Página de inicio de Linkages
Boletín de Negociaciones de la Tierra
· · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · · ·
Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible
 
Formato PDF
 
Versión PDF
 
Versión en inglés
 
Versión en inglés
   
Volumen 5 Número 273 - Miércoles, 6 de mayo de 2009
HECHOS DESTACADOS DE LA CDS 17
MARTES, 5 DE MAYO DE 2009
Los delegados de la CDS 17 consideraron el proyecto de texto de negociación de la Presidenta en sus grupos regionales y de interés durante la mañana. Por la tarde, se reunieron en dos Grupos de Trabajo para ofrecer agregados y enmiendas a dicho texto.

GRUPO DE TRABAJO I

El Vicepresidente Raguz dijo que el Grupo considerará las secciones de Preámbulo, Agricultura y Desarrollo Rural del proyecto de texto de negociación de la Presidenta. El Vicepresidente Mbuende presidió la negociación sobre el Preámbulo y Agricultura.

PREÁMBULO: Sudán, por el G-77/CHINA, destacó la importancia de hacer referencia al principio 2 sobre los derechos soberanos de los Estados a explotar sus recursos naturales además del principio 7 de las responsabilidades comunes pero diferenciadas. EE.UU. y CANADÁ, con el apoyo de JAPÓN, dijeron que toda la Declaración de sobre Ambiente y Desarrollo es importante, no sólo esos dos principios.

Los delegados del Grupo de Trabajo I acordaron la adopción de párrafos sobre: los pilares del desarrollo sostenible; requisitos para el desarrollo sostenible; y la Declaración de Alto Nivel de la Conferencia sobre Seguridad Alimentaria Mundial y las reuniones entre sesiones de Bangkok y Windhoek. La UE propuso un texto endosando la Declaración de la reunión de Alto Nivel de Madrid sobre Seguridad Alimentaria para Todos. SUIZA propuso un texto recordando las directrices voluntarias de apoyo a la progresiva concreción del derecho a la alimentación adecuada en el contexto de la seguridad alimentaria nacional. CANADÁ propuso un texto reafirmando los principios de la efectividad de la ayuda establecidos en la Declaración de París. NORUEGA sugirió que se agregue un texto reafirmando que los Estados tienen la responsabilidad primaria de hacer sus mejores esfuerzos para respetar, garantizar, cumplir y promover el derecho a un acceso permanente y regular a la alimentación adecuada.

Los delegados acordaron varios párrafos, incluyendo una referencia a la reunión de alto nivel de Madrid de enero de 2009 sobre seguridad alimentaria. La referencia adicional a los “medios de implementación” propuesta por el G-77/CHINA tuvo la oposición de EE.UU. El G-77/CHINA señaló su “profunda preocupación” porque el desarrollo agrícola en los países en desarrollo ha sido impactado negativamente por las distorsiones de mercado originadas en los subsidios de los países desarrollados. A este lenguaje se opusieron EE.UU., la UE y SUIZA. El G-77/CHINA propuso que se reemplace la referencia a “los altos precios de los alimentos” con “la volatilidad de los precios de mercado de las materias primas”. ISRAEL sugirió que se haga una referencia a la rápida urbanización de los países en desarrollo. El G-77/CHINA agregó un texto sobre el impacto de la crisis financiera y el freno económico sobre el acceso al financiamiento por parte de los países en desarrollo.

El G-77/CHINA envió un nuevo lenguaje, entre otras cosas, sobre: países menos desarrollados, mejora de los medios de implementación, necesidades de desarrollo de África, y obstáculos al desarrollo para los pueblos que viven bajo ocupación extranjera. EE.UU. comentó que estas propuestas tienden a poner demasiado énfasis sobre ciertos puntos, y no son la forma más efectiva de tratar las preocupaciones de los países en desarrollo. Con respeto al texto que hace referencia a la “revolución verde”, EE.UU. y CANADÁ dijeron que no había consenso sobre el concepto. La UE apoyó el texto original.

AUSTRALIA sugirió que se agregue una referencia a la implementación de estrategias nacionales “de abajo hacia arriba”. CANADÁ dijo que los enfoques de abajo hacia arriba son importantes pero no para excluir otros enfoques. La UE dijo, con respecto a las estrategia de implementación, que la participación de las mujeres en la toma de decisiones debería ser reconocida. El G-77/CHINA sugirió que las estrategias de implementación deberían mejorar la participación de todos los sectores interesados, incluyendo las mujeres, los pueblos indígenas y otras comunidades locales. CANADÁ sugirió un nuevo párrafo señalando la contribución de, entre otras cosas, los informes nacionales, las alianzas, los centros de capacitación y los eventos paralelos. El G-77/CHINA propuso nuevos párrafos y, con el apoyo de MÉXICO, dijo que las medidas políticas deberían ser delineadas en el preámbulo, no en el anexo.

AGRICULTURA: El Vicepresidente Mbuende dijo a los participantes que él buscaba negociar a través de todo el documento y no producir un texto de compilación. El G-77/CHINA introdujo numerosos cambios, incluyendo entre ellos: el derecho a la alimentación; la movilización de la voluntad y el compromiso político de todos los sectores interesados pertinentes —especialmente de la comunidad internacional— para revivir a los sectores agrícolas de los países en desarrollo; la creación de un entorno habilitante para el aumento y el sostén de las inversiones en los sectores agrícolas de los países en desarrollo; y el fortalecimiento de la capacidad de los países en desarrollo para mejorar su productividad agrícola. EE.UU. dijo que la agricultura debería incluir la agrosilvicultura, la silvicultura y la acuicultura. SUIZA dijo que la agricultura está ligada de manera inseparable a los recursos naturales, el suelo, el agua y la diversidad biológica. CANADÁ subrayó, entre otras cosas, la importancia de reconocer tanto a los hombres como a las mujeres que son productores agropecuarios. ISRAEL propuso que se menciones a la agricultura multifuncional y a la producción agrícola en pequeña escala. EE.UU. agregó “económicamente viable” en relación con las formas de mejorar la producción agrícola. También propuso un texto centrado en un enfoque comprehensivo.

GRUPO DE TRABAJO II

El Vicepresidente Manssur presidió las discusiones de la tarde.

TIERRA: Brasil, por el G-77/CHINA, expresó su preocupación por la referencia a “proveer servicios de ecosistemas, secuestrar carbono y regular el clima”, propuso que se agregue “mejorar las condiciones de vida de las poblaciones locales” como uno de los beneficios de la ordenación sostenible de la tierra (OST), y sugirió que se especifique que el acceso a la tierra debería ser de algún modo consistente con los derechos soberanos de los Estados de explorar sus propios recursos. EE.UU. sugirió que la OST provee servicios de ecosistemas, “incluyendo” el secuestro de carbono y “contribuyendo a la regulación” del clima.

NORUEGA propuso que se agregue un texto pidiendo acciones para elaborar directrices voluntarias para los derechos de la tierra en base a la iniciativa de la FAO. EE.UU. dijo que la implementación de estrategias debería “basarse en el potencial ecológico de la tierra para apoyar la provisión de múltiples servicios de ecosistemas” y propuso que se agregue un texto sobre el desarrollo y la implementación de sistemas que permitan inventariar, evaluar y vigilar la capacidad de la tierra de brindar servicios de ecosistemas. SUIZA sugirió que se indique que las estrategias deben ser implementadas de modo tal que permitan proteger y monitorear el uso sostenible de los suelos de manera más efectiva a nivel global.

En cuanto al fortalecimiento de las capacidades de ordenación de la tierra, CANADÁ propuso que se haga referencia a las capacidades locales y nacionales. El G-77/CHINA dijo que los enfoques de ordenación de la tierra deberían ser tanto sostenibles como integrados.

En el párrafo sobre la planificación del uso de la tierra, EE.UU. sugirió un texto acerca apoyar los servicios de ecosistemas, incluyendo la conservación de la diversidad biológica y los servicios de agua limpios y confiables. En referencia a la provisión de recursos financieros, el G-77/CHINA agregó un texto sobre: el aumento del financiamiento de los costos de inicio de un emprendimiento para apoyar a los pequeños productores en la adquisición de tecnologías de manejo de la tierra y la adopción de prácticas sostenibles; y la mejora de la capacidad institucional y legal de los países en desarrollo para monitorear y evaluar los recursos de la tierra e implementar su planificación, administración y ordenación sostenible. El G-77/CHINA colocó entre corchetes el párrafo sobre el desarrollo de indicadores políticos globales para la revisión política, el monitoreo y la evaluación. La UE apoyó su retención y agregó una referencia a sacar ventaja de las nuevas tecnologías de mapeo y vigilancia adoptadas localmente y efectivas en términos de costos.

SUIZA sugirió que se mejoren y desarrollen nuevas herramientas de gestión de riesgos que creen resiliencia en los paisajes y sistemáticamente los integren en las estrategias de uso de la tierra y planificación espacial. El G-77/CHINA sugirió que se agreguen subpárrafos en donde se pida: la inclusión de todos los sectores interesados en el establecimiento de redes de gestión del conocimiento y bases de datos de expertos en la tierra, garantizando al mismo tiempo la propiedad nacional; la promoción del acceso de los países en desarrollo a las tecnologías adecuadas y a su transferencia; el fortalecimiento del papel de las autoridades nacionales en la implementación de políticas sostenibles en relación con la tierra; y la garantía de que los incentivos para reducir la degradación de la tierra también promuevan la erradicación de la pobreza y las oportunidades de empleo en los países en desarrollo.

Con respecto al fortalecimiento de las alianzas y la participación de los sectores interesados, el G-77/CHINA colocó entre corchetes un texto sobre el logro de un consenso acerca de la asignación de los recursos de tierras a las comunidades y su manejo comunitario. SUIZA propuso que se agregue “y tradicional” en la referencia a la incorporación del conocimiento indígena. El G-77/CHINA propuso corregirlo para que diga “conocimiento tradicional, incluyendo el indígena”. EE.UU. propuso una referencia a las “iniciativas de crecimiento inteligente”.

En cuanto al uso de prácticas como la agricultura de conservación y la agrosilvicultura, CANADÁ —con el poyo de la FEDERACIÓN RUSA— propuso que se elimine la referencia específica a las tierras áridas y semiáridas. SUIZA agregó una referencia a evitar la expansión urbana descontrolada, y el G-77/CHINA pidió referencias a la creación de capacidades en los países en desarrollo. El G-77/CHINA propuso que se reemplace un subpárrafo sobre el monitoreo de la calidad del suelo y la degradación de la tierra con uno que hace hincapié en el fortalecimiento de la capacidad de los países en desarrollo para dicho monitoreo. CANADÁ sugirió que se saque un subpárrafo acerca del uso del potencial de la tierra como sumidero de carbono de la sección sobre sequías.

En relación con la ordenación integrada de los recursos hídricos y de tierras, el G-77/CHINA propuso que se haga hincapié en el apoyo a las políticas nacionales, colocó entre corchetes los subpárrafos sobre la promoción de los recursos hídricos eficientes y sostenibles y “arreglos adecuados de gestión”, y solicitó que se aclare la referencia a “el equilibrio entre los diferentes usos de la tierra y los ecosistemas”. La Secretaría explicó que este lenguaje estaba en línea con el utilizado en los documentos de NU-Agua. El G-77/CHINA destacó la mejora de la eficiencia de las prácticas de manejo del agua, y la reducción de la erosión costera y la pérdida de tierras a través de la planificación del uso de la tierra y los programas de adaptación al cambio climático.

En cuanto a la tenencia de la tierra, el G-77/CHINA sugirió que se agregue “la promoción del acceso equitativo a la tierra”. EE.UU. sugirió que se promueva el establecimiento de sistemas efectivos de administración de la tierra que incluyan sistemas de clara tenencia y registro para ayudar a promover las inversiones y el buen manejo de la tierra, utilizando las últimas tecnologías de la información más efectivas en términos de costos. El G-77/CHINA colocó entre corchete el párrafo sobre la creación de un menú de opciones para documentar y reconocer todas las formas de derechos de la tierra.

AUSTRALIA dijo que el texto que pide “acceso al crédito” debería decir acceso al crédito “comercial” y el G-77/CHINA dijo que el acceso debería ser “en los países en desarrollo”. EE.UU. propuso que se pide el reconocimiento de los derechos secundarios de uso como el pastoreo. El G-77/CHINA sugirió que se reemplace el texto sobre garantizar que los derechos de pastoreo sean protegidos de manera adecuada con un texto que pide el acceso seguro a la tierra a través del reconocimiento de los derechos a la tierra, en especial de las mujeres, los pueblos indígenas y otros grupos vulnerables. También propuso que se agregue una sección sobre medios de implementación. EE.UU. y la UE dijeron que los medios de implementación serán discutidos en la sección sobre los intervínculos.

SEQUÍA: CANADÁ, con el apoyo de la UE, sugirió que se enmiende el párrafo operativo de modo que incluya una referencia al “manejo de la sequía” en lugar de a la “prevención de la sequía”. NORUEGA propuso un texto sobre la reducción de los riesgos de desastre. El G-77/CHINA propuso un texto sobre los planes de contingencia. Y EE.UU. sugirió que se agregue un pasaje sonre “el mantenimiento de los servicios económicos y de ecosistemas” y se reemplace la referencia al “manejo de cuencas de agua” con “manejo de las líneas divisorias de aguas”.

EN LOS PASILLOS

Numerosos participantes se mostraron contentos de que las negociaciones de la CDS hayan tenido un buen comienzo, y expresaron alivio porque la confusión menor del principio sobre qué documento serviría como base para las conversaciones haya quedado atrás. Cuando los delegados se fueron de la RPI realizada en febrero, algunos se preguntaban por la forma exacta en que los negociadores abordarían el proyecto de texto de negociación del Presidente, presentado durante la última tarde de ese período de sesiones. De hecho, al comienzo de la CDS 17 circulaban dos versiones de ese proyecto de texto, una con fecha 24 de marzo y otra con fecha 26 de marzo.

Sin embargo, los delegados consideraron que el proyecto de texto era un buen punto de partida, y señalaron que la primera lectura estaba procediendo bien. Aún así, algunos no parecieron muy contentos con el modo a través del cual la Secretaría pretende hacer que el texto de negociación esté disponible. De acuerdo con la Secretaría, como ha sido informado en el Jornal de las NU, las delegaciones pueden solicitar un nombre de usuario y contraseña escribiendo a battikhi@un.org para tener acceso a una “sala electrónica” en donde se colocará el texto actualizado. Se espera que una versión impresa en papel sea distribuida entre los grupos principales a las 9 de la mañana.

Este número del Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Keith Ripley, Tanya Rosen, Andrey Vavilov, Ph.D., Lynn Wagner, Ph.D., y Kunbao Xia. Editora Digital: Leila Mead. Traducción al Español: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de los Servicios de Información del IIDS: Langston James “Kimo” Goree VI <kimo@iisd.org>. Los donantes permanentes del Boletín son el Reino Unido (a través del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Gobierno de los Estados Unidos (a través del Buró de Océanos y Asuntos Ambientales y Científicos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canadá (a través del CIDA), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Ministerio Federal para la Cooperación Económica y el Desarrollo de Alemania (BMZ), el Ministerio de Ambiente, Conservación de la Naturaleza y Seguridad Nuclear de Alemania (BMU), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Países Bajos, la Comisión Europea (DG-ENV), y el Ministerio de Medio Ambiente, Territorio y Mar de Italia. El soporte financiero general del Boletín durante el año 2009 es brindado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega, el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Agricultura, Silvicultura, Ambiente y Gestión del Agua de Austria, el Ministerio de Medio Ambiente de Suecia, el Ministerio de Asuntos Internacionales y Comercio de Nueva Zelanda, SWAN Internacional, la Oficina Federal para el Medio Ambiente de Suiza (FOEN), el Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia, el Ministerio de Medio Ambiente de Japón (a través del Instituto para las Estrategias Ambientales Mundiales - IGES), el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón (a través del Instituto de Investigación Mundial sobre Progreso Industrial y Social - GISPRI), el Gobierno de Islandia, y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). La financiación para la traducción al francés del Boletín es brindado por la Organización Internacional de la Francofonía. La financiación para la traducción al español del Boletín es provista por el Ministerio de Medio Ambiente de España. Las opiniones expresadas en el Boletín pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o sus auspiciantes. Está permitida la publicación de extractos del Boletín en publicaciones no comerciales y con la correspondiente cita académica. Para obtener información acerca del Boletín o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de los Servicios Informativos del IIDS por correo electrónico <kimo@iisd.org>, teléfono: +1-646-536-7556 o en 300 East 56th St., 11A, Nueva York, Nueva York 10022, Estados Unidos de América. El equipo del BNT en la CDS 17 puede ser contactado por correo electrónico escribiendo a <lynn@iisd.org>.
| Volver a la página de inicio de IISD RS “Linkages” | Visite IIDSnet | Envíe un correo electrónico a IISD RS |
© 2009, IIDS. Todos los derechos reservados.