Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
 Versión en inglés
Versión en francés
Versión en japonés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 12 No. 321
Lunes, 7 de mayo de 2007

NOVENO PERÍODO DE SESIONES DEL GRUPO DE TRABAJO III DEL PICC Y 26º PERÍODO DE SESIONES DEL PICC:

DEL 30 DE ABRIL AL 3 DE MAYO DE 2007

El noveno período de sesiones del Grupo de Trabajo III (GTII) del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático se reunió en el Centro de Conferencias de las NU en Bangkok, Tailandia, del 30 de abril al 4 de mayo de 2007, y fue seguido por el 26º período de sesiones del PICC el viernes 4 de mayo. Alrededor de 300 participantes asistieron a la reunión, incluyendo a los Autores Líderes y a los representantes de los gobiernos, agencias de las NU, organizaciones no gubernamentales, de la industria y la academia. La reunión produjo como resultado la aceptación de la contribución del GTIII al Cuarto Informe de Evaluación del PICC (IE4), titulado “Cambio Climático 2007: Mitigación del Cambio Climático”, que incluye la aprobación de la Síntesis para los Responsables de Políticas (SRP) y la aceptación del informe subsiguiente y la síntesis técnica.

Los conclusiones clave de la SRP hacen hincapié en que las emisiones de los gases de efecto invernadero han aumentado un 70% desde 1970 y que con las políticas actuales se espera que sigan creciendo durante las próximas décadas. La SRP identifica el potencial económico sustancial para mitigar las emisiones mundiales en el corto, mediano y largo plazo y señala las oportunidades de mitigación en varios sectores. El sector de la construcción tiene el más alto potencial en el corto y mediano plazo. También indica que el precio del carbono puede crear incentivos para reducir las emisiones y aporta estimaciones sobre la tasa potencial de energía renovable y energía nuclear en 2030. Además del rol de la tecnología y las políticas, la SRP también considera la influencia de los cambios de estilos de vida y destaca el nexo entre mitigación y desarrollo sostenible.

La reunión del GTIII estaba programada para finalizar el jueves 3 de mayo. Sin embargo, las negociaciones finalizaron el viernes 4 de mayo a las 4:16 de la madrugada y la aprobación formal de la SRP y el cierre de la reunión se realizó el viernes por la mañana.

El 26º período de sesiones del PICC abrió el viernes 4 de mayo de 2007. Los participantes discutieron y aprobaron las decisiones sobre el presupuesto del PICC para el período 2008-2010, los términos de referencia del PICC, el trabajo futuro sobre los escenarios de emisiones del PICC, la admisión de organizaciones observadoras y el programa de trabajo futuro de la Fuerza de Tareas del PICC sobre Inventarios de Gases de Efecto Invernadero (FTI). También discutieron las acciones que se tomaron en el décimo período de sesiones del GTI, el octavo período de sesiones del GTII y el noveno período de sesiones del GTII y se escucharon los informes de avances sobre las actividades en curso de cada uno de los grupos de trabajo.

BREVE HISTORIA DEL PICC Y EL IE4

El PICC fue establecido en 1988 por la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). El PICC tiene como finalidad proceder a la evaluación de los datos científicos, técnicos y socioeconómicos pertinentes a la comprensión de los riesgos asociados con el cambio climático inducidos por el hombre. El PICC no emprende nuevas investigaciones y no garantiza el seguimiento de los datos relativos al clima. En sus evaluaciones, se basa en la literatura científica y técnica publicada y revisada por los pares. Su Secretaría fue establecida en Ginebra, Suiza, con personal brindado por la OMM y el PNUMA.

El PICC incluye actualmente a tres Grupos de Trabajo. El Grupo de Trabajo I (GTI) que se ocupa de los aspectos científicos del sistema climático y el cambio climático; el Grupo de Trabajo II (GTII) que trata la vulnerabilidad de los sistemas socioeconómicos y naturales al cambio climático, de las consecuencias negativas y positivas del cambio climático y opciones ofrecidas en cuanto a adaptación a estos cambios; y el Grupo de Trabajo III (GTIII) que se ocupa de las opciones para la limitación de las emisiones de gases de efecto y la atenuación del cambio climático.

El PICC dispone también de un Grupo de Tareas sobre los Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero. Este Grupo supervisa el Programa de los Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero (PINGEI) del PICC, con el objeto de elaborar y precisar una metodología aprobada a nivel internacional y un programa informático para el cálculo y el informe de las emisiones y remociones, y de fomentar la utilización de esta metodología por los países que participan en el PICC y los signatarios del Convenio Marco de las NU sobre el Cambio Climático (CMNUCC). El Buró del PICC, que cuenta con cerca de 30 miembros elegidos por el Panel, ayuda el Presidente del PICC en la planificación, la coordinación y el seguimiento de los progresos realizados en los trabajos del PICC.

Desde su establecimiento, el PICC elaboró una serie de evaluaciones exhaustivas, informes especiales y documentos técnicos, proporcionando información científica sobre el cambio climático a la comunidad internacional, los responsables políticos y la opinión pública. Esta información ha desempeñado un papel importante en las negociaciones realizadas en el marco de la CMNUCC y en la instauración del marco político necesario para el tratamiento del cambio climático en los niveles nacionales y regionales.

El PICC plasmó sus primeras evaluaciones exhaustivas sobre el cambio climático en el Primer informe de evaluación (PIE) en 1990, y en el Segundo Informe de Evaluación (SIE) en 1995. El Tercer Informe de Evaluación del PICC (TIE), concluido en 2001, se ocupa de las dimensiones científicas, técnicas y socioeconómicas del cambio climático pertinentes a las políticas; y se concentra en los resultados obtenidos desde 1995 tanto a nivel regional como mundial. El TIE está formado por una evaluación exhaustiva de los tres Grupos de Trabajo del PICC, un resumen para los Responsables Políticos, un resumen técnico sobre los informes de cada uno de los Grupos de Trabajo, y un Informe de Síntesis. El Informe de Síntesis del TIE, dirigido a los responsable políticos, está escrito en un estilo que no es técnico y se ocupa de nueve cuestiones políticas definidas por el PICC en base a las propuestas presentadas por los gobiernos. Se espera que el Cuarto Informe de Evaluación del PICC (IE4) sea publicado en 2007.

Entre los informes especiales recientes del PICC se incluyen el Informe Especial sobre la Salvaguarda de la Capa de Ozono y el Sistema Climático de Planeta, aceptado en PICC-23 (8 de abril 2005, Addis Ababa, Etiopía) y el Informe Especial sobre la Captura y el Almacenamiento del Dióxido de Carbono, aceptado en PICC-24 (26-28 de septiembre de 2005, Montreal, Canadá).

Las Directrices del PICC sobre los Inventarios Nacionales de Gases de Efecto Invernadero fueron presentadas por primera vez en 1994. Un conjunto revisado fue publicado en 1996. Luego, en 2000 y 2003, el Panel aprobó informes sobre orientaciones adicionales sobre buenas prácticas, que completan las Directrices revisadas de 1996. Y en 2006, el PICC aprobó la Edición 2006 de las Directrices del PICC.

IE4: En PICC-18 (24-29 de septiembre de 2001, Londres, Reino Unido), el PICC decidió proseguir con la elaboración de informes de evaluación. En reuniones subsiguientes se discutieron los plazos y otros detalles acerca del informe siguiente, y los participantes acordaron que el IE4 debería estar listo a fines de 2007. El marco general de las contribuciones de los GT al IE4 se aprobó en PICC-21 (19-21 de febrero de 2003, París, Francia). Ese mismo año se definieron el alcance y las líneas generales del IE4 durante dos reuniones consagradas a la definición de su campo de estudios (en abril en Marrakech, Marruecos, y en septiembre en Potsdam, Alemania). Luego se establecieron los equipos de autores. Se celebró otra reunión consagrada a la definición del campo de estudio en 2004 —en Ginebra, Suiza— sobre el Informe de Síntesis del IE4 (ISI). En el PICC-22 (9 al 11 de noviembre de 2004, Nueva Delhi, India) se decidieron los temas que debían ser tratados en el ISI. En su 35ª reunión, el Buró del PICC se puso de acuerdo sobre la composición del Equipo Central de Redacción y sobre quiénes serían los editores a cargo de la revisión del ISI. Luego presentó esa lista al Panel en el PICC-25 (26-28 de abril de 2006, Port Louis, Mauricio).

El IE4 está estructurado en tres partes, una para cada grupo de trabajo. Las contribuciones de los grupos de trabajo comprenden un informe de evaluación, una Síntesis Técnica, una Síntesis Ejecutiva y una Síntesis para los Responsables Políticos, que atraviesa un profundo proceso de revisión. Generalmente el proceso de revisión tiene lugar en tres etapas: una primera revisión hecha por expertos, una segunda revisión hecha por expertos y gobiernos y una tercera revisión hecha por gobiernos. Además de las contribuciones de los tres grupos de trabajo, el IE4 también incluye un Informe de Síntesis, que, como las SRPs, será aprobado línea por línea por el PICC. En la elaboración del IE4 han participado más de 2500 expertos revisores, 800 autores, 450 autores líderes y 130 países.

El décimo período de sesiones del GTI se realizó del 29 de enero al 1 de febrero de 2007 en París, Francia. El octavo período de sesiones del GTII se realizó del 2 al 6 de abril en Bruselas, Bélgica. Ambos grupos aprobaron sus respectivas contribuciones al IE4, incluyendo la SRP, la Síntesis Técnica y los informes subsiguientes. La cobertura que hizo de estos eventos el Boletín de Negociaciones de la Tierra se puede hallar en: http://www.iisd.ca/climate/ipwg1 y http://www.iisd.ca/climate/ipwg2.

Está previsto que la adopción del IE4 final se realice en el PICC-27, durante noviembre de 2007, en Valencia, España.

INFORME DEL NOVENO PERÍODO DE SESIONES DEL GTIII DEL PICC

El Copresidente del GTIII, Ogunlade Davidson (Sierra Leona), abrió el noveno período de sesiones del Grupo de Trabajo III, el lunes, 30 de abril de 2007. Chartree Chueyprasit, Ministro de Recursos Naturales y Ambiente de Tailandia, destacó las actividades de su país, entre las que se incluyen la promoción de la energía alternativa y las mejoras en la eficiencia energética y en el sector del transporte. Tras señalar los impactos del cambio climático sobre los recursos de agua y la agricultura, acentuó los esfuerzos nacionales para planear la adaptación. Elogió al GTIII por identificar las oportunidades y los desafíos de la mitigación del cambio climático y dijo que su informe beneficiará con seguridad a los responsables de las políticas.

David Goodrich, Organización Meteorológica Mundial (OMM), dijo que el informe del GTI fortaleció el consenso mundial sobre el cambio climático y que el informe del GTII aporta evidencia científica sobre la necesidad de mitigación y adaptación. Enfatizó que el GTIII es un foro vital para la próxima discusión sobre la adaptación y la mitigación, e indicó que este trabajo ayudará a las negociaciones en el marco de la CMNUCC y el Protocolo de Kyoto.

El Presidente del PICC, Rajendra Pachauri (India), dijo que el GTIII ha producido un informe “excelente”. También destacó la discusión sobre las medidas de mitigación y adaptación de corto y mediano plazo y señaló la importancia de la participación de la industria en respecto de las cuestiones de tecnología.

Luego los delegados aprobaron la agenda (WG-III:9th/Doc.1).

Tras señalar que el GTIII recibió aproximadamente 1500 comentarios de los gobiernos (WG-III:9th/INF.1, WG-III:9th/INF.1 Add.1), el Copresidente Davidson pidió a las delegaciones que se centren en los asuntos clave. El Copresidente del GTIII, Bert Metz (Países Bajos) explicó de qué modo trataron los Autores Líderes los comentarios generales de los gobiernos y dirigió la atención a la importancia de la plena conformidad con el informe principal. También señaló que para que sea conciso, no fue posible tratar ciertos comentarios generales, incluyendo las propuestas para la incorporación de comparaciones más detalladas para el TIE, para que se comience la SRP con una pequeña síntesis sobre hallazgos, el agregado de una sección de textos sobre vacíos en el conocimiento y para que se ilustren los conceptos con ejemplos de los países y circunstancias particulares.

SÍNTESIS PARA LOS RESPONSABLES DE POLÍTICAS

Con la ayuda de casi 50 Autores Líderes, el GTIII discutió la SRP línea por línea en el plenario, en pequeños grupos de redacción y en grupos de contacto durante el resto de la semana. Las discusiones se basaron en el proyecto de SRP (WG-III:9th/Doc.2a) con una cantidad de cambios que se introdujeron para reflejar los comentarios de los gobiernos y las organizaciones (WG-III:9th/INF.1). Las discusiones y los resultados clave de la SRP están sintetizados en lo que sigue en base a la estructura de la SRP aprobada que incluye las siguientes secciones:

A – Introducción

B – Tendencias de emisiones de gases de efecto invernadero

C – Mitigación en el corto y mediano plazo (hasta 2030)

D – Mitigación en el largo plazo (después de 2030)

E – Políticas, medidas e instrumentos para mitigar el cambio climático

F – Desarrollo sostenible y mitigación del cambio climático

G – Vacíos en el conocimiento.

Las discusiones sobre las tablas, figuras y casillas están sintetizadas de manera separada al final de la sección en la que aparecen.

La SRP del GTIII está disponible para ser bajada del sitio web del PICC en la dirección http://www.ipcc.ch/

A INTRODUCCIÓN: Esta sección fue tratada el lunes 30 de abril y el martes 1 de mayo. Todo el texto fue acordado con enmiendas menores excepto por un párrafo que describe cómo se trata la incertidumbre en la SRP. El GTIII acordó que se posponga esta decisión en un grupo hasta la presentación de los Autores Líderes sobre la incertidumbre y luego comenzar la discusión en un grupo de contacto copresidido por Arthur Rolle (Bahamas) y el Vicepresidente del GTIII Olav Hohmeyer. El grupo de contacto sobre incertidumbre se reunió el lunes por la noche y el martes por la mañana y durante la tarde. Además del párrafo en la sesión introductoria, el grupo de contacto también consideró un proyecto de Anexo I sobre cómo es representada la incertidumbre. Las cuestiones principales que estaban bajo discusión fueron las definiciones de “evidencia” y “acuerdo”.

Durante una presentación que se hizo en el horario de almuerzo del lunes, el Presidente Pachauri explicó la historia del tratamiento de la incertidumbre en el IE4, un documento de 2005 de orientación para los Autores Líderes del IE4 sobre el tratamiento de la incertidumbre (http://www.ipcc.ch/activity/uncertaintyguidancenote.pdf). Uno de los autores líderes discutió las diferencias entre el enfoque de incertidumbre en el GTI, el GTII y el GTIII. Acerca del enfoque de bidimensional propuesto para la incertidumbre en el GTIII, el cual tiene “acuerdo” sobre el eje vertical y la “evidencia” sobre el eje horizontal, dijo que el “acuerdo” significó el grado de convergencia en la literatura y la “evidencia” la cantidad de estudios independientes, la calidad de los estudios, los valores numéricos, los ensayos de modelos, etc.

Acerca de la “evidencia”, China, India, Sudáfrica y otros señalaron que la “evidencia” puede ser entendida como el 100% comprobado, particularmente en otros idiomas, y propusieron una terminología alternativa. Esto fue resuelto introduciendo una nota al pie con una definición de diccionario para la palabra evidencia y agregando una explicación para la palabra evidencia en el glosario.

Con respecto al “acuerdo”, China, EE.UU. y otros señalaron la necesidad de expresar que el acuerdo está en la literatura publicada y no entre los expertos. Respecto del texto que define “acuerdo”, Australia propuso “convergencia en la literatura” y Canadá propuso “concurrencia”. Si bien los participantes aseguraron que “convergencia” era preferible a “concurrencia”, acordaron “concurrencia en la literatura” porque la palabra “convergencia” en cambio climático está asociada habitualmente a la estrategia de mitigación conocida como “convergencia y contracción”. El GTIII acordó especificar que “literatura” se refiere a “literatura que califica en el marco de las reglas del PIC” y se acordó también agregar una explicación para “acuerdo” en el glosario.

Texto Final: El texto final presenta las otras seis secciones de la SRP. Esta sección también se refiere al siguiente cuadro:

Cuadro sobre representación de incertidumbre (Cuadro de texto final 1): Este cuadro final que explica el tratamiento de la incertidumbre en el informe del GTIII, fue incluido inicialmente como un anexo al proyecto de SRP, y fue discutido en el grupo de contacto sobre incertidumbre. El cuadro final destaca: la inadecuación de los enfoques de incertidumbre del GTI y el GTII para el GTIII; explica como se trata la incertidumbre en el GTIII y destaca un extenso uso de los escenarios.

B TENDENCIAS DE EMISIÓN DE GASES DE EFECTO INVERNADERO: La sección sobre tendencias de emisión de gases de efecto invernadero fue tratada en el plenario del lunes por la mañana y en reuniones de grupo de contacto copresididas por Ramon Pichs (Cuba) e Ian Carruthers (Australia) hasta el miércoles por la noche, cuando el texto fue aprobado por el GTIII. Las discusiones se centraron, entre otras cosas, en cómo y si referirse a: mitigación adicional; políticas sostenibles; el nivel de crecimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero; emisiones históricas; emisiones por sector; gases que disminuyen la capa de ozono; emisiones per cápita y o por PBI y escenarios de emisión. En la SRP final la sección sobre tendencias de emisiones de gases de efecto invernadero fue dividida en tres párrafos, uno sobre emisiones pasadas, uno sobre emisiones futuras y otro sobre escenarios de emisión.

Emisiones pasadas y futuras y escenarios de emisión: Con respecto a la mitigación adicional, India —con la oposición de muchos— refutó el lenguaje propuesto que sostenía que las emisiones de gases de efecto invernadero seguirán aumentando “si no hay” una mitigación adicional.

Suiza y Alemania dijeron que es mismo texto es utilizado en el Informe Especial del PICC sobre Escenarios de Emisión (IEEE). Sudán propuso el texto “sin suficiente” y China, con la oposición de Bélgica, prefirió las palabras “sin fortalecimiento” o “sin mejora”. Francia sugirió el texto “sin nuevas y más fuertes” e India apoyó la frase “sin más fuertes”. EE.UU. dijo que la expresión “sin más fuertes” era muy normativa. El RU dijo que esto implicaría que sólo una profundización de las estrategias actuales será suficiente, mientras que India expresó su preocupación porque un título que pida mitigación de cambio climático “adicional” y políticas de desarrollo sostenible coloque la responsabilidad en los países en vías de desarrollo. Finalmente, el GTIII acordó utilizar “con la actual” mitigación.

Acerca de la misma oración, que señala que las emisiones continuarán creciendo sin mitigación adicional “y/o” políticas de desarrollo sostenible, Alemania, con el apoyo de Australia, Francia, Eslovenia, Noruega y otros, dijeron que “y/o” fue confundido dado que las políticas de desarrollo sostenible por sí solas no pueden detener el crecimiento de las emisiones y, con la oposición de China e India, propusieron que se elimine el texto. China, con la oposición de Nueva Zelanda, Noruega, Bélgica y otros, expresaron sus reservas respecto del texto que indica que las emisiones de gases de efecto invernadero continuarán creciendo “de manera significativa”. Estas cuestiones fueron resueltas en la SRP final con la indicación respecto de que las políticas de mitigación actuales “y las prácticas de desarrollo sostenible relacionadas, las emisiones continuarán creciendo durante las próximas décadas”.

Cuba, China y el RU agregaron información sobre las emisiones históricas desde antes de 1970. Las preocupaciones de India y Sri Lanka en relación con los períodos temporales para el aumento de emisiones, fue resuelto con el agregado de rangos de años específicos. China, con el apoyo de Brasil y Cuba, pidieron que se incluyan los datos adicionales de antes de 1970. China pidió específicamente que se incluyan los hallazgos del informe 2006 del Laboratorio Nacional Oak Ridge sobre emisiones históricas. EE.UU., Canadá y el Presidente del PICC, Pachauri, se opusieron a la inclusión de información no presentada en el informe técnico principal. El GTIII acordó la propuesta de EE.UU. de que se señale que el CO2 representa el 77 del total de las emisiones antropogénicas en 2004 y el texto de Sudáfrica sobre el aumento de las concentraciones desde el período preindustrial.

Acerca de las emisiones de CO2 por sector, EE.UU. propuso que se incluyan las contribuciones del cambio en el uso del suelo, o que se especifique que sólo se incluyeron emisiones relacionadas con la energía. Brasil dijo que si los sectores son separados, la lista debe hacerse en orden de importancia y debe incluir los porcentajes de emisiones que corresponden con cada sector. Los delegados acordaron esto durante las siguientes reuniones de grupos de contacto. En el grupo de contacto, Brasil —secundado por Perú— también propuso, y el GTII acordó, una nota al pié sobre la incertidumbre en el uso de la tierra, cambio en el uso de la tierra y medidas de silvicultura. En relación con las políticas para disminuir las emisiones, India y Austria preguntaron si no sería más apropiado señalar las reducciones efectivas en “países” o “regiones”. Finalmente, el GTIII modificó el texto para poder ubicar estas reducciones en “diferentes sectores y muchos países”.

Brasil e India, con el apoyo de Noruega, se mostraron a favor de la utilización del concepto “eficiencia energética” dado que la intensidad de la energía y el ingreso per cápita pueden no aumentar de manera proporcional con el desarrollo. Argentina pidió una referencia a las emisiones de los países del Anexo I y de los que no integran el Anexo I de la CMNUCC. Brasil, con el apoyo de China, propuso un oración corta que indique que el desarrollo económico está íntimamente relacionado con las emisiones. China propuso, y el GTIII acordó, una nota al pie que indique que la utilización de la Paridad de Poder Adquisitivo para describir la diferencia en el ingreso per cápita entre los países “sólo tiene fines ilustrativos en este informe”. India destacó la necesidad de un texto que proteja el derecho de los países en vías de desarrollo para seguir su desarrollo y los delegados decidieron que haya una referencia tanto a las emisiones directas como indirectas provenientes de la electricidad en la industria y el sector de la construcción. India acentuó que se necesitan más mejores en la intensidad de la energía para apoyar el crecimiento de la población y de las ganancias que ya esta sucediendo. También señaló que la oración que vincula al aumento reciente de la intensidad del carbono del sector energético con el aumento del uso del carbón, se basa en datos de hace algunos años; como resultado de esto el texto fue modificado y se eliminó la referencia al carbón.

Bélgica propuso, y el GTIII acordó, que se incluya una cantidad para la baja de la intensidad energética mundial de 1970 a 2004. EE.UU., con el apoyo de India y el RU, advirtieron contra el hecho de que se incluya el uso promedio de la energía por unidad de PBI para los países del Anexo I y para los que no integran el Anexo I y sugirió que estas cantidades esconden las disparidades regionales. El GTIII acordó que se elimine esta oración. India expresó su preocupación por una oración que indica que se espera que las economías de los países del Anexo I tengan un menor uso de la energía por unidad de PBI en relación con las economías de los países que no integran el Anexo I. El GTIII acordó que se inserte un texto sobre que esta proyección “está en relación con los escenarios del IEEE”.

En un párrafo sobre los escenarios de emisión, los delegados acordaron que se indique en una viñeta que los escenarios que no forman parte del IEEE no consideran las políticas de mitigación y explicaron que elegir como tipo de cambio para el PBI al Tipo de Cambio del Mercado (TCM) o Paridad de Poder Adquisitivo (PPP) no afectaba de manera significativa a las emisiones de los escenarios del IEEE. Suiza y Suecia —con la oposición del RU, Uganda y otros— dijeron que la referencia al debate de expertos sobre TCM versus PPP no es interesante para los responsables de políticas y propusieron que se elimine. Kenia recordó los arduos debates que hubo en el pasado sobre esta cuestión y citó las acusaciones en contra del PICC por haber utilizado un método incorrecto en el TIE. Austria, Alemania y el RU propusieron un texto en donde se aclara la oración y el GTIII acordó trasladar a una nota al pie la referencia al debate de los expertos.

Texto Final: El texto final discute las tendencias de emisión de gases de efecto invernadero tanto en las épocas preindustriales y como de 1970 a 2004 y dice que el 70% de aumento en las emisiones ha sucedido durante el último período. También discute el crecimiento proyectado de las emisiones durante las próximas décadas y señala que los combustibles fósiles están proyectados para que mantengan su posición dominante en la combinación energética mundial. También aporta información sobre las emisiones de los países desarrollados y en vías de desarrollo y establece que las políticas climáticas existentes han llevado a las reducciones, pero estas no han sido los suficientemente grandes para ser visibles dentro de las tendencias históricas de emisiones. Explica que los niveles de emisión de los escenarios de emisión de la línea de base no han cambiado significativamente en relación con aquellos en los escenarios de los IEEE y discutió las mejoras en el entendimiento de los aerosoles y señaló que la elección de una u otras tasa de cambio para el PBI (TCM o PPP) no genera un efecto significativo sobre emisiones proyectadas.

La SRP final también contiene las siguientes figuras y cambios:

Figura SRP 1 sobre el potencial del calentamiento global entre 1970 y 2004: En la discusión informal de esta figura, los delegados debatieron la inclusión de los gases cubiertos por el Protocolo de Montreal sobre Sustancias que Agotan la Capa de Ozono. La figura final representa el calentamiento potencial con los gases de efecto invernadero asociados, incluyendo estas sustancias que disminuyen la capa de ozono de 1970 a 2004.

Figura SRP 2 sobre tendencias mundiales del PBI, emisiones de CO2 y población: La figura final destaca las tendencias de ingresos, energía, emisiones de CO2, población, ingreso per cápita, intensidad del suministro de energía del carbono e intensidad de las emisiones desde 1970 a 2004.

Figura SRP 3a sobre distribución regional de las emisiones per cápita y la SRP 3b sobre distribución regional de las emisiones por PBI: Sobre esta figura, China pidió que se incluyan las unidades de TCM junto con PPP, pero otros delegados explicaron que las dificultades muestran ambas de manera gráfica. Los delegados también discutieron los errores potenciales en las agrupaciones de países en regiones propuestas, las cuales los Autores Líderes acordaron tratar. La figura SRP 3a y SRP 3b fueron presentadas al plenario a última hora de la tarde del miércoles y acordados por el GTIII. La figura final incluye las emisiones regionales de gases de efecto invernadero en 2004 en términos de PBI y población.

Figura SRP 4 sobre emisiones proyectadas: Se hicieron varios cambios para aclarar el epígrafe. La figura final contiene emisiones de gases de efecto invernadero de 2000 y las emisiones de línea de base proyectadas para 2030 y 2100.

Cuadro sobre SRP 1 sobre escenarios de emisión del PICC: El cuadro final detalla los escenarios de emisión de los IEEE.

C MITIGACIÓN EN EL CORTO Y MEDIANO PLAZO (HASTA 2030): La sección sobre tendencias de emisión de gases de efecto invernadero hasta 2030 fue tratada en el plenario entre el lunes por la mañana y el miércoles por la noche, en la reuniones de grupos de contacto copresididas por David Warrilow (RU) y Richard Odingo (Kenya) y en consultas informales. Las discusiones se centraron en los enfoques para estimar los potenciales de mitigación; los costos macroeconómicos; los potenciales de mitigación en varios sectores, como el transporte, la industria, los bosques, la agricultura, los desechos, la construcción y la energía, incluyendo las energías renovables y la energía nuclear.

El lunes por la tarde los delegados escucharon las presentaciones sobre los potenciales estimados de reducción de emisiones y los costos. Los Autores Líderes trabajaron sobre los enfoques de adentro hacia fuera y de arriba hacia abajo, y destacaron que estos enfoques son consistentes para mostrar los potenciales de mitigación sustancial. La discusión que siguió la presentación se desarrolló alrededor de la potencial mitigación sectorial, el problema de las diferentes líneas de base, la conservación como parte del sector de la silvicultura, los nuevos desarrollos desde el TIE y la inclusión de los estudios provenientes de los países en vías de desarrollo.

Costos y Estimaciones: Acerca de un párrafo del proyecto de SRP que señala que existe un potencial económico significativo para la mitigación a nivel mundial en las próximas décadas, tal como muestran los estudios de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo, el RU, EE.UU. y Alemania, advirtieron contra el hecho de que quede implícito que los enfoques de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba son exactamente comparables. Nueva Zelanda pidió que se rescriba una figura sobre el potencial económico de la mitigación a nivel mundial utilizando los enfoques de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba. Austria destacó la necesidad de métricas paralelas entre los enfoques de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba y Suecia acentuó que el potencial económico sería mayor si se tomaran cuentan las externalidades. Canadá pidió que se enfatice que las decisiones difíciles y los acuerdos políticos podrían requerir de los responsables de políticas. Las largas discusiones técnicas continuaron en un grupo de contacto donde los delegados consideraron las diferencias entre el potencial de mercado y el potencial económico, y también entre el enfoque de adentro hacia fuera y el de arriba hacia abajo. Asimismo, trataron dos tablas sobre estimaciones de potencial económico: una para los estudios de arriba hacia abajo y una para los estudios de abajo hacia arriba; una figura sobre el potencial de mitigación económica mundial en diferentes categorías (nuevamente para los estudios de arriba hacia abajo y de abajo hacia arriba); y otra figura sobre potencial económico sectorial estimado para diferentes regiones como función del precio del carbono.

Costos macroeconómicos para 2030: Cuando consideraban un párrafo sobre los costos macroeconómicos de la mitigación para 2030, los delegados discutieron una viñeta que destaca las ganancias del PBI de los modelos, que asumen que la línea de base no es económicamente óptima y que las políticas de mitigación del cambio climático reducen las imperfecciones del mercado. El RU propuso un texto mas específico sobre posibilidades de sustitución, reducción del desempleo y sobre la tasa de cambio tecnológico. Austria, EE.UU. y otros apoyaron inicialmente la propuesta, pero finalmente acordaron con Kenya, Suecia y otros respecto de que era muy técnico. Un pequeño grupo redactó un texto para aclarar la frase e incluir recursos desempleados, impuestos distorsivos y subsidios, como ejemplos de ineficiencia del mercado.

El GTIII acordó que se incluya una nueva viñeta que indique que los enfoques de gases múltiples y de sumideros de carbono reducen sustancialmente los costos en comparación con la sola eliminación del CO2.

Acerca de una viñeta relacionada con los costos regionales, India, con el apoyo de Austria y Finlandia, cuestionaron un texto sobre las reglas para asignar las emisiones. Austria prefirió una referencia a los permisos de emisiones. Los Autores Líderes explicaron el mensaje clave respecto de las presunciones sobre los escenarios de líneas de base y niveles de estabilización son mas importantes que las reglas de asignación. El GTIII acordó con el texto que indica que el régimen de asignación es importante pero “para muchos países es menos extendido que el nivel de estabilización”.

Respecto de una viñeta que señala que los costos pueden ser sustancialmente mas bajos si las ganancias de los impuestos al carbono o los permisos subastados en el marco del esquema de comercio de emisiones, son usados para promover las tecnologías de bajo carbono o la reforma de los impuestos existentes, China llevó la atención a la falta de definición de tecnologías de bajo carbono y los delegados acordaron que se agregue este término al glosario.

Acerca de una nota al pie que se refiere al aumento de costos en el tiempo, Bélgica propuso que se agregue un texto del TIE que establece que los costos de mitigación proyectados no consideran los beneficios potenciales de eliminar el cambio climático. Alemania acentuó que esta información importante debe estar en una viñeta separada en lugar de en una nota al pie. China cuestionó el texto sobre el aumento de los esfuerzos de mitigación y prefirió una referencia a la intensificación de la mitigación. Suecia acentuó que algunos modelos proyectaron reducciones en los costos marginales de eliminación. La nota al pie establece que, para un nivel de estabilización dado, la reducción del PBI aumentará con el transcurso del tiempo en “la mayor parte de los modelos después de 2030”, y que los costos a largo plazo también son inciertos.

En cuanto al nivel de confianza, China —con la oposición de Alemania, Austria, Suiza, EE.UU., Bélgica, Canadá y España— sostuvo que la información del escenario de estabilización de 445-335 ppm no apoyaba un declaración de confianza de “mucha evidencia” para el lenguaje que sostiene que los costos estimados de la mitigación están entre la reducción del 3% del PBI y una reducción pequeña. Los Autores Líderes explicaron que, para un nivel de estabilización de 445 ppm, el 3% se base en 11 estudios y representa la estimación más alta. Tras consultas informales, se cambió la declaración de confianza a evidencia “media”.

Cambio en el estilo de vida: A primera hora de la mañana del viernes, Bélgica propuso un nuevo párrafo acerca del impacto de los cambios en es estilo de vida sobre la mitigación, en cooperación con los Autores Líderes. El GTIII hizo enmiendas menos y acordó este texto indicando que los cambios en el estilo de vida pueden contribuir a la mitigación en todos los sectores.

Desborde: En relación con un párrafo acerca del desborde y los escapes de carbono que señala los efectos de las acciones de los países del Anexo I sobre la economía mundial y las emisiones, el RU propuso que se agregue información acerca de los recientes estudios sectoriales además de que se indique la literatura confirma los hallazgos del TIE, y Japón sugirió que se detalle los hallazgos del TIE. El RU también hizo hincapié en las continuas incertidumbres. El Copresidente Davidson, de Australia, y EE.UU. indicaron que “acuerdo medio, evidencia media” ya están reflejando las incertidumbres. El título fue referido a las consultas informales, y el texto fue acordado indicando que las acciones del Anexo I podrían tener efectos sobre la economía mundial y las emisiones pero que la escala de escapes de carbono seguía siendo incierta.

China, Alemania, Suecia y otros expresaron preocupación por una oración en la que se discute el escape del carbono fuera de la UE como resultado del Esquema de Comercio de Emisiones de la UE (ECE UE), y EE.UU. destacó la posible confusión que podría producir en aquellos responsables de políticas que no están familiarizados con el ECE UE. El GTIII acordó omitir esta oración.

Canadá, con el apoyo de EE.UU., propuso que se elimine la oración en donde se señala que los posibles beneficios de la transferencia de tecnologías a los países en desarrollo pueden ser sustanciales pero que no existen estimaciones confiables. China, Uganda y otros hicieron hincapié en la importancia de retener ese mensaje. El GTIII acordó mover esa oración a un párrafo sobre la transferencia de tecnologías.

Energía: En cuanto al párrafo sobre la energía, las discusiones estuvieron centradas principalmente en la energía nuclear, pero también en la captura y el almacenamiento de carbono, las energías renovables y las inversiones en energía.

Con respecto a una oración sobre la inversión adicional necesaria en el sector energético para hacer que las emisiones mundiales regresen a los niveles de 2005 en 2030, Suecia y China pidieron que se aclare por qué se había elegido la fecha de 2005. El GTIII acordó una propuesta de China de cambiar emisiones globales a emisiones globales “relacionadas con la energía”.

En cuanto a la energía nuclear, EE.UU. —con la oposición de Alemania— propuso que se elimine la referencia a los riesgos de la proliferación de armas asociados a la energía nuclear. Tras consultas informales, se presentó un nuevo texto en el que se sostiene que la energía nuclear puede hacer una contribución mayor a la mitigación. España se opuso a “mayor” y propuso que se cambie el texto a “puede hacer una contribución”. El Copresidente Metz propuso que se especifiquen los porcentajes del aumento en el texto. España y Alemania advirtieron en contra de este enfoque. El Presidente del PICC, Pachauri, pidió a los delegados que acepten la expresión “una contribución ligeramente mayor”. EE.UU. expresó su decepción por la debilidad del punto sobre la energía nuclear y preguntó cómo es que los delegados pueden aceptar resultados de modelos para las energías renovables pero no para la energía nuclear. Tras consultas informales, se presentó un nuevo texto el viernes por la mañana que reflejaba esta cuestión para las energías renovables. La propuesta indicaba que la energía nuclear “que representó el 16% del abastecimiento eléctrico en 2005, puede tener una participación del 18%” en 2030. El texto también hace referencias a las dificultades relacionadas con la seguridad, la proliferación de armas y los desechos. Austria se opuso, diciendo que la propuesta no reflejaba la caída de la energía nuclear desde 2002 a 2006. el GTIII aprobó el texto y, de acuerdo con el procedimiento del PICC, señaló el desacuerdo de Austria en una nota al pie.

Transporte: Con respecto a los biocombustibles, Brasil propuso, y el GTIII acordó, un texto donde se señala la posible importancia de los biocombustibles para el tratamiento de las emisiones de gases de efecto invernadero del sector, dependiendo de su ritmo de producción. El GTIII también acordó la propuesta de Canadá de hacer una referencia a la biomasa de la celulosa para los biocombustibles.

En cuanto al transporte público, hubo un debate acerca del texto, que incluyó al transporte público, privado, personal, por carretera y al transporte público. Tras consultas informales, los términos “bajo ocupación” y “alta ocupación” fueron incluidos.

Con respecto a la aviación, EE.UU. dijo que se debía poner el eje en el potencial de mitigación y no a las tendencias de emisiones. Francia hizo hincapié en la necesidad de hacer referencia al aumento de los índices. Italia subrayó que si se analizan los mecanismos de mercado, se podría revertir el crecimiento de las emisiones. Esta cuestión quedó resuelta tras consultas informales, y hubo un texto donde se indicó que el potencial de mitigaciones puede provenir de la mejora de la eficiencia de los combustibles, pero que las mejoras solo pueden limitar parcialmente el crecimiento de las emisiones.

Construcción: Con respecto al sector de la construcción, las discusiones incluyeron las diferencias entre el potencial económico y de mercado, las diferencias entre los beneficios y los cobeneficios económicos, la definición del sector de la construcción, y como señalar diferencias entre los países desarrollados y en desarrollo. China e India propuso, y el GTIII acordó, eliminar el texto donde decía que más de la mitad del potencial de mitigación está en los países en desarrollo.

Sector industrial: En cuanto al párrafo sobre el potencial económico del sector industrial, el GTIII también acordó eliminar un lenguaje donde se señala que más del 50% del potencial de mitigación está en los países en desarrollo, indicando que no se está habiendo una utilización ni en los países industrializados ni en aquellos en desarrollo.

Agricultura: Con respecto al párrafo sobre la agricultura, las discusiones estuvieron centradas en los sumideros de carbono de los suelos, las emisiones de metano y óxido nitroso, y los impactos sobre el medio ambiente y la seguridad alimenticia.

En relación con los sumideros de carbono, Suecia —con el apoyo de Alemania y Países Bajos— subrayó la potencial no permanencia de los sumideros. El RU, con el apoyo de otras delegaciones, sugirió que la retroalimentación a largo plazo de los ciclos de carbono cabe mejor en la esfera de otros grupos de trabajo. Tras realizar consultas informales, los delegados acordaron un texto en el que se señala que el carbono almacenado en los suelos es vulnerable a perderse tanto por la gestión de la tierra como por el cambio climático.

Sobre la reducción de las emisiones de metano y óxido nitroso, Nueva Zelanda —con el apoyo de China— propuso, y el GTIII acordó, agregar un texto donde se aclare “en algunos sistemas agrícolas” para indicar la naturaleza no universal de los enfoques. Tuvalu, con el apoyo de EE.UU. y Sudán, se opuso a la declaración donde se indica que tales reducciones son permanentes, y el GTIII eliminó ese lenguaje.

En cuanto a la amplia utilización de tierras para la producción de biomasa, Argentina pidió que se aclaren los potenciales impactos ambientales, como la deforestación y la pérdida de diversidad biológica. Sudán, con el apoyo de Djibouti, pidió que también se mencionen los potenciales impactos sobre la seguridad alimenticia. El GTIII acordó agregar una referencia a los impactos ambientales positivos y negativos y a las implicancias sobre la seguridad alimenticia.

Bosques: Las discusiones sobre los bosques estuvieron centradas en: la distinción entre las emisiones reducidas de la deforestación y la deforestación evitada, los impactos del cambio climático en los bosques, y el costo de las actividades de mitigación forestal. Estas diferencias también se abordaron en las consultas informales y en el plenario.

Brasil expresó preocupación porque la expresión “emisiones reducidas de la deforestación” algunas veces se utilizaba como sinónimo de deforestación evitada en el capítulo subyacente. Tras indicar que los bosques naturales no siempre son incluidos en el sector forestal de algunos países, Colombia propuso entonces que se haga referencia a los bosques en general y el GTIII acordó “relacionados con los bosques”.

Con respecto a un párrafo donde se establece que el impacto del cambio climático en los bosques no puede predecirse con certeza, Tuvalu —con Bélgica y Alemania, y la oposición de Australia y EE.UU.— recordó las declaraciones de la SDP del GTII y los capítulos subyacentes que hacen referencia a pico en la absorción de carbono y su posterior declinación durante este siglo. Tuvalu y la Federación Rusa, con la oposición de Colombia, propusieron que se elimine esta oración. Bélgica sugirió que el asunto sea tratado con mayor claridad como sucedió en el GTII. Tras consultas informales, el GTIII acordó declarar que el cambio climático puede afectar el potencial de mitigación del sector forestal y que se espera que varíe entre regiones y subregiones, tanto en magnitud como en su dirección.

En cuanto a un lenguaje donde se sostenía que las actividades de mitigación relacionadas con los bosques pueden reducir considerablemente las emisiones y aumentar la remoción de sumideros a bajo costo, Tuvalu objetó la palabra “considerablemente” y —con la oposición de Canadá, Colombia y Australia— propuso costos “iniciales” bajos. El Copresidente Metz dijo que no existían fundamentos en el capítulo subyacente para la utilización de la expresión bajos costos “iniciales”. Brasil subrayó que el potencial de mitigación es a corto plazo. El GTIII acordó retener la referencia los “bajos costos” e insertar una nota al pie para expresar el desacuerdo de Tuvalu.

Desechos: En cuanto a las emisiones de los residuos, Bielorusia propuso —y el GTIII acordó— agregar una referencia a la protección de los suelos y la prevención de la contaminación. China propuso que se especifique que la tecnología “está disponible en el mercado”, y el GTIII acordó la sugerencia de EE.UU. de señalar que estaba “comercialmente disponible”. En respuesta a Bielorrusia, un Autor Líder subrayó la necesidad de distinguir entre la mitigación directa y las emisiones evitadas en el sector de los desechos.

Con respecto a una oración en la que se destaca que la falta de capital local es una de las limitaciones clave para el manejo de los residuos en los países en desarrollo, Bielorrusia dijo que ese problema también lo tienen las economías en transición, y Mauricio dirigió la atención a la falta de conocimiento técnico. La oración fue modificada para que se ocupe de esos comentarios.

Geo-ingeniería: Muchos países acordaron con la necesidad de un texto claro donde se aclare que las nuevas opciones de geo-ingeniería, como la fertilización de los océanos o el bloqueo de la luz solar, siguen siendo especulativas, no probadas y con el riesgo de efectos secundarios desconocidos. Bélgica, con el apoyo de Nueva Zelanda, y la oposición de EE.UU., propuso que sólo haya una sección de título en este párrafo y que se elimine un punto adicional en el que se daban ejemplo de los limitados impactos de algunas tecnologías de geo-ingeniería como el efecto del bloqueo de la luz solar sobre la acidificación de los océanos, por temor a que debilitara el mensaje. Finalmente, el GTIII acordó eliminar de ese punto y retener el titular en donde se destaca la naturaleza “enormemente especulativa y no probada” de las opciones de geo-ingeniería que también involucran el riesgos de los efectos paralelos.

Texto final: En la sección C se sostiene que existe un importante potencial económico para la mitigación como indican los estudios de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo, lo que podría compensar el crecimiento proyectado o reducir las emisiones hasta niveles más bajos de los actuales para el año 2030. Dicho texto también estima que el costo de la estabilización a 445-710 ppm CO2 equivalente (CO2-eq) para el año 2030 estará entre una disminución del 3% y un pequeño aumento del PBI mundial, señala que los efectos de las pérdidas y desbordes de carbono son inciertos, y destaca el papel positivo que pueden cumplir los cambios en los estilos de vida y los cobeneficios sustanciales de la mitigación, en especial en la salud. La SRP también se refiere al potencial de mitigación de los diferentes sectores:

  • En términos del abastecimiento de energía, el texto: señala las oportunidades de las nuevas inversiones en infraestructura en los países en desarrollo y en actualización en los países desarrollados, con sus cobeneficios en seguridad energética, la disminución de la contaminación y el empleo; señala que mientras que para limitar las emisiones de 2030 a los niveles de 2005 es necesario un gran cambio en los patrones de inversiones, las inversiones adicionales netas sólo variarán entre una cifra insignificante y el 5-10%; y establece que las energías renovables y la energía nuclear podrían tener una participación del 30-35% y del 18%, respectivamente, para el año 2030.

  • En el transporte, a pesar de las múltiples opciones existentes, su efecto puede ser contrarrestado por el crecimiento del sector y barreras como la falta de marcos políticos.

  • En los edificios, las opciones de eficiencia energética podrían reducir las emisiones con beneficios económicos netos.

  • En la industria, el mayor potencial de reducción está en las industrias de consumo intensivo de energía.

  • En la agricultura, las opciones de bajo costo podrían contribuir al aumento de los sumideros y la provisión de biomasa para la utilización de energía.

  • En los bosques, la reducción de la deforestación y los sumideros pueden mitigar a un bajo costo y crear sinergias con la adaptación y el desarrollo sostenible.

  • En los desechos, los residuos post consumo contribuyen levemente a las emisiones globales, pero la mitigación del sector puede realizarse a bajo costo y contribuye con el desarrollo sostenible.

La Sección C también establece que las opciones de geo-ingeniería siguen siendo en gran medida especulativas, no probadas y con riesgos desconocidos. También incluye varias tablas y gráficos, entre los que se destacan una tabla en la que se identifican tecnologías de mitigación que actualmente están en el mercado y aquellas que se proyecta que serán comercializadas por sector para 2030, y una figura donde se muestra el potencial sectorial de las distintas regiones.

Además, la Sección C contiene las siguientes figuras:

Figuras SRP 5a y SRP 5B sobre potenciales económicos mundiales: Las figures finales muestran el potencial económico mundial de 2030 estimado en estudios hechos de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo.

Figura SRP 6 sobre el potencial económico sectorial: China expresó su preocupación por la credibilidad de esta figura, indicando que las líneas base de los diferentes sectores no eran comparables, y Canadá hizo hincapié en la relevancia de la figura para quienes definen políticas. Los Autores Líderes propusieron un epígrafe que incluía cuatro ítems en donde se explicaba las variaciones del potencial de mitigación evaluado para cada sector y las diferentes líneas base utilizadas, destacando —entre otras cosas— que los potenciales estimados están limitados a un número relativamente bajo estudios hechos con altos niveles del precio del carbono; que se habían utilizado diferentes líneas base para cada sector, y que sólo se mostraban los totales mundiales del transporte porque se había incluido a la aviación internacional.

Brasil propuso un texto para el capítulo subyacente en donde se establecía que los potenciales del sector del transporte eran una subestimación y que podía haber potenciales significativos en áreas como los bioscombustibles, los vehículos pesados, los barcos, cambios en la distribución por modos de transporte y el transporte público. Varias partes se opusieron a que se separe el sector del transporte y el GTI acordó que en cambio se reinserte un texto de la versión anterior de la SRP que contenía una larga lista de categorías excluidas de la figura, señalando que la subestimación del total del potencial económico de esas emisiones es del orden del 10-15%. La figura final muestra el potencial económico para la mitigación por sector en las diferentes regiones como una función del precio del carbono en 2030 y 2010.

Tabla SRP 1 sobre potenciales económicos de mitigación a partir de los estudios realizados de abajo hacia arriba: La tabla final destaca el potencial económico de mitigación global en 2030 estimado a partir de los estudios hechos de abajo hacia arriba para precios de carbono entre los US$ 0-100 en escenarios del IEEE.

Tabla SRP 2 sobre los potenciales económicos de la mitigación a partir de los estudios realizados de arriba hacia abajo: EE.UU. propuso que se agregue una oración donde se establezca que los potenciales de mitigación estimados a partir de estudios hechos de arriba hacia abajo derivan de escenarios de estabilización. Tras las consultas con los Autores Líderes, esta propuesta fue incluida en una viñeta. La tabla final destaca el potencial económico mundial para la mitigación en 2030, estimado a partir de estudios realizados de arriba hacia abajo para precios de carbono entre US$ 20-100 en escenarios del IEEE.

Tabla SPP3 sobre tecnologías clave de mitigación y prácticas por sector: Canadá pidió que la tabla se limite a sólo las tecnologías significativas, y Alemania solicitó que se establezca un ranking de potencial de mitigación, en el que las energías renovables deberían estar delante de la energía nuclear. El Copresidente Davidson advirtió que un ranking así podría ser difícil de establecer. Los delegados acordaron la propuesta de Alemania de señalar en el epígrafe que las tecnologías y prácticas aparecen en la lista en un orden arbitrario.

Bélgica pidió la inclusión de una referencia a los cambios de conducta además de a las tecnologías y actividades. India, con el apoyo de Brasil y Perú, pidió una categoría adicional para las elecciones de estilos de vida sostenibles, haciendo hincapié en su importancia. El Copresidente Metz hizo hincapié en que los cambios en los estilos de vida aún no habían sido formalmente cuantificados en el capítulo subyacente, y que por tanto no podían ser incluidos en la tabla. China sugirió que los cambios en el estilo de vida son tratados de mejor manera en otras partes, y pidió que se agregue una nota al pie donde se señale que los cambios en el estilo de vida son muy importantes y serán tratados en otro párrafo del texto. Bélgica destacó que estaban preparando la redacción de un párrafo de esta naturaleza, que sería incluido en la SRP. Los delegados acordaron incluir en el epígrafe un texto propuesto por Cuba y Nueva Zelanda en donde se establezca que las prácticas no tecnológicas —como las vinculadas al estilo de vida— son transversales y no han sido incluidas, pero sí son tratadas en un nuevo párrafo sobre los estilos de vida.

Canadá pidió la inclusión de los vehículos con celdas de combustible de hidrógeno en el sector del transporte. Colombia pidió que se utilice el término forestal en lugar de silvicultura, porque los responsables de políticas pueden considerar que la silvicultura sólo incluye las prácticas comerciales. EE.UU. solicitó que en el sector del transporte se incluya a los aviones más eficientes en el uso de combustibles. Alemania pidió en el sector de edificios, la lista incluya a los fluidos alternativos de refrigeración. Los delegados acordaron aceptar la tabla con estas modificaciones.

La tabla final se centra en las tecnologías y prácticas de mitigación actualmente disponibles y en aquellas que se proyectan que estarán disponible comercialmente antes de 2030 en los siguientes sectores: abastecimiento de energía, transporte, edificios, industria, agricultura, silvicultura/bosques y desechos.

Tabla SRP 4 sobre los costos macroeconómicos para 2030: Tras la solicitud de Australia, los Autores Líderes explicaron que sólo existía literatura suficiente para apoyar un rango, no un promedio, de nivel de estabilización de 445-535 ppm. Dinamarca solicitó que la temperatura media global proyectada sea incluida como una columna en la tabla, pero los Autores Líderes sostuvieron que los aumentos de temperatura estaban mejor tratados más adelante. Los delegados acordaron la propuesta de EE.UU. de que la expresión “costo más bajo” sea utilizada en el título de la tabla para describir las trayectorias hacia diferentes niveles de estabilización a largo plazo. En respuesta a una sugerencia de India, el GTI reemplazó la expresión “metas de estabilización” por “niveles de estabilización”. Austria pidió que se aclare la naturaleza de los costos reflejados en la tabla; la cuestión se resolvió cambiando el título de modo que incluya la palabra “macroeconómicos”. La tabla final incluye los costos globales de 2030 para las trayectorias de menor costo hacia los diferentes niveles de estabilización a largo plazo.

Cuadro SRP 2 sobre el potencial de mitigación y enfoques analíticos: En cuanto a un cuadro que brinda varias definiciones relacionadas con los potenciales de mitigación, China —con el apoyo de Alemania, EE.UU. y otros— sugirió que se agregue un texto explicando la relación entre los potenciales económicos y de mercado, y —con Benín, Noruega y otros— pidió que se aclaren las referencias a los costos en la definición del potencial económico. El RU sugirió que se aclare que son capaces de hacer los enfoques de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo. Durante las discusiones de los grupos de contacto, EE.UU. dijo que introducir una referencia al potencial de mitigación podría ser confuso, y sugirió que se explique qué es lo que está incluido en las estimaciones. El Copresidente Odingo advirtió en contra de que se ajuste demasiado y se agreguen demasiados detalles técnicos y recordó a los delegados que la SRP también debe ser clara para quienes definen políticas en zonas rurales de África. Los delegados acordaron que se agregue una referencia a las barreras existentes en la explicación del potencial de mercado, y que se incluya una referencia a las políticas “adecuadas” y a la inclusión de los costos y beneficios sociales en la explicación del potencial económico. Bélgica propuso, y los delegados acordaron, agregar una oración del TIE donde se señala que los costos de mitigación proyectados no toman en cuenta los beneficios potenciales del cambio climático evitado. Además, se incluyeron varias otras cambios para lograr una mayor claridad, entre ellos una referencia a las definiciones del glosario.

El cuadro final explica el concepto de “potencial de mitigación”, la diferencia entre “potencial de mercado” y “potencial económico” y los tipos de enfoques de “abajo hacia arriba” y de arriba hacia abajo.

Cuadro SRP3 sobre las asunciones en los estudios de los portafolios de mitigación y costos macroeconómicos: Tras señalar que era fundamental que se aclare el significado del enfoque del menor costo utilizado en la mayor parte de los modelos de arriba hacia abajo, EE.UU. —con el apoyo de Canadá y otros— propuso que se inserte un texto del capítulo subyacente donde se explica que estos modelos asumen la transparencia de los mercados, no los costos de transacción, y por lo tanto la perfecta implementación de las medidas de respuesta durante el siglo 21. Esta propuesta empujó a China a sugerir que también se trate la falta de consideraciones sobre la equidad. Tras algunas discusiones los delegados acordaron agregar una referencia a la equidad al final de una oración donde se señala que los modelos no consideran los beneficios climáticos ni los cobeneficios de las medidas de mitigación. En cuanto al texto donde se señala que los costos globales incluidos en los modelos podrían aumentar si algunas regiones, sectores o gases son excluidos, EE.UU. —con el apoyo de los Autores Principales— propuso se dirija la atención a la utilización de la tierra como un sector. La Comunidad Europea propuso que se inserte una referencia a los permisos subastados además de a los impuestos sobre el carbono. El GTIII acordó ambas inserciones.

El cuadro final subraya las asunciones de los estudios acerca de los portafolios de mitigación y los costos macroeconómicos utilizados en este informe.

D – MITIGACIÓN A LARGO PLAZO (DESPUÉS DE 2030): Esta sección fue tratada por primera vez en el Plenario, el miércoles por la noche. Las discusiones sobre muchas cuestiones continuaron informalmente y la sección quedó finalizada a primera hora de la mañana del viernes.

Estabilización a largo plazo: Las discusiones estuvieron centradas en los umbrales críticos del cambio climático, los resultados proyectados de escenarios de estabilización y los picos de emisiones.

En el plenario del miércoles, China cuestionó el mandato del GTIII para definir un umbral climático crítico. Noruega hizo hincapié en la importancia de que se aclaren los riesgos relacionados con los escenarios ya que no sirven, y el RU advirtió en contra de que se los mencione.

Con respecto a los resultados de los escenarios de estabilización, China expresó dudas acerca de la inclusión de las temperaturas proyectadas por el GTI, y pidió una estructura paralela para las Secciones C y D. El Copresidente Metz destacó las diferencias en la información disponible sobre las evaluaciones a corto y largo plazo, para explicar por qué las dos secciones estaban estructuradas de una manera diferente. El Presidente Pachauri hizo hincapié en la practica de utilizar material superpuesto, y destacó el boceto aprobado y el mandato del GTIII para ocuparse de la relación entre la mitigación y los impactos. Los Autores Líderes defendieron la vinculación de las fuerzas radiativas y los niveles de concentración con la temperatura para hacer que el documentos sea más accesible a quienes definen políticas. China hizo hincapié en que la temperatura no fue mencionada en el borrador del GTIII ni fue incluida en el TIE, pero Bélgica subrayó que la temperatura servía como hilo común entre los grupos de trabajo del PICC.

El siguiente texto fue llevado al plenario el jueves después de medianoche. Brasil indicó que no había participado en el grupo de contacto, y sugirió que se agregue una referencia a las “emisiones pasadas” en la introducción, para indicar que las emisiones históricas afectan la escala de los esfuerzos futuros en relación con la mitigación. Muchos otros se opusieron, indicando que el foco de la sección estaba puesto en la mitigación a largo plazo y que una referencia a las “emisiones pasadas” lo distorsionaría. Bélgica, el RU, Países Bajos, Alemania, EE.UU., el Copresidente Davidson y otros hicieron hincapié en que se había gastado muchas horas en la discusión de cada palabra e instaron a Brasil a que acepte el compromiso. China reconoció que las discusiones fueron largas pero, con Argentina e India, expresó su simpatía por la posición brasilera. Las consultas informales continuaron cerca de las 3:30 de la madrugada del viernes, luego de las cuales la pregunta volvió al plenario. Como compromiso, Australia propuso una nota al pie donde se haga una referencia a las tendencias de emisiones desde los niveles preindustriales. Tras discutir varias opciones de redacción, el GTIII acordó insertar una nota al pie utilizando la propuesta de redacción de China sobre “emisiones históricas de GEI desde el período preindustrial”.

Cambio tecnológico inducido: China e India destacaron la necesidad de superar las barreras a la transferencia, difusión y explotación de tecnologías en la mitigación a largo plazo. El GTIII acordó que se ocuparía de cuestiones vinculadas con la transferencia de tecnologías en el párrafo sobre transferencia de tecnologías. India propuso, y el GTIII acordó, un lenguaje sobre la efectiva superación de las barreras para el desarrollo, la adquisición, la explotación y la difusión de tecnologías.

EE.UU. cuestionó la referencia a “alto acuerdo, mucha evidencia” y sugirió que no podría no ser adecuado dado el escaso número de escenarios que están siendo evaluados. Austria propuso que se utilice el término “probable”, pero el Copresidente Metz advirtió en contra de eso por el significado que tuvo ese término en el GTI. Los delegados acordaron un lenguaje más cauto propuesto por el Copresidente Metz para transmitir un sentido de ambigüedad manteniendo el énfasis en la importancia de los incentivos y reteniendo la expresión “alto acuerdo, mucha evidencia”.

Decisión acerca del nivel de mitigación adecuado: Suiza cuestionó el tratamiento de los análisis de costos y beneficios. Tuvalu y Alemania hicieron hincapié en los límites a la adaptación. India destacó el nivel de incertidumbre de los análisis de costos y beneficios. Australia señaló las diferencias entre las funciones de los costos de los impactos y de la mitigación del cambio climático.

Con respecto a los costos y beneficios de varias vías de reducción, el RU —con el apoyo de Suiza, Tuvalu y Noruega— subrayó las pérdidas con respecto a las versiones anteriores del proyecto de texto. El Copresidente Davidson pidió a los delegados que consideren el texto propuesto por los Autores Líderes, un compromiso consciente de varios comentarios de los gobiernos. Luego le pidió a un grupo informal que trate el asunto. Finalmente, se agregó un texto adicional en el que se destacó la incertidumbre de los análisis de costos y beneficios y se describió el concepto de sensibilidad climática.

Texto final: El texto final de la Sección D sobre la mitigación a largo plazo indica que para estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero, es necesario que haya un pico en las emisiones y luego declinen. También sostiene que, en las próximas décadas, los esfuerzos de mitigación tendrán un gran impacto sobre las oportunidades de lograr niveles de estabilización más bajos. De acuerdo con la SRP, se puede llegar a un rango de estabilización a partir de las tecnologías disponibles hoy y de aquellas que se espera que sean comercializadas en las próximas décadas.

Con respecto a los incentivos, la SRP discute acerca de la eficiencia energética, las fuentes de energía baja en carbono, el uso de la tierra y la silvicultura y la bioenergía moderna. También identifica la necesidad de inversión en tecnología; investigación, desarrollo y demostración (ID&D); y el tratamiento de las barreras. La SRP establece, asimismo, que los costos de la mitigación en 2050 para una estabilización en un rango de 710-445 ppm implicarán entre un 1% de aumento y un 5.5% de reducción del PBI global. Explica qué factores deben ser considerados durante un proceso iterativo de gestión de riesgos para decidir sobre el nivel adecuado de mitigación, incluyendo los daños del cambio climático concretados y evitados, cobeneficios, sostenibilidad, igualdad y actitudes. Tras hacer hincapié en que los análisis eran tempranos y limitados, la SRP sostiene que los costos y beneficios de la mitigación son ampliamente comparables. Indica que la oportunidad económica óptima y el nivel de mitigación dependen del carácter y la forma incierta de la curva del costo del daño causado por el cambio climático. Sostiene que la sensibilidad al clima es la incertidumbre clave para los escenarios de mitigación que buscan determinar un nivel específico de temperatura. La SRP explica además que las reducciones de emisiones pospuestas conducen a inversiones en más infraestructura y senderos de desarrollo intensivos en términos de emisiones, limitan de manera significativa las oportunidades de alcanzar niveles de estabilización más bajos y aumentan el riesgo de que el cambio climático genere impactos más severos.

Esta sección también contiene las siguientes figuras, tablas y recuadros:

Figura SRP 7 sobre senderos de emisiones de escenarios de mitigación: La figura final presenta senderos de emisiones para escenarios de mitigación de diferentes niveles de estabilización.

Figura SRP 8 sobre categorías de escenarios de estabilización: La figura final ilustra escenarios de estabilización y su relación con los aumentos globales de temperatura.

Figura SRP 9 sobre reducciones de emisiones para medidas alternativas de mitigación: En la discusión acerca del futuro, Brasil propuso cambiar la expresión “deforestación evitada” por “reducción de emisiones de la deforestación” y el GTIII aprobó la figura sin mencionar la deforestación evitada (sólo los sumideros de los bosques). La figura final retrata las reducciones de emisiones acumuladas por los diferentes senderos de mitigación durante el período 2000-2030 y 2000-2100.

Tabla SRP 5 sobre los escenarios post TIE: La tabla final destaca las características de los escenarios de estabilización post TIE.

Tabla SRP 6 sobre los costos macroeconómicos en 2050: La tabla final incluye los costos globales en 2050 para las diferentes trayectorias de estabilización a largo plazo.

Recuadro SRP 4 sobre modelos de cambio tecnológico inducido: El recuadro final discute modelos que adoptan enfoques basados en el cambio tecnológico inducido.

E – POLÍTICAS, MEDIDAS E INSTRUMENTOS PARA LA MITIGACIÓN DEL CAMBIO CLIMÁTICO: Políticas e instrumentos gubernamentales: La discusión estuvo centrada en la creación de incentivos para la mitigación, criterios de evaluación, impuestos y tarifas, acuerdos voluntarios, instrumentos de información y acciones voluntarias.

En cuanto a una oración en donde se identifican los principales criterios de las políticas y instrumentos de evaluación, China cuestionó la referencia a la “factibilidad política” y el RU dijo que no es relevante para la evaluación técnica de las políticas. El GTIII eliminó la referencia a la factibilidad política.

EE.UU. y Bielorrusia cuestionaron la parte del texto donde se señala que los impuestos y las tarifas son efectivos en términos de costos. Los Autores Líderes explicaron que los impuestos son más efectivos de implementar en términos de costos que cualquier otro instrumento. India, con el apoyo de EE.UU., propuso que se especifique que los impuestos son efectivos en términos de costos para el establecimiento de un precio para el carbono. Suecia propuso que se reemplace “impuestos y tarifas” por “impuesto al carbono” pero India se opuso, haciendo referencia al alta impuesto de la India al petróleo, que no es llamado un impuesto al carbono pero tiene un impacto similar. El RU, con la oposición de Suiza, propuso una fórmula alternativa que separa los impactos de los impuestos y tarifas de su implementación. Tras consultas informales, el texto fue acordado indicando que “los impuestos y tarifas pueden determinar un precio para el carbono pero no garantizar un nivel específico de emisiones”.

En cuanto al papel de los acuerdos voluntarios, Japón expresó preocupación acerca de si los acuerdos “que tiene implícita una amenaza de futuros impuestos” son realmente voluntarios. Los Autores Líderes explicaron que aún si tales acuerdos no son estrictamente voluntarios, la literatura muestra que están siendo aplicados. Tras discutir acerca de la efectividad de los acuerdos voluntarios y las experiencias de Japón y Alemania, los delegados acordaron indicar que “algunos acuerdos recientes de unos pocos países” habían conducido a la reducción de emisiones.

En relación a los instrumentos de información, el GTIII acordó una propuesta de RU de eliminar el lenguaje que indicaba que los instrumentos pueden mejorar la efectividad de otras políticas.

Con respecto a las acciones voluntarias, independientes de las autoridades nacionales o gubernamentales, el GTIII acordó reemplazar “gobiernos subnacionales” por “autoridades locales y regionales” y omitir “independientemente de los gobiernos nacionales”.

Precio del carbono: En el plenario e informalmente se discutió un párrafo en el que se señala que el precio del carbono podría crear incentivos para que los consumidores y productores inviertan en “productos que emitan pocos gases de efecto invernadero”. China pidió que se aclare cuáles fueron los precios de carbono utilizados, y Suiza pidió información sectorial adicional. Los Autores Líderes explicaron su elección de precio de carbono de los modelos de arriba hacia abajo y sostuvieron que había menos información de algunos sectores —como el eléctrico— que de otros, como el del transporte. China dijo que el informe subyacente incluía estudios que no caen dentro del rango de US$20-50 para el precio del carbono sugerido en el proyecto de texto, propuso un máximo de US$ 100/ton de carbono. La SRP hace referencia a precios de carbono que estén entre US$ 20-80 en 2030, y US$ 30 y 1555 para 2050,, y también incluye información sobre precios más bajos de estudios que consideran el cambio tecnológico.

Suiza, con Eslovenia, propuso una nueva oración acerca de la respuesta del sector eléctrico al precio del carbono. EE.UU. preguntó si los estudios se extenderán hasta 2050 para el sector eléctrico, y los Autores Líderes respondieron que tal información estaba disponible, citando un importante estudio de la Agencia Internacional de Energía. El GTIII acordó la nueva oración. Al final la SRP señala que si el precio del carbono se establece entre los US$ 20-50 eso podría conducir a la generación de electricidad de baja emisión en 2050.

Transferencia de tecnologías: Las discusiones estuvieron centradas en el nivel de los flujos financieros hacia los países en desarrollo. Se presentaron varias alternativas a la redacción original en las que se indicaba que los flujos financieros del MDL están “alcanzando niveles en el orden de varios miles de millones de dólares por año”, lo que es “más alto que los flujos que llegan a través del Fondo para el Medio Ambiente Mundial” (FMAM). Brasil propuso un texto donde se sostiene que los flujos financieros “tienen el potencial” para alcanzar niveles en el orden de varios miles de millones de dólares por año, mientras que Alemania prefirió “ha movilizado” y “es muy probable que genere”. Kenya, con el apoyo de Sudán y Canadá, destacó la desigual distribución, señalando la falta de proyectos del MDL en África. India y Colombia prefirieron señalar que tanto el flujo financiero como la distribución han sido limitados. España hizo hincapié en el papel del MDL en la transferencia de tecnología y, con Perú, en el desarrollo sostenible. El RU, EE.UU. y otros se opusieron al texto que compara los flujos del MDL con los del FMAM, y a los flujos de inversión extranjera directa total. Bielorrusia y EE.UU. pidieron que se aclare de qué modo habían sido calculados los precios del carbono del MDL. Tras consultas informales, el GTIII acordó el texto donde se señala que el MDL tiene “el potencial para alcanzar” varios miles de millones de dólares, y acordó retener la referencia al FMAM. En el texto también se señala que el MDL, el FMAM y asistencia a los países en desarrollo para la transferencia de tecnologías ya han sido limitados y “distribuidos geográficamente de modo dispar”.

Logros de la CMNUCC y el Protocolo de Kyoto: Australia cuestionó el lenguaje sobre sus “logros más importantes” y los mercados internacionales de “carbono”. Los Autores Líderes hicieron referencia a la literatura indicando que la CMNUCC y el Protocolo de Kyoto son una respuesta única a un problema ambiental, y explicó que el comercio de carbono realmente se está produciendo entre los países europeos, y que es probable que se expanda. Luego EE.UU. propuso, y el GTIII acordó, que se elimine la referencia a los logros “más” destacados.

Cooperación internacional para la reducción de gases de efecto invernadero: EE.UU. cuestionó una declaración donde se dice que los esfuerzos internacionales tendrían un “apoyo más fuerte” si eran ambientalmente efectivos. El texto fue cambiado para aclarar que es la literatura la que sugiere un apoyo más fuerte.

En el mismo párrafo, en relación con una viñeta donde se menciona el vínculo entre las emisiones mundiales y el costo de la mitigación a nivel mundial, el Copresidente Metz explicó que habían habido varios comentario. China, con la oposición de Canadá y Alemania, propuso que se borre la referencia a que el cambio climático es un problema global. China también prefirió cuestionar el texto donde se indica que “los enfoques que no incluyan una mayor distribución de las emisiones globales tendrán un costo global más alto” y propuso que se cambie la expresión “mayor distribución de las emisiones globales” por “una amplia participación”. EE.UU. cuestionó el significado de “amplia participación” y Brasil se opuso a ese lenguaje por considerarlo políticamente preceptivo y que prejuzga futuros acuerdos ya que “cortes más profundos” también reducirán las emisiones.

Tras consultas informales, a primera hora de la mañana del viernes fue acordado un texto que hace referencia a que “mayores esfuerzos de cooperación” serán capaces de reducir los costos globales de la mitigación.

Texto Final: El texto final de esta sección apunta a la disponibilidad de una amplia variedad de políticas e instrumentos, establece que su aplicabilidad depende de las circunstancias nacionales e indica que todo los instrumentos tienen ventajas y desventajas. La SRP también contiene hallazgos generales sobre la integración de las políticas sobre el clima en las políticas más amplias del desarrollo; regulaciones y estándares; impuestos y tarifas; permisos de comercialización; incentivos financieros; acuerdos voluntarios; instrumentos de información; y ID&D. De acuerdo con la SRP, las corporaciones, las autoridades locales y regionales, las ONGs y los grupos de la sociedad civil también están realizando una amplia variedad de acciones voluntarias.

La SRP establece que las políticas que establezcan un precio real o implícito al carbono podrían crear incentivos para la inversión en productos, tecnologías y procesos reducidos de baja emisión de gases de efecto invernadero. De acuerdo con la SRP, los estudios de modelos muestran precios del carbono entre US$ 20-80 por tonelada de CO2-eq para 2030, y de US$ 30-155 para la estabilización alrededor de 550 ppm, pero en aquellos estudios que toman en cuenta el cambio tecnológico inducido esos rangos de precios son más bajos. La SRP sugiere que los precios entre US$ 20-50 podrían hacer que el sector de producción de energía tenga emisiones bajas para el año 2050. Asimismo, sostiene que existen muchas barreras a la implementación de opciones de mitigación, relacionadas con aspectos financieros, tecnológicos, institucionales, informativos y de conducta.

La SRP discute también la importancia de la acción gubernamental para el desarrollo y la transferencia de tecnologías, destacando la necesidad de marcos institucionales, políticos, legales y regulatorios. La SRP explica los logros y limitaciones de la CMNUCC y el Protocolo de Kyoto. Y discute el papel de la coordinación internacional y los acuerdos ambientales, destacando la cooperación, la mejora de los mecanismos de mercado y una diversidad de esfuerzos realizados para abordar el problema del cambio climático.

Esta sección también contiene la siguiente tabla:

Tabla SRP 7 sobre políticas, medidas e instrumentos sectoriales: Bajo la columna de políticas, medidas e instrumentos que han demostrado ser ambientalmente efectivos, Brasil propuso —y los delegados acordaron— insertar una referencia a la mezcla de biodiesel en el sector del transporte.

F – DESARROLLO SOSTENIBLE Y MITIGACIÓN DEL CAMBIO CLIMÁTICO: Esta sección sobre el desarrollo sostenible y la mitigación del cambio climático fue discutida en el plenario el jueves por la noche. Las discusiones estuvieron centradas en la reducción de la deforestación, la suma de información proveniente del informe del GTII y las barreras a las políticas del desarrollo sostenible.

En el título del párrafo sobre las sinergias entre la mitigación y el desarrollo sostenible, se agregó un texto por solicitud de la India —con el apoyo de China— en el que se indica que los cambiantes patrones de desarrollo “podrían requerir recursos para superar múltiples barreras”.

Argentina, Chile, Colombia, España y otros propusieron, y el GTIII aceptó, una oración vinculada con el informe del GTII donde se sostiene que independientemente de la mitigación la adaptación va a ser necesaria. Tuvalu destacó que las actividades de adaptación ya están siendo implementadas.

En una viñeta sobre la reducción de la deforestación, Canadá propuso —y los delegados aceptaron— que se agregue que reducir las pérdidas de otros hábitat naturales también puede tener efectos benéficos. Brasil, con el apoyo de Perú, propuso que se elimine una declaración acerca de la compensación a los interesados afectados. También hizo hincapié en que las investigaciones muestran que los pagos por servicios ambientales no garantizan reducciones de emisiones. EE.UU. propuso un texto alternativo sobre “incentivos positivos”. Japón, Colombia y otros destacaron los aspectos sociales del desarrollo sostenible pero acordaron eliminar las referencias a los sectores interesados. Con respecto a la declaración en la que sostiene en la reducción de la deforestación “puede ser implementada sosteniblemente” Tuvalu expresó su preocupación por el concepto de sostenibilidad y su relación con cuestiones de permanencia, y los delegados acordaron reemplazar “sosteniblemente” con la propuesta de Japón de “de un nuevo económica y socialmente sostenible”. Bielorrusia dirigió el atención a los impactos adversos asociados con las plantaciones de bioenergía. Brasil propuso, y el GTIII aceptó, que se especifique que los impactos negativos sobre la diversidad biológica pueden ocurrir si no se a “diseñan medidas adecuadas”.

Texto Final: En esta sección se destaca importante contribución que puede hacer el cambio en los caminos del desarrollo en función de la sostenibilidad, aunque es probable que se necesitan recursos para superar las múltiples barreras a la implementación, y se hace referencia al potencial de las sinergias en los diferentes sectores.

G – VACÍOS EN EL CONOCIMIENTO: Austria propuso el lunes una sección adicional sobre vacíos en el conocimiento y la presentó el jueves por la noche. El GTIII acordó el viernes incluir esta sección con enmiendas menores.

Texto Final: Esta sección destaca brevemente los vacíos en el conocimiento de algunos aspectos de la mitigación, especialmente en los países en desarrollo, y de la necesidad de investigación adicional para reducir las incertidumbres y facilitar la toma de decisiones.

PLENARIO DE CIERRE

Tras la apertura del PICC-26 el viernes 4 de marzo, el Presidente Pachauri suspendió la sesión para permitir que el GTIII concluya su trabajo. El plenario de cierre comenzó a las 10:38 de la mañana. La SRP fue aprobada por el GTIII a las 10:42 de la mañana.

Tuvalu expresó preocupación acerca del Capítulo 9 sobre silvicultura del informes ocho CdP. El GTIII aceptó el informe subyacente (WG-III: 9th/Doc. 2b) y la lista de enmiendas a la Síntesis Técnica y al informe subyacente.

Marruecos, con el apoyo de Libia y Sudán, pidió reuniones regionales para explorar las aplicaciones y el uso de los informes del grupo de trabajo lo más rápido posible, el Copresidente Davidson agradeció a los participantes y cerró la reunión a las 11:28 de la mañana.

INFORME DEL PICC-26

El presidente del PICC, Rajendra Pachauri, abrió la sesión del PICC el viernes 4 de mayo de 2007. Pungbun Na Ayudhya, Secretario Permanente del Ministerio de Recursos Naturales y Ambiente de Tailandia, alentó las alianzas y la colaboración para tratar el cambio climático, y sugirió que las dimensiones sociales y económicas de la mitigación y la adaptación necesitan ser mejor comprendidas. David Goodrich, de la OMS, dijo que las conclusiones del IE4 del PICC son consistentes con las conclusiones de la OMS acerca de los cambios observados, y subrayó la necesidad tanto de mitigación como de adaptación.

APROBACIÓN DEL PROYECTO DE INFORME DEL PICC-25

Tras algunos cambios editoriales menores, el proyecto de informe del picc-25 fue aprobado (IPCC-XXVI/Doc.2).

PROGRAMA Y PRESUPUESTO DEL PICC PARA 2008-2010

La Secretaría del PICC presentó el documento sobre ingresos y gastos para 2006 (IPCC-XXVI/Doc.3). El Copresidente del Equipo de Trabajo Financiero, Marc Gillet, se refirió al documento que contenía el presupuesto 2008, el presupuesto previsto para 2009 y un presupuesto indicativo para 2010 (IPCC-XXVI/Doc.3/Add.2).

Bélgica preguntó si el presupuesto de 2008 reflejaba los costos de la traducción de los resultados a los escenarios, y la traducción a cuentas lenguas se estaba teniendo en cuenta. Con el apoyo de Marruecos, hizo hincapié en la importancia de las traducciones. También sostuvo que el documento técnico sobre el agua debería ser traducido a todos los idiomas de las NU, dada la importancia de esta cuestión. El Presidente Pachauri solicitó una estimación de los costos y detalles más específicos para informar en PICC-27. La secretaría sugirió que se debería asignar una estimación de 150.000 francos suizos para la publicación y traducción de los informes de los escenarios.

La Fuerza de Tareas del PICC sobre los Inventario Nacionales de Gases de Efecto Invernadero (FTI) preguntó por los arreglos para el presupuesto de contingencia, sugiriendo que parte de los fondos designados para un folleto sobre las Directrices 2006 del PICC podría ser utilizada para la planificación de contingencia de una reunión de alcance, dado que el Órgano Subsidiario de Asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT) de la CMNUCC podría hacer solicitudes adicionales tras su vigésimo sexto período de sesiones de mayo de 2007.

El Panel decidió discutir la planificación de contingencia en el PICC-27, y aprobó el presupuesto 2008 y otras propuestas.

ACEPTACIÓN DE LAS ACCIONES REALIZADAS POR EL GTI, GTII Y GTIII

El Panel aceptó las acciones realizadas por el décimo período de sesiones del GTI (IPCC-XXVI/Doc.12), el octavo período de sesiones del GTII (IPCC-XXVI/Doc.13) y el noveno período de sesiones del GTIII (IPCC-XXVI/Doc.14).

Tuvalu solicitó que las reservas con respecto al Capítulo 9 del informe del GTII queden registradas en las minutes del PICC-26.

TÉRMINOS DE REFERENCIA DEL PICC

Con respecto a los términos de referencia del PICC (IPCC-XXVI/Doc.4, INF.1 e INF.2), el Presidente Pachauri describió los resultados del grupo de tareas que trabajó esta cuestión así como las discusiones con el Buró del PICC en su 36º período de sesiones, que llegó a la conclusión de que los actuales términos de referencia del PICC están bien. También sostuvo que presentaría estos resultados en el 15º Congreso de la OMS que se realizará en mayo de 2007, en Ginebra, y señaló que en ese momento no eran necesarios más mejoras o revisiones, pero sugirió que sí podrían ser necesarias en el futuro, ya que el del cambio climático es un proceso en constante evolución.

TRABAJO ADICIONAL DEL PICC SOBRE ESCENARIOS DE EMISIONES

El Presidente Pachauri dirigió la atención al documento donde se describen los desarrollos sobre el trabajo adicional del PICC acerca de los escenarios de emisiones (IPCC-XXVI/Doc.8). También explicó que el comité de conducción había establecido que preparará una reunión de expertos con la comunidad científica, que se realizará del 19 al 22 de septiembre de 2007, en los Países Bajos. El Presidente Pachauri propuso que los expertos definan escenarios hitos para reemplazar los actuales escenarios del IEEE en base a la estabilización de concentraciones de gases de efecto invernadero en preparación para un posible quinto informe de evaluación del PICC. Pachauri subrayó la decisión del PICC-25 de sólo cumplir un papel de facilitador en este proceso.

Suecia destacó en los nuevos modelos emergentes podrían beneficiarse con escenarios de emisiones en lugar de escenarios de concentración. El Presidente Pachauri hizo hincapié en que los escenarios de emisiones pueden ser calculados de manera inversa. Australia destacó la urgencia y, con Egipto, la necesidad de obtener mayor información sobre los aerosoles.

Leo Meyer, Presidente de la Unidad de Apoyo Técnico del GTIII, dijo que el comité de conducción recibiría con el grado sugerencias de los delegados, hizo hincapié en la función “catalizadora pero distante” del PICC en la definición de escenarios, y aclaró que los resultados de la reunión de expertos serían clasificados como material de apoyo del PICC, y no como documentos técnicos aprobados del PICC.

La Federación Rusa señaló el vínculo entre las concentraciones y el Artículo dos de la CMNUCC. Bélgica destacó que, de acuerdo con el procedimiento del PICC, la carátula del informe dejará en claro el informe no ha sido sujeto de un proceso de revisión formal del PICC. Bélgica también dirigió la atención sobre el hecho de que los usuarios del informe incluirán modelos centrados en los impactos, la adaptación y la vulnerabilidad, y el Presidente Pachauri respondió que la expresión “modeladores climáticos” busca incluir a todos los usuarios.

Ismail Elgizouli, Copresidente del comité de conducción, informó a los delegados sobre el desarrollo de los preparativos para la reunión de septiembre.

EE.UU. hizo hincapié en la función del PICC como un órgano de evaluación, distinto de un órgano de investigación. También sugirió el Comité conducción no debería estar involucrado en la “preparación” de escenarios, sino en la “facilitación” de ese proceso.

China sugirió que tomar en cuenta los escenarios económicos desarrollados en otros lugares ayudaría a eliminar las inconsistencias entre estos diferentes escenarios. Y, con Mauricio, pidió que haya un equilibrio geográfico entre los expertos que participen en la reunión de septiembre. En respuesta, Meyer dijo que se habían presupuestado 50 viajes al expertos de los países en desarrollo, de modo de asegurar una amplia participación.

El Presidente Pachauri hizo hincapié en el amplio apoyo que existe para avanzar en los escenarios. Confirmo el comité de conducción sólo tiene la función de diseñar la reunión y el proceso de revisión, no de desarrollar escenario. También alentó al comité de conducción a que explore mecanismos para un activo involucramiento de otras organizaciones. Los delegados aprobaron la propuesta.

ADMISIÓN DE ORGANIZACIONES OBSERVADORAS

El Presidente Pachauri dirigió la atención a la propuesta de admisión de nuevos organizaciones observadoras (IPCC-XXVI/Doc.6).

Marruecos pidió un claro procedimiento de admisión de nuevas organizaciones observadoras, en especial para el manejo de candidatos cuya presencia podría desequilibrar el trabajo del PICC. El Presidente Pachauri eligió la atención a la Política y Proceso del PICC para la admisión de Organizaciones Observadoras al PICC-25. El Presidente Pachauri aclaró que el Buró había analizado todas las organizaciones propuestas en su última sesión, y que el PICC había acordado su admisión.

FUTURO PROGRAMA DE TRABAJO DE LA FUERZA DE TAREAS DEL PICC SOBRE INVENTARIOS NACIONALES DE GASES DE EFECTO INVERNADERO

Con respecto al futuro programa de trabajo de la FTI, el Presidente Pachauri pidió al Copresidente del FTI, Taka Hiraishi, que informe a los delegados sobre el trabajo de su grupo. Hiraishi presentó el documento (IPCC-XXVI/Doc.5) acerca del futuro del programa de inventarios nacionales y se refirió a tres temas sobre los que se trabajará en el corto plazo: concientización pública, facilitación del uso de las Directrices 2006 del PICC, y abordaje de cuestiones técnicas.

Tuvalu dirigió la atención al uso de “tierras gestionadas/tierras no gestionadas” en las Directrices 2006 del PICC, sugiriendo que eran legalmente inconsistentes con la CMNUCC, y pidió su revisión. Hiraishi señaló que las solicitudes y declaraciones podrían ser consideradas en la reunión sobre el alcance. Dijo además que la traducción de las Directrices a las cinco lenguas adicionales de las Naciones Unidas estaría disponible en agosto.

INFORMES DE AVANCES

El GTI informó acerca de las actividades que tuvieron lugar luego de la adopción de la SRP del GTI, entre las que se incluyó la edición y armado de los capítulos, existiendo una prepublicación disponible en Internet en el sitio del GTI. En cuanto a las actividades de difusión, informó que las conclusiones habían sido difundidas ampliamente en foros internacionales y nacionales.

Francia, Bélgica, Alemania y España mencionaron traducciones no oficiales de la SRP al francés, holandés, alemán y español.

El GTII ofreció un informe acerca de los avances del Documento Técnico sobre el agua acordado en el PICC-21. También dijo que el primer borrador estará disponible para su revisión el 15 de marzo, y que es está programado que se concluya el trabajo en marzo de 2008. El Presidente Pachauri dijo que teniendo en cuenta las conclusiones del GTII sobre los impactos del cambio climático en el agua, ese documento era un más importante de lo esperado.

Con respecto al GTIII, los vicepresidentes mencionaron una reunión de alcance sobre un posible Informe Especial acerca de las Fuentes de Energía Renovable programada para enero de 2008, según fue decidido en el que dice CdP-25, y se refirieron a las actividades de difusión planificadas.

El Presidente Pachauri informó sobre los avances del informe de Síntesis del IE4. También señaló que el borrador sería ajustado de modo de que refleje los cambios de la SRP del GTIII. Y recordó a los delegados que la aprobación final del informe se producirá entre el 12 y el 16 de noviembre de 2007.

Con respecto a los avances del Grupo de Tareas sobre el apoyo de Datos y Escenarios para la Evaluación del Impacto y el Clima, Nueva Zelanda mencionó la reunión regional de ese grupo que se realizará en Nadi, Fiji, del 20 al 22 de junio de 2007. También mencionó que esta reunión y otras reuniones de la región serían combinadas con actividades de difusión del IE4.

OTROS ASUNTOS

Con respecto a otros asuntos, los delegados consideraron el reemplazo de un miembro del Buró del PICC de Venezuela por un candidato propuesto por Venezuela (IPCC-XXVI/Doc.10). Bélgica, Países Bajos y Sudán cuestionaron las circunstancias del reemplazo, recordando que las Reglas de Procedimiento sólo admiten el reemplazo cuando un miembro actual del Buró renuncia o por algún motivo no está en condiciones de completar el mandato o cumplir con las funciones necesarias. Dado que este no parece ser el caso del miembro del Buró en cuestión, los delegados pidieron más información. El Panel acordó posponer la decisión acerca de esta propuesta hasta que haya más información disponible.

El Presidente Pachauri transmitió el mensaje enviado por la secretaría de la Estrategia Internacional de las NU sobre la Reducción de Desastres en donde sostiene que preparará un documento acerca de los vínculos entre la adaptación al cambio climático, la reducción de desastres y el desarrollo sostenible, utilizando material del IE4.

Países Bajos señaló que su gobierno no nominará otro experto para reemplazar Al Presidente del GTIII, Bert Metz, cuando concluya su mandato, y que en consecuencia no será más la sede de la Unidad de Apoyo Técnico del GTIII.

Suiza propuso un documento de alcance sobre el futuro del PICC para que sea considerado por el PICC-27, y el Presidente Pachauri dijo que eso ya estaba siendo planificado.

FECHA Y LUGAR DEL NUEVO PERÍODO DE SESIONES

EL 27º período de sesiones del PICC se realizará del 12 al 17 de noviembre de 2007, en Valencia, España.

CIERRE DEL PERÍODO DE SESIONES

En el cierre, los delegados agradecieron al gobierno de Tailandia por albergar la reunión. El Presidente Pachauri agradeció a los delegados y cerró la reunión a las 5.33 de la tarde.

BREVE ANÁLISIS DE LAS CONTRIBUCIONES DE LOS GRUPOS DE TRABAJOS DEL PICC AL IE4

Desde la creación del PICC, sus informes de evaluación han sido vinculados a importantes hitos en el proceso político internacional del cambio climático: el Primer Informe de Evaluación, publicado en 1990, jugó un importante papel en el establecimiento del Comité Intergubernamental de Negociación que condujo a la adopción de la CMNUCC en 1992; el Segundo Informe de Evaluación, presentado en 1995, brindó un aporte clave para las negociaciones que condujeron a la adopción del Protocolo de Kyoto en 1997; y el TIE, presentado en 2001, precedió la adopción de los Acuerdos de Marrakesh. La fecha de publicación del IE4 fue entonces calculada cuidadosamente (de hecho fue un tema controversial en el PICC-22 de 2004). Se espera que el lanzamiento del IE4, programado para fines de 2007 y antes del 13ª Conferencia de las Partes de la CMNUCC, influya las negociaciones sobre un marco político para al clima para el período post 2012. Ahora que los tres grupos de trabajo han concluido sus contribuciones, ya no se puede seguir cuestionando el papel de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero ni los impactos del cambio climático, y la evaluación de las opciones de mitigación brindar la seguridad de que ellas están disponibles a un costo económico relativamente bajo. Este análisis revisa los aspectos clave de las recientes reuniones de los tres grupos de trabajo, profundiza en las líneas de intersección y desvío entre las reuniones, y se ocupa del impacto de las conclusiones del IE4 en el futuro marco político sobre el clima.

GTI: FUNDAMENTOS CIENTÍFICOS

A fines de enero, el GTI se reunió en París y transmitió al mundo el mensaje de que el calentamiento global era inequívoco y que “muy probablemente” se debía a las actividades humanas. La conclusión de “muy probablemente”, asociada a un 90% o más de probabilidad, tuvo considerablemente mayor certeza que las de TIE, cuando ese vínculos se consideró “probable”, habiendo sólo un 60% o más de probabilidades. Sin embargo, la conclusión de “muy probablemente” no llegó sin controversias. China y Arabia Saudita pidieron que se califique la probabilidad de “muy probablemente” y que se la reemplace por “probablemente” o “cada vez más ‘muy probablemente’”. La controversia en torno a esta cuestión quedó finalmente eliminada con una nota al pie bastante benigna en donde se aclara que la consideración de las incertidumbres pendientes se basó en las metodologías actuales.

En algunos casos, las agendas políticas se hicieron evidentes. China, por ejemplo, actuó reiteradamente para evitar un lenguaje acerca de las emisiones de los últimos años, y Brasil y Perú trataron de asegurar que las incertidumbres en las emisiones alrededor del cambio del uso de la tierra fueran claramente comunicadas. Estas posiciones podrían estar relacionadas, respectivamente, con el debate en curso sobre las metas de gases de efecto invernadero para los mayores emisores, e intereses en la silvicultura.

El creciente número y el rápido ritmo de presentación de los estudios acerca del cambio climático fue una cuestión difícil de manejar para el GTI. El plazo para la presentación de investigaciones que podrían ser incluidas en el informe del GTI era diciembre de 2005. Pero en 2007, la nueva información disponible ha superado algunas investigaciones de 2005. Esto fue especialmente importante en las proyecciones de aumento del nivel del mar, y varios estudios recientes muestran un alto potencial de las contribuciones del derretimiento de capas de hielo de Groenlandia y la Antártida. Además, la mejora de las proyecciones debida al aumento de la información produjo un menor rango de incertidumbre. Muchos delegados temieron que tales rangos menores de incertidumbre pudieran ser malinterpretados por el público como que significan que el cambio climático es un problema menor de lo que antes se creía, en lugar de un problema mejor comprendido. De acuerdo con muchos de ellos, sin embargo, los resultados del GTI fueron comunicados con la suficiente claridad y fuerza como para terminar con el debate en torno a rol que cumplen los humanos en el cambio climático.

GTII: IMPACTOS Y ADAPTACIÓN

Durante el período de sesiones del GTII, que se llevó a cabo en Bruselas a comienzos de abril, las tensiones políticas subyacentes y la complejidad de esta proceso quedaron en evidencia. Aunque había sido programada para que concluyera el jueves por la noche, la reunión no terminó hasta el Viernes santo por la tarde y luego de una reunión que duró toda la noche anterior. Las últimas dos secciones de la SRP no fueron consideradas hasta las 10 de la noche de la última jornada. La confusión y lentitud de las negociaciones hizo que algunos participantes la calificaran a esta reunión como una de las peores a las que habían asistido.

Las tensiones políticas quedaron en evidencia a partir de la fuerte oposición de China y Arabia Saudita a las tablas que vinculaban los impactos del cambio climático con los niveles y líneas de tiempo de las concentraciones de gases de efecto invernadero, que finalmente no fueron incluidas en la SRP final. Las secciones acerca del cambio climático regional y los párrafos sobre las pérdidas mundiales de PBI produjeron fricciones entre EE.UU. y los países europeos.

También surgieron controversias en torno a que se haga una referencia específica a la CMNUCC. El GTII tenía el mandato explícito de tratar el Artículo 2 de la CMNUCC y —en consecuencia— los autores sostuvieron que las evaluaciones de las vulnerabilidades potenciales buscaban brindar orientación “para la identificación de los niveles e índices de cambio climático que, en la terminología del Artículo 2 de la CMNUCC, pudieran ser resultados de una “interferencia antropogénica peligrosa” en el sistema climático mundial”. Sin embargo, cuando los autores presentaron el texto, el propio PICC que le había dado ese mandato se opuso a la referencia textual a la CMNUCC.

Las tensiones de la reunión del GTII concluyeron en un conflicto entre algunas delegaciones y los Autores Líderes. China y Arabia Saudita persistentemente se opusieron a la declaración de confianza en que los autores sostenían con “muy alta confianza” que muchos de los sistemas naturales estaba siendo afectados por el cambio climático regional. Habiendo explicado los fundamentos varias veces y desde diferentes puntos de vista, los autores pidieron formalmente que su desacuerdo fuera señalado en una nota al pie si finalmente se eliminaba la declaración de “muy alta confianza”. Este incidente elevó la tensión del plenario, que se quebró en el aplauso a uno de los autores que dejó la sala después de presentar su desacuerdo con la redacción. Y hace que uno se pregunte si un sistema diferente de evaluación de los niveles de confianza e incertidumbre hubiera sido igual de propenso a este tipo de rechazos.

Sin embargo, a pesar de todas las discusiones, el resultado de la SRP del GTII es desalentador en cuanto a la presentación que hace de la evidencia acumulada con respecto a que los cambios observados en muchos sistemas físicos y biológicos están vinculados con el calentamiento antropogénico. La proyección de estos impactos muestra que millones de personas quedarán expuestas a crecientes problemas con el agua; muchos millones más quedarán expuestos a las inundaciones cada año; el acceso a los alimentos en muchos países de África se verá seriamente comprometido; y que es muy probable que se extingan entre un 20 y un 30% de las especies de flora y fauna si el aumento de la temperatura excede a 1.5-2.5º C.

GTIII: MITIGACIÓN

Tres semanas después de la reunión del GTII, los delegados se reunieron en Bangkok para aprobar el aporte del GTIII al IE4 en relación con la mitigación del cambio climático. Los Copresidentes comenzaron los procedimientos rápidamente, programando las primeras reuniones de los gripos de contacto para el mismo lunes a la hora del almuerzo. Algunos especularon con que los delegados estaban respondiendo al “Síndrome de Bruselas”, sintiendo todavía el esfuerzo de las negociaciones maratónicas para la aprobación de la SRP del GTII, y tratando de evitar que se reitere esa experiencia. Sin embargo, a pesar de la eficiente organización, el relativamente buen clima de cooperación y la notable ausencia de delegaciones e individuos que fue considerada por muchos como perjudicial para el proceso, no se pudo terminar el trabajo sobre la sustancia de la SRP hasta la madrugada del viernes, y para su aprobación formal fue necesario que hubiera reuniones por la noche y que el viernes se le pidiera prestado tiempo al plenario del PICC. Esto hizo que muchos se preguntaran si hubiera sido posible concluir el trabajo el jueves por la noche, como estaba previsto, y si era necesario repensar el tiempo asignado a tan extensas tareas.

La naturaleza general de las deliberaciones del GTIII fue técnica. Muchos sostuvieron que la voluntad general era constructiva, y que los conflictos entre intereses políticos divergentes no fueron tan frecuentes ni manifiestos en el plenario ni en los grupos de contacto como en las dos reuniones anteriores. En ese contexto puede que la cuestión más espinosa haya sido la energía nuclear. Muchos países se opusieron a que se incluya un lenguaje acerca de su “creciente” potencial en la mitigación del cambio climático. Otros pidieron un mensaje que equilibrara el potencial de la energía nuclear y las energías renovables. El compromiso acordado utiliza un lenguaje similar para las dos opciones, pero también pone atención en la seguridad y otros aspectos ambientales de la energía nuclear. La división nuclear no sólo no produjo la típica polarización entre países desarrollados y en desarrollo, o la entre EE.UU. y la UE, sino que además mostró posiciones divergentes entre los países de la Unión Europea.

En líneas generales, se considera que la reunión produjo resultados positivos. Uno de los mensajes clave que transmite el informe del GTIII es que, de continuar las políticas actuales, las emisiones de gases de efecto invernadero seguirán creciendo a tasas altas. Sin embargo, el informe también da lugar a la esperanza porque identifica una serie de soluciones que permitirían mitigar las emisiones a un costo relativamente bajo.

CONCLUSIONES

De un proceso tan rico y complejo como la preparación de un informe de evaluación del PICC puede sacarse muchas conclusiones.

Una de las características únicas de las SRP del PICC es su demostración de cómo la negociación política de cada línea de un texto preparado por científicos lo afecta, ya que los científicos y los políticos utilizan un lenguaje muy diferente y provienen de culturas profesionales muy distintas. En ese sentido, la experiencia de los tres grupos de trabajo difiere notablemente. Mientras que en el GTI los delegados recordaron a los autores que la SRP debería tener dientes, en el GTII los autores se opusieron con frecuencia a los intentos de suavizar sus conclusiones, y el GTIII pareció concentrado en hacer que el texto fuera más comprensible para los políticos.

El mundo exterior mostró, en tanto, un gran interés por las tres reuniones. La cobertura mediática del GTI fue extraordinaria. Durante toda la semana, diferentes periodistas estuvieron esperando afuera de las reuniones realizadas a puertas cerradas y la prensa acudió en pleno cuando se presentó la SRP el viernes por la mañana. Aunque el bullicio se había apagado un poco cuando comenzó la reunión del GTII en Bruselas, la historia de la confrontación de China y Arabia Saudita con los autores líderes también estuvo en los titulares de la prensa de todo el mundo. Del mismo modo, la GTIII también llegó a los encabezados de los medios luego de la publicación de la SRP, aunque puede que haya recibido menos atención que las dos reuniones anteriores.

El aporte de estos tres grupos de trabajo a la política internacional sobre el cambio climático da por concluido el debate acerca del cambio climático antropogénico e ilustra sus impactos. Señala que la mitigación del cambio climático es necesaria y que puede realizarse de un modo que no necesariamente evita el crecimiento económico y el desarrollo. Aunque queda por ver el modo en que estas conclusiones impactarán en las negociaciones sobre el período post 2012, el IE4 refuta el argumento de que es necesario contar con un mayor conocimiento científico, tecnológico o políticos, dejando entonces a la oportuna implementación de respuestas al cambio climático librada sólo a la voluntad política. Dado el ritmo del cambio necesario, la implementación requerirá una clara determinación. Junto con el paquete científico comprehensivo de los informes de los tres grupos de trabajo en sus manos, los delegados también se llevaron de Bangkok el haber experimentado en primera persona las dificultades que surgirán en la implementación de las políticas de mitigación: a pesar del consenso, y de los esfuerzos continuos y combinados, no fue posible calentar el aire del Centro de Conferencias de las NU apagando el acondicionador de aire.

PRÓXIMAS REUNIONES

CONFERENCIA Y EXHIBICIÓN SOBRE ENERGÍA EÓLICA EUROPEA 2007: Esta conferencia, organizada por la Asociación Europea de Energía Eólica, se realizará del 7 al 10 de mayo de 2007, en Milán, Italia. Para obtener más información, contactar a: EWEC Organizer; tel: +32-2546-1980; fax: +32-2546-1944; correo electrónico: info@ewea.org; Internet: http://www2.ewea.org/06b_events/events_EWEC2007.htm

26o PERÍODO DE SESIONES DE LOS ÓRGANOS SUBSIDIARIOS DE LAS CMNUCC Y 3ERA SESIÓN DEL GRUPO DE TRABAJO ESPECIAL DEL PROTOCOLO DE KYOTO: El vigésimo sexto período de sesiones de los Órganos Subsidiarios de la Convención Marco de las NU sobre el Cambio Climático (CMNUCC) se realizará del 7 al 18 de mayo 2007, en Bonn, Alemania. Además de varios talleres eventos, entonces también se llevará a cabo el tercer período de sesiones del Grupo de Trabajo Especial del Protocolo de Kyoto sobre los Futuros Compromisos de las Partes del Anexo I (GTE) del 14 al 18 de mayo 2007. El tercer taller del Diálogo sobre la acción cooperativa a largo plazo se realizará del 16 al 17 de mayo de 2007. Para obtener más información, contactar a la: Secretaría de la CMNUCC; tel: +49-228-815-1000; fax: +49-228-815-1999; correo electrónico: secretariat@unfccc.int; Internet: http://www.unfccc.int

15o CONGRESO DE LA ORGANIZACIÓN METEOROLÓGICA MUNDIAL (OMM): Esta reunión del Congreso Mundial de la OMM se llevará a cabo del 7 al 25 de mayo 2007, en Geneva, Suiza. Para obtener más información, contactar a: Carine Richard-Van Maele; tel: +41-22-730-8315; fax: + 41-22-730-8181; correo electrónico: cvanmaele@wmo.int; Internet: http://www.wmo.int/web/meetingsnew.php

27a REUNIÓN DEL GRUPO DE TRABAJO DE COMPOSICIÓN ABIERTA DEL PROTOCOLO DE MONTREAL: El GTCA-27 se realizará del 4 al 7 de junio 2007, en Nairobi, Kenya. Será precedido por un diálogo de dos días sobre los desafíos que deberá enfrentar el Protocolo de Montreal, a realizarse del 2 al 3 de junio, y seguido de la 38ª reunión del Comité de Implementación, del 8 al 9 de junio. Para obtener más información, contactar a la: Secretaría del Ozono; tel: +254-20-762-3850/51; fax: +254-20-762-4691/92/93; correo electrónico: ozoneinfo@unep.org; Internet:  http://ozone.unep.org/Meeting_Documents/upcoming_meetings.shtml

PRIMER PERÍODO DE SESIONES DE LA PLATAFORMA MUNDIAL PARA LA REDUCCIÓN DE DESASTRES: Esta reunión de sectores interesados busca aumentar la concientización acerca de la reducción de desastres, compartir experiencias y guiar la Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres (ISDR). Se realizará del 5 al 7 de junio de 2007, en Ginebra, Suiza. Para obtener más información, contactar a la: Secretaría de la ISDR; tel: +41-22-917-8895; fax: +41-22-917-8964; correo electrónico: globalplatform@un.org; Internet: http://www.preventionweb.net/globalplatform

TERCERA CONFERENCIA INTERNACIONAL DE ENERGÍA VERDE: Esta conferencia se realizará del 18 al 20 de junio de 2007, en Västerås, Suecia, y buscará brindar un escenario multidisciplinarios donde intercambiar la última información, investigación o desarrollo técnico. Para obtener más información, contactar a la: Secretaría de la Conferencia; tel: +46-21-10-13-67; fax: +46-21-10-13-70; correo electrónico: info@igec.info; Internet: http://www.igec.info

REUNIÓN REGIONAL DEL GTAIC:: Esta reunión cuenta con el auspicio del Grupo de Tareas del PICC sobre Datos y Escenarios de apoyo a los Análisis de Impacto y Clima (GTAIC), el Sistema de Cambio Global para el Análisis, la Investigación y la Capacitación (sTARA) y el Centro para el Ambiente y el Desarrollo Sostenible del Pacífico de la Universidad del Pacífico Sur (PACE/USP), se realizará del 20 al 22 de junio 2007, en Nadi, Fiji. En ella se analizarán enfoques de investigación innovadores para el abordaje de los desafíos de múltiples escalas y multidisciplinarios asociados con los impactos del cambio climático, la adaptación, la vulnerabilidad y la mitigación. Para obtener más información, contactar a la: Secretaría del PICC; tel: +41-22-730-8208; fax: +41-22-730-8025; correo electrónico: ipcc-wg1@al.noaa.gov; Internet: http://ipcc-wg1.ucar.edu/meeting/TGICA-Regional/

TERCERA CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE EL CLIMA Y EL AGUA: Esta conferencia, realizada por el Instituto Ambiental de Finlandia, se realizará en Helsinki del 3 al 6 de septiembre de 2007. Para más información, contactar al Instituto Ambiental de Finlandia; tel: +358-20-490-123; fax: +358-20-490-2190; correo electrónico: esko.kuusisto@ymparisto.fi; Internet: http://www.environment.fi/default.asp?contentid=232206&lan=EN

DIÁLOGO DE LA CMNUCC Y EL GTE 4 DEL PROTOCOLO DE KYOTO: El cuarto taller del “Diálogo sobre la acción cooperativa a largo plazo para el abordaje del cambio climático a través de la mejora de la implementación de la Convención” y cuarto período de sesiones del GTE, se realizará del 3 al 7 de septiembre de 2007, en Viena, Austria. Para más información, contactar a la: Secretaría de la CMNUCC; tel: +49-228-815-1000; fax: +49-228-815-1999; correo electrónico: secretariat@unfccc.int; Internet: http://www.unfccc.int

199a REUNIÓN DE LAS PARTES DEL PROTOCOLO DE MONTREAL: MOP-19 se realizará del 17 al 21 de septiembre de 2007, en Montreal, Canadá. La reunión será precedida por la 39a reunión del Comité de Implementación del Protocolo de Montreal a llevarse a cabo del 12 al 14 de septiembre de 2007. Para obtener más información, contactar a: la Secretaría de Ozono; tel: +254-20-762-3850/51; fax: +254-20-762-4691/92/93; correo electrónico: ozoneinfo@unep.org; Internet: http://ozone.unep.org/

88a CONFERENCIA MUNDIAL SOBRE IMPUESTOS AMBIENTALES: Esta reunión se realizará del 18 al 20 de octubre de 2007, en Munich, Alemania, con el foco puesto en “Innovación, tecnología y empleo: impactos de las reformas fiscales ambientales y otros instrumentos de mercado”. Para obtener más información, contactar a: Green Budget Germany Team; tel/fax: +49-89-520-113-13; correo electrónico: foes@foes.de; Internet: http://www.worldecotax.org/

277o PER�ODO DE SESIONES DEL PANEL INTERGUBERNAMENTAL SOBRE EL CAMBIO CLIM�TICO: El PICC-27 se realizar� del 12 al 16 de noviembre de 2007, en Valencia, Espa�a, y estar� centrado en la adopci�n del Cuarto Informe de Evaluaci�n de PICC (IE4). Para obtener m�s informaci�n, contactar a: Rudie Bourgeois, Secretar�a de PICC; tel: +41-22-730-8208; fax: +41-22-730-8025; correo electr�nico: IPCC-Sec@wmo.int; Internet: http://www.ipcc.ch/

GLOSARIO
 

IE4
CO2-eq
CdP
ECE UE
PBI
TCM
PPM
PPA
ID&D
SRP
IEEE
ISI IE4
TIE
CMNUCC
GTI
GTII
GTIII
Cuarto Informe de Evaluaci�n del PICC
Di�xido de Carbono equivalente
Conferencia de las Partes
Esquema de Comercio de Emisiones de la UE
Producto Bruto Interno
Tipo de Cambio de Mercado
Partes por mill�n
Paridad Poder de Adquisici�n
Investigaci�n, desarrollo y demostraci�n
S�ntesis para Responsables de Pol�ticas
Informe Especial de Escenarios de Emisiones del PICC
S�ntesis del Cuarto Informe de Evaluaci�n
Tercer Informe de Evaluaci�n del PICC
Convenci�n Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Clim�tico
Grupo de Trabajo I del PICC
Grupo de Trabajo II del PICC
Grupo de Trabajo III del PICC

Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Mar�a Guti�rrez, Ph.D., Sarah Stewart Johnson, Kati Kulovesi, Miquel Mu�oz y Lisa Schipper, Ph.D. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de los Servicios Informativos del IIDS: Langston James “Kimo” Goree VI <kimo@iisd.org>. Los donantes permanentes del Bolet�n son el Reino Unido (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bur� de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s del CIDA), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV) y el Ministerio italiano de Medio Ambiente, Territorio y Mar. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2007 es brindado por la Oficina Federal para el Medio Ambiente (FOEN) de Suiza, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Medio Ambiente de Noruega, el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Medio Ambiente de Austria, el Ministerio de Medio Ambiente de Suecia, el Ministerio de Asuntos Internacionales y Comercio de Nueva Zelanda, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Mundiales - IGES) y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n Mundial sobre Progreso Industrial y Social - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n es provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Est� permitida la publicaci�n de extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en publicaciones no comerciales y con la correspondiente cita acad�mica. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios Informativos del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, Nueva York, NY 10017, Estados Unidos.