Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 13 No. 122
Lunes, 21 de marzo de 2005

SÍNTESIS DE LA REUNIÓN MINISTERIAL SOBRE BOSQUES Y EL DECIMOSÉPTIMO PERÍODO DE SESIONES DEL COMITÉ DE MONTES DE LA FAO:

14-19 DE MARZO 2005

La Reunión Ministerial sobre Bosques y el decimoséptimo período de sesiones del Comité de Montes de la Organización de las NU para la Alimentación y Agricultura (FAO), se celebró en la sede de la en Roma, Italia, del 14 al 19 marzo de 2005. La reunión atrajo a más de 600 participantes de gobiernos, organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales. También asistieron más de 40 ministros a la Reunión Ministerial, así como el Presidente de la República del Congo, Denis Sassou-Nguesso, y la Premio Nobel de 2004, Wangari Maathai de Kenia.

En la Reunión Ministerial sobre bosques, los ministros abordaron cuestiones relativas a la cooperación internacional sobre manejo de los incendios forestales y el mantenimiento del compromiso para el manejo forestal sostenible, y acordaron una declaración ministerial.

En el Comité de Montes de la FAO, los delegados consideraron cuestiones relacionadas con el Informe de 2005 sobre el Estado de los Bosques del Mundo, las Comisiones Forestales Regionales, las necesidades y oportunidades para la cooperación internacional en el alistamiento para los incendios forestales, la función de los bosques para contribuir a la Metas de Desarrollo del Milenio y el Congreso Forestal Mundial.

El decimoséptimo Comité de Montes fue también el escenario para 21 actividades paralelas, que abarcaron una amplia gama de temas, incluidos los bosques y los conflictos, la función de la sociedad civil para ejecutar programas forestales nacionales, la cooperación internacional sobre los incendios forestales, los bosques y el cambio climático, la legislación sobre los bosques y su cumplimiento, y la integración de los bosques en la Nueva Alianza para el Desarrollo de África.

BREVE HISTORIA DEL COMITÉ DE MONTES DE LA FAO

El Comité de Montes (COFO, por sus siglas en inglés) es el más importante de los órganos estatutarios de la FAO, Bosques órganos estatutarios, que también incluye las Comisiones Forestales Regionales (CFRs), la Comisión Consultiva sobre el Papel y los Productos de la Madera, la Comisión sobre Cuestiones del Bosque Mediterráneo (Silva Mediterránea), la Comisión Internacional Poplar, y el Grupo de Expertos sobre Recursos Genéticos Forestales. Los períodos bienales de sesiones del Comité que se celebran en la sede de la FAO, reúnen a jefes de servicios forestales y otros altos funcionarios del Gobierno para identificar las nuevas cuestiones políticas y técnicas, buscar soluciones y asesorar a la FAO y otros sobre las medidas adecuadas. Esto se consigue mediante exámenes periódicos y evaluación de los problemas forestales internacionales; examen de los programas forestales de la FAO de trabajo y su aplicación; asesoramiento para el Director General sobre los futuros programas de trabajo de la FAO en la esfera de bosques y sobre su aplicación; exámenes de recomendaciones sobre cuestiones específicas relativas a la silvicultura remitidos por el Consejo de la FAO, el Director General o los Estados Miembros; y los informes al Consejo de la FAO. El Comité de Montes está abierto a todos los Estados miembro de la FAO que deseen participar.

COFO12: El duodécimo período de sesiones del Comité, celebrado en 1995 para considerar el papel de la FAO en la explotación forestal, en particular con respecto a un manejo forestal sostenible (MFS), examinó el desarrollo de los criterios y los indicadores (C&I) de MFS, comercio y medio ambiente, y un posible la FAO papel en el Grupo Intergubernamental sobre los Bosques (GIB) de la Comisión de Desarrollo Sostenible (CDS) de las Naciones Unidas. Los delegados negociaron la Declaración de Roma sobre Bosques, posteriormente aprobada por una reunión ministerial, y debatieron las perspectivas de la FAO a mediano plazo (1996-2001) y las prioridades a largo plazo (1996-2010).

COFO13: En su décimo tercer período de sesiones en 1997, continuó el debate del progreso hacia un manejo forestal sostenible (MFS), y recomendó la aplicación las propuestas de acción del Panel Intergubernamental sobre Bosques. Consideró la función del Comité y de las comisiones forestales regionales. Además estudió las consecuencias del Plan de Acción de la Cumbre Mundial de Alimentos para la silvicultura, la conservación y la utilización sostenible de los recursos genéticos forestales, y pidió recursos financieros adicionales para el Plan de Mediano Plazo (1998-2003).

COFO14: Las discusiones del 14º período de sesiones en 1999 trataron la labor del Foro Intergubernamental sobre Bosques (FIB) de la CDS, las perspectivas globales del sector forestal, y los desafíos nacionales e internacionales a las políticas para la sostenibilidad de los bosques. COFO14 también examinó los programas de la FAO en el sector forestal, y su marco estratégico (2000-2015) y las consecuencias a mediano plazo para el programa forestal.

COFO15: En 2001 el 15º período de sesiones se centró en el manejo de la información y el conocimiento de los bosques, los criterios y los indicadores de desarrollo sostenible de todos los tipos de bosques, y las consecuencias de la certificación y el comercio para el MFS. Se examinaron los programas forestales de la FAO, incluidos los resultados de la evaluación de los recursos (ERF) 2000, el plan de mediano plazo 2002-07, las propuestas para una ERF mundial, y las principales cuestiones del cambio climático y el Protocolo de Kyoto relacionadas con los bosques.

COFO16: La COFO16 fue convocada en marzo de 2003 para examinar los bosques y de agua dulce, los programas forestales nacionales (PFN) como un mecanismo para aplicar los principales resultados de la Cumbre Mundial de Alimentos y la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (CMDS); examen de los programas de la FAO; y el proceso de planificación de la FAO a mediano plazo, especialmente en relación con los bosques, la pobreza y la seguridad alimentaria, la gobernanza forestal y la biodiversidad forestal.

INFORME DE LA REUNIÓN MINISTERIAL SOBRE LOS BOSQUES

Michael Martin, de la FAO, abrió el período de sesiones el lunes 14 de marzo de 2005, invitando a los delegados a elegir como copresidentes a Elliot Morley, Ministra de Medio Ambiente del Reino Unido, y a Carlos Manuel Rodríguez, Ministra de Medio Ambiente y Energía para Costa Rica. Los delegados los eligieron y aprobaron la agenda (FO:MM/05/1/Rev.1).

El Director General de la FAO Jacques Diouf dijo que política forestal internacional está en una delicada etapa de desarrollo y que los bosques son fundamentales para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM). Teniendo en cuenta peligros relacionados con los incendios forestales, exhortó a los ministros de fortalecer el manejo internacional de estos incendios. Luego destacó la contribución de la FAO a la aplicación de los compromisos internacionales relativos a MFS.

Denis Sassou-Nguesso, Presidente de la República del Congo, recordó la asistencia de la FAO para ayudar a la República del Congo a establecer su Plan de Acción Forestal Nacional, que ha sido una referencia para el desarrollo forestal. Destacó que en la Conferencia de los Ministros de Bosques de África Central, estos reiteraron el firme compromiso de gestión racional y sostenible de los bosques y dijo que hacen falta 2.000 millones de dólares para implementar el MFS en la región. Indicó que las medidas para poner en práctica el MFS deben ser supervisadas y evaluadas, pero subrayó que en la actualidad falta una verdadera voluntad política para aplicar y supervisar el MFS. Destacando la importancia de constante diálogo y la solidaridad, Presidente Sassou-Nguesso sugirió que la FAO fortalezca su coordinación con organismos y mecanismos internacionales y regionales.

COOPERACIÓN INTERNACIONAL EN EL MANEJO DE INCENDIOS FORESTALES

El copresidente Carlos Manuel Rodríguez invitó a los ministros a formular comentarios acerca de la cooperación internacional en el manejo de los incendios forestales (FO:MM/05/2).

Sudáfrica destacó el establecimiento de su sistema de clasificación interna del fuego, y apoyó la propuesta de un acuerdo global sobre incendios forestales que incluya medios apropiados de aplicación. China dijo que es necesaria mayor cooperación nacional, regional e internacional para mejorar lucha contra los incendios, y que un acuerdo global sobre los incendios forestales podría establecerse en el futuro.

Japón dijo que se ha comprometido a luchar contra los incendios forestales en países en desarrollo mediante la transferencia de tecnología, y señaló que el proyecto de acuerdo sobre incendios forestales debería seguir siendo examinando porque no hay consenso todavía. Canadá examinó nuevos enfoques para suprimir el fuego y mitigar los riesgos, pero no apoyó la propuesta para un acuerdo internacional. Los Estados Unidos felicitó la labor de la Red Mundial de Incendios en Tierras Silvestres, y destacó su compromiso de asistencia en casos de desastres, y recordó la petición del Presidente Bush al Congreso de los Estados Unidos de 950 millones de dólares para la reparación de los daños causados por el tsunami. Dijo que es innecesario negociar un acuerdo internacional sobre incendios forestales y exhortó adoptar acuerdos bilaterales para asistencia en las emergencias que faciliten una rápida respuesta a los desastres.

Australia destacó su éxito mediante acuerdos bilaterales. El Centro Mundial de Monitoreo de Incendios, en nombre de la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres de las NU, del Grupo Asesor de Incendios en Tierras Silvestres y de la Red Mundial de Incendios en Tierras Silvestres, dijo que el desarrollo de un "acuerdo internacional sobre incendios" no se refiere a un instrumento jurídicamente vinculante, sino a un consenso para coordinar y fortalecer la cooperación internacional en medios lucha contra incendios. Guatemala declaró que estaba dispuesta a apoyar un acuerdo internacional sobre los incendios forestales. Pakistán dijo que un instrumento legalmente vinculante sobre los incendios forestales sería difícil de aplicar, y destacó la importancia de utilizar acuerdos para casos de emergencia y compartir información y tecnologías.

Malasia dijo que el fuego es uno de los principales medios utilizados para suprimir bosques en tierras que se dedicarán a la agricultura y advirtió que incendios incontrolados pueden ser una de las principales causas de degradación de los bosques. Pidió a la FAO que desarrolle un sistema de alerta temprana para incendios forestales y un programa de entrenamiento para la prevención de incendios. Costa Rica dijo que invertir en la prevención de incendios es eficaz si se entienden y se tratan las causas del fuego. También destacó la cooperación entre los sectores agrícola y ambiental y señaló que el mejoramiento de los servicios ambientales relacionados con los bosques ayuda a prevenir incendios.

Irlanda explicó una serie de estudios sobre la fauna silvestre realizados en la Unión Europea con miras a una mejor comprensión de las causas de los incendios, métodos de prevención, detección, y alerta temprana y la experiencia ganada en los acuerdos de cooperación con las comunidades locales y las organizaciones no gubernamentales (ONG). La India dijo que las personas son el problema pero también la solución de los incendios forestales, y acogió con satisfacción los esfuerzos de la FAO para facilitar el intercambio de experiencia internacional. España dijo que los incendios forestales son el resultado de una acumulación de productos inflamables en las zonas rurales, haciendo hincapié en que la política de incendios debe estar dirigida a modificar las actitudes del público en relación con el uso del fuego. También señaló que España será anfitrión de la próxima Conferencia Internacional sobre Fuegos en tierras Silvestres en Madrid en 2007. Chipre se llamó la atención despoblación de las zonas rurales y una mayor utilización de los bosques con fines de recreo como una amenaza creciente de incendios forestales.

Indonesia puso de relieve un nuevo esfuerzo prioritario descentralizado iniciado en 2002, que estableció brigadas contra incendios en las provincias más propensas. Turquía dijo que, aunque el número de incendios no se ha reducido, mayores esfuerzos de creación de capacidad y cooperación con las comunidades locales han reducido a la mitad los daños causados por los incendios forestales. Honduras también se refirió a la necesidad de incluir el manejo del fuego en el contexto de sus esfuerzos para descentralizar gestión forestal a nivel de las autoridades locales.

Burkina Faso describió su evaluación de la experiencia adquirida con los incendios al sustituir el enfoque regulatorio por un enfoque ecológico de manejo de los recursos naturales basado en el consenso a nivel de las comunidades, que se ha puesto a prueba en unas 300 comunidades. Ghana dijo que se necesita el apoyo internacional para el manejo de los incendios basado en la participación de la comunidad y debería ser aplicadas mediante instituciones regionales y subregionales. También hizo un llamamiento para una base de datos subregional, un mejor control de incendios, programas nacionales de coordinación y supresión del fuego.

Luxemburgo, en nombre de la Unión Europea (UE), destacó los esfuerzos destinados a colocar la gestión de los incendios forestales como un componente integral de todos los sistemas de gestión de los recursos naturales y la importancia de la cooperación internacional. Francia analizó las actividades de planificación locales destinados a zonas de alto riesgo, el vínculo entre el MFS y la prevención de incendios y la cooperación internacional en la elaboración de normas y procedimientos. Portugal dijo que la cooperación debe comenzar en el plano nacional y mencionó la reciente creación de un grupo de asesoramiento constituido por interesados nacionales que ayudará a desarrollar un enfoque descentralizado y completo de la gestión de los incendios forestales.

La República de Corea describió su sistema de alerta de incendios forestales en tiempo real, basado en Internet, recientemente adquirido, que se utiliza para complementar los esfuerzos en formación de personal y adquisición de equipo de supresión. Asimismo instó a apoyar los esfuerzos de la Red Mundial de Incendios en Tierras Silvestres para construir 12 redes y los esfuerzos del Grupo Asesor de Incendios en Tierras Silvestres. Argelia habló sobre la utilización de imágenes satelitales y sistema de posicionamiento mundial para mejorar el monitoreo y aumentar la consulta a nivel de comunidades y desarrollar mecanismos de respuesta rápida a nivel comunitario consulta y el desarrollo de una rápida respuesta mecanismos.

Tailandia dijo que aunque el departamento de incendios forestales puede llegar a sólo el 35% de la zona boscosa, se han hecho progresos nacionales en actividades de sensibilización, formación en la prevención y técnicas de supresión y mejora en la cooperación entre organismos. Malí explicó su desarrollo de sistemas de alerta y acuerdos con las poblaciones locales. Siria presentó los resultados positivos de sus inversiones en formación, tecnología y acuerdos bilaterales.

MANTENER EL COMPROMISO INTERNACIONAL DE MANEJO FORESTAL SOSTENIBLE

El copresidente Morley destacó la importancia de los trabajos de restauración de los bosques mundiales, llamó la atención acerca del próximo taller sobre restauración del paisaje forestal que se realizará en Brasil en abril de 2005, y señaló que los fracasos de buen gobierno y aplicación de la legislación forestal limitan la implementación del MFS (FO:MM/05/3).

Malasia hizo un llamamiento a la FAO para que ayude a rehabilitar los manglares y seguir desempeñando un papel destacado en la Asociación de Colaboración en materia de Bosques (ACB) para poner en práctica la CIP y el FIB propuestas de acción (la Plataforma de Acción).

Luxemburgo, en nombre de la Unión Europea, dijo para la aplicación del MFS es fundamental incluir objetivos cuantificables en un futuro Acuerdo Internacional sobre los Bosques (AIB) y señaló la necesidad de vincular el MFS al cumplimiento de las Metas de Desarrollo del Milenio.

Túnez observó la necesidad de un sistema integrado de monitoreo de la información sobre los bosques y de asistencia financiera.

Noruega indicó que la FAO debería contribuir a reforzar la ACB en los niveles mundial y regional y a la aplicación de los PNF.

Japón dijo que los países deben facilitar información sobre los bosques mediante la aplicación C&I para el MFS, intensificar sus esfuerzos para poner coto tala ilegal y coordinar esfuerzos con la Organización Mundial de Comercio.

Después de llamar la atención sobre la erosión base de recursos financieros para poner en práctica el MFS, Kenia propuso crear un órgano regional para coordinar cuestiones del medio ambiente.

El Reino Unido dijo que los gobiernos ya están de acuerdo con un objetivo fundamental de los bosques en relación con las Metas de Desarrollo del Milenio sobre sostenibilidad ambiental, y por consiguientes el principal objetivo de un nuevo AIB podría ser "integrar los principios del MFS e invertir la pérdida de recursos forestales." San Vicente y las Granadinas dijo que las nuevas oportunidades para generar ingresos basados en los bosques podrían surgir en el sector artesanal, el turismo y la certificación forestal.

Zimbabwe señaló la necesidad de asistencia técnica para ayudar a plantar y proteger árboles de crecimiento rápido y que ocuparse de la seguridad alimentaria y la utilización de energía puede ayudar a apoyar las Metas de Desarrollo del Milenio.

Angola señaló los componentes necesarios para lograr el MFS a nivel nacional, incluyendo la necesidad de formar y dar facultades a los administradores de los bosques y fomentar el apoyo de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África.

China destacó la importancia de tener en cuenta un instrumento internacional obligatorio, la necesidad de incrementar los esfuerzos para evitar la tala y el comercio ilegal de madera y la importancia de establecer prioridades en cuestiones legislación forestal.

Suecia destacó la importancia de las asociaciones participativas junto con el establecimiento de objetivos en el plano nacional.

Benin dijo que la silvicultura es una prioridad nacional a la par de la salud, la educación y la reducción de la pobreza.

Sudáfrica subrayó la importancia de los bosques para la salud, medicamentos, la seguridad alimentaria, los valores espirituales y la mitigación del cambio climático. Estados Unidos destacó las prioridades políticas para lograr las metas del Milenio, incluida la lucha contra tala ilegal y el apoyo a las asociaciones forestales. La India destacó la relación entre los bosques y los medios de vida de las comunidades, y pidió un aumento en la financiación señalando que la actual ha sido débil.

La República Checa destacó la importancia de la decisión sobre el futuro AIB que se adopte en el quinto período de sesiones de las Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques en mayo de 2005, y dijo que, como un país donante, ha ido aumentando su ayuda oficial al desarrollo (AOD). Indonesia dijo que su política forestal nacional da prioridad, entre otras cosas, a la lucha contra tala ilegal, la rehabilitación del sector forestal, incluyendo la participación de la comunidad, la rehabilitación de los recursos forestales, el fortalecimiento del desarrollo económico de los bosques y la estabilización de las áreas boscosas.

Timor Oriental dijo que la tala ilegal debe abordarse con fuerza, señalando que se ha impuesto una prohibición para la explotación del madera de sándalo. Mozambique dijo que se ha comprometido a la buena gestión pública y la reducción de la pobreza y destacó que los bosques proporcionan alimentos y control de las inundaciones en las comunidades rurales. Burkina Faso destacó sus esfuerzos para descentralizar el sector forestal transfiriendo el control de los bosques a nivel local. Uganda destacó la necesidad de un sólido mecanismo de financiación de la silvicultura y alentó a la comunidad internacional a compensar a los países en desarrollo por los valores ambientales contenido en sus bosques.

Australia señaló que objetivos fácilmente identificables y cuantificables objetivos, como los mencionados en el Proceso de Montreal, podrían ayudar a lograr el MFS.

Brasil dijo que la lucha contra la deforestación es una prioridad y que el principal objetivo de un futuro AIB debe ser ampliar el MFS y seguir aplicando las propuestas de acción del FIB/CIP.

Ghana hizo un llamamiento para la gestión de la diversidad biológica de las reservas forestales, la armonización en el marco de la Nueva Asociación para el Desarrollo de África de las condiciones de los distintos donantes con respecto a la aplicación del MFS, y una mayor utilización de los sistemas de certificación y rastreo.

Al afirmar que la FAO debería prestar apoyo para la aplicación del MFS, Dinamarca declaró su apoyo al desarrollo coherente de los PFN.

Aunque reconoció la necesidad de una convención sobre bosques, Canadá indicó que en el corto plazo, los objetivos pueden ser utilizados para fortalecer el FNUB y que los recursos financieros deben ser movilizados en los planos nacional e internacional.

Holanda sugirió mejorar las medidas concretas a través de marcos políticos nacionales y regionales, que demuestren como los bosques contribuyen a alcanzar los ODM.

Costa Rica reiteró su compromiso con el MFS, destacó la necesidad de controlar la tala ilegal y los incendios forestales, y expresó su preferencia por un instrumento jurídicamente vinculante para los bosques y la silvicultura. Pakistán dijo que los bosques son importantes para el mantenimiento de las cuencas y están vinculados con la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza. También destacó una nueva política forestal nacional sobre la base procesos integrados y participatorios.

Pekka Patosaari, Coordinador y Jefe de la secretaría del Foro, dijo que en los últimos años la deforestación ha sido superada en importancia por cuestiones sociales tales como reducir la pobreza, el VIH/SIDA y el terrorismo, y dijo que fortalecer el AIB garantizaría que los bosques se mantengan en la agenda internacional.

La Conferencia Ministerial para la Protección de los Bosques en Europa dijo sus esfuerzos sobre cuestiones intersectoriales de silvicultura, la tala ilegal y C&I para el MFS podrían ser utilizados como ejemplos para el trabajo forestal futuro.

Las organizaciones no gubernamentales dijeron que se mantienen dispuestas a trabajar como asociadas para crear el clima político necesario a fin de lograr la silvicultura sostenible a nivel nacional e internacional.

SESIÓN DE CLAUSURA

El copresidente Rodríguez recordó a los delegados que la declaración ministerial no es derecho internacional, pero representa una declaración de intenciones. Luego los delegados luego aprobaron la Declaración de la Reunión Ministerial, en la que los ministros se comprometieron a, entre otras cosas:

  • mejorar el manejo de los bosques y la cooperación intersectorial;
     

  • ampliar la cooperación regional e internacional para alcanzar el MFS;
     

  • ampliar la contribución del MFS al cumplimiento de los ODM;
     

  • mejorar el cumplimiento de la ley forestal y la gobernanza;

  • aumentar la cooperación internacional sobre los incendios forestales; y
     

  • fomentar el liderazgo internacional de la FAO en materia de bosques.

Los Ministros también hicieron un llamamiento a la FAO para, entre otras cosas:

  • desarrollar una estrategia para mejorar la cooperación internacional sobre incendios;
     

  • elaborar estudios sobre el diseño y ejecución de proyectos para el pago de los servicios ambientales de los bosques; y
     

  • promover enfoques integrados e intersectoriales en su programa de trabajo para ayudar a lograr el MFS y contribuir así a la realización de los ODM.

INFORME DEL 17º PERÍODO DE SESIONES DEL COMITÉ DE MONTES

El decimoséptimo período de sesiones de Comité de Montes (COFO) de la FAO fue inaugurado el martes 15 de marzo 2005, por Flavio Miragaia Perri (Brasil). Paolo Scarpa Bonazza Buora, Ministro de Agricultura y Política Forestal de Italia, identificó varias cuestiones sociales que contribuyen a la degradación de los bosques, tales como la urbanización, la tala ilegal y el fuego, y afirmó que mitigar los efectos de estas causas requiere un enfoque multilateral. También dijo que la FAO tiene un importante papel que desempeñar en la aplicación del MFS a través de la ACB y los CEN.

David Harcharik, Director General Adjunto de la FAO, destacó la importancia de varias cuestiones que se tratarán en el COFO17, entre ellas: la función de la FAO en la etapa posterior al tsunami y la reconstrucción en la región del Océano Indico, el MFS y los objetivos del Milenio, la cooperación multilateral e intersectorial, la prevención y mitigación de los incendios forestales, el Programa de Acción para la FAO en silvicultura; y el Congreso Forestal Mundial. También mencionó que la vigilancia, evaluación y presentación de informes son fundamentales para la eficaz de toma de decisiones, pero dijo que sigue siendo débil en muchos países.

Matti Vanhanen, Primer Ministro de Finlandia, señaló la larga historia de su país en la conservación de bosques, y dijo que hay más áreas forestales protegidas en Finlandia que en cualquier país en la Unión Europea. Indicó la importancia de cuatro temas de política forestal internacional temas: el MFS; los ODM; los PNF y su papel para movilizar financiación; y la función de la información científica en el desarrollo. Dijo que un instrumento jurídico flexible ayudaría a llevar a la práctica el concepto del MFS y que la financiación para el desarrollo sea coordinada para promover los ODM, e indicó que el desafío es darse cuenta cómo los bosques podrían alcanzar mejor esas metas y prácticas. Explicó el PFN de Finlandia y dijo que los PNFs debe estar vinculados a los documentos estratégicos sobre reducción de la pobreza y a otras políticas nacionales. El Primer Ministro Vanhanen llamó la atención sobre la actual evaluación independiente de la FAO, y expresó su confianza en que los resultados mejoren el rendimiento de la FAO. Observando que Finlandia fue una vez que un empobrecido país devastado por la tala y la quema de bosques, dijo que la silvicultura se ha convertido en un importante pilar de la economía de Finlandia.

La Premio Nobel Wangari Maathai (Kenia) señaló su reciente nombramiento como embajador de buena voluntad de la cuenca del Congo, y dijo que la comunidad internacional debe estar unida para promover el MFS en la zona. Maathai alertó sobre la constante destrucción de los bosques, y dijo que la tendencia continuará por la falta de acción y de recursos financieros. Además, señaló que los representantes de la Segunda Cumbre sobre Bosques de Jefes de Estado de África Central realizada en Brazzaville, República del Congo, entre otras cosas, trabajó para desarrollar nuevas alianzas en la cuenca del Congo y coordinar esfuerzos para la ordenación forestal; elaboró un plan de convergencia de 11 países para gestionar conjuntamente los recursos forestales; se comprometió a financiar el 40% del Plan de Convergencia mediante condonación de la deuda y a fortalecer la gestión del ecosistema forestal mediante la Nueva Asociación para el Desarrollo de África y a promover nuevos productos de madera mediante la Organización Africana de la Madera. Maathai recordó la devastación causada por reciente tsunami el Océano Indico maremoto, y preguntó por qué tantos "silenciosos tsunamis" en África pasan completamente inadvertidos por la comunidad internacional, aunque se pierde una gran cantidad de vidas humanas. Maathai propuso la creación de un fondo para luchar contra la corrupción, y expresó su esperanza en que los miembros del G-8 sed pongan de acuerdo para financiar la conservación de los bosques, en particular en la cuenca del Río Congo.

El Director General de la FAO Jacques Diouf agradeció a Maathai su llamado a la cooperación internacional para la Paz y Justicia, y le dijo que la FAO podría iniciar un proceso de colaboración para elaborar directrices que permitan incrementar la cooperación internacional.

La Comisión aprobó la agenda (COFO 2005/1/Rev.1) y eligió presidente a Abdelazim Mirghani Ibrahim (Sudán) y primer vicepresidente a David Rhodes (Nueva Zelanda). Los delegados también eligieron como vicepresidentes a Aarne Reunala (Finlandia), Dale Bosworth (Estados Unidos), Felix Dakou (Malí), Liu Hongcun (China) y Carlos Manuel Rodríguez (Costa Rica). El Comité también eligió los siguientes Estados para el Comité de Redacción: Australia, Canadá, Japón, Luxemburgo, Países Bajos, Kuwait, Líbano, Marruecos, Congo, Indonesia, Pakistán, Guatemala y la Argentina.

ESTADO DE LOS BOSQUES DEL MUNDO

Hosny El–Lakany, Subdirector General de Bosques de la FAO, presentó el Informe sobre el Estado de los Bosques del Mundo 2005 (SOFO 2005), que se centra en destacar los beneficios económicos de los bosques, y afirma que a menos que los bosques sean vistos como económicamente viables nunca podrán ser capaces de cumplir sus funciones ambientales, sociales y culturales. La primera sección se centra en la situación y los últimos acontecimientos en el sector forestal, incluso, entre otras cosas, cambios en las existencias de carbono, los bosques secundarios en los trópicos, nuevas maderas y fibras, la amenaza de las especies invasoras, la economía de la energía de la madera, el comercio internacional de productos forestales no madereros y el diálogo mundial sobre política forestal. En la segunda sección se abordan los problemas y oportunidades para lograr los beneficios económicos de los bosques, tales como la disminución de las contribuciones de los bosques a los ingresos fiscales nacionales, las disparidades Norte-Sur en el valor de producción agregado, el aumento de las exportaciones de productos de madera secundaria elaborados por los países tropicales, tales como el Brasil, Indonesia, Malasia, México, Filipinas, Tailandia, Vietnam y China, barreras arancelarias y no arancelarias como sistemas de certificación y requerimientos sanitarios y fitosanitarios y los bosques y los conflictos armados.

Durante el debate, muchos delegados acogieron con satisfacción el informe como una contribución oportuna y acertada. Luxemburgo, en nombre de la Unión Europea, insistió en la necesidad de sistemas de valoración de servicios ambientales más eficaces y una mejor información sobre productos forestales no madereros. Australia destacó la importancia del conocimiento exacto de la base de recursos, C&I acordados, y propuso una estrecha relación con la ERF. Los Estados Unidos destacó la necesidad de que las comunidades tengan un sentido de propiedad de sus bosques, y felicitó la FAO por responder a las partes interesadas y hacerlas participar en la preparación del informe. Malawi agradeció a la inclusión del creciente problema de las especies invasoras. Nigeria instó a la FAO para apoyar el desarrollo de mejores sistemas de contabilidad de recursos naturales para dar a los políticos una imagen más clara del valor real de los bosques.

COMISIONES FORESTALES REGIONALES EN ACCIÓN

Sobre las Comisiones Forestales Regionales (CFRs) de la FAO en acción, Wulf Killman, de la FAO, señaló que las CFRs identificaron una serie de problemas comunes que exigen medidas, entre ellos, colaboración para los incendios forestales; bosques, reducción de la pobreza y los ODM; valor de los productos forestales no madereros y de los servicios ambientales; concientización sobre las especies invasoras; cumplimiento de la legislación forestal; ampliar las perspectivas de los estudios sobre el sector forestal y entrenamiento en sistemas de información de los bosques (COFO 2005/2).

Tamer Otrackcier (Turquía) presentó las conclusiones de un evento paralelo sobre la CFRs, diciendo que estas proporcionan un importante vínculo entre el diálogo forestal de alto nivel y la acción en el país. Observando que CFRs podría ser más eficaces, indicó que podrían ayudar a elevar los bosques en la agenda política, desarrollar códigos de práctica, crear sinergias con otras instituciones regionales y organizar seminarios regionales sobre temas concretos inmediatamente antes o después de sus reuniones.

N. K. Joshi (India), Vicepresidente de la Comisión Forestal de la Región de Asia Pacífico, dijo que las principales iniciativas de esa comisión incluyen la elaboración de un código de conducta para la cosecha, el establecimiento de una red de colaboración forestal para temas de las especies forestales e identificación de prácticas ejemplares en el ámbito forestal. Señaló que la Comisión ha realizado tres estudios sobre la eficacia de las prohibiciones de explotación para proteger los bosques, el papel de incentivos para establecer las plantaciones forestales y la devolución del manejo de los bosques a las comunidades locales.

Ghattas Akl (Líbano), de la secretaría de la Comisión Forestal de la Región Cercano Oriente, señaló que entre los logros principales figuran la elaboración de la forestación como una ciencia mediante la educación, investigación y la extensión; el inicio de plantaciones de bosques; y la introducción de algunas especies de árboles. Indicó que la Comisión también ha iniciado un proceso para revisar los planes de estudio de la silvicultura y de la legislación y la política forestal, con especial atención a los criterios de participación

Raúl Solórzano (Costa Rica), Vicepresidente de la Comisión Forestal de América Latina y Caribe, destacó las cinco áreas prioritarias de su plan de trabajo, que incluyen cooperación internacional sobre el manejo del fuego y los incendios en tierra silvestres, gestión de la información; educación forestal, control de la tala ilegal y servicios ambientales. Manifestó que espera que el Comité de Montes pueda encontrar nuevas fuentes de financiación para las actividades de la Comisión Regional.

El presidente de la Comisión Forestal Regional de África A. S. K. Boachie-Dapaah (Ghana), dijo que su región se está convirtiendo en un lugar de excelencia en materia de MFS, fomentando la cooperación y creando redes regionales y una comisión regional de carne de caza. Señaló que las CFRs podrían ser fortalecidas con un mejor monitoreo, facilitando la creación de capacidad para ayudar a los países en desarrollo elaborar técnicas de negociación y ayudar en las cuestiones de los pequeños Estados insulares.

Brian Emmett (Canadá), Presidente de la Comisión Forestal de América del Norte sugirió que las CFRs podrían ser un foro científico y ayudar a elevar el perfil de los bosques en la agenda político. Señaló que su Comisión estaba llevando a cabo un examen para evaluar si sus beneficios superan sus gastos.

Jan Ilavsky (Eslovaquia), Presidente de la Comisión Forestal Europea, se refirió a los principales acontecimientos de su Comisión en el bienio, que incluyen que contribuir a lograr el MFS mediante un uso sólido y legal de la madera a través de la Comisión Económica para Europa (CEE), el trabajo sobre las Perspectivas del Sector Forestal Europeo, el desarrollo de la segunda revisión estratégica ordinaria del programa integrado de trabajo FAO/CEPE para 2005-2006 y el análisis político del mercado. Indicó que los principales productos recientes de Comisión, incluye el estado de los bosques de Europa, utilizando indicadores de MFS y el examen anual del mercado de productos forestales.

Los Estados Unidos, Arabia Saudita, Brasil, Nueva Zelanda, Australia, Indonesia, la República del Congo y Sudáfrica hicieron un llamamiento para fortalecer la CFRs.

Los Estados Unidos señaló que su experiencia con el grupo de trabajo regional de lucha contra incendios ha sido eficaz, y alentó a su utilización por otros países. Arabia Saudita informó al Comité que había concluido su estudio forestal de cinco años, ha elaborado y está adoptando una estrategia forestal nacional, y ha puesto en marcha un proyecto de rehabilitación forestal nacional. Australia dijo que las CFRs son a menudo él único foro en que los pequeños países pueden expresar sus opiniones. Apoyado por Japón, también instó a la FAO para aplicar las recomendaciones de la Comisión Regional de Asia sobre, entre otras cosas, la tala ilegal, las especies invasoras, los bosques y el agua y la valoración de los servicios ambientales de los bosques.

Luxemburgo, en nombre de la Unión Europea, señaló que deben realizarse más trabajos sobre las definiciones relativas a tala ilegal y reconoció la continua importancia de la cooperación regional. Eslovaquia anunció su interés en ser anfitrión de la próxima reunión de la Comisión Regional para Europa en mayo de 2006. Gabón señaló que su PFN tiene por objeto aumentar el valor añadido de la producción, que ha generado empleo y aumentado los ingresos de las familias. Dijo que el PFN está compuesto de dos componentes: el desarrollo de normas y reglamentos de procesamiento, la gestión de la vida silvestre y un sistema de impuestos diferenciado; y una dimensión social y económica destinada a, entre otras cosas, prohibir la tala ilegal, aumentar los beneficios de las comunidades locales y consolidar la información sobre los bosques en una base de datos.

Nueva Zelanda destacó la necesidad de centrarse en cuestiones intersectoriales y las asociaciones forestales. También dijo que está elaborando una política sobre la tala ilegal y que la FAO puede ayudar a cuantificar los efectos de la tala ilegal, y apoyó una mayor cooperación internacional sobre los incendios forestales mediante una estrategia de la FAO para el fuego. La República del Congo elogió países latinoamericanos para sus trabajos sobre el pago de los servicios ambientales, y pidió que un seminario sobre esta cuestión se realice en África. También anunció la creación de un Sistema Panafricano de Certificación. Costa Rica señaló que entre los problemas mundiales figura la prohibición de producción de los bosques naturales exigido por la sociedad civil. También señaló que la silvicultura debe ser reconocida como una materia de desarrollo que no sólo promueve el valor la madera sino también valores ambientales y sociales. Japón puso de relieve que el agua esta incluida en los ODM en la prevención de enfermedades y la reducción de la mortalidad infantil, y alentó a la FAO a participar en el próximo Foro Mundial del Agua que se celebrará en México en 2006. Benin pidió un fondo forestal para apoyar la implementación de su PFN.

Turquía señaló la influencia del apoyo de la FAO en el desarrollo de C&I, los enfoques de participación y la necesidad de la cooperación intersectorial para hacer frente a las cuestiones de esa naturaleza. Irán tomó nota de los muchos elementos comunes compartidos por los participantes en las CFRs, sugirió que la FAO pase del método de la cooperación internacional al método de la asociación, y propuso un estudio de los acuerdos internacionales sobre el medio ambiente para identificar lecciones para los bosques. Indonesia pidió que la FAO revise los esfuerzos para combatir la tala ilegal, utilice enfoques de manejo de cuencas como mecanismos de incentivo aguas arriba/aguas abajo y pidió más trabajos sobre valores no madereros y mecanismos de comercialización de servicios ambientales.

Argelia expresó su interés en la utilización de las comunidades locales en la solución de desafíos relacionados con el fuego, agradeció la estrategia de la FAO sobre cooperación en el intercambio de información y apoyó la idea de una estrategia de la FAO para los incendios. Croacia dijo que los incendios resultan de la despoblación de las zonas rurales y de la acumulación de biomasa inflamable en las zonas rurales. También dijo lucha contra incendios en las zonas rurales es difícil por causa de las minas dejadas después de los conflictos. Luxemburgo, en nombre de la Unión Europea, dijo que los incendios forestales podría aumentar con el cambio climático y señaló que es esencial la cooperación internacional sobre los incendios forestales facilitada por la FAO. Portugal dijo que los incendios son un grave problema en su país y destacó que coordinación entre organismos nacionales sobre el fuego es una alta prioridad.

NECESIDADES Y OPORTUNIDADES PARA LA COOPERACIÓN INTERNACIONAL EN LA PREPARACIÓN PARA LOS INCENDIOS FORESTALES

José Antonio Prado, de la FAO, abrió la sesión y dijo que si bien los incendios pueden renovar los bosques boreales, pueden ser devastadores en los Trópicos. Añadió que la acción del hombre causa aproximadamente el 90% de incendios, que es necesaria la cooperación, y que hacen falta voluntad política, políticas intersectoriales, reformas normativas y el cumplimiento efectivo de las nuevas leyes. Prado también dijo que las comunidades locales deben sentirse propietarias y beneficiarse del MFS (COFO 2005/3; COFO 2005/inf.10).

Malí habló de la evolución de una política que prohibía todos los incendios a un sistema de quema controlada para conservar las tierras de pastoreo. Canadá, se sumó a los Estados Unidos y México, para apoyar los principios y las recomendaciones institucionales de la Tercera Conferencia Internacional sobre Incendios en Tierras Silvestres, realizada en Sydney, sobre todo las ideas sistemas de mando en incidentes y acuerdo modelos para su desarrollo. Dijo que debe mantenerse la cooperación bilateral y regional y que los servicios forestales de los Estados Unidos y México están dispuestos a ayudar a hacer frente al problema de los incendios. Tailandia dijo que durante los 25 años se ha trabajado en forma aislada, se han aprendido muchas lecciones positivas y negativas, que estría feliz de compartir con otros países, agregando que Tailandia estaría dispuesta a compartir la experiencia adquirida y que espera que aprender de otros. La Argentina dijo que es necesario consolidar la capacidad interna de manejo de los incendios. Guinea examinó la experiencia adquirida con las comunidades en la gestión de los bosques comunitarios, llamando la atención sobre el desafío de tratar con los refugiados, y pidió a la FAO a desarrollar enfoques para su uso en países vecinos.

Carlos Manuel Rodríguez, Ministro de Medio Ambiente y Energía de Costa Rica, identificó varias necesidades políticas relacionadas con los incendios forestales, como criterios de normalización, normas que integren la agricultura, el medio ambiente y los bosques en la gestión de los incendios, la preparación para emergencias y la educación. También destacó la importancia de la participación de los trabajadores rurales y los pueblos originarios en la lucha contra los incendios, y apoyó el establecimiento de un marco sobre incendios forestales a través de la FAO.

Indonesia dijo que los efectos del fuego son intersectoriales y que un acuerdo internacional y un Plan de Acción fomentarán la cooperación. Brasil apoyó la negociación de directrices voluntarias sobre los incendios forestales, pero disintió con la necesidad de un acuerdo. La República del Congo dijo que su país no dispone de medios de lucha contra incendios, y subrayó la necesidad de contar con la participación de la población local en la lucha contra los incendios y desarrollar un sustituto de la tala y la quema como métodos de la agricultura. Ghana propuso una amplia base de datos sobre los incendios forestales, la promoción del control de los incendios forestales, apoyo para el desarrollo de las leyes nacionales sobre incendios forestales y centros nacionales de coordinación y compartir experiencias sobre el manejo de incendios forestales basado en la comunidad. México manifestó su interés en una estrategia internacional incendios forestales o un acuerdo, y destacó que cuando las comunidades están involucradas en el manejo de los incendios forestales desciende la incidencia del fuego.

El Centro Mundial de Monitoreo de Incendios, la Red Mundial de Incendios en Tierras Silvestres y la Estrategia Internacional de las NU para la Reducción de Desastres, pusieron de relieve la EIRD, poniendo de relieve la importancia de buena información para el desarrollo de política y pidieron a la FAO que desarrolle estándares de medición. El Centro Mundial reiteró que la propuesta de un acuerdo sobre incendios en tierras silvestres es para un acuerdo no vinculante que incluiría, entre otros, a varios organismos de las Naciones Unidas.

CONTRIBUCIÓN DE LOS BOSQUES AL LOGRO DE LOS ODM

Susan Braatz, de la FAO, presentó un panorama de la forma en que los bosques contribuyen a la consecución de los ocho ODM, cada vez proporcionan más el marco de planes y programas de desarrollo (COFO 2005/4). Señaló que los bosques y la forestación contribuyen a todos los objetivos del milenio pero más directamente a los de erradicar la pobreza y facilitar la sostenibilidad ambiental. Indicó que son evidentes y bien conocidos muchos de los vínculos entre los recursos forestales y el bienestar ambiental y socioeconómico, especialmente de los 250 millones de pobres que viven en zonas boscosas. Asimismo explicó que otros menos evidentes la función de los bosques con respecto a la carne de caza; la forma en que los árboles fuera de los bosques apoyan los ingresos de los pequeños agricultores; la importancia de nutrición en las zonas rurales; el empleo en el sector formal y no formal; sustitutos madereros para productos de energía intensiva; la conservación del suelo y el agua y protección de las zonas costeras. Recordó las sugerencias de los delegados para aumentar la contribución de los bosques para lograr los ODM incluso ve por la eliminación de barreras de modo que los pobres puedan participar en los beneficios de los bosques; garantizar el pago de los servicios ambientales; e intensificar la coordinación intersectorial. Luego de observar que la FAO ha adoptado una serie de medidas inclusive la creación de un grupo de tareas interdivisional sobre la pobreza en el Departamento de Montes y en el Programa de Apoyo a la Subsistencia de la FAO, sugirió que en el futuro el apoyo de la FAO a los ODM puede dar aportes técnicos al diálogo intergubernamental sobre metas mundiales relacionadas con los bosques; asistir a los países para considerar los ODM en sus PFN; integrar las cuestiones forestales en sus documentos sobre la Estrategia para Reducción de la Pobreza; y proporcionar asistencia continua a las Naciones Unidas para lograr los ODM.

La República Democrática del Congo (RDC) dijo los bosques en su territorio representan 58% de los bosques la cuenca del Congo, y señaló que su código forestal está vinculado con los ODM. El orador dijo que la R. D. del Congo necesita apoyo para la investigación y gestión forestal. La República de Corea destacó el vínculo entre el MFS, la seguridad alimentaria y la diversidad biológica. Chile dijo los bosques no son simplemente una fuente de madera, pero que proporcionan servicios ambientales y también productos forestales no madereros, y señaló la relación entre los bosques y la seguridad alimentaria. La República del Congo dijo que la limitada financiación es el principal obstáculo para el MFS, y subrayó la necesidad de financiar plantaciones en las aldeas y de pago por productos forestales no madereros. Ghana dijo que las estrategias para poner en práctica el MFS mediante la reducción de la pobreza son débiles porque los bosques son considerados intersectoriales, y advirtió contra hacer a la población pobre demasiado dependientes de los bosques.

Canadá subrayó la importancia de vincular los bosques a todas los ODM, no sólo la erradicación de la pobreza y la sostenibilidad ambiental. También dijo que desde Canadá es cada vez mayor la AOD y que las cuestiones forestales deben reflejarse en los pedidos de apoyo financiero de los países. Nigeria dijo que la FAO debería ayudar en la creación de capacidad de para la silvicultura, y debe proporcionar aportes técnicos al diálogo intergubernamental con anticipación a la revisión de los objetivos del Milenio que se hará en septiembre. Noruega dijo que es preciso aclarar el vínculo entre el MFS y la erradicación de la pobreza, y que la FAO debe proporcionar aportes para el desarrollo de los objetivos mundiales. Siria instó al desarrollo de actividades generadoras de ingresos en las comunidades locales.

Los Estados Unidos señaló su apoyo a la futura labor de la FAO en cumplimiento de los ODM, prestando asistencia técnica a los PFNs y ayudando a integrar los bosques y la agro silvicultura en la estrategia para la reducción de la pobreza. Kenia hizo un llamamiento a la FAO para aumentar la capacidad en el plano nacional y los vínculos con los ODM. Uganda alentó a la FAO para ayudar a estudiar los vínculos entre los bosques y la erradicación de la pobreza, y a considerar como la FAO podría aumentar su labor sobre los bosques y el conflicto. Turquía dijo que la forma en que los bosques contribuyen a los objetivos del Milenio es subestimada, que la forestación puede reducir al mínimo los efectos de desastres, y que la FAO deben trabajar para fortalecer la cooperación con otras organizaciones internacionales.

Australia dijo que los objetivos de desarrollo del Milenio han estado en el corazón del mandato de la FAO desde el comienzo del debate sobre el Desarrollo Sostenible, y pidió que la FAO indique claramente cómo su trabajo contribuye a las propuestas de acción del FIB/CIP y los ODM, especialmente en los documentos presentados al FNUB-5. Afganistán se indica que más personas que viven fuera de lo que en los bosques son dependientes de los árboles y que más se debe prestar atención a los CEN. El orador dice que deben asignarse mas fondos para la protección forestal, la seguridad alimentaria y la conservación de los bosques y los ecosistemas frágiles en el Programa de Trabajo y Presupuesto (PTP) (2006-07) para contribuir a lograr los ODM.

Luxemburgo, en nombre de la Unión Europea, señaló que el PTP tiene una importante contribución que hacer a los ODM y que la FAO debe reforzar la cooperación entre los sectores. Sugirió que los países incluyan los bosques en las estrategias para reducir la pobreza y que es esencial considerar el buen gobierno. Tailandia pidió a que proyecte y apoye el derecho forestal de las comunidades en los países. Bangladesh señaló la dificultad para actuar estratégicamente a fin de obtener recursos en el plano multilateral, lo que demuestra que en algunos países los bosques contribuyen a un pequeño porcentaje de la economía, que disminuye su importancia en la agenda nacional. Suiza dijo que los derechos de propiedad deben de ser reconocidos y que las practicas participativas son necesarias en la lucha para erradicar la pobreza.

Arabia Saudita señaló que la FAO deben obtener un mayor apoyo para el Departamento de Montes y que la FAO debería centrarse en los programas regionales en las zonas rurales y otras comunidades que trabajan sobre los Bosques. Irán indicó que la FAO debe trabajar en cooperación con el PNUD y otros organismos para combatir la pobreza y pidió que contribuyan a crear conciencia sobre los Bosques y servicios ambientales para detener la deforestación y la degradación forestal. México hizo un llamamiento para un mayor reconocimiento de los servicios ambientales, y dijo que el MFS puede ayudar a resolver el problema de desarrollo regional, entre otras cosas mediante la comercialización de productos forestales no madereros.

Hosny El-Lakany, Subdirector General de Bosques de la FAO, señaló que los bosques pueden ayudar a alcanzar los ODM y que la aplicación del nuevo PTP requerirá mayores recursos humanos y financieros.

SEMINARIO DURANTE LA SESION SOBRE MANTENIMIENTO DEL COMPROMISO INTERNACIONAL DEL MFS

El miércoles, el Comité convocó un seminario durante la sesión, para analizar el mantenimiento del compromiso internacional del MFS, presidido por Mary Coulombe, de la Asociación Americanas de Bosques y Papel.

Carlos Manuel Rodriguez, Ministro de Medio Ambiente y Energía para Costa Rica, dijo que los bosques de Costa Rica estuvieron en declinación desde los 40 hasta los 80, pero que esto ha cambiado con la llegada de un sistema de retribución por el uso de los suelos usos que conserve el carbono. Dijo que los ingresos generados por un impuesto sobre el consumo de combustibles fósiles son utilizados para compensar a los propietarios por la conservación del suelo. También dijo que un benéfico adicional de este sistema son los ingresos por turismo que alcanzan 1,4 millones de dólares anuales y que el próximo desafío es el pago de servicios ambientales por la conservación del agua.

Bashir Ahmed Wani, del Ministerio de Ambiente de Pakistán, destacó los problemas y oportunidades del MFS en Pakistán. Explicó que esos problemas que incluyen las pequeñas zonas forestadas, la baja prioridad política que se otorga a los bosques, la tenencia de las tierras, reglas anticuadas que escasamente se aplican, la debilidad de las instituciones, sobre pastoreo, recolección insostenible de leña. Señaló que las oportunidades incluyen el empleo rural, las plantas medicinales, la inclusión del MFS en la gestión participativa del manejo de programas de cuencas y las plantaciones en granjas.

Manuel Rodríguez (Colombia) hizo una presentación sobre asegurar el compromiso internacional de MFS, teniendo en cuenta los progresos realizados desde la Cumbre de Río. Contrastó este éxito con, entre otras cosas, la falta de compromiso en la lucha contra las causas de la destrucción ambiental y degradación. Sugirió que la aplicación del MFS puede ser fortalecida por una mejora en la coordinación mediante la Asociación de Colaboración en materia de Bosques, los acuerdos de la descentralización regional y subregional, asignar nuevos recursos financieros, crear nuevas asociaciones y abordar las principales causas de la deforestación.

Fred Kafeero, de Alerta Ambiental, se refirió a la función de la sociedad civil en la formulación y aplicación del PFN en Uganda. Dijo que la sociedad civil participa activamente en la formulación de la política y la legislación forestal, y la aplicación del PFN y destacó, entre otras cosas, que la colaboración entre el Gobierno y otras partes interesadas tienen la posibilidad de crear puentes entre las políticas y la acción; que las organizaciones de la sociedad civil que operan a distintos niveles constituyen una fuerza en la aplicación de la PFN; y que esas organizaciones necesitan construir constantemente su capacidad de investigar y analizar apoyar los PFNs.

En el debate subsiguiente los delegados examinaron cómo pueden utilizarse los servicios ambientales en bosques nativos y cultivados, el financiamiento sostenible y el apoyo de las ONG para poner en práctica los PFNs; la necesidad de fortalecer la capacidad de gestión forestal fuera las reservas forestales centrales en Uganda; y cómo el presupuesto del gobierno central podría aumentar las inversiones en recursos humanos para el desarrollo a fin de reducir la deforestación.

DECISIONES DE ÓRGANOS RECTORES DE LA FAO DE INTERÉS PARA LA COMISIÓN

Hikojiro Kaltsuhisa, de la FAO, señaló que el trigésimo segundo período de sesiones de la Conferencia de la FAO conferencia celebrado en noviembre y diciembre de 2003 sugirió la intensificación del monitoreo, evaluación y presentación de informes sobre los trabajos de la FAO relacionados con la Declaración del Milenio y la importancia de incorporar la perspectiva de género en las operaciones de la FAO (COFO 2005/5). La 124ª sesión del Consejo de la FAO realizado en junio de 2003 puso de relieve la importancia del apoyo de la FAO a los PFNs y el desarrollo de capacidades, la gestión de la información y los conocimientos; el establecimiento de C&I para el MFS; la gestión de la ERF y de incendios forestales, los procesos forestales internacionales como el FNUB, la ACB, el GIB y el FIB; y fortalecer la relación entre el manejo de los bosques y el manejo de las cuencas hidrográficas.

Las recomendaciones de las conferencias regionales incluyen: de la Conferencia de África, una mayor atención a la producción de carne de caza cuando es importante en la dieta local; de la región de Asia-Pacífico, un mayor apoyo para planes de acción eficaces, códigos y directrices de silvicultura sostenible y prácticas pesqueras; de la América Latina y el Caribe, desarrollo institucional en el contexto del proceso de descentralización y apoyo al Programa de Acción de Barbados para el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo, y del Cercano Oriente, el desarrollo, promoción y la adopción de paquetes adaptados de tecnología sobre demanda de agua y gestión de cuencas.

CREACIÓN DE UN PROGRAMA DE ACCIÓN FORESTAL PARA LA FAO

Dan Rugabira, de la FAO, examinó las acciones de la FAO en el último año en el contexto de las recomendaciones del COFO16 (COFO 2005/6). Esto incluyó el trabajo del Programa de Recurso Forestales para documentar las prácticas exitosas en los bosques bien manejados de en África y apoyar el desarrollo de bosques modelo en Asia. Indicó que también proporcionó ayuda para los esfuerzos de conservación concentrados en los bosques frágiles de montaña en Asia, la gestión de la vida silvestre en Áreas protegidas en África, los estudios sobre la economía y los productos de los bosques en Europa y Asia Occidental, y la preparación de 17 informes nacionales en América Latina. También dijo que la FAO presta apoyo a las políticas y programas de desarrollo de bosques de los países mediante el Mecanismo de los PFN que incluye 42 acuerdos de asociación y más de 80 proyectos de asistencia técnica.

Hosny El-Lakany, Subdirector General de Bosques de la FAO, presentó el proyecto de PTP 2006-07 para el Programa Forestal de la FAO (COFO 2005/8). Señaló que el PTP está guiado por el plan de mediano plazo de la FAO 2006-11, y que el proyecto PTP forestal responde a las necesidades de los países y de las CFRs. El-Lakany explicó que las principales actividades propuestas en relación con cada componente del Programa de Bosques corresponden a los recursos forestales; los productos forestales y la economía; información y enlace forestal, políticas e instituciones forestales. Sobre la base de los objetivos de la FAO en las principales esferas intersectoriales (COFO 2005/7), indicó que las prioridades para el 2006-07 PTP son los bosques y bioenergía, los Estudios de las Perspectivas del Sector Forestal, monitoreo, evaluación e informes, un futuro acuerdo internacional forestal, y los pequeños Estados insulares en desarrollo.

Luxemburgo, en nombre de la Unión Europea, sugirió que el Departamento de Montes de la FAO se comprometa a revisiones de su trabajo de cinco años en lugar de diez; dijo que la labor de bioenergía y cambio climático debe ser un elemento esencial de PTP 2006-07; que la ACB debería reforzarse con un futuro la acuerdo forestal internacional, y las áreas prioritarias pero subrepresentadas de reducción de la pobreza y medios de vida sostenibles debería recibir apoyo extra-presupuestarios. El Camerún indicó la necesidad de actualizar la información sobre los países africanos en SOFO 2005, y que espera el aumento sistemático de implementación de C&I en los países más necesitados.

Brasil destacó que país soberanía no debe ser infringida para lograr el desarrollo sostenible y señaló que la FAO podría hacer una contribución a un futuro AIB, que incluyera un fortalecimiento del Foro y no un instrumento jurídico internacional.

Afganistán señaló su preocupación por la falta de mayores recursos financieros para CFRs y la conservación de los bosques y los ecosistemas frágiles, y dijo que espera la FAO podría proporcionar recursos extra presupuestarios y aumentar la cantidad de dinero puesto a disposición de los países mediante fondos fiduciarios.

Siria sugirió que un mayor apoyo de la FAO a las CFRs, una mayor labor sobre los bosques y la energía y un aumento de los datos del terreno sobre los bosques podría ayudar a los países aplicar el MFS.

Australia señaló que la FAO debe desempeñar un papel fundamental como Presidente de la ACB en el futuro AIB, ayudar a los países con PFN, integrar monitoreo, evaluación e información con C&I y llevar a cabo trabajos sobre las especies invasoras. También pidió que el PTP 2006-07 tenga crecimiento nominal cero.

Egipto señaló llamó la atención sobre la importante función de la FAO en la lucha contra los incendios forestales, la preparación de los PFNs y asistir a los países para alcanzar sus objetivos en planes de acción relacionados con los bosques.

Chile apoyó las áreas de prioridades de bosques en el plan de mediano plazo de la FAO y propuso la esta se centre más en cuestiones de los bosques y el cambio climático, la seguridad alimentaria y la pobreza.

Portugal propuso que la FAO llevara a cabo una labor más amplia de bioenergía y desertificación.

La República del Congo indicó que la FAO debería aumentar la cooperación con otras organizaciones afines, concentrarse en su papel para lograr los ODM, hacer un balance de la cuestión de las certificaciones y dar una mayor atención a la información en el PTP 2006-07.

Indonesia destacó que la FAO podría ayudar a los países con su obligación de presentar informes al FNUB, fortalecer la asistencia en el área de presentación de información y evaluación y aumentar su apoyo a las zonas afectadas por el tsunami del Océano Indico.

Al sugerir que el futuro la AIB se establezca bajo los auspicios de la FAO, México señaló que los países deben tener acceso a un fondo fiduciario bajo el nuevo acuerdo. En relación con el PTP 2006-07, señaló que deberían reunirse más información y estadísticas deben sobre madera y bioenergía, y pidió a la FAO que recopilara estudios de casos y replicara las experiencias de proyectos forestales exitosos, especialmente los países de baja cobertura forestal.

Canadá sugirió que el MFS podría ayudar a contribuir a los siete ODM y que la FAO tome la iniciativa en la lucha contra los incendios forestales, para desarrollar una estrategia incendios en tierras silvestres, y que organice sus actividades utilizando para 2006-07 un escenario de crecimiento presupuestario real de menor que cero.

Gabón invitó a la FAO para promover especies de árboles menos conocidas, elaborar mecanismos de aplicación de políticas que promuevan el MFS y trabajos sobre replantación de bosques.

Nigeria pidió que la FAO prepare un plan de acción de carne de caza, y expresó que espera que espera la FAO pueda preparar un estudio de las perspectivas del sector en Nigeria. Señaló que el PTP debe basarse en una hipótesis de crecimiento real y atender a los programas que aborden los ODM.

Noruega subrayó la importancia del Mecanismo de apoyo a los PFN que debería promover la participación de la sociedad civil, mayor cooperación para reducir la pobreza, cumplimiento de las normas y la capacidad nacional la evaluación de los bosques. También destacó la importancia de la información transparente y comparable. Irán dijo que en el futuro AIB, la asistencia de la FAO para el desarrollo de las capacidades y la facilitación de PFNs garantizará el MFS en apoyo de los ODM. También dijo que el Mecanismo de apoyo a los PFN podría abordar la desertificación y degradación de tierras. El Líbano subrayó que la FAO deben trabajar sobre la conservación y la desertificación y en la lucha contra las plagas.

Con respecto al estudio a mediano plazo, Arabia Saudita dijo que espera que los informes sobre los bosques y el agua, la lucha contra la desertificación, el clima, la sequía, y la creación de capacidades. Los Estados Unidos elogió los trabajos de la FAO sobre el cumplimiento de la legislación forestal y su colaboración con la Organización Internacional sobre Maderas Tropicales (OIMT). Dijo que son importantes los trabajos sobre, entre otras cosas, valores no madereros, servicios ambientales, especies invasoras, y los bosques y el agua. También hizo un llamamiento para el desarrollo de capacidades en el área de la lucha contra tala ilegal y el comercio resultante, incluido el tráfico de fauna. Sri Lanka señaló la importancia de los bosques y los jardines domésticos en la reconstrucción y restauración posterior al desastre del tsunami. Suiza subrayó la importancia de definir claramente los derechos a los recursos que tienen los pobres de zonas rurales, señalando en particular que son críticos el buen gobierno y la descentralización. También dijo la FAO tiene una función que desempeñar en proporcionar aportes técnicas para medir el logro de metas en el plano mundial. La Confederación Europea de Propietarios de Bosques dijo que la remoción de la biomasa de los bosques podría reducir la incidencia de los incendios forestales y contribuir a los ingresos de los pequeños propietarios de bosques.

XIII CONGRESO FORESTAL MUNDIAL

La Secretaría examinó el proceso de selección del país anfitrión del próximo Congreso Forestal Mundial que se celebrará en 2009 (del 2005/INF.5). Panamá y la Argentina han ofrecido ser sede del Congreso.

CONTRIBUCIÓN DEL SECTOR FORESTAL A LA RECONSTRUCCIÓN Y REHABILITACIÓN POST-TSUNAMI

Patrick Durst, de la FAO, pasó revista a la respuesta de la FAO al desastre del tsunami y destacó el desafío de tratar con la recuperación y rehabilitación (COFO 2005/9). Señaló que en el contexto de una gran asistencia de los donantes a la zona afectada, se necesitan coordinación, planificación, y asistencia técnica. También mencionó que se hizo especial hincapié en los manglares y los bosques de las zonas costeras y que se debe dar prioridad a la restauración de oportunidades de trabajo y servicios ambientales, incluida la protección servicios ofrecidos por los manglares y los bosques de las zonas costeras. También preocupa que la fuerte demanda de madera para utilizar en la reconstrucción pueda dar lugar a sobre utilización de los recursos existentes.

Luxemburgo, en nombre de la Unión Europea, dijo que la Unión Europea está canalizando asistencia mediante varios organismos las Naciones Unidas y el Banco Mundial para reducir al mínimo la duplicación y la competencia. Destacó la importancia de restablecer los bosques protectores y la rehabilitación de pesquerías los manglares de los que dependen. Japón dijo que sería feliz a compartir su larga historia de lidiar con tsunamis, incluida su experiencia y conocimientos de los bosques protectores de las zonas costeras.

SESIÓN PLENARIA DE CLAUSURA

El sábado 19 de marzo, el Comité decidió que la próxima reunión se celebrará del 12 al 16 de marzo 2007, en la sede de la FAO en Roma. La Comisión también aprobó el proyecto de informe de la reunión (COFO 2005/REP). Primer Vicepresidente David Rhodes (Nueva Zelanda) dio por concluida la reunión a las 12:00 horas.

INFORME DEL COMITÉ

El informe de la 17º período de sesiones del Comité aborda los siguientes temas:

ESTADO DE LOS BOSQUES DEL MUNDO 2005: El Comité reconoció la especial importancia del tema del informe –alcanzar los beneficios económicos de los bosques– y agradeció los principales temas de interés, entre ellos, las experiencias y lecciones aprendidas para mejorar los beneficios de agro silvicultura, la economía de la energía de la madera y los vínculos entre conflicto violento y las regiones boscosas en muchas partes del mundo.

COMISIONES FORESTALES REGIONALES EN ACCIÓN: El Comité, entre otras cosas:

  • acordó que las CFRs son un elemento fundamental del trabajo de la FAO y ofrecen un mecanismo eficaz para aumentar la cooperación regional y subregional y apoyar los esfuerzos de los países miembros para poner en práctica el MFS;
     

  • instó a la FAO, en colaboración con los países miembros y otros asociados, para tomar medidas a fin de aplicar las recomendaciones formuladas por los seis CFRs y otros estatutarios de la FAO;
     

  • recomendó que la FAO aumente la asignación de recursos y el apoyo a la labor de las CFRs;
     

  • recomendó que las CFRs en su labor futura aborden entre otras cuestiones la colaboración en el manejo de los incendios forestales, el diálogo regional sobre política forestal, la contribución de los bosques para reducir la pobreza y para la consecución de los ODM, la valoración de los servicios ambientales, la tala ilegal y el comercio derivado de productos forestales y el crecimiento de la importancia de los bosques en la agenda política;
     

  • recomendó que los grupos de trabajo regionales y temáticos establecidos por las CFRs, incluyendo los de lucha contra los incendios forestales, las especies invasoras y la gestión de la fauna gestión y carne de caza, sean utilizados para facilitar la acción y el diálogo a nivel regional y subregional;
     

  • recomendó que las CFRs continúen facilitando la aplicación nacional de las propuestas de acción del CIB y el FIB y proporcionen información sobre los acontecimientos ocurridos en el diálogo internacional sobre los bosques;
     

  • recomendó que las CFRs establezcan sinergias con otras organizaciones y procesos regionales e internacionales para aumentar las actividades intersectoriales, evitar la duplicación, llenar lagunas y aprovechar al máximo los resultados;
     

  • recomendó que las CFRs sigan siendo el marco para conducir eficientemente los estudios de perspectivas del sector forestal;
     

  • recomendó que las CFRs aumenten su apoyo a los países de baja cobertura para aplicar el proceso de Teherán; e
     

  • instó a la FAO para apoyar la reactivación de las CFRs conjuntas sobre cuestiones forestales del Mediterráneo "Silva Mediterranea".

NECESIDADES Y OPORTUNIDADES DE COOPERACIÓN INTERNACIONAL PARA LA PREPARACIÓN SOBRE INCENDIOS FORESTALES: El Comité, entre otras cosas:

  • destacó que si bien el fuego es un importante proceso ecológico y una herramienta en el manejo de tierras, también puede tener efectos sociales, económicos y ambientales negativos y puede contribuir al deterioro de los bosques, con lo que al mismo tiempo es un instrumento útil y una grave amenaza para MFS;
     

  • puso de relieve el vínculo entre los incendios forestales y el cambio climático, así como la relación entre la gestión de los incendios forestales y la reducción de la pobreza y la conservación de la biodiversidad;
     

  • señaló que el manejo de los incendios es una responsabilidad nacional y pidió a la FAO que trabaje en colaboración con otras agencias internacionales a fin de desarrollar una estrategia para mejorar la cooperación internacional sobre incendios en tierras silvestres;
     

  • señaló diferentes puntos de vista sobre la propuesta de la FAO para facilitar el desarrollo de un acuerdo internacional sobre los incendios forestales;
     

  • concluyó que es fundamental fortalecer los mecanismos existentes para la colaboración sobre los incendios forestales y que los actuales acuerdos bilaterales y regionales son una buena base para la cooperación internacional;
     

  • pidió a la FAO que apoye a los países para desarrollar y consolidar sus sistemas de gestión nacional del fuego y para desarrollar la capacidad técnica y operacional necesaria para participar en la cooperación internacional;
     

  • recomendó que la FAO aumente su función en la lucha contra incendios, incluso mediante la promoción del manejo del fuego en el contexto de un enfoque integrado de gestión forestal, dando apoyo técnico para mejorar la gestión de la carga de combustible en los bosques y ayudando a elaborar y poner en práctica programas de formación, educación y sensibilización sobre la lucha contra incendios forestales, especialmente en el plano local;
     

  • recomendó que los países en desarrollo incluyan el manejo de los incendios forestales en su diálogo con los organismos internacionales de asistencia de los países desarrollados; y
     

  • recomendó a la FAO informar al FNUB-5 acerca de la importancia que la Reunión Ministerial sobre los Bosques y el COFO17, otorgan a la cooperación internacional para combatir los incendios forestales.

CONTRIBUCIÓN DE LOS BOSQUES AL LOGRO DE LOS ODM: El Comité, entre otras cosas:

  • señaló que el actual programa de trabajo de la FAO contribuye en gran medida a la consecución de los ODM;
     

  • recomendó que la FAO fortalezca su apoyo técnico a los países a fin de integrar los PFR en sus respectivas estrategias para la reducción de la pobreza y otras estrategias nacionales de desarrollo;
     

  • recomendó que la FAO refuerce su asistencia técnica a los países para mejorar la gestión pública, reforzar el marco institucional y promover la gestión forestal sostenible basada en la comunidad;
     

  • recomendó que la FAO, con otros miembros de la ACB, fortalezca las actividades para reunir, analizar y divulgar los datos sobre los bosques;
     

  • pidió a la FAO que ayude a los países miembros para cuantificar y capturar el valor económico de los servicios ambientales de los bosques;
     

  • recomendó que la FAO contribuya a los esfuerzos de los países para mejorar la cooperación y coordinación en el plano nacional;
     

  • recomendó a FAO que facilite una contribución fuertemente relacionada con los bosques para la Cumbre de Revisión del Milenio; y
     

  • señaló la fuerte vinculación entre objetivos de desarrollo y las propuestas de acción del GIB/FIB para lograr el MFS.

DECISIONES DE ÓRGANOS RECTORES DE LA FAO DE INTERÉS PARA EL COMITÉ: El Comité, entre otras cosas, tomó nota de las recomendaciones del 32ª período de sesiones de la Conferencia de la FAO y los 124ª y 127ª período de sesiones del Consejo de la FAO, en particular las relativas a los trabajos de la FAO sobre medidas tendientes a facilitar los esfuerzos de los países para lograr los compromisos que figuran en la Declaración del Milenio, reforzar las capacidades nacionales y el apoyo internacional procesos forestales. El Comité también tomó nota de las recomendaciones sobre forestación emitidas por las conferencias regionales de la FAO celebradas en 2004.

Creación de un programa de acción FORESTAL para la FAO: El Comité, entre otras cosas:

  • recomendó que la FAO siga realizando estudios de las perspectivas mundiales y regionales del sector forestal, si fuera posible cada cinco años, para apoyar planificación estratégica nacional;
     

  • acordó que bioenergía, incluida la leña, es un tema importante y apoyó plenamente un criterio integrado para abordar cuestiones conexas;
     

  • pidió que la FAO continúe su función de liderazgo en la ACB;
     

  • recomendó que la FAO siga prestando asistencia técnica a los países miembros a fin de mejorar las políticas y prácticas forestales, entre otras cosas, para la aplicación del MDL del Protocolo de Kyoto;
     

  • recomendó que la FAO continúe su apoyo a las redes regionales y nacionales para luchar contra incendios, así como contra insectos y enfermedades, y trabajar con asociados para elaborar directrices voluntarias sobre la prevención, supresión y recuperación de los incendios forestales;
     

  • apoyó firmemente la constante atención de la FAO sobre el asesoramiento técnico, el desarrollo de la capacidad y la difusión de conocimientos sobre las mejores prácticas;
     

  • recomendó que la FAO otorgue prioridad a los principales programas y áreas temáticas, como bosques y aguas, bosques y el combate contra la desertificación, reducción de la pobreza y la seguridad alimentaria y participación forestal y medios de subsistencia sostenibles;
     

  • pidió a la FAO que incremente la asistencia a los países para elaborar y poner en práctica los PFNs, en colaboración con el Mecanismo de apoyo a los PFNs;
     

  • pidió la FAO que incorpore mejor la forestación en la estrategia para reducir la pobreza, que mejore la aplicación de la ley forestal, incluyendo la vida silvestre afectada, y que refuerce la capacidad para llevar a cabo evaluaciones forestales nacionales y consolidar los sistemas de información forestal;
     

  • pidió a la FAO que fortalezca sus actividades en el área de monitoreo, evaluación e información y continuar los esfuerzos para vincular las ERF mundiales con información sobre C&I para el MFS;
     

  • pidió a la FAO que ayude a reducir al mínimo la duplicación en informes forestales internacionales y disminuya la carga que supone para los países producir información mediante el desarrollo de un marco de información relacionado con los informes sobre bosques; y
     

  • pidió a la FAO que continúe trabajando con otros organismos, a fin de aclarar conceptos forestales clave y armonizar la terminología relacionado con los bosques.

CONGRESO FORESTAL MUNDIAL: El Comité, entre otras cosas, tomó nota de los resultados del XII Congreso Forestal Mundial realizado en 2003, y elogió al Gobierno de Canadá y a la FAO por la exitosa realización de este acontecimiento; e indicó que dos países han presentado dos ofertas oficiales –Panamá y Argentina- en respuesta a la invitación del Director General para acoger el XIII Congreso Forestal Mundial y que las ofertas serán remitidas al Consejo de la FAO para su examen en el próximo período de sesiones en junio de 2005.

EL SECTOR FORESTAL Y LA REHABILITACIÓN Y RECONSTRUCCIÓN POST-TSUNAMI: el Comité agradeció la asistencia de la FAO a los países afectados por el tsunami del 26 de diciembre de 2004 en el Océano Índico, y recomendó que aumente sus esfuerzos relacionados con la forestación en este asunto, y alentó a la FAO a desempeñar un papel destacado a través de sus oficinas regionales en actividades forestales de rehabilitación de manera colaborativa y a promover un enfoque integrado del manejo de las zonas costeras y los medios de vida en todos sectores.

Fecha y lugar deL siguiente período de sesiones: El Comité acordó celebrar su próximo período de sesiones en Roma a comienzos de 2007.

BREVE ANÁLISIS DE LA COFO17

MAYOR CONCIENCIA ACERCA DE LOS BOSQUES EN LA AGENDA INTERNACIONAL

Durante los últimos años, los países que participan políticos foros tales como el Foro sobre los Bosques (FNUB) y el Consejo Internacional sobre los Bosques Tropicales han indicado que los bosques han estado abajo en la agenda internacional. Sin embargo, la Reunión Ministerial sobre los Bosques y el decimoséptimo período de sesiones del Comité de Montes de la FAO Comité de Montes (COFO) indican que en realidad en el plano internacional existe un alto nivel de atención política sobre los bosques, con el apoyo de la presencia de 90 jefes de organismos forestales, una Premio Nobel, el Primer Ministro de Finlandia, el Presidente del Congo, y un número importante de ministros de países desarrollados y en desarrollo. Asimismo, la información técnica facilitada durante las numerosas actividades paralelas y el lanzamiento de productos técnicos de la FAO, como el informe sobre el Estado de los Bosques del Mundo (SOFO) 2005, indican que la FAO está tratando de encontrar un equilibrio entre un organismo político y técnico. Esto es importante porque plantea una pregunta sobre el futuro trabajo forestal en la FAO y en alcanzar objetivos políticos más amplios como los ODM y las de un futuro acuerdo internacional sobre los bosques (AIB). Este análisis examina el COFO17 y el posicionamiento de la FAO para continuar su labor forestal técnica y asegura alto nivel apoyo político de los bosques, a pesar de los problemas financieros y operacionales.

LOS ÁRBOLES ECHAN RAÍCES EN EL SISTEMA DE LAS NACIONES UNIDAS

Desde los decepcionantes resultados del Plan de Acción de los Bosques Tropicales de la década de 1990, el Departamento de Montes de la FAO ha experimentado una serie de cambio administrativos y programáticos orientados a mejorar su imagen en la comunidad internacional. A pesar de ello, sin embargo, la FAO sigue recibiendo críticas por su estructura altamente burocrática, que lleva a algunos a sugerir que debería funcionar más como otras organizaciones más pequeñas del ámbito forestal, tales como la Organización Internacional sobre los Bosques Tropicales. En un intento para ser menos burocrática, la FAO descentralizó sus operaciones, incluyendo el establecimiento comisiones forestales regionales, que muchos han dicho que han facilitado la Ejecución de Programas, el intercambio de información y la participación de los interesados.

La FAO también mejoró la cooperación entre organismos forestales de las Naciones Unidas, en parte a través de su Presidencia de la Asociación de Colaboración en materia de Bosques (ACB). Esa cooperación ha ayudado a mejorar la calidad de la información de los documentos de la FAO, como SOFO 2005, cuando la información facilitada por los gobiernos y organizaciones internacionales permitió a la FAO captar y analizar los temas nuevos temas como la cuestión de los bosques y el conflicto. Este es un importante punto, ya que algunos han afirmado que el Foro de las NU sobre los bosques debe ser el mecanismo central en las Naciones Unidas para hacer frente a las nuevas cuestiones relacionadas con la forestación. Sin embargo, SOFO 2005 y otros documentos técnicos que la FAO dio a conocer a COFO17 demuestran que esta es plenamente capaz de hacer frente a esas cuestiones técnicas en el plano internacional, punto que fue reforzado por los delegados en las intervenciones durante toda la semana. Por ejemplo, las ventajas de la FAO fueron validadas por el Primer Ministro de Finlandia, quien señaló los éxitos de su país utilizando los servicios de la FAO en la explotación forestal, y la Premio Nobel Wangari Maathai, quien subrayó que los bosques y el conflicto violento están íntimamente vinculadas y necesitan urgente atención de la FAO.

CONEXIONES RIZOMÁTICAS

Durante la semana, los países y las organizaciones asociadas alentaron otorgar una mayor atención a las cuestiones nuevas, sobre todo en las reuniones dedicadas a la propuesta de programa de trabajo y presupuesto (PTP) 2006-07. Este documento permite establecer la política y el programa de trabajo de la FAO para el próximo bienio, y el debate sobre el proyecto PTP claramente transmitió los principales éxitos y las promesas futuras de la labor técnica de la FAO. Durante estas conversaciones, los países destacaron la necesidad de reformular la propuesta de PTP de la FAO hasta poner de manifiesto la función de los bosques en el cumplimiento de los ODM. Esto según desarrolla el argumento, atraería más atención política sobre los bosques y con ello, financiación de los donantes. Sin embargo, este es un argumento común a otros ámbitos, lo que indica que si bien la vinculación del trabajo forestal con los ODM puede ser una idea prometedora en teoría, asegurar una mayor financiación requiere mucho más cálculo en la práctica. De todos modos, vincular los ODM con los bosques, puede complementar el trabajo de la FAO sobre la pobreza y los medios locales de subsistencia, dos de las cuestiones planteadas en el COFO16.

Vincular el trabajo forestal de la FAO con los ODM fue un aspecto importante de los debates del COFO17 debates, pero no el principal punto de la reunión. La cuestión central fue compartir información sobre los programas forestales existentes de la FAO, algunos de los cuales ya adoptan un enfoque integral para reducir la pobreza, e indicar la dirección que el trabajo forestal de la FAO podría adoptar en el futuro. Para ello, el Departamento de Montes de la FAO convocó una serie de actividades paralelas en relación con sus organizaciones asociadas y las oficinas regionales. Cabe destacar dos de esos acontecimientos: un evento patrocinado conjuntamente por FAO/OIMT sobre el derecho forestal y su cumplimiento, y otro sobre la Nueva Asociación para el Desarrollo de África, que inclusive atrajo la participación del Director General de la FAO Jacques Diouf. Si bien algunos dijeron la realización de tantas actividades paralelas fue un discutible uso del tiempo, otros consideraron que esta nueva práctica da la impresión de que el Departamento de Montes de la FAO está tratando de llegar a ser menos burocrático por lo que permitiendo que las discusiones informales tengan lugar en actividades paralelas y en los corredores. Este proceso de intercambio de información no sólo recordó a los participantes las muchas cuestiones pendientes de abordar sobre el manejo forestal sostenible, sino que también ayudó a impulsar nuevas ideas y nuevas peticiones de trabajos técnicos a la FAO, especialmente con respecto a la utilización de los bosques para satisfacer los ODM.

NUTRIR LOS PROGRAMAS FORESTALES

Debido a la variedad de las prioridades identificadas durante semana, el desafío evidente que enfrenta la FAO es cómo atender las peticiones de los países en un contexto de reducción de recursos financieros de su presupuesto ordinario. Mientras el Director General de la FAO pidió que la financiación de las actividades forestales se realice con fondos del presupuesto ordinario, que actualmente se asigna 4, 2% a ese sector, en el Comité muchos representantes señalaron que eso es insuficiente y que el Departamento de Montes de la FAO debe contar con fondos extra-presupuestarios para la financiación de la mayor parte de sus programas.

En consonancia con el tema clave sobre cómo reducir la pobreza y aumentar los niveles de financiación forestal mediante los ODM, una de las estrategias propuestas para incrementar la financiación de los bosques es la integración de la labor forestal en los documentos sobre la Estrategia de Reducción de la Pobreza del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional. Algunos sugirieron que hacer esto puede aumentar los niveles de ayuda a nivel de los países. Además, reforzar la coordinación de la ACB también puede contribuir a la relación costo/efectividad para alcanzar las metas globales multilaterales a nivel organizacional central, que es una de las razones por las cuales algunos países que trabajan para elaborar una ACB nueva y mejorada en el futuro AIB.

Aunque el Comité sólo se reúne cada dos años, no hay ningún indicio de que ello haya disminuido su importancia en la agenda política. En cualquier caso, el interés de los representantes de alto nivel se ha fortalecido y han aumentado considerablemente las nuevas oportunidades para compartir información entre las organizaciones asociadas, como las que integran la ACB. Esto plantea importantes consideraciones para otras organizaciones como la OIMT, cuyo Consejo realiza reuniones dos veces al año, y el FNUB que tiene períodos de sesiones anuales. A pesar de ello, el importante nivel de apoyo a las actividades forestales de la FAO, que se ha exhibido en el PTP, el número de actividades paralelas y la presencia de representantes de alto nivel en la Conferencia Ministerial y en las reuniones del Comité, significa un futuro prometedor para el Departamento de Montes de la FAO. El liderazgo de la FAO seguirá desempeñando un papel clave en la aplicación de los PFN, la cooperación a través de la ACB y en la asistencia técnica. Los conocimientos técnicos de la FAO y compromiso político con sus trabajos técnicos parece probable que continúen en los próximos años y complemente cualquier acuerdo internacional sobre los bosques que sea decidido en el FNUB5.

PRÓXIMAS REUNIONES

REUNIÓN INTERNACIONAL DE EXPERTOS SOBRE MECANISMOS FINANCIEROS INNOVADORES: BÚSQUEDA DE ALTERNATIVAS VIABLES PARA GARANTIZAR UNA BASE PARA LA SOSTENIBILIDAD FINANCIERA DE LOS BOSQUES: Esta iniciativa de un país en apoyo del FNUB-5 se celebrará del 29 de marzo a 1 abril de 2005, en San José, Costa Rica. Se espera que los resultados de la reunión incluyan un intercambio de experiencias sobre instrumentos y mecanismos financieras y económicos para mejorar el MFS; la identificación de los mecanismos para mejorar y promover la cooperación Norte-Sur y Sur-Sur; y la identificación y consolidación de las asociaciones entre las partes interesadas en promover el uso de nuevos instrumentos financieros y económicos. Para más información, ponerse en contacto con Ricardo Ulate, del Centro de Coordinación del FNUB, Ministerio de Medio Ambiente y Energía, Gobierno de Costa Rica; Tel: +506-257-8475; Fax: +506-258-1614; e-mail: rulate@fonafifo.com; Internet:
http://www.fonafifo.com/paginas/reunionexpertosing.htm

INICIATIVA MUNDIAL SOBRE LA RESTAURACIÓN DEL PAISAJE FORESTAL: Este taller se celebrará del 4 al 8 de abril 2005, en Petrópolis, Brasil. Es una iniciativa de un país y de la Asociación Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal, en apoyo del FNUB. El taller tratará de contribuir a la aplicación de los programas de trabajo de otros procesos políticos internacionales y regionales, incluidos los convenios sobre la diversidad biológica, el cambio climático y la desertificación, la OIMT y la Cumbre de Johannesburgo. Para más información, ponerse en contacto con Carole Saint-Laurent, Coordinador, Asociación Mundial para la Restauración del Paisaje Forestal, UICN; Tel: +1-416-763-3437; fax: 1-416-763-3437; e-mail: carsaintl@bellnet.ca; Internet:
http://www.unep-wcmc.org/forest/restoration/globalpartnership/

2005 SIMPOSIO DE PLUM CREEK SOBRE EL PROTOCOLO DE KYOTO, LOS BOSQUES Y EL MERCADO DE ÁRBOLES VIVOS: CIENCIA Y POLÍTICA DEL USO DE LA TIERRA EN EL SECUESTRO DE CARBONO: El Simposio se celebrará los días 13 y 14 de abril 2005, en Missoula, Montana, Estados Unidos. La Escuela de Forestación y Conservación de la Universidad de Montana acogerá esta reunión sobre los últimos descubrimientos científicos acerca de la función de los bosques y las decisiones respecto al uso de la Tierra para secuestro de carbono, y los vínculos entre las iniciativas forestales para la captación de carbono y los beneficios ambientales y sociales colaterales. Para mayor información, contactar la Escuela de Forestación y Conservación de la Universidad de Montana, Tel: +1-406-243-5521; Fax: +1-406-243-4845; e-mail: carbonconference@forestry.umt.edu; Internet:
http://www.forestry.umt.edu/kiosk/conference/carbon/default.htm 

TALLER DE OIMT SOBRE ENFOQUES ESCALONADOS DE CERTIFICACIÓN: Este curso práctico de la Organización Internacional de Maderas Tropicales tendrá lugar del 19 al 21 de abril de 2005, en Berna (Suiza). El taller tratará de promover el uso de un enfoque escalonado de certificación en los países en desarrollo exportadores de madera tropical. Para más información, contactar a: Manoel Sobral Filho, Director Ejecutivo de OIMT; tel: +81-45-223-1110; Fax: +81-45-223-1111; e-mail: itto@itto.or.jp; Internet: http://www.itto.or.jp 

COMITÉ PARA LA REVISIÓN DE LA APLICACIÓN DE LA CONVENCIÓN (CRIC – CMNUCC): CRIC-3 se celebrará en Bonn, Alemania, del 2 al 11 de mayo de 2005. Las consultas entre países Partes de los Anexos de Aplicación Regional se celebrará los días 2 y 3 de mayo de 2005. Para más información, contactar a: Secretaría de la CMNUCC; Tel: +49-228-815-2802; fax: +49-228-815-2898; e-mail: secretariat@unccd.int; Internet: http://www.unccd.int/ 

VII SIMPOSIO INTERNACIONAL SOBRE ASPECTOS LEGALES DEL DESARROLLO SOSTENIBLE DE LOS BOSQUES EUROPEOS: Este simposio, organizada por Unión Internacional de Organizaciones de Investigación Forestal, se celebrará del 11 al 15 de mayo 2005, en Mt. Zlatibor, Serbia. Para más información, Contactar a Peter HERBST; Tel: +43-42-425-2471; Fax: +43-42-426-4048; e-mail: hp@net4you.co.at, Internet: http://iufro-down.boku.ac.at/iufronet/d6/wu61300/zlatibor2005-1st-announcement.doc

QUINTO PERÍODO DE SESIONES DEL FORO DE LAS NU SOBRE BOSQUES: El FNUB-5 tendrá lugar del 16 al 27 de mayo de 2005 en las Oficinas Centrales de las Naciones Unidas en Nueva York. Para más información, contactar a: Elisabeth Barsk-Rundquist, Secretaría del FNUB; Tel: +1-212-963-3262; Fax: +1-917-367-3186; e-mail:
Barsk-rundquist@un.org; Internet: http://www.un.org/esa/forests/session.html 

38º PERÍODO DE SESIONES DEL CONSEJO INTERNACIONAL DE LAS MADERAS TROPICALES: El CIMT-38 y los períodos de sesiones asociados de los Comités se reunirán en Brazzaville, República del Congo, del 19 al 21 de junio de 2005. Para más información, contactar a: Manoel Sobral Filho, Director Ejecutivo, OIMT; Tel: +81-45-223-1110; Fax: +81-45-223-1111; e-mail: itto@itto.or.jp; Internet: http://www.itto.or.jp

CONFERENCIA DE LAS NU SOBRE LA NEGOCIACIÓN DE UN ACUERDO QUE SUCEDA AL AIMT DE 1994, TERCERA PARTE: Esta reunión se celebrará del 27 de junio al 1º de julio de 2005, en Ginebra (Suiza). Para más información, contactar a: Secretaría de la UNCTAD, Asuntos Intergubernamentales y Servicio de Extensión; Tel: +41-22-917-5809; Fax: +41-22-917-0056; e-mail: correspondence@unctad.org; Internet: http://www.unctad.org 

XXII CONGRESO MUNDIAL DE LA UNIÓN INTERNACIONAL DE ORGANIZACIONES DE INVESTIGACIÓN FORESTAL: Este congreso tendrá lugar del 8 al 13 de agosto de 2005, en Brisbane, Australia y se centrará en "Los bosques en equilibrio: vinculando la tradición y la tecnología". Para más información, contactar a: Gerente del Congreso, PO Box 164, Fortitude Valley QLD 4006, Australia, Tel: +61-0-7-3854-1611; Fax: +61-0-3854-1507; e-mail: iufro2005@ozaccom.com.au; Internet: http://www.iufro2005.com   


Este número del Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Andrew Baldwin, Lauren Flejzor y Twig Johnson, Ph.D. Editor de Contenido Digital: David Fernau. Traducción al español: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Información de IISD: Langston James "Kimo" Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Boletín es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a través del Bureau de Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canadá (a través de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Bretaña (a través del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a través de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperación para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Países Bajos, y la Comisión Europea (DG-ENV). El soporte financiero general del Boletín durante el año 2005 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Gestión de la Agricultura, la Silvicultura, el Medio Ambiente y el Agua de Austria, los Ministerios de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Suecia, el Ministerio de Medio Ambiente y el de Relaciones Exteriores de Noruega, el Ministerio de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Finlandia, Swan Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Japón (a través del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón (a través del Instituto de Investigación sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducción al francés del Boletín es brindado por la Organización Internacional de la Francofonía y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiación para la traducción al español del Boletín fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de España. Las opiniones expresadas en el Boletín de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de IISD o de sus auspiciantes. Extractos del Boletín de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita académica correspondiente. Para obtener información acerca del Boletín de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n de IISD por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA.