Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 9 No. 390
Miércoles,
 10 de octubre de 2007

HECHOS DESTACADOS DE APB:

 MARTES, 9 DE OCTUBRE DE 2007

Los delegados de la quinta reunión del Grupo de Trabajo Especial, de composición abierta, sobre Acceso y Participación en los Beneficios (APB) de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB) se reunieron durante todo el día en el Plenario y se ocuparon de los elementos del régimen internacional de APB relacionados con la justa y equitativa distribución de los beneficios, el acceso a los recursos genéticos (RG), la observancia del consentimiento fundamentado previo (CFP) y los términos mutuamente acordados (TMA), y un cerificado de origen/fuente/ procedencia legal reconocido internacionalmente.

RÉGIMEN INTERNACIONAL SOBRE APB

JUSTA Y EQUITATIVA DISTRIBUCIÓN DE LOS BENEFICIOS: Continuaron las discusiones sobre la justa y equitativa distribución de los beneficios, y JAPÓN y la REPÚBLICA DE COREA hicieron hincapié en la importancia de la flexibilidad en cualquier régimen internacional.  CHILE pidió que en APB 5 se defina qué son los derivados, expresó su apoyo a un régimen vinculante –especialmente con respecto a la justa y equitativa distribución de los beneficios—y, con CHINA, GRANADA y UGANDA reiteró que el Anexo de la decisión VIII/4 debería ser parte de las negociaciones. GRANADA dijo que el régimen también debería cubrir los RG marinos. UGANDA pidió que se garantice la distribución de los beneficios con los grupos marginados dentro de las comunidades indígenas, especialmente las mujeres y los niños.

MALASIA, por los PAÍSES MEGADIVERSOS AFINES (PMDA) explicó que el régimen debe incluir un mínimo de estándares de distribución de los beneficios para evitar la dilución de los beneficios en aquellos casos en los que los países no tengan capacidad para implementar legislaciones nacionales de APB, y señaló que tales disposiciones no deberían comprometer sus derechos soberanos a definir medidas de APB. FILIPINAS agregó que estándares internacionales mínimos asegurarán el fortalecimiento de las posiciones de los países en desarrollo en las negociaciones con las corporaciones multinacionales. La UE pidió que se desarrollen enfoques sectoriales para los TMA entre usuarios y proveedores.

Al pedir una total participación en la negociación del régimen, las ASAMBLEAS DE INDÍGENAS DE AMÉRICA LATINA, el PACÍFICO y ÁFRICA hicieron hincapié en los vínculos entre los RG y el conocimiento tradicional (CT). Las ASAMBLEAS DEL PACÍFICO y ÁFRICA también pidieron: distribución de los beneficios en relación con los RG y el CT a los que se tuvo acceso por colecciones ex-situ, conformidad con las leyes y prácticas habituales, e inclusión de beneficios no monetarios como el acceso a medicinas derivadas de los RG y el CT.

AUSTRALIA advirtió en contra de que se prescriba una lista obligatoria de beneficios porque sería impracticable y afectaría las soberanías nacionales.

ACCESO A LOS RECURSOS GENÉTICOS: Los PMDA, con el apoyo de Namibia, por el GRUPO AFRICANO, PERÚ y SANTA LUCÍA, dijo que los Estados tienen derechos soberanos sobre sus propios recursos genéticos y derivados, e hizo hincapié en que la autoridad para definir el acceso debería quedar en manos de los gobiernos nacionales. También sugirió que aunque el acceso a los recursos genéticos generalmente está garantizado, las condiciones para la distribución de los beneficios siguen desarticuladas y por eso deberían ser el eje del régimen internacional. La UE señaló que un régimen internacional permitiría la implementación del APB superando la incertidumbre legal y mejorando la observancia del CFP y los TMA. También enfatizó que los requisitos internacionales mínimos sobre acceso son un elemento clave del régimen internacional.

COSTA RICA destacó que el régimen internacional debería ofrecer orientación sobre el gobierno del acceso cuando no existan disposiciones nacionales. SUDÁFRICA destacó la complementariedad entre las regulaciones nacionales e internacionales. BRASIL pidió que se fortalezcan las medidas y la coordinación internacional para el establecimiento de un régimen, respetando los derechos soberanos de los Estados. MÉXICO hizo hincapié en que el CFP nacional y la observancia de las legislaciones nacionales debería ser un prerrequisito para el acceso.

ARGENTINA pidió que se especifique el origen geográfico y, con la ASOCIACIÓN INTERNACIONAL DE PROPIETARIOS, una clara definición de derivados. El GRUPO AFRICANO, con BRASIL, sugirió que se establezcan categorías para la investigación en base a la intención declarada por los investigadores y tomando en cuenta que ésta podría cambiar en el tiempo. SUIZA y AUSTRALIA también subrayaron la distinción entre propósitos científicos y comerciales, y SUIZA pidió un proceso acelerado para los primeros y un mecanismo que permita la trazabilidad de los recursos.

TAILANDIA propuso un mecanismos de monitoreo que solicite a las Partes que informen sobre solicitudes de acceso presentadas a las autoridades nacionales competentes. HAITÍ y GRANADA hicieron hincapié en los problemas que enfrentar muchos países en relación con el control y la regulación del acceso y pidieron un enfoque holístico para la implementación del CFP y los TMA.

CANADÁ destacó las herramientas relacionadas con el acceso, entre las que incluyó contratos modelos y enfoques sectoriales para la estandarización y el establecimiento de requisitos mínimos. AUSTRALIA hizo hincapié en que un sistema de APB debería brindar certeza legal y simpleza administrativa, y ser efectivo en término de costos. También apoyó el establecimiento de estándares mínimos para el acceso en relación con el procedimiento y cuestiones administrativas, señalando que éstas no deberían afectar los derechos de la propiedad nacionales. EE.UU. pidió una mayor transparencia en las legislaciones sobre patrimonio nacional para facilitar la colaboración y los beneficios asociados. La ASAMBLEA DE INDÍGENAS DEL ÁRTICO subrayó que no puede haber acceso a los RG y el CT si no se respeta y reconoce los derechos de los indígenas consagrados en la Declaración de las NU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (DNUDPI) y pidió que todas las medidas de acceso queden sujetas al CFP de los pueblos indígenas.

El FORO INTERNACIONAL DE COMUNIDADES LOCALES solicitó su participación en las discusiones sobre APB, e hizo hincapié en que las legislaciones nacionales deben garantizar los derechos de las poblaciones locales a los recursos naturales. El CENTRO INTERNACIONAL PARA LA FISIOLOGÍA Y ECOLOGÍA DE LOS INSECTOS señaló el éxito del control biológico en África y su conformidad con los DPIs. La RED DEL TERCER MUNDO hizo hincapié en la necesidad de equidad y justicia en el APB y destacó la falta de beneficios para los países que brindaron muestras del virus aviar para la investigación de su vacuna. Las ASAMBLEAS DE INDÍGENAS DEL PACÍFICO y RUSOS se�alaron su preocupaci�n por los recursos gen�ticos marinos y la protecci�n de los derechos de los pueblos ind�genas al acceso para prop�sitos culturales. La ASAMBLEA DE IND�GENAS DE ASIA sugiri� que se incluya una referencia a la DNUDPI en el Anexo.

La UE sostuvo que el r�gimen internacional debe permitir, promocionar y facilitar una adecuada implementaci�n de las obligaciones relacionadas con el acceso y destac� cu�n cercano es el v�nculo entre acceso y observancia.

AUSTRALIA ofreci� brindar detalles sobre sus disposiciones dom�sticas para regular el acceso para las investigaciones no comerciales. La FEDERACI�N INTERNACIONAL DE PRODUCTORES FARMAC�UTICOS Y ASOCIACIONES sostuvieron que condiciones excesivamente restrictivas en relaci�n con el acceso llevar�n a una reducci�n en los beneficios de todos los sectores interesados.

OBSERVANCIA: Declaraciones generales: El Copresidente Casas comenz� las discusiones sobre la observancia pidiendo declaraciones program�ticas y comentarios espec�ficos sobre el sub-�tem de medidas para apoyar la observancia del CFP y los TMA. Tras destacar que la efectividad de las medidas de observancia determinar� la efectividad del r�gimen, el GRUPO AFRICANO pidi� una clara identificaci�n de las acciones que constituyen apropiaciones indebidas y sanciones por apropiaci�n.

ARGENTINA destac� que no puede hacer comentarios sobre cu�l es el mecanismo de observancia que prefiere antes de la negociaci�n de los componente del r�gimen, incluyendo si ser� o no legalmente vinculante. PER� pidi� un mecanismo de monitoreo que garantice la observancia, y BRASIL dijo que el r�gimen deber�a establecer remedios y sanciones para los incumplimientos del mismo.

La ALIANZA AMERICANA DE BIOINDUSTRIAS se refiri� a sus preocupaciones en relaci�n con el establecimiento de obligaciones adicionales de revelaci�n, los reclamos conflictivos sobre RG y CT, y otras preocupaciones vinculadas con la no discriminaci�n en t�rminos de acceso y cumplimiento. La ASAMBLEA DE IND�GENAS DE AM�RICA LATINA dijo que cualquier r�gimen internacional deber�a tener disposiciones para el establecimiento de las disputas que surjan sobre los RG transfronterizos.

Medidas de apoyo a la observancia del CFP y los TMA: Los PMDA, PAKIST�N y CUBA solicitaron una observancia estricta y la revelaci�n de la fuente y el pa�s de origen, y evidencias de que los requisitos de CFP y distribuci�n de los beneficios se han cumplido en los pedidos de patentes. BRASIL y PAKIST�N dijeron que el r�gimen internacional deber�a garantizar que las Partes promulguen legislaciones nacionales para facilitar la implementaci�n del CFP y los TMA, y tomar medidas para luchar contra la apropiaci�n indebida.

El GRUPO AFRICANO pidi� que el r�gimen incluya disposiciones de f�cil aplicaci�n sobre CFP y MTA, y medidas para garantizar que los pa�ses proveedores, los pa�ses de origen y --cuando corresponda— los pueblos y comunidades ind�genas han dado su CFP. CUBA sugiri� que se establezca un mecanismo de intercambio de informaci�n para el monitoreo del CFP y los TMA. INDIA sostuvo que las legislaciones nacionales deber�an brindar remedios para la no observancia. TAILANDIA dijo que la observancia del CFP deber�a ser vinculante. NORUEGA hizo hincapi� en la importancia de las medidas de los usuarios, y –con TAILANDIA— apunt� a sus env�os al CONSEJO DE DPIRC sobre la revelaci�n del origen. NUEVA ZELANDA, AUSTRALIA, CANAD�, JAP�N y EE.UU. dijeron que los requisitos de revelaci�n de las solicitudes de patentes deber�an ser tratados en los Consejos de la OMPI o el ARCDPI. BRASIL y HAIT� se opusieron, y BRASIL record� las disposiciones de la CDB sobre garantizar que los DPIs apoyan y no van en contra de los objetivos de la CDB.

NUEVA ZELANDA hizo hincapi� en la necesidad de concientizar acerca de las herramientas y opciones existentes para garantizar la observancia del CFP y los TMA. AUSTRALIA, CANAD� y EE.UU. apoyaron los sistemas de observancia basados en contratos. AUSTRALIA apoy� el desarrollo de contratos modelos. La UE hizo hincapi� en que el APB bajo los TMA ya forma parte de los contratos privados legales internacionales, y destac� que los acuerdos modelo de transferencia de materiales pueden mejorar la observancia. Tambi�n pidi� que las negociaciones sobre APB incluyan el trabajo sobre una definici�n internacional de apropiaci�n inadecuada.

La ASAMBLEA DE IND�GENAS DEL PAC�FICO pidi� asesoramiento legal y t�cnico independiente para las comunidades locales cuando negocian el CFP y los TMA. La OMPI inform� acerca de su trabajo en relaci�n con los derechos de propiedad intelectual y RG y CT, destacando la informaci�n relevante a las pol�ticas brindada por los sistemas de patentes y la protecci�n del CT. ARGENTINA destac� la falta de entendimiento entre las Partes en relaci�n con el trabajo realizado en la OMPI y la OMC.

Las ASAMBLEAS DE IND�GENAS DE NORTEAM�RICA y el �RTICO hicieron hincapi� en que el CFP est� sujeto a las leyes ind�genas ordinarias y a la legislaci�n internacional sobre derechos humanos, y que los contratos deben tomar en cuesta a estos sistemas.

Certificado internacional de origen / fuente/ procedencia legal: El GRUPO AFRICANO: se�al� dificultades con el monitoreo de la observancia, sostuvo que la revelaci�n y los certificados son dos conceptos diferentes, y solicit� que se aclare a qui�n se solicitar� que obtenga certificados, cu�ndo ser� necesaria la presentaci�n, que se haga arreglos de monitoreo, y que haya sanciones para la no observancia. UGANDA agreg� que: la certificaci�n deber�a ser un proceso obligatorio y simple que incorpore el CT. SUIZA subray� los fundamentos para la existencia de un certificado, que incluyen las funciones que cumplir� identificando las fuentes de RG, garantizando la implementaci�n de los TMA en los contratos y facilitando la estandarizaci�n internacional.

Al final de la tarde, ALEMANIA brind� detalles sobre la CdP 9 de la CDB que se realizar� del 19 al 30 de mayo de 2008, en Bonn, Alemania.

EN LOS PASILLOS

Durante la jornada del martes circularon rumores acerca de la posible formaci�n de una nueva “mega coalici�n” entre los Pa�ses Megadiversos Afines, la UE y probablemente el Grupo Africano y otros miembros del G77/ China que est�n a favor de un fuerte r�gimen internacional. Tras mencionar las creciente �reas de convergencia entre la UE y los Pa�ses Megadiversos Afines, tanto en las intervenciones formales como en las consultas regionales informales, varios delegados de PMDA expresaron su optimismo porque se pueda llegar a realizar ese avance. Otros fueron m�s esc�pticos, destacando que tal convergencia se da en algunos elementos del r�gimen pero que est� lejos de darse en otros puntos. Y otro delegado se�al� que, independientemente de que haya o no una convergencia total, cualquier coalici�n de ese tama�o aumentar� la presi�n sobre los pa�ses que han venido argumentando que negociar en esta instancia un r�gimen internacional de APB es prematuro.

Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Asheline Appleton, Sikina Jinnah, Harry Jonas, Stefan Jungcurt, Ph.D. and Nicole Schabus. Editora Digital: Leila Mead. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios Informativos del IIDS: Langston James “Kimo” Goree VI <kimo@iisd.org>. Los donantes permanentes del Bolet�n son el Reino Unido (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bur� de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s del CIDA), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV) y la Direcci�n General para la Protecci�n de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente y Territorio de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2007 es brindado por la Oficina Federal para el Medio Ambiente (FOEN) de Suiza, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Medio Ambiente de Noruega, el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Medio Ambiente de Austria, el Ministerio de Medio Ambiente de Suecia, el Ministerio de Asuntos Internacionales y Comercio de Nueva Zelanda, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Mundiales - IGES) y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n Mundial sobre Progreso Industrial y Social - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n es provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Est� permitida la publicaci�n de extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en publicaciones no comerciales y con la correspondiente cita acad�mica. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios Informativos del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 300 East 56th St. Apt 11A, New York, NY 10022, Estados Unidos de Am�rica. El equipo del BNT en la APB-5 puede ser contactado por correo electr�nico escribiendo a <stefan@iisd.org>.