Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 4 No. 191
Viernes 16 de marzo de 2007

HECHOS DESTACADOS DEL CRIC 5 DE LA CNULD: LA CNULD: LA CNULD:

JUEVES 15 DE MARZO DE 2007

El quinto período de sesiones del Comité para la Revisión de la Implementación (CRIC 5) de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación continuó el jueves 15 de marzo de 2007. Durante la mañana, los participantes concluyeron las discusiones de los días anteriores sobre recursos financieros. Después, destinaron el resto del día a compartir información y discutir medidas para la rehabilitación de las tierras degradadas, incluyendo entre ellas la promoción de fuentes de energías nuevas y renovables, y la gestión sostenible de la tierra (GST), en especial del agua, los suelos y la vegetación en las áreas afectadas.

MOVILIZACIÓN DE RECURSOS FINANCIEROS

El Presidente Moore abrió el debate para concluir las discusiones acerca de la movilización y coordinación de recursos, pendiente desde el día anterior. BÉLGICA sostuvo que el Mecanismo Mundial (MM) está ahora en la senda correcta, comentó que el proceso de reforma del FMAM es muy importante y sugirió que los puntos focales nacionales asistan a las reuniones del FMAM que se realicen en sus países como preparación para las reuniones del Consejo del FMAM.

COLOMBIA solicitó una distribución equitativa de los recursos del FMAM y pidió que se aumente los fondos del PO 15. El FMAM sostuvo que sus fondos para la degradación del suelo son asignados por orden de llegada pero que se están haciendo esfuerzos para lograr una distribución más equitativa. También agregó que en el marco del PO 15 sólo son financiados los proyectos de tierras degradadas que se ocupan de las actividades de los PAN.

ANTIGUA Y BARBUDA preguntó si el MM no estaba pasando por encima de su mandato; y BELICE expresó su preocupación por el nuevo rol del MM, incluso en relación con la creación de capacidades. COLOMBIA destacó la utilidad de la ayuda del MM, pero —con SANTA LUCÍA— lamentó el poco nivel de apoyo del MM que recibe la región del GRULAC. ANTIGUA Y BARBUDA preguntó entonces cómo hará el MM para movilizar fondos a nivel nacional.

El MM respondió que tanto su nueva estrategia como su nuevo rol habían sido endosados en la CdP 7 y que se estaba trabajando para definir el modo de implementarlos. También sostuvo que su mandato es movilizar recursos sustantivos, no pequeños montos, y agregó que el MM no es un mero órgano recolector de fondos sino que además trabaja en la creación de capacidades en los países Parte. Finalmente, indicó que los recursos humanos disponibles para la región del GRULAC se han más que duplicado recientemente.

BÉLICE anunció la intención de la subregión de América Central de desarrollar un programa de acción subregional y un mecanismo de coordinación regional. LESOTHO promovió el desarrollo de alianzas para aumentar la asignación de recursos a la lucha contra la desertificación. ACICAFOC, en representación de una red de organizaciones de base e indígenas de América Central, abogó por una mejor utilización de los fondos existentes, y porque se invierta en las comunidades y no se trabaje con meras donaciones que pudieran generar dependencia.

REHABILITACIÓN DE LAS TIERRAS DEGRADADAS

El Presidente Moore presentó el tema del panel sobre las medidas para la rehabilitación de las tierras degradadas. La Secretaría recordó que en el marco de la Declaración de Bonn, se habían identificado siete áreas de acción; tres de las cuales ya habían sido discutidas en CRICs anteriores. Las cuatro restantes serán discutidas en este período de sesiones. También informó que la mayoría de los países Parte se habían esforzado para poder vincular la promoción de las energías nuevas y renovables a la prevención de la degradación de la tierra.

PANEL DE ENERGÍAS NUEVAS Y RENOVABLES: Anneke Truz, del GTZ, presentó estudios de caso de las experiencias del GTZ a la hora de vincular la promoción de energías renovables con la lucha contra la desertificación, centrándose especialmente en los pros y contras de los biocombustibles. También se refirió a la CNULD como la autoridad internacional sobre la gestión sostenible de las tierras, y la instó a intervenir en el debate acerca de las energías renovables y a abogar por la evaluación de los riesgos y los beneficios de las energías renovables para la gestión sostenible de las tierras. Sugirió que el GTIES oriente sobre el vínculo estratégico entre la lucha contra la desertificación y la utilización de energías renovables. E impulsó a la exploración de marcos políticos adecuados para que las alianzas público-privadas puedan promover las energías renovables.

Discusión: La INDIA le pidió a Trux que se extienda sobre los aspectos ecológicos de los biocombustibles y sobre las especies que funcionan mejor en los secanos. ARGELIA preguntó como incorporar las necesidades de las comunidades y los pequeños granjeros dentro de las políticas de promoción de los biocombustibles. Trux respondió que tanto los aspectos positivos como los negativos de la introducción de una especie deben ser considerados antes de hacer tal introducción, y destacó la necesidad de un enfoque participativo que garantice que se están tomando en cuenta los intereses de los productores agrícolas.

DOMINICA se refirió a la experiencia de su país con la energía geotermal, y LESOTHO mencionó las dificultades de la selección de especies adecuadas en aquellas áreas que tienen una gestión comunitaria de la tierra. BRASIL hizo hincapié en la importancia de mejorar la complementariedad entre las diferentes convenciones, y abogó por el desarrollo de la producción de biocombustibles de un modo socialmente inclusivo. BURKINA FASO preguntó cómo podía garantizar la sostenibilidad de la utilización de la energía renovable. INDONESIA señaló la necesidad de desarrollar variedades uniformes de granos para biocombustibles de modo de reducir el costo de las cosechas y competir con otras industrias. Trux agregó que la cooperación puede ayudar en la innovación y difusión de una tecnología, pero que al final la viabilidad de la producción de biocombustibles a gran escala dependerá de los precios de mercado y sus regulaciones. BURUNDI destacó que su país esta tratando de promover las fuentes de energías renovables, incluso aboliendo un impuesto a la energía solar. BARBADOS informó acerca de los esfuerzos de su país por utilizar la energía solar y el bagazo de caña de azúcar como fuentes de energía. ERITREA pidió asistencia en la producción de granos para biodiesel en los secanos.

Pakistán, por el G-77/CHINA pidió acciones en el campo para mejorar la implementación, incluyendo entre ellas: iniciativas para la promoción de sustentos seguros en las áreas rurales; sistemas de información acerca de la gestión de los recursos de la tierra a nivel nacional que incluyan el conocimiento local e indígena; y que se ponga énfasis en las fuentes de energías nuevas y renovables, de modo de reducir la presión sobre los bosques como fuente de energía.

ECUADOR pidió asistencia para el establecimiento de energía solar en reemplazo de la leña, en zonas rurales de secano. También advirtió que limpiar los bosques para plantar granos de biodiesel en los secanos también genera deforestación y degradación de la tierra. EL SALVADOR acordó, y compartió las experiencias de su país a la hora de desarrollar fuentes de energía hidroeléctrica y geotermal, e investigar sobre la energía eólica, solar y de las mareas.

El PNUMA destacó cuatro debates en la arena mundial con respecto a los biocombustibles: si la producción de biocombustibles tiene que ser comercial o comunitaria; la tensión entre el uso de la tierra para producir alimentos y el uso para producir biocombustibles; los impactos de la producci�n de biodiesel en la propiedad de las tierras; y la p�rdida de praderas sanas por producir biocombustibles. Asimismo, inform� que la Alianza Mundial sobre Bioenerg�a est� desarrollando una directriz de sostenibilidad sobre las bioenerg�as, que estar� disponible en el d�cimo quinto per�odo de sesiones de la Comisi�n de las NU sobre el Desarrollo Sostenible, en mayo de 2007.

PER� se refiri� a la experiencia de su pa�s con la energ�a solar, e�lica, geotermal y de las mareas. Tambi�n se�al� que su pa�s est� tratando de utilizar las tierras deforestadas para la producci�n de biocombustibles. El VATICANO advirti� que la producci�n de biocombustible deber�a destinarse s�lo a la utilizaci�n local y no a la exportaci�n. KAZAKHAST�N dijo que aunque su pa�s cuenta con muchas fuentes de hidrocarburos, el gobierno ha estado desarrollando una estrategia de energ�a renovable, que incluye la producci�n del bioetanol que se exporta a Suecia.

La FAO se refiri� a la Plataforma Internacional de Bioenerg�a, y se�al� su intenci�n de ayudar a las Partes a aprender de la bioenerg�a. Advirti� que la competencia entre los usos de la tierra aumentar� con el tiempo y sugiri� que la CNULD podr�a ser muy �til si se ocupa de reformar las regulaciones que afectan a los bienes y servicios derivados de la tierra.

PANEL SOBRE GESTI�N SOSTENIBLE DE LA TIERRA: La Secretar�a present� el tema del la gesti�n sostenible del uso de la tierra, en especial del agua, el suelo y la vegetaci�n, en las �rea afectadas.

Mevlut Duzgun, de Turqu�a, habl� de las causas e impactos de la degradaci�n de la tierra, las experiencias de Turqu�a con el abordaje de esta cuesti�n, y los criterios para la utilizaci�n sostenible de la tierra y la rehabilitaci�n de las tierras degradadas en la regi�n del Norte del Mediterr�neo. Describi� las principales causas de la degradaci�n de la tierra en la regi�n, entre las que incluy�: la fragilidad de la vegetaci�n natural; los patrones no sostenibles de uso de la tierra; pr�cticas inadecuadas de gesti�n del suelo y del agua; y la deforestaci�n y los incendios forestales. Discuti� la relaci�n entre la rehabilitaci�n de las tierras y la gesti�n de las l�neas divisorias de agua, y describi� las principales herramientas y mecanismos utilizados en la GST por su pa�s (regulaciones; participaci�n de ONGs y sectores interesados; rehabilitaci�n y forestaci�n de los bosques; medidas de control de la erosi�n; y mejora de las zonas de sierras).

Ram�n Cardoza, de M�xico, se�al� que el 40% de las 200 millones de hect�reas de su pa�s han sido degradadas. Luego se refiri� a los esfuerzos de M�xico con respecto a la GST, incluyendo: el desarrollo de 11 programas federales; la organizaci�n de cursos de capacitaci�n para las poblaciones rurales; la adopci�n de la gesti�n integrada del agua; la promoci�n de la captura de agua de lluvia; la transferencia de las mejores pr�cticas; la utilizaci�n del conocimiento tradicional; la producci�n y distribuci�n de un manual de GST; y la inclusi�n de la GST en la curr�cula acad�mica. Y sostuvo que su pa�s ha integrado la GST con la erradicaci�n de la pobreza y los programas nacionales para el desarrollo.

Uladzimir Sauchanka, de Bielorrusia, present� un programa de seis a�os de su pa�s, que apunta a la restauraci�n y el desarrollo de zonas rurales, se�alando la necesidad de desarrollo y planificaci�n territorial (sin olvidarse de los intereses de las personas, especialmente cuando se requiere un cambio fundamental en el la agricultura). Tambi�n se�al� que siguen sin poder utilizar el 21% de su territorio debido al accidente nuclear de Chernobyl, y que m�s de 1.3 millones de personas viven en tierras parcialmente contaminadas. Y sugiri� que el programa de peque�os pr�stamos de FMAM es una herramienta v�lida para ayudar a las comunidades a las comunidades a eliminar las barreras a la GST.

Jack Wilkinson, de la Federaci�n Internacional de Productores Agr�colas hizo un emotivo llamado a los delegados para que consideren los marcos de ganancia de los granjeros como conductores de la GST. Tambi�n inst� a los delegados a que involucren a los granjeros en el proceso de logro del cambio fundamental en las pr�cticas agr�colas, necesario para tratar la desertificaci�n y el impacto del cambio clim�tico. Tras pedir m�s �semillas por gota� en el cultivo en secanos, dio la bienvenida a las posibles nuevas oportunidades como las tecnolog�as de siembra directa y la producci�n de biocombustibles.

Discusi�n: BOTSWANA se�al� que las comunidades m�s pobres del �frica no tienen los medios ni la voluntad de rehabilitar la tierra, y pidi� asesoramiento con respecto a las iniciativas a corto plazo que podr�an iniciar la rehabilitaci�n en �reas muy pobres. PAKIST�N inform� de un proyecto conjunto del PNUMA/FMAM para luchar contra la desertificaci�n en su pa�s a trav�s del uso de granos resistentes, la gesti�n de los sustentos, la conservaci�n del agua y el aceite, y la reforestaci�n. GUATEMALA subray� la necesidad de pol�ticas arm�nicas entre las instituciones ambientales, agr�colas y forestales. BRASIL sostuvo que el crecimiento de los granos de biocombustibles ayuda a mantener estables los precios de los alimentos y brinda la oportunidad de aumentar el ingreso en zonas rurales.

CHILE sugiri� un posible v�nculo entre la rehabilitaci�n de la tierra y revertir la declinaci�n de las lluvias, y sugiri� que la Federaci�n Internacional de Productores Agropecuarios (FIPA) incorpore la lucha contra la desertificaci�n y las inundaciones en sus estrategias y objetivos, a trav�s de un acuerdo con la CNULD. En respuesta a la pregunta de la Comunidad Europea sobre la proporci�n de granjeros del mundo que colocan sus productos del mercado global, Wilkinson dijo que las reformas comerciales en s� mismas no alcanzan para aumentar el acceso al mercado, y que tambi�n deben tratarse cuestiones relacionadas con el transporte y la infraestructura.

SUIZA coment� que los granjeros son gerentes de recursos naturales que trabajan �en el frente�, y se�al� los v�nculos entre la generaci�n de ingresos por producci�n agr�cola, la habilidad de los granjeros para invertir en recursos naturales y la desertificaci�n.

EN LOS PASILLOS

En los pasillos de La Rural, se escuch� a varios delegados repitiendo el llamado que hizo el Secretario Ejecutivo el d�a de la apertura, para que la CNULD pase de la evaluaci�n a la acci�n; teniendo en cuenta que van m�s de diez a�os de concientizaci�n, desarrollo de PAN y el establecimiento de �rganos de coordinaci�n nacional. Y que �ste es el momento de hacer un trabajo importante sobre la degradaci�n de la tierra, �en el terreno�. En ese sentido, algunos delegados se preguntaron si el CRIC 5 no estaba cumpliendo s�lo con la mitad de su trabajo. Mientras que el Plenario dedic� el d�a al tratamiento de dos �reas estrat�gicas de acci�n �que varios delegados encontraron interesantes� otros se preguntaron cu�nto se est� haciendo en t�rminos de revisi�n de la implementaci�n y si los paneles est�n dispersando la atenci�n de la principal tarea que tiene el CRIC que es la evaluaci�n de la implementaci�n que han hecho las partes de la CNULD.

Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Soledad Aguilar, Andrew Brooke, Alexandra Conliffe y Kunbao Xia. Editora Digital: �ngeles Estrada. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios Informativos del IIDS: Langston James �Kimo� Goree VI <kimo@iisd.org>. Los donantes permanentes del Bolet�n son el Reino Unido (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bur� de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s del CIDA), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV) y la Direcci�n General para la Protecci�n de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente y Territorio de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2007 es brindado por la Oficina Federal para el Medio Ambiente (FOEN) de Suiza, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Medio Ambiente de Noruega, el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Medio Ambiente de Austria, el Ministerio de Medio Ambiente de Suecia, el Ministerio de Asuntos Internacionales y Comercio de Nueva Zelanda, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Mundiales - IGES) y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n Mundial sobre Progreso Industrial y Social - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n es provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Est� permitida la publicaci�n de extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en publicaciones no comerciales y con la correspondiente cita acad�mica. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios Informativos del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, Nueva York, NY 10017, Estados Unidos. El equipo del BNT en el CRIC 5 puede ser contactado por correo electr�nico escribiendo a <soledad@iisd.org>.