Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 12 No. 279
Viernes 21 de octubre de 2005

SÍNTESIS DEL TALLER ACERCA DEL DESARROLLO DEL PROGRAMA DE TRABAJO QUINQUENAL SOBRE IMPACTOS, VULNERABILIDAD Y ADAPTACIÓN:

17 AL 19 DE OCTUBRE DE 2005

El taller informal acerca del desarrollo del programa quinquenal sobre impactos, vulnerabilidad y adaptación de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), se realizó del 17 al 19 de octubre de 2005 en el Wissenschaftszentrum de Bonn, Alemania. Asistieron más de 50 participantes de las Partes que pertenecen y no pertenecen al Anexo I, y de organizaciones no gubernamentales. El propósito del taller fue desarrollar una base común y un entendimiento sobre el posible contenido, estructura, proceso de implementación y modalidades del programa de trabajo.

El taller fue convocado siguiendo una solicitud del Órgano Subsidiario para el asesoramiento Científico y Tecnológico (OSACT) de la CMNUCC —aprobada durante su vigesimosegundo periodo de sesiones, en mayo de 2005— para que la Secretaria de la CMNUCC organice, bajo las directrices del Presidente del OSACT, un taller informal que facilite el desarrollo de un programa de trabajo sobre la adaptación antes de OSACT 23, con miras a recomendar una decisión a la CdP 11 en noviembre/diciembre de 2005.

El taller ofreció a las Partes la oportunidad de intercambiar perspectivas sobre cuál podría ser el contenido del programa quinquenal de trabajo del OSACT. La discusión se centró en cuatro posibles temas o áreas de acción identificadas en la decisión 1/CP-10, a saber: metodología, datos y modelos; evaluaciones de la vulnerabilidad; planificación, medidas y acciones para la adaptación; e integración al desarrollo sostenible. Y también se analizaron opciones para el proceso de implementación y las modalidades del programa de trabajo. Como base para la discusión, los participantes utilizaron primero un documento de discusión preparado por la Secretaría en función de las presentaciones de las Partes y las discusiones mantenidas en el taller del período de sesiones y en el grupo de contacto sobre la adaptación de OSACT 22. Y, en una segunda instancia, un resumen informal de la discusiones del taller preparado por los Copresidentes.

La agenda del taller estuvo totalmente dedicada a la discusión del programa de trabajo. El lunes 17 y el martes 18 de octubre, los participantes intercambiaron comentarios generales y analizaron posibles áreas temáticas identificadas en la decisión1/CP.10 y desarrolladas en el documento de discusión. El martes por la tarde y el miércoles 19 de octubre, los participantes llevaron su atención al resumen informal de las discusiones, preparado por los Copresidentes. Al final de la reunión, los Copresidentes presentaron una versión revisada del resumen informal de las discusiones, que incorporó los comentarios del taller. Este resumen revisado, anticipo del resumen del taller elaborado por el Presidente del OSACT, no estuvo abierto para recibir comentarios pero será publicado en el sitio en Internet de la CMNUCC dentro de un período de dos semanas.

BREVE HISTORIA DE LA CMNUCC Y LA ADAPTACIÓN

El cambio climático es considerado una de las amenazas más serias al desarrollo sostenible, que se espera tenga impactos adversos en el medio ambiente, la salud humana, la seguridad alimenticia, la actividad económica y la infraestructura física. El clima mundial varía naturalmente pero los científicos concuerdan en que el aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero antropogénicos en la atmósfera terrestre, están produciendo cambios en el clima. De acuerdo al Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (PICC), los efectos de cambio climático ya han sido observados, y los hallazgos científicos indican que es necesaria una acción precautoria y rápida.

La respuesta política internacional al cambio climático comenzó con la adopción de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) en 1992. Esta convención establece un marco para la acción cuyo objetivo es la estabilización de la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera, para evitar que la actividad humana interfiera peligrosamente con el sistema climático. La CCMNUCC entró en vigor el 21 de marzo de 1994 y actualmente tiene 189 Estados Parte. Las Partes de la CMNUCC se reúnen una vez por año en las Conferencia de las Partes (CdP), y dos veces por años en reuniones de los Órganos Subsidiarios.

EL PROTOCOLO DE KIOTO: En diciembre de 1997, los delegados se reunieron en la COP-3 en Kioto, Japón, donde acordaron un Protocolo para la UNFCCC que compromete a los países desarrollados y a los países en transición hacia una economía de mercado a alcanzar objetivos cuantificados de reducción de emisiones. Estos países, conocidos dentro de la CMNUCC como Partes del Anexo I, se comprometieron a reducir su emisión total de seis gases hasta al menos un 5 por ciento por debajo de los niveles de emisión de 1990 durante el período 2008-2012 (el primer período de compromiso), con objetivos específicos que varían de país en país. El Protocolo también estableció tres mecanismos para asistir a las Partes del Anexo I en el logro de sus objetivos nacionales de un modo efectivo en términos de costos: un sistema de comercio de emisiones, la implementación conjunta (IC) de proyectos de reducción de emisiones entre Partes del Anexo I, y un Mecanismo para el Desarrollo Limpio (MDL) para alentar proyectos en las Partes que no pertenecen al Anexo I (países en desarrollo). Hasta ahora, 156 Partes han ratificado el Protocolo —entre ellas 37 Partes del Anexo I, que representan el 61,6% de las emisiones de gases de efecto invernadero del Anexo I en 1990— con lo cual ya se han cumplido los requisitos para la entrada en vigor del Protocolo, que ocurrió el 16 de febrero de 2005. La primera Reunión de las Partes del Protocolo de Kioto (CdP/RdP 1) se realizará en conjunto con la CdP 11, en Montreal, Canadá, del 28 de noviembre al 9 de diciembre de 2005.

ADAPTACIÓN: La adaptación es un tema transversal de la CMNUCC y al que se refieren varios de sus artículos. El Artículo 4.1 de la Convención establece que las Partes deben “formular, implementar, publicar y actualizar regularmente, programas nacionales y, cuando corresponda, regionales que contengan medidas para facilitar una adecuada adaptación al cambio climático”, y “cooperar en la preparación de la adaptación a los impactos del cambio climático”. El Artículo 4.4 de la Convención sostiene que los países Parte desarrollados “ayudarán a los países Parte en vías de desarrollo que son particularmente vulnerables a los efectos adversos al cambio climático a cubrir los costos de la adaptación a aquellos efectos adversos”. Aunque la CdP 1 de 1995 trató la financiación para la adaptación (decisión 11/CP.1), no fue hasta la adopción del Acuerdo de Marrakech de 2001 que la adaptación comenzó a ser vista más ampliamente como un área prominente de acción, tal como fue establecido en la decisión 5/CP.7 (efectos adversos al cambio climático)

El proceso actual para el desarrollo de un programa estructurado de trabajo para la adaptación comenzó en Milán en la CdP 9, de diciembre de 2003, tras la conclusión de la consideración del Tercer Informe de Evaluación del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (PICC). En lo que a veces se refiere como el “Proceso de Milán sobre la adaptación”, la CdP 9 solicitó al OSACT que inicie el trabajo sobre los aspectos científicos, técnicos y socioeconómicos del cambio climático, y la vulnerabilidad y adaptación al mismo (decisión 10/CdP.9). El OSACT condujo un taller previo al período de sesiones sobre este tema en OSACT 19, de diciembre de 2003, y dos talleres dentro del período de sesiones en OSACT 20 y 21.

Con la decisión 1/CP.10 (Programa de Trabajo de Buenos Aires sobre Medidas de Adaptación y Respuesta), las Partes alcanzaron un nuevo hito en términos de trabajo para la adaptación, ya que la CdP solicitó al OSACT que desarrolle un programa estructurado a cinco años sobre los aspectos científicos, técnicos y socioeconómicos, la vulnerabilidad y la adaptación al cambio climático. Esta solicitud especifica cuatro cuestiones generales o áreas temáticas a ser tratadas por el programa de trabajo —metodología, datos y modelos; evaluaciones de vulnerabilidad; planificación, medidas y acciones para la adaptación; y la integración en del desarrollo sostenible— en el contexto de los términos de referencia del OSACT tal como está referido en el Artículo 9 de la Convención. La CdP también invitó a las Partes a presentar sus puntos de vista sobre el programa de trabajo y su implementación.

Las Partes iniciaron las deliberaciones sobre el programa de trabajo en un taller dentro del período de sesiones de OSACT 22, en mayo de 2005. El Presidente del OSACT preparó un resumen de este taller que contenía posibles elementos del programa de trabajo para que sirva como base en futuras discusiones. Un grupo de contacto continuó las discusiones, deliberando sobre el objetivo, el alcance del trabajo, el proceso, la estructura, las actividades, las modalidades y la revisión del programa de trabajo. Este grupo de contacto se reunió seis veces y sostuvo numerosas consultas informales. Sin embargo, el programa de trabajo no pudo completarse en OSACT 22 y el texto fue dejado completamente entre corchetes. En sus conclusiones (FCCC/SBSTA/2005/4), el OSACT acordó seguir analizando y elaborar en OSACT 23 el proyecto de decisión de la CdP y su anexo borrador conteniendo posibles elementos del programa de trabajo, con miras a enviar un proyecto de decisión para su adopción en la CdP 11. Para facilitar esto, el OSACT aceptó sostener un taller informal bajo las directrices del Presidente del OSACT, antes de OSACT 23, reuniéndose en junto con la CdP 11 en Montreal, a partir del 28 de noviembre de 2005.

INFORME DEL TALLER

Halldór Thorgeirsson, Coordinador del OSACT, Secretaría de la CMNUCC, dio la bienvenida a los participantes y anunció con tristeza el fallecimiento de Joke Waller-Hunter, Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC, el sábado 14 de octubre de 2005. Recordó su trabajo y señaló su personalidad sensata y franca, y la pasión con la que trabajó, poniendo énfasis en su sincero compromiso con los principios de la CMNUCC y el Protocolo de Kioto. Además Thorgeirsson, comentó que Waller-Hunter estuvo particularmente interesada en desarrollar un enfoque estratégico para la adaptación. Los participantes observaron un minuto de silencio.

El Presidente del OSACT, Abdullatif Salem Benrageb (Libia), reiteró el excelente trabajo hecho por Waller-Hunter como Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC y las muchas cosas buenas que dejó detrás. Con respecto al taller, señaló que a pesar del acuerdo común sobre la urgencia de desarrollar un programa de trabajo y la falta de diferencias fundamentales en las opiniones sobre su contenido general, no hay una visión común sobre cuál debe ser el foco y cuáles las acciones del programa de trabajo. Y que, para resolverlo, la agenda del taller estaba completamente dedicada a la discusión de estas cuestiones. Benrageb destacó las reuniones de alto nivel que desde OSACT 22 han tratado la importancia de la adaptación y la evaluación del riesgo, incluyendo la Cumbre de G8 en Gleneagles y la Cumbre Mundial de las NU, y expresó su esperanza de que el programa de trabajo esté listo para ser adoptado en la CdP 11.

Luego Thorgeirsson presentó un documento de discusión preparado por la Secretaría, en base a las presentaciones de las Partes y el taller y las discusiones de OSACT 22, que incluye opciones para el posible contenido, estructura, áreas temáticas, proceso de implementación y modalidades del programa de trabajo. Identificó asimismo los amplios requerimientos que deben guiar el programa, por ejemplo: su capacidad de respuesta, inclusividad, continuidad, viabilidad, orientación a la acción y consistencia con el mandato del OSACT. Señaló que no todas las necesidades pueden ser cubiertas por el OSACT en cinco años y sugirió un enfoque en etapas, de “dos líneas”, para la implementación del programa de trabajo, con una primera línea de acciones iniciales que puedan ser lanzadas inmediatamente, y una actividad paralela, de revaluación, cuyas acciones serían definidas más tarde. Y propuso centrar la discusión en el posible contenido del programa de trabajo sobre el proceso de implementación y las modalidades que podrían ser utilizadas.

En la ronda inicial de comentarios generales, los participantes elogiaron el informe como base para las discusiones y destacaron la necesidad de centrarse en el resultado deseable para el programa quinquenal de trabajo, señalando, entre otras cosas, la importancia de la revaluación, la flexibilidad y el equilibrio.

Canadá, con el apoyo de Sudáfrica, Austria y muchos otros, instó a tener un enfoque amplio para que el programa de trabajo sirva como catalizador para otras acciones fuera del OSACT. Islas Cook subrayó la importancia de varios cursos de acción que traten las necesidades urgentes de los países más vulnerables, y con Bangladesh y otros, solicitó un grupo especial de expertos sobre adaptación. Austria señaló el trabajo de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB) y del Grupo Especial de Expertos Técnicos sobre Diversidad Biológica y Cambio Climático, y Perú llamó la atención sobre el próximo Cuarto Informe de Evaluación (IE4) del PICC. España destacó la creación de capacidades y la difusión de conocimientos como objetivos generales del programa de trabajo.

Tras señalar el aumento de la intensidad de los huracanes, Jamaica hizo hincapié en la respuesta a las necesidades de los países más vulnerables, mientras que Ucrania puso énfasis en las necesidades de todos los países.

Japón señaló el tiempo limitado que queda antes de la CdP 11 y, con China, instó a priorizar las acciones relacionadas con el programa de trabajo. Kenia dirigió la atención al programa de adaptación realizado por el Grupo Consultivo de Expertos sobre Comunicaciones Nacionales de las Partes no incluidas en el Anexo I de la Convención (GCE). Croacia, con otros, subrayó la necesidad de ser proactivo, mientras que la India y los Países Bajos pusieron énfasis en comprometer a los gobiernos y las ONGs en el trabajo a nivel local.

CONTENIDO, PROCESO Y MODALIDADES POSIBLES DEL PROGRAMA DE TRABAJO

El Copresidente Plume invitó a hacer comentarios generales sobre las posibles áreas temáticas del programa de trabajo desarrollado en el documento preparado por la Secretaría. Estados Unidos subrayó la importancia de discutir la conexión entre la vulnerabilidad, los impactos y la adaptación, mientras el Reino Unido pidió que se llegue a un equilibrio entre los tres elementos. El Reino Unido también sugirió tomar en cuenta la información ya existente. Polonia destacó que la vulnerabilidad depende en gran medida de las condiciones locales y nacionales, lo que limita el grado en que el OSACT puede identificar la vulnerabilidad, y Brasil señaló que se espera que muchas medidas se extiendan más allá del programa de trabajo de cinco años. China destacó la inadecuada capacidad técnica de muchos de los países en vías de desarrollo para desarrollar determinadas actividades.

METODOLOGÍA, DATOS Y MODELOS: Luego el Copresidente Plume invitó a discutir sobre metodología, datos y modelos. Destacando el Compendio de la CMNUCC de los métodos y herramientas para evaluar los impactos del cambio climático, y la vulnerabilidad y adaptación al mismo (Compendio de adaptación), el Reino Unido hizo hincapié en la necesidad de buscar actualizaciones de las Partes con respecto al uso del Compendio de adaptación y al desarrollo de nuevos métodos. Canadá enfatizó la necesidad de considerar el trabajo de otros órganos, más allá de la CMNUCC, respecto de la adaptación. Islas Cook señaló la importancia de aprender haciendo y de la utilización de múltiples tecnologías para el logro de la adaptación. Brasil describió sus capacidades de creación de modelos climáticos regionales, y Senegal —junto con Bangladesh— hizo hincapié en la necesidad de crear modelos climáticos mundiales más amigables para los usuarios y aplicables a nivel local. En respuesta a las preguntas del Copresidente Plume respecto de la cooperación Sur-Sur, Brasil se refirió a la necesidad de crear capacidades en otros países de América del Sur para que sean capaces de utilizar los análisis del modelo climático regional de Brasil.

Respondiendo a los comentarios sobre la resolución de modelos, EE.UU. instó a evitar la discusión sobre los detalles y a desarrollar en su lugar categorías teóricas. El Presidente del OSACT, Benrageb, evocó el mandado del OSACT y recordó a los participantes que no estaban una sesión de negociación sino que el objetivo del taller era sentar las bases del programa de trabajo.

En cuanto a una solicitud de Bangladesh para que se baja la escala de los modelos, Austria alertó en contra de que se tome un enfoque estrecho, señalando que existen deficiencias en varias áreas, tales como la falta de datos o capacidades, y no sólo en la falta de modelos disponibles. Islas Cook propuso incluir indicadores de resilencia y señaló otros procesos donde las necesidades de adaptación han sido identificadas. Además solicitó que las áreas temáticas sean más orientadas a la acción. Suiza sugirió ordenar los ítems de las áreas temáticas propuestas antes de considerar más términos de referencia. Brasil hizo hincapié en la identificación de capacidades de adaptación preexistentes en los países e instituciones.

El Copresidente Kumarsingh subrayó la importancia de un enfoque de dos líneas y de identificar acciones en lugar de definir objetivos exactos y hacer que éstos se ajusten a un área temática. Bangladesh destacó un enfoque con un tiempo limitado para cada actividad. Finlandia agregó que, en las actividades de adaptación, sería útil realizar una distinción entre los socios y los clientes. Canadá, seguida por EE.UU. y Australia, sugirió un enfoque estratégico para desarrollar el programa de trabajo. EE.UU., junto con Finlandia y otros, sugirió que la discusión estaba siendo limitada por las cuatro categorías del documento de discusión. Y destacó que “metodología, datos y modelos” es un área transversal que está presente en otras áreas temáticas.

El Copresidente Kumarsingh propuso, y los participantes acordaron, hacer de metodologías, datos y modelos una cuestión transversal, presente en otras áreas temáticas. El Reino Unido solicitó que se diferencia el trabajo a debe ser realizado en la Convención y a nivel nacional. El Copresidente Kumarsingh señaló que el objetivo del taller era desarrollar un entendimiento común que permita completar el texto de decisión. Uzbekistán destacó la urgencia de brindar asesoramiento sobre la integración de la adaptación en el desarrollo a quienes toman decisiones.

En respuesta a varios comentarios sobre el nivel de detalle y los criterio, Thorgeirsson destacó la necesidad de darle prioridad y alertó en contra de un programa de trabajo que parezca excesivamente complejo o vago para los ministros asistentes a la CdP 11, señalando que algunos ministros están muy preocupados sobre los impactos del cambio climático.

EVALUACIONES DE LA VULNERABILIDAD: Con respecto a las evaluaciones de vulnerabilidad, Suiza destacó la necesidad de beneficiarse de las actuales fuentes de información. Países Bajos señaló la importancia de los esfuerzos multidisciplinarios, que involucren tanto a las personas que trabajan en los sectores alternativos como a quienes toman decisiones, para conducir las evaluaciones de vulnerabilidad e impacto. EE.UU. señaló que la revisión podría ser más importante en algunas áreas que en otras, y con el apoyo del Reino Unido, sugirió mirar los impactos regionales antes que los impactos sobre Partes específicas. El Reino Unido, apoyado por España y otros, señaló que uno podría capturar la información sobre vulnerabilidad a través de un cuestionario ampliamente estructurado que aborde cuestiones metodológicas y costos de implementación en los diferentes sectores. Australia señaló la necesidad de introducir verbos orientados a la acción en los subtemas propuestos bajo las áreas temáticas. Perú sugirió incluir impactos sociales y económicos como un componente necesario de las evaluaciones de la vulnerabilidad. Bangladesh destacó el rol del OSACT en la provisión de herramientas para examinar los impactos económicos sobre el cambio climático. Y Jamaica señaló que muchas de las herramientas disponibles son más adecuadas para los países desarrollados que para los que están en vías de desarrollo.

PLANIFICACIÓN, MEDIDAS Y ACCIONES DE LA ADAPTACIÓN: El martes 18 de octubre, los participantes trataron la planificación, medidas y acciones de la adaptación. Austria, con el apoyo de Polonia, puso énfasis en la importancia de incluir la adaptación en las estrategias nacionales de desarrollo. El Reino Unido propuso reunir información sobre las experiencias de los países. Y dirigió la atención hacia el seminario de la CMNUCC sobre el desarrollo y la transferencia de tecnologías para la adaptación ambientalmente racionales, que se realizó en Trinidad y Tobago en junio de 2005, y también hacia otro trabajo de la Convención. Senegal destacó la importancia de la transferencia de tecnologías y, con Cuba, señaló las necesidades de predicciones climáticas para los países en vías de desarrollo, dado el aumento en la variación del clima. Australia, con el apoyo de Estados Unidos, propuso combinar la lista de acciones sobre esta área temática bajo tres títulos: recolección y análisis de datos, monitoreo y evaluación; promoción y desarrollo de herramientas analíticas y transferencia de tecnologías; y evaluación de procesos relacionados con quienes toman decisiones. Además agregó que el acuerdo sobre los objetivos a largo plazo para la adaptación es una decisión política a ser tomada a nivel nacional y tratada en el resto de los lugares. Suiza puso énfasis en los enfoques desde abajo hacia arriba, que toman en cuenta las experiencias nacionales con la adaptación en diferentes sectores, tanto en términos de éxitos y como de las carencias identificadas en las comunicaciones nacionales. También señaló la importancia de los análisis de los costos de adaptación, los “mecanismos solidarios” y la cooperación, y un gobierno claro.

Austria —con el apoyo de Japón y la oposición de China, Brasil, Suiza y Perú— sugirió vincular los objetivos a largo plazo de la adaptación y la mitigación. China, Brasil y otros destacaron la necesidad de evitar que el programa de trabajo sea más complejo de lo necesario vinculando la adaptación con la mitigación. Japón, con el apoyo de Finlandia, puso énfasis en que el hecho de vincular la adaptación con la mitigación será útil para el análisis de los costos/beneficios de la adaptación. Además señaló que los buenos análisis de la vulnerabilidad son prerrequisito para la planificación de la adaptación. El Presidente del OSACT, Benrageb, hizo énfasis en la necesidad de crear capacidades dadas las diferentes capacidades de los países para llevar a cabo la adaptación.

El Copresidente Plume alertó en contra de una sobre simplificación de las áreas temáticas identificadas en el documento de discusión y la ausencia de referencias a los objetivos de corto plazo. Filipinas subrayó el fortalecimiento de la recolección de datos y los mecanismos de recuperación, y la Federación Rusa propuso hacer una referencia no sólo al acceso a la información sino también a la preparación de los datos. India señaló que la planificación de la adaptación debe ser incluida en la planificación de los proyectos de desarrollo de infraestructura, y Polonia propuso incluir aspectos sociales de la adaptación. Al dirigir la atención hacia las acciones enumeradas en la decisión 1/CP.10, Estados Unidos, con el apoyo de Finlandia, destacó la necesidad de proveer asesoramiento científico. El Reino Unido señaló la ausencia de publicaciones sobre estrategias nacionales de adaptación y, con Cuba y otros, destacó el vínculo entre la planificación de la adaptación y la integración en el desarrollo sostenible. Canadá señaló que la capacidad de adaptación vincula naturalmente a la vulnerabilidad, los impactos y la adaptación, y alertó contra perder el foco en la adaptación al tratar el desarrollo sostenible como una cuestión transversal. Y —con el apoyo de Filipinas y otros— sugirió incluir titulares introductorios con amplios planes de acción, tales como el monitoreo y la evaluación, bajo los que puedan ser identificados las acciones específicas. Países Bajos destacó la consideración de la perspectiva a largo plazo y señaló que el programa de trabajo debe ser un ejercicio dirigido por los países. España solicitó una referencia específica al proceso participativo y puso énfasis en la necesidad de identificar los resultados a corto plazo como parte del programa de trabajo.

Australia, con Sudán y otros, solicitó mejorar las capacidades a nivel local. Y Arabia Saudita puso énfasis en la necesidad de un mecanismo de asistencia. Tras señalar que la comunicación es un componente clave de la adaptación, propuso además el establecimiento temprano de un sitio en Internet para la difusión de información y agregó que la adaptación implica un cambio en el estilo de vida y que la perspectiva a largo plazo es crítica. Suiza propuso compilar el material existente sobre la adaptación bajo los Planes de Acción Nacionales para la Adaptación y Comunicaciones Nacionales. Ucrania se refirió a la importancia de los indicadores para la adaptación.

INTEGRACIÓN AL DESARROLLO SOSTENIBLE: Con respecto a la integración de la adaptación dentro del desarrollo sostenible, Finlandia enfatizó la importancia de las alianzas, incluso con los gobiernos locales. Maldiva, con el apoyo de Kenia y Bangladesh, se refirió a su propia preparación para avanzar en la implementación de un número de actividades de adaptación. Senegal, con el apoyo de las Islas Cook, destacó la importancia de examinar cómo las actividades de adaptación encajan en una amplia agenda de desarrollo sostenible. Islas Cook instó a tener en cuenta los resultados y los objetivos a corto plazo y destacó los impactos de la adaptación sobre el desarrollo sostenible. Con Canadá, sugirió que las historias de éxito de la adaptación sólo pueden emerger de los proyectos de demostración. Samoa puso énfasis en la necesidad de tratar el equilibrio entre vulnerabilidad, adaptación e impactos, y tratar las actuales actividades de adaptación sobre la inventarización. Suiza alertó en contra del uso de herramientas y prácticas generales para identificar sinergias entre el cambio climático y el desarrollo sostenible. Además señaló que las evaluaciones de vulnerabilidad dependen de cada país y que la evaluación de los riesgos involucra juicios de valor. Con otros, identificó la necesidad de proveer a quienes toman las decisiones y las Partes involucradas con la mejor información para mejorar la resistencia de sectores como los sectores económicos. El Reino Unido destacó la necesidad de crear modalidades de cuantificación de los riesgos climáticos, aplicables a sectores clave y a la conducción de evaluaciones de vulnerabilidad. Japón puso énfasis en sólo remover aquellas cuestiones del desarrollo sostenible que están relacionadas con el cambio climático. Jamaica destacó que muchas de las actividades de adaptación están llegando a ser cada vez más costosas, mientras Portugal señaló que la adaptación es una cuestión tanto de los países desarrollados como de aquellos en vías de desarrollo. Thorgeirsson señaló que la CdP 11 otorgará directrices sobre la asignación del nuevo fondo de US$100 millones disponible a través de Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) y que los dos nuevos programas de la Secretaría —en apoyo a la implementación y sobre adaptación, ciencia y tecnología— podrían ser útiles para el programa de trabajo.

PROCESO Y MODALIDADES: Tras destacar los comentarios de los participantes sobre la estimación de la situación, el intercambio de información sobre mejores prácticas y lecciones aprendidas, y la potencial creación de un grupo especial de expertos, el Copresidente Plume propuso tratar las opciones para el proceso de implementación y las modalidades del programa de trabajo. Canadá, con Australia, Estados Unidos y otros, señaló que las modalidades dependerán de las acciones adoptadas. Estados Unidos marcó la utilidad de los talleres, mientras el Reino Unido destaco la necesidad de definir claramente la naturaleza y el rol de un posible grupo especial de expertos. El Copresidente Plume señaló que, durante la reunión de la tarde, se hará disponible un resumen de la discusión.

RESUMEN INFORMAL DE LA DISCUSIÓN, ELABORADO POR LOS COPRESIDENTES

El martes por la tarde, el Copresidente Kumarsingh presentó un resumen informal de la discusión del taller sobre el programa de trabajo y solicitó comentarios generales.

Varios participantes propusieron usar el texto del Artículo 9 de la Convención (OSACT) y el Reino Unido propuso tratar la cuestión de la consistencia con el mandato del OSACT en el párrafo introductorio. Con respecto al resultado esperado del programa de trabajo, el Reino Unido, con otros, señaló que el objetivo de este programa debe ser mejorar la capacidad de identificar, decidir e implementar acciones de adaptación.

Suiza sugirió dar prioridad a la revisión antes de proponer acciones específicas. El Copresidente Kumarsingh solicitó a los participantes que se centren en posibles acciones específicas a realizar dentro de cada área temática. Estados Unidos señaló que es importante que este proceso conduzca a la mejora de la calidad de información recolectada y que es necesario identificar primero a la audiencia a la que irán dirigidas antes de llevar a cabo actividades como la promoción del entendimiento de los riesgos climáticos y las vulnerabilidades. Australia señaló que la integración del desarrollo sostenible no es un área temática e indicó que todos los países son vulnerables al cambio climático. Sugirió además definir la audiencia para mejorar la disponibilidad de la información socioeconómica. Perú destacó que un número de acciones pertenecientes a la creación de capacidades y la capacitación técnica mencionadas en la decisión 1/CP.10 no fueron mencionadas en el resumen de la discusión. El Copresidente Kumarsingh respondió que la creación de capacidades es sólo una parte del marco del programa de trabajo. Samoa señaló la necesidad de hacer referencia a las necesidades de los países más vulnerables y Bangladesh destacó que la información socioeconómica sobre las poblaciones vulnerables es esencial.

El Presidente del OSACT, Benrageb, recordó a los participantes la necesidad de una propuesta justa y equilibrada que tenga posibilidad de ser adoptada en la CdP 11.

Sobre la promoción del entendimiento de los riesgos climáticos, las vulnerabilidades clave y los umbrales del cambio climático, Austria, con la oposición de Brasil y Perú, propuso incluir una referencia a los bosques. Perú sugirió, en su lugar, una referencia a los ecosistemas frágiles.

Canadá, con el apoyo de Austria, Sudán y muchos otros, destacó la necesidad no limitar el programa de trabajo a la decisión 1/CP.10, señalando que el programa de trabajo debe servir como marco amplio para estimular la inversión y el trabajo fuera de la Convención. En este sentido, mencionó al gobierno nacional canadiense y a las comunidades indígenas, así como al FMAM, como ejemplos de otros procesos y comunidades que están buscando directrices de la CMNUCC sobre adaptación. EE. UU., con Países Bajos, solicitó una referencia a los sectores y, sobre el trabajo del OSACT, propuso decir en el texto que el OSACT “explorará” las acciones identificadas en el programa de trabajo, en lugar de otros verbos como “promoverá”, “mejorará” o “recolectará”.

Perú, con Arabia Saudita, Noruega, y varios otros, propuso considerar la integración como una cuestión transversal, mientras que Portugal sugirió aumentar la referencia a las sinergias. Países Bajos, con el apoyo de Finlandia, solicitó agregar una referencia explícita al conocimiento local y Suiza prefirió una referencia a las Partes involucradas locales. Noruega señaló que la adaptación debe generalizarse en el desarrollo y esto podría abrir nuevas áreas de financiación. Sudáfrica estuvo en desacuerdo, señalando que la financiación de los proyectos de adaptación no debe descansar en los fondos para el desarrollo.

El Copresidente Kumarsingh solicitó a los participantes que identifiquen las modalidades y los marcos temporales del programa de trabajo. Australia sugirió el uso de un compendio o sitio en Internet como herramienta para la difusión de información. Suiza sugirió que las acciones pueden ser definidas inicialmente sobre bases anuales o semestrales, y luego enmendadas en las reuniones del OSACT. En respuesta a la pregunta de Suiza sobre la disponibilidad de recursos de la Secretaría, Thorgeirsson señaló que el presupuesto de la Secretaría fue limitado y que el programa de trabajo es responsabilidad del OSACT y no de la Secretaría. Y agregó que la mayoría de las actividades de adaptación involucrarán otros actores.

Finlandia destacó la necesidad de identificar la forma y los recursos de la información disponible antes de decidir sobre la modalidad de la difusión de la información sobre impactos y vulnerabilidades a los usuarios. Jamaica señaló que la información útil está incluida en las comunicaciones nacionales y, con el apoyo de Kenia, se refirió a otras iniciativas existentes, incluyendo las consultas a las Partes involucradas.

Suiza destacó la necesidad de compilar las lecciones aprendidas antes de promover el desarrollo y la difusión de métodos de evaluación de impactos y vulnerabilidad. Destacó que está disponible una gran cantidad de información sobre estrategias de adaptación está disponible en las comunicaciones nacionales de las Partes del Anexo I. Además señaló que instituciones tales como el Centro de Distribución de Datos del PICC puede proveer información sobre áreas transversales para la definición de modelos, y que la Secretaría puede asistir en la recolección y la puesta en disponibilidad de esta información.

Tras destacar una solicitud de la decisión 1/CdP.10 para que se organicen talleres regionales, Perú ofreció organizar el primero de estos talleres. Estados Unidos, con Finlandia, señalaron que los talleres referidos en la decisión 1/CdP.10 ya fueron considerados. Canadá señaló que la CMNUCC podría invitar a sus propios órganos, entre ellos al FMAM, a conducir los talleres. En respuesta a una consulta del Reino Unido sobre el propósito específico de los talleres regionales, Thorgeirsson dijo que su objetivo es reflejar las necesidades y prioridades regionales, pero que el programa de trabajo debe hacer que los talleres sean más específicos. Canadá, con España, agregó que los talleres regionales podrían ser la mejor manera de intercambiar información, discutir oportunidades e integrar otros sectores e instituciones. Croacia agregó que existe la necesidad de talleres separados donde los especialistas del cambio climático puedan interactuar con representantes sectoriales relevantes. Por su parte, Austria recomendó realizar talleres dentro de los períodos de sesiones del OSACT, para que sean como foros donde las Partes informen sobre las lecciones de adaptación aprendidas. Finalmente, Islas Cook destacó el rol potencial de los grupos de trabajos reunidos entre los períodos de sesiones.

España propuso que la Secretaría de la CMNUCC complete y actualice el actual Compendio de Adaptación. Suiza solicitó marcos temporales específicos, mientras que Japón —con el apoyo de Estados Unidos— señaló el presupuesto y otras limitaciones e hizo hincapié en la necesidad de centrarse en un programa de trabajo a cinco años. Estados Unidos apoyó la convocatoria de un grupo especial experto para que comience el programa de trabajo.

Sudáfrica, con el apoyo de muchos participantes, propuso tener “hitos” o fechas límites en las acciones identificadas para permitir la devolución de recomendaciones y un mayor progreso. Thorgeirsson señaló que el OSACT considerará el IE4 del PICC en 2008 y que esta instancia brindará una buena oportunidad para interactuar con los expertos. Sugirió que una posible solicitud al PICC para que informe sobre las cuestiones de la adaptación no debe restringirse al IE4 del PICC, sino que también puede incluir investigación posterior no contemplada en el informe de evaluación. Asimismo, Thorgeirsson señaló que en OSACT 23, en Montreal, también se presentará un informe del Sistema de Observación del Clima Mundial sobre observación sistemática.

Suiza pidió un rol fuerte de la Secretaría de la CMNUCC en el programa de trabajo, particularmente en la difusión de información. Y, en respuesta a la pregunta de Brasil sobre la capacidad de la Secretaría para establecer un mecanismo de intercambio para la difusión de información, Thorgeirsson contestó que la Secretaría cuenta con los recursos técnicos pero no con los financieros.

El miércoles 19 de octubre, los participantes continuaron la discusión del resumen informal de los Copresidentes. Con respecto al desarrollo y a la difusión de herramientas analíticas y para la toma de decisiones, Austria señaló la falta de una compilación sobre tales herramientas e indicó que esto es algo que un posible cuestionario podría resolver. Islas Cook, con el apoyo de Sudán, destacó la necesidad de rápidas herramientas de evaluación de la vulnerabilidad. Australia, con otros, propuso el uso de herramientas prácticas y simples para proveer orientación sobre la eficacia de las medidas de adaptación. Y Sudáfrica hizo hincapié en la necesidad de evaluación del programa de trabajo en sí mismo. La Federación Rusa y las Filipinas señalaron la importancia de incluir información sobre condiciones climáticas inusuales y de comprometer a los expertos de los países en este propósito.

El Reino Unido señaló la falta de metodologías fácilmente disponibles para evaluar las medidas de adaptación, mientras Jamaica indicó que las medidas podrían ser estimadas por su eficacia. Sudán solicitó algún tipo de orientación en buenas prácticas, y con Jamaica y otros, puso énfasis en la referencia a la planificación de la adaptación. Jamaica y otros sugirieron solicitar al PICC un informe especial sobre la adaptación. Cuba propuso hacer uso de la información existente en las comunicaciones nacionales y los órganos de expertos dentro de la Convención, tales como el GCE y el Grupo de Expertos en Transferencia de Tecnologías. Filipinas, con el apoyo de Islas Cook y Japón, destacó los vínculos entre las evaluaciones, la adaptación y la integración y sugirió que esto podría ser reflejado en una base de datos sobre la adaptación que debería también incluir experiencias útiles de los países en vías de desarrollo.

Estados Unidos propuso la estimación del estado de situación como acción inicial. Señalando que las medidas de adaptación incluyen políticas e infraestructura, Australia, con el apoyo de Islas Cook, Arabia Saudita y otros, solicitó diferentes tipos de estimación del estado de situación.

Al destacar la importancia de procesos participativos, Islas Cook propuso una referencia a la cooperación internacional “entre las Partes y otras organizaciones”. Además señaló la necesidad de tener en cuenta el conocimiento local y de mejorar la resilencia. Países Bajos puso énfasis en el papel del sector privado en la cooperación internacional y en la necesidad de examinar y extender la agenda de adaptación hacia las instituciones pertinentes del desarrollo sostenible. Bangladesh, con China y Tailandia, puso énfasis en la importancia de la cooperación internacional y la colaboración bilateral en la creación de capacidades para las evaluaciones del impacto y la vulnerabilidad. Sudán destacó la necesidad de una mayor cooperación entre la Convención y los procesos multilaterales, mientras que Brasil señaló la importancia de puntos focales nacionales en la promoción de las sinergias del programa de trabajo con otros acuerdos ambientales multilaterales.

Con respecto a los posibles talleres, Finlandia, con el apoyo de Estados Unidos y Canadá, propuso estructurar los talleres sobre adaptación en base a cuatro temas: requerimientos de herramientas y datos y su disponibilidad, cuestiones críticas; herramientas de monitoreo y evaluación; y mejores prácticas. Por su parte, Estados Unidos, con el apoyo de Arabia Saudita, destacó un enfoque sectorial a los talleres. Islas Cook señaló la necesidad de flexibilidad en la estructuración de los talleres y alertó contra la duplicación de trabajo. Thorgeirsson indicó la necesidad de orientación para la determinación de la audiencia específica de los talleres.

Japón destacó los beneficios de varias acciones de adaptación. El Reino Unido puso énfasis en la necesidad de reunir a los usuarios y productores del información sobre el clima a nivel regional y nacional. Estados Unidos señaló que la identificación de la audiencia de las acciones ayudará a definir mejor sus modalidades. Finlandia indicó la importancia de influir en quienes toman decisiones, y constituyen la mayor audiencia del programa de trabajo. Filipinas apoyó a Países Bajos al enfatizar la importancia de incorporar puntos de vista de quienes están fuera de la convención, como el sector empresarial, y destacó algunos los esfuerzos de los países para reforzar la relación entre los usuarios y los productores de información.

RESUMEN REVISADO DE LA DISCUSIÓN: Luego, el Copresidente Kumarsingh presentó una versión revisada del Resumen Informal de los Copresidentes, que incorpora las discusiones previas. El proyecto no fue abierto para comentarios pero fue un avance de la versión de lo que será presentado como el Resumen Informal del taller de discusión elaborado por el Presidente del OSACT.

El resumen informal de las discusiones establece que el programa de trabajo estará dividido en tres áreas temáticas, a saber: los impactos y la vulnerabilidad, la planificación, medidas y acciones para la adaptación; y la integración. Metodologías, datos y modelos aparece como una cuestión transversal. El resumen también señala que el resultado esperado del programa de trabajo es mejorar la capacidad, en múltiples nivel, para identificar y entender los impactos y vulnerabilidades, y las posibles respuestas de adaptación. Y, además, permitir a los países seleccionar e implementar acciones de adaptación efectivas y de alta prioridad. También se espera que el programa de trabajo facilite la implementación de la decisión 1/CdP.10, cuando corresponda.

El resumen de la discusión de los Copresidentes identifica también subtemas para cada área temática. Sobre los impactos y la vulnerabilidad, identifica:

  • promover el desarrollo y la difusión de las herramientas y métodos de evaluación del impacto y la vulnerabilidad;

  • mejorar el acceso a datos de alta calidad e información sobre la actual y futura variación del clima y sus eventos extremos;

  • promover el entendimiento de los riesgos climáticos, vulnerabilidades clave y umbrales de cambio climático;

  • mejorar la disponibilidad de información socioeconómica sobre poblaciones vulnerables y sectores económicos y sobre los impactos económicos del cambio climático; y

  • recolectar, analizar y difundir las lecciones aprendidas.

Con respecto a la planificación, medidas y acciones para la adaptación, el resumen de la discusión identifica:

  • promover el desarrollo y la difusión de herramientas analíticas y de toma de decisiones;

  • recolectar y difundir lecciones aprendidas a partir de las estrategias de adaptación;

  • estimular la investigación sobre la adaptación y las tecnologías, y la difusión de soluciones y tecnologías para la adaptación; y

  • promover la cooperación internacional para ayudar a los países vulnerables a mejorar su resilencia y la gestión de los riesgos climáticos, dando prioridad a los países más vulnerables.

En cuanto a la integración, el resumen de la discusión identifica la mejora de la sinergia entre las acciones para construir resilencia a los riesgos del clima y otros objetivos de desarrollo sostenible. Además, el resumen de la discusión elaborado por los Copresidentes sostiene que: el programa de trabajo contendrá actividades específicas a corto plazo y actividades que requieran información adicional antes de ser implementadas; y que las actividades serán guiadas por los requisitos generales de: dar respuesta, inclusividad, continuidad, sentido práctico y orientación a la acción.

DECLARACIONES DE CIERRE

Junto con el Copresidente Plume, el Copresidente Kumarsingh señaló que la muy constructiva discusión generada en el taller brindará una valiosa orientación a la decisión que deberá tomarse en Montreal durante la CdP 11. El Presidente del OSACT, Benrageb, agradeció al gobierno de Canadá y a otros que otorgaron fondos para la realización del taller informal, a la Secretaría, a los Copresidentes y a los participantes, y dio por concluida la sesión a la 13.11 horas.

PRÓXIMAS REUNIONES

TALLER SOBRE ENFOQUES DE POLÍTICA INTERNACIONAL PARA EL ABORDAJE DEL DESAFÍO DEL CAMBIO CLIMÁTICO: Organizado por la Organización de Conservación Ambiental de la Industria Petrolera Internacional (IPIECA, por sus siglas en inglés), este taller se realizará del 25 al 26 de octubre, en Beijing, China. Para más información, contactar a: IPIECA; tel: +44-020-7633-2388; fax: +44-020-7633-2389; correo electrónico: paula.lynch@ipieca.org; Internet: http://www.ipieca.org/downloads/climate_change/beijing2005/beijing_email/ccwg_beijing.html

CREAR EL CLIMA PARA EL CAMBIO - SEGUNDA MESA REDONDA SOBRE FINANCIAMIENTO PARA LA ENERGÍA SOSTENIBLE: Esta mesa redonda se realizará el 27 de octubre de 2005, en Nueva York, luego de la Mesa Redonda de la Iniciativa Financiera Mundial del PNUMA, a realizarse entre el 26 y 27 de octubre de 2005. Para más información, contactar a: Eric Usher, Energía/PNUMA; tel: +33 (0)1-44-37-76-14; correo electrónico: eric.usher@unep.fr; o Paul Clements-Hunt, Iniciativa Financiera del PNUMA; tel: +41 (0)22-917-8116; correo electrónico; pch@unep.ch; Internet: http://www.sefi-roundtable.org/

CUMBRE DE LA ENERGÍA EN ÁFRICA: Esta conferencia se realizará del 7 al 9 de noviembre de 2005, en Dakar, Senegal, y apoyará la Nueva Alianza para el Desarrollo de África. Para más información, contactar a: Jean-Pierre Favennec; tel: +33-1-4752-7116; correo electrónico: j-pierre.favennec@ifp.fr; Internet: http://www.gvep.org/content/calendar/detail/9326

XII CONGRESO MUNDIAL DEL AGUA: Organizado por la Asociación Internacional de los Recursos de Agua, esta conferencia se llevará a cabo del 22 al 25 de noviembre de 2005, en Nueva Delhi, India. Para más información contactar a: G.N. Mathur, Comité Adherido de la Asociación Internacional de Recursos de Agua; tel: +91-11-2611-5984; fax: +91-11-2611-6347; correo electrónico: info@worldwatercongress.org; Internet: http://wc.worldwatercongress.org:5050/index.jsp

PRIMERA REUNIÓN DE LAS PARTES DEL PROTOCOLO DE KIOTO Y UNDÉCIMA CONFERENCIA DE LAS PARTES DE LA CMNUCC: La primera Reunión de las Partes del Protocolo de Kioto (CdP/RdP 1) se realizará en conjunto con la CdP 11 de la CMNUCC, del 28 de noviembre al 9 de diciembre, en Montreal, Canadá. Para más información, contactar a: la Secretaría de la CMNUCC; tel: +49-228-815-1000; fax: +49-228-815-1999; correo electrónico: secretariat@unfccc.int; Internet: http://unfccc.int/meetings/cop_11/items/3394.php

Joke Waller-Hunter (1946-2005)
In memoriam.


Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Asmita Bhardwaj y Mar�a Guti�rrez. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Informaci�n del IIDS: Langston James �Kimo� Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Bolet�n es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bureau de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Breta�a (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV), y el Ministerio de Medio Ambiente de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2005 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Gesti�n de la Agricultura, la Silvicultura, el Medio Ambiente y el Agua de Austria, los Ministerios de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Suecia, el Ministerio de Medio Ambiente y el de Relaciones Exteriores de Noruega, el Ministerio de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Finlandia, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita acad�mica correspondiente. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA.