Boletín de Negociaciones de la Tierra

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Servicio Informativo sobre Negociaciones Relacionadas con el Medio Ambiente y el Desarrollo Sostenible

 

Formato PDF
Versión en inglés
Versión en francés


Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS)

 

Vol. 4 No. 188
Martes 13 de marzo de 2007

HECHOS DESTACADOS DEL CRIC 5 DE LA CNULD:

LUNES 12 DE MARZO DE 2007

Los delegados se reunieron el lunes 12 de marzo en Buenos Aires, Argentina, en la ceremonia de apertura de la quinta sesión del Comité de Revisión de la Implementación de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD). Y escucharon las presentaciones del país anfitrión, la Secretaría Ejecutiva de la CNULD y el Presidente del CRIC sobre la importancia de este período de sesiones para la lucha mundial contra la desertificación. Luego, se reunieron en grupos regionales y presentaron los resultados de sus deliberaciones al plenario. Tras oír los informes regionales, escucharon las presentaciones del panel y discutieron los procesos participativos que involucran a la sociedad civil, las ONGs, y las organizaciones comunitarias (OCs).

SESIÓN DE APERTURA

El Secretario Ejecutivo de la CNULD, Hama Arba Diallo, dio la bienvenida a los delegados al CRIC 5 y agradeció al Gobierno de la Argentina por ser sede de la reunión. También informó que desde la séptima Conferencia de las Partes de la CNULD (CdP-7), las actividades de la Secretaría para ampliar el apoyo mundial a la Convención han incluido el avance de los procesos de los programas nacionales de acción (PNA) y los procesos de presentación de informes nacionales, y la exitosa celebración del Año Internacional de los Desiertos y la Desertificación (AIDD). También instó a los países a que trabajen para garantizar que la CdP-8 pueda promover una efectiva y oportuna implementación de la Convención, y dijo que el CRIC 5 debe hacer que la CNULD pase de la evaluación a la acción.

Romina Picolotti, de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Argentina, hizo hincapié en la dimensión humana del sufrimiento de las personas afectadas por la desertificación. También destacó el papel que tienen las organizaciones internacionales y las instituciones financieras, entre las que incluyó el Mecanismo para el Desarrollo Limpio de la Convención Marco de las NU sobre el Cambio Climático (CMNUCC), en el establecimiento de alianzas estratégicas para el apoyo de los esfuerzos de los países en la lucha contra la desertificación.

Daniel Scioli, Vicepresidente de la Argentina, dio la bienvenida a los participantes y destacó el vínculo entre la pelea en contra de la desertificación y el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para la erradicación de la pobreza y la mejora de la calidad de vida.

Franklin Moore, Presidente del CRIC 5, abrió la sesión señalando que el CRIC 5 completará la tercera revisión de informes de los países Parte afectados y dijo que la CdP-8 puede sacar importantes lecciones de este período. Además, el Presidente Moore enfatizó que a medida que la CMNUCC dedique más atención a la cuestión de la adaptación y la vulnerabilidad, surgirán oportunidades para desarrollar sinergias con la CNULD.

Luego, el Secretario Ejecutivo Diallo explicó que en este período de sesiones se revisarán las medidas tomadas, las experiencias adquiridas y los resultados alcanzados en la implementación de las Convención por aquellos países Parte que están fuera de África. E instó a las Partes a que promuevan interacciones fructíferas en este período de sesiones, de modo de poder identificar formas y medios para la efectiva y mejorada implementación de la CNULD.

ASUNTOS ORGANIZATIVOS: El Presidente Moore presentó la agenda y organización del trabajo (IICD/CRIC (5)/1) y el Comité adoptó la agenda provisoria con una enmienda menor, y la organización del trabajo, agregando un informe del Presidente del Grupo de Trabajo Intergubernamental Entre sesiones (GTIES) sobre el proyecto “Plan Estratégico de Diez Años y Marco para la Mejora de la Implementación de la CNULD (2008-2018)”.

DISCURSOS DE LOS GRUPOS REGIONALES Y OTROS GRUPOS DE INTERÉS: Luego de las reuniones de los grupos regionales, el plenario volvió a reunirse por la tarde.

Pakistán, por el G-77/CHINA, destacó que la desertificación y la degradación de la tierra continúa amenazando el desarrollo sostenible, incluso a través del pastoreo excesivo, la deforestación y la expansión demográfica humana, en combinación con los efectos del cambio climático. Destacó las barreras a la implementación de la Convención, entre las que incluyó las debilidades institucionales y la falta de recursos financieros y humanos. Y pidió: una Secretaría más fuerte que pueda mejorar la interacción con otros actores internacionales pertinentes y facilidades de financiamiento; el fortalecimiento del área focal de degradación de la tierra del FMAM; y más financiamiento de parte de los donantes. En cuanto al plan estratégico de diez años, destacó la necesidad de movilizar recursos financieros adecuados, oportunos y predecibles, e instó a los países desarrollados a aumentar la transferencia de tecnologías y la asistencia técnica para facilitar una mejor implementación de la CNULD. Y agregó que una inversión adicional para el tratamiento de la desertificación también ayudará a que los países en desarrollo se adapten a estos efectos del cambio climático.

Alemania, por la Unión Europea (UE), sostuvo que el GTIES hará aportes sustanciales sobre el futuro mandato y formato del CRIC, que será decidido en la CdP-8. Preguntó si los siete ejes temáticos utilizados por el CRIC para evaluar e informar sobre la implementación de la CNULD deberían seguir guiando su posible trabajo futuro. E hizo hincapié, entre otras cosas, en: la necesidad de metas y plazos; la promoción de un involucramiento más estructurado de la sociedad civil; y una mayor prioridad para las reuniones de coordinación regional.

Siria, por el GRUPO ASIA, hizo hincapié en la importancia del plan estratégico de diez años para una mejor implementación de la CNULD, sosteniendo que el Grupo Asia busca revisar los resultados preliminares del GTIES. También informó acerca de los resultados de la reunión de consulta regional de Asia y el Pacífico realizada el año pasado, que facilitó el proceso de presentación de los informes nacionales. Y solicitó el apoyo financiero continuo para la presentación de informes nacionales, destacando que el CRIC es un foro para intercambiar experiencias y facilitar la implementación de la CNULD.

Ecuador, por el GRUPO DE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (GRULAC), apuntó que —a pesar de que el financiamiento para la implementación de la Convención ha sido insuficiente— se han dado importante pasos a nivel mundial para tratar el problema de la desertificación. Destacó algunas actividades muy importantes realizadas en su región, entre las que incluyó: el Programa de Acción Subregional del Gran Chaco Americano; el Programa de Acción Subregional de la Puna Americana; y el Programa de Acción Subregional para Hispaniola. Y concluyó que la mayor parte de las acciones realizadas en el marco de PNAs y planes regionales y subregionales necesitan un mayor apoyo financiero de los países desarrollados y otras instituciones financieras.s.

Canadá, por JUSSCANNZ (grupo que reúne a Japón, Estados Unidos, Suiza, Canadá, Australia, Noruega y Nueva Zelanda), hizo hincapié en que los eventos del AIDD han podido aumentar la concientización pública mostrando a la desertificación y a la degradación de la tierra como una importante problemática del desarrollo. Finalmente, tras reconocer el alcance de la problemática de la degradación de la tierra en los secanos del África, destacó que éste es un problema mundial e instó a los delegados a que compartan las lecciones aprendidas y encuentren soluciones a los problemas comunes.

Uganda, por el GRUPO �FRICA, subray� la necesidad de mantener el foco en el tratamiento de las principales barreras para la implementaci�n de la CNULD, como son la falta de recursos adecuados y capacidad institucional, tanto a nivel local como nacional. Expres� el deseo de su regi�n de aprender de otros enfoques regionales, en especial las medias establecidas para: abordar el reto de la descentralizaci�n; involucrar a la sociedad civil y al sector privado; y dar poder a la poblaci�n local amenazada con la p�rdida de su sustento. Y pidi� que: se identifiquen oportunidades de cooperaci�n Sur-Sur; se busquen sinergias con la CMNUCC y la CDB; y se habilite al FMAM para que brinde recursos suficientes para apoyar los programas de acci�n, en especial en los pa�ses de �frica y en los pa�ses menos desarrollados.

ASPAN, por la Red Internacional de ONGs sobre Desertificaci�n, lament� que los mecanismos estructurales, institucionales y procesales de la Convenci�n no lo sean suficientemente efectivos que podr�an ser para facilitar la participaci�n. E inst� a los puntos focales nacionales y regionales a que piensen en una participaci�n m�s efectiva, se�alando que en la CdP-8 las ONGs propondr�n mecanismos que promueven el contacto formal entre los gobiernos y la sociedad civil.

PANEL I: PROCESOS PARTICIPATIVOS

La Secretar�a present� y moder� el primer panel tem�tico sobre el �tem 3 de la agenda (revisi�n de la implementaci�n de la Convenci�n y de sus arreglos institucionales) sobre los procesos participativos que involucran a la sociedad civil, las ONGs y las OCs.

Tambi�n hizo una presentaci�n, representado a But�n, que puso en �nfasis en la importancia de los procesos participativos durante la preparaci�n de los PNA, y explic� que But�n ha establecido una fuerza de tareas multisectorial para preparar las directrices de los documentos tem�ticos sobre cuestiones de la tierra con el objeto de guiar su trabajo. Dicha presentaci�n subray� las lecciones aprendidas, entre las que se incluyen la necesidad de consenso acerca de la identificaci�n de las causas que est�n en la ra�z de la degradaci�n de la tierra y la necesidad de un buen ambiente habilitante. Y destac� los desaf�os que quedan por delante, incluyendo entre ellos a los valores tradicionales y las creencias en sistemas de granjas de subsistencia, adem�s de la amplia variedad de necesidades de los sectores interesados.

Ernesto Reyna, Viceministro de Medio Ambiente de la Rep�blica Dominicana, se refiri� al proceso de desarrollo de un PAN en su pa�s, incluyendo las consultas regionales, los di�logos y los talleres a nivel nacional y local. Destac� que organizaciones internacionales como el FMAM, el PNUMA, la UNESCO y las agencias de desarrollo bilateral proveyeron apoyo y dijo que el PAN ha sido integrado en los planes nacionales de desarrollo y reducci�n de la pobreza. Adem�s, hizo hincapi� en la necesidad de: difundir m�s informaci�n entre los niveles de base; obtener m�s recursos; lograr m�s transparencia y un alto nivel de compromiso pol�tico; y armonizar las pol�ticas.

Ana Almeida (Portugal) se refiri� al proceso democr�tico para el establecimiento del PAN del Portugal, explicando cu�les son los diferentes actores que toman parte en el proceso pol�tico portugu�s, sus objetivos, resultados y grados de �xito. Con respecto a la participaci�n de las ONGs y las OCs, destac� que s�lo unas pocas organizaciones trabajan en la desertificaci�n. Y destac� la contribuci�n de los procesos participativos con la identificaci�n de las prioridades y la difusi�n de los resultados entre la comunidad.

Viorel Bludjea (Rumania) present� un enfoque sistem�tico para el fortalecimiento de la participaci�n de la comunidad cient�fica y t�cnica en la gesti�n sostenible de la tierra y la lucha contra la degradaci�n de la tierra. Dicho enfoque incluye un programa nacional de monitoreo de los recursos de tierras, la investigaci�n dirigida a asistir en la creaci�n de pol�ticas, directrices t�cnicas y herramientas para la gesti�n ambientalmente sostenible. Tambi�n recomend� que los pa�ses fortalezcan y vinculen los recursos de investigaci�n existentes y estimulen la investigaci�n con financiaci�n innovadora.

Juan Luis Merega (Argentina) hizo hincapi� en que la activa participaci�n de la sociedad civil es permitida gracias a un nivel suficiente de democratizaci�n, la fuerte voluntad pol�tica de garantizar la participaci�n a trav�s del tiempo y un adecuado apoyo institucional. Tambi�n dio razones para la exitosa participaci�n de la sociedad civil en el PAN de la Argentina, incluyendo entre ellas al: desarrollo de un espacio institucional necesario para garantizar la cooperaci�n y el consenso entre el gobierno y la sociedad civil; adecuar el compromiso de los recursos humanos y t�cnicos; y crear una Convenci�n nacional de evaluaci�n.

Discusi�n: Durante las discusiones subsiguientes, los participantes destacaron que los informes y las presentaciones del CRIC 5 sugieren que la participaci�n sigue siendo baja, y recomendaron que la CdP 8 reviso y considere formas de fortalecer el proceso participativo. Un pa�s sugiri� que el concepto te�rico de participaci�n no coincide con la realidad de �frica, destacando a la falta de facilidades, de concientizaci�n y educaci�n p�blica, y el bajo poder de compra, como principales barreras a la participaci�n en las �reas rurales de �frica. Otros propusieron que se fortalezca el papel de grupos especiales como los conformados por j�venes y mujeres, se�alando que la participaci�n incluye dar a las personas el poder de tomar decisiones y entender sus responsabilidades, y agreg� que la limitada participaci�n puede resolverse vinculando los PNAs con las estrategias nacionales para el desarrollo. Un participante destac� que la continuidad de la producci�n de pol�ticas es necesaria para superar la falta de confianza de los accionistas y fortalecer la participaci�n subsiguiente, y otro hizo hincapi� en la importancia de la participaci�n de empresas y cient�ficos. Finalmente, los grupos de ONGs abogaron por una participaci�n total y se�alaron que �a pesar de que es cara� la participaci�n es clave para la efectiva implementaci�n de la Convenci�n.

EN LOS PASILLOS

A medida que los delegados se volv�an a encontrar con colegas de sus mismas regiones, durante el primer d�a de negociaci�n, algunos rostros mostraban su preocupaci�n por el futuro de la CNULD, en vista de la ca�da registrada en los recursos financieros asignados a su implementaci�n. Durante las reuniones regionales realizadas a lo largo del d�a, muchos de los participantes discutieron y compartieron experiencias acerca de sus respectivos �xitos y fracasos a la hora de movilizar fondos de instituciones financieras como el FMAM y los bancos regionales de desarrollo, y algunos retomaron el interminable debate sobre la necesidad de un fondo espec�fico para la CNULD.D.

Mirando los amplios pasillos de �La Rural� en busca del futuro del Convenio, varios participantes predijeron que el flamante plan estrat�gico de diez a�os para la Convenci�n dominar� las discusiones informales durante los pr�ximos d�as.

Este n�mero del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra � <enb@iisd.org> fue escrito y editado por Soledad Aguilar, Andrew Brooke, Alexandra Conliffe y Kunbao Xia. Editora Digital: �ngeles Estrada. Traducci�n al espa�ol: Socorro Estrada. Editora: Pamela S. Chasek, Ph.D. <pam@iisd.org>. Director de Servicios Informativos del IIDS: Langston James �Kimo� Goree VI <kimo@iisd.org>. Los donantes permanentes del Bolet�n son el Reino Unido (a trav�s del Departamento para el Desarrollo Internacional - DFID), el Gobierno de los Estados Unidos (a trav�s del Bur� de Oc�anos y Asuntos Ambientales y Cient�ficos Internacionales del Departamento de Estado), el Gobierno de Canad� (a trav�s del CIDA), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Dinamarca, el Gobierno de Alemania (a trav�s de su Ministerio Federal de Medio Ambiente - BMU, y su Ministerio Federal de Cooperaci�n para el Desarrollo - BMZ), el Ministerio de Relaciones Exteriores de Pa�ses Bajos, la Comisi�n Europea (DG-ENV) y la Direcci�n General para la Protecci�n de la Naturaleza del Ministerio de Medio Ambiente y Territorio de Italia. El soporte financiero general del Bolet�n durante el a�o 2007 es brindado por la Oficina Federal para el Medio Ambiente (FOEN) de Suiza, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Ministerio de Medio Ambiente de Noruega, el Gobierno de Australia, el Ministerio Federal de Medio Ambiente de Austria, el Ministerio de Medio Ambiente de Suecia, el Ministerio de Asuntos Internacionales y Comercio de Nueva Zelanda, SWAN Internacional, el Ministerio de Medio Ambiente de Jap�n (a trav�s del Instituto para las Estrategias Ambientales Mundiales - IGES) y el Ministerio de Econom�a, Comercio e Industria de Jap�n (a trav�s del Instituto de Investigaci�n Mundial sobre Progreso Industrial y Social - GISPRI). El financiamiento para la traducci�n al franc�s del Bolet�n es brindado por la Organizaci�n Internacional de la Francofon�a y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia. La financiaci�n para la traducci�n al espa�ol del Bolet�n es provista por el Ministerio de Medio Ambiente de Espa�a. Las opiniones expresadas en el Bolet�n de Negociaciones de la Tierra pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan los puntos de vista del IIDS o de sus auspiciantes. Est� permitida la publicaci�n de extractos del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra en publicaciones no comerciales y con la correspondiente cita acad�mica. Para obtener informaci�n acerca del Bolet�n de Negociaciones de la Tierra o solicitar su servicio informativo, contacte al Director de Servicios Informativos del IIDS por correo electr�nico <kimo@iisd.org>, tel�fono: +1-646-536-7556 o en 212 East 47th St.#21F, Nueva York, NY 10017, Estados Unidos. El equipo del BNT en el CRIC 5 puede ser contactado por correo electr�nico escribiendo a <soledad@iisd.org>.