Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Formato Texto
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IISD)

 

Vol. 9 No. 307
Martes, 15 de febrero de 2005

HECHOS MÁS DESTACADOS DE APB-3:

LUNES, 14 DE FEBRERO DE 2005

Los delegados de la tercera reunión del Grupos Especial de Trabajo, de composición abierta, sobre Acceso y Participación en los Beneficios (APB) de la Convención sobre la Diversidad Biológica se reunieron en el Plenario a lo largo de todo el día. Por la mañana, escucharon los discursos de apertura y trataron cuestiones organizativas. A la tarde, informaron acerca de la implementación de las Directrices de Bonn sobre Acceso y Participación en los Beneficios y desarrollos relevantes, y mantuvieron un debate sobre el régimen internacional de APB.

PLENARIO

DISCURSOS DE APERTURA: Suboh Mohd Yassin, Secretario-General delegado del Ministerio de Recursos Naturales y Medioambiente de Malasia y Presidente de la Conferencia de las Partes (CdP) de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB), expresó su aprecio hacia Tailandia por ser anfitriona del encuentro en tiempos difíciles, luego de la tragedia del tsunami. Además, dijo que el inicio de las negociaciones sobre el régimen internacional de APB marca una nueva fase en la implementación del CDB.

Suwit Khunkitti, Ministro de Recursos Naturales y Medioambiente de Tailandia, compartió sus experiencias en las áreas afectadas por el tsunami, y remarcó que alcanzar un progreso en las negociaciones sobre un régimen internacional de APB es crucial para el futuro de la Convención.

Luego de la ceremonia tradicional, Hamdallah Zedan, Secretario Ejecutivo de la Convención sobre la Diversidad Biológica (CDB), señaló la agenda, remarcando la necesidad de responder al mandato acordado en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible para la negociación exitosa de un régimen internacional.

Nehemiah Rotich, en representación del Programa de las NU para el Medio Ambiente (PNUMA), alertó que los derechos de propiedad intelectual pueden minar los derechos de las comunidades locales sobre los recursos genéticos, y puso énfasis en la capacidad de creación de trabajo del PNUMA,  en seis países africanos, para promover la participación en los beneficios.

CUESTIONES ORGANIZATIVAS: Los delegados adoptaron la agenda (UNEP/CBD/WG-ABS/3/1), con una enmienda para que se mantenga una discusión inicial sobre el régimen internacional en el Plenario, y establecer dos sub-grupos de trabajo como estaban propuestos en la agenda (UNEP/CBD/WG-ABS/3/1/Add.1/Rev.1). Luego, los delegados eligieron a Khunkitti como Presidente del Grupo de Trabajo, Sem Taukondjo Shikongo (Namibia) y Jeff Burton (Australia) como co-Presidentes del Grupo de Trabajo I (GT-I), y a Berth Ivars (Noruega) y Orlando Rey Santos (Cuba) como co-Presidentes del Sub-Grupo de Trabajo II (GT-II).

DECLARACIONES: Los Países Bajos, en representación de la UNIÓN EUROPEA (UE), sugirieron centrarse en: un análisis de los vacíos para clarificar los objetivos del régimen; medidas para facilitar el acceso; un certificado de origen/fuente/procedencia legal; revelación de la aplicación de patentes; y medidas para promover la participación en los beneficios y la salvaguarda de los derechos indígenas sobre el conocimiento tradicional. Además, señaló que el régimen internacional debería consistir en un número de instrumentos de mutuo apoyo, incluidos los existentes.

Egipto, en nombre de ÁFRICA, mencionó que contribuirán constructivamente al proceso, y destacó la necesidad de transferencia de tecnologías y de reconocimiento de los derechos de los pueblos indígenas. ETIOPÍA agregó que si el acceso a los recursos genéticos continúa, es necesario que sea recíproco para el intercambio de beneficios, e insistió en la iniciación de negociaciones sobre un régimen internacional legal vinculante.

Ecuador, en representación de AMERICA LATINA  Y EL CARIBE, remarcó la importancia de alcanzar un acuerdo sobre un régimen internacional de APB.

Mongolia, en nombre de ASIA Y EL PACÍFICO, expresó su esperanza de que prosperen las deliberaciones sobre un régimen internacional y destacó las iniciativas sub-regionales en APB. Tras remarcar los vínculos entre los distintos temas de la agenda, llamó a la coordinación de los dos sub-grupos de trabajo.

India, en representación del Grupo de Países Megabiodiversos Afines (GPMA), informó sobre un encuentro a escala ministerial y de expertos del GPMA, recientemente realizada en Nueva Delhi, India. Señaló que el régimen debería incluir: consentimiento previamente informado del país de origen, términos de mutuo acuerdo entre el país de origen y el país usuario; y revelación obligatoria del origen de los recursos genéticos en las aplicaciones de los derechos de propiedad intelectual, incluyendo sanciones en caso de que esto no ocurra.

Tras subrayar las complejidades del tema, CHINA expresó su compromiso por establecer un régimen internacional de APB.

La ORGANIZACIÓN DE LAS NU PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN destacó la reciente entrada en vigor del Tratado Internacional sobre Recursos Genéticos Vegetales para la Alimentación y la Agricultura, remarcando su esencial contribución a las negociaciones sobre el APB en el contexto del CDB.

El INSTITUTO DE ESTUDIOS AVANZADOS DE LA UNIVERSIDAD DE NACIONES UNIDAS describió su iniciativa en biodiplomacia, que incluye la investigación y la capacitación en el uso de recursos genéticos y distribución de beneficios, la función de los derechos de propiedad intelectual (DPI), la bioprospección y la regulación biotecnológica.

La ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL (OMPI) informó sobre el progreso alcanzado en el tratamiento de las problemáticas de los derechos de la propiedad intelectual relacionadas con los recursos genéticos, la protección del conocimiento tradicional, y la interrelación entre recursos genéticos y los requerimientos de revelación en las aplicaciones de los DPI, y el rol del DPI en la transferencia tecnológica.

NEPAL destacó la necesidad de asegurar la creación de capacidades y la transferencia tecnológica para la implementación de las Directrices de Bonn en los países en desarrollo. JAPÓN remarcó los esfuerzos en la promoción de la cooperación y la conformidad con las regulaciones  en los países proveedores y señaló que las discusiones deberían centrarse en acuerdos prácticos y el análisis de las brechas de las regulaciones existentes. La REPÚBLICA DE COREA  mencionó que el régimen deberá basarse en las Directrices de Bonn y ser consistente con los desarrollos de la OMPI, el Acuerdo sobre Aspectos Relacionados con el Comercio de los DPI  (CDPI) de la Organización Mundial de Comercio y la Organización para la Agricultura y la Alimentación.

La UNIÓN INTERNACIONAL PARA LA PROTECCIÓN DE LAS NUEVAS VARIEDADES DE VEGETALES advirtió que el régimen APS no deberá crear barreras de acceso a los recursos genéticos para el cultivo de plantas. El FORO INTERNACIONAL INDÍGENA SOBRE DIVERSIDAD BIOLÓGICA subrayó los derechos de los pueblos indígenas sobre el conocimiento tradicional y los recursos genéticos a los cuales está estrechamente ligados, instando a los delegados a tener en consideración instrumentos de derechos humanos al discutir el APB.

Al tratar la relación entre el Comercio de los DPI y el CDB, el la OMC identificó las distintas posiciones de los países respecto de las acciones internacionales requeridas para la apertura de los recursos genéticos y el conocimiento tradicional en las aplicaciones de DPI, a saber: la inclusión de tal obligación en el Acuerdo de CDPI, un requisito obligatorio a nivel internacional; y una enmienda del Tratado de Cooperación de Patentes de OMPI para permitir un requisito obligatorio a nivel nacional.

PERÚ señaló mecanismos nacionales para el Consentimiento Previamente Informado y los Términos Mutuamente Acordados, y la necesidad de desarrollo de conocimiento nacional sobre diversidad biológica para asegurar el APB. COSTA RICA mencionó que el régimen internacional debe estimular y apoyar la implementación de legislación nacional, mientras que EL SALVADOR remarcó transparencia, los derechos  de los países  de origen  para determinar el acceso, y la revelación del origen en todas las formas de DPI. BURKINA FASO llamó a fundar un mecanismo de apoyo nacional de implementación. La RED DEL TERCER MUNDO llamó a  que se exija legalmente la revelación y haya límites al alcance de las patentes. La CAMARA INTERNACIONAL DE COMERCIO señaló que leyes poco realistas y obligaciones confusas en los régimenes nacionales de acceso, desalientan frecuentemente el uso de recursos genéticos.

INFORMES: La Secretar�a introdujo una compilaci�n de informes de las Partes, organizaciones y sectores interesados sobre la implementaci�n de las Directrices de Bonn y otros desarrollos relevantes(UNEP/CBD/WG-ABS/3/INF/1).

AUSTRALIA llam� la atenci�n sobre un acuerdo intergubernamental de implementaci�n de las Directrices de Bonn en los estados federales. CHINA divulg� actividades nacionales espec�ficas de APB y consideraciones de opciones sobre legislaci�n nacional. Los PA�SES BAJOS describieron su c�digo de conducta, y base de datos de recursos gen�ticos, para el acceso y el intercambio de recursos gen�ticos en acuerdo con el CDB y los DPI de los recursos gen�ticos.

B�LGICA, apoyada por ALEMANIA y el REINO UNIDO, mencion� que las Directrices de Bonn deber�n ser consideradas como base para un r�gimen internacional de APB e inform� sobre actividades de nacionales implementaci�n.  FINLANDIA inform� acerca de su grupo nacional de trabajo en APB, y la cooperaci�n regional a trav�s del Consejo N�rdico de Recursos Gen�ticos y el Banco N�rdico de Genes. La  COMUNIDAD EUROPEA (CE) divulg� sus esfuerzos para establecer una red europea de puntos focales de APB y  un Mecanismo de Facilitaci�n del Intercambio de la CE.

CANAD� mencion� que las medidas de APB nacionales e internacionales son precursoras de las negociaciones para negociar los componentes obligatorios de un r�gimen internacional. Adem�s, inform� sobre una serie de trabajos y un grupo de trabajo ministerial en APB.

ALEMANIA inform� sobre una reciente enmienda a su ley de patentes y remarc� su apoyo, a trav�s de cooperaci�n al desarrollo, a la creaci�n de capacidades en pa�ses en desarrollo. El REINO UNIDO mencion� una revisi�n nacional sobre la implementaci�n de acuerdos de APB bajo el CDB.

NORUEGA destac� enmiendas en su ley de patentes para asegurar la conformidad con el CDB, describi� la legislaci�n sobre el acceso a material gen�tico, y sesiones de capacitaci�n a usuarios de recursos gen�ticos sobre la Directrices de Bonn. SUIZA remarc� la implementaci�n de estas Directrices y los DPI de los Recursos gen�ticos, en el corto y medio plazo, y destac� actividades nacionales en la implementaci�n de las Directrices. BRASIL destac� el marco nacional legislativo del APB, se�alando que las Directrices no prev�n sancionar a los usuarios fuera de la jurisdicci�n nacional. El GPMA enfatiz� la necesidad de una legislaci�n en los pa�ses de usuarios, y mencion� que las Directrices no han creado un ambiente apropiado  para asegurar conformidad con el Consentimiento Previo Informado (Convenci�n de Rotterdam) y la participaci�n en los beneficios.

JAP�N destac� actividades nacionales y regionales de promoci�n de la difusi�n de las Directrices. GAMBIA reconoci� la utilidad de las Directrices, pero remarc� que no previenen del abuso de la legislaci�n nacional. Los ESTADOS UNIDOS destacaron las experiencias nacionales para mostrar la importancia de la flexibilidad de las Directrices, y los ejercicios de creaci�n de capacidades.

R�GIMEN INTERNACIONAL: AUSTRALIA llam� la atenci�n sobre: la necesidad de colecci�n de informaci�n y difusi�n, la implementaci�n nacional de las Directrices de Bonn, y la implicaci�n de las comunidades ind�genas, ONGs y otros sectores interesados involucradas en el uso de recursos gen�ticos.

GAB�N destac� la necesidad de sanciones cuando el acceso concedido para prop�sitos acad�micos da lugar a la utilizaci�n y a la comercializaci�n industrial de los recursos gen�ticos. Destacando la necesidad de incorporar elementos de conformidad, de supervisi�n y aplicaci�n, ARGENTINA remarc� la importancia de la transferencia de tecnolog�a, la creaci�n de capacidades y la mejora en infraestructura.

GAMBIA sugiri� que las negociaciones se centren en: supervisi�n y aplicaci�n, revelaci�n de origen, reconocimiento y protecci�n de los derechos ind�genas y de comunidades locales sobre el conocimiento tradicional, y aseguramiento de la conformidad con la legislaci�n nacional sobre APB, Consentimiento Previamente Informado y  T�rminos Mutuamente Acordados.

Al destacar la necesidad de controlar la biopirater�a y la transferencia tecnol�gica, FILIPINAS mencion� que el CDB es el primer acuerdo en tratar las problem�ticas de APB y que es necesario tratar los conflictos entre el Comercio de los DPI y el CDB. M�XICO puso �nfasis en que el r�gimen internacional deber� complementar, no sustituir, la legislaci�n nacional sobre acceso, e incluir un certificado de procedencia legal. BOTSWANA se�al� que deber� proveer m�nimos est�ndares internacionales para tratar la incertidumbre legal.

NUEVA ZELANDA impuls� clarificar el proceso de negociaci�n y coordinar con el Grupo de Trabajo el Art�culo 8 (j), (conocimiento tradicional) y, con CANAD�, la UE y SUIZA, llamaron a asegurar la participaci�n de las comunidades ind�genas. La UE y CANAD�, tambi�n remarcaron la necesidad de analizar la relaci�n con otros instrumentos y procesos internacionales relevantes. SUIZA prioriz� la cooperaci�n cercana con DPIRG y la OMPI.

Uganda, en nombre de �FRICA, se�al� que el r�gimen deber� ser vinculante y, entre otras cosas, promover la investigaci�n en colaboraci�n y la creaci�n de capacidades, contribuir al alivio de la pobreza, asegurar la conformidad con el Consentimiento Previamente Informado del pa�s proveedor y las comunidades locales e ind�genas, asegurar el acceso al origen de los recursos gen�ticos; y tomar en consideraci�n sus productos y derivados.

BRASIL remarc� la necesidad de asegurar que el Tratado de Rotterdam se aplica a los derechos de los ind�genas y comunidades locales sobre su conocimiento tradicional. TANZANIA mencion� que el r�gimen debe ser de amplio alcance y afirmar la soberan�a de los pa�ses.

EN LOS PASILLOS

Los delegados llegaron a Bangkok con expectativas encontradas respecto del desarrollo de un nuevo r�gimen internacional de Acceso y Participaci�n en los Beneficios. Algunos eran optimistas, y hablaban del esp�ritu cooperativo que permitir�a avanzar con medidas pr�cticas y efectivas en t�rminos de costos para el tratamiento del APB. Otros, destacando una amplia gama de percepciones acerca del punto de partida para la negociaci�n de tal r�gimen y la falta de propuestas concretas de los pa�ses proveedores, se preparaban para debates muy controversiales y un avance lento. Muchos mencionaron tambi�n que el ritmo de las negociaciones sobre APB tambi�n puede verse influenciado por las deliberaciones paralelas sobre cuestiones clave, como la revelaci�n del origen de los recursos gen�ticos en las aplicaciones de DPI bajo el CDPI y la OMPI.


Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Soledad Aguilar, Xenya Cherny, Stefan Jungcurt, Elsa Tsioumani, y Sarantuyaa Zandaryaa, Ph.D. Editor de Contenido Digital: Francis Dejon. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios de Informaci�n de IISD: Langston James �Kimo� Goree VI <kimo@iisd.org>. El soporte financiero permanente del Bolet�n es brindado por el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bureau de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s de CIDA), la Agencia Suiza para el Medio Ambiente, los Bosques y el Paisaje (SAEFL), el Reino Unido de Gran Breta�a (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, y la Comisi�n Europea (DG-ENV). El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2005 es brindado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Gesti�n de la Agricultura, la Silvicultura, el Medio Ambiente y el Agua de Austria, los Ministerios de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Suecia, el Ministerio de Medio Ambiente y el de Relaciones Exteriores de Noruega, el Ministerio de Medio Ambiente y Relaciones Exteriores de Finlandia, Swan Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Globales - IGES), y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n sobre Industria y Progreso Social Global - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n fue provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra son de los autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista de IISD o de sus auspiciantes. Extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pueden ser utilizados en publicaciones no comerciales con la cita acad�mica correspondiente. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios de Informaci�n de IISD por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, New York, NY 10017 USA. El equipo del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra presente en APB-3 puede ser contactado en el segundo piso del edificio del Consejo Econ�mico y Social de las NU para Asia y el Pac�fico, y por correo electr�nico en <elsa@iisd.org>.