Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 9 No. 402
Jueves,
25 de octubre de 2007

HECHOS DESTACADOS DEL GRUPO DE TRABAJO:

MIÉRCOLES, 24 DE OCTUBRE DE 2007

El miércoles por la mañana y a primera hora de la tarde, el Grupo de Trabajo se reunió en el plenario y siguió intercambiando puntos de vista sobre opciones para los elementos de las reglas y procedimiento de responsabilidad y compensación. En las discusiones del plenario, los delegados se ocuparon de la responsabilidad estatal, el daño y el esquema primario de compensaciones. Por la tarde, los subgrupos de trabajo se reunieron y consideraron la definición de daño, enfoques administrativos y responsabilidad civil.

ELABORACIÓN DE OPCIONES PARA ELEMENTOS DE LAS REGLAS Y PROCEDIMIENTOS REFERIDAS EN EL ARTÍCULO 27 DEL PROTOCOLO

Por la mañana, los Presidentes del grupo de contacto informaron sobre los avances en las discusiones acerca del daño y enfoques administrativos. Tras discutir los métodos de trabajo, los delegados acordaron ordenar que los grupos sigan trabajando como “subgrupos de contacto”. El Copresidente Lefeber anunció que una sesión de tormenta de ideas sobre la elección de un instrumento se realizará a última hora del jueves con un número limitado de delegados. También aclaró que no habrá negociaciones o conclusiones producidas por la reunión.

RESPONSABILIDAD DEL ESTADO: El Copresidente Lefeber presentó un nuevo proyecto de texto operativo acerca de la responsabilidad estatal (UNEP/CBD/BS/WG-L&R/4/CRP.1) preparado por los Copresidentes.  También explicó la elección de algunos términos, como: “reglas de procedimiento” en lugar de “instrumento” para no excluir resultados; “Estados” en lugar de “Partes contratantes” porque esta última expresión es ambigua; y “responsabilidad de los Estados por los actos erróneos internacionales”, en base a la expresión desarrollada por la Comisión Jurídica Internacional de las NU.

DAÑO: Con respecto a la definición de daño, JAPÓN pidió un enfoque que se ocupe del daño mensurable y cuantificable a la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica causada por los movimientos transfronterizos de OVMs. Tras expresar que prefiere el mismo texto operativa, SUDÁFRICA sugirió que la definición de daño sea coherente con el alcance del Protocolo. La CE hizo hincapié en que la noción de daño ya fue suficientemente tratada el martes cuando se discutió el daño a la conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica, que es en sí misma una noción muy amplia. Tras citar el mandato de Grupo de Trabajo, EE.UU. apoyó el hecho de centrarse en el daño a la diversidad biológica. MÉXICO, con el apoyo d PANAMÁ, prefirió un texto que incluya el daño a la diversidad biológica y la salud humana, mientras que ARGENTINA estuvo a favor de una definición que no se extienda a la salud humana o al daño tradicional. NUEVA ZELANDA destacó que las leyes modelo internacionales podrían ser útiles en relación con el daño hacia la diversidad biológica.

NORUEGA señaló que los Artículos 1 (objetivos), 4 (alcance) y 27 (responsabilidad) del Protocolo requieren una amplia definición de daño que incluya, de manera independiente, los efectos sobre la salud humana. PALAU hizo hincapié en que estos Artículos no apoyan los límites a la definición de daño que propusieron algunos delegados. SANTA LUCÍA e INDIA destacaron que el daño tradicional también debería quedar cubierto. CAMBOYA apoyó la posición en donde se sostiene que la definición de daño no debería estar limitada al ambiente y la salud humana, y el GRUPO AFRICANO y COLOMBIA propusieron que el daño socio-económico también quede cubierto. SENEGAL destacó la importancia que tiene la seguridad alimenticia para África y estuvo a favor de su inclusión. Tras recordar la historia de la negociación de la CDB y el Protocolo, MALASIA acordó sobre la necesidad de una definición más amplia y sostuvo que debería incluir a, entre otras cosas, el daño a la conservación y utilización sostenible de la diversidad biológica, el daño a la salud humana y el daño tradicional; y también tomar en cuenta al daño socioeconómico. También destacó la relevancia de las disposiciones y definiciones de la CDB en la definición de daño a la diversidad biológica.

En relación con la valuación del daño, MÉXICO sostuvo que el texto debería estar limitado a la valuación del daño a la conservación y la utilización sostenible de la diversidad biológica, incluyendo a la salud humana. NUEVA ZELANDA y NORUEGA indicaron que la valuación ya estaba cubierta en otros lados. ARGENTINA, con el apoyo de MALASIA y JAPÓN, propuso que se elimine la sección.

En relación con la causalidad, la CE, NORUEGA, JAPÓN y SUDÁFRICA prefirieron que la causalidad se establezca siguiendo las reglas domésticas. CANADÁ, MÉXICO, MALASIA y EE.UU. hicieron hincapié en la necesidad de un claro vínculo causal entre el daño y el movimiento transfronterizo de OVMs, y ARGENTINA dijo que cuando no se pueda atribuir claramente el daño no deberá haber responsabilidad.

El GRUPO AFRICANO hizo hincapié en que establecer la causalidad puede ser difícil y propuso que en aquellos casos donde existen múltiples causas posibles, la presunción deberá ser que el daño ha sido causado por los OVMs.

Al sintetizar las discusiones, la Copresidente Nieto señaló que existe un grupo de delegados que prefiere que se limite la definición de daño a la diversidad biológica, y otro grupo que desea ir más allá de una definición limitada. En ese contexto, ordenó al subgrupo de trabajo sobre daño que desarrolle dos opciones separadas que reflejen la definición amplia y también la más restringida.

ESQUEMA DE COMPENSACIÓN PRIMARIA: Al discutir la responsabilidad civil en el plenario de la tarde, CANADÁ y NUEVA ZELANDA estuvieron a favor de un enfoque basado en las faltas. SUDÁFRICA también expresó su apoyo a la responsabilidad basada en las faltas, pero sostuvo que podría apoyar una responsabilidad estricta garantizada por el conocimiento científico. INDIA prefirió una combinación de responsabilidad estricta y basada en las faltas. EE.UU. hizo hincapié en que los OVMs no son ultrapeligrosos y estuvo a favor de una responsabilidad basa en las faltas.

MALASIA señaló que el estándar de responsabilidad es una elección política y que en la práctica la responsabilidad estricta no queda limitada a las actividades ultrapeligrosas. GREENPEACE INTERNACIONAL hizo hincapié en que los OVMs pueden causar daños significativos y sostuvo que sería “injusto e inadecuado” hacer que quien reclame deba cargar con la exigencia de probar la falta o negligencia. CHINA señal� que es probable que muchos operadores sean corporaciones multinacionales y que muchas veces es dif�cil rastrear la responsabilidad de las subsidiarias hacia las corporaciones madre. La CE prefiri� que las discusiones sobre el est�ndar y la canalizaci�n de la responsabilidad contin�en en el subgrupo de contacto.

La IIPR dijo que cree que son los reg�menes administrativos y no los reg�menes de responsabilidad civil los adecuados para la diversidad biol�gica, porque los OVMs no son intr�nsicamente peligrosos.

AMIGOS DE LA TIERRA dijo que la investigaci�n no podido establecer suficientemente que los OVMs no son peligrosos, y el CONSEJO DE ACCI�N SOBRE LA BIOTECNOLOG�A DE WASHINGTON se�al� que la investigaci�n no cont� con suficientes fondos y por lo tanto no est� concluida.

En cuando a la canalizaci�n de la responsabilidad, NORUEGA hizo hincapi� en que el control operativo es un elemento central.

Los delegados acordaron continuar la consideraci�n del est�ndar y canalizar la responsabilidad en el subgrupo de trabajo sobre enfoques administrativos. En respuesta a las sugerencias de la CE, MALASIA y el GRUPO DE AM�RICA LATINA Y EL CARIBE, los Copresidentes acordaron que preparar�an un texto consolidado para el subgrupo de trabajo.

SUBGRUPOS DE TRABAJO

DA�O: Durante la reuni�n de la tarde y primeras horas de la noche, el subgrupo de trabajo discuti� la valuaci�n del da�o a la conservaci�n de la diversidad biol�gica. Los delegados combinaron el texto de cinco texto operativos existentes que cubr�an: valuaci�n del da�o al ambiente; conservaci�n y utilizaci�n sostenible de la diversidad biol�gica; compensaci�n; y cuestiones de restauraci�n. Algunos delegados expresaron su preferencia por un texto conciso en lugar de compilaciones inmanejables. El Presidente Bally record� que el mandato del subgrupo de trabajo es consolidar una variedad de conceptos y enfoque en un texto comprehensivo y alcanzar un consenso sobre �l. Tras una larga discusi�n, los delegados decidieron que este enfoque no era factible y que la valuaci�n, restauraci�n y reincorporaci�n de componentes deb�an permanecer como puntos separados. Hacia el final de la jornada del mi�rcoles, los delegados segu�an tratando cuestiones generales y aspectos espec�ficos del cambio clim�tico.

ENFOQUES ADMINISTRATIVOS Y RESPONSABILIDAD CIVIL: En reuniones la tarde y comienzos de la noche, el subgrupo de trabajo sobre enfoques administrativos se ocup� de seguir simplificando los textos operativos sobre los cinco elementos relevantes identificados el d�a anterior. Los delegados pasaron la mayor parte de la tarde discutiendo el primer elemento, En relaci�n con las obligaciones impuestas por las legislaciones nacionales sobre los operadores, para que informen a las autoridades competentes acerca del da�o, se centraron fusionar el texto y agregaron un lenguaje sobre que las autoridades competentes ser�an informadas del da�o “o de la amenaza inminente de da�o”. Sus posiciones sobre la definici�n de da�o no coincidieron. Algunas Partes estuvieron a favor de la inclusi�n de un lenguaje espec�fico, entre corchetes, y otros advirtieron que esto podr�a afectar al resultado del subgrupo de trabajo sobre da�o. Hacia el final de la tarde, los delegados consideraron los textos operativos sobre los cuatro elementos restantes. Tambi�n acordaron que se centrar�an en las posibles eliminaciones y evaluar�an si el texto estaba bien ubicado, en lugar de s�lo funcionar y modificar los textos.

Tambi�n al final de la jornada del mi�rcoles, el subgrupo de trabajo sobre enfoques administrativos comenz� a tratar cuestiones relacionadas con la responsabilidad civil. Las discusiones estuvieron centradas en un documento de trabajo de los Copresidentes y se simplificaron distintas opciones de acuerdo con lo definido en el plenario de la ma�ana. El documento incluy� tres opciones sobre est�ndares de responsabilidad. A saber: responsabilidad estricta; responsabilidad estricta mitigada; y responsabilidad a partir de las faltas. Los delegados trabajaron hasta bien entrada la noche en un intento por simplificar el texto sacando el lenguaje que estaba duplicado.

EN LOS PASILLOS

As� como el clima de Montreal se fue volviendo cada vez m�s fr�o, a medida que el Grupo de Trabajo avanzaba en su tercera jornada de reuniones la atm�sfera interna tambi�n se fue congelando. En ese contexto, muchos delegados se�alaron que cuanto m�s profundamente entraban en el debate sustantivo, m�s evidentes se hac�an las diferentes posiciones. Muchos se preguntaron si se podr� llegar durante esta semana a un consenso sobre los elementos discutidos, y otros reconoc�an una clara estrategia por mantener las opciones sobre la mesa hasta la �ltima etapa de las negociaciones, cuando se traten otros puntos de controversia (como la naturaleza del r�gimen). Un delegado dijo: “Definitivamente, las diferencias en relaci�n con la definici�n de da�o no ser�n resueltas aqu�”. Otro dese� que ocurra un milagro antes de la pr�xima reuni�n. Sin embargo, los delegados continuaron comprometidos y trabajaron con diligencia sobre el da�o y la responsabilidad civil hasta altas horas de la noche. Y un delegado optimista concluy�: “A pesar de lo profundas que son algunas divisiones, estamos avanzando sorprendentemente bien.”

Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Melanie Ashton, Kati Kulovesi, William McPherson, Ph.D. y Nicole Schabus. Editora Digital: Leila Mead. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios Informativos del IIDS: Langston James “Kimo” Goree VI <kimo@iisd.org>. Los donantes permanentes del Bolet�n son el Reino Unido (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bur� de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s del CIDA), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV) y la Direcci�n General para la Protecci�n de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente y Territorio de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2007 es brindado por la Oficina Federal para el Medio Ambiente (FOEN) de Suiza, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Medio Ambiente de Noruega, el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Agricultura, Silvicultura, Ambiente y Gesti�n del Agua de Austria, el Ministerio de Medio Ambiente de Suecia, el Ministerio de Asuntos Internacionales y Comercio de Nueva Zelanda, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Mundiales - IGES) y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n Mundial sobre Progreso Industrial y Social - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n es provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Est� permitida la publicaci�n de extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en publicaciones no comerciales y con la correspondiente cita acad�mica. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios Informativos del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 300 East 56th St. Apt 11A, New York, NY 10022, Estados Unidos de Am�rica. El equipo del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en el GTRC-4 puede ser contactado por correo electr�nico escribiendo a <kati@iisd.org>.