Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
 Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 9 No. 340
Martes 31 de enero de 2006

HECHOS DESTACADOS DE APB-4:

LUNES 30 DE ENERO DE 2006

La cuarta reunión del Grupo Especial de Trabajo (GT), de Composición Abierta, sobre Acceso y Participación en los Beneficios (APB) de la Convención sobre Diversidad Biológica (CDB) comenzó el lunes 30 de enero, en Granada, España. En el Plenario del lunes, los delegados escucharon las declaraciones de apertura y los informes, y trataron cuestiones organizativos. Se estableció, además, un Comité Plenario que se reunió en la tarde para iniciar las negociaciones sobre el régimen internacional de APB.

PLENARIO DE APERTURA

Suboh Mohd Yassin (Malasia), en nombre del Presidente de la Conferencia de las Partes (CdP) de la CDB, abrió la reunión pidiendo que haya significativo progreso en las negociaciones sobre un régimen de APB antes de la CdP-8.

Ahmed Djoghlaf, Secretario Ejecutivo de la CDB, señaló que el limitado progreso en la operativización del pilar de “participación en los beneficios” de la Convención, está generando incertidumbre legal e impactos en las inversiones a largo plazo. Y expresó que espera que la reunión implique un avance en el establecimiento de una alianza con los proveedores presentes y futuros y los usuarios de naturaleza, que contribuya al alivio de la pobreza, la paz y la seguridad.

Antonio Serrano, Secretario General para la Tierra y la Diversidad Biológica de España, señaló que un régimen internacional vinculante sobre APB contribuirá a la conservación de la diversidad biológica, el alivio de la pobreza y el desarrollo de la biotecnología. Tras señalar que las Directrices de Bonn y el análisis de la brecha presentado en la reunión representan un positivo primer paso, subrayó la necesidad de identificar el alcance y los instrumentos del futuro régimen.

ASUNTOS ORGANIZATIVOS: Los delegados eligieron a Margarita Clemente (España), como Presidenta del GT; a Antonio Matamoros (Ecuador) como relator; y confirmaron el Buró de la CdP como Buró del GT.

Luego, los delegados adoptaron la agenda de la reunión (UNEP/CBD/WG-ABS/4/1) con una enmienda para discutir la participación de la comunidad indígena y local en las negociaciones del régimen de APB. Con respecto a la organización del trabajo (UNEP/CBD/WG-ABS/4/1/Add.1), acordaron que un Comité Plenario —presidido por la Presidenta Clemente— negociará un régimen internacional de APB, entendiendo que podrán establecerse grupos de contacto e informales cuando resulte necesario.

Además, los delegados establecieron un grupo de Amigos del Presidente —presidido por Noruega— que tratará la cuestión de la participación indígena. La Presidente del GT, Clemente, señaló que ese Grupo será de composición abierta e incluirá siete representantes indígenas, junto con los gobiernos.

El FORO INDÍGENA INTERNACIONAL SOBRE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA (FIIDB) recomendó que el GT sobre el Artículo 8(j) elabore los elementos del régimen pertinentes a la protección del conocimiento tradicional, y solicitó la creación de un grupo asesor que examine el progreso en las negociaciones y provea asesoramiento experto a los GTs sobre APB y el Artículo 8 j).

DECLARACIONES: Etiopía, en nombre de ÁFRICA, destacó que el régimen de APB debe ser legalmente vinculante y sugirió utilizar, como base para las negociaciones, el proyecto de texto del protocolo presentado por Etiopía y ratificado por África (UNEP/CBD/WG-ABS/4/INF/3). Austria, en representación de la Comunidad Europea y sus 25 Estados miembro, y Bulgaria, Rumania, Croacia, Bosnia y Herzegovina y Serbia y Montenegro (UE), sugirieron centrarse en: reducir la lista de opciones desarrolladas en la reunión de APB-3; lograr una apoyo mutuo entre el régimen y los acuerdos y procesos internacionales existentes; y tratar la participación de las comunidades indígenas y locales.

Kiribati, en nombre de ASIA Y EL PACÍFICO, destacó la necesidad de: un mecanismo de coordinación entre los GTs sobre APB y el Artículo 8 j); un régimen obligatorio para evitar la biopiratería; y una recomendación de la CdP-8 al Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM) para que apoye las actividades de APB. Canadá, en nombre de JUSCANZ, expresó su voluntad de trabajar en busca de un resultado positivo, a partir de la mejora del entendimiento y el respeto por la visión del otro.

Venezuela, en nombre de AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE, reiteró la necesidad de moverse de las recomendaciones hacia los compromisos y reconoció que el régimen requiere elementos vinculantes y debe asegurar la protección del conocimiento tradicional. India, en nombre del Grupo de Países Megabiodiversos Afines (GPMA), priorizó una definición clara de los elementos de un régimen internacional, sugirió que el régimen debe reforzar los derechos de las comunidades indígenas y puso énfasis en el rol de la legislación nacional en la regulación de los recursos genéticos. El FIIDB recomendó que el régimen internacional refleje las normas internacionales de derechos humanos, incluya medidas para la repatriación de los recursos genéticos y el conocimiento tradicional asociado desde las colecciones ex situ hacia los depositarios del conocimiento tradicional, y se ocupe de los recursos genéticos. La CAMÁRA INTERNACIONAL DE COMERCIO destacó el interés del sector privado en el éxito de las negociaciones.

INFORME DEL GRUPO DE TRABAJO SOBRE EL ARTÍCULO 8 J): España informó sobre los resultados de la cuarta reunión del GT sobre el Artículo 8 j). Y destacó el papel que tiene el GT en el desarrollo de un régimen internacional sobre APB, tal como lo establece la Decisión VII/19 (APB) de la CdP. La UE, con el apoyo de NORUEGA, solicitó que se expanda el mandato del Grupo Asesor sobre el Artículo 8 j) para que pueda contribuir con las negociaciones sobre el APB.

INFORMES SOBRE LAS DIRECTRICES DE BONN: Japón destacó el fin de elaboración de las directrices nacionales sobre las medidas de los usuarios para ayudar a la observancia con el consentimiento previo informado y los términos mutuamente acordados. CHINA informó sobre la integración de las Directrices de Bonn en la existente legislación y sobre el progreso en la redacción de una legislación nacional sobre APB. La REPÚBLICA CHECA hizo mención de una encuesta nacional sobre la implementación del APB y las actividades de apoyo para el APB en áreas de la agricultura, la silvicultura y los jardines botánicos. AUSTRALIA puso énfasis en la importancia de la participación en los beneficios no monetarios, ofreciendo compartir sus experiencias en el desarrollo de una herramienta basada en un software para registrar el acceso a los recursos genéticos.

TAILANDIA, MALAWI y ZAMBIA informaron sobre actividades nacionales para la implementación de las Directrices de Bonn y la UE sobre el establecimiento de un portal en Internet sobre APB. PAKISTÁN destacó el progreso en la identificación de ciertas comunidades indígenas móviles como beneficiarios potenciales del régimen de APB. LÍBANO destacó su proyecto de legislación nacional sobre APB, que incorpora elementos de las Directrices de Bonn. SUIZA y CANADÁ, en tanto, pusieron énfasis en la importancia de reunir y evaluar las experiencias en la implementación de las Directrices de Bonn.

El GRUPO CONSULTOR SOBRE INVESTIGACIÓN AGRÍCOLA destacó evidencias acerca de que la incertidumbre sobre la implementación de la CDB y las Directrices de Bonn para diferentes categorías de recursos genéticos vegetales impacta sobre la investigación del sector público y dio la bienvenida a la entrada en vigor del Tratado Internacional sobre Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura.

COMITÉ PLENARIO

RÉGIMEN INTERNACIONAL SOBRE APB: Declaraciones generales: La Presidente Clemente abrió las discusiones acerca del status de las negociaciones sobre un régimen internacional (UNEP/CBD/WG-ABS/4/2, 3, y INF/3 y Add.1).

Tras advertir que las posibilidades de aprehender los beneficios est�n disminuyendo r�pidamente, PER� pidi� un debate focalizado y pr�ctico sobre el mecanismo legal que permitir� operativizar la participaci�n en los beneficios. M�XICO se�al� que el GT debe centrarse en la identificaci�n del m�nimo de instrumentos vinculantes necesarios para cumplir con las Directrices de Bonn, tales como el certificado de origen y las medidas de los pa�ses usuarios. SUIZA propuso un enfoque program�tico que identifique las necesidades que deben ser tratadas a nivel internacional luego de un an�lisis de las lagunas. Adem�s destac� la propuesta que envi� a la Organizaci�n Mundial sobre la Propiedad Intelectual, respecto de la determinaci�n del origen de los recursos gen�ticos y el conocimiento tradicional, y la necesidad de trabajar sobre un certificado de procedencia legal.

CHINA solicit� una discusi�n abierta que permita un mayor an�lisis de las lagunas, la definici�n del alcance y las prioridades del GT, y la provisi�n de fundamentos t�cnico para las negociaciones. La REP�BLICA DE COREA se�al� que el r�gimen debe ser pr�ctico y transparente, facilitar la rentabilidad y ser consistente con los instrumentos internacionales existentes. AUSTRALIA prioriz� que se mejore el alcance del r�gimen y �con la UE� que se reduzcan las opciones en busca de coherencia con otros instrumentos e instituciones internacionales. La UE tambi�n se�al� que el r�gimen puede estar compuesto por uno o m�s instrumentos e instituciones independientes o ya existentes.

BAHAMAS y GRANADA subrayaron la necesidad de incluir la creaci�n de capacidades en el r�gimen. COSTA RICA se refiri� a sus esfuerzos para aplicar las reglas de APB a nivel nacional y destac� la necesidad de un r�gimen internacional. MONGOLIA alert� en contra de la creaci�n de un r�gimen inmanejable que impida el APB. Al se�alar que un r�gimen que s�lo se centre en facilitar el acceso generar� desconfianza, COLOMBIA dijo que el r�gimen debe tratar la falta de equidad en la situaci�n de las comunidades ind�genas y detener la biopirater�a.

GRANADA, INDONESIA y SUD�FRICA apoyaron un instrumento vinculante. EGIPTO solicit� la redacci�n de un �Protocolo de Granada�. La UE y COSTA RICA prefirieron un instrumento que combine elementos vinculantes y no vinculantes.

El Tratado Internacional sobre Recursos Fitogen�ticos para la Alimentaci�n y la Agricultura destac� que la �ptima utilizaci�n de los recursos gen�ticos es crucial para reducir la proporci�n de personas que sufren de hambre y para tratar los desaf�os ambientales.

Elementos del r�gimen: GRANADA, COLOMBIA, BRASIL y MALASIA apoyaron usar la presentaci�n de �frica como una base para las negociaciones, mientras PER� y AUSTRALIA se opusieron, preocupados por la referencia a un Protocolo y la falta de acuerdo sobre la naturaleza legal del r�gimen. TAILANDIA y SUIZA consideraron prematura la propuesta de �frica, y la UE prefiri� trabajar sobre los documentos preparados por la Secretar�a.

Luego, la Presidenta Clemente solicit� comentarios sobre los elementos a ser incluidos en un r�gimen internacional en base al Anexo I del GT sobre la Recomendaci�n 3/1 de APB (UNEP/CBD/WG-ABS/4/2).COLOMBIA, UGANDA y MALASIA alertaron que comentar todos los elementos llevar� a discusiones repetitivas y producir� como resultado un documento sobrecargado que impedir�a negociaciones productivas. M�XICO sugiri� discutir si los elementos deben ser vinculantes o no. PER� propuso centrar las discusiones en los elementos relacionados con el acceso a la luz de las nuevas tecnolog�as para la apropiaci�n de los recursos gen�ticos, un certificado de origen/fuente/procedencia legal y est�ndares m�nimos para la observancia con otros pa�ses.

La UE hizo hincapi� en que se preste la misma atenci�n al acceso que a la distribuci�n equitativa de los beneficios, y solicit� procedimientos claros, transparentes y rentables para facilitar el acceso. Con respecto a la participaci�n en los beneficios, propuso medidas que tienen en cuenta los beneficios monetarios y no monetarios, y diferencian los usos comerciales y no comerciales de los recursos gen�ticos. MALASIA se�al� que la facilitaci�n del acceso est� sujeta a los principios superiores de la CDB, que incluyen a la soberan�a nacional sobre los recursos gen�ticos, el acceso para usos ambientalmente racionales y los usos que no van en contra de los objetivos de la CDB. NORUEGA destac� la importancia de los procedimientos de acceso que incrementan la certeza legal sobre la utilizaci�n de la diversidad biol�gica, de la definici�n de disparadores para creaci�n de capacidades sobre la participaci�n en los beneficios, y la transferencia de tecnolog�as. Las discusiones continuar�n el martes.

EN LOS PASILLOS

En los comienzos de la reuni�n del Grupo de Trabajo sobre APB, muchos delegados parec�an ansiosos por alcanzar resultados concretos en el preludio de la CdP-8, que se realizar� en marzo. Los obst�culos, sin embargo, surgieron desde las primeras horas del lunes, cuando los delegados se tomaron mucho tiempo para elegir qu� texto usar como base de las negociaciones. Sorprendidos por el veloz movimiento del grupo de �frica que present� un proyecto de texto del Protocolo, algunos insistieron raudamente en que hab�a que trabajar sobre la larga lista de elementos del texto originado en la reuni�n del APB-3, optando de este modo por negociaciones flexibles en lugar de r�pidas. Se escuch�, por otra parte, que algunos delegados se preguntaron si un acuerdo entre los principales grupos de negociaci�n podr�a ayudar a hacer que la bola empiece a girar.

Muchos estuvieron contentos por la decisi�n de confiar la pol�mica controversial de la participaci�n ind�gena a un grupo de Amigos del Presidente, una movida conciliatoria que permitir� su seria consideraci�n. Por otra parte, un desorientado miembro del Bur� fue visto buscando a otros delegados de su regi�n, mientras se preguntaba si pod�a ser que la insuficiencia de fondos hubiera provocado que casi todo un grupo regional no pueda participar de este importante debate.      
 

Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Soledad Aguilar, Xenya Cherny, Stefan Jungcurt, Elisa Morgera, y Elsa Tsioumani. Editor de Contenido Digital: Francis Dejon. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Informaci�n del IIDS: Langston James "Kimo" Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Bolet�n es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bureau de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Breta�a (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, y la Comisi�n Europea (DG-ENV). El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2006 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita acad�mica correspondiente. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA. El equipo de trabajo del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en APB-4 puede ser contactado por correo electr�nico en <elsa@iisd.org>.