Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 9 No. 325
Viernes, 17 de junio de 2005

HECHOS DESTACADOS DEL GRUPO DE TRABAJO:

JUEVES, 16 DE JUNIO DE 2005

Los delegados de la primera reunión del Grupo Especial —de composición abierta— de Trabajo sobre Áreas Protegidas (APs), de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB), se reunieron en dos sesiones de subgrupos de trabajo. El Subgrupo de Trabajo I (SGT-I) consideró los documentos de la sala de conferencia sobre: herramientas para los sistemas de áreas protegidas (APs); una reunión —entre período de sesiones— de expertos sobre criterios ecológicos para la identificación de áreas a proteger en las áreas marítimas que están fuera de las jurisdicciones nacionales y de opciones de cooperación para el establecimiento de áreas marítimas protegidas (AMPs) fuera de las jurisdicciones nacionales. El Subgrupo de Trabajo II (SGT-II) trató documentos de la sala de conferencia sobre opciones para movilizar recursos financieros y el proceso de revisión de la implementación del programa de trabajo.

SUBGRUPO DE TRABAJO I

CONJUNTO DE HERRAMIENTAS: Con respecto al texto introductorio, CANADÁ pidió que las recomendaciones sean enviadas a la CdP. Sobre la creación de capacidades, ECUADOR, con el apoyo de muchos, pidió una referencia al intercambio de experiencias y lecciones aprendidas entre los países y las comunidades. GAMBIA y GHANA presentaron un texto sobre ayudar a que crezca en las comunidades locales la comprensión acerca de la utilización de las herramientas. NUEVA ZELANDA, con la oposición de los Países Bajos, y en representación de la UE, BULGARIA y RUMANIA, pidió que se elimine la referencia al criterio común acordado para las políticas de AP.

En relación con las lagunas de las herramientas existentes, INDIA agregó la interfase de vida silvestre humana, la gobernanza y participación, y las áreas conservadas por la comunidad. CANADÁ incluyó medidas de mitigación y adaptación en la referencia al cambio climático. NORUEGA pidió una referencia al gerenciamiento además del planeamiento financiero. ARGENTINA, en representación del GRULAC, pidió una referencia a la nota al pie acordada en la CdP-7 respecto de las redes de trabajo ecológicas. La UNESCO sugirió que se agregue la integración de las APs en paisajes marítimos y terrestres y sectores más amplios. El FORO INDÍGENA INTERNACIONAL SOBRE LA DIVERSIDAD BIOLÓGICA (FIIDB) propuso un texto acerca de la completa y efectiva participación de las comunidades indígenas y locales y el respeto total por sus valores culturales y espirituales, y el ecoturismo y turismo cultural.

Sobre el texto que define las herramientas, los delegados acordaron que los conjuntos de herramientas son juegos de instrumentos que buscan facilitar la implementación sistemática del programa de trabajo de acuerdo con el enfoque del ecosistema, y que pueden facilitar la identificación de criterios para las APs.

En relación con el texto sobre la mejora de la lista indicativa de conjuntos de herramientas con información sobre experiencias prácticas, la UE sugirió que se agregue información sobre la validez y aplicabilidad de los conjuntos de herramientas. CONSERVACIÓN INTERNACIONAL y CONSERVANCIA NATURAL propusieron una base de datos de herramientas, casos de estudio y lecciones aprendidas, amigable para el usuario, interactiva y con un buscador.

NORUEGA cuestionó una referencia a los talleres que hacen foco en la identificación de las lagunas. INDIA sugirió que esos talleres traten las APs cogerenciadas y las áreas comunitariamente conservadas. Los delegados acordaron con una sugerencia de GHANA sobre que los talleres se centren en la utilización y el futuro desarrollo de los conjuntos de herramientas disponibles.

El GT-I aprobó el documento de la sala de conferencia, tal como había sido enmendado.

ÁREAS PROTEGIDAS DE ALTA MAR: Reunión de expertos sobre criterios: NUEVA ZELANDA y NORUEGA pidieron una aclaración sobre el procedimiento base para la reunión de expertos propuesta. NORUEGA señaló su reserva acerca del texto completo del documento de la sala de conferencias.

En cuanto a los términos de referencia, ARGENTINA y CANADÁ apoyaron una propuesta de la FAO de eliminar una referencia a la necesidad de mayor claridad sobre las responsabilidades de varios actores y mecanismos en las áreas que están fuera de las jurisdicciones nacionales. ISLANDIA pidió que en lugar de desarrollar opciones de criterios ecológicos, la reunión las considere. ARGENTINA propuso, y los delegados acordaron, eliminar un texto acerca de la utilización potencial de los criterios por parte de los órganos regionales e internacionales. En relación con el alcance, NUEVA ZELANDA, con el apoyo de otros, propuso que los criterios puedan ser utilizados como parte del proceso para identificar sitios potenciales.

Al pedir tiempo para considerar el asunti, NORUEGA dijo que no está lista para darle a la CDB una función en relación con el alta mar. Tras señalar que la cuestión debe ser tratada también en la segunda reunión del Grupo de Trabajo o en la CdP-8, sugirió que Canadá organice la reunión sin los auspicios de la CDB. En respuesta, la UE recordó el mandato del Grupo de Trabajo para tratar las AMPs que están fuera de las jurisdicciones nacionales, de acuerdo con la Decisión VII/28.

Opciones de cooperación para el establecimiento de APs en alta mar: Resumiendo las discusiones sobre el documento revisado de la sala de conferencias, ISLANDIA, con el apoyo de NUEVA ZELANDA, volvió a presentar la propuesta de la FAO respecto de hacer que el establecimiento de las AMPs esté sujeto a la evaluación de su utilidad frente a otras herramientas de gerenciamiento. En relación con las referencias a los estudios científicos preliminares, la UE propuso un texto de compromiso, que fue acordado con enmiendas de NUEVA ZELANDA, NORUEGA y CANADÁ. Los delegados también discutieron las referencias a los arrecifes de coral de agua fría y las montañas submarinas, y acordaron el lenguaje propuesto por CANADÁ para referirse a ellos como a ecosistemas “bajo la amenaza más inmediata”.

Luego de una sugerencia del FIIDB, enmendada por CANADÁ, los delegados acordaron tratar la falta de datos relacionados con la información socioeconómica —incluso sobre las comunidades locales e indígenas— respecto del uso de la diversidad biológica marina.

Los delegados discutieron el lenguaje sobre el estudio científico (UNEP/CBD/WG-PA/1/INF/1) en relación con la base de datos espacial de la diversidad biológica marina, y acordaron que la base de datos debe construir a partir de la que se desarrolló como parte del estudio científico.

Luego, los delegados debatieron las referencias específicas al contenido de la base de datos. La UE y ECUADOR sugirieron que se mantengan. NORUEGA y ARGENTINA, que se eliminen. Los delegados acordaron mantener las referencias a los tipos de hábitats y las especies de las áreas marítimas, especialmente las que están amenazadas o en disminución, y a los sistemas de AMPs regionales y existentes; y eliminar la referencia a las presiones sobre las AMPs.

AUSTRALIA retiró la propuesta sobre el establecimiento de AMPs regionales, y la función y responsabilidad de varios órganos respecto de su regulación. Tanto el párrafo sobre la participación de los sectores interesados y las comunidades locales e indígenas en el establecimiento de AMPs, como el que se refiere a los beneficios de las AMPs que están fuera de las jurisdicciones nacionales para aquello que está dentro de las fronteras nacionales, permanece entre corchetes.

En una sesión nocturna, AUSTRALIA, con el apoyo de la UE y CANADÁ, y con la oposición de NORUEGA y ARGENTINA, sugirió un nuevo texto que solicita a las Partes que se esfuercen por establecer para 2008 algunas AMPs piloto fuera de las jurisdicciones nacionales como una contribución al logro del objetivo de la reunión para el año 2012. El texto fue colocado entre corchetes. Los delegados acordaron dos párrafos que reconocen a la Convención de las NU sobre el Derecho del Mar como marco legal y señalan la necesidad de una coordinación multisectorial mejorada. Quedaron entre corchetes, por completo o en parte, otros párrafos sobre —entre otras cosas— instrumentos legales globales y regionales, lagunas en el marco legal existente, falta de compromiso para la implementación y el fortalecimiento de los acuerdos existentes, y la función de las AMPs fuera de las jurisdicciones nacionales en el fomento de la coordinación entre los regímenes especializados existentes.

Los delegados decidieron reestructurar y reelaborar el proyecto de recomendaciones como de opciones, de acuerdo con la propuesta canadiense discutida el mi�rcoles. Se logr� un acuerdo sobre el texto relacionado con la cooperaci�n dentro del marco legal existente y entre �rganos diferentes.

Al concluir la reuni�n, grandes fragmentos de texto permanecieron entre corchetes. Las deliberaciones continuar�n el viernes por la ma�ana.

SUBGRUPO DE TRABAJO II

REVISI�N DEL PROGRAMA DE TRABAJO: Los delegados trataron un documento de sala que contiene recomendaciones sobre la revisi�n de la implementaci�n del programa de trabajo.

Con respecto al desarrollo de una matriz de evaluaci�n, los delegados debatieron acerca de si la matriz, tal como est� contenida en el anexo del documento de sala, deber�a ser concluida en esta o en otras reuniones. CANAD�, NUEVA ZELANDA y AUSTRALIA expresaron preocupaci�n acerca de su utilizaci�n y solicitaron m�s tiempo para considerar el asunto. M�XICO y la UE, en tanto, prefirieron concluir la matriz en esta reuni�n. Tras un largo debate, los delegados acordaron desarrollar la matriz para que sea considerada en la seguda reuni�n del Grupo de Trabajo y posiblemente adoptaba en la CdP-8.

Con respecto a un cronograma anexado para la revisi�n de la implementaci�n del programa de trabajo en cada CdP, CANAD� y la UE solicitaron una lista m�s comprensiva de actividades. El Presidente del SGT-II, Orlando Santos (Cuba) sugiri�, y los delegados acordaron, un sistema �h�brido� que haga referencia a las actividades anexadas y tambi�n solicite futuros aportes sobre los principales elementos a ser examinados. PER� y ECUADOR elevaron su preocupaci�n por la falta de un marco de monitoreo en el cronograma para revisi�n en la CdP-8.

GREENPEACE, con el apoyo de muchos, sugiri� un proceso consultivo que involucre a las comunidades ind�genas y locales, y a los sectores interesados pertinentes, en la preparaci�n de informes sobre la implementaci�n del programa de trabajo.

En cuanto al apoyo financiero para la preparaci�n de informes, AUSTRALIA sostuvo que el Grupo de Trabajo no deber�a hacer recomendaciones a los �rganos de financiamiento multilateral y �junto con CANAD�� pidi� a eliminaci�n de tal referencia. Tras un prolongado debate y la clarificaci�n del procedimiento, los delegados acordaron su eliminaci�n.

GRANADA apoy� que se solicite a la Secretar�a Ejecutiva que organice un taller para prever posibles elementos a ser examinados antes de la segunda reuni�n del Grupo de Trabajo, e IR�N solicit� a la Secretar�a Ejecutiva que busque financiamiento para la realizaci�n de tal taller. NUEVA ZELANDA y CANAD� sugirieron, y los delegados acordaron, que la realizaci�n del taller est� sujeta a la disponibilidad de financiamiento.

SUIZA propuso un nuevo p�rrafo solicitando a la Secretar�a Ejecutiva que recoja visiones de las Partes acerca del contenido propuesto para la evaluaci�n de la matriz, para su futura consideraci�n en la segunda reuni�n del Grupo de Trabajo.

RECURSOS FINANCIEROS: Los delegados consideraron un documento de sala revisado sobre opciones para la movilizaci�n de financiamiento. NUEVA ZELANDA y AUSTRALIA se opusieron a hacer recomendaciones directas a las Partes, y AUSTRALIA advirti� en contra de sobrepasar a la CdP en el proceso de toma de decisiones. Numerosos delegados apuntaron la urgencia de algunos de los asuntos que deben ser tratados antes de la CdP-8, y la UE cit� la predecencia de otros Grupos de Trabajo de la CDB que est�n tomando deciciones acerca del trabajo a realizar entre los per�odos de sesiones. NUEVA ZELANDA sugiri�, y los delegados acordaron, �invitar� a las Partes en lugar de �instarlas� a seguir las recomendaciones directamente dirigidas a ellas. AUSTRALIA reiter� sus preocupaciones, pero apoy� la propuesta de CANAD� de enviar a las Partes el texto acerca del financiamiento de los elementos que ya est�n en el programa de trabajo, y separarlos de los elementos enviados a la cdP y a la Secretar�a Ejecutiva. CANAD� sugiri� entonces que el texto entre corchetes sea enviado a la CdP. AUSTRALIA sugiri� que un texto de la introducci�n que establezca que el Grupo de Trabajo �invita a las Partes y a la CdP, seg�n corresponda�, y se opuso a la propuesta de la UE de extender este lenguaje a todo el documento.

AUSTRALIA y NUEVA ZELANDA se opusieron al texto sobre la evaluaci�n de los programas oficiales de asistencia al desarrollo (AOD) de los pa�ses desarrollado. GAB�N, con el apoyo de GREENPEACE, propuso un lenguaje sobre el aumento de la AOD para las APs. Tras un prolongado debate, los delegados acordaron un texto de compromiso instando a los pa�ses desarrollados a dar pasos razonables para la evaluaci�n de los programas de AOD de modo de hacer que la ayuda al desarrollo asista mejor a las APs.

El SGT-II tambi�n acord� solicitar a la Secretar�a Ejecutiva que informe �en la medida en que sea posible y utilizando la informaci�n existente� sobre el seguimiento a esta recomendaci�n por parte de cada reuni�n del Grupo de Trabajo.

El SGT-II aprob� el documento de sala que mantuvo los corchetes sobre los subsidios perversos y el Mecanismo para el Desarrollo Limpio del Protocolo de Kyoto, para que estos temas sean considerados en la segunda reuni�n del Grupo de Trabajo.

EN LOS VENTOSOS PASILLOS

Tanto la temperatura como la presi�n aumentaron cuando los delegados se sumergieron en el tratamiento de las APs de alta mar. Varios delegados se�alaron que el tiempo era simplemente insuficiente para poder resolver asuntos fundamentales y altamente controversiales, que van desde las posiciones sostenidas durante d�cadas por los pa�ses respecto de las pesquer�as o el derecho del mar hasta complejas cuestiones legales vinculadas con el mandato de varios instrumentos. Aquellos que vieron a la propuesta canadiense para la realizaci�n de una reuni�n �entre per�odos de sesiones� de expertos sobre criterios ecol�gicos para la identificaci�n de AMPs como una luz en la oscura profundidad de alta mar, se sintieron frustrados porque algunos pa�ses no pudieron ni siquiera acordar sobre un proceso que les permitiera avanzar. Otros, tras reconocer la complejidad de la tarea, se apuraron a se�alar que la primera reuni�n no podr�a ir mucho m�s all� de la identificaci�n de cuestiones, opciones, posiciones y jugadores.

Entre tanto, numerosos delegados del SGT-II expresaron su exasperaci�n por los largos debates sobre cuestiones procesales dejadas de lado d�as atr�s, que hicieron que el mucho m�s necesario debate sobre cuestiones controversiales de sustancia fuera desplazado y que estos temas finalmente siguieran quedando entre corchetes. De todos modos, muchos se mostraron complacidos con la adopci�n del documento de sala sobre opciones para la movilizaci�n de financiamiento, aunque contin�en debatiendo si la urgencia de las cuestiones a tratar deber�a implicar su precedencia sobre los procedimientos est�ndar.

TEMAS PARA VER

El informe del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra con la s�ntesis y el an�lisis del grupo de Trabajo estar� disponible en ingl�s el lunes 20 de junio, en http://www.iisd.ca/biodiv/wgpa/. Su versi�n en espa�ol ser� publicada unos d�as m�s tarde.


Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Changbo Bai, Xenya Cherny, Reem Hajjar, y Elsa Tsioumani. Editor de Contenido Digital: Francis Dejon. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Informaci�n del IIDS: Langston James �Kimo� Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Bolet�n es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bureau de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Breta�a (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV), y el Ministerio de Medio Ambiente de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2005 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Gesti�n de la Agricultura, la Silvicultura, el Medio Ambiente y el Agua de Austria, los Ministerios de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Suecia, el Ministerio de Medio Ambiente y el de Relaciones Exteriores de Noruega, el Ministerio de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Finlandia, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de IISD o de sus auspiciantes. Extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita acad�mica correspondiente. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n de IISD por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA. El equipo de trabajo del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en el GTAP-1 puede ser contactado por correo electr�nico en <elsa@iisd.org>.