Linkages home
Boletín de Negociaciones de la Tierra
· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·
Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible
Formato PDF
Versión en francés
Versión en inglés
Volver a IISD coverge
Volume 05 Número 304 - Lunes, 16 de mayo de 2011
SÍNTESIS DEL DÉCIMO NOVENO PERÍODO DE SESIONES DE LA COMISIÓN SOBRE EL DESARROLLO SOSTENIBLE
2 AL 14 DE MAYO DE 2011

La 19ª reunión de la Comisión de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (CDS 19) se llevó a cabo del 2 al 14 de mayo de 2011 en la sede de las Naciones Unidas de Nueva York. Durante el encuentro, los delegados se concentraron en el grupo temático sobre el transporte, los productos químicos, la gestión de desechos, la minería y el programa marco decenal (10YFP, por sus siglas en inglés) sobre Patrones de Consumo y Producción Sostenible (CPS).

La CDS se reúne anualmente en “ciclos de aplicación” de dos años. Cada ciclo se centra en un grupo temático y en temas transversales, y se compone de un año de revisión y un año de políticas. Este enfoque fue adoptado en la CDS 11 en 2003, que estableció un programa plurianual (2004-2017). La CDS 19 negoció recomendaciones de políticas basadas en el examen de la CDS 18 de estos temas y en el desarrollo un proyecto de texto de negociación del Presidente durante la Reunión Preparatoria Intergubernamental que se celebró del 28 de febrero al 4 de marzo de 2011.

Las negociaciones sobre un resultado acordado continuaron durante el viernes, e incluso hasta las primeras horas de la mañana del sábado. Aunque se propuso un texto del Presidente para su adopción como paquete indivisible, pero no se pudo llegar a un consenso. Después de fracasar en su intento por llegar a un acuerdo sobre una reanudación del período de sesiones en el mes de junio, cerró la CDS 19 no habiendo adoptado un documento final con recomendaciones de políticas sobre este grupo temático.

Además de negociar las opciones políticas, los delegados de la CDS 19 participaron en un diálogo de múltiples interesados con los Grupos Principales y en un Segmento de Alto Nivel con Mesas Redondas Ministeriales centradas en: el desarrollo de programas y un marco para acelerar el cambio hacia patrones de CPS; la mejora del acceso al transporte sostenible urbano y rural; el cambio hacia la basura cero y la gestión racional de los productos químicos; y la creación de un entorno propicio para las modalidades sostenibles de la minería. El viernes por la mañana tuvo lugar un Diálogo Ministerial sobre la marcha hacia el desarrollo sostenible –expectativas ante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (CNUDS o Río+20). Durante el período de sesiones de dos semanas también se estableció una Feria de Asociaciones, un Centro de Aprendizaje y también se realizaron eventos paralelos.

BREVE HISTORIA DE LA CDS

La Comisión sobre el Desarrollo Sostenible (CDS) surgió de la Agenda 21, el programa de acción para el desarrollo sostenible adoptado en junio de 1992 por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (CNUMAD), también conocida como la “Cumbre de la Tierra” o “Cumbre de Río”. La Agenda 21 instó a la creación de la CDS para asegurar un efectivo seguimiento de la CNUMAD, mejorar la cooperación internacional y analizar el progreso alcanzado en la implementación de la Agenda 21 a nivel local, nacional, regional e internacional. En 1992, el 47º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) adoptó, en la resolución 47/191 que establece los términos de referencia de la Comisión y su composición, su organización del trabajo, su relación con otros órganos de las Naciones Unidas, los arreglos para la Secretaría y las directrices para la participación de los Grupos Principales. La CDS es una comisión funcional del Consejo Económico y Social de las NU (ECOSOC, por sus siglas en inglés), y sus decisiones son enviadas al ECOSOC. La CDS tiene 53 Estados miembro, pero todos los Estados miembro de las NU están invitados a participar en sus períodos de sesiones. La División para el Desarrollo Sostenible, dentro del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las NU (DAESNU), sirve como Secretaría de la CDS.

La CDS tuvo su primera reunión sustantiva en junio de 1993 y desde entonces se ha reunido una vez por año en las oficinas de las NU en Nueva York. Durante sus primeros cinco años, la CDS revisó sistemáticamente la implementación de todos los capítulos de la Agenda 21. En junio de 1997, cinco años después de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, se llevó a cabo 19ª Sesión Especial de la Asamblea General de las NU (SEAGNU 19), también conocida como “Río+5”, para revisar la implementación de la Agenda 21. Las negociaciones produjeron un Programa para la Implementación Adicional de la Agenda 21. Entre otras decisiones adoptadas en SEAGNU-19 estaba el programa de trabajo de la CDS para los cinco años siguientes, organizado en torno a temas sectoriales, transectoriales y económicos. Los temas económicos, sectoriales y transectoriales considerados, según había sido determinado por la SEAGNU, fueron los siguientes: industria, enfoques estratégicos para la gestión de las aguas dulces, y transferencia de tecnologías, creación de capacidades, educación, ciencia y concientización (CDS 6); turismo, océanos y mares, y patrones de consumo y producción (CDS 7); agricultura sostenible y gestión de la tierra, planificación y gestión integrada de los recursos de la tierra, y recursos financieros, comercios e inversiones y crecimiento económico (CDS 8); y energía y transporte, atmósfera y energía, e información para la toma de decisiones y la participación y cooperación internacional para el establecimiento de ambientes habilitantes (CDS 9).

La Cumbre Mundial de Desarrollo Sostenible (CMDS) se llevó a cabo del 26 de agosto al 4 de septiembre de 2002, en Johannesburgo, Sudáfrica, y adoptó dos documentos fundamentales: el Programa de Implementación de Johannesburgo (PIJ) y la Declaración de Johannesburgo sobre Desarrollo Sostenible. El Plan de Implementación fue diseñado como un marco de acción para la implementación de los compromisos acordados originalmente en la CNUMAD e incluye capítulos sobre: una introducción, la erradicación de la pobreza, el consumo y la producción, la base de los recursos naturales, la salud, los pequeños Estados insulares en desarrollo (SIDS, por sus siglas en inglés), África, otras iniciativas regionales, medios de implementación y marco institucional. La Declaración de Johannesburgo, en tanto, se refiere al camino hecho desde la CNUMAD hacia la CMDS, destaca los desafíos actuales, expresa un compromiso con el desarrollo sostenible, subraya la importancia del multilateralismo y hace hincapié en las necesidades de la implementación.

La CMDS pidió a la CDS que se reúna en siete “Ciclos de implementación” bienales, y en la CDS 11 de 2003 se adoptó un programa plurianual de trabajo para el período 2004-2017. En las CDS 12 y 13 se adoptaron recomendaciones para tratar el agua, los servicios sanitarios y los asentamientos humanos. En las CDS 14 y 15 se consideró la energía, el desarrollo industrial, la contaminación del agua y la atmósfera y el cambio climático, pero en este ciclo no llegó a ningún acuerdo sobre las recomendaciones para la acción. La CDS 16 y 17 adoptaron recomendaciones sobre las sequías, las inundaciones, la agricultura, la tierra, el desarrollo rural y África.

La CDS 18 se celebró en mayo de 2010. Los delegados se embarcaron en un ciclo de dos años dedicado al grupo temático del transporte, los productos químicos, la gestión de desechos, la minería y los patrones de producción y consumo sostenibles (CPS). Al finalizar la CDS 18, los delegados expresaron su satisfacción por los debates mantenidos en todos los grupos temáticos, en particular, con respecto a las cuestiones de minería, transporte y CPS, que no caben en ningún otro órgano de coordinación de políticas internacionales. Una sugerencia para examinar medios de mejorar la aplicación de las decisiones de la CDS también fue bien recibida, ya que muchos participantes en privado han cuestionada la utilidad de un año “revisión” de la CDS.

La Reunión Preparatoria Intergubernamental (RPI) para la CDS 19, que se celebró en la sede de las NU en Nueva York del 28 de febrero al 4 de marzo de 2011, sirvió de foro para la discusión de opciones políticas y posibles medidas para permitir la implementación de medidas y políticas relacionadas con las cuestiones temáticas discutidas durante el “ciclo de dos años de aplicación” de la CDS 18 y 19 (2010-2011). Para facilitar esto, en la RPI se examinó cada área temática y los delegados presentaron opciones políticas y posibles medidas para su adopción por la CDS 19. Los delegados también discutieron sobre las interconexiones, los temas transversales y los medios de ejecución, así como la cuestión delos SIDS. Por último, hubo dos diálogos de entre múltiples interesados dedicados a la obtención de los puntos de vista de los diferentes grupos sobre cuestiones temáticas, así como las expectativas para la CDS 19, en el contexto de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible. Las deliberaciones de la RPI condujeron a la negociación de un proyecto de texto del Presidente, considerado por la mayoría de los delegados como un buen punto de partida para las negociaciones de la CDS 19.

INFORME DE LA CDS 19

Al abrir la sesión, el Presidente de la CDS 19, László Borbély, Ministro de Medio Ambiente y Bosques de Rumania, hizo hincapié en la necesidad de poner énfasis en la identificación de medidas y políticas, compromisos y medios de ejecución, y llamó a estrechar los vínculos entre los elementos del grupo temático de transporte, productos químicos, gestión de desechos, minería y el programa marco decenal. Sha Zukang, Secretario General Adjunto de Asuntos Económicos y Sociales, enfatizó la importancia de tomar una decisión sobre el lugar que deberá ocupar por la Comisión en el marco institucional de los preparativos para Río+20 y la importancia del grupo temático de la CDS 19 para las economías verdes.

El Presidente Borbély anunció las nominaciones de los Vicepresidentes de la CDS 19, Eduardo Meñez (Filipinas), por el Grupo Asiático, y Abdelghani Merabet (Argelia), por el Grupo Africano, que fueron elegidos por unanimidad. El Vicepresidente Silvano Vergara Vásquez (Panamá) actuó como Relator. Teniendo en cuenta que la discusión del borrador de texto de negociación del Presidente se llevaría a cabo en dos grupos de trabajo, el presidente Borbély sugirió que los Vicepresidentes de la CDS, Vásquez y Meñez, moderen el Grupo de Trabajo 1, y que Andrew Goledzinowski (Australia) y Merabet coordinen el Grupo de Trabajo 2. Estados Unidos (EE.UU) pidió flexibilidad en la asignación de temas s los distintos grupos de trabajo, en particular en las cuestiones relacionadas con el preámbulo y los temas transversales. Los delegados adoptaron la agenda y organización del trabajo (E/CN.17/2011/1), sin enmiendas.

DISCURSOS DE APERTURA: Argentina, por el Grupo de 77 y China (G-77/China), se refirió al transporte como un elemento importante del desarrollo sostenible y al manejo racional de los químicos y desechos tóxicos, y expresó su apoyo al programa marco decenal (10YFP, por sus siglas en inglés). Hungría, en nombre de la Unión Europea (UE), alentó la adopción de una decisión sobre el 10YFP para 2011-2021 e hizo hincapié en el uso eficiente de los recursos financieros, la gestión de productos químicos y minería sostenible. Chile, en nombre del Grupo de Río, dijo que el 10YFP debería reflejar las necesidades de los países en desarrollo y evitar la imposición de condiciones y medidas comerciales proteccionistas. Granada, por la Alianza de Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (AOSIS, por sus siglas en inglés), con Fiyi –en nombre de los Estados Insulares en Desarrollo del Pacífico– y EE.UU, dijo que el 10YFP debía ser flexible, con visión de futuro y orientado a la acción, y que debería tener en cuenta las necesidades especiales de los pequeños Estados insulares.

Nigeria, en nombre del Grupo Africano, destacó la necesidad de identificar formas para aplicar el 10YFP. EE.UU destacó la importancia de la investigación científica y la educación y una mayor participación en todos los niveles, especialmente para las mujeres. Tras destacar los recortes presupuestarios dijo que EE.UU no está en posición de asumir nuevos compromisos. Japón hizo hincapié en la importancia del crecimiento verde. Suiza dijo que 10YFP debe desarrollar sinergias con los instrumentos químicos y destacó los principios de que quien contamina paga y de precaución.

La Comisión Económica de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe (CEPAL), en nombre de las cinco comisiones regionales de las Naciones Unidas, enfatizó, entre otras cosas, la importancia de la infraestructura de transporte y dijo que 10YFP debe considerar las lecciones del proceso de Marrakech sobre enfoques nacionales, permitiendo un cambio sistémico en lugar de cambios graduales.

Las Mujeres pidieron directivas jurídicamente vinculantes sobre la responsabilidad social y ambiental; y Niños y Jóvenes pidieron un cambio sistémico y sólidos mecanismos financieros que apoyen la equidad, la integridad y justicia. Los Pueblos Indígenas pidieron que se aborden los temas del ciclo de vida de la producción y el consumo no sostenible de minerales, y la reducción de la minería innecesaria. Las ONG pidieron que se garantice su plena participación en el desarrollo y la aplicación del 10YFP y su representación en el consejo de interesados del 10YFP. Las Autoridades Locales pidieron el fortalecimiento de la creación de capacidades y vínculos entre los desechos y CPS. Trabajadores y Sindicatos dijeron que los sindicatos deben ser incluidos en el texto de negociación del Presidente. Empresas e Industrias apoyaron un marco institucional que permita a los mercados trabajar para un desarrollo sostenible. La Comunidad Científica y Tecnológica dijo que la cooperación mundial para la difusión del conocimiento científico es fundamental. Los Agricultores hicieron hincapié en el abordaje de la cuestión de los desechos de los alimentos con el fin de mejorar el sistema alimentario.

GRUPO TEMÁTICO

Las negociaciones sobre las recomendaciones políticas de la CDS 19 se llevaron a cabo sobre la base del texto de negociación del Presidente, que surgió de la Reunión Preparatoria Intergubernamental de la CDS 19, realizada entre el 28 de febrero y el 4 de marzo de 2011. El trabajo sobre el texto fue dividido en dos grupos. Los temas abordados por los dos grupos de trabajo fueron tratados por primera vez en el plenario, el lunes 2 de mayo de 2011.

El Presidente de la CDS 19, Borbély, propuso, y los Estados miembros acordaron, que se traten los problemas del transporte, los productos químicos, la minería y las interconexiones (IL, por sus siglas en inglés) y temas transversales, incluidos los medios de implementación (MOI), en el Grupo de Trabajo 1, moderado por los vicepresidentes de la CDS 19, Silvano Vergara Vásquez y Eduardo Meñez. Durante la segunda semana, Yvette Banzon Abalos (Filipinas) reemplazó a Eduardo Meñez como moderadora. Asimismo, el Presidente Borbély propuso, y los Estados miembros acordaron, que los temas del 10YFP sobre patrones de CPS, la gestión de los desechos y la cuestión del preámbulo sean tratados en el Grupo de Trabajo 2, moderado por los Vicepresidente de la CDS 19, Andrew Goledzinowski y Abdelghani Merabet. Los grupos de trabajo se reunieron durante dos semanas para negociar del texto, y los delegados propusieron enmiendas tanto durante la sesión como vía Internet a través de la “sala electrónica”. Los Vicepresidentes de la CDS 19 informaron acerca de los avances durante dos sesiones de inventario que tuvieron lugar el viernes 6 y el martes 10 de mayo. El viernes 13 de mayo, las negociaciones sobre el tema de la gestión de los desechos concluyeron al final de la tarde, mientras que en las cuestiones relacionadas con medios de implementación y productos químicos continuaron hasta bien entrada la noche. Ante la ausencia de un consenso sobre todas las cuestiones del texto, el Presidente Borbély produjo, como parte de sus prerrogativas, un texto en forma de paquete para su adopción como resultado. Los delegados no llegaron a un consenso sobre el texto paquete que se produjo durante las primeras horas del sábado. Las Partes discutieron entonces la posibilidad de suspender la CDS 19 y continuar las negociaciones durante una sesión de reanudación, pero no hubo consenso sobre dicha propuesta y la CDS 19 concluyó sin la adopción de un resultado sobre su grupo temático.

PREÁMBULO: Moderado por el Vicepresidente Abdelghani Merabet (Argelia), este tema se discutió en el Grupo de Trabajo 2, el viernes 6 de mayo y continuó siendo negociado el miércoles 11 y el jueves 12 de mayo.

En cuanto a los recursos financieros, Japón propuso sustituir “nuevos y adicionales” con “adecuados”. El G-77/China propuso un nuevo texto pidiendo el fortalecimiento de la función esencial de la asistencia oficial para el desarrollo (AOD) en la complementación, la optimización y la financiación del desarrollo sostenible en los países en desarrollo. El G-77/China pidió la supresión de un párrafo sobre la Ronda de Doha de las negociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y sugirió que se añadiera “en condiciones favorables” después de “transferencia de tecnologías”. EE.UU prefirió en “condiciones mutuamente acordadas”.

La UE solicitó una referencia a las decisiones sobre productos químicos y gestión de desechos aprobadas por el Consejo de Administración (CdA) del PNUMA, y México solicitó que se agregue “incluso para la financiación de la gestión de productos químicos y desechos” en el mismo texto. Suiza agregó un texto de bienvenida al resultado sobre reuniones extraordinarias simultáneas de las Conferencias de las Partes de los Convenios de Basilea, Rótterdam y Estocolmo. En cuanto a los movimientos transfronterizos de desechos, EE.UU. propuso suprimir las referencias específicas a desechos peligrosos, desechos electrónicos y la ratificación de los protocolos, agregando en cambio un texto nuevos textos acerca de la lucha contra la corrupción, la importancia de la ciencia y la tecnología y la necesidad de multiplicar, reproducir y adaptar las experiencias exitosas.

El G-77/China propuso un texto sobre decidir la toma de medidas eficaces para eliminar las barreras que impiden el pleno cumplimiento de los derechos de los pueblos que viven bajo ocupación colonial y extranjera. EE.UU, Canadá, la UE y Japón se opusieron.

El G-77/China propuso un texto recordando que el párrafo 15 del PIJ establece que todos los países deben tomar medidas –siendo los países desarrollados quienes asuman la iniciativa– teniendo en cuenta los principios de Río, y en particular los principios de responsabilidades comunes pero diferenciadas y de capacidades respectivas. La UE, EE.UU y Canadá se le opusieron.

Estatus: En la versión final del texto, el Grupo de Trabajo acuerda:

  • reafirmar que el desarrollo económico, el desarrollo social y la protección del ambiente son pilares interdependientes del desarrollo sostenible, que se refuerzan mutuamente;
  • reconocer la necesidad de recursos financieros nuevos y adicionales de todas las fuentes para el logro del desarrollo sostenible, y reconocer el papel fundamental de la AOD como catalizador de otras fuentes de financiación para el desarrollo;
  • reconocer la urgencia y reafirmar el compromiso de lograr una conclusión exitosa y oportuna de las negociaciones de la Ronda de Doha de laOMC, junto con un resultado equilibrado, ambicioso y orientado al desarrollo;
  • recordar los acuerdos ambientales multilaterales sobre productos químicos y gestión de desechos, incluida los Convenios de Basilea, Rótterdam y Estocolmo; poner de relieve los efectos positivos de las iniciativas sinérgicas entre las convenciones relacionadas con los productos químicos y la gestión de desechos; y tener en cuenta el potencial adicional para mejorar la coordinación y la cooperación entre los instrumentos y los marcos relacionados con los productos químicos y la gestión de desechos;
  • hacer hincapié en la necesidad de fortalecer la aplicación de convenios y acuerdos internacionales sobre gestión de desechos, en particular, el Convenio de Basilea sobre el Control de Movimientos Transfronterizos de Desechos Peligrosos y su Eliminación y la Convención de MARPOL;
  • destacar que la lucha contra la corrupción, tanto a nivel nacional e internacional, es una prioridad.

Los acuerdos anteriores del Grupo de Trabajo no fueron adoptados por la CDS. El Grupo de Trabajo no llegó a un consenso sobre el texto acerca de “los derechos de las personas que viven bajo ocupación colonial y extranjera”, y sobre una referencia a que “los países desarrollados tomen la iniciativa” y al principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas.

TRANSPORTE: Este tema se discutió en el Grupo de Trabajo 1 durante la tarde del lunes 2 de mayo de 2011. En el párrafo introductorio, el G-77/China propuso enmiendas haciendo hincapié en la naturaleza “esencial” del transporte para responder a las necesidades ambientales y sociales, con los países desarrollados asumiendo el liderazgo en la mejora de la sostenibilidad del sector del transporte, incluso a través de la transferencia de tecnologías.

En cuanto a los efectos negativos de la creciente urbanización y motorización privada, la UE propuso agregar la contaminación acústica. Arabia Saudita propuso eliminar la referencia a la “seguridad energética”. El G-77/China sugirió un nuevo texto que cubría: la necesidad de garantizar un transporte seguro, eficiente y asequible; las limitaciones financieras que llevan a los países en desarrollo a comprar vehículos usados; y el “rol crítico” de la industria del automóvil. La UE sugirió apoyar la capacidad de los países en desarrollo en relación con la medición y la presentación de informes. EE.UU puso de relieve la necesidad de participación de los interesados en todos los niveles políticos. La UE propuso un texto destacando los vínculos entre la mitigación del cambio climático y el transporte. El G-77/China dijo que este era un tema tratado en otra parte, mientras que EE.UU. propuso enmiendas especificando que la política de transporte debe estar en consonancia con los compromisos “para reducir las emisiones las emisiones de gases de efecto invernadero”.

El G-77/China destacó la necesidad de promover el acceso a servicios energéticos fiables y asequibles, y la transferencia de tecnologías en condiciones mutuamente acordadas. EE.UU sugirió mencionar la participación de todas las comunidades en la toma de decisiones para la sustentabilidad, y ofrecer opciones de transporte para el acceso a los servicios educativos y de salud y a los mercados.

El G-77/China apoyó la innovación en el transporte de mercancías. La UE apoyó la innovación y la integración de los avances tecnológicos y EE.UU insistió en la necesidad de mecanismos de mercado e incentivos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

El G-77/China destacó la importancia del apoyo financiero y tecnológico, y con EE.UU, dijo que el etiquetado de economía de combustible no debe ser obligatorio. La UE apoyó la idea de un etiquetado calificado obligatorio, el desarrollo de medios de transporte que no emitan carbono y la eliminación de los subsidios para el combustible. Los delegados aprobaron una propuesta del G-77/China, que establece que la sostenibilidad del transporte tiene una perspectiva comercial, pero que también debe satisfacer las necesidades ambientales y sociales. El G-77/China pidió la eliminación de todas las referencias a la economía verde en esta sección. EE.UU, con la UE, hizo hincapié en el impacto del transporte sobre la seguridad energética y la salud pública, y apoyó la inclusión de un texto que alienta una reducción en el uso de automóviles privados. El G-77/China dijo que los vehículos de segunda mano son una necesidad en algunos países en desarrollo.

La UE, con EE.UU, trató de trasladar el texto sobre asistencia financiera y técnica internacional a la sección sobre MOI. EE.UU y Canadá propusieron pasar el párrafo G-77/China sobre la asistencia financiera a los países en desarrollo a otra parte del texto.

El G-77/China apoyó la sugerencia de la UE de suprimir la referencia al monitoreo, notificación y verificación de medidas de mitigación en el sector del transporte en los países en desarrollo. La UE y el G-77/China apoyaron el texto sobre el establecimiento de un tránsito rápido. La UE propuso que se elimine el texto sobre la política energética y EE.UU prefirió que se lo coloque entre corchetes.

Estatus: El Grupo de Trabajo acordó que el transporte sostenible es un componente central del desarrollo sostenible y del crecimiento económico; y que los desafíos que enfrenta el sector del transporte son cada vez más urgentes.

Asimismo, el Grupo adoptó las siguientes recomendaciones:

  • optimizar la infraestructura de transporte;
  • mejorar la sostenibilidad y promover la innovación en la tecnología y los sistemas de transporte,
  • asegurar la participación de los interesados;
  • emplear la planificación integrada del transporte, la vivienda y el desarrollo económico, teniendo en cuenta las circunstancias de los lugares y de las comunidades para reducir los kilómetros recorridos por los vehículos;
  • proporcionar opciones de transporte que mejoren el acceso a mejores puestos de trabajo, instituciones educativas, cuidado de la salud, y mercados;
  • alentar el suministro de infraestructura y servicios de transporte rural como base para el fortalecimiento de la lucha contra la pobreza y el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM);
  • destacar la oportunidad que tienen los países en desarrollo de identificar al transporte sostenible como una prioridad en las solicitudes de ayuda al desarrollo, reconociendo al mismo tiempo la importancia de que las instituciones financieras ayuden en este esfuerzo;
  • mejorar los sistemas de transporte público y opciones de transporte a través de, entre otras cosas, una planificación integrada del uso del suelo, con el fin de conectar a las comunidades y mejorar el acceso al empleo, los mercados y servicios sociales;
  • crear un entorno propicio para el transporte sostenible;
  • considerar la mejora de los sistemas de autobuses de tránsito rápido, subterráneos y trenes livianos;
  • promover las asociaciones entre el sector público y el sector privado para contribuir a la construcción y operación de sistemas de transporte;
  • promover un mayor uso del ferrocarril y las vías navegables;
  • reducir la contaminación ambiental que proviene del sector del transporte mediante la mejora de la calidad del combustible, la promoción de la eficiencia del combustible de los vehículos y los estándares de emisiones;
  • fomentar el uso de la energía renovable, la eficiencia energética y las tecnologías energéticas avanzadas; y
  • hacer hincapié en el papel de las organizaciones regionales e instituciones financieras internacionales en la prestación de apoyo financiero a los países en desarrollo.

El texto sobre el tema del transporte no tiene áreas de importantes desacuerdo, sin embargo las recomendaciones anteriores no fueron adoptadas por la CDS.

QUÍMICOS: Esta cuestión fue debatida en el Grupo de Trabajo 1 durante la tarde del martes 3 de mayo de 2011. El Vicepresidente Silvano Vergara Vásquez moderó de las negociaciones.

Durante la primera lectura del proyecto, la UE destacó el papel de los productos químicos para el logro los ODM y la transición a una economía verde. El G-77/China pidió una mayor asistencia financiera y técnica y la creación de capacidades para la gestión de los productos químicos, e hizo hincapié en el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas. Suiza enfatizó los vínculos con los Convenios de Rótterdam, Basilea y Estocolmo, y –con Noruega– destacó la necesidad de abordar juntos los temas del ciclo de vida de los productos químicos y los desechos. La UE y Canadá destacaron la contribución del Enfoque Estratégico para la Gestión de Productos Químicos (SAICM, por sus siglas en inglés) en el desarrollo de políticas. La UE y México, con la oposición de Canadá, presentaron un texto sobre el “derecho a saber”. Canadá sugirió a proporcionar datos a los reguladores y para agregar una referencia a los Grupos Principales.

Durante la segunda lectura del texto sobre los productos químicos, el G-77/China propuso suprimir la referencia a la economía verde y a la reescritura del texto sobre los ODM. Suiza, apoyada por la UE, hizo hincapié en la necesidad de reconocer otros procesos químicos y, en particular, las iniciativas de colaboración pertinentes. Un texto fue acordado, con modificaciones introducidas por el G-77/China, Paraguay y Canadá, que se reconozca el problema de la transferencia de la producción de productos químicos a los países en desarrollo que carecen de recursos humanos, técnicos y financieros suficientes para afrontar los retos de la gestión de productos químicos. El G-77/China abogó por que las industrias multinacionales con sede en los países en desarrollo tengan estándares de trabajo más limpios y seguros.

A principios de la segunda semana, se estableció un grupo de contacto sobre los productos químicos para trabajar en las áreas de desacuerdo, entre las que se incluían: la referencia a la “economía verde”; cómo incluir la necesidad de que las empresas multinacionales “sostengan los mismos estándares” en los países en desarrollo; y la vinculación del texto sobre el fortalecimiento de las legislaciones nacionales con un texto que haga referencia a los principios de Río o mencione específicamente los principios de precaución y de que quien contamina paga. Los delegados acordaron que la gestión racional de los productos químicos es un elemento crucial de las estrategias nacionales de desarrollo basadas en los ODM, y sobre el fortalecimiento de las leyes y reglamentos nacionales y su aplicación, así como el fortalecimiento del acceso a la información.

A mediados de semana, sin embargo, la cuestión de los MOI de la gestión de productos químicos seguía pendiente, girando sobre si debía ser colocada dentro de un texto más amplio sobre los MOI –como proponían EE.UU, Suiza, la UE y Japón– o retenida en la sección sobre los productos químicos, tal como prefería el G-77/China. La falta de consenso sobre cómo abordar la cuestión de los MOI dio lugar a un estancamiento en las negociaciones. El G-77/China propuso también que la financiación fuera “adecuada, predecible, asequible, sostenible, nueva y adicional”. EE.UU solicitó que se coloque este texto entre corchetes. En respuesta, Canadá añadió que la ayuda sea “en el ínterin” para permitir la creación de capacidades, pero también para inferir que los países en desarrollo y los países con economías en transición asumen la responsabilidad en el largo plazo.

Después de negociar hasta las primeras horas de la mañana del viernes y continuar en un grupo de contacto hasta el final del día, los delegados avanzaron con el entendimiento de que limpiarían el texto para que se vote por todo o nada un “paquete sobre productos químicos”. Plantearon que si se lo rechazaba, el documento volvería a ser como era hasta la mañana del viernes y se presentaría al Buró con sus corchetes. Sin embargo, un desacuerdo entre EE.UU. y el G-77/China sobre la ubicación definitiva del texto acerca del financiamiento impidió la votación. A pesar de reuniones bilaterales de los pasillos y las consultas especiales realizadas durante la noche, no se alcanzó un acuerdo y el texto anterior con muchos corchetes fue presentado al Buró.

Estatus: Las siguientes asuntos quedaron sin resolver:

  • mantener una referencia específica a los ODM sobre la erradicación de la pobreza y la sostenibilidad ambiental, y a los principios precautorio y de que quien contamina paga;
  • economía verde;
  • mantener los MOI –en particular, las referencias a la financiación– en el texto sobre productos químicos;
  • incorporar la SAICM en el proceso de consulta del PNUMA sobre la financiación de productos químicos;
  • el papel del sector privado en la implementación y una financiación sostenible a largo plazo para la gestión racional de los productos químicos;
  • la cuestión de si la financiación es “previsible” o “confiable”.

GESTIÓN DE DESECHOS: Este tema fue tratado por primera vez en el Grupo de Trabajo 2 el martes 3 de mayo de 2011 por la mañana, bajo la coordinación del Vicepresidente Abdelghani Merabet. EE.UU trató de introducir referencias a la gestión de materiales a lo largo del texto. La UE y el G-77/China se resistieron. En el primer capítulo sobre principios generales, objetivos y prioridades, el G-77/China ofreció un párrafo destacando el papel clave de los CPS en la gestión de desechos, mientras que Suiza sugirió que la producción sostenible sea la primera en la lista de objetivos prioritarios.

En cuanto a las estrategias de gestión de desechos a largo plazo, EE.UU, apoyado por Canadá, pero con la oposición del G-77/China, sugirió agregar una referencia al Código de Conducta sobre la Seguridad Tecnológica y Física de las Fuentes Radiactivas.

Con respecto a la mejora de los sistemas de gestión de desechos, infraestructura y tecnología, el G-77/China propuso un texto llamando a tomar las medidas necesarias para la aplicación efectiva y rápida de la Enmienda de Prohibición del Convenio de Basilea. Australia, Canadá, Nueva Zelanda y EE.UU se opusieron.

Sobre la aplicación de la ambientalmente racional prevención, minimización, reducción, reutilización, reciclaje, recuperación y eliminación de desechos, la UE propuso un texto llamando a la consideración de los ciclos de vida y el ecodiseño, EE.UU deseaba introducir una referencia a la remanufactura, y Japón propuso un pedido de establecimiento de un marco legislativo para promover la reducción, la reutilización y el reciclaje (los 3R).

Acerca de la implementación de políticas y estrategias de gestión de desechos, la UE y Japón propusieron un texto sobre indicadores y metas. México destacó las directrices técnicas de la Secretaría del Convenio de Basilea y EE.UU hizo hincapié en la participación pública significativa en el desarrollo e implementación de políticas. El G-77/China pidió un reconocimiento general de la labor de las ONG en la promoción de la implementación.

En cuanto a corrientes específicas de desechos, el G-77/China sugirió que se añada la contaminación por plástico, Suiza propuso los desechos de alimentos, México propuso el fin de la vida útil de los vehículos, Canadá añadió contenedores de pesticidas e Israel apuntó a los desechos de la construcción y la demolición.

Con respecto a los recursos financieros, la inversión y las alianzas, el G-77/China apoyó un texto que indica que son necesarios esfuerzos intensos en las áreas del desarrollo de capacidades, el financiamiento y la transferencia de tecnologías en los países en desarrollo. Suiza, en tanto, propuso un texto aprobando las alianzas del Convenio de Basilea en el campo de los teléfonos móviles y los equipos informáticos.

Estatus: No se pudo concluir un texto sobre la gestión de desechos. El Grupo de Trabajo 2 acordó un texto con las siguientes cuestiones pendientes: una referencia a la Directora Ejecutiva en relación con el proceso consultivo sobre opciones de financiación del PNUMA para los químicos y desechos; un llamado a la provisión de desarrollo de capacidades y recursos adecuados, y apoyo al acceso y la transferencia de tecnologías para la prevención, minimización, reducción, reutilización, reciclado, recuperación y eliminación de desechos en forma ambientalmente racional; y una propuesta del G-77/China para proporcionar a los países en desarrollo recursos financieros “nuevos y adicionales” para el desarrollo de infraestructura, tecnología y un ambientalmente racional de gestión de desechos, con el fin de mejorar el conocimiento y desarrollar programas educativos dedicados a la gestión de desechos.

El Grupo de Trabajo acordó las siguientes recomendaciones para la gestión de desechos:

  • alentar, cuando proceda, el uso de objetivos, metas e indicadores nacionales, y los inventarios de desechos;
  • promover el desarrollo y uso de instrumentos –incluyendo los planes, políticas y estrategias– para la infraestructura y la gestión de los desechos;
  • abordar los problemas sociales y relacionadas con la pobreza que se vinculen con la gestión informal de desechos;
  • reducir la cantidad de basura desechada en vertederos;
  • reforzar la aplicación de convenios y acuerdos internacionales sobre gestión de desechos, y fortalecer la aplicación del Convenio de Basilea;
  • fortalecer los mecanismos regionales para el apoyo de los acuerdos multilaterales en materia de desechos, como los centros regionales de los convenios de Basilea y Estocolmo;
  • realizar gestión de los desechos con una perspectiva basada en los ciclos de vida;
  • fomentar el uso de la responsabilidad extendida del productor, y desarrollar políticas basadas en la sostenibilidad, en la información sobre el ciclo de vida y en la fabricación de productos que sean fácilmente reutilizables y reciclables;
  • fomentar el uso de instrumentos económicos;
  • promover la reducción, reutilización y reciclaje de desechos como parte de la responsabilidad social y ambiental corporativa;
  • fortalecer la difusión y aplicación de las directrices técnicas del Convenio de Basilea sobre la gestión ambientalmente racional de desechos;
  • considerar enfoques para la identificación y gestión de flujos de desechos específicos, tales como los desechos plásticos, de la construcción y la demolición; los vehículos al final de la vida; los desechos del cuidado de la salud; los desechos electrónicos; y los contenedores de plaguicidas;
  • fortalecer los esfuerzos para recolectar, procesar y aumentar el reciclaje seguro de “desechos electrónicos o equipos eléctricos y electrónicos al final de la vida” y trabajar juntos para tratar el creciente problema de los vertederos de basura electrónica, en particular en los países en desarrollo incluso a través de los mecanismos existentes;
  • fomentar el desarrollo de directrices y otras políticas y estrategias para el tratamiento de desechos biodegradables, y en particular la reducción de sus cantidades en vertederos;
  • fomentar el desarrollo de acciones efectivas claramente definidas que deberán ser realizadas por la Alianza Mundial para la Gestión de Desechos y la Asociación Internacional para la Expansión de los Servicios de Gestión de Desechos de las Autoridades Locales, y mejorar la cooperación entre las asociaciones existentes.

Las anteriores recomendaciones no fueron adoptadas por la CDS.

MINERÍA: Este tema se discutió en el Grupo de Trabajo 1 durante la mañana del martes 3 de mayo de 2011, bajo la coordinación del Vicepresidente Eduardo Meñez. Durante la primera lectura del texto, la UE hizo hincapié en que la minería es “vital para la vida moderna” y destacó la importancia del monitoreo de la gestión del agua y la referencia a la Convención 182 de la Organización Internacional del Trabajo sobre trabajo infantil. El G-77/China destacó el papel de la minería en el logro de los ODM, las responsabilidades ambientales de las empresas extranjeras y las transiciones post extracción minera. Suiza apoyó las actividades de transparencia financiera, reinversión y post minería. Canadá, Australia, Nueva Zelanda y EE.UU solicitaron la supresión de “consentimiento libre, previo e informado” de las comunidades indígenas y locales. México pidió apoyo público para la planificación de cierres de minas, y Canadá propuso que se preste especial atención a las mujeres y los niños.

Durante la segunda lectura del texto, no se pudo lograr un consenso sobre: si apoyar el fortalecimiento de la capacidad de los países industrializados “en desarrollo” o “productores” para utilizar sus recursos naturales; la retención de la reiteración de la Declaración de Río sobre el derecho soberano a la explotación de los recursos nacionales; y el texto de la “justa” distribución, derivación o escala de los beneficios. La UE apoyó la distribución de beneficios, de acuerdo con los compromisos internacionales, mientras que el G-77/China prefirió de acuerdo con las prioridades nacionales. La UE sugirió que se elimine la propuesta del G-77/China sobre el papel fundamental de los Estados y “de acuerdo con la ley y legislación nacional”. El G-77/China hizo hincapié en su oposición a cualquier intromisión en los derechos soberanos de los Estados.

La Vicepresidente Yvette Banzon Abalos (Filipinas) coordinó la lectura final del texto sobre la minería. Durante la segunda semana, los delegados discutieron: la relación entre la minería artesanal y en pequeña escala y la legislación nacional; la cuestión de si el texto sobre el mercurio se debe colocar en el texto sobre los productos químicos según lo sugerido por el G-77/China, o si debe ser mantenida en el capítulo dedicado a la minería, según proponían la UE, EE.UU, Australia y Rusia; y la ubicación –y sustancia– del texto sobre los marcos jurídicos, normativos e institucionales.

Los capítulos dedicados al financiamiento y al desarrollo de capacidades y aquellos relacionados con los de los medios de aplicación permanecieron sin resolverse hasta el final de la segunda semana. EE.UU. solicitó que se coloque entre corchetes el texto acerca de “garantizar recursos financieros adecuados” y el G-77/China destacó la importancia de no asumir tareas específicas que no son capaces de cubrir financieramente. El G-77/China pidió apoyo incondicional de la comunidad internacional, mientras que EE.UU. y la UE pidieron que éste sea “en términos mutuamente acordados” o “según corresponda”, respectivamente. La Vicepresidenta Abalos sugirió que se traslade el texto sobre la identificación y comercialización de recursos minerales al capítulo sobre los MOI, y señaló que un debate similar sobre las formas de implementación del Plan de Implementación de Johannesburgo (PIJ) tuvo lugar en el marco de los MOI.

El G-77/China también añadió una referencia a los principios de Río que rigen el desarrollo sostenible, y propuso que se inserte una referencia a la distribución equitativa de los beneficios de la minería. Las negociaciones de los textos sobre la minería concluyeron al final de la jornada del jueves.

Estatus: El Grupo de Trabajo acordó estipular que la minería y los metales son “esenciales para la vida moderna” y que los países tienen el derecho “soberano de explotar sus recursos minerales, de acuerdo con su prioridades nacionales”; se refirió al papel de la minería en la reducción de la pobreza y el logro de los ODM; y subrayó que el sector está en línea con los principios de Río sobre el desarrollo sostenible.

El Grupo de Trabajo acordó, entre otras cosas, la necesidad de:

  • crear vínculos entre la minería y otros sectores económicos, ambientales y sociales, y promover los beneficios para las comunidades;
  • desarrollar marcos legales y regulatorios y políticas para promover la minería sostenible y abordar sus posibles efectos negativos a nivel social y ambiental;
  • alentar el suministro de apoyo financiero y técnico y la creación de capacidades para los países en desarrollo y los países con economías en transición;
  • regular las actividades mineras, teniendo en cuenta el impacto de la minería sobre los recursos hídricos, la biodiversidad y los sitios del patrimonio cultural;
  • promover y proteger los derechos de las comunidades indígenas y locales y el respeto a sus derechos territoriales, y fomentar la participación de los Grupos Sociales Principales, las comunidades indígenas y locales, los jóvenes y las mujeres y otras partes interesadas;
  • mejorar la gobernabilidad mediante el reconocimiento de la labor del Foro Intergubernamental sobre Minería, Minerales, Metales y el Desarrollo Sostenible (IGF, por sus siglas en inglés) y, en particular, su Marco Político para el sector minero.

El texto sobre la minería no fue adoptado por la CDS, aunque no quedaron áreas en desacuerdo sin resolver.

10YFP SOBRE CPS: Moderado por el Vicepresidente Andrew Goledzinowski, este tema fue discutido en el Grupo de Trabajo 2 durante la tarde del lunes 2 de mayo de 2011 y las negociaciones continuaron hasta las primeras horas del viernes 13 de mayo

Acerca de la visión, metas y objetivos del YFP, donde se establece que todos los países deben promover el consumo y producción sostenibles, la UE y EE.UU solicitaron la supresión de la frase “con los países industrializados asumiendo el liderazgo, al tiempo que cumpliendo sus compromisos internacionales, especialmente los relacionados con el comercio y la inversión” propuesto por el G-77/China.

El G-77/China destacó su propuesta para que el PNUMA actúe como Secretaría dedicada al 10YFP, y en estrecha cooperación con los Estados miembros y los órganos pertinentes de las Naciones Unidas, para cumplir un papel de coordinación en temas de patrones de consumo y producción sostenibles. EE.UU propuso eliminar las referencias a una Secretaría dedicada, Suiza abogó por una Secretaría albergada por el PNUMA, mientras que Australia propuso al Departamento de Asuntos Económicos y Sociales, para este papel.

El G-77/China propuso la creación de un fondo fiduciario para apoyar la puesta en marcha del 10YFP. Canadá, Noruega y Japón se opusieron inicialmente. Tras reconocer la importancia de esta cuestión, la UE y EE.UU. pidieron que se realicen nuevas consultas con el G-77/China sobre la necesidad de un fondo fiduciario. Suiza sugirió la movilización de recursos adicionales del sector privado, y el uso de los recursos disponibles.

En cuanto a los medios de implementación, EE.UU propuso “alentar la provisión voluntaria de recursos financieros, la transferencia y el acceso a tecnologías ecológicamente racionales, los términos mutuamente acordados, y creación de capacidades”. El G-77/China destacó la importancia de los recursos financieros nuevos y adicionales, la transferencia de tecnologías en condiciones favorables y la creación de capacidades.

La UE presentó una propuesta para solicitar a la Secretaría que, en colaboración con dos Copresidentes que representen a Estados miembros de los países industrializados y en desarrollo, organice la primera reunión internacional antes de finales de 2012 para establecer el foro intergubernamental y de múltiples sectores interesados y el buró de múltiples sectores interesados sobre patrones de consumo y producción sostenibles. EE.UU y el G-77/China propusieron suprimir el texto que solicita la creación de una oficina o buró de múltiples sectores interesados, con una representación de las regiones y de los actores clave involucrados en el 10YFP. La UE apoyó el establecimiento de una junta de múltiples sectores interesados.

El G-77/China, la UE, EE.UU y Noruega propusieron suprimir la lista de áreas clave del programa que figura en el texto de negociación del Presidente, señalando que se podría unir al documento como un texto no negociado. Suiza expresó su apoyo a mantener la lista en el cuerpo principal del documento.

En referencia a la promoción de patrones sostenibles de consumo y producción, EE.UU se opusieron a la frase “los países desarrollados tomen la iniciativa” y una propuesta del G-77/China sobre el cumplimiento de sus compromisos internacionales, particularmente en el área de comercio e inversión. Con Canadá y Nueva Zelanda, EE.UU prefería la abolición del principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas, indicando que no es apropiado para seleccionar un modo único de Río, en este contexto.

La UE, EE.UU y Japón objetaron dos párrafos propuestos por el G-77/China, que solicitaban un análisis de las causas fundamentales de los actuales patrones insostenibles de consumo y el establecimiento de medidas concretas para cambiarlos, y la evaluación de costos y beneficios asociados con la implementación de patrones de consumo y producción sostenibles.

El G-77/China propuso un texto sobre la necesidad de garantizar el establecimiento de un sistema multilateral de comercio que sea universal, basado en normas, abierto, no discriminatorio y equitativo, teniendo en cuenta el derecho los países en desarrollo a utilizar medidas legítimas para proteger el comercio, siguiendo las disposiciones pertinentes de la OMC. EE.UU y Nueva Zelanda se opusieron a la propuesta.

Estatus: El Grupo de Trabajo formuló las siguientes recomendaciones:

  • establecer un 10YFP sobre patrones de consumo y producción sostenibles que cubra el período 2011-2021, sobre la base de la Agenda 21, la Declaración de Río y el PIJ;
  • establecer visión/metas/objetivos del 10YFP, incluyendo el hecho de que todos los países deben promover patrones de consumo y producción sostenibles, con los países industrializados a la cabeza, y que todos los países deben beneficiarse de ese proceso, teniendo en cuenta los principios de Río, incluyendo –entre otros– el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas establecido en el Principio 7 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo;
  • solicitar al PNUMA que sirva, en el contexto de su mandato actual, como Secretaría del 10YFP;
  • establecer una pequeña junta responsable de, entre otras cosas, promover el 10YFP, guiar a la Secretaría y ayudar a la Secretaría a garantizar el financiamiento de los patrones de consumo y producción sostenibles;
  • invitar a los gobiernos nacionales y otras partes interesadas a designar los puntos focales sobre patrones de consumo y producción sostenibles, para su participación en el 10YFP;
  • desarrollar y mantener una plataforma para que los países en desarrollo soliciten apoyo para sus programas de CPS y, según corresponda, para los países con economías en transición, e incluir en el documento aprobado una primera lista, flexible y no exhaustiva, para ilustrar algunas de las posibles áreas de desarrollo del programa y para inspirar esfuerzos adicionales para crear programas. La Secretaría del 10YFP mantendrá una lista de todos los programas, iniciativas y proyectos desarrollados en el 10YFP, como un documento vivo que se actualizará periódicamente con nuevos programas, iniciativas y proyectos;
  • invitar al PNUMA a establecer un fondo fiduciario para que los programas de CPS movilicen contribuciones voluntarias de diversas fuentes, incluidas las contribuciones de los ciudadanos/donantes, el sector privado y otras fuentes, incluidas las fundaciones;
  • alentar a los gobiernos, las instituciones financieras internacionales y otras partes interesadas, incluidos las alianzas de CPS, a que brinden financiación, tecnología y creación de capacidades para la aplicación del 10YFP en los países en desarrollo y, según corresponda, en los países con economías en transición, a través de otros canales.

Las anteriores recomendaciones no fueron adoptadas por la CDS, pero ninguno de los puntos de desacuerdo quedó sin resolver.

INTERCONEXIONES Y CUESTIONES TRANSVERSALES, INCLUYENDO MEDIOS DE IMPLEMENTACIÓN: Esta cuestión fue debatida por primera vez en el Grupo de Trabajo 1 durante la mañana del miércoles 4 de mayo 2011, bajo la coordinación del Vicepresidente Silvano Vergara Vásquez.

El G-77/China agregó un texto sobre las interconexiones entre los cinco temas de la CDS 19, los tres pilares del desarrollo sostenible y las particularidades nacionales y regionales. También insistió en la mención de los efectos adversos de las recientes crisis globales. El G-77/China quiso agregar referencias a que “los países industrializados lideren el camino”, pero EE.UU. se opuso.

El G-77/China hizo hincapié en la erradicación de la pobreza como un objetivo fundamental del desarrollo sostenible, pero EE.UU cuestionó la referencia a este único objetivo de los ODM. La UE subrayó la transición a una economía verde y modelos de negocio responsables, pero el G-77/China, apoyado por la Federación de Rusia, se opuso a la mención de economía verde y empleos verdes, en tanto se trata de términos no definidos. Finalmente, estos términos fueron eliminados.

Surgieron diferencias sobre la propuesta del G-77/China de pedir el cumplimiento de toda la AOD completo, reconociendo su papel como catalizador fundamental de otras fuentes de financiación para el desarrollo, con objetivos específicos y el cumplimiento de los compromisos del G-8 de Glen Eagles. EE.UU., la UE, Canadá y Japón solicitaron la su eliminación. En cuanto a la financiación para el desarrollo sostenible, el G-77/China propuso un texto pidiendo la transferencia de tecnologías ambientalmente racionales a los países en desarrollo en condiciones favorables e incluso concesionarias y preferenciales, según lo acordado. EE.UU se opusieron a la expresión “condiciones favorables” en cualquier parte del documento.

El G-77/China propuso una nueva ley sobre fortalecimiento de la ayuda a los países en desarrollo por parte del sistema de las Naciones Unidas, las instituciones de desarrollo y los bancos regionales. También propuso un texto pidiendo el acceso a un sistema de comercio equitativo, universal y no discriminatorio, teniendo en cuenta el derecho de los países en desarrollo a adoptar medidas comerciales de defensa propia.

EE.UU, con Japón, dijo no poder comprometerse a “aumentar la financiación” de los sistemas de salud pública, pero acordó “fortalecerlos”. El G-77/China y EE.UU adoptaron posiciones opuestas sobre las referencias a las causas de varias enfermedades, químicas, por desechos electrónicos o múltiples.

El G-77/China insistió en la eliminación del texto sobre buen gobierno y “empleos verdes” y EE.UU, Canadá y Japón opusieron a mantener el párrafo sobre pueblos bajo la ocupación colonial y extranjera.

Estatus: El Grupo de Trabajo acordó que la minería, los químicos, el transporte, la gestión de desechos y los patrones de consumo y producción sostenibles son interdependientes y deben tratarse de manera integrada y coherente, para fortalecer la aplicación – teniendo en cuenta aspectos económicos, sociales y ambientales– y las circunstancias, específicas y los marcos jurídicos nacionales, subregionales y regionales. La erradicación de la pobreza y el hambre siguen siendo un objetivo primordial. El Grupo de Trabajo también convino en:

  • acelerar la convergencia entre los tres pilares del desarrollo sostenible;
  • fomentar la capacidad, promover la transferencia de tecnologías, la base científica y el intercambio de información y conocimiento para los países en desarrollo;
  • proporcionar los medios de implementación fundamentales para la aplicación de políticas mundiales, regionales y nacionales en diversos ámbitos, incluyendo las áreas temáticas de este ciclo;
  • mejorar la financiación y el fortalecimiento de los sistemas de salud pública;
  • considerar que los mecanismos innovadores de financiación pueden hacer una contribución positiva al ayudar a los países en desarrollo a movilizar recursos adicionales para financiar el desarrollo sobre una base voluntaria;
  • mejorar el uso eficaz y eficiente, y el reparto de recursos y fuentes de financiación disponibles para satisfacer las crecientes necesidades de los países en desarrollo;
  • invitar a las Naciones Unidas y las instituciones multilaterales y de desarrollo, y los bancos regionales, como parte de su mandato, a reforzar su ayuda;
  • pedir el cumplimiento de todos los compromisos de AOD;
  • pedir a la comunidad internacional y al sector privado que acelere las medidas para facilitar el desarrollo, la transferencia y la difusión de tecnologías ecológicamente racionales, sobre términos mutuamente acordados, para los países en desarrollo, según corresponda;
  • fortalecer los recursos humanos y la capacidad institucional;
  • colectivamente comprometerse a crear conciencia sobre la importancia de la educación para el desarrollo sostenible;
  • apoyar un sistema de comercio multilateral universal, basado en normas, abierto, no discriminatorio y equitativo; y
  • apoyar la implementación del Programa de Acción de Barbados (PAB) para el Desarrollo Sostenible de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo y la Estrategia de Mauricio para la ejecución del PAB.

Persistieron las diferencias sobre: la provisión de tecnología en “condiciones favorables” (propuesto por el G-77/China, pero con la oposición de EE.UU); el buen gobierno, como lo apoyaban EE.UU, la UE, Japón, Canadá y otros; la mención de determinados grupos de países beneficiarios (países menos adelantados, países en desarrollo y otros); economía verde (más tarde cambiada a la “transición a una economía limpia y con una utilización más eficiente de los recursos”); el cumplimiento de todos los compromisos de AOD, incluyendo los aprobados en la Cumbre G-8 en Glen Eagles; y los derechos de los pueblos que viven bajo ocupación colonial y extranjera. Esta última referencia fue objetada fuertemente por EE.UU, pero el G-77/China hizo hincapié en su mantenimiento.

DIÁLOGO ENTRE MÚLTIPLES INTERESADOS

El miércoles 11 de mayo, Ministros y funcionarios de alto nivel de la UE, EE.UU. y Sudáfrica, el Secretario Ejecutivo de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) y representantes de los nueve grupos sociales principales, así como el PNUMA, el PNUD, la ONUDI y la Oficina de Asuntos del Espacio Exterior de las Naciones Unidas asistieron al Diálogo Ministerial con los Grupos Principales sobre “Opciones políticas, medidas prácticas y perspectivas de futuro”.

Los Grupos Principales destacaron, entre otras cosas: la participación de la Mujer y la Juventud en todos los niveles de las cuestiones de planificación e implementación de los temas de la CDS 19; la necesidad de un 10YFP que brinde una visión determinante y fácil de traducir a la acción; la necesidad de una gobernanza más democrática en el desarrollo sostenible, incluyendo un mayor tiempo para que hablen los Grupos Principales en la CDS; el papel de los municipios en la aplicación de los temas de la CDS 19, tales como la gestión de desechos; y la importancia del buen gobierno.

Las organizaciones no gubernamentales se ofrecieron a trabajar con las agencias de la ONU y los gobiernos para establecer a gran escala por lo menos 1.000 proyectos en todo el mundo relacionados con los temas de la CDS 19. La UE dijo que la participación de los interesados es un importante valor añadido de la CDS, y EE.UU dijo que los Grupos Principales deberían haber podido hablar más durante las sesiones de negociación de la CDS 19. La UE, el PNUMA y la ONUDI expresaron su apoyo a la labor de la CDS 19 sobre el 10YFP. La Secretaria Ejecutivo de la CMNUCC, Christiana Figueres, destacó la necesidad de aplicar plenamente los acuerdos de Cancún y la importancia de los patrones de consumo y producción sostenibles para el cambio climático.

SEGMENTO DE ALTO NIVEL

El Segmento de Alto Nivel fue inaugurado en la sala de la Asamblea General el miércoles 11 de mayo. El Presidente de la CDS 19, Lászlò Borbély, pidió a los delegados que “no escatimen esfuerzos, espíritu constructivo ni creatividad en la búsqueda de soluciones concretas” a los temas de la CDS 19. El Subsecretario General, Sha Zukang, en nombre del Secretario General, Ban Ki-moon, pidió a la CDS 19 que haga un esfuerzo concertado para concluir las negociaciones y lanzar del 10YFP, “sin demoras”, como una importante contribución a Río+20.

Janez Potočnik, Comisario Europeo para el Medio Ambiente, dijo que el control del consumo y la producción es importante para lograr un desarrollo verdaderamente sostenible. Jeffrey Sachs, Instituto de la Tierra, dijo que el camino hacia el desarrollo sostenible requiere de un plan tecnológico, una reducción global del consumo de carbono y la cooperación regional, teniendo en cuenta que las instituciones globales no son lo suficientemente rápidas. El Presidente de la UICN, Ashok Khosla, dijo que en Río+20 se deberían revisar 40 años de promesas incumplidas y explorar verdaderas alternativas a las prácticas actuales. Un número de ministros y altos funcionarios hablaron de la importancia de los patrones de consumo y producción sostenibles, el papel del transporte en la erradicación de la pobreza, los medios de implementación; la transición a la economía verde; el buen gobierno y el acceso a recursos financieros, la transferencia de tecnología y la creación de capacidades.

MESAS REDONDAS MINISTERIALES: Desarrollo de programas y un marco para acelerar el cambio hacia el CPS: Esta mesa redonda ministerial se celebró la mañana del jueves 12 de mayo y fue copresidida por Paul Magnette, Ministro de Clima y Energía de Bélgica, y Marguerite Songco, Directora General Adjunta de la Autoridad Nacional para el Desarrollo Económico de Filipinas.

Mohan Munasinghe, Presidente del Instituto Munasinghe para el Desarrollo, Sri Lanka, discutió la idea de crear “los Objetivos de Consumo del Milenio”, como medio de fomentar los cambios culturales necesarios para asegurar el logro de los modos de CPS y el desarrollo sostenible. Achim Steiner, Director Ejecutivo del PNUMA, destacó que el envío, por la CDS 19, de un mensaje claro sobre el 10YFP es importante para avanzar en la agenda de desarrollo sostenible y la confianza en la reunión de Río+20. Paul Anastas, Administrador Adjunto de la Agencia de EE.UU para la Protección del Medio Ambiente, destacó el importante papel de la ciencia y la tecnología, como la química verde, en la catálisis de los cambios necesarios para lograr patrones de consumo y producción sostenibles, y el papel de los diferentes actores para asegurar que esto suceda en la escala requerida.

Durante las deliberaciones, los ministros y altos funcionarios expresaron su apoyo al 10YFP, afirmando que este es un paso importante hacia Río+20 y el logro del CPS. Apoyaron al PNUMA como su Secretaría, y la inserción en el documento de una primera lista de programas basados en los desarrollados durante el proceso de Marrakech. Hicieron hincapié en la necesidad de: estructuras institucionales para su implementación, la movilización de recursos financieros y técnicos; una economía verde, una disociación entre el crecimiento económico y la degradación ambiental; una cooperación más estrecha entre todas las partes interesadas; la transparencia y generalización del CPS en la planificación y la comunicación.

Argelia sugirió el establecimiento de centros regionales para la difusión de la información y el conocimiento. Alemania hizo un llamado a la adopción, en la reunión de Río+20, de una Hoja de Ruta de las Naciones Unidas para una Economía Verde, la cual debería incluir puntos de referencia, un calendario y sistema de monitoreo.

La Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico (CESPAP), dijo que el cambio hacia patrones de CPS o la economía verde no es un requisito sino más bien una necesidad de seguridad energética y alimentaria en los países en desarrollo. La Organización Mundial del Turismo hizo hincapié en el papel del turismo en el CPS. Niños y Jóvenes dijeron que el 10YFP debería ser capaz de traducir las palabras en acciones y que un marco sin programas es una cáscara vacía. Las ONG pidieron que los sectores interesados sean tratados como socios iguales en la transición a formas de CPS.

Mejorar el acceso al transporte sostenible urbano y rural: Esta mesa redonda se celebró durante la mañana del jueves 12 de mayo y fue copresidida por Phil Hogan, Ministro de Medio Ambiente de las Ambiente, Comunidad y Gobierno Local de Irlanda, y Blaise Louembet, Ministro de Vivienda, Planificación, Ecología y Desarrollo Sostenible, de Gabón.

Joan Clos, Directora Ejecutiva de ONU-Hábitat, se refirió a la importancia de abordar el problema del transporte, teniendo en cuenta la necesidad de una reducción de la movilidad, y que los problemas de tránsito son el resultado de una pobre planificación del transporte urbano masivo.

Allison Davis, Planificador Senior de Transporte de AICP, Arup, EE.UU., dijo que la congestión reduce la calidad de vida de la ciudad y su competitividad económica. Hizo hincapié en la importancia de que los propietarios de automóviles vuelvan al transporte público y en la reasignación del espacio de la calle al transporte público.

Ministros, altos funcionarios y representantes de los Grupos Principales se centraron en: la planificación urbana sostenible para reducir las emisiones de CO2, de la contaminación acústica y la fragmentación del hábitat; el papel del transporte en la reconstrucción y la consolidación de la paz; el consumo de la energía; la seguridad; y el intercambio de información y tecnología. Muchos oradores hicieron hincapié en la necesidad de mejorar la infraestructura de transporte público y aumentar la inversión, y destacaron que el transporte accesible, asequible y sostenible reducirá la pobreza y mejorará el acceso al empleo.

Otros, entre los que se incluyeron los Agricultores, las Mujeres, las ONG y los Niños y Jóvenes, destacaron la importancia del transporte en las zonas rurales, el transporte no motorizado y la necesidad de celebrar consultas con los ciudadanos. Los Sindicatos expresaron sus observaciones sobre las condiciones de transporte para los empleados. El PNUMA y la Comisión Económica para Europa informaron sobre sus iniciativas en el sector del transporte y subrayaron la importancia de elaborar una buena política.

Avanzar hacia la basura cero y la gestión racional de los productos químicos: Esta mesa redonda se celebró la tarde del jueves 12 de mayo y fue copresidida por Cherif Rahmani, Ministro de Medio Ambiente de Argelia y Ružinski Nikola, Secretario de Estado de Medio Ambiente, Croacia. Jim Willis, director de las Secretarías de los Convenios de Basilea y Estocolmo, y de la parte del PNUMA de la Secretaría del Convenio de Rotterdam, destacó la importancia de los beneficios y costes de gestión de productos químicos. Craig Boljkovac, ex Presidente del Programa Interinstitucional para la Gestión Racional de los Productos Químicos, habló sobre la integración de la gestión de productos químicos y la utilidad del SAICM. Prasad Modak, Presidente Ejecutivo del Centro para la Gestión Ambiental, India, habló de “oportunidad perdida” para convertir los flujos de desechos en recursos.

Ministros y altos funcionarios expresaron su apoyo a: el fortalecimiento de las sinergias entre los Convenios de Basilea, Estocolmo y Rótterdam y el fortalecimiento de sus centros regionales; la asistencia financiera, la asistencia técnica y la creación de capacidades; el SAICM, en particular el Programa de Inicio Rápido; un instrumento internacional legalmente vinculante sobre el mercurio; la complementación de los esfuerzos internacionales a nivel regional y nacional; el cambio hacia cero desechos; una mayor participación de la sociedad civil; y el establecimiento de alianzas internacionales en el campo de la gestión de desechos para la difusión de buenas prácticas.

Crear un entorno propicio para la minería sostenible: En esta mesa redonda se celebró la tarde del jueves 12 de mayo y fue copresidida por Zoltan Illes, Ministro de Estado para Asuntos del Medio Ambiente, Hungría, y Luis Alberto Ferraté Felice, Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Guatemala, y se refirió al papel de la minería en el desarrollo sostenible, las políticas para asegurar los vínculos entre la minería y otros sectores económicos, y la participación de los interesados.

La oradora Ann Maest, Stratus Consulting, EE.UU., centró su presentación en los aspectos tecnológicos de la minería de roca dura, como el aumento de desechos y el uso de energía y agua. Ben Peachy, Consejo Internacional sobre Minería y Metales, Reino Unido, se refirió a la mejora del rendimiento de las empresas mineras.

Los oradores hicieron hincapié, entre otras cosas, la necesidad de: promover el uso eficiente de los recursos y la erradicación de la pobreza, la cooperación entre gobiernos, empresas y comunidades a fin de maximizar los beneficios de la minería; el uso integrado de los recursos minerales; órganos reguladores efectivos y la responsabilidad social corporativa, y la necesidad de fuertes recomendaciones de la CDS.

El PNUMA puso de relieve la importancia de contar con plataformas de trabajo a los niveles de multiregional y mundial, para promover la sostenibilidad en el sector minero.

El portavoz de los pueblos aborígenes, dijo que la minería es una industria viable. Las mujeres informaron de la violenta historia de la industria minera, los trabajadores y los sindicatos, sus peligros; y el representante de la Infancia y la Juventud pidió la erradicación del trabajo infantil en las minas.

DIÁLOGO MINISTERIAL SOBRE LA MARCHA HACIA EL DESARROLLO SOSTENIBLE: LAS EXPECTATIVAS DE RÍO+20: Durante la mañana del viernes 13 de mayo, el Presidente Borbély abrió el diálogo ministerial sobre este tema. El Secretario General Ban Ki-moon, felicitó a la CDS por lograr avances sustanciales en las cuestiones temáticas y el 10YFP. Dijo que un fuerte 10YFP daría un impulso vital a la reunión de Río+20. Describió a la reunión de Río+20 como uno de los encuentros más importantes sobre el desarrollo sostenible de nuestro tiempo, y que es necesario completar la tarea inconclusa de la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, garantizar que la economía verde ayude al medio ambiente y apoye el logro de los ODM, así como crear y mejorar la arquitectura de la gobernanza del desarrollo sostenible.

Sudáfrica dijo que las múltiples crisis mundiales de los últimos años han revertido algunos de los logros alcanzados en la consecución de los ODM y los objetivos de PIJ. Colombia y Croacia subrayaron la necesidad de voluntad política, acciones y resultados concretos que puedan cambiar el mundo.

Acerca de Río+20, la UE dijo que los dos temas de Río+20 brindan una oportunidad única “que no podemos permitirnos desperdiciar” para afrontar los retos globales. Argentina, por el G-77/China, señaló que todos los temas tratados por la CDS 19 están relacionados de una u otra manera con la cuestión del CPS, y están relacionados con los dos temas de Río+20. También indicó que el G-77/China se compromete a contribuir en todo lo posible para que las negociaciones de Río+20 sean un paso adelante para toda la humanidad, en términos de cambios en los patrones de consumo y producción para hacerlos sostenibles.

Brasil se comprometió, en su calidad de país anfitrión de la reunión de Río+20, a hacer todo lo posible para asegurar que la conferencia de “haga una diferencia real” e involucre a todos los Estados miembros y todas las partes interesadas. También hizo hincapié en que Río+20 no debe mirar hacia atrás sólo para aprender, sino también mirar hacia el futuro para decidir el futuro que queremos y estamos dispuestos a construir. Bélgica dijo que Río+20 debería hacer un balance de los esfuerzos para el desarrollo sostenible, y en particular las decisiones de la CNUMAD y la CMDS que quedaron en letra muerta, o que no pueden encontrar su lugar en las negociaciones internacionales.

EE.UU. sostuvo que espera que en la reunión de Río+20 se logren soluciones prácticas y concretas, mientras Ghana dijo que en la preparación para Río+20 el espíritu es bajo y el ritmo es lento, y hizo un llamado para la revitalización de sus preparativos. Bolivia y Sudán hicieron hincapié en la necesidad de fortalecer los principios de Río, en particular, el de las responsabilidades comunes pero diferenciadas. Etiopía dijo que la pobreza y la desigualdad son dos grandes problemas que se deben ser tratados en Río de Janeiro. Uzbekistán expresó su preocupación por los efectos ambientales de las grandes represas.

CESPAP dijo que Río+20 ofrece una oportunidad para movilizar el compromiso político y dijo que está preparando una hoja de ruta para el crecimiento verde, que será su contribución a Río+20. El PNUD dijo que Río+20 debería fortalecer las instituciones de los tres pilares del desarrollo sostenible.

Las ONG informaron de que las organizaciones de la sociedad civil deben participar plenamente en el proceso de Río+20, y sugirió un tratado para la evaluación y prevención de los riesgos planteados por las nuevas tecnologías. Comercio e Industria dijo que Río+20 debería ser un catalizador para el cambio. La Comunidad Científica y Tecnológica se comprometió a hacer importantes esfuerzos para Río+20.

Acerca de la gobernanza y las instituciones, la UE pidió que el PNUMA se transforme en una agencia especializada, lo que fue apoyado por Italia, e hizo hincapié en la necesidad de fortalecer el papel de ECOSOC sobre el desarrollo sostenible y mejorar el funcionamiento de la CDS. EE.UU pidió el fortalecimiento de la función del PNUMA y de España pidió el fortalecimiento de la arquitectura internacional del desarrollo sostenible.

El G-77/China advirtió que todas las estructuras implicadas deben ser flexibles y promover, siempre que sea posible, la sinergia, en vez de terminar creando nuevas burocracias. China dijo que Río+20 ofrecerá una importante oportunidad para fortalecer y mejorar la gobernanza global. Arabia Saudita, China y Sudáfrica, pidieron el fortalecimiento de las instituciones existentes, en lugar de crear otras nuevas. Ghana dijo que instituciones como el PNUMA se volverían más eficientes y eficaces a través de mayores sinergias y la asignación de más recursos. Sudáfrica declaró que el marco institucional debe fortalecer la coordinación y colaboración en la implementación de los objetivos de PIJ.

Granada, por AOSIS, pidió arreglos instituciones más integradoras y sensibles a las necesidades de las islas incluidas en los acuerdos mundiales, y la integración de todos los mecanismos institucionales de las Naciones Unidas que se ocupan de las islas.

Argelia, por el Grupo Africano, pidió rendimiento de cuentas y transparencia. Francia destacó la importancia de nuevos indicadores y la gobernanza sostenible.

El PNUMA dijo que es necesario que haya un PNUMA fuerte a nivel mundial, y un fuerte gobernanza nivel nacional y regional.

Acerca de la economía verde, la UE dijo que para permitir la transición hacia una economía verde inclusiva, se deben establecer las condiciones reguladoras y de mercado correctas, entre ellas: la eliminación de los subsidios perjudiciales para el ambiente; el uso de incentivos fiscales; un mejor acceso a la financiación; una mejor participación del sector privado; y la participación de todos los interesados. Con Bélgica, Suiza y España, instó a la adopción de un plan de trabajo para la Economía Verde de las Naciones Unidas que incluya una serie de medidas, un calendario de aplicación, objetivos y indicadores.

Suiza, EE.UU, España y Croacia apoyaron la transición a una economía verde. Italia dijo que la economía verde es una fuerza impulsora para lograr el desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza, y que las pequeñas y medianas empresas pueden desempeñar un papel clave en el desarrollo de la economía verde.

China dijo que espera que Río+20 impulse la economía verde en una forma que dé a los países en desarrollo un trato preferencial en términos de acceso a los mercados, transferencia de tecnologías y derechos de propiedad intelectual, sin que se la utilice para crear nuevas barreras al comercio internacional. Rusia, India y Arabia Saudita dijeron que la economía verde no debe ser una excusa para crear barreras al comercio.

AOSIS sugirió que Río+20 examina la noción de economía “verde-azul”. Senegal y Sudán hicieron hincapié en que la economía verde no se ha definido claramente y que es necesario conocer sus costos, sus beneficios y posibles riesgos. Argelia, en nombre del Grupo Africano, destacó la necesidad de un equilibrio sostenible entre el crecimiento económico y la protección del medio ambiente.

Venezuela dijo que ve un enfoque imperialista en la economía verde y Bolivia llamó a enverdecer la naturaleza, y no el dinero y el beneficio.

PNUMA, dijo que la economía verde no está diseñado para ser un obstáculo para el comercio internacional, sino más bien para mejorar el desarrollo sostenible y el bienestar de las personas. La ONUDI pidió que se preste atención al sector manufacturero en la aplicación de la economía verde y la erradicación de la pobreza, y presentó su Iniciativa para una Industria verde. Trabajadores y Sindicatos dijeron que la economía verde es necesaria para ayudar a lograr la equidad y la justicia, y destacó las cuestiones de la creación de empleos verdes, el cambio climático, los alimentos, la energía y el desempleo.

Acerca de las sectores interesadas, Croacia insistió en la necesidad de apoyar el desarrollo local y el compromiso de todos los interesados. EE.UU destacó la transparencia y la gobernanza participativa e integradora y llamó a la integración del sector privado. España hizo hincapié en la participación activa de la sociedad civil.

En cuanto a los pilares del desarrollo sostenible, Francia señaló que en la reunión de Río+20 los gobiernos deben tomar decisiones sobre los tres pilares del desarrollo sostenible, y España y Finlandia solicitaron integración.

Con respecto a la ayuda, Pakistán alentó a los países socios a cumplir con sus compromisos en materia de recursos financieros, transferencia de tecnologías y creación de capacidades, y dijo que los países industrializados deben llevar su consumo a niveles sostenibles.

PLENARIO DE CIERRE

La sesión plenaria de clausura comenzó el viernes 13 de mayo a las 4:12 de la tarde. El Presidente Borbély hizo hincapié en que las negociaciones sobre los medios de implementación y la gestión de los productos químicos y los desechos seguían pendientes, pero que el plenario se ocuparía de las demás cuestiones de procedimiento pendientes de la agenda. La Comisión adoptó el proyecto de programa de trabajo para el bienio 2012-2013 de la División de Desarrollo Sostenible (E/CN.17/2011/11), y agenda la provisional de la CDS 20 (E/CN.17/2011/L.1). La sesión plenaria fue suspendida a 4:18 de la tarde, mientras que la Buró se reunía y realizaba consultas.

A las 2:52 de la madrugada del sábado, el Presidente Borbély reconvocó al Plenario para la presentación de un texto del Presidente que reflejaba su propuesta de conciliación sobre las cuestiones pendientes. Asimismo, pidió a los delegados que reflexionen sobre la importancia del momento, señalando que era probable que muchos de los presentes en la sala no estuvieran contentos. Y propuso que el texto fuera aprobado.

Argentina, por el G-77/China, dijo que aunque como grupo ellos apreciaban el texto presentado y había muchos aspectos con los que estaban de acuerdo, había puntos importantes en los que no estaban de acuerdo. Luego avanzó sobre el texto señalando una serie de cambios que querían hacer, entre los que estaba la inclusión de un texto sobre la ocupación extranjera, y la eliminación de la referencia a “la transición hacia una economía limpia y más eficiente en término de recursos”, que reemplazaba la referencia a la “economía verde”, que a la vez calificó como “no definida”. El G-77/China subrayó una serie de instancias en el texto sobre los medios de implementación y en varias partes del texto, un número de casos de falta de referencias a una financiación segura y adecuada y la transferencia de tecnología o a fondos nuevos y adicionales.

EE.UU, dijo que si a esa altura el texto iba a ser abierto, las partes necesitarían una pausa para reflexionar sobre sus posiciones. La UE elogió la labor del Presidente y el Buró, y expresó su “profunda tristeza”, agregando que aunque el texto del Presidente no era perfecto, era aceptable y bueno. También dijo que las propuestas del G-77/China parecen reabrir todo el texto y que la UE no estaba deseaba ir en ese camino.

El G-77/China destacó que el texto tenía dos párrafos acordados que sus Estados miembros seguían aceptando y que las nuevas disposiciones que no habían sido aprobadas y no podían ser aceptadas.

El Presidente Borbély subrayó que no era la primera vez que la CDS se encontraba en un punto donde no se podía llegar un acuerdo sobre todas las cuestiones. Y propuso la formación de un paquete indivisible de texto para su aprobación, indicando que no había otra alternativa.

Sudán, en nombre del Grupo Árabe, dijo que estaba “indignado” por el hecho de que el documento no contenía ninguna referencia a la situación de los pueblos bajo ocupación extranjera. Dijo que el Grupo rechazaba totalmente la adopción del texto.

Japón apoyó el texto en paquete y destacó que tras dos años de discusiones y dos semanas de negociaciones, sería una decepción perder todos estos esfuerzos.

El Presidente Borbély suspendió la reunión a las 3:28 para que las delegaciones puedan hacer consultas. El Plenario volvió a reunirse a las 4:12 am. EE.UU, tras señalar que no estaba completamente satisfecho con el paquete dijo que podía apoyar la propuesta “tal cual”, y que iba a ser muy difícil hacer modificaciones.

El G-77/China reiteró que sus miembros reconocían los esfuerzos del Presidente, pero pidió encontrar fórmulas de común acuerdo sobre cuestiones problemáticas. Indicó que no habían previsto estar en una situación en la que dijera “lo tomas o lo dejas”. El Grupo Árabe dijo que la frase “lo tomas o lo dejas”, los dejaba fuera de todo lugar. El Presidente Borbély dijo que todas las posibilidades de llegar a un acuerdo habían sido exploradas. Hizo hincapié en que el texto era equilibrado, aunque nadie estaba 100% satisfecho. Y preguntó si la Comisión estaba dispuesta a aprobar el documento final. Pakistán destacó la importancia de la labor para ampliar y fortalecer el ámbito del desarrollo sostenible. Señaló que nunca era demasiado tarde para llenar los vacíos, pero que el consenso ahora le era esquivo a la Comisión. Y sostuvo que su delegación estaba dispuesta a trabajar hasta que se lo alcanzara.

Nigeria dijo de que el camino tomado por la negociación mostraba que el camino a Río+20 sería difícil, y pidió nuevas negociaciones para “eliminar los obstáculos”. Venezuela expresó su voluntad de comprometerse con un resultado positivo, pero agregó que estaba claro que no había consenso. También dijo que la postura de “lo tomas o lo dejas” en donde estaban los negociadores no respetaba la voz de 131 países. Egipto se refirió a las formulaciones similares sobre la ocupación extranjera en otros documentos finales, y señaló que la situación en Palestina se ha deteriorado significativamente.

Canadá señaló que el texto no era atractivo para nadie, pero expresó su apoyo. Siria manifestó su sorpresa y decepción porque el texto sobre la ocupación colonial y extranjera –que se acordó en la CNUMAD, Cumbre de Johannesburgo y la CDS 17, no pudiera ser aprobado. Asimismo, se opuso a que el texto formara un paquete indivisible. Arabia Saudita dijo que era desafortunado que le pidiera que acepte un texto que implicaba un retroceso en relación con los acuerdos alcanzados previamente en diversas sesiones de la CDS, incluyendo la aceptación de una nueva realidad para los medios de implementación, que es que no habrá fondos adicionales.

El Presidente Borbély suspendió el plenario las 4:45 am para nuevas consultas.

A las 7:19 de la mañana, el plenario se reanudó con el Presidente Borbély indicando que no había consenso en torno a ciertas partes del texto, y declaró que no quería rendirse. Pidió a los delegados que participen de un último intento de llegar a un consenso. Dijo que la Comisión podría continuar con las negociaciones durante una reanudación del período de sesiones a celebrarse en una fecha posterior. El G-77/China preguntó bajo qué marco procesal podría la CDS tomar la decisión de continuar las negociaciones en una fecha posterior, y qué condiciones debían ser tenidos en cuenta. La Secretaría indicó que este tipo de solicitud de una reunión adicional para completar el trabajo no era infrecuente.

En cuanto al aspecto financiero, el G-77/China preguntó con qué asistencia se contará para que los delegados de los países en desarrollo puedan participar de una reunión adicional. Tariq Banuri, Director de la División de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible, dijo que la ayuda provendría del presupuesto ordinario, ya que no hay ninguna dotación adicional en el presupuesto y que debía corroborar que disposiciones podrían ser adoptadas en el marco del Fondo Fiduciario. Dijo que la Secretaría haría todo lo posible, pero que no podía tomar un compromiso claro en ese momento.

El Presidente Borbély señaló que, mientras tanto, trabajaría con los miembros del Buró para cerrar las brechas entre las distintas posiciones sobre el texto. El G-77/China dijo que podría concordar con una reanudación de las sesiones si existía una idea sobre las fechas y el lugar, y si se garantizaba la ayuda financiera para asistir a la reunión, y que quería saber con precisión cual texto serviría de plataforma para la reanudación de la sesión. La Secretaría indicó que el lugar sería la sede de la ONU, pero que la fecha podía ser definida en ese momento. El Presidente aclaró que el texto estaría disponible en la sala electrónica y que las negociaciones continuarían basadas en el texto como estaba a las 5 pm del viernes. El G-77/China dijo que sería muy difícil tomar una decisión, teniendo en cuenta el número de incógnitas. Y señaló que la reanudación del período de sesiones significaría la reapertura de cuestiones que son piedras en el camino.

En respuesta a una pregunta de EE.UU, el Presidente Borbély dijo que el texto de las 5 pm incluía partes entre corchetes, indicando la falta de consenso. Arabia Saudita, con el apoyo de Venezuela, dijo que durante las negociaciones de las delegaciones habían considerado todo el paquete al hacer concesiones, de modo que hasta que todo el paquete no fuera acordado, todo el texto seguiría abierto a la negociación. La UE solicitó una pausa para que su grupo hiciera consultas.

Al reanudarse la sesión a las 8:31 am, Arabia Saudita pidió que se verificara el quórum. El recuento hecho por la Secretaría arrojó que sólo había 24 delegaciones presentes, mientras que para que hubiera quórum debían estar presentes 27 de los 53 países miembros. El Presidente anunció que había decidido no tratar de celebrar una reanudación del período de sesiones de la Comisión, y que en cambio dejaría el texto como estaba, con sus corchetes y todo, esperando que algún día en el futuro cercano sirva como plataforma para el consenso en otro trabajo sobre el desarrollo sostenible.

La UE expresó su profunda decepción porque “dos semanas que prometían un muy buen resultado” se hayan disipado por una serie de cuestiones que –en su opinión- se podrían haber resuelto de haber habido la voluntad para hacerlo. Palestina lamentó que la CDS 19 no hubiera sido incapaz de ponerse de acuerdo sobre la adopción de un texto acerca de los territorios ocupados, aprobado en reuniones anteriores de la CDS, y agradeció a las delegaciones que apoyaron su inserción a pesar de presiones. El G-77/China expresó su decepción con los resultados de la Comisión, y reiteró que es fundamental avanzar en los MOI junto con lo pactado en los Principios de Río, la Agenda 21 de la Declaración de Johannesburgo y el PIJ. Argelia dijo que el resultado de esta sesión de la CDS es un fracaso de la comunidad internacional en su conjunto, no de uno o más grupos. También lamentó que el texto sobre la ocupación extranjera no haya podido ser aceptado.

El Presidente propuso que se aprobara el proyecto de informe de la Comisión (E/CN.17/2011/L.2), y la propuesta fue aceptada. Finalmente, cerró la reunión el sábado 14 de mayo de 2011 a las 8:52 de la mañana.

INFORME DE LA CDS 20

El Presidente Borbély abrió la primera sesión plenaria del vigésimo período de sesiones de la Comisión sobre el Desarrollo Sostenible (CDS 20) el viernes 13 de mayo a 4:18 pm, para elegir a sus funcionarios. Mazher Turmagambetov, viceministro de Protección Ambiental, Kazajstán, fue elegido por unanimidad a la presidencia. Un nuevo miembro del Buró fue elegido por unanimidad: Bosiljka Vukovic (Montenegro) por el Grupo de Europa del Este. Los otros funcionarios serán elegidos en una reunión ulterior, ya que varios grupos regionales no se han puesto aún de acuerdo sobre las candidaturas. La primera reunión de la CDS 20 se levantó a las 4:26 pm.

BREVE ANÁLISIS DE LA CDS 19

Eran casi las 9 de la mañana del sábado cuando la CDS 19 finalmente concluyó. Los gobiernos no fueron capaces de ponerse de acuerdo sobre un texto como resultado final y la CDS 19 terminó en una debacle.

Dos semanas antes, al llegar a Nueva York, los delegados eran conscientes de que sus decisiones no sólo afectarían al grupo temático, sino que tendrían un impacto sobre el futuro de la propia Comisión y marcarían los preparativos para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible (CNUDS o Río+20) en 2012. Ellos sabían que la CDS se enfrentaba a preguntas acerca de su relevancia, dado su bajo rendimiento. Muchos habían pedido su reforma y algunos incluso habían susurrado que ella debía ser reemplazada o eliminada. Sin embargo, dado que éste era el último período de sesiones de la CDS antes de CNUDS, los delegados y observadores consideraron que sería un buen momento para reflejar tanto el balance de la Comisión como su impacto sobre dos de los temas principales de la agenda de Río+20, a saber: (a) la economía verde en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza y (b) el marco institucional para el desarrollo sostenible.

El fracaso de la CDS 19 para adoptar una solución negociada fue un golpe para la reputación de este organismo de la ONU y ha puesto en duda la capacidad de los gobiernos de abordar en forma colectiva y eficaz los temas fundamentales del desarrollo sostenible. Este fracaso también puso al descubierto las dificultades que enfrentarán los países al prepararse para celebrar el 20º aniversario de la “Cumbre de la Tierra” en Río de Janeiro con otro encuentro de mucha visibilidad. Este breve análisis se ocupa de algunas lecciones de la CDS 19, y de cómo podrán afectar el estatus y el rol de la CDS 19, en el contexto más amplio de los preparativos para Río+20. También se intentará responder a la pregunta obvia: ¿hay algo que se pueda salvar de la ruina?

NACIÓ EN RÍO DE JANEIRO

La CDS, cuya génesis se remonta a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo –también conocida bajo el nombre de la Cumbre de la Tierra– celebrada en 1992, nació con la intención de ser un organismo (el único de alto nivel dentro de la ONU) diseñado para abordar de manera integral los tres pilares del desarrollo sostenible, es decir: el pilar ambiental, el pilar social y el pilar económico. Cuando estuvo bajo presión, las sesiones de la CDS produjeron importantes resultados: en los últimos años, se tomaron decisiones razonables sobre una amplia gama de temas para orientar a los gobiernos, las agencias de la ONU y los distintos interesados. Así, la CDS llegó a ser reconocida como una plataforma valiosa para abordar todos los aspectos del desarrollo sostenible, intercambiar historias de éxito, hablar con los principales grupos sociales y establecer alianzas.

Los defensores de la CDS señalaron que había muchos temas –por ejemplo, el transporte y la minería en el ciclo actual– para los que no existe, en el sistema de las Naciones Unidas, un hogar institucional y que –por lo tanto– la discusión de sus dimensiones en relación con el desarrollo sostenible no podrían realizarse sin un vehículo como la CDS. También sostuvieron que existen cuestiones con muchos hogares institucionales, sobre las cuáles se realiza un trabajo fragmentado e inconsistente y donde las sinergias y los cobeneficios no se materializan. Se había previsto, de hecho, que el camino hacia mejores sinergias y coordinación sería catalizado por la CDS. Por último, aunque no menos importante, también destacaron que la CDS era uno de los pocos lugares de la comunidad global intergubernamental donde –al menos potencialmente– las interconexiones y la fertilización cruzada entre los pilares del desarrollo sostenible podían ser claramente identificados, explorados y explotados. Entonces ¿qué fue lo que anduvo tan mal?

¿PARA MORIR EN RÍO?

El camino que llevó al fracaso de la CDS 19 tiene varios puntos de origen. Por ejemplo, el hecho de que en la mayoría de los casos la CDS nunca logró atraer el interés de los ministros de Economía, Hacienda y Comercio, que ejercen la mayor influencia en los presupuestos y planes, estrategias y prioridades de desarrollo nacionales. Así, la CDS se convirtió en una reunión de representantes de los ministerios de medio ambiente, algo que llevó a los principales países en desarrollo a advertir, en más de una ocasión, que la CDS se inclinaba demasiado hacia uno de los tres pilares –el pilar ambiental–, lo que amenazaba con alterar su equilibrio. En la CDS 19 se confirmó ese patrón, por ejemplo, la mesa redonda ministerial sobre consumo y producción sostenibles estaba llena de altos representantes de los ministerios de Medio Ambiente (en lugar de ministros de Industria y Comercio), mientras que las mesas redondas sobre los temas de transporte y minería estuvieron casi vacías, con una marcada ausencia de ministros responsables de esos sectores.

“Las decisiones de la CDS son otro problema”, dijo un veterano observador. “Con pocas excepciones, parecen una guía de ‘hágalo usted mismo’ sobre cualquier número de cuestiones.” De hecho, los delegados gubernamentales han cuestionado desde hace mucho tiempo su valor: como son recomendaciones, no hay aplicación. Son el resultado de un consenso con todo lo que ello implica. Con demasiada frecuencia, en las capitales nacionales se las lee y se las archiva, ya que los gobiernos tienen sus propias prioridades nacionales, más detalladas y centradas en proyectos concretos. Algunas delegaciones se han quejado de que incluso algunas agencias de la ONU ignoran los resultados de la CDS, citando, por ejemplo, la falta de seguimiento de las recomendaciones de la CDS 17 sobre la agricultura sostenible. En la opinión de muchos, la incapacidad de la CDS para garantizar la aplicación de sus decisiones a nivel nacional es una de sus debilidades. Otra debilidad es la falta de revisión de las decisiones del pasado. Estas dos debilidades han llevado a algunos a reducir el valor de la CDS.

Otra desventaja es la naturaleza misma de los períodos de sesiones. La forma de debate politizado que ha evolucionado a lo largo de los años en la CDS, ha dado lugar a un fenómeno de la ONU bien conocido por el cual los textos cuidadosamente redactados de la ONU adquieren vida propia. Divorciados de la realidad del terreno, las formulaciones viven en una realidad virtual, pasando de un documento de las Naciones Unidas a otro. El orden de las palabras es casi bíblico y cualquier infracción semántica puede hacer o deshacer una conferencia. Y fue precisamente eso lo que sucedió en la CDS 19, cuando las diferencias en torno a las referencias a los nuevos recursos financieros y los derechos de los pueblos bajo ocupación extranjera le robaron a la comunidad internacional valiosas decisiones revolucionarias, como el Programa Marco Decenal (10YFP) sobre Consumo y Producción Sostenibles (CPS), y las decisiones sobre muchos temas que no tienen un hogar institucional en el sistema de las Naciones Unidas, como la minería y el transporte.

Por otra parte, tampoco todo está bien con los diálogos entre múltiples sectores interesados. Recibidos con halagos durante el primer año, como una innovación, los diálogos han perdido tanto en estatura como en asistencia. Hasta los Grupos Principales expresaron consternación por el último de ellos que terminó “en un suspiro” después de una hora de lectura de declaraciones a la velocidad de una ametralladora y sin “interacción”. Algunos participantes observaron que el formato ha sobrevivido a su utilidad.

Obviamente, la CDS no puede continuar con su actual modalidad. “Es probable que esta sesión marque el fin de la CDS como órgano de negociación”, dijo un cansado delegado. “Si pretende sobrevivir, esta debería ser la última vez que una sesión de la CDS se realice en este formato”, sostuvo otro.

¿RESPIRACIÓN ASISTIDA PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE?

Entre las decisiones de la CDS 19 “que podrían haber sido tomadas” se destaca el 10YFP. Todas las partes interesadas, incluido el Secretario General, Ban Ki-Moon, y los ministros de Medio Ambiente de diferentes países, destacaron la importancia que tendría el exitoso establecimiento de un 10YFP por parte de la CDS 19 para el definir el tono y dar un fuerte impulso a Río+20. Sin cambios en los patrones de consumo y producción –que implique el abandono del derroche de recursos naturales sólo destinado a sostener el estilo de vida excesivo de los ricos– no puede haber una verdadera oportunidad para el concepto de economía “verde”.

Entre los títulos del período de sesiones de este año, un resultado importante de la CDS 19 sobre los patrones de CPS era visto como una medida de la utilidad del proceso del 10YFP y como un medio para redimir a la CDS como institución. El acuerdo sobre el establecimiento de un 10YFP para el período 2011-2021 podría haber sido un hito en la historia de la CDS. Los gobiernos habían expresado su apoyo al 10YFP, en especial de la UE que lo consideró el resultado más importante que la CDS 19 podía ofrecer. Ahora, cabe preguntarse si el fracaso de la CDS 19 a la hora de acordar una decisión formal sobre un 10YFP para el CPS es la sentencia de muerte del Marco, o si el proceso es lo suficientemente fuerte como avanzar por su cuenta, dado el continuo apoyo que recibe de muchos gobiernos y las promesas expresadas por varias agencias de la ONU.

Al mismo tiempo, muchos participantes lamentaron que la CDS 19 haya “lanzado la paja junto con el trigo”, en otras palabras: lo bueno junto con lo problemático, disipando lo que fue significativo y lo que muchos describieron como “encomiable”, como los textos sobre la gestión del transporte de desechos y la minería, en particular, que pudieron haber sido el primer resultado significativo obtenido sobre estos temas en un foro mundial. Otros hicieron hincapié en que, durante la CDS 19, los avances sobre los patrones de CPS 19 no habían sido perfectos. Y algunos se preguntaban si el actual enfoque hacia el CPS en realidad daría lugar a la aplicación del concepto en los países industrializados y los países en desarrollo, y afirmaban que hubieran preferido un enfoque práctico, definiéndolos patrones de CPS como “hacer más con menos”.

Aunque el 10YFP fue el tema principal de la CDS 19, no tuvo la culpa del fracaso de la Comisión la hora de llegar a un consenso sobre un resultado. Mientras los agotados negociadores continuaban haciendo consultas hasta las primeras horas del sábado, una serie de factores se unieron para llevar la reunión al fracaso. El texto del Presidente propuesto bajo la forma de conjunto indivisible, en las primeras horas de la mañana del sábado, como un último intento de concesión sobre las cuestiones que seguían siendo un problema dentro del texto de negociación, contenía elementos que no podían ser aceptados por el G-77/China y, en particular, por el muy activo Grupo Árabe y los países del ALBA.

Tres temas se han convirtieron entonces en centrales: los derechos de los pueblos en los territorios ocupados; la transición hacia una economía más recurso limpia y eficiente en términos de la utilización de los recursos; y los medios de implementación. Aunque la cuestión de los territorios ocupados había sido un problema recurrente en muchas negociaciones, había quedado resuelta en la CDS 17, a través de un texto en paquete del Presidente, apenas satisfactorio para un número de países desarrollados Parte, el paquete propuesto en la CDS 19 contenía un texto sobre “la eliminación de obstáculos” que impiden el ejercicio de los “derechos de los pueblos bajo ocupación extranjera”, inaceptable para algunos países del Grupo Árabe, que expresaron su favor por el texto de la CDS 17 sobre “los derechos de los pueblos que viven bajo ocupación colonial y extranjera, incompatible con la dignidad y el valor de la persona humana y que debe ser combatida y eliminada”. Varios delegados consideraron que este texto reflejaba las tensiones que están surgiendo en Medio Oriente.

En cuanto a la economía más limpia y eficiente en términos de recursos, que era la formulación de concesión que sustituyó al concepto de “economía verde”, el G-77/China consideró que esta definición era indefinida y ambigua, como la de economía verde. Finalmente, el texto sobre los medios de implementación terminó siendo uno de los más polémicos y complejos que enfrentó la CDS 19. El G-77/China pidió el mantenimiento de la mención a los medios de implementación en cada uno de los capítulos temáticos, y en un capítulo aparte, mientras que EE.UU y otros preferían reunir todos los elementos sobre los medios de implementación en un capítulo aparte para evitar la duplicación. Se alcanzó un acuerdo en el que el G-77/China aceptó la eliminación de determinadas cláusulas en varios subcapítulos, a cambio de promesas de abordar estas mismas cuestiones en el capítulo dedicado a los medios de implementación. Sin embargo, muchos de estas concesiones no quedaron reflejados en el texto en paquete del Presidente.

Estos problemas hicieron imposible por el G-77/China aceptara el texto en paquete del Presidente, ya que la UE, EE.UU, Canadá y Japón expresaron una clara negativa a abrir el documento a nuevas enmiendas durante la sesión plenaria de clausura. Ante la inminencia de llegar a un punto muerto, cerca de las 6 am del sábado, la idea de una reanudación del período de sesiones, que se celebraría algunas semanas más tarde, sobrevoló la sala y a las 8 am parecía cerca de un consenso, aunque pendiente de las respuestas sobre determinadas cuestiones logísticas. Sin embargo, el G-77/China sostuvo que la base de la reanudación del período de sesiones debería ser el texto de negociación y no el texto en paquete del Presidente, y que todo el texto debía quedar abierto a la renegociación, algo que la UE no podía aceptar. Durante las consultas informales celebradas a toda prisa, la UE hizo hincapié en que gran parte del texto ya había sido acordado, pero el G-77/China sostuvo que sólo habían sido acordados con carácter provisional, sujetos a un acuerdo sobre todo el paquete final. Al reanudarse la sesión a las 8:31 de la mañana, Arabia Saudita preguntó si había quórum para tomar una decisión sobre el tema de la reanudación del período de sesiones de la CDS 19. De los 27 miembros necesarios para el quórum, sólo quedaban 24 agotadas delegaciones, lo que implicó una estocada final para las negociaciones de la CDS 19 y, probablemente, también para la CDS en sí misma.

CAMBIAR EL ENFOQUE A RÍO

La pregunta que ahora ronda la mente de muchas personas es cómo será que la catástrofe de la CDS 19 afectará el proceso preparatorio de Río+20. Algunos dicen que se ha puesto de relieve lo difícil que será manejar la ambiciosa agenda de Río. Las discusiones de Nueva York mostraron que la economía verde sigue siendo un tema de odio en algunos países en desarrollo: Venezuela la ha llamado “capitalismo verde” y Bolivia pidió “que el verde de la naturaleza prevalezca sobre el verde del dinero y las ganancias”.

Hay indicios de que aquellos que insistieron en la elección de la economía verde como uno de los dos temas de la CNUDS han comenzado a dudar: ¿hubiera sido mejor si el CPS hubiera sido un tema, en lugar de la economía verde? Ante ello, un astuto delegado respondió diciendo que la resolución de la Asamblea General de la ONU que estableció la agenda de la reunión de Río+20 se refiere a los temas a ser discutidos y refinados durante el proceso preparatorio”. Por lo tanto, todavía hay tiempo para corregir la orientación de la CNUDS, y aquí radica la importancia de la decisión nacida sin vida sobre CPS: podría ser salvada de los restos de la CDS 19 y tener vida propia. De hecho, el CPS podría ser una piedra angular del futuro “verde”, como fue descripto con pasión por la UE.

Sin embargo, según varios delegados, lo que ocurrió con la CDS 19, no dejará de suscitar el interés por la cuestión del marco institucional para el desarrollo sostenible, y, por lo tanto, alejará la atención de tanto la cuestión del CPS como de la economía verde. Como destacó un experimentado participante, “la CDS 19 hizo hincapié en que los interesados en el desarrollo sostenible se pueden olvidar la CDS, y que –si no logran resolver la crisis institucional que enfrentará el desarrollo sostenible en Río+20– se pueden olvidar completamente del asunto”. Las cuestiones institucionales son uno de los temas que figuran en la agenda de la reunión de Río+20, pero que aún son poco conocidas: el clamor por una Organización de las Naciones Unidas del Medio Ambiente parece haber disminuido y las conversaciones sobre una organización mundial paraguas para el desarrollo sostenible siguen siendo esotéricas. Algunos argumentan que un nuevo Consejo para el Desarrollo Sostenible es muy necesario, mientras que otros abogan por la reforma de la CDS y el fortalecimiento del PNUMA. Otros se apresuraron a señalar que un escenario no incluya un marco internacional que rija el desarrollo sostenible no es aceptable. Sin embargo, las propuestas concretas son escasas. Es en este contexto con niebla que la CDS se ha convertido en un candidato para la reforma institucional. Su principal ventaja es que se trata de una estructura existente. Pero si la CDS sigue existiendo, tendrá que centrarse en sus fortalezas: la participación de los sectores interesados y expertos en el diálogo con los gobiernos.

¿PARA RENACER EN RÍO?

Esta no es la primera vez que la CDS no logra adoptar una decisión por consenso: en 2007, la CDS 15 también terminó en un callejón sin salida. Sin embargo, esta última experiencia ha puesto sobre relieve una verdad que ha sido evidente durante varios años: la Comisión necesita arreglos y ya no es sostenible. Los gobiernos han reflexionado sobre qué valor agregado aporta la CDS al proceso político del desarrollo sostenible; sobre si vale la pena mantenerla y, de ser así, qué mejoras se le podrían hacer, o –en el caso de que no se la deba sostener– qué podría reemplazarla. La pelota está ahora firmemente en el campo del proceso preparatorio de Río+20. Como señaló un observador, los mismos gobiernos que provocó la caída de la CDS 19 ahora tienen la responsabilidad de crear estructuras más fiables, capaces de discutir, revisar y poner en práctica decisiones difíciles, de un modo tal que sea percibido como más equilibrado para todos.

Pero tal vez el horizonte no es tan oscuro como eso. A veces se necesita de un desastre o un colapso a la gente en serio las reformas. Como dijo un delegado dijo: “¿Qué pasó con la CDS 19 puede servir como una llamada de atención para quienes participan en el proceso de Río+20”.

PRÓXIMAS REUNIONES

Reunión Ministerial sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio: Esta reunión es organizada conjuntamente por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Banco Mundial y la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA). Reunirá a ministros y representantes de organizaciones internacionales y la sociedad civil, y tendrá como objetivo alimentar el resultado de la Cumbre de 2011 sobre los ODM con acciones concretas y efectivas a través de un diálogo global entre una amplia gama de interesados fechas: 2 al 3 de junio de 2011 lugar: Tokio, Japón contacto: Takafumi Iwasaki teléfono: +81-3-5501-8000 ext. 2759 correo electrónico: mdgs.followup@mofa.go.jp www: http://www.mofa.go.jp/announce/event/2011/4/0426_01.html

Reunión preparatoria de la CNUDS de la subregión del Caribe: La Comunidad del Caribe (CARICOM) y el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (DAESNU), con el apoyo técnico de la sede subregional de la Comisión Económica y Social para el Caribe (CEPAL) celebró una reunión preparatoria de la CNUDS de la subregión del Caribe fecha: 20 de junio de 2011 (provisional) lugar: Georgetown, Guyana contacto: Garfield Barnwell correo electrónico: sdp@caricom.org www: http://www.caricom.org

Quinta Reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio de Rótterdam: La quinta reunión de la Conferencia de las Partes del Convenio de Rotterdam sobre Procedimiento de Consentimiento Fundamentado Previo para ciertos productos químicos y pesticidas comercializados a nivel internacional revisará la recomendación de la Comisión de Revisión Químicos para incluir el endosulfán y el metil azinfos en el Anexo III del Convenio fechas: 20 al 24 junio de 2011 lugar: Ginebra, Suiza contacto: Secretaría del Convenio de Rotterdam teléfono: +41-22-917-8296 fax: +41-22 -917-8082 correo electrónico: pic@pic.int www: http://www.pic.int/

Simposio Público de la CNUCD: Adaptar el comercio y las finanzas a las necesidades de los seres humanos y el planeta: Organizado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCD), el simposio se centrará en dos temas: las iniciativas mundiales regionales y las reformas monetarias y financieras para el desarrollo sostenible, la transición a una economía verde y justa. Los participantes serán invitados a discutir estos temas, en particular en sus relaciones con los principales reuniones internacionales sobre desarrollo sostenible, como la Cumbre del G-20, el proceso Río+20 y la XIII Conferencia de la CNUCD, que se celebrará en el año 2012 fechas: 22 al 24 de junio de 2011 lugar: Ginebra, Suiza contacto: Unidad de la Sociedad Civil (OSC), CNUCD teléfono: +41-22-917-5048 fax: +41-22-917-0056 correo electrónico: cso@unctad.org www: http://www.unctad.org/

6ª Conferencia Internacional sobre Gestión de Desechos y Tecnología: Organizado por el Centro Coordinador del Convenio de Basilea para Asia y el Pacífico, el encuentro tiene como objetivo promover el intercambio de conocimientos y experiencias sobre la gestión de desechos y la tecnología entre los expertos internacionales fechas: 30 de agosto al 1º de septiembre de 2011 lugar: Suzhou, China contacto: Centro Coordinador del Convenio de Basilea para Asia y el Pacífico teléfono: +86-10-6279-4351 fax: +86-10-6277-2048 correo electrónico: icwmt@tsinghua.edu.cn www: http://conf.bcrc.cn/english/

Reunión preparatoria de la CNUDS para América Latina y el Caribe: La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) celebrará una reunión regional de preparación para la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (CNUDS o Río+20) fechas: 7 al 9 de septiembre de 2011 lugar: Santiago, Chile contacto: Joseluis Samaniego fax: +56-2-208-0484  correo electrónico: joseluis.samaniego@cepal.org www: http://www.uncsd2012.org/rio20/index.php?menu=26

GSP 4: La cuarta reunión del Grupo de Alto Nivel del Secretario General sobre la Sostenibilidad Global (GSP 4) se llevará a cabo en Nueva York en el marco de la 66ª reunión de la Asamblea General de la ONU fechas: 18 al 19 septiembre de 2011 lugar: sede de las Naciones Unidas, Nueva York contacto: Secretaría de GSP teléfono: +1-917-367-4207 correo electrónico: gsp-secretariat@un.org www: http://www.un.org/wcm/content/site/climatechange/pages/gsp

Conferencia sobre la Economía Verde y el Desarrollo Sostenible: Volver a la dimensión social: El Instituto de Investigaciones para el Desarrollo Social de las Naciones Unidas (UNRISD) será el anfitrión de una conferencia sobre la economía verde y el desarrollo sostenible con énfasis en la dimensión social. La conferencia examinará el impacto social y los efectos de las políticas redistributivas y de los procesos relacionados con la economía verde; el potencial y las limitaciones de los cambios estructurales e institucionales; y la movilización de las instituciones y la sociedad para el cambio institucional y político. Los informes presentados en la conferencia sobre las políticas puestas en marcha tendrá como objetivo informar al proceso preparatorio de la CNUDS y el debate político posterior fechas: 10 al 11 de octubre de 2011 lugar: Ginebra, Suiza contacto: Kiah Smith correo electrónico:smith@unrisd.org www: http://www.unrisd.org/

Reunión Preparatoria Regional de la CNUDS para África: La Comisión Económica de la ONU para África y asociados, organizará una reunión regional preparatoria de la CNUDS fechas: 10 al 14 de octubre de 2011 lugar: Addis Ababa, Etiopía contacto: Secretaría de la CNUDS correo electrónico:uncsd2012@un.org www: http://www.uncsd2012.org/rio20/index.php?menu=26

Reunión Preparatoria Regional de la CNUDS para la Región Árabe: La Comisión Económica y Social de las NU para Asia Occidental y asociados organizará una reunión regional de preparación para la CNUDS fechas: 18 al 20 de octubre de 2011 lugar: El Cairo, Egipto contacto: Secretaría la CNUDS correo electrónico:uncsd2012@un.org www: http://www.uncsd2012.org/rio20/index.php?menu=26

Mesa Redonda 2011 de UNEP FI: Organizado por la Iniciativa Financiera del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP FI, por sus siglas en inglés), esta reunión se celebrará bajo el lema “Punto de inflexión: estabilidad sostenida en la próxima economía”. La Mesa Redonda de 2011 busca proporcionar una plataforma para que el sector financiero global: defina qué espera lograr en Río+20. Incluirá dos sesiones plenarias sobre: sistemas, estabilidad y sostenibilidad/lentes y relojes; y qué debe producir la Cumbre de la Tierra fechas: 19 al 20 de octubre de 2011 lugar: Washington, DC contacto: Cecilia Serin correo electrónico: roundtable@unepfi.org www: http://www.unepfi.org/washington

Reunión Regional Preparatoria de la CNUDS de Asia-Pacífico: La Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico y sus socios organizará una reunión regional de preparación para la CNUDS fechas: 19 al 20 octubre de 2011 lugar: Seúl, República de Corea contacto: Secretaría de la CNUDS correo electrónico: uncsd2012@un.org www: http://www.uncsd2012.org/Río20/index.php?menu=26

10ª Mesa Redonda de Asia y el Pacífico por el Consumo y la Producción Sostenibles (APRSCP): El APRSCP 10 es coorganizado por el Ministerio de Ambiente de la República de Indonesia y la Asociación Indonesia de Gestión de Desechos Sólidos. Los objetivos del encuentro son: mejorar y fortalecer la cooperación regional mediante el intercambio de experiencias e información sobre el desarrollo y la implementación de estrategias de consumo y producción sostenibles (CPS), y revisar el marco y las actividades relacionadas con los modos de CPS fechas: 9 al 11 de noviembre de 2011 lugar: Yogyakarta, Indonesia teléfono: +62-21-4267877  fax: +62-21-4267856  correo electrónico: info@The10thAPRSCP.com  www: http://www.the10thaprscp.com/

Reunión Preparatoria Regional de la CNUDS para la región de la ECE: La Comisión Económica para Europa celebrará una reunión regional de preparación de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible fechas: 1 al 2 de diciembre de 2011 lugar: Ginebra, Suiza contacto: Secretaría de la CNUDS correo electrónico: uncsd2012@un.org  www: http://www.unece.org/meetings/meetgen.htm  or http://www.uncsd2012.org/rio20/index.php?menu=26

Segunda reunión entre períodos de sesiones de la CNUDS: La primera PrepCom de la CNUDS pidió la celebración de tres reuniones entre períodos de sesiones que se celebrará como parte de los preparativos para la conferencia de junio de 2012 fechas: 15 al 16 de diciembre de 2011 (provisional) lugar: sede de las Naciones Unidas, Nueva York contacto: Secretaría de la CNUDS correo electrónico: uncsd2012@un.org www: http://www.uncsd2012.org/Río20/index.php?menu=25

Tercera reunión entre períodos de sesiones de la CNUDS: La última reunión entre sesiones sobre la CNUDS se celebrará en marzo de 2012 fechas: 5 al 7 de marzo de 2012 lugar: sede de las Naciones Unidas, Nueva York contacto: Secretaría de la CNUDS correo electrónico: uncsd2012@un.org www: http://www.uncsd2012.org/Río20/index.php?menu=25

Tercera Comisión Preparatoria de la CNUDS: La tercera reunión del Comité Preparatorio de la CNUDS se realizará en Brasil, justo antes de la conferencia fechas: 28 al 30 mayo de 2012 lugar: Río de Janeiro, Brasil contacto: Secretaría de la CNUDS correo electrónico: uncsd2012@un.org www: http://www.uncsd2012.org/

Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (CNUDS): La CNUDS marcará el 20º aniversario de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible celebrada en Río de Janeiro, Brasil fechas: 4 al 6 de junio de 2012 lugar: Río de Janeiro, Brasil contacto: Secretaría de la CNUDS correo electrónico: uncsd2012@un.org www: http://www.uncsd2012.org/

GLOSARIO

10YFP
AOD
AOSIS
BPOA
CCI
CDS
CESPAP
CMDS
CMNUCC
CNUDS
CNUMAD
ECOSOC
IL
MOI
ODM
PIJ
PNUD
PNUMA
Rio+20
SAICM
SIDS

Programa Marco Decenal
Asistencia Oficial para el Desarrollo
Alianza de Pequeños Estados Insulares en Desarrollo
Programa de Acción de Barbados
Cuestiones transversales
Comisión sobre el Desarrollo Sostenible
Comisión Económica y Social de las Naciones Unidas para Asia y el Pacífico
Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible
Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático
Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (o Rio+20)
Conferencia de las Naciones Unidas sobre Ambiente y Desarrollo
Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas
Intervínculos
Medios de Implementación
Objetivos de Desarrollo del Milenio
Programa de Implementación de Johannesburgo
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente
Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (o CNUDS)
Enfoque Estratégico para la Gestión Internacional de Productos Químicos
Pequeños Estados Insulares en Desarrollo

^volver al comienzo
Volver a IISD coverge

Este número del Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Keith Ripley, Anna Schulz, Andrey Vavilov, Ph.D., Liz Willetts y Kunbao Xia. Editora Digital: Leila Mead. Traducción al Español: Socorro Estrada - Revisión: Keith Ripley. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de los Servicios de Información del IIDS: Langston James “Kimo” Goree VI <kimo@iisd.org>. Los donantes permanentes del Boletín son el Gobierno de los Estados Unidos (a través del Buró de Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canadá (a través del CIDA), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo de Alemania (BMZ), el Ministerio de Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania (BMU), la Comisión Europea (DG-ENV), y el Ministerio de Medio Ambiente, Territorio y Mar de Italia. El soporte financiero general del Boletín durante el año 2011 es brindado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega, el Gobierno de Australia, el Ministerio de Medio Ambiente de Suecia, el Ministerio de Asuntos Internacionales y Comercio de Nueva Zelanda, SWAN Internacional, la Oficina Federal para el Medio Ambiente de Suiza (FOEN), el Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia, el Ministerio de Medio Ambiente de Japón (a través del Instituto para las Estrategias Ambientales Mundiales - IGES), el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón (a través del Instituto de Investigación Mundial sobre Progreso Industrial y Social - GISPRI), y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). La financiación para la traducción al francés del Boletín es provista por el Gobierno de Francia, la Región de Valonia de Bélgica, la provincia de Québec, y la Organización Internacional de la Francofonía (OIF e IEPF). La financiación para la traducción al español del Boletín es provista por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino de España. Las opiniones expresadas en el Boletín pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o sus auspiciantes. Está permitida la publicación de extractos del Boletín en publicaciones no comerciales y con la correspondiente cita académica. Para obtener información acerca del Boletín o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de los Servicios de Información del IIDS por correo electrónico <kimo@iisd.org>, teléfono: +1-646-536-7556 o en 300 East 56th St., 11D, New York, New York 10022, USA. 代表団の友

| Volver a la página de inicio de “Linkages” | Visite IIDSnet | Envíe un correo electrónico al IIDS |
© 20
11, IIDS. Todos los derechos reservados.