Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
 Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 9 No. 341
Miércoles 1° de febrero de 2006

HECHOS DESTACADOS DE APB-4:

MARTES 31 DE ENERO DE 2006

Los delegados a la cuarta reunión del Grupo Especial de Trabajo (GT), de Composición Abierta, sobre Acceso y Participación en los Beneficios (APB) de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB) se reunieron en un Comité Plenario y trataron los elementos y objetivos de un régimen internacional de APB, un certificado de origen/fuente/procedencia legal y medidas para asegurar la observancia del consentimiento previo informado (CPI) y los términos mutuamente acordados (TMA). Además, un grupo de Amigos del Presidente se reunió por la tarde para discutir la participación de las comunidades indígenas y locales en las negociaciones del APB.

COMITÉ PLENARIO

RÉGIMEN INTERNACIONAL SOBRE APB: Elementos: Continuaron las discusiones sobre los elementos del régimen, y Venezuela —en representación del GRULAC— dio prioridad a la creación de capacidades, los mecanismos financieros para garantizar la implementación del régimen, y un certificado de procedencia legal generado en los países de origen. India, en nombre del Grupo de Países Megabiodiversos Afines (GPMA), señaló que el régimen debe implementar los objetivos de la CDB e incluir la participación en los beneficios, las medidas de observancia, un certificado de procedencia legal, la protección del conocimiento tradicional, la efectiva implementación y los mecanismos financieros. La UE hizo hincapié en los derechos humanos y el trabajo de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) sobre arte del pasado, respecto de los elementos sobre conocimiento tradicional; y en el aumento de la concientización y los requisitos de acceso, respecto de los elementos de la observancia. Además propuso un certificado de origen transparente y realizable, y sugirió usar el análisis de las lagunas para chequear si los elementos identificados en la discusión están cubiertos por los acuerdos existentes. SUIZA propuso reagrupar la lista de elementos en grupos sobre: acceso, participación en los beneficios, conocimiento tradicional, observancia y creación de capacidades.

UGANDA señaló que el régimen debe tener en cuenta la naturaleza fronteriza de los recursos genéticos y destacó la participación en los beneficios; la investigación en colaboración y la transferencia de tecnologías; la protección del conocimiento tradicional; la observancia, el hacer cumplir y los mecanismos arbitrarios; y un certificado internacional de origen/fuente/procedencia legal. COTE D’ IVOIRE y KIRIBATI apoyaron garantizar la participación en los beneficios, incluso a través de —entre otras cosas— los beneficios monetarios y no monetarios y la efectiva transferencia de tecnologías y cooperación. COLOMBIA señaló que el CPI debe ser unilateral, mientras que la participación en los beneficios no debe ser voluntaria sino que debe estar directamente relacionada con las condiciones de acceso.

Tras señalar su compromiso respecto de la facilitación del acceso a los recursos genéticos, MÉXICO y COSTA RICA dijeron que el acceso entra dentro de la soberanía nacional y no requiere más instrumento legal más que brindar certeza legal. AUSTRALIA señaló que el acceso es una piedra fundamental del régimen. EGIPTO sostuvo que el hecho de facilitar el acceso debe vincularse con la participación en los beneficios en base al CPI y los TMA. BURKINA FASO alertó en contra de las referencias a facilitar el acceso y sugirió que en su lugar se utilice el texto de la CDB relacionado con la creación de condiciones para facilitar el acceso a los recursos genéticos.

GRULAC, UGANDA y EGIPTO señalaron que el régimen debe tratar los derivados de los recursos genéticos y el conocimiento tradicional relacionado, y EGIPTO señaló que los derivados son el principal objetivo de la biopiratería. AUSTRALIA se opuso a la referencia a los derivados. La UE sugirió que se consideren las preocupaciones relacionadas con los derivados previo a su inclusión en el régimen internacional, mientras NUEVA ZELANDA solicitó que se clarifique la necesidad de tratarlos en el régimen.

El FORO PERMANENTE DE LAS NU PARA CUESTIONES INDÍGENAS (FPNUCI) destacó que cualquier instrumento debe ajustarse a la legislación internacional existente y emergente relacionada con los derechos indígenas. La CONFERENCIA DE LAS NU SOBRE COMERCIO Y DESARROLLO dirigió la atención hacia sus estudios sobre opciones para la implementación de los requisitos de revelación del origen en todas las aplicaciones de los derechos de propiedad intelectual (DPI) (UNEP/CBD/WG-ABS/4/INF/2). La UNION INTERNACIONAL PARA LA PROTECCIÓN DE LAS NUEVAS VARIEDADES DE VEGETALES señaló que los principios de la protección de la variedad vegetal y los derechos de los criadores deben ser reconocidos en el régimen. La OMPI informó sobre la preparación de un informe técnico que contribuya a las discusiones internacionales sobre APB y DPIs. y aclare los interrogantes legales para su presentación a la CdP-8. La ORGANIZACIÓN MUNDIAL DEL COMERCIO (OMC) informó sobre las actividades del Consejo de Aspectos Relacionados con el Comercio de los Derechos de Propiedad Intelectual (CDPI) y el proceso consultivo sobre la relación entre los CDPI y la CDB. Además identificó cuatro posiciones divergentes entre los miembros de la OMC sobre la revelación del origen/fuente en las aplicaciones de las patentes y señaló que la Declaración Ministerial de Hong Kong solicita una intensificación del proceso consultivo.

El FIIDB señaló que el reconocimiento y la protección de los derechos indígenas no deberían ser elementos separados sino una cuestión transversal. Además señaló que el régimen debe tratar la resolución del conflicto para los casos de CPI y los conflictos de las leyes para decidir sobre casos de conocimiento tradicional transfronterizo o compartido.

Estados Unidos solicitó que se desarrolle un entendimiento de términos técnicos y definiciones. Al destacar que un régimen internacional no puede reemplazar los marcos de trabajo nacionales, la CÁMARA INTERNACIONAL DE COMERCIO señaló que el régimen no puede estar compuesto por instrumentos nacionales e internacionales, incluidas las directrices desarrolladas por las partes involucradas. La ORGANIZACIÓN INDUSTRIAL DE LA BIOTECNOLOGÍA dirigió la atención a sus directrices sobre bioprospección. El CENTRO AUSTRALIANO DE ESTUDIOS DE LA COOPERACIÓN ECONÓMICA DE ASIA Y EL PACÍFICO (APEC) solicitó un enfoque práctico con instrumentos basados en el mercado.

Objetivos: Se mantuvieron discusiones teniendo como base las opciones del Anexo I de la Recomendación 3/2 del GT sobre APB (UNEP/CBD/WG-ABS/4/2). MÉXICO, COLOMBIA, PERÚ, VENEZUELA, ECUADOR, YEMEN, MALI, ANTIGUA Y BARBUDA, GRANADA, SAN VICENTE y LAS GRANADINAS, SAINT KITTS y NEVIS, BAHAMAS y EGIPTO propusieron evitar la malversación de los recursos genéticos y sus derivados, facilitar el acceso al uso ambiental racional, apoyar la observancia del CPI, los TMA y —con GUINEA y GABÓN— proteger el conocimiento tradicional y apoyar la observancia de las legislaciones nacionales. CUBA, VENEZUELA, EGIPTO, KENIA e INDONESIA apoyaron ampliar la capacidad para usar los recursos genéticos a través de la transferencia de tecnologías, especialmente en los países en vías de desarrollo. Muchos destacaron la investigación en colaboración y la creación de capacidades.

La UE, COSTA RICA, TAILANDIA, CUBA y ZAMBIA apoyaron contribuir a la implementación efectiva de los Artículos 15 (Acceso a los Recursos Genéticos) y 8 (j) (Conocimiento Tradicional) de la CDB y los tres objetivos de la Convención. La UE, COSTA RICA Y TAILANDIA también apoyaron la promoción de la implementación y la observancia, la participación en los beneficios, los derechos y obligaciones del usuario y los derechos de las comunidades indígenas y locales. Además con AUSTRALIA, CANADÁ y NUEVA ZELANDA, apoyaron que se facilite el acceso a los recursos genéticos.

SUIZA señaló que los objetivos deben ser redactados de forma positiva sin referencias a la malversación. JAPÓN apoyó la creación de condiciones para facilitar el acceso a los recursos genéticos para los usos ambientales racionales y —con CUBA— la efectiva protección del conocimiento tradicional, sujeta a las legislaciones nacionales. El FIIDB destacó la consistencia con las obligaciones internacionales vinculadas a los derechos humanos.

CERTIFICADO DE ORIGEN/FUENTE/PROCEDENCIA LEGAL: La Presidenta Margarita Clemente (Espa�a) abri� la discusi�n sobre otros enfoques, incluyendo el dise�o de un certificado internacional de origen/fuente/procedencia legal (UNEP/CBD/WG-ABS/4/4). Muchos se�alaron que el certificado debe ser emitido por las autoridades nacionales del pa�s de origen, y tener un formato homog�neo, simple, f�cilmente reconocible, pr�ctico y con una buena relaci�n costo/beneficio.

La UE se�al� que un certificado internacional puede ser el componente clave de un r�gimen internacional de APB, y alert� en contra de un certificado �que sirva para todo� y los altos costos de transacci�n. Y, junto con NORUEGA, NUEVA ZELANDA, JAP�N y AUSTRALIA, solicit� mayores estudios sobre beneficios potenciales, aspectos pr�cticos y costos de un certificado internacional.

BRASIL apoy� la existencia de un certificado de procedencia legal de los recursos gen�ticos, sus derivados y el conocimiento tradicional como uno de los elementos centrales de un r�gimen internacional de participaci�n en los beneficios. Tras se�alar que el prop�sito del certificado es proveer un mecanismo para que se revele el origen, INDONESIA propuso establecer un base de datos en Internet para poder hacer un seguimiento de la propiedad. M�XICO, con el apoyo de muchos, se�al� que un certificado debe ser proveer un instrumento legal para poder hacer un seguimiento de los recursos gen�ticos a lo largo de todo el alcance de las obligaciones de la CDB, y que debe tener est�mulos para activar la revelaci�n de los requisitos. NORUEGA sostuvo que un certificado deber�a verificar la observancia de las leyes de acceso de la CDB y nacionales. NUEVA ZELANDA puso �nfasis en que un certificado no sustituye a las legislaciones nacionales sobre APB. EL SALVADOR se�al� que la certificaci�n de procedencia legal es un prerrequisito para certificar la legalidad del acceso y que debe ser complementado por un r�gimen nacional. HAIT�, en tanto, destac� la necesidad de procedimientos nacionales sobre APB que funcionen. UGANDA y VENEZUELA destacaron la aplicaci�n exitosa de certificados dentro del la Convenci�n sobre el Comercio Internacional de Especies en Peligro.

AUSTRALIA sugiri� que un certificado de fuente, que cubra los recursos gen�ticos transfronterizos, junto con un certificado de procedencia legal a trav�s del uso de un dispositivo contractual, proveer� la certeza legal para ambos usuarios y proveedores en un sistema multilateral. NAMIBIA apoy� el establecimiento de condiciones adicionales en los acuerdos de transferencia de materiales.

COLOMBIA cuestion� si estos certificados proveer�n garant�as para la participaci�n en los beneficios y la protecci�n de conocimiento tradicional y se�al� que la informaci�n debe ser transmitida electr�nicamente para asegurar su transmisi�n. SINGAPUR se�al� que los certificados deben ser �tiles mientras no obstruyan los requisitos de los DPI. EE.UU. hizo referencia a los procesos de certificaci�n existentes y se�al� que el certificado debe crear confianza y no reemplazar los t�rminos contractuales acordados.

El FIIDB coment� sobre las complejidades del desarrollo de tales certificados en casos donde los recursos gen�ticos sean transfronterizos o el conocimiento tradicional se relacione con los recursos gen�ticos realizados ex situ. CHINA propuso usar certificados de origen y, en el caso de las variedades de vegetales mejoradas ex situ, certificados de fuente. La REP�BLICA DE COREA solicit� mayores estudios sobre el centro de origen de las semillas. El GRUPO CONSULTIVO SOBRE INVESTIGACI�N AGR�COLA INTERNACIONAL cuestion� la probabilidad de determinar el origen de muchos recursos gen�ticos vegetales para alimentaci�n y agricultura.

OBSERVANCIA DEL CPI Y LOS TMA: La Presidenta Clemente invit� a hacer comentarios sobre medidas para asegurar la observancia del CPI y los TMA (UNEP/CBD/WG-ABS/4/5 e INF/1, 2, 5 y 6). AUSTRALIA solicit� arereglos simplificados y subray� el rol de los sistemas existentes y los c�digos de conducta �tica. CANAD� destac� la necesidad de respetar los procesos de toma de decisi�n de las comunidades ind�genas y el entendimiento com�n sobre las implicancias de los proveedores de CPI y usuarios de conocimiento tradicional. NUEVA ZELANDA solicit� un nuevo estudio sobre la factibilidad, el costo y la practicidad de las medidas internacionales para asegurar la observancia del CPI y los TMA. FILIPINAS solicit� considerar la situaci�n especial de los recursos compartidos para asegurar la observancia con el CPI. El FIIDB propuso usar la definici�n del FPNUCI del CPI para las comunidades ind�genas y locales.

UGANDA solicit� transparencia en las aplicaciones de la patente y el revelaci�n del origen. La UE record� su propuesta a la OMPI sobre el la revelaci�n del origen o fuente en las aplicaciones de patente e INDIA destac� su propuesta al CDPI. NORUEGA destac� la revelaci�n del origen y el CPI bajo el Tratado Internacional sobre Recursos Fitogen�ticos para la Alimentaci�n y la Agricultura. La UNI�N INTERNACIONAL PARA LA PROTECCI�N DE LAS NUEVAS VARIEDADES DE VEGETALES se�al� que la revelaci�n de origen no debe ser una condici�n adicional para la protecci�n de las variedades de vegetales. SUD�FRICA destac� el rol de las medidas nacionales para asegurar la revelaci�n del origen y la participaci�n en los beneficios. JAP�N, SUIZA y TAILANDIA, con la oposici�n de COLOMBIA y BRASIL, prefirieron discutir la revelaci�n del origen en otros foros.

Luego, la Presidenta Clemente cre� un grupo de contacto sobre certificado de origen/fuente/procedencia legal y sobre el CPI y los TMA, que se reunir� el mi�rcoles.

EN LOS PASILLOS

El segundo d�a del GT-4 sobre APB estuvo marcado por la convergencia, la conmoci�n y la colaboraci�n. A medida que los delegados moldeaban los elementos y objetivos de un r�gimen sobre APB, muchos expresaron sorpresa por el buen ritmo que est�n teniendo las negociaciones. Y destacaron que las posiciones del GRULAC y el GPMA son cada vez m�s convergentes, y que las divergencias con otros grupos fueron m�s evidentes en cuestiones relacionadas con la facilitaci�n del acceso y sus derivados. Fuente de gran conmoci�n a lo largo del d�a fue el texto anticipado del Presidente sobre los elementos y objetivos del r�gimen. En ese contexto, algunos delegados intentaron influir en el documento acercando redactores sospechados, pero a�n de inc�gnito. Por otra parte, la cuesti�n de la colaboraci�n estuvo en la mente de los participantes del grupo de Amigos del Presidente en el momento en que discut�an los mecanismos para la participaci�n de las comunidades ind�genas y locales. Entonces, muchos se mostraron optimistas respecto de que todos los jugadores importantes ser�n finalmente involucrados en el dise�o de un r�gimen internacional de APB.       
 

Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Soledad Aguilar, Xenya Cherny, Stefan Jungcurt, Elisa Morgera, y Elsa Tsioumani. Editor de Contenido Digital: Francis Dejon. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Informaci�n del IIDS: Langston James "Kimo" Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Bolet�n es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bureau de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Breta�a (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, y la Comisi�n Europea (DG-ENV). El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2006 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita acad�mica correspondiente. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA. El equipo de trabajo del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en APB-4 puede ser contactado por correo electr�nico en <elsa@iisd.org>.