IISD RS “Linkages”
Boletín de la Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial
Publicado por el Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS) en cooperación con FAO
 
Formato PDF
 
Formato PDF
 
Versión en inglés
 
Versión en inglés
 
Versión en francés
 
Versión en francés
 
Versión en árabe
 
Versión en árabe
   
Volumen 150, No. 4 - Domingo, 8 de junio de 2008
SÍNTESIS DE LA CONFERENCIA DE ALTO NIVEL SOBRE LA SEGURIDAD ALIMENTARIA
DEL 3 AL 5 DE JUNIO DE 2008
La Conferencia de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria: los Desafíos del Cambio Climático y la Bioenergía se realizó del 3 al 5 de junio de 2008 en la sede de la Organización de las NU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Roma, Italia. En esta Conferencia se reunieron más de 4.700 delegados de 183 países, incluyendo Jefes de Estado y gobiernos, y representantes de gobiernos, agencias de las NU, organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales (ONG), el sector privado y los medios. La Conferencia constó de un Segmento de Alto Nivel y un Comité Plenario (CP).

Como preparación para la Conferencia, hubo reuniones de expertos y consultas con sectores interesados de enero a abril de 2008. Además, se estableció un Grupo de Contacto Oficioso, de composición abierta, que debía preparar un proyecto de declaración para que fuera adoptado en la Conferencia de Alto Nivel. Ese grupo se reunió por primera vez el 9 de mayo de 2008, se reunió nueve veces durante las tres semanas subsiguientes y produjo un proyecto de declaración. Ese borrador, que contenía algunos textos entre corchetes, fue enviado al CP para que fuera revisado durante la Conferencia. El Grupo de Contacto volvió a ser convocado por el CP y se reunió nuevamente durante la Conferencia.

Entre los resultados de la Conferencia se incluyen un Informe de la Conferencia de Alto Nivel y una Declaración sobre la Seguridad Alimentaria Mundial: los desafíos del cambio climático y la bioenergía.

BREVE HISTORIA DE LOS EVENTOS RELACIONADOS CON EL CAMBIO CLIMÁTICO, LA BIOENERGÍA Y LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

CUMBRE MUNDIAL SOBRE LOS ALIMENTOS: La Cumbre Mundial sobre los Alimentos se realizó del 13 al 17 de noviembre de 1996, en Roma, Italia. Fue organizada en respuesta a la persistencia de una desnutrición generalizada y al crecimiento de la preocupación sobre la capacidad de la producción agrícola de responder a las futuras necesidades alimentarias. La Cumbre de 1996 reunió a cerca de 10 mil participantes y produjo la adopción de la Declaración de Roma sobre la Seguridad Alimentaria Mundial y el Plan de Acción de la Cumbre Mundial sobre los Alimentos. La Declaración de Roma establece siete compromisos que establecen las bases para el logro de una seguridad alimentaria sostenible y para todos, mientras que el Plan de Acción define los objetivos y acciones relevantes para la implementación en la práctica de estos compromisos. En la Cumbre también se formularon los objetivos para el logro de la seguridad alimentaria para todos a través de distintos esfuerzos para la erradicación del hambre en todos los países, con vistas a que el número de personas desnutridas se reduzca a la mitad para el año 2015.

CUMBRE MUNDIAL SOBRE LOS ALIMENTOS: CINCO AÑOS DESPUÉS: Esta Cumbre se realizó en Roma, Italia, del 10 al 13 de junio de 2002, y en ella se renovaron los compromisos asumidos en la Cumbre de 1996. Los delegados pidieron a los Estados que aumenten sus esfuerzos y actúen como una alianza internacional en contra del hambre.

CONFERENCIA INTERNACIONAL “BIOENERGÍA SOSTENIBLE – DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES”: Esta Conferencia, que se realizó del 12 al 13 de octubre de 2006, en Bonn, Alemania, fue organizada de manera conjunta por la Fundación de las NU y el Foro sobre Ambiente y Desarrollo. La Conferencia tuvo como objetivo explorar las oportunidades para la bioenergía, evaluar los desafíos de la sostenibilidad e identificar soluciones para el uso de estas fuentes de energía renovable. Los representantes de gobiernos, ONG, empresas y centros de investigación, además de representantes de las NU, la Organización Mundial de Comercio (OMC), la FAO, la Comisión Europea y el Banco Mundial evaluaron los parámetros para la producción sostenible de biomasa y biocombustibles. Los participantes destacaron la potencial contribución de la bioenergía a la energía sostenible del futuro, llamaron la atención sobre el impacto que las regulaciones comerciales tendrán sobre ese potencial, y acordaron acerca de la necesidad de desarrollar criterios comunes para su desarrollo. La Conferencia también pidió acciones del sector privado, los donantes y los bancos para garantizar la creación de capacidades.

SEXTA REUNIÓN DEL FORO MUNDIAL SOBRE ENERGÍAS SOSTENIBLES: Esta reunión, que se realizó del 29 de noviembre al 1° de diciembre de 2006 en Viena, Austria, fue organizada en torno al tema “África se energiza a su misma” y estuvo centrada en asuntos como las cuestiones subregionales, los biocombustibles, la energía hidroeléctrica, el Mecanismo para el Desarrollo Limpio y el financiamiento.

REUNIÓN DEL CONSEJO DE LA UE DE 2007: La reunión del Consejo de la Unión Europea (UE), que se llevó a cabo los días 8 y 9 de marzo de 2007, en Bruselas, Bélgica, concluyó con un acuerdo de los líderes de la UE sobre metas para recortar las emisiones de dióxido de carbono para el año 2020, estimular las energías renovables y apoyar los biocombustibles. El acuerdo compromete a los países de la UE a recortar las emisiones en un 20% desde los niveles de 1990 para 2020, y a impulsar la participación de las energías renovables en el total de energías utilizadas, para que alcance el 20% en ese mismo año. Además, se acordó una meta de un mínimo de un 10% sobre el uso de biocombustibles en el transporte para 2020.

PRIMERA CONSULTA TÉCNICA DE LA FAO SOBRE BIOENERGÍA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA: Distintos especialistas de todo el mundo se reunieron en la sede central de la FAO en Roma, Italia, del 16 al 18 de abril para discutir la producción de bioenergía y las oportunidades y riesgos que tiene en relación con la seguridad alimentaria y el medio ambiente. Los participantes acordaron que los gobiernos pueden usar la bioenergía como motor positivo para el desarrollo rural, siempre y cuando tomen en cuenta al medio ambiente y las preocupaciones relacionadas con la seguridad alimentaria. En la reunión se recomendó que la Plataforma de Bioenergía Internacional de la FAO elabore un conjunto de directrices que los gobiernos y potenciales inversores puedan utilizar cuando tomen parte o traten con la industria de los biocombustibles.

CUMBRE DE SUDAMÉRICA SOBRE LA ENERGÍA: Esta cumbre se realizó del 16 al 17 de abril en Isla Margarita, Venezuela. Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Uruguay, Surinam y Venezuela reconocieron el potencial de los biocombustibles para diversificar las fuentes de energía en la Declaración de Margarita. También acordaron que la integración energética debería utilizarse para la promoción del desarrollo social y económico y la erradicación de la pobreza, y establecieron un Consejo Sudamericano de Energía que se encargará del desarrollo de una propuesta para una estrategia sudamericana común de energía.

37ª ASAMBLEA GENERAL DE LA OEA: En la 37ª Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se reunió en Ciudad de Panamá, Panamá, del 3 al 5 de junio de 2007, el tema fue “Energía para el Desarrollo Sostenible”. Durante su discurso de apertura, el Secretario General de las NU, Ban Ki-moon, señaló que los efectos adversos del cambio climático están sintiéndose en áreas como la agricultura y la seguridad alimentaria, la salud humana, la energía, el transporte y la industria, e hizo hincapié en la necesidad de alianzas para combatir al cambio climático. Los ministros de Relaciones Exteriores de las Américas hicieron hincapié en el rol de la energía en el desarrollo sostenible de la región y en el establecimiento de las condiciones necesarias para una economía competitiva.

CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE BIOCOMBUSTIBLES: En esta reunión de alto nivel, que se llevó a cabo del 5 al 6 de julio de 2007, en Bruselas, Bélgica, se comenzó la discusión sobre el desarrollo de un enfoque internacional para los biocombustibles y cómo aprovechar su beneficios potenciales garantizando al mismo tiempo el desarrollo sostenible y que se evitarán nuevos riesgos. Los oradores, entre los que estuvieron incluidos el Presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y el Presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, se ocuparon de cuestiones ambientales y de desarrollo relacionadas con el comercio internacional de biocombustibles.

PRIMER SEMINARIO DE ALTO NIVEL SOBRE BIOCOMBUSTIBLES DE ÁFRICA: En el primer seminario de Alto Nivel sobre Biocombustibles de África, que se llevó a cabo en Addis Ababa, Etiopía, del 30 de julio al 1° de agosto de 2007, se desarrolló un Plan de Acción para el Desarrollo de Biocombustibles en África. A la Declaración de Addis Ababa sobre el Desarrollo Sostenible de Biocombustibles en África se le anexó un Plan de Acción que pide, entre otras cosas, el desarrollo de políticas y marcos regulatorios habilitantes, la participación en las discusiones mundiales sobre la sostenibilidad de los biocombustibles, la formulación de principios guía sobre los biocombustibles para mejorar la competitividad de África, y la minimización de los riesgos asociados al desarrollo de biocombustibles por parte de los pequeños productores. Además, el Plan insta al desarrollo de alianzas para la mejora de la cooperación norte-sur y sur-sur, solicita a las instituciones públicas de financiamiento que apoyen los proyectos de biocombustibles y propone el establecimiento de un foto que promueva el acceso a información y conocimiento sobre los biocombustibles.

PRIMERA REUNIÓN REGIONAL DE SECTORES INTERESADOS DE LA RBS: La Ronda sobre Biocombustibles Sostenibles (RBS) realizó su primera Reunión Regional de Sectores Interesados del 17 al 18 de octubre de 2007, en Belo Horizonte, Brasil. La RBS es una iniciativa de múltiples sectores interesados que busca desarrollar estándares para la sostenibilidad de los biocombustibles. Para mediados de 2008, debería haber redactado estos estándares en conjunto con distintas ONG, empresas, gobiernos y grupos intergubernamentales de todo el mundo. Cerca de 45 participantes de la industria, las ONG, los gobiernos y la academia discutieron el proyecto de principios de sostenibilidad de la RBS y el modo en que estos principios se deberán aplicar e América Latina. Los participantes acordaron que para garantizar la sostenibilidad de la producción de biocombustibles es necesario que se compartan las mejores prácticas, se haga una adecuada planificación del uso de la tierra y se otorguen incentivos económicos. También hicieron hincapié en la importancia de encontrar formas de garantizar la participación de los pequeños productores en las cadenas de abastecimiento.

REUNIÓN ANUAL DEL BANCO MUNDIAL Y EL FMI: El Comité de Desarrollo, un comité ministerial conjunto de las Juntas de Gobernadores del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI), se reunió del 21 de octubre de 2007 en Washington DC, EE.UU., durante las reuniones anuales del Banco y el FMI. En cuanto a las energías limpias y el cambio climático, el Comité pidió al Banco que aumente su apoyo para el acceso a energías modernas, efectivas en términos de costos y limpias, especialmente entre los más pobres y en el África subsahariana. Además, el Comité pidió por el desarrollo de un marco estratégico para la participación del Grupo del Banco Mundial (GBM) en el cambio climático, incluso a través del apoyo a los países en desarrollo en sus esfuerzos por adaptarse al cambio climático y lograr un crecimiento bajo en carbono mientras reducen la pobreza.

SEGUNDA REUNIÓN REGIONAL DE SECTORES INTERESADOS DE LA RBS: Este evento se realizó en Shangai, China, del 13 al 14 de noviembre de 2007. Cerca de 40 participantes de la industria, las ONG, los gobiernos y la academia discutieron los principios de sostenibilidad redactados por la RBS y el modo en que se deben aplicar en Asia del Este. Los participantes contribuyeron al proceso de definición de los principios de sostenibilidad y los criterios para los biocombustibles, y presentaron cuestiones de relevancia específica para la región, a través de la aplicabilidad, la factibilidad y la implementación de los principios y criterios.

SIMPOSIO INTERNACIONAL SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO: El Instituto Internacional de Investigación sobre Cultivos para los Trópicos Semiáridos organizó un Simposio Internacional sobre el Cambio Climático del 22 al 24 de noviembre de 2007. Este simposio reunió a expertos de 15 centros internacionales de investigación agrícola en el marco del Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional, así como a otros científicos, para discutir las necesidades de adaptación de varios cultivos. Martin Parry, Copresidente del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, dio una conferencia sobre “Las implicancias del cambio climático en el rendimiento de los cultivos, el abastecimiento de alimentos a nivel mundial y el riesgo de hambre”. Parry y William Dar, Director General del Instituto Internacional de Investigación sobre Cultivos para los Trópicos Semiáridos y actual Presidente del Comité de Ciencia y Tecnología de la Convención de las NU de Lucha contra la Desertificación, hizo hincapié en la necesidad de centrar la investigación sobre cultivos en la adaptación y la tensión ambiental, así como en el aumento de las temperaturas y la escasez de agua.

DÍAS SOBRE EL DESARROLLO Y EL CLIMA EN LA CDP 13: Este evento, que se realizó en paralelo con la Conferencia sobre el Cambio Climático de Bali, tuvo lugar del 8 al 9 de diciembre de 2007. Ofreció una plataforma para que las personas y organizaciones que están trabajando en el desarrollo, la adaptación y el cambio climático intercambien experiencias y discutan los desafíos e ideas emergentes sobre cómo reducir la vulnerabilidad al cambio climático. Las sesiones estuvieron centradas en la reducción de desastres y los eventos extremos, las ciudades, la salud, el financiamiento de la adaptación, alimentos y agricultura, adaptación comunitaria y energía, y comunicación entre sectores y escalas temporales.

SEGUNDA CONSULTA TÉCNICA DE LA FAO SOBRE BIOENERGÍA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA: Esta ronda de consultas se llevó a cabo en Roma, Italia, del 5 al 6 de febrero de 2008, con el objetivo de realizar una revisión entre pares y finalizar el marco de trabajo sobre Bioenergía y Seguridad Alimentaria (BESA) que evalúa el nexo entre el desarrollo de la bioenergía y la seguridad alimentaria. Los participantes respaldaron el marco de trabajo análitico completo del BESA para la evaluación de los impactos de diferentes tipos de bioenergias sobre la seguridad alimentaria y solicitaron su rápido despliegue a nivel nacional. Además reconocieron que las evaluaciones del equilibrio de los GEI serán esenciales para los países que desean exportar biocombustibles y que debe apurarse la armonización de los métodos de cálculo. Los participantes subrayaron la necesidad de adaptar el desarrollo de la bioenergía a las condiciones específicas de los países, los sistemas agrícolas, los cultivos tradicionales, el conocimiento local y los sustentos rurales. Los expertos solicitaron que los resultados de esta reunión sean presentados ante la Conferencia de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria Mundial.

CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE ENERGÍAS RENOVABLES DE WASHINGTON: Los participantes de la reunión ministerial realizada del 4 a 6 de diciembre de 2008, en Washington DC, EE.UU., asistieron a más de 25 plenarios y talleres para discutir cuatro temas: la adopción de mercados y el financiamiento; la agricultora, silvicultura y el desarrollo rural; las autoridades locales y estatales; y la investigación y el desarrollo. Hacia el final de la Conferencia, más de 100 promesas habían sido enviados al Programa Internacional de Acción de Washington, una compilación de compromisos nacionales e internacionales para acelerar el consumo mundial de energías renovables.

REUNIONES DE PRIMAVERA DEL GBM Y EL FMI: El encuentro anual Reuniones de Primavera del GBM y el FMI se realizó del 12 al 13 de abril de 2008, en Washington DC, EE.UU.. En el Comité de Desarrollo conjunto, los países destacaron el aumento de los precios de los alimentos y la energía y su impacto en los países en desarrollo. Además, dieron la bienvenida al llamado del Presidente del Banco a la comunidad mundial para que luche contra el hambre y la desnutrición a través del “Nuevo Tratado por una Política Mundial sobre los Alimentos”, que combina la asistencia inmediata con esfuerzos a mediano y largo plazo para aumentar la productividad agrícola en los países en desarrollo. Luego los países reconocieron que el acceso a la energía sigue siendo central para el desarrollo, y apoyaron los objetivos del GBM de promover las tecnologías limpias y el despliegue de energías renovales, la transferencia de tecnologías, la investigación y el desarrollo. Y destacaron el trabajo en proceso sobre el diseño, la gobernanza y el financiamiento de nuevos Fondos de Inversión del Clima, entre los que se incluyen el Fondo para las Nuevas Tecnologías, y dieron la bienvenida al proceso consultivo en curso para el desarrollo de un Marco Estratégico orientado a los clientes sobre el Cambio Climático y el Desarrollo.

CONFERENCIA INTERNACIONAL SOBRE ENERGÍAS RENOVABLES EN ÁFRICA: Esta Conferencia, que se realizó en Dakar, Senegal, del 16 al 18 de abril de 2008, estuvo centrado en el tema de “hacer que los mercados de energías renovables funcionen para África: políticas, industrias y financiamiento para hacer crecer la escala”. Los participantes desarrollaron un Plan de Acción sobre el Aumento de Escala de las Energías Renovables en África, que fue endosado por ministros y otros funcionarios de alto nivel en una “Declaración de Dakar sobre el Aumento de Escala de las Energías Renovables en África”. La Declaración acuerdo una meta africana para lo gobiernos, con apoyo de los socios desarrollados, para aumentar las inversiones anuales en energías renovables a US$ 10 billones entre 2009 y 2014.

REUNIÓN ANUAL DE CESAP DE 2008: La reunión anual de la Comisión Económica y Social de las NU para Asia y el Pacífico (CESAP) se llevó a cabo del 24 al 20 de abril de 2008, en Bangkok, Tailandia. Cerca de 50 países acordaron compartir las experiencias en el desarrollo de tecnologías de energía renovables y “difundir rápidamente tales tecnologías a los países en desarrollo”.

REUNIÓN SEMIANUAL DE JEFES DE LAS AGENCIAS LAS NU Y EL SECRETARIO GENERAL DE LAS NU: Durante la reunión semestral del Secretario General de las NU, Ban Ki-moon, con los jefes de las agencias de las NU, que se llevó a cabo del 28 al 29 de abril de 2008, Ban Ki-moon anunció planes para desarrollar una estrategia comprehensiva para el abordaje de la crisis alimentaria mundial. Asimismo, se creó un fuerza de tareas coordinada por el Secretario General Adjunto para Asuntos Humanitarios, John Colmes, y el Coordinador de Gripe Aviar y Humana del Sistema de las NU, David Nabarro. Esta fuerza de tareas —presidida por el Secretario General, incluye a los jefes del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, el PMA, la FAO, el FADI y la OMC— ha desarrollado un plan de acción que será discutido en la Conferencia de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria Mundial.

FORO MUNDIAL SOBRE ENERGÍAS RENOVABLES: Este Foro se realizó del 18 al 21 de mayo de 2008, en Foz de Iguaçu, Brasil, y fue organizado de manera conjunta por la Organización de las NU para el Desarrollo Industrial (UNIDO), el Ministerio de Minas y Energía de Brasil, Electrobras e Itaipú Binacional. En el Foro se reunieron más de mil participantes de unos 50 países, y se creó una plataforma para el diálogo sobre el fortalecimiento de la vínculos interregionales y el establecimiento de acciones conjuntas para reducir la pobreza y aumentar la seguridad energética a través de la utilización de energías renovables. UNIDO y algunos países e instituciones participantes desarrollaron acuerdos bilaterales y un memorando de entendimiento.

REUNIÓN ESPECIAL DE ECOSOC SOBRE LA CRISIS ALIMENTARIA MUNDIAL: El Consejo Económico y Social de las NU (ECOSOC) realizó una Reunión Especial sobre la Crisis Alimentaria Mundial del 20 al 22 de mayo de 2008, en la sede de las NU en Nueva York, EE.UU.. Los participantes acordaron prioridades a corto plazo, incluyendo acciones inmediatas a través de donantes y gobiernos para permitir a los agricultores que satisfagan sus demandas de producción. Además identificaron medidas a mediano y largo plazo para superar la crisis alimentaria, entre las que incluyeron una revisión de la cantidad de ayuda oficial para el desarrollo destinada a la agricultura.

INFORME DE LA CONFERENCIA

Tras un plenario de apertura, el Segmento de Alto Nivel se reunió entre el martes y el jueves a mediodía para escuchar los discursos de los Jefes de Estado y gobierno, jefes de delegaciones, invitados especiales, representantes de organizaciones de la Sociedad Civil y diferentes ONG, y el sector privado. El Cp se reunió el martes por la tarde, el miércoles y el jueves para revisar y adoptar el proyecto de declaración. También sostuvo cuatro mesas redondas sobre los altos precios de los alimentos; el cambio climático y la seguridad alimentaria; las pestes y enfermedades transfronterizas; y la bioenergía y la seguridad alimentaria. El martes, el CP decidió volver a convocar al Grupo de Contacto Oficioso, de composición abierta, para revisar el proyecto de declaración. Luego, el CP consideró el texto enviado por el Grupo de Contacto el jueves. Hubo un plenario de cierre el jueves por la tarde en el que se adoptó el informe de la Conferencia y la Declaración. Este informe incluye una síntesis de esas declaraciones y discusiones, ordenada cronológicamente, y un resumen de la Declaración.

PLENARIO DE APERTURA

El martes por la mañana, Jacques Diouf, Director General de la FAO, condujo una sesión plenaria de apertura. Giorgio Napolitano, Presidente de Italia, subrayó que la crisis alimentaria amenaza los avances logrados hasta ahora en relación con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y sugirió que los países desarrollados hagan una revisión crítica de sus políticas del pasado. Hizo hincapié en la necesidad de mirar más allá de la emergencia y poner el foco en la mejora de la producción agrícola a largo plazo. Finalmente, sostuvo que los mecanismos de mercado no serán suficientes para superar la crisis y pidió políticas y acciones establecidas dentro de las NU e implementadas a través de esta organización.

Ban Ki-moon, Secretario General de las NU, destacó que aunque la crisis alimentaria podría deshacer el trabajo hecho en función del establecimiento de democracias, es también una oportunidad histórica para revisar las políticas del pasado y revitalizar la agricultura. Subrayó algunas de las recomendaciones formuladas por la Fuerza de Tareas de Alto Nivel de las NU sobre la Crisis Mundial de la Seguridad Alimentaria, instó a los participantes a actuar en alianzas, y pidió un mayor nivel de consenso internacional con respecto a los biocombustibles.

A través de un mensaje emitido por Tarcisio Bertone, Secretario de Estado de la Santa Sede, el Papa Benedicto XVI identificó el derecho a los alimentos como una cuestión ética y pidió a los participantes que consideren la dignidad de todas las personas. Sostuvo que el hambre y la desnutrición son “inaceptables” en un mundo que tiene niveles suficientes de producción, y señaló que existen barreras estructurales que impiden garantizar un adecuado abastecimiento de alimentos.

Jacques Diouf señaló que la reunión se ha convertido en una “cumbre de facto” debido a la crisis alimentaria. Tras expresar su frustración por que no se brindó un financiamiento adecuado a los programas que podrían haber garantizado la seguridad alimentaria mundial, pidió soluciones innovadoras e instó a los delegados a participar en discusiones no partisanas.

Gianni Alemanno, Alcalde de Roma, lamentó que sea poco probable que se alcancen los ODM.

Los delegados eligieron a Silvio Berlusconi, Primer Ministro de Italia, como Presidente de la Conferencia de Alto Nivel; a Denis Sassou N’guesso (Congo), Masatoshi Wakabayashi (Japón), Iztok Jarc (Eslovenia), Leonel Fernández (República Dominicana), Amin Abaza (Egipto), Mark Keenum (EE.UU.) y Jim Anderton (Nueva Zelanda) como Vicepresidentes; y a Leonel Fernández (República Dominicana) como relator.

Luego, los delegados adoptaron la Agenda y el Cronograma y establecieron un CP y otros Arreglos (HLC/08/2 y HLC/08/INF/9-Rev.1).

SEGMENTO DE ALTO NIVEL

Nota del editor: El texto y el audio de los discursos de los oradores está disponible en: http://www.fao.org/foodclimate/conference/statements/

El Segmento de Alto Nivel se reunió a lo largo del día y la noche del martes y el miércoles, y nuevamente el jueves por la mañana.

El martes, los siguientes Jefes de Estado y Gobierno se dirigieron al Segmento de Alto Nivel: Muhammad Hosni Mubarak, Egipto; Luiz Inácio Lula da Silva, Brasil; Yasuo Fukuda, Japón; Danilo Türk, Eslovenia; Isaias Afwerki, Eritrea; Cristina Fernández de Kirchner, Argentina; Mahinda Rajapaksa, Sri Lanka; Nicolas Sarkozy, Francia; José Luiz Rodríguez Zapatero, España; Ismaël Omar Guelleh, Djibouti; Stjepan Mesi, Croacia; Mahmoud Ahmadinejad, República Islámica de Irán; Marc Ravalomanana, Madagascar; Robert Mugabe, Zimbabwe; Bamir Topi, Albania; Abdoulaye Wade, Senegal; James Alix Michel, Seychelles; Sidi Mohamed Ould Cheikh Abdallahi, Mauritania; Hifikepunye Pohamba, Namibia; Boni Yayi, Benin; Amani Abeid Karume, representing Jakaya Mrisho Kikwete, Tanzania; Mohamed Ghannouchi, Túnez; Josaia Voreqe Bainimarama, Fidji; Ali Mohammed Mujawar, Yemen; Guillaume Kigbafory Soro, Côte d’Ivoire; Denzil L. Douglas, Saint Kitts y Nevis; Jim Marurai, Islas Cook; y Youssouf Saleh Abbas, Chad.

Los ministros de los siguientes países también se dirigieron al Segmento de Alto Nivel: China; EE.UU.; India; RU; Federación Rusa; y Alemania. El Vicepresidente de Cuba y el ex Presidente de Sudáfrica también hablaron. Los delegados escucharon discursos de los representantes de: la Unión Africana, la Liga de los Estados Árabes, la FAO, la Organización Mundial de la Salud, la Conferencia de las NU sobre Comercio y Desarrollo; la Alianza Ejecutiva del Grupo Consultivo sobre Investigación Agrícola Internacional (CGIAI) y la OMC.

El miércoles, los siguientes Jefes de Estado y Gobierno se dirigieron al Segmento de Alto Nivel: Denis Sassou N’Guesso, Congo; Leonel Fernández, República Dominicana; João Vieira, Guinea Bissau; Gabriel Ntisezerana, Burundi; María Gloria Penayo de Duarte, Paraguay; Absalom Themba Dlamini, Suazilandia; Abbas El Fassi, Marruecos; y Pakalitha Mosisili, Lesotho. También hablaron el Viceprimer Ministro de Turkmenistán y el Viceprimer Ministro de Tailandia.

Los ministros, abogados y representantes de los siguientes países también se dirigieron al Segmento de Alto Nivel: Afganistán, Argelia, Armenia, Australia, Austria, Bahrain, Bangladesh, Bélgica, Bélice, Bután, Burkina Faso, Camboya, Canadá, Cabo Verde, Chile, Chipre, Dinamarca, Ecuador, El Salvador, Finlandia, Gambia, Grecia, Guatemala, Guinea, Haití, Islandia, Indonesia, Irak, Italia, Jamaica, Jordania, Kenya, Kuwait, República Democrática de Lao, Libia, Luxemburgo, Malasia, Malta, Mauricio, Moldavia, Mongolia, Marruecos, Mozambique, Myanmar, Países Bajos, Nueva Zelanda, Nigeria, Noruega, Omán, Pakistán, Filipinas, Portugal, Qatar, República de Bielorrusia, República de Corea, Rumania, Ruanda, Samoa, Santo Tomé y Príncipe, Arabia Saudita, Eslovaquia, Sudán, Suecia, Suiza, República Árabe Siria, Togo, Turquía, Tuvalu, Uganda, Ucrania, Emiratos Árabes Unidos, EE.UU., Uruguay, Vietnam y Zambia.

Los representantes de las siguientes instituciones también se dirigieron al Segmento de Alto Nivel: el Banco Africano para el Desarrollo, la Mancomunidad Británica de Naciones, la Comisión Europea, el Parlamento Europeo, y la Oficina del Alto Comisionado por los Derechos Humanos.

El jueves, los ministros de los siguientes países se dirigieron al Segmento de Alto Nivel: Bolivia, Botswana, Etiopía, Ghana, Hungría, Irlanda, Israel, Kazakhstán, Malta, Nigeria, Polonia, Turquía y Venezuela.

Hablaron asimismo representantes de las siguientes organizaciones de la Sociedad Civil y diferentes ONG, y del sector privado: BP Biocombustibles, la Red Indígena Ambiental, la Federación Internacional de Grupos de Productores Agrícolas de Granos y Oleaginosas y La Vía Campesina.

También hablaron representantes de las siguientes instituciones; la Unión Árabe Magreb, el Fondo Común para las Materias Primas, la Comunidad Europea. El Banco de Desarrollo Islámico, la Convención de las NU para la Lucha contra la Desertificación (CNULD), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), y el Relator Especial de las NU sobre el Derecho a los Alimentos.

Los oradores reconocieron ampliamente lo oportuna que ha sido la Conferencia de Alto Nivel y la urgencia de la crisis alimentaria. Muchos sostuvieron que las causas de esta crisis son múltiples y destacaron los vínculos entre alimentos, energía y cambio climático. Entre las causas mencionadas estuvieron: el aumento de los costos de los combustibles y el transporte, el aumento de los precios del petróleo y los insumos agrícolas, la competencia por tierras cultivables entre los biocombustibles y la producción de alimentos, y los impactos del cambio climático. Los oradores también destacaron la devaluación de las monedas, la especulación de los mercados, los cambiantes patrones de consumo y el crecimiento de la población.

Un grupo de oradores, entre los que se incluyeron Argentina, Cuba y Venezuela, destacaron a la especulación de los mercados como una de las principales causas de crisis. El Parlamento Europeo sostuvo que esta especulación ha sido más dañina que la producción de biocombustibles. Varios oradores, como los de Congo, Croacia, Namibia, tailandia y Túnez señalaron los vínculos entre las crisis de los alimentos y la energía.

Hubo un amplio consenso con respecto a que esta es una crisis de la producción de alimentos y también del acceso y distribución de los alimentos, y los oradores pidieron solidaridad internacional y fuerte voluntad política. La Alianza de EE.UU. para el Fin del Hambre agregó que la falta de voluntad política ha afectado los esfuerzos por terminar con el hambre, y pidió un análisis de las políticas de la crisis actual. Una serie de oradores, entre los que se incluye a los representantes de Ghana y el Comisionado Europeo para el Desarrollo y la Ayuda Humanitaria, pidieron acciones concretas.

Muchos oradores, incluyendo entre ellos a la Unión Africana, Angola, Benin, Botswana, Chad, el Comisionado Europeo para el Desarrollo y la Ayuda Humanitaria, la UE, Irlanda, La Vía Campesina, Malta, Namibia, Túnez, el RU y Yemen, mencionaron la falta de avances en el logro de los compromisos internacionales del pasado para luchar contra el hambre, así como las amenazas que suponen la actual crisis para el logro de los ODM.

Varios participantes destacaron que la crisis ofrece oportunidades. El Banco de Desarrollo de África, Fidji, Hungría, Madagascar y el RU destacaron el potencial del aumento de los precios de los alimentos para incrementar la contribución del sector agrícola al crecimiento económico. Noruega y El Salvador sugirieron que la crisis podría catalizar las inversiones en la mejora de la agricultura. Angola, la Republica Dominicana y Ucrania sostuvieron que la crisis alimentaria ofrece una oportunidad a los países en desarrollo con gran potencial agrícola. Turquía dijo que los operadores del mercado no deberían buscar la obtención de ganancias a partir de la crisis.

Una serie de oradores, entre los que se incluyeron la República Dominicana, Ghana, Países Bajos, Nigeria, Pakistán, Sudán y Turquía, advirtieron que la crisis alimentaria podría llevar a desórdenes civil. Marruecos y el Alto Comisionado de las NU sobre los Derechos Humanos destacaron que los conflictos podrían exacerbar la crisis. Côte d’Ivoire, Djibouti y Mauritania destacaron la amenaza a la paz que implica el aumento de los precios de los alimentos.

El derecho a los alimentos fue mencionado en varias ocasiones, entre otros por el Alto Comisionado para los Derechos Humanos, la Red Indígena Ambiental, Marruecos, Suiza, el PNUMA y el Relator Especial de las NU sobre el Derecho a los Alimentos.

También hubo quienes hicieron hincapié en el la vulnerabilidad de ciertos grupos. Alemania, Namibia, Saint Kitts y Nevis, España y la Organización Mundial de la Salud hicieron hincapié en la vulnerabilidad de los niños y los pequeños productores agropecuarios a la crisis alimentaria. Mientras, Fidji, Seychelles y otros destacaron la vulnerabilidad de los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo (PEID) a los impactos del cambio climático. Un número de oradores se refirió a las mujeres, e Islandia y Nueva Zelanda pidieron un mayor énfasis en el papel de las mujeres en el desarrollo. Eritrea señaló que los que se han visto más afectados por la crisis de los alimentos son los que ya han sido privados de otras necesidades básicas.

Los esfuerzos en curso, como la Alianza por una Revolución Verde en África y el Programa de Desarrollo Agrícola Comprensivo de África de la Nueva Alianza para el Desarrollo de África, fueron destacados como pasos positivos en el abordaje de la crisis alimentaria.

Numerosos oradores dirigieron la atención a los vínculos entre el cambio climático y la crisis alimentaria y algunos dieron detalles de los impactos que el cambio climático ha tenido sobre su país. Varios, incluyendo Omán, sugirieron que se realicen nuevas investigaciones sobre estos vínculos. Se hizo hincapié en las negociaciones sobre el cambio climático, ya que Chile, Dinamarca, Italia y Noruega pidieron un exitoso resultado de las conferencias de Poznan y Copenhagen. Varios países en desarrollo instaron a centrarse en la adaptación, y Suazilandia señaló la necesidad de mejorar la investigación agrícola de manera que incluya la adaptación al cambio climático.

Muchos oradores distinguieron entre las medidas inmediatas y a mediano y largo plazo que son necesarias para tratar la crisis alimentaria. En cuanto a las medidas de emergencia, se recomendó que se tomen medidas inmediatas para garantizar que haya cosechas productivas en los próximos dos años. Varios países desarrollados, entre los que se incluyen Hungría, Irlanda, Japón, Polonia y el RU, destacaron los aumentos en la ayuda alimentaria y la asistencia internacional para la cooperación, así como el deseo de responder a las necesidades de emergencia disponiendo de los alimentos de las reservas gubernamentales. Algunos donantes internacionales, entre los que se incluye en Banco Islámico para el Desarrollo, anunciaron promesas para ayudar a superar la crisis alimentaria.

Muchos identificaron a los recursos financieros como parte de las soluciones a largo plazo para la crisis, y República Dominicana destacó la insuficiencia de los niveles actuales de financiamiento. El Banco Africano para el Desarrollo también pidió mayores inversiones del sector privado. Pakistán pidió un apoyo financiero continuo y aumentado por parte las instituciones de Breton Woods y las agencias de las NU; y Congo, El Salvador y Malasia pidieron lo mismo a los países industrializados. Kenya, Lesotho y Nigeria mencionaron la necesidad de aumentar el acceso al crédito asequible. El Banco Islámico de Desarrollo, Países Bajos, Nueva Zelanda, Portugal y otros hicieron promesa adicionales para ayudar a superar la crisis alimentaria.

También hubo un llamado general al aumento de la inversión en agricultura, y se destacó como medida clave a mediano y largo plazo a la mejora de la productividad agrícola, en especial en los países en desarrollo. Algunos oradores se refirieron a lo que debería implicar un aumento de la inversión en la agricultura. El Relator Especial de las NU sobre el Derecho a los Alimentos instó a centrarse en los pequeños productores. Hungría subrayó la necesidad de invertir en proyectos diseñados a nivel profesional para el desarrollo sostenible. El PNUMA pidió inversiones en semillas, herramientas, equipos de producción agropecuaria, bosques y polinizadores naturales. La Red Ambiental Indígena instó al establecimiento de fondos de adaptación y mitigación para la agricultura en pequeña escala y con bajo consumo de carbono. Haití hizo hincapié en la necesidad de investigación y tecnologías para diversificar los productos alimentarios en beneficio de todos. Italia subrayó que el desarrollo de infraestructura es necesario para dar un paso hacia delante en la lucha contra el hambre.

Otras propuestas incluyeron el establecimiento de bancos de semillas, un mecanismo mundial para la creación de una protección en contra de las fluctuaciones de la producción de alimentos, y un sistema de alerta temprana para los déficit de alimentos. Los oradores también pidieron que se establezca un panel de expertos internacionales sobre agricultura, un mecanismo de inversión para la promoción de los proyectos de adaptación y mitigación del cambio climático en el sector agrícola, con el apoyo de las instituciones basadas en Roma, y un marco internacional para apoyar las estrategias nacionales de derecho a los alimentos.

La coordinación y cooperación internacional fue identificada como central en el tratamiento de la crisis alimentaria. Australia, Bangla Desh, Dinamarca, Noruega, los Emiratos Árabes Unidos y otros dieron la bienvenida a la creación de una Fuerza de Tareas de Alto Nivel sobre Crisis Mundial de Seguridad Alimentaria. Algunos oradores hicieron sugerencias tales cómo de qué modo debería realizar su trabajo. Australia, Finlandia, Irlanda, Luxemburgo, Países Bajos, Nueva Zelanda y Suiza, apoyaron una nueva reforma de la FAO; y varios oradores, entre los que se incluyeron Hungría, Malasia, Bangla Desh, Luxemburgo, la CNULD y el Comisionado Europeo para el Desarrollo y la Ayuda Humanitaria, dijeron que debería cumplir un papel de liderazgo en la lucha contra el hambre. Se destacó el trabajo de otras agencias, incluyendo elogios para el Programa Alimentario Mundial (PAM) de Kenya, y la referencia a los pronósticos a largo plazo de la FAO, la Organización para la Cooperación Económica y el Desarrollo y el Banco Mundial, por parte de Grecia. China, la Liga de Estados Árabes, Namibia, Australia, Pakistán, Arabia Saudita, Libia, Jordania, Nueva Zelanda y Finlandia alentaron una mayor cooperación entre las agencias. Italia hizo hincapié en el potencial papel que podría cumplir el Grupo de los Ocho en el tratamiento de la crisis.

Hubo un llamado general a que se concluya con éxito las negociaciones de la Ronda de Doha de la OMC. Tras destacar el papel de las restricciones de las exportaciones en la actual crisis alimentaria, Albania, Cuba, Nueza Zelanda, Omán, Arabia Saudita, Suazilandia, la OMC y otros pidieron por su eliminación. Burundi, las Naciones de la Mancomunidad, República Dominicana, México, Luxemburgo, Pakistán, Sao Tomé y Príncipe, y Suiza pidieron la eliminación de los subsidios agrícolas en los países desarrollados, que fueron identificados como factores que contribuyen a la crisis alimentaria por la Alta Comisión de las NU sobre los Derechos Humanos. La Comunidad Europea sostuvo que su política agrícola común es parte de la solución a la crisis. Muchos, incluyendo Angola, Islandia, Madagascar, Túnez, Ucrania y el RU destacaron la necesidad de los países en desarrollo y los productores agrícolas de pequeña escala de acceder a los mercados internacionales. La Federación Internacional de Semillas pidió una reducción de los impuestos sobre los forrajes, los fertilizantes y los productos alimentarios. Kenya destacó que los países en desarrollo con frecuencia exportan los productos alimentarios sin refinar o procesar, alcanzado así bajos precios.

Hubo diferencias importantes en las opiniones expresadas sobre los biocombustibles. Muchos países en desarrollo advirtieron en contra del uso de tierras agrícolas para la producción de biocombustibles hasta que se haya erradicado el hambre. Belice e Islandia se opusieron a los biocombustibles y promovieron el desarrollo de otras formas de energía renovable. Alemania, la Liga de los Países Árabes y EE.UU. argumentaron que la producción “equilibrada” de biocombustibles es una posibilidad, importante para el empleo y el bienestar, y necesaria en vista de la escasez de energía mundial. Muchos oradores, entre los que se destacaron Alemania, Japón, Países Bajos, Noruega, Italia, Australia y Luxemburgo, apoyaron la producción sostenible de biocombustibles. La CE, Italia y Dinamarca estuvieron a favor del uso de organismos genéticamente modificados para la producción de biocombustibles, con las precauciones necesarias. Muchos destacaron a la segunda generación de biocombustibles como la solución para la crisis. Malasia, Países Bajos, Nueza Zelanda y los Emiratos Árabes Unidos instaron a que se aumente la investigación en este tipo de biocombustibles. El Fondo Común para las Materias Primas y Kenya dijeron que el cultivos de ítems no alimentarios sobre tierras áridas para producción de biocombustibles contribuirá al desarrollo sostenible. China y Malta identificaron la necesidad de seguir estudiando los impactos de la producción de biocombustibles sobre los precios de los alimentos. La Federación Internacional de Productores Agrícolas hizo hincapié en que los biocombustibles no deberían ser la salvaguarda de ricos países desarrollados. la Red Ambiental Indígena recomendó que se vaya en contra de la producción corporativa de biocombustibles para la exportación. Turquía, Noruega, Suiza, Argelia y BP Biocombustibles apoyaron el desarrollo de directrices internacionales sobre los biocombustibles aceptables. México y Arabia Saudita pidieron la eliminación de los subsidios a la bioenergía, y con Malasia, Omán y Uruguay destacaron los vínculos entre la producción de biocombustibles y la crisis alimentaria mundial.

COMITÉ PLENARIO

El miércoles, el CP sostuvo cuatro mesas de discusión, cuyo contenido es sintetizado en los siguientes apartados.

ALTOS PRECIOS DE LOS ALIMENTOS: CAUSAS, CONSECUENCIAS Y POSIBLES SOLUCIONES: Esta mesa redonda fue copresidida por Ed Schafer, Secretario de Agricultura de las NU, y Mahamane Moussa, Ministro de Desarrollo Agrícola, Nigeria (HLC/08/INF/1). Las presentaciones de los panelistas y las discusiones estuvieron centradas en las respuestas a los altos precios, y trataron la necesidad de respuestas humanitarias inmediatas, sostenibilidad en la producción de alimentos y biocombustibles, el desarrollo de fuentes de energía alternativa, y la reforma del comercio internacional. Los participantes también pidieron políticas que vinculen el agua, la energía y los alimentos, la buena gobernanza, y mecanismos de financiamiento más simples y accesibles. En cuanto a las políticas agrícolas, pidieron que el foco esté puesto en los productores agrícolas de pequeña escala, las soluciones conducidas por los países y propiedad de los países.

CAMBIO CLIMÁTICO Y SEGURIDAD ALIMENTARIA: En esta mesa redonda (HLC/08/INF/2), copresidida por Muzahem Al Muheisen, Ministro de Agricultura de Jordania, y Erik Solheim, Ministro de Desarrollo Internacional de Noruega, se analizaron las estrategias de mitigación y adaptación al cambio climático, los impactos del cambio climático en el acceso a los alimentos, y el crecimiento económico y el potencial de las alianzas público privadas. También se hicieron sugerencias de estrategias de adaptación, entre las que incluyó la siembra de granos resistentes a la sequía, el desarrollo de estrategias e infraestructura de riego, y la reducción de la pobreza. Los participantes discutieron: políticas para la promoción de la autosuficiencia alimentaria y la promoción de los productores de pequeña escala; la gestión sostenible de los recursos hídricos y forestales; la degradación de la tierra; la expansión del Mecanismo para el Desarrollo Limpio; y el desarrollo de los mecanismos de seguro.

PESTES Y ENFERMEDADES TRANSFRONTERIZAS: Esta mesa redonda (HLC/08/INF/7) fue presidida por Sharad Pawar, del Ministerio de Agricultura de la Unión y Ministerio de Asuntos de Consumo, Alimentos y Distribución Pública, India, y Jim Anderton, Ministro de Agricultura, Pesca y Silvicultura de Nueva Zelanda. En este período de sesiones, se escucharon pedidos de una plataforma mundial que se ocupe de tratar las enfermedades transfronterizas de los animales, los sistemas de detección y alerta temprana y los mecanismos de respuesta rápida. Los participantes identificaron la necesidad de: análisis de la efectividad en términos de costos y los beneficios en términos de costos de las potenciales medidas para superar la crisis de los alimentos; incorporación del conocimiento de los productores agropecuarios en estas medidas; creación de capacidades; y un foco en la protección de la diversidad biológica. Políticas basadas en la ciencia y la incorporación del conocimiento tradicional a la toma de decisiones para el control de las pestes.

BIOENERGÍA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA: Esta mesa redonda (HLC/08/INF/3) fue copresidida por Gerda Verbug, Ministro de Agricultura, Naturaleza y Calidad de los Alimentos de Países Bajos, y Guillermo Salazar, Ministro de Desarrollo Agrícola de Panamá. En ella se analizaron los desacuerdos sonre el desarrollo y la producción de biocombustibles. La sugerencia de uno de los panelistas de que la segunda generación de biocombustibles desplazará a los cultivos para alimentos encontró oposición, y algunos participantes destacaron las estrategias tanto para impulsar a los biocombustibles como para asegurar el abastecimiento de alimentos y la protección ambiental. Se hicieron sugerencia sobre el desarrollo de criterios de sostenibilidad e investigación sistemática y esfuerzos para el desarrollo. Se les pidió a los participantes que consideraran los patrones de consumo de energía no equitativos, y algunos abogaron por un enfoque más cuidadoso hacia los biocombustibles.

Una síntesis de estas mesas redondas está disponible en: http://www.iisd.ca/crs/wfs/html/ymbvol150num3s.html

DECLARACIÓN DE LA CONFERENCIA DE ALTO NIVEL SOBRE SEGURIDAD ALIMENTARIA: El martes, el CP se reunió para discutir el proyecto de declaración de la Conferencia de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria: Los desafíos del Cambio Climático y la Bioenergía, preparada por el Grupo de Contacto Oficioso, de composición abierta. Henri Djombo, Ministro de Silvicultura y Ambiente de Congo, en representación del Presidente del CP, Denis Sassou N’Guesso, hizo hincapié en las altas expectativas de todo el mundo en el proceso actual. El debate comenzó con algunas discusiones sustantivas. Un delegado expresó su preocupación porque sólo se nombrara algunas de las causas de los altos precios de los alimentos y pidió que se utilice un lenguaje más general. Sin embargo, las cuestiones procesales dominaron la sesión y condujeron a la reconvocatoria del Grupo de Contacto, para que continúe negociando el texto.

El miércoles, el Grupo de Contacto continuó discutiendo el proyecto, y el texto subsiguiente fue reenviado al CP por los Copresidentes del Grupo de Contacto, Abu Atileh (Jordania) y David Hegwood (EE.UU.) en una sesión realizada por la noche. Los delegados discutieron largamente su adoptar o no el proyecto de declaración en bloque, de modo de no reabrir el debate. La mayor parte de los delegados pareció preferir esta opción pero un grupo regional no pudo acordar con la última versión del texto. El debate sustancial estuvo centrado en si incluir referencias a: medidas “restrictivas” que podrían aumentar la volatilidad de los precios internacionales; iniciativas de la Convención Marco de las NU sobre el Cambio Climático (CMNUCC); acciones multilaterales ente incumplimientos de la legislación internacional que ponen en peligro la seguridad alimenticia; y la Estrategia de Mauricio para el Desarrollo Sostenible de los PEID. No se pudo llegar a un consenso sobre estas cuestiones, y la sesión fue suspendida.

El jueves por la mañana, los delegados continuaron sus discusiones pero no pudieron llegar a un acuerdo, a pesar de que hubo una nueva suspensión para consultas en los grupos regionales. Djombo, en representación del Presidente del CP, Sassou N’Guesso, convocó a una reunión cerrada con los jefes de estos grupos en un intento por llegar a un consenso. Mientras tanto, los delegados participaron en consultas informales.

El CP volvió a reunirse, tras un receso de cuatro horas, para adoptar el informe del CP y aprobar el proyecto de declaración. El relator, Salvador Jiménez, presentó su proyecto de informe (HLC/08/REP). El CP lo adoptó con agregados menores en las referencias a los eventos paralelos que habían sido realizados y al proyecto del Marco Comprensivo para la Acción. Luego, los delegados volvieron a centrarse en el proyecto de declaración que debía ser anexado al informe del CP.

Como las posiciones se mantuvieron en sus trincheras, el Congo y Zambia lamentaron la falta de decisión del CP, señalando la urgencia del hambre mundial.

Los representantes de la UE, África, Asia, el Cercano Oriente, Norteamérica y el Sudoeste del Pacífico, así como varios otros delegados, apoyaron la adopción de la Declaración en bloque. Ellos señalaron que las continuas negociaciones sobre el texto estancarían la posibilidad de avanzar.

Argentina y Cuba condenaron la falta de un análisis objetivo de las causas de la crisis de alimentos. Argentina sostuvo además que cuando “cuando uno comienza basado en un diagnóstico equivocado, no es posible que pueda encontrar un remedio adecuado”. Ambos países mencionaron, entre otras, las siguientes causas del hambre: las políticas agrícolas distorsivas y las barreras comerciales; los altos subsidios a la producción y exportación, los patrones no sostenibles de consumo y producción en el Norte, y las “siniestras estrategias” de uso de granos como biocombustibles. Venezuela lamentó que la propuesta referencia a la CMNUCC no fuera incluida en el proyecto, ya que la considera el único instrumento jurídicamente vinculante que refleja de manera genuina el compromiso de los países poderosos con cuestiones del cambio climático y la bioenergía.

Varios países latinoamericanos dijeron que ellos no iban a bloquear el consenso para la adopción de la Declaración, y Venezuela lamentó que “se haya perdido una oportunidad” de luchar contra el “problema estructural” del hambre. Estos países solicitaron, y los delegados acordaron, que sus declaraciones sean incorporadas como apéndice al final del informe de la Conferencia. Finalmente, varios delegados aprobaron, por unanimidad, el proyecto de declaración: sin la eliminación propuesta de la referencia a las medidas “restrictivas”; sin la referencia a la CMNUCC o las acciones unilaterales por incumplimiento de la legislación internacional; e incluyendo una referencia a la Estrategia de Mauricio sobre PEIDs. Djombo, actuando en representación del Presidente Sassou N’Guesso, cerró formalmente la sesión del CP.

Declaración final: La Declaración de la Conferencia de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria Mundial: Los desafíos del Cambio Climático y la Bioenergía (HLC/08/REP/Add1) contiene cinco párrafos introductorios, y tres secciones en donde se definen prioridades y actividades propuestas para: medidas inmediatas y a corto plazo; medidas a mediano y largo plazo; y monitoreo y revisión. La Declaración también contiene un párrafo de conclusión.

En los párrafos introductorios, la Conferencia de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria Mundial reafirma las conclusiones de la Cumbre Mundial de 1996 y su objetivo, confirmado por la Cumbre Mundial sobre los Alimentos: cinco años más tarde, de alcanzar una seguridad alimentaria para todos, con vistas a reducir a la mitad la cantidad de personas desnutridas antes de 2015, y reafirma el compromiso de alcanzar los ODM. La Declaración describe los propósitos de la Conferencia de Alto Nivel, afirmando que la comunidad internacional necesita tomar medidas urgentes y coordinadas para luchar contra los impactos negativos del alza de los precios de los alimentos sobre los países y las poblaciones más vulnerables.

En cuanto a las medidas inmediatas y de corto plazo, la Declaración sostiene que la situación alimentaria mundial exige un fuerte compromiso de los gobiernos y de otros sectores interesados. Pide asimismo a los donantes y al Sistema de las NU que aumenten su asistencia a los países en desarrollo, y subraya dos importantes prioridades a corto plazo: responder con urgencia a las solicitudes de asistencia de los países afectados; y apoyar de manera inmediata la producción y el comercio. Con respecto a la prioridad de aumentar la asistencia, la Declaración sostiene que:

  • se debe asegurar que las agencias pertinentes de las NU contarán con recursos para la expansión y mejora de la asistencia alimentaria y los programas de apoyo para tratar el hambre y la desnutrición;
  • las organizaciones regionales adecuadas deben mejorar su cooperación;
  • todos los esfuerzos de los gobiernos y las ONG deberían tener sinergía con los de las organizaciones multilaterales para que la asistencia pase de ser urgente a de largo plazo.
  • deberían hacerse esfuerzos nacionales e internacionales para garantizar que la asistencia alimentaria internacional de emergencia llegue lo antes posible y con la mayor eficiencia a las poblaciones sometidas a tensiones; y
  • y para facilitar el ajuste a precios más altos en los alimentos, los donantes y las instituciones financieras internacionales deberían buscar el equilibrio entre el apoyo a los pagos y presupuestos para los países de bajos ingresos que importan alimentos. Se les pidió a las instituciones internacionales pertinentes que simplifiquen los procedimientos de elegibilidad de los mecanismos financieros existentes para apoyar la agricultura y el ambiente.

Con respecto a las prioridades del apoyo a la producción agrícola y el comercio, la Declaración sostiene que:

  • todas las organizaciones y los países cooperadores pertinentes deberán estar preparados para ayudar a los países a poner en su lugar las políticas y medidas revisadas para ayudar a los productores agropecuarios, en especial a los de pequeña escala, a aumentar la producción e integrarse a los mercados locales, regionales e internacionales;
  • se debe promover la cooperación sur-sur;
  • los aliados desarrollados son invitados a participar en las actividades regionales e internacionales, por ejemplo dando a los productores agropecuarios de los países de bajos ingresos o con déficit de alimentos acceso a semillas adaptadas a nivel local, forraje para los animales y otros insumos, así como también a asistencia técnica, para que puedan aumentar la producción;
  • los aliados desarrollados son llamados a realizar iniciativas para moderar las fluctuaciones con habituales de los precios de los alimentos;
  • los miembros de la OMC reafirman su compromiso con la rápida y exitosa conclusión de la Agenda de Desarrollo de Doha y reiteran su deseo de alcanzar resultados comprehensivos y ambiciosos que sean positivos para los países en desarrollo;
  • la implementación de una ayuda para el paquete comercial será un valioso complemento para la Agenda de Desarrollo de Doha;
  • y los participantes de la Conferencia de Alto Nivel buscarán garantizar que los alimentos, el comercio avícola y las políticas comerciales generales son positivas para el fomento de la seguridad alimentaria para todos, y reafirmarán la necesidad de minimizar el uso de medidas restrictivas que puedan aumentar la volatilidad de los precios internacionales.

En cuanto a las medidas a mediano y largo plazo, la Declaración sostiene que la actual crisis ha mostrado la vulnerabilidad de los sistemas alimentarios del mundo a las convulsiones, y que es vital que se combinen medidas a mediano y largo plazo. Además, se identificaron las siguientes medidas:

  • el establecimiento de un marco político centrado en las personas que apoye a los pobres y los sustentos de los países en desarrollo, y el aumento de la inversión en agricultura;
  • el aumento de la resiliencia de los sistemas de producción de alimentos ante los desafíos planteados por el cambio climático, con un foco puesto en el mantenimiento de la diversidad biológica para el sostén de su futuro rendimiento;
  • la priorización por parte de los gobiernos de los sectores agrícola, forestal y pesquero, para permitir que los pequeños granjeros y pescadores, incluyendo los pueblos indígenas, en especial en las zonas vulnerables, se beneficien con mecanismos financieros y flujos de inversión que apoyen la adaptación al cambio climático, su mitigación, y el desarrollo, la transferencia y la difusión de tecnologías;
  • el aumento de la inversión en ciencia y tecnología para los alimentos y la agricultura y el establecimiento de políticas de apoyo y estructuras de gobierno de acuerdo con el Consenso de Monterrey;
  • continuos esfuerzos hacia la liberalización del comercio internacional agrícola a través de la reducción de las barreras y las políticas de distorsión de mercados;
  • el tratamiento de los desafíos y oportunidades que ofrecen los biocombustibles y el fomento de un diálogo internacional sobre los biocombustibles que sea coherente, efectivo y esté orientado a los resultados;
  • y estudios en profundidad para garantizar que la producción y el uso de biocombustibles esté de acuerdo con los tres pilares del desarrollo sostenible y tome en cuenta la necesidad de alcanzar y mantener la seguridad alimenticia mundial.

Esta sección también reafirma la Estrategia de Mauricio para el Desarrollo sostenible de los PEID y pida su implementación en el contexto de los desafíos del cambio climático y la seguridad alimentaria.

En cuanto al monitoreo y la revisión, la Declaración:

  • solicita a la FAO que, en alianza cercana con el Programa Alimentario Mundial (PAM), el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola y otras organizaciones relevantes, incluyendo aquellas que participan en la Fuerza de Tareas de Alto Nivel sobre la Crisis Mundial de la Seguridad Alimentaria, y en colaboración con los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado, monitoreen y analicen la seguridad alimentaria mundial y desarrollen estrategias para mejorarla;
  • y hace hincapié en la importancia de la utilización efectiva y eficiente de los recursos del sistema de las NU, y otras organizaciones internacionales pertinentes.

En el párrafo final, los delegados resuelven que utilizarán todos los medios para aliviar el sufrimiento causado por la crisis alimentaria, para estimular la producción de alimentos y aumentar la inversión en agricultura. Y se comprometen a tratar los obstáculos para el acceso de los alimentos y a utilizar los recursos del planeta de manera sostenible, para las generaciones presentes y futuras.

PLENARIO DE CIERRE

El jueves por la noche, Djombo, actuando en representación del Vicepresidente Denis Sassou N’Guesso, presidió el plenario de cierre. Tras su invitación, los delegados adoptaron en bloque y por unanimidad el informe (HLC/08/REP) y la Declaración de la Conferencia de Alto Nivel (HLC/08/REP/Add1).

El Director General de la FAO, Diouf, elogió el duro trabajo de los delegados, que les permitió llegar a un compromiso difícil. Sostuvo que habían logrado los resultados deseados, destacando la alta asistencia a la Conferencia y la reconfirmación del compromiso hacia los ODM. También sostuvo que los delegados no sólo habían mirado a los problemas urgentes, sino que también habían analizado los problemas estructurales subyacentes de la crisis alimentaria. Y destacó las significativas promesas hechas por el Banco Africano de Desarrollo, el Banco Mundial, el Banco Islámico de Desarrollo, Francia, Japón, Kuwait, Países Bajos, España, Venezuela, el RU y EE.UU..

Djombo felicitó a Diouf por haber movilizado con éxito a quienes toman decisiones y a expertos de todo el mundo y expresó su deseo de que las promesas recibidas hasta ahora impulsen a otros. Hizo hincapié en la necesidad de mecanismos de financiamiento flexibles y accesibles, y mecanismos innovadores que puedan conducir a una revolución agrícola.

EE.UU. felicitó a los países por la adopción de la Declaración, señalando que apoyará la producción expandida de alimentos, el avance hacia la liberalización comercial, y las inversiones en ciencia y tecnología. También recibió con agrado el reconocimiento de cuestiones sobre los desafíos y las oportunidades de los biocombustibles, y dijo que EE.UU. está comprometido con la producción y el uso sostenible. Ecuador felicitó a aquellos que “trabajaron detrás de escena”.

Djombo felicitó a los delegados, destacando su espíritu de, y cerró la Conferencia a las 21:37.

PRÓXIMAS REUNIONES

REUNIÓN DE LOS MINISTROS DE ENERGÍA DEL G8: La reunión de los ministros de Energía de los ocho países industriales líderes tendrá lugar del 7 al 8 de junio de 2008 en Aomori City, Japón. La reunión se hará como preparación para la Cumbre del G8 que se desarrollará del 7 al 9 de julio en Hokkaido, Japón. Para mayor información, contactar: Mr. Masunaga, Oficina de la Reunión de Ministros de 2008, Agencia para los Recursos Naturales y la Energía de Japón; tel: +81-3-3580-4608; fax: +81-3-3580-8575; Internet: http://www.enecho.meti.go.jp/english/080602.htm

CUMBRE DEL G8: Esta cumbre de los ocho países industrializados líderes (G8) se realizará en Hokkaido, Japón, del 7 al 9 de julio de 2008. Para mayor información, contactar: Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón: tel: +81-3-3580-3311; Internet: http://www.mofa.go.jp/policy/economy/summit/2008/info/index.html

DÉCIMO CONGRESO MUNDIAL DE ENERGÍAS RENOVABLES: Este congreso se realizará en Glasgow, Escocia, RU, del 19 al 25 de julio de 2008. Para más información, contacte a: A. Sayigh, Congreso Mundial de Energías Renovables/Red; tel: +44-1273-625-643; fax: +44-1273-625-768; correo electrónico: asayigh@netcomuk.co.uk; internet: http://www.wrenuk.co.uk/wrecx.html

REUNIÓN SUSTANTIVA DE ECOSOC: La sesión sustantiva de 2008 del Consejo Económico y Social de las NU (ECOSOC) se reunirá en las oficinas de las NU en Nueva York, del 30 de junio al 24 de julio de 2008. Esta sesión incluirá un segmento de Alto Nivel (30 de junio al 3 de julio), que involucrará al Foro de Cooperación para el Desarrollo y la Revisión Ministerial Anual; el Diálogo con las Secretarías Ejecutivas de las Comisiones Regionales (7 de julio); el Segmento de Coordinación (7 al 9 de julio); el Segmento de Actividades Operativas (10 al 14 de julio); el Segmento de Asuntos Humanitarios (15 al 17 de julio); y el Segmento General (18 al 24 de julio). Para más información, contacte a: Jennifer DeLaurentis, Secretaría de ECOSOC, Departmento de Asuntos de la Asamblea General y Gestión de la Conferencia, Departamento de Asuntos de ECOSOC; tel: +1-212-963-4640; fax: +1-212-963-5935; Internet: http://www.un.org/ecosoc/

SEGMENTO DE ALTO NIVEL SOBRE LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO DEL MILENIO: El Secretario General de las NU y el Presidente de la Asamblea General están organizando un evento de Alto Nivel sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para el 25 de septiembre de 2008, en las oficinas de las NU en Nueva York, EE.UU.. Esta Cumbre busca ser el evento político sobre el desarrollo central del año, estableciendo el tono de la Conferencia de Doha de Financiamiento para el Desarrollo de fines de 2008. Asimismo, busca movilizar a los líderes mundiales, incluyendo los Jefes de Estado, principales líderes mundiales, líderes de la sociedad civil y religiosos, jefes de fundaciones y otros sectores interesados, para acordar los pasos prácticos a dar para lograr los ODM. El objetivo central de la Cumbre es obtener compromisos para actividades concretas de todos los participantes, que transformarán su promesa de apoyar a los ODM en acciones de campo. Para más información, contacte a: Servicio de Enlace no Gubernamental de las NU: +1-212-963-3125; fax: +1-212-963-8712; correo electrónico: ngls@un.org; Internet: http://www.un-ngls.org/

CRIC-7 Y CCT-9 DE LA CNULD: El séptimo período de sesiones del Comité de Revisión de la Implementación de la Convención (CRIC-7) se reunirá del 3 al 14 de noviembre de 2008, en Estambul, Turquía. El noveno período de sesiones del Comité de Ciencia y Tecnología (CCT-9) se realizará junto con el período de sesiones del CRIC. Para más información, contacte a: Secretaría de la CNULD; tel: +49-228-815-2800; fax: +49-228-815-2898; correo electrónico: secretariat@unccd.int; Internet: http://www.unccd.int

FORO 2008 DE POLÍTICAS DE ENERGÍAS RENOVABLES DE LA PRESIDENCIA DE LA UE: Este foro se realizará del 17 al 22 de noviembre de 2008, en París, Francia. El evento ofrecerá una plataforma para la discusión de la Directiva Europea sobre Energías Renovables. Para más información, contacte a: Sophie Liberatore; tel: +32-2-546-19-33; fax: +32-2-546-19-34; correo electrónico: sophie.liberatore@ec.europa.eu; Internet: http://www.erec.org/nc/calendar-of-events/

DÉCIMO CUARTA CONFERENCIA DE LAS PARTES DE LA CMNUCC Y CUARTA REUNIÓN DE LAS PARTES DEL PROTOCOLO DE KYOTO: Está programado que estas reuniones se realicen en Poznan, Polonia, del 1° al 12 de diciembre de 2008, y coincidirán con la 29ª reunión de los órganos subsidiarios de la CMNUCC. Para más información, contacte a: Secretaría de la CMNUCC; tel: +49-228-815-1000; fax: +49-228-815-1999; correo electrónico: secretariat@unfccc.int; Internet: http://unfccc.int/meetings/unfccc_calendar/items/2655.php?year=2008

El Boletín de la Conferencia de Alto Nivel sobre la Seguridad Alimentaria Mundial es una publicación del Instituto Internacional para el Desarrollo Sostenible (IIDS) <info@iisd.ca>, institución que también publica el Boletín de Negociaciones de la Tierra © <enb@iisd.org>. Esta edición fue escrita y editada Nienke Beintema, Dan Birchall, Alice Bisiaux, y Kate Neville. Editora Digital: Ángeles Estrada. Traducción al español: Socorro Estrada. Editora: Catherine Ganzleben, D.Phil. <cathy@iisd.org>. Director de Servicios Informativos del IIDS: Langston James “Kimo” Goree VI <kimo@iisd.org>. La financiación para la cobertura de esta reunión fue brindada por la FAO. El IIDS puede ser contactado en 161 Portage Avenue East, piso 6, Winnipeg, Manitoba R3B 0Y4, Canadá; tel: +1-204-958-7700; fax: +1-204-958-7710. Las opiniones expresadas en el Boletín pertenecen a sus autores y no necesariamente reflejan la posición del IIDS. Está permitida la utilización de extractos del Boletín en otras publicaciones con la correspondiente cita académica. Para obtener información acerca del Boletín o solicitar su servicio informativo, contactar al Director de Servicios Informativos del IIDS por correo electrónico <kimo@iisd.org>, teléfono: +1-646-536-7556 o en 300 East 56th St., 11A, Nueva York, NY 10022, Estados Unidos de América.
| Volver a la página de inicio de “Linkages” | Visite IIDSnet | Envíe un correo electrónico al IIDS |
© 2008, IIDS. Todos los derechos reservados.