentes como la Unión Africana y la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental, y estrategias existentes como la Nueva Alianza para el Desarrollo de África. También pidió: el involucramiento con la sociedad civil; el fortalecimiento de la Asociación de Colaboración en materia de  Bosques (ACB) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM); y un foro global sobre bosques.

MOZAMBIQUE solicitó a los delegados que diseñen un arreglo futuro que mejore la implementación y resuelva las debilidades institucionales, la inadecuación del marco de trabajo internacional, y la falta de recursos humanos y financieros. Tras señalar los esfuerzos de implementación realizados por su país, pidió al FNUB que ayude a los países a mejorar los marcos de trabajo legales internos y a implementar programas que tengan impacto inmediato.

INDONESIA destacó el trabajo que ha realizado en relación con la descentralización, las áreas protegidas y los parques nacionales, y solicitó capacidad institucional, recursos financieros y capital humano para poder resolver los desafíos que plantea el manejo forestal sostenible (MFS). También pidió que un arreglo internacional de alto nivel sobre bosques (AIB) juegue un rol central en la promoción de la cooperación regional sobre la implementación de las Propuestas de Acción del GIB/FIB, a través --por ejemplo-- de las iniciativas de alianzas y gobernanza. Apoyó el fortalecimiento del ACB, el aumento de la asistencia oficial para el desarrollo en el contexto del desarrollo de bosques y los ODM, y una financiación innovadora como la del fondo forestal del FMAM. Y sostuvo que los procesos regionales deben utilizar las comisiones regionales de las NU existentes y las instituciones para el desarrollo.

ARGENTINA se mostró a favor de un sistema legal, preferiblemente vinculante, para la protección de los bosques, y señaló que ese sistema debe respetar la soberanía nacional, reflejar las responsabilidades comunes pero diferenciadas, y garantizar la capacidad de los países en vías de desarrollo para la protección de los bosques y el manejo sostenible. También recomendó que se deje abierta la opción de establecer un instrumento legalmente vinculante en el futuro.

BRASIL rechazó las propuestas de un instrumento legal vinculante, objetivos cuantificables y de un código voluntario de conducta, e hizo hincapié en la importancia de los Principios Forestales no vinculantes y en el Capítulo 11 de la Agenda 21. También dijo que un futuro AIB se debe centrar en un FNUB fortalecido y en obtener, entre otras cosas: recursos financieros canalizados a través de un fondo forestal global; políticas nacionales para promover el MFS; cooperación internacional, incluyendo cooperación Sur- Sur; creación de capacidades, transferencia de tecnologías ambientalmente racionales; participación de los sectores interesados; criterios e indicadores (C&I); y transparencia de mercado. Además dijo que un buen resultado del FNUB-5 fortalecerá los instrumentos existentes y garantizará el compromiso político a largo plazo.

La CONFERENCIA MINISTERIAL SOBRE LA PROTECCIÓN DE BOSQUES EN EUROPA dijo que los esfuerzos globales deben ser trasladados a los niveles regional, nacional y local. También hizo hincapié en el valor de la cooperación regional, la función de los programas nacionales forestales PNF, la importancia de vincular el MFS y el enfoque del ecosistema de la Convención sobre Diversidad Biológica (CDB); y la compatibilidad de las prioridades ambientales y económicas.

COLOMBIA rechazó los objetivos cuantificables y dijo que un AIB fortalecido debe eliminar la brecha que existe entre el diálogo y la acción. También acentuó la necesidad de, entre otras cosas: perseguir objetivos previamente acordados en otro foros; implementar las acciones que beneficien a las poblaciones indígenas y las comunidades locales; desarrollar reuniones regionales para facilitar la implementación a nivel nacional; y garantizar los medios adecuados para la implementación.

COSTA RICA sostuvo que la Estrategia Forestal de Centro América ha producido la mejora de los PNF e hizo hincapié en que los pagos por los servicios ecológicos deben ser vistos como una inversión. KENIA pidió un AIB fortalecido y un fondo predecible para la resolución de los obstáculos del MFS. INDIA recomendó trabajar para promover las instituciones relacionadas con los bosques y señaló que la seguridad de los alimentos y la salud tienen prioridad sobre el financiamiento de los PNB. También señaló que desarrollar un instrumento legalmente vinculante es prematuro y que el foco debe estar en la creación de capacidades. MALASIA dijo que el AIB debe tener un papel más significativo, evaluar los medios para la implementación de los PNB, y aumentar el involucramiento de los grupos principales.

Victoria Tauli-Corpuz, Presidente del Foro Permanente de las NU sobre Asuntos Indígenas pidió que se fortalezca la relación entre dicho Foro y el FNUB, y que se garantice la participación de las poblaciones indígenas en el proceso de toma de decisiones.

JAPÓN señaló que la promoción de iniciativas regionales, como la Alianza Forestal de Asia, resulta esencial para lograr el MFS. Dijo que la dicha Alianza acordó: armonizar las iniciativas existentes para combatir la tala ilegal; revisar las medidas para la rehabilitación de suelos degradados; desarrollar estándares mínimos de legalidad, seguimiento de bosques de madera y cadenas de sistemas de custodia; y la creación de un marco de trabajo cooperativo de aduanas. También alentó a los países a establecer un código como modo de fortalecer el compromiso político con el MFS.

El RU alentó el desarrollo de objetivos claros, la creación a partir de elementos como el ACB y las iniciativas lideradas por países, como el Taller Global sobre la Implementación de la Restauración de Paisajes de Bosques. 

NAMIBIA informó el progreso alcanzando con la adopción de los C&I para el MFS y el desarrollo de su PNF, y señaló que la adopción de responsabilidades obligatorias debe ir acompañada de un mecanismo financiero. GUYANA, tras expresar su apoyo al discurso de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica del lunes, señaló los principales defectos de la implementación y estableció que cualquier AIB futuro debe tratar las cuestiones sociales y reconocer las iniciativas regionales. GABÓN destacó la importancia del perdón de la deuda para los países pobres y pidió que se fortalezca el AIB a través de objetivos precisos, fechas límite claras y un financiamiento permanente.

Los TRABAJADORES Y SINDICATOS señalaron el combate de la tala ilegal debe preceder al comercio libre. También sostuvieron que mientras las cuestiones vinculadas a la justicia social sigan siendo ignoradas los bosques seguirán en riesgo, y que cualquier arreglo futuro debe incorporar los principales estándares de trabajo de la Organización Internacional del Trabajo.

Las COMUNIDADES CIENTÍFICAS Y TECNOLÓGICA señalaron que los obstáculos que impiden detener la degradación de los bosques tienen que ver con --entre otras cosas-- la falta de concientización sobre los procesos de GIB/FIB, una insuficiente capacidad de investigación en los países pobres, (que incluye la falta de acceso a la información y a fondos para la investigación), y el desgaste de los recursos humanos debido al VIH/SIDA. Recomendaron un fondo internacional para el manejo de la investigación, financiado por los países en vías de desarrollo a través de pagos de deuda externa, los países desarrollados en relación con sus contribuciones al calentamiento global, y los préstamos de bajo interés de las instituciones Breton Woods para la investigación sobre la implementación de los PNF.

Los AGRICULTORES Y PROPIETARIOS DE PEQUEÑOS BOSQUES pidieron, entre otras cosas, el establecimiento de estructuras claras de propiedad que favorezcan a la familia y la comunidad propietaria de los bosques.

JUVENTUD Y NIÑEZ pidieron la transferencia de conocimientos a las generaciones más jóvenes. Solicitaron además que los bosques formen parte de la Organización Educativa, Científica y Cultural de la Década de la Educación para el Desarrollo Sostenible. Y pidieron que se fortalezca la participación de alianzas de jóvenes en la implementación de PNF, a través de la distribución de fondos.

Las ONG se mostraron a favor de tratar a los bosques dentro del proceso de la CDB. Criticaron el hecho que el FNUB promueva la plantación de monocultivos forestales, incluyendo además especies genéticamente modificadas.

Las MUJERES dijeron que, más allá de los compromisos asumidos en 1992 y 2002, la equidad convencional en el sector ambiental ha sido fragmentada, superficial e inconsistente. Y solicitaron que un futuro AIB se garantice que las mujeres sean vistas como centrales para el logro el MFS.

ASUNTOS ORGANIZATIVOS: Los delegados eligieron a Simeon A. Adekanye (Nigeria) como Vicepresidente del Bureau, en reemplazo de Francis K. Butagira (Uganda) que tuvo que regresar a su país.

PREPARATIVOS PARA EL SEGMENTO MINISTERIAL DE ALTO NIVEL Y EL DIÁLOGO ENTRE MÚLTIPLES SECTORES INTERESADOS: Peca Patosaari, Coordinador y Director de la Secretaría del FNUB, señaló que el diálogo entre múltiples sectores interesados y el segmento ministerial de alto nivel se desarrollarán la semana próxima, junto con una discusión sobre acciones futuras. También mencionó los vínculos entre los bosques y los objetivos de desarrollo (ODM) acordados internacionalmente (E.CN.18/2005/7), e identificó cuestiones clave, entre las que incluyó, que los ministros podrían considerar el establecimiento de objetivos claros para la futura política internacional sobre bosques; que los PNF deben definir la función potencial que pueden cumplir los bosques en el logro de los ODM; y que se debe dar atención al financiamiento, incluyendo en ese tema la asistencia oficial para el desarrollo y la movilización de recursos domésticos para el propio financiamiento del sector forestal.

El Presidente Rodríguez acentuó que los segmentos ministeriales ofrecen la oportunidad de enviar un fuerte mensaje a la Asamblea General de las NU e invitó a los delegados a presentar sus puntos de vista sobre el contenido de la declaración ministerial que surja del FNUB-5.

LUXEMBURGO, en representación de la UE, con el apoyo del RU, hizo hincapié en la importancia del desarrollo de PFN que reflejen los vínculos entre los bosques y el desarrollo. También pidió un acuerdo sobre una cantidad limitada de objetivos claros y metas cuantificables relacionadas con los ODM ya existentes; y que se impulse a los miembros de la ACB a asistir a los países en el desarrollo de estos objetivos. Y concordó con la preparación de una fuerte declaración ministerial que refleje estas ideas.

IRÁN señaló a la pobreza y al hambre como causas de la tala y la deforestación, y destacó el papel de un ambiente apropiado, los medios para la implementación, la paz, la buena gobernanza, y las tecnologías ambientalmente racionales asequibles. También expresó dudas respecto de que la declaración ministerial pueda ser negociada, al señalar la falta de capacidad para realizar dos negociaciones simultáneas en el FNUB-5. EE.UU., con el apoyo de SUIZA y CANADÁ, sugirió que la declaración ministerial se base en el resultado de las deliberaciones sobre el futuro AIB. También advirtió en contra de que se negocie el texto sobre vínculos entre bosques y ODM, señalando la necesidad de desarrollar un mejor entendimiento de esta cuestión transectorial.

CANADÁ llevó la atención a, entre otras cosas, el impacto que tiene sobre la salud de la contaminación del aire causada por los incendios forestales y la riqueza generada por los impuestos a la industria forestal. También expresó su preocupación porque la reducción de la demanda de financiamiento para el MFS esté reflejando el descuido de los bosques en las agendas nacionales de desarrollo.

IRÁN reiteró que puede ser prematuro redactar un proyecto de declaración ministerial. NORUEGA sugirió pensar en dos etapas, estableciendo primero los elementos básicos de la declaración ministerial para luego desarrollarlos durante la próxima semana.

EN LOS PASILLOS

Algunos delegados han señalado que estaría surgiendo un consenso sobre la creación de políticas regionales y la implementación en el futuro AIB, destacando que parece haber un interés común por establecer una dimensión regional en el AIB. Algunos han sugerido que ubicar la toma de decisión regional dentro de las Comisiones Económicas de las NU puede ser más expeditivo que colocarlas en cualquier otro lado. Otros, en cambio, señalan que dado la compleja colección de procesos regionales existentes, establecer una dimensión regional para el futuro AIB podría ser engañoso.


Este número del Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Andrew Baldwin, Deborah Davenport, Ph.D., Radoslav Dimitrov, Ph.D., Reem Hajjar, y Peter Wood. Editor de Contenido Digital: Dan Birchall. Traducción al español: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Información de IIDS: Langston James "Kimo" Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Boletín es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a través del Bureau de Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Breta�a (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV), y el Ministerio de Medio Ambiente de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2005 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Gesti�n de la Agricultura, la Silvicultura, el Medio Ambiente y el Agua de Austria, el Ministerio de Desarrollo Sostenible y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Suecia, el Ministerio de Medio Ambiente y el de Relaciones Exteriores de Noruega, el Ministerio de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Finlandia, Swan Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita acad�mica correspondiente. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n de IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA. El equipo de trabajo del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en el FNUB-5 puede ser contactado por correo electr�nico en <andrew@iisd.org>.